Formulario de demanda de nulidad de las cláusulas de gastos de constitución de hipoteca y la del tipo de interés demora

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 21/05/2019
  • Resumen:

    El presente formulario se presenta por un consumidor para oponerse al Recurso de Apelación realizado por la entidad bancaria solicitando la desestimación en Primera Instancia.

    El Tribunal Supremo, en su famosa Sentencia número 705/2015, de 23 de diciembre (


AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA [LOCALIDAD]

D./Dña [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador/a de los Tribunales, en nombre y representación de D./Dña. [NOMBRE_CLIENTE], mayor de edad, con domicilio en [CALLE], Nº [NUMERO], Código Postal [CODIGO_POSTAL], [LOCALIDAD], [PROVINCIA] y provisto de DNI [DNI], según se acredita por medio de apoderamiento apud acta que se acompaña como Documento Nº [NUMERO], quien actúa en su propio nombre y en nombre de la sociedad de gananciales que ostenta con D./Dña. [NOMBRE], con DNI [DNI], y bajo la dirección Letrada de D./Dña. [NOMBRE_ABOGADO_CLIENTE], Colegiado número [NUMEROCOLEGIADO_ABOGADO_CLIENTE] ICA [LOCALIDAD], ante el Juzgado comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:

Que, siguiendo instrucciones de mi mandante, por medio del presente escrito vengo a formular DEMANDA DE JUICIO ORDINARIO EN EJERCICIO DE ACCIÓN INDIVIDUAL DE NULIDAD DE CONDICIONES GENERALES DE LA CONTRATACIÓN (Cláusula de imposición de gastos al prestatario y Tipo de interés de demora), por abusividad y vulneración de la normativa y RECLAMACIÓN DE CANTIDADES indebidamente abonadas por la parte actora.

Se interpone la presente contra la entidad bancaria [NOMBRE_PARTECONTRARIA], con domicilio social en [DOMICILIO_SOCIAL] y provista de CIF [CIF].

 

Todo ello con base en Fundamentos de Derecho que se dirán y en los siguientes,

HECHOS

PRIMERO.- Sobre la escritura de préstamo con garantía hipotecaria y su formalización.

Con [FECHA], mi mandante firmó con la entidad bancaria [NOMBRE_PARTECONTRARIA], un préstamo hipotecario ([NUMERO]), mediante escritura pública otorgada ante Notario/a, Don/Doña [NOMBRE_NOTARIO] o mediante el modelo de contratación tipo estándar aportado por la propia entidad.

El préstamo hipotecario ascendió a la cantidad de [CANTIDAD] euros, con un plazo de amortización de [NUMERO] años, de [FECHA] a [FECHA], con un tipo de interés variable.

En garantía de la devolución del préstamo concedido a mi mandante, fue constituida la hipoteca sobre la vivienda sita en [DOMICILIO] [LOCALIDAD].

Se acompaña como Documento Nº [NUMERO] copia de contrato de préstamo hipotecario por ambas partes suscrito.

Mi representado acudió a la sucursal de la entidad demandada solicitando financiación y esta les concedió un préstamo hipotecario a su favor, bajo los términos y condiciones estrictamente impuestas por ella. Más allá de comunicar el principal que precisaban y el plazo en el que desearían devolver, mi mandante no ha tenido posibilidad alguna de intervenir en la fijación del contenido de la escritura finalmente suscrita, toda vez que se ha negado toda opción de negociación por la parte demandada.

La entidad financiera es la interesada en la constitución de la hipoteca a su favor, para lo cual se exige necesariamente la elevación del contrato a Escritura Pública e Inscripción de la carga en el Registro de la Propiedad tras liquidar el impuesto correspondiente como requisito previo a la inscripción; con ello, la entidad bancaria dispone de título ejecutivo suficiente. Por el contrario, el contrato de préstamo NO requiere tales formalismos, bastando un simple documento privado que no implica coste alguno para las partes. Así, es por imposición e interés exclusivo de la demandada que se obliga a los prestatarios hipotecantes a incurrir en una serie de gastos cuya satisfacción, como se verá, le venían atribuidos a la entidad financiera.

En este sentido, lo que ocasiona la intervención notarial y registral no es la concesión de un préstamo (que no exige constitución en escritura pública, ni tiene acceso al registro de la propiedad), sino la constitución de la garantía real hipotecaria. De este modo, comprendemos que, ni siquiera, una distribución equitativa de estos gastos eludirían la sanción de nulidad, pues la titulación es solicitada por el acreedor garantizado, interesa a éste y, a la postre, es quien recibe la primera copia de la escritura; y, por lo que respecta a los gastos de registro, es precisamente aquél en cuyo favor se inscribe el derecho y quien se encarga de inscribir el derecho en el Registro de la Propiedad.

