Formulario de oposición ejecución hipotecaria por cláusula abusiva (vencimiento anticipado)

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Civil
  • Fecha última revisión: 28/02/2018
  • Resumen:

    Las particularidades de la ejecución sobre bienes hipotecados o pignorados se encuentran recogidos en el Capítulo V de la L-43271 ( Art. 681 al Art. 698 )

    Los MOTIVOS DE OPOSICIÓN los encontramos en el L-43271-articulo695 de la LEC cuyo apartado 1 regula las causas de oposición que puede alegar el ejecutado, que son:

    "1.ª Extinción de la garantía o de la obligación garantizada, siempre que se presente certificación del Registro expresiva de la cancelación de la hipoteca o, en su caso, de la prenda sin desplazamiento, o escritura pública de carta de pago o de cancelación de la garantía.

    2.ª Error en la determinación de la cantidad exigible, cuando la deuda garantizada sea el saldo que arroje el cierre de una cuenta entre ejecutante y ejecutado. El ejecutado deberá acompañar su ejemplar de la libreta en la que consten los asientos de la cuenta y sólo se admitirá la oposición cuando el saldo que arroje dicha libreta sea distinto del que resulte de la presentada por el ejecutante.

    No será necesario acompañar libreta cuando el procedimiento se refiera al saldo resultante del cierre de cuentas corrientes u operaciones similares derivadas de contratos mercantiles otorgados por entidades de crédito, ahorro o financiación en los que se hubiere convenido que la cantidad exigible en caso de ejecución será la especificada en certificación expedida por la entidad acreedora, pero el ejecutado deberá expresar con la debida precisión los puntos en que discrepe de la liquidación efectuada por la entidad.

    3.ª En caso de ejecución de bienes muebles hipotecados o sobre los que se haya constituido prenda sin desplazamiento, la sujeción de dichos bienes a otra prenda,


AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA 
[LOCALIDAD]

Procedimiento [DESCRIPCION]
Autos [NUMERO]/[ANIO]

D./Dña. [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales, actuando en nombre y representación de D./Dña. [NOMBRE_CLIENTE], NIF núm [DNI] y D./Dña. [NOMBRE_CLIENTE], NIF núm [DNI], con domicilio en [DOMICILIO]. Asistidos todos en el presente proceso por el Letrado D./Dña. [NOMBRE_ABOGADO_CLIENTE], colegiado número [NUMERO] del ilustre Colegio de Abogados de [LOCALIDAD], y representado por el Procurador que suscribe, en virtud de poder para pleitos acta que acompaño al presente escrito como documento núm. [NUMERO], ante el Juzgado comparezco y, como mejor proceda en derecho, respetuosamente,

DIGO:

Primero.- Que, con fecha [FECHA], me ha sido notificado el Auto de fecha [FECHA] a través del cual se da traslado de la demanda de ejecución de préstamo con garantía hipotecaria efectuada frente las personas físicas a las que represento, ejercitando su acción contra el siguiente bien inmueble hipotecado: 

- FINCA Núm. [NUMERO] inscrita en el Registro de la Propiedad núm. [NUMERO] de [LOCALIDAD] en el tomo [NUMERO], Libro [NUMERO], Folio [NUMERO]. Se trata de una vivienda sita en [DOMICILIO].

En el propio Auto se acuerda despachar ejecución a favor del ejecutante por la cantidad de [CANTIDAD] euros en concepto de principal, intereses ordinarios y moratorios vencidos, más la cantidad de [CANTIDAD] euros que se fijan provisionalmente en concepto de intereses que puedan devengarse durante la ejecución y las costas de ésta.

Segundo.- Junto al Auto que despacha ejecución por las cantidades mencionadas, ha sido notificado, en la misma fecha, Decreto a través del cual se requiere el pago de la cantidad reclamada en concepto de principal e intereses y, en caso de no atenderse en el plazo de 30 días, se continuará con la ejecución adelante.

Tercero.- Que, siguiendo las instrucciones de mis mandantes, dentro del plazo conferido por el Auto y el Decreto mencionados, vengo a personarme en el procedimiento de ejecución en la representación que dejo invocada, a contestar el Decreto de fecha 2 de septiembre de 2017 y formular, en virtud de lo dispuesto en el artículo 557 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, OPOSICIÓN A LA EJECUCIÓN HIPOTECARIA por pluspetición, todo ello conforme a los Fundamentos de Derecho que se dirán y a los siguientes:

HECHOS

PRIMERO.- De acuerdo con el correlativo de la demanda.

SEGUNDO.- De acuerdo con el correlativo de la demanda.

TERCERO.- Sobre la inclusión de cláusula abusiva en la escritura hipotecaria relativa a los apartados [NUMERO] y [NUMERO] de la cláusula del vencimiento anticipado.

