Sentencia Civil Nº 164/2010, Audiencia Provincial de Leon, Sección 1, Rec 451/2009 de 03 de Mayo de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 03 de Mayo de 2010
  • Tribunal: AP - Leon
  • Ponente: Ser Lopez, Ana Del
  • Núm. Sentencia: 164/2010
  • Núm. Recurso: 451/2009
  • Núm. Cendoj: 24089370012010100145

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 1

LEON

SENTENCIA: 00164/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL DE

LEON

Sección 001

Domicilio : C/ EL CID, NÚM. 20

Telf : 987.23.31.35

Fax : 987.23.33.52

Modelo : SEN00

N.I.G.: 24089 37 1 2009 0101004

ROLLO : RECURSO DE APELACION (LECN) 0000451 /2009 CIVIL

Juzgado procedencia : JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA N.6 de LEON

Procedimiento de origen : JUICIO VERBAL 0000673 /2008

RECURRENTE : SEGUROS MERCURIO S.A.

Procurador/a : JUAN CARLOS MARTINEZ RODRIGUEZ

Letrado/a : MARIA ROSARIO SANCHEZ GAGO

RECURRIDO/A : Juan Pablo

Procurador/a : MARTA VICENTE SAN JUAN

Letrado/a : ALVARO MORAN ALVAREZ

S E N T E N C I A Nº 164/2010

Iltmos. Sres.

Dº. MANUEL GARCÍA PRADA.-Presidente.

Dº. RICARDO RODRIGUEZ LÓPEZ.- Magistrado.

Dª. ANA DEL SER LOPEZ.-Magistrada.

En la ciudad de León, a Tres de Mayo de dos mil diez.

VISTO ante el Tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial el recurso de apelación civil arriba indicado, en el que ha sido apelante la entidad SEGUROS MERCURIO, representada por el Procurador Sr. Martínez Rodríguez, siendo parte apelada D. Juan Pablo , representado por la Procuradora Sra. Vicente San Juan, actuando como Ponente para este trámite la Ilma. Sra. Dª. ANA DEL SER LOPEZ.

Antecedentes

PRIMERO.- La Ilma. Sra. Magistrada-Juez titular del Juzgado de Primera Instancia Nº. 6 de León dictó sentencia en los referidos autos, cuya parte dispositiva, literalmente copiada dice así: "FALLO: Estimo parcialmente la demanda formulada por la Procuradora Sra. Vicente San Juan, en nombre y representación de DON Juan Pablo frente a SEGUROS MERCURIO S.A., y en su virtud, condeno a dicha demandada a que abone al actor la cantidad de MIL NOVECIENTOS EUROS, más el interés legal incrementado en el 50 por 100 desde la fecha del siniestro con cargo a la Aseguradora, sin imposición de las costas".

SEGUNDO.- Contra la relacionada sentencia, que lleva fecha 23 de Febrero de 2009 , se interpuso recurso por la parte demandada, por cuyo motivo se elevaron los autos a esta Audiencia, ante la que se personaron dentro del término del emplazamiento y en legal forma, las partes litigantes y seguidos los demás trámites se señaló el día 20 de Abril de 2010 para deliberación y fallo.

TERCERO.- En la tramitación del presente recurso se han observado todas las prescripciones legales.

Fundamentos

PRIMERO.- Cuestiones controvertidas en la alzada.

La Sentencia recurrida estima en parte la pretensión indemnizatoria de la parte actora que ejercitaba una acción del artículo 1902 por los perjuicios sufridos como consecuencia de un accidente de circulación, reclamando el lucro cesante derivado de la paralización del vehículo-taxi, aplicando el artículo 20 de la LCS en materia de intereses y sin hacer expresa imposición de las Costas causadas en la instancia.

El recurso discrepa de las argumentaciones contenidas en la Sentencia, señalando que la cantidad fijada es excesiva al considerar que serían necesarios únicamente unos seis días para la reparación del vehículo y la Sentencia ha concedido 19 en total, señalando además que la certificación de la asociación de autotaxis que justifica un perjuicio de 100 euros diarios no tiene carácter vinculante.

SEGUNDO.- Lucro cesante.

En cuanto a la valoración de la argumentación recogida en la Sentencia de Primera Instancia debemos coincidir plenamente siguiendo el criterio ya expuesto en anteriores resoluciones de este Tribunal y así en la reciente Sentencia de fecha 27 de Marzo de 2009 (Sección Segunda) se dice que: "....tratándose de un vehículo industrial, taxi, la lógica y realidad llevan a la conclusión de que su paralización, mientras es reparado, produce unos evidentes perjuicios por lucro cesante, es decir por ganancias dejadas de obtener, proporcionando la certificación aportada de la Asociación de Radio-Taxi una información meramente orientativa, que si bien puede ser tomada en consideración, ha de ser valorada en su justa medida pues, se refiere a lo que serian los ingresos brutos, durante "una hora de espera", lo que obliga a la hora de señalar los perjuicios reales a descontar de tal suma aquellos gastos que por dicha paralización no se han producido, como pueden ser los derivados de combustible, aceite, amortización del coche y otros elementos que se consumen con el uso, por ello en uso de las facultades moderadoras que confiere el art. 1103 del Código Civil y teniendo en cuenta que el actor, que es a quien incumbe la carga de probar sus perjuicios (art. 217 de la L.E.C ), no ha practicado más prueba específica que pudiera justificar sus ingresos reales brutos, sus gastos, y, en definitiva, el beneficio neto que diariamente puede obtener de su actividad profesional como taxista, se ha de modificar la sentencia apelada que fija como indemnización por lucro cesante, por día de paralización, la cantidad solicitada de 115'496, en el sentido de rebajar dicha cifra en un 20%, quedando en consecuencia establecida en 92,397 euros día". En el mismo sentido la Sentencia de esta AP de León de fecha 6 de junio de 2008 fijó los perjuicios para un vehículo de alquiler en 80 euros por día de paralización.

En este supuesto parece adecuada la suma solicitada de 100 euros diarios, muy similar a la concedida en la sentencia antes citada, teniendo en cuenta que el certificado de la asociación de auto-taxi que se acompaña con la demanda ha tenido en cuenta únicamente el costo diario de paralización motivado por accidente de tráfico y para nada se refiere a su cuantificación como beneficios brutos.

TERCERO.- Período de paralización.

La parte recurrente considera excesivo el tiempo de paralización del vehículo que la sentencia establece en 19 días. Al respecto se cuenta con el certificado del taller reparador sobre permanencia del taxi en sus dependencias, aportado como documento número cuatro, y no hay motivos para considerar acreditada una demora imputable a la parte reclamante.

Dada la entidad de la reparación y el tiempo de mano de obra que resulta de la factura, pudieran parecer excesivos los 21 días de estancia en el taller. Ahora bien, lo cierto que la certificación aludida acredita ese periodo de estancia, debiendo ser la parte demandada la que justifique el exceso, lo que no ha hecho pues se ha limitado a hacer el alegato pero sin proponer prueba alguna (p. ej. Pericial) que desvirtúe el contenido de la certificación aportada, por lo que ha de partirse de que el tiempo de paralización del vehículo fueron esos 19 días fijados por la Sentencia recurrida.

En definitiva, el recurso de apelación debe ser desestimado y confirmada la sentencia recurrida por cuanto la indemnización de daños y perjuicios tiene como finalidad el lograr la cobertura del total quebranto económico sufrido por el perjudicado, sobre la base de que se acredite cumplidamente por quien reclama la existencia del daño y su relación causal con el acto ilícito, supuesto que aquí se entiende cumplido.

CUARTO.- Costas.

Procede imponer las Costas de esta alzada a la parte recurrente pues el recurso ha sido íntegramente desestimado (art. 398.1 y 394 de la LEC ).

VISTOS los preceptos legales invocados, sus concordantes y demás de general aplicación.

Fallo

DESESTIMAMOS el recurso de apelación formulado por la representación de la entidad SEGUROS MERCURIO, contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 6 de León de fecha 23 de Febrero de 2009 , en los autos de Juicio Verbal Nº. 673/08, que CONFIRMAMOS íntegramente, con imposición de las Costas de la alzada a la parte recurrente.

Dese cumplimiento, al notificar esta sentencia, a lo dispuesto en el artículo 248-4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y, con testimonio de la misma, devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, para su ejecución y cumplimiento.

Así por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Lucro cesante
Accidente de tráfico
Indemnización por lucro cesante
Estancia
Indemnización de daños y perjuicios