 

SEGUNDO.- Sobre la nulidad de la cláusula que fija el tipo de interés de demora.

En la cláusula financiera [NUMERO] de citada escritura hipotecaria se establece, al tenor literal siguiente:

  • “[ESPECIFICAR]”

En el presente caso al estar fijado el Tipo de Interés de demora en el [PROCENTAJE]% debe SER CONSIDERADO ABUSIVO PARA EL CONSUMIDOR PRESTATARIO, y tenerse por NO puesto, sin que quepa moderación alguna al respecto, al estar prohibido por el Derecho y Jurisprudencia comunitaria, como luego diremos.

Para analizar tal abusividad ha de partirse de lo dispuesto en el Artículo 82 y 85.6 de la LCGC, de tal manera que habrá de examinarse si el interés de demora estipulado supone una indemnización DESPROPORCIONADAMENTE ALTA para el consumidor que no cumple sus obligaciones (Artículo 85.6 del TR 1/2007).

Es cierto que los intereses de demora, según reiterada Jurisprudencia del Tribunal Supremo, se califican como sanción o pena al deudor a fin de indemnizar al acreedor de los perjuicios causados por el retraso del primero en el cumplimiento ordinario de sus obligaciones (SSTS, Sala 1ª de 2-10-2001 y 04-06-2009); de tal manera que el interés de demora actúa como indemnización destinada a reparar los daños y perjuicios que a la entidad bancaria pueda reportar el incumplimiento contractual del prestatario.

Para determinar su proporcionalidad es necesario descender a cada caso en concreto, y para ello son de resaltar las pautas interpretativas que al respecto ha fijado el TJUE en la conocida sentencia de 14-03-2013 (Caso Vertrieb), la que en su apartado 74, indica que:

“En cuanto a la cláusula relativa a la fijación de los intereses de demora, procede recordar que, a la luz del número 1, letra e), del anexo de la Directiva, en relación con lo dispuesto en los artículos 3, apartado 1, y 4, apartado 1, de la misma, el juez remitente deberá comprobar en particular, como señaló la Abogado General en los puntos 85 y 87 de sus conclusiones, por un lado, las normas nacionales aplicables entre las partes en el supuesto de que no se hubiera estipulado ningún acuerdo en el contrato controvertido o en diferentes contratos de ese tipo celebrados con los consumidores y, por otro lado, el tipo de interés de demora fijado con respecto al tipo de interés legal, con el fin de verificar que es adecuado para garantizar la realización de los objetivos que éste persigue en el estado miembro de que se trate y que no va más allá de lo necesario para alcanzarlos"

En esta materia, los parámetros para determinar el carácter abusivo de los intereses de demora han sido fijados, ya en varias resoluciones, por el Tribunal Supremo, que inicialmente lo hizo con relación a préstamos personales, y ahora acaba de hacerlo, también, en relación con PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS, y ha concluido de forma clara que son abusivos los intereses de demora que superen en DOS PUNTOS al interés remuneratorio, y en nuestro caso la propia Escritura de Hipoteca prevé dicho interés en el 24%, por lo que han de ser reputados como abusivos. El propio TS recuerda que conforme a la doctrina del TJUE el límite legal previsto en el Artículo 114.3 de la LH no puede servir de parámetro para determinar la ausencia del carácter abusivo de una cláusula, ni servir de interés sustitutivo.

Así, en una de las últimas sentencias del TS, la 364/2016 de 3 de Junio de 2016 (2), a la que expresamente nos remitimos, a fin de no ser reiterativos, viene a decir, en resumen, remitiéndose a su anterior STS 265/2015 de 22 de abril (1) en cuanto a Préstamos Personales:

- La Cláusula de Interés de demora es susceptible de control de contenido por abusividad, si en contra de las exigencias de la buena fe y en perjuicio del consumidor y usuario, causa un desequilibrio importante en los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato.

- Que la indemnización que se fija como intereses de demora, cuando se contrata bajo condiciones generales de la contratación (como claramente es el presente caso) con consumidores, esta indemnización no debe ser abusiva por ser desproporcionadamente alta.