En la cláusula [NUMERO] de resolución anticipada inserta en citada escritura hipotecaria se establece, al tenor literal siguiente:

“[ESPECIFICAR]” (1)

Cláusula a la que es de aplicación los mismos criterios de falta de transparencia, abusividad y desproporcionalidad en claro perjuicio del consumidor y, por ello, procede también a su declaración de NULIDAD POR ABUSIVIDAD, y su total expulsión del contrato, lo que expresamente dejamos solicitado.

Nuestra pretensión de abusividad de los apartados [NUMERO] de la cláusula que regula el vencimiento anticipado es avalada por una importante circunstancia y es que su último apartado (el [NÚMERO]) NO HA TENIDO ACCESO AL REGISTRO, debido a su generalidad, en contra del principio del artículo 12 de la Ley Hipotecaria (Nos remitimos a la Calificación efectuada por el Registrador de la Propiedad núm. [NÚMERO] de [LOCALIDAD] y que se deja unida a la propia escritura de préstamo hipotecario).

Por ello, sólo por su generalidad y falta de concreción, ya debe ser declarada abusiva, y por ello debe ser declarada nula y acordar su expulsión del contrato.

La primera y más transcendente, la recogida en el apartado [NÚMERO], viene a determinar que CON SÓLO EL IMPAGO DE UNA SÓLO CUOTA MENSUAL (sea de capital o intereses), la entidad podría DAR POR VENCIDA LA TOTALIDAD DEL PRÉSTAMO, Y RECLAMAR TODO EL IMPORTE PENDIENTE.

Y esta cláusula aparte de todas las consideraciones anteriores, choca frontalmente no solo contra los criterios marcados por el TS en todas sus sentencias mencionadas, sino que incluso, además, va en contra de concretas normas imperativas, sobre todo a partir de la Ley 1/2013 de 14 de Mayo sobre Protección de los deudores Hipotecarios, y en particular en la modificación que se operó en el Artículo 693.2 de la LEC, que también fue luego modificado por la Ley 19/2015 de 13 de Julio de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y Registro Civil.

Este precepto regula que para reclamar la totalidad de lo adeudado en préstamos hipotecarios, sólo se podrá: “Si se hubiese convenido el vencimiento total en caso de falta de pago de, al menos, TRES PLAZOS MENSUALES sin cumplir el deudor su obligación de pago o un número de cuotas tal que suponga que el deudor ha incumplido su obligación por un plazo, al menos, equivalente a TRES MESES, y este convenio constase en la escritura de constitución y en el asiento respectivo”.

Requisitos que chocan frontalmente con lo recogido en la presente escritura, que en cambio, contempla dicho vencimiento anticipado únicamente por el IMPAGO DE UNA SOLA CUOTA MENSUAL.

A parte de ello, el artículo 3.1 de la Directiva 93/12/CEE del Consejo, de 5 de abril, sobre cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores que establece que: “Las cláusulas contracturales que no se hayan negociado individualmente se considerarán abusivas si, pese a las exigencias de la buena fe, causan en detrimento del consumidor un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes que se derivan del contrato”.

Y de manera análoga, el artículo 82.1 del texto refundido de la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios dispone: “Se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquéllas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato.

El presupuesto de la aplicación de ambas normas es, de esta manera, la existencia de una cláusula o estipulación no negociada individualmente. Sobre lo que haya de entenderse por cláusula “no negociada individualmente”, el artículo 3.2 de la Directiva 93/13/CEE, del Consejo, aclara que: “Se considerará que una cláusula no se ha negociado individualmente cuando haya sido redactada previamente y el consumidor no haya podido influir sobre su contenido, en particular en el caso de los contratos de adhesión.

En otras palabras, la naturaleza “impuesta” o “negociada” de una cláusula dependerá de si ha existido una transacción o convenio individualizado que permita al consumidor influir en su supresión, sustitución o modificación de su contenido o, por el contrario, no ha acreditado la oportunidad de tal negociación, bien porque ni siquiera se planteó como posibilidad, bien porque, habiéndose planteado, se rechazó de plano por parte del empresario, de tal forma que el consumidor se adhiere y consiente contratar con dicha cláusula o debe renunciar a contratar.

Obviamente, el hecho de que la cláusula figure en un contrato evidencia que ha sido conocida y aceptada (en otro caso estaríamos hablando de falta de consentimiento, constitutivo de nulidad radical del contrato por falta de un elemento esencial o, en su caso, de un acto delictivo). Lo relevante, a los efectos que nos ocupa, es que se trate de una cláusula prerredactada e impuesta. Y esa “imposición” no desaparece por el hecho de que el empresario formule y el consumidor pueda elegir entre una pluralidad de ofertas de contrato, cuando todas están estandarizadas con base en cláusulas predispuestas, sin posibilidad real alguna de negociación en orden a la individualización o singularización del contrato, ya procedan del mismo empresario o se trate de diferentes ofertas de distintos empresarios.

Tampoco desaparece el carácter impuesto por el hecho de que el consumidor haya prestado su consentimiento de forma libre y voluntaria. Una cosa es la libertad de contratar, y otra muy distinta que esa libertad suponga por sí una previa negociación del contenido contractual. Podría discutirse si es necesario que el consumidor asuma la iniciativa o, al menos, adopte una posición activa, en el sentido de oponerse formalmente a la cláusula en cuestión o a parte de su contenido. Pero esta interpretación, sostenida en su día por la jurisprudencia con base en la redacción inicial del artículo 10 de la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios (cfr. STS de 20 de noviembre de 1996), carece hoy de fundamento en cuanto que la norma vigente, fruto de la transposición de la Directiva 93/13, no exige la inevitabilidad, sino que se trate de cláusula “no negociadas individualmente”.

Finalmente, a los efectos de aplicar esta doctrina en un caso concreto, es preciso traer a colación tanto la regla general establecida en el artículo 281.4º de la Ley de Enjuiciamiento Civil y la doctrina jurisprudencial sobre la exención de prueba de los hechos notorios (cfr. SSTS de 2 de marzo de 2009, 9 de marzo de 2009, 18 de noviembre de 2010 y 9 de mayo de 2013), como la norma sobre la carga de la prueba recogida en el artículo 3.2, párrafo 3º, de la Directiva 93/13/CEE, del Consejo, de 5 de abril, así como en el artículo 82.2, párrafo 2º, del texto refundido de la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios, según el cual: “El empresario que afirme que una determinada cláusula ha sido negociada individualmente, asumirá la carga de la prueba”.

A la vista de estas consideraciones, no existe duda de que las cláusulas discutdias, no fueron objeto de negociación individualizada. De entrada, la lectura de las estipulaciones que impugnamos evidencia que estamos ante cláusulas que no solo se incorporan en un contrato, sino que han sido redactadas de antemano por la entidad financiera, sin que el cliente haya podido influir en su contenido, por más que la haya podido conocer y, consciente o no de la naturaleza y consecuencias de la cláusula, la acepte en lo que

Ver el documento " Formulario de oposición ejecución hipotecaria por cláusula abusiva (vencimiento anticipado) "

  • Accede a más de 4.000.000 documentos
  • Localiza la información que necesitas
Clausula contractual abusiva
Cláusula abusiva
Préstamo hipotecario
Cláusula contractual
Defensa de consumidores y usuarios
Ejecución hipotecaria
Persona física
Prestatario
Contrato de hipoteca
Buena fe
Carga de la prueba
Condiciones generales de la contratación
Entidades financieras
Vivienda habitual
Escritura de constitución
Contrato de préstamo
Cuotas de amortización
Nulidad de la cláusula
Bienes inmuebles
Prestamista
Contrato de adhesión
Oposición a la ejecución
Hecho notorio
Prenda sin desplazamiento
Objeto del contrato
Obligación accesoria
Colegiado
Registro de la Propiedad
Colegio de abogados
Intereses ordinarios
Registrador de la Propiedad
Registro Civil
Bienes muebles
Deudor hipotecario
Proceso de ejecución
Acción real
Pluspetición
Falta de consentimiento
Intereses de demora
Poderes públicos

Ley 1/2000 de 7 de Ene (Enjuiciamiento civil) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 7 Fecha de Publicación: 08/01/2000 Fecha de entrada en vigor: 08/01/2001 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 1/2013 de 14 de May (Medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 116 Fecha de Publicación: 15/05/2013 Fecha de entrada en vigor: 15/05/2013 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Las cláusulas abusivas en los contratos con consumidores y usuarios

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 05/02/2019

    Las cláusulas abusivas son estipulaciones no negociadas de forma individual que sean contrarias a la buena fe y que perjudiquen al consumidor, causando un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones que las partes tengan en virtud del co...

  • La condición de consumidor

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 04/02/2019

    A efectos de la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, son consumidores o usuarios las personas físicas o jurídicas y entidades sin personalidad jurídica que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial o empresarial. Ade...

  • Introducción a la defensa de los consumidores y usuarios

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 04/02/2019

    Son consumidores y usuarios las personas físicas que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión.Se les reconoce esta condición, a efectos de la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, a la...

  • Principales cláusulas bancarias declaradas abusivas por los tribunales

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 05/02/2019

    Las principales cláusulas bancarias que han ido siendo declaradas abusivas por los tribunales son (entre otras):→ Cláusulas suelo→ Cláusulas de vencimiento anticipado→ Cláusulas de intereses moratorios→ Cláusulas sobre gastos de la hipot...

  • Cuestiones generales sobre la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 05/02/2019

    Regula los derechos básicos de los consumidores y usuarios, las asociaciones de consumidores y usuarios, la potestad sancionadora en materia de consumo, los procedimientos judiciales y extrajudiciales de protección de los consumidores y usuarios, l...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados