Sentencia Civil Nº 126/2010, Audiencia Provincial de Almeria, Sección 1, Rec 324/2009 de 29 de Noviembre de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El Procedimiento Monitorio en la Ley de Propiedad Horizontal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 30/06/2016

    La comunidad de propietarios, con la finalidad de exigir aquellas deudas pendientes de pago por parte de alguno de sus miembros, puede acudir al procedimiento monitorio, que encuentra su regulación en el Art. 21 ,Ley 49/1960, de 21 de julio y, en e...

  • Regulación del contrato de aparcamiento de vehículos como modalidad de depósito

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Entran dentro de los supuestos del contrato de aparcamiento de vehículos, los aparcamientos que se realicen en un local o recinto perteneciente a un titular que tiene como actividad mercantil la de ceder el espacio para ese fin de aparcar vehícul...

  • Regulación de los anejos de la Comunidad de Propietarios

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    El Art. 3 ,Ley 49/1960, de 21 de julio dispone que en el régimen de propiedad establecido en el Art. 396 ,Código Civil corresponde a cada piso o local el derecho singular y exclusivo de propiedad sobre un espacio suficientemente delimitado y susc...

  • Responsabilidad y obligaciones de la comunidad de propietarios

    Órden: Civil Fecha última revisión: 30/06/2016

    Si bien es cierto que a las comunidades de propietarios no se les reconoce personalidad jurídica de forma expresa, en la práctica sí llevan a cabo actuaciones de las que se pueden derivar responsabilidades y obligaciones con terceros, e incluso co...

  • Regulación de la fiscalidad y contabilidad en la comunidad de propietarios

    Órden: Civil Fecha última revisión: 30/06/2016

    Acerca de la contabilidad de la comunidad de propietarios, cabe decir que las que realicen exclusivamente las actividades propias de su naturaleza no reúnen las notas características de las empresas y no tienen la obligación de llevar la contabil...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 29 de Noviembre de 2010
  • Tribunal: AP - Almeria
  • Ponente: Velez Ramal, Andres
  • Núm. Sentencia: 126/2010
  • Núm. Recurso: 324/2009
  • Núm. Cendoj: 04013370012010100275

Encabezamiento

SENTENCIA Nº 126/10

AUDIENCIA PROVINCIAL DE ALMERÍA

SECCIÓN 1ª

ILTMOS. SRES.

PRESIDENTE

D. RAFAEL GARCIA LARAÑA

MAGISTRADOS

D. ANDRES VELEZ RAMAL

D. JOSE LUIS CASTELLANO TREVILLA

En la Ciudad de Almería, a veintinueve de noviembre de dos mil diez.

La Sección 1ª de esta Audiencia Provincial ha visto en grado de apelación, Rollo nº 324/09, los autos procedentes del Juzgado de 1ª Instancia núm. 4 de Almería, seguidos con el nº 1562/08 sobre responsabilidad extra-contractual en juicio verbal.

Es demandante Seguros ZURICH, personado en el presente Rollo y representado por la Procuradora DOÑA MARIA DOLORES JIMENEZ TAPIA y dirigido por el Letrado DON JAVIER CANO VELAZQUEZ.

Es demandada la Comunidad de Propietarios EDIFICIO000 , personada en el presente Rollo y representada por la Procuradora Doña ANA MORENO OTTO y dirigido por el Letrado DON CARLOS MORENO OTTO.

Antecedentes

PRIMERO.- En fecha 14 de Abril de 2009, Juzgado de 1ª Instancia 4 de Almería dictó sentencia en los referidos autos cuyo fallo dispone:

"Que con desestimación de la demanda formulada por ZURICH ESPAÑA COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS, SA. Frente a la COMUNIDAD DE PROPIETARIOS DEL EDIFICIO000 Y MAPFRE SEGUROS GENERALES COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS , debo:

1.- ABSOLVER a la parte demandada.

2.- CONDENAR a la demandante al pago de las costas procesales."

SEGUNDO.- Contra la referida sentencia, la representación de la parte demandante presentó escrito preparatorio de recurso de apelación y, una vez emplazada para ello, lo interpuso pidiendo la revocación. Del escrito de recurso se dio el preceptivo traslado a la parte apelada, que opuso y, seguidamente, fueron elevadas las actuaciones a esta Sala donde se incoó el correspondiente Rollo y, en fecha 29 de Noviembre de 2010, quedó concluso para resolver.

Es ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. ANDRES VELEZ RAMAL.

Fundamentos

PRIMERO.- Frente a la sentencia de fecha 14 abril 2.009 , que desestimaba la demanda sobre reclamación de cantidad en base a los daños producidos al actor que repetía lo abonado por el mismo a consecuencia de los daños producidos en el vehículo de su asegurado por el incendio ocasionado en el garaje propiedad de la comunidad de propietarios demandada que a su vez estaba asegurada en la otra codemandada; se alza el actor-recurrente, alegando como motivos la vulneración de doctrina jurisprudencial; impugnando dicho recurso el apelado que solicita la confirmación de la resolución recurrida.

SEGUNDO .- Resulta plenamente acreditado en incluso aceptado por la parte contraria la existencia y la producción de un incendio en un turismo Seat Toledo matrícula ....FFF , el día 22 de agosto de 2007 asegurado por la aseguradora demandante y recurrente, el cual junto con otros se encontraba aparcado ó estacionado en el garaje de la comunidad de propietarios demandada, no se discute la cantidad reclamada por los daños del vehículo sobre los que el actor acciona, sino sobre la responsabilidad de la comunidad de propietarios demandada y su aseguradora donde se manifiestan en definitiva los requisitos del artículo 1902 Código Civil y el nexo causal que se exige para ello, y que dé lugar a la responsabilidad que se imputa.

Compartiendo las consideraciones jurídicas establecidas en la resolución de instancia, es lo cierto que el control que todo poseedor ejerce o puede ejercer sobre las cosas que utiliza, unido, por un lado, a las dificultades de lograr la prueba de la concurrencia de los factores que posibilitan imputarle la pérdida o destrucción de aquellas y, por otro, a la admisibilidad de un grado de razonable probabilidad cualificada, sin precisión de la certeza absoluta para considerar lograda la reconstrucción procesal de la relación causal ( STS de 30 de noviembre de 2001 y 29 de abril de 2002 ), han llevado, con carácter general y no solo en el seno de las relaciones de obligación, a rechazar una equiparación entre desconocimiento de la causa del incendio y caso fortuito ( STS de 29 de enero de 1996 , 13 de junio de 1998 , 11 de febrero de 2000 , 12 de febrero de 2001 , 23 de noviembre de 2004 y 3 de febrero de 2005 , entre otras), y a aplicar con criterios correctores las reglas sobre la carga de la prueba en este tipo de casos. De esta forma, la STS de 20 de mayo de 2005 reiteró que, en supuestos de incendio, no cabe exigir al actor que demuestre que la causa del mismo es imputable al demandado, sino que, acreditado que se produjo en el ámbito de la actividad empresarial de éste, es el mismo quien debe demostrar los hechos o circunstancias que le liberen de responsabilidad (en igual sentido, STS de 2 de junio de 2004 ).

Existe una consolidada jurisprudencia, reflejada en las STS de fecha 29 de abril de 2002 , 23 de noviembre de 2004 y 3 de febrero de 2005 y muy particularmente la de 20 de mayo de 2005 , en la que se hace un completo balance jurisprudencial sobre esta cuestión, concluyendo que, cuando se produce un incendio en un inmueble, al perjudicado le corresponde probar su existencia y que se produjo en el ámbito de operatividad del demandado ( SS. 11 de febrero 2000 , 16 julio 2003 ). A la persona que tiene la disponibilidad -contacto, control o vigilancia- de la cosa en que se produjo el incendio le corresponde acreditar la existencia de la actuación intencionada de terceros ( SS. 2 junio 2004 , 22 marzo 2005 ) o de serios y fundados indicios de que la causa haya podido provenir de agentes exteriores -incidencia extraña- ( SS. 9 diciembre 1986 , 4 junio 1987 , 18 diciembre 1989 , 2 junio 2004 , 3 febrero 2005 ); admitiendo -incluso- alguna Sentencia (24 octubre 1987 ), la posibilidad de exoneración cuando se pruebe que en el lugar no había nada que representase un especial riesgo de incendio. Esta Sala tiene declarado repetidamente que no todo incendio es debido a caso fortuito, sin que baste para atribuir tal carácter al siniestro producido por causas desconocidas ( SS. 29 enero 1996 , 13 junio 1998 , 11 febrero 2000 , 12 febrero 2001 , 23 noviembre 2004 , 3 febrero 2005 ), y «que no resulta suficiente que no esté probada la causa concreta del incendio» ( SS. 24 enero , 14 marzo y 29 abril 2002 , 27 febrero y 26 junio 2003 , 23 noviembre 2004 y 3 febrero 2005 ).

Pues bien, partiendo de las consideraciones anteriores y de la resolución de instancia que ha de compartirse por cuanto en un sentido brillante analiza la conducta operada en el incendio, es lo cierto que si del mismo debe responder en principio el propietario del garaje comunitario, para excluir su responsabilidad ha de probar la intervención de un extraño a la citada comunidad, cual sucede en los presentes autos, pues no pudiendo admitirse la tesis del recurrente de que en el mercado existen detectores de humos y alarmas acuosas, hecho nuevo no alegado en la instancia pero huérfano de prueba por cuanto no se ha adverado si su existencia es exigida para la autorización administrativa del garaje, es lo cierto que estamos hablando no de una nave industrial, empresa, vivienda ó establecimiento de sustancias combustibles, sino de un garaje particular donde varios comuneros estacionan sus vehículos; y en autos la comunidad ha adverado tanto la existencia de extintores, como por la documental del informe policial que el incendio se inició no por ningún mecanismo de vehículo alguno, ni por elemento comunitario, sino por "llama directa" y que fue "provocado (accidental negligente)", y sea la llama directa por consecuencia de cigarrillo ó por acción directa de persona indeterminada, es lo cierto que ha de admitirse que la causa de exoneración de la comunidad ha sido adverada y por su consecuencia el recurso desestimado y confirmada la resolución de instancia recurrida.

TERCERO.- Conforme a lo dispuesto en el art. 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , la parte apelante debe asumir las costas de esta alzada.

Vistas las disposiciones citadas y demás de aplicación,

Fallo

Desestimamos el recurso de apelación deducido contra la sentencia dictada en fecha 14 abril 2.009 por el Juzgado de 1ª Instancia núm. 4 Almería en los autos seguidos sobre responsabilidad extra-contractual en juicio verbal de los que deriva la presente alzada y, en consecuencia:

1. Confirmamos dicha resolución.

2. Imponemos a la parte apelante las costas de esta segunda instancia.

Devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, acompañados de testimonio literal de esta resolución para su cumplimiento.

Así por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Garaje
Comunidad de propietarios
Responsabilidad
Reclamación de cantidad
Resolución recurrida
Caso fortuito
Aseguradora demandante
Responsabilidad de la comunidad de propietarios
Daños del vehículo
Asegurador
Poseedor
Carga de la prueba
Actividades empresariales
Humos
Dueño
Comuneros
Acción directa