- El TJUE ha establecido otro criterio para determinar en qué circunstancias se causa un desequilibrio importante ente los derechos y obligaciones de las partes pese a las exigencias de la buena fe. Consiste en que el juez nacional debe comprobar si el profesional podía estimar razonablemente que, tratando de manera leal y equitativa con el consumidor, éste aceptaría una cláusula de este tipo en el marco de una negociación individual (STJUE de 14-03-2013, Asunto C-415/11, Caso Mohamed Aziz, párrafo 69).

- En la STS 705/2015 de 23 de diciembre de 2015 se decía que el Artículo 114.3 de la LH prohíbe que, en los préstamos para adquirir la vivienda habitual, se pacten intereses superiores a los que indica, pero NO EXCLUYE EL CONTROL DEL CARÁCTER ABUSIVO de aquellas cláusulas de intereses moratorios que, aunque no sean contrarias al precepto, porque respeten ese límite máximo del triple del interés legal del dinero, puedan implicar la “IMPOSICIÓN DE UNA INDEMNIZACIÓN DESPROPORCIONADAMENTE ALTA” al consumidor y usuario que no cumpla sus obligaciones.

- La consecuencia de lo anterior, es que, al margen de la finalidad perseguida por el legislador de 2013 al introducir ese límite del interés de demora en el Artículo 114 de la LH, ese límite NO GARANTIZA EL CONTROL DE ABUSIVIDAD. Puede que el interés de demora convenido sea inferior al límite legal, y, aun así, sea ABUSIVO.

- El Artículo 114.3 de la LH no puede servir como derecho supletorio tras la declaración de abusividad de la cláusula de intereses moratorios conforme a la normativa sobre protección de consumidores.

- Es decir, respecto de los préstamos hipotecarios debe mantenerse el mismo criterio establecido en la mencionada Sentencia 265/2015 de 22 de abril PARA LOS PRÉSTAMOS PERSONALES, DE MANERA QUE LA NULIDAD AFECTARÁ AL EXCESO RESPECTO DEL INTERÉS REMUNERATORIO PACTADO (Sentencias 705/2015 de 23 de diciembre y 79/2016 de 18 de febrero). Pero en los reseñados precedentes no establecimos ningún criterio objetivo, similar al que sí introdujimos en la Sentencia 265/2015 de 22 de abril, sobre cuándo puede considerarse abusivo el interés pactado.

- En aquella Sentencia 265/2015 de 22 de abril, llevamos a cabo un enjuiciamiento respecto de una cláusula de interés de demora en préstamos personales destinados al consumo, y concluimos ABUSIVO UN INTERÉS DE DEMORA QUE SUPONGA UN INCREMENTO DE MÁS DE DOS PUNTOS PORCENTUALES RESPECTO DEL INTERRÉS REMUNERATORIO PACTADO EN UN PRÉSTAMO PERSONAL, por los razonamientos que en la misma se

Ver el documento " Formulario de demanda de nulidad de las cláusulas de gastos de constitución de hipoteca y la del tipo de interés demora "

  • Accede a más de 4.000.000 documentos
  • Localiza la información que necesitas
Ver el documento completo
Intereses de demora
Préstamo hipotecario
Interés remuneratorio
Contrato de hipoteca
Tipos de interés
Prestatario
Hipoteca
Préstamo personal
Nulidad de la cláusula
Condiciones generales de la contratación
Registro de la Propiedad
Entidades financieras
Cláusula de interés de demora
Escritura pública
Defensa de consumidores y usuarios
Daños y perjuicios
Intereses moratorios
Vivienda habitual
Buena fe
Intereses legales
Cláusula abusiva
Derechos reales de garantía
Contrato de préstamo
Clausula contractual abusiva
Persona física
Formalización de la hipoteca
Título ejecutivo
Contrato de préstamo hipotecario
Sociedad de gananciales
Acto jurídico
Apoderamiento apud acta
Colegiado
Interés legal del dinero
Intervención de abogado
Variabilidad del interés
Documento privado
Denominación social
Intervención de notario
Acción individual
Cancelación de la hipoteca

Ley 1/2000 de 7 de Ene (Enjuiciamiento civil) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 7 Fecha de Publicación: 08/01/2000 Fecha de entrada en vigor: 08/01/2001 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 1507/2000 de 1 de Sep (Actualización de catálogos de productos y servicios de uso o consumo común, ordinario y generalizado y de bienes de naturaleza duradera) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 219 Fecha de Publicación: 12/09/2000 Fecha de entrada en vigor: 13/09/2000 Órgano Emisor: Ministerio De La Presidencia

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados