Sentencia Civil Nº 252/2011, Audiencia Provincial de Baleares, Sección 3, Rec 159/2011 de 09 de Junio de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Daños causados por circulación de vehículos a motor

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    En cuanto a los daños causados por la circulación de vehículos a motor debe tenerse en cuenta, fundamentalmente, lo establecido en el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre r...

  • Obligaciones del asegurador en caso de indemnización del seguro obligatorio de vehículos

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 31/10/2014

    Obligaciones del asegurador Art. 7 ,Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre   SOLICITUD DE INDEMNIZACIÓN POR LA PARTE PERJUDICADA (accion directa: plazo de un año) → PLAZO DE 3 MESES (desde reclamación por perjudicado): PRESENTAC...

  • El Consorcio de Compensación de seguros

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 06/06/2016

    El Consorcio de Compensación de Seguros, se constituye como una entidad pública empresarial con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines, dotada de patrimonio distinto al del Estado, que ajustará s...

  • Contratos de seguros más habituales

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    Las compañías de seguros ofrecen seguros tan distintos como lo son los riesgos que cubren. A continuación exponemos los tipos de seguros más frecuentes en la práctica y sus características, pero se debe tener en cuenta que los efectos que se de...

  • Declaración amistosa de accidente en caso de indemnización del seguro obligatorio de vehículos

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 22/07/2015

    Para agilizar las indemnizaciones en el ámbito de los daños materiales originados con ocasión del uso y circulación de vehículos de motor, el asegurador facilitará ejemplares de la denominada «declaración amistosa de accidente» que deberá u...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 09 de Junio de 2011
  • Tribunal: AP - Baleares
  • Ponente: Moragues Vidal, Catalina Maria
  • Núm. Sentencia: 252/2011
  • Núm. Recurso: 159/2011
  • Núm. Cendoj: 07040370032011100343

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 3

PALMA DE MALLORCA

SENTENCIA: 00252/2011

Rollo de Apelación nº 159/11

SENTENCIA NUM. 252

ILMOS SRS.

PRESIDENTE:

D. Carlos Gómez Martínez.

MAGISTRADOS:

D. Guillermo Rosselló Llaneras.

Dña. Catalina María Moragues Vidal.

Palma de Mallorca, a nueve de junio de dos mil once.

VISTOS por la Sección 3ª de esta Audiencia Provincial, en grado de apelación, los presentes autos, juicio ordinario, seguidos ante el Juzgado de Primera Instancia nº ocho de bajo el nº 934/10, Rollo de Sala nº 159/11, entre partes, de una como demandada-apelante Zurich Seguros, representada por el procurador don Onofre Perelló Alorda y asistida por el letrado Don Ana Roca Carrió, y de otra, como actora-apelada ALLIANZ CÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS S.A. y representada por la procuradora doña Mª Monserrat Montané y asistida por el Letrado don A. Roca Rodríguez.

ES PONENTE la Ilma. Sra. Magistrada doña Catalina María Moragues Vidal.

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Ilmo. Sr. Magistrado Juez del Juzgado de Primera Instancia nº 8 de Palma, en fecha 22 de diciembre de 2010, se dictó sentencia, cuyo fallo dice: "Se estima parcialmente la demanda interpuesta por la entidad Allianz Compañía de Seguros y Reaseguros S.A., contra la entidad Zurich Insurence PLC, Sucursal en España. 2.- Se condena a la entidad demandada a abonar a la actora la suma de 10.056'45 euros, más sus intereses legales desde la fecha de la interposición de la demanda. 3. No se hace especial mención a las costas causadas en esta instancia".

SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia se interpuso recurso de apelación por la representación de la parte demandada, fue admitido, y seguido el recurso por sus trámites, se señaló para deliberación, votación y fallo el día 8 de junio del presente año; quedando el presente recurso concluso para sentencia.

TERCERO.- En la tramitación de este recurso se han observado las prescripciones legales.

Fundamentos

PRIMERO.- En fecha 20 de abril de 2009 se produjo una colisión entre los vehículos: Opel Corsa, matrícula ....-VBC , conducido por doña Leocadia , y amparado por póliza de seguro de automóvil del ramo "todo riesgo" suscrita con Allianz, Compañía de Seguros y Reaseguros SA, y el vehículo Jaguar, matrícula EN-....-ZT , conducido por su propietario don Maximo , con póliza de seguro concertado con la aseguradora Zurich. La entidad Allianz abonó a la propietaria del turismo Opel Corsa por ella asegurado la cantidad de 14.366,36 euros, importe del valor venal del antedicho vehículo al ser su reparación antieconómica, y formuló demanda de juicio ordinario contra la aseguradora Zurich, ejercitando la acción subrogatoria prevista en el artículo 43 de la Ley de Contrato de Seguro, en reclamación de la meritada suma de 14.366 ,36 euros, al considerar que la colisión tuvo su causa en la conducción negligente del Sr. Maximo que invadió el carril por donde venía circulando el Opel Corsa, motivando que su conductora realizara una maniobra de esquiva que provocó la pérdida de control del vehículo que finalmente colisionó contra el lateral trasero derecho del Jaguar asegurado en Zurich.

Opuesta la aseguradora Zurich a la pretensión deducida en la demanda por considerar que la causa del accidente se debió, única y exclusivamente, a la conductora del vehículo Opel Corsa que perdió el control de su vehículo e invadió el carril central por donde circulaba el Jaguar, así como al importe de los daños cuya indemnización se pretende, la sentencia dictada en la primera instancia resuelve estimar en parte la demanda por entender, el juez "a quo", en primer lugar, que ante las versiones contradictorias vertidas en el juicio que no permiten aclarar que ocurrió con exactitud, debe declararse la responsabilidad de la aseguradora demandada en aplicación del criterio sustentado por esta Audiencia Provincial -entre otras, la sentencia de esta sección 3ª de 10 de junio de 2010 - relativo a la aplicación de la responsabilidad cuasi objetiva cuando no hay prueba sobre el modo en que se produjo la colisión y, en segundo lugar, que la indemnización por los daños ocasionados a abonar por la aseguradora demandada debe fijarse en 10.056,45 euros, que supone la reducción de un 30% sobre el valor a nuevo abonado por la actora a su asegurado. Dicha resolución constituye el objeto de la presente alzada al haber sido impugnada por la aseguradora Zurich que solicita, de este Tribunal, su revocación y el dictado de otra, en su lugar, por la que se desestime la demanda en su contra interpuesta, esgrimiendo en apoyo de tal pretensión revocatoria la errónea valoración que de la prueba practicada ha realizado el juez "a quo", pues se reseña por éste "como prueba de cargo", la declaración del ocupante del vehículo asegurado por la parte actora, el cual, al igual que la conductora, tienen un interés máximo en el presente litigio, por lo que de sus declaraciones no puede obtenerse conclusión objetiva alguna, siendo que, además, todos los datos objetivos apuntan a que fue la conductora del Opel Corsa la que perdió el control de su vehículo e invadió el carril central por donde venía circulando correctamente el Jaguar.

La aseguradora Allianz se opone al recurso interpuesto de adverso y solicitan la confirmación de la sentencia apelada.

SEGUNDO.- Comparte este Tribunal la afirmación contenida en la sentencia apelada relativa a la inexistencia de prueba objetiva alguna que permita atribuir la responsabilidad del accidente de autos a uno u otro de los conductores intervinientes. En efecto, en el presente caso no se trata, como afirma la parte apelante, de que el juzgador "a quo" estime acreditada la versión dada por la conductora del Opel Corsa y su ocupante, sino que, por el contrario, concluye que ninguna de las partes litigantes ha probado que la colisión ocurrida, y respecto de la que no existe duda, tenga su causa en la conducción negligente o imprudente del conductor del vehículo contrario, de manera que nos hallamos ante un supuesto de versiones contradictorias en el que los datos objetivos aportados al procedimiento no permiten aclarar con exactitud la forma en que se produjo el accidente, por lo que deviene aplicable al caso el criterio sustentado por este Tribunal al que se remite el juez "a quo" con cita de la sentencia de esta misma Sala de 10 de junio de 2010 , en la que se afirma, en resumen, que en cuestión de daños personales y materiales causados en un hecho de la circulación, rige un criterio de responsabilidad cuasi objetivo, de manera que cuando no hay prueba sobre el modo en que se produjo la colisión deberá estimarse la demanda ya que, la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la circulación de vehículos, establece como medio de exoneración de la obligación del asegurador obligatorio, tanto para daños corporales como para daños materiales, la prueba de la no exigencia de responsabilidad, es decir, crea una inversión de la carga de la prueba, que es la característica esencial del sistema de responsabilidad cuasiobjetivo, o por riesgo. Consecuencia de cuanto antecede es que, cuando no hay prueba sobre el modo en que se produjo la colisión, procederá la estimación de la, o de las, demandas en que se reclamen los daños al no haberse acreditado por el asegurador obligatorio demandado su no responsabilidad en la causación del accidente.

Esta misma Sala, en sentencia de 14 de julio de 2007 dictada en un supuesto de subrogación de la compañía aseguradora ejercitando la acción contra la otra compañía ya declaró que, "en caso de acción directa contra el asegurador, el artículo 7 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre , por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor dispone que el asegurador, dentro del ámbito del aseguramiento obligatorio y con cargo al seguro de suscripción obligatoria, habrá de satisfacer al perjudicado el importe de los daños sufridos en su persona y en sus bienes, el cual, o sus herederos, tendrá acción directa para exigirlo y que únicamente quedará exonerado de esta obligación si prueba que el hecho no da lugar a exigencia de responsabilidad civil conforme al artículo 1 .

En consecuencia, tanto si el perjudicado reclama por daños personales como materiales, la compañía sólo queda exonerada de responsabilidad civil si demuestra que su asegurado no fue responsable, lo que supone la instauración de la inversión de la carga de la prueba tanto para uno como para otro supuesto con responsabilidad de la aseguradora en todo caso. Cierto es que el mencionado precepto establece la inversión de la carga de la prueba de la responsabilidad conforme al artículo 1 de la propia ley lo que parece remitirnos, al supuesto doble régimen de responsabilidad.

Pero lo que recoge el artículo 7 del texto refundido es una norma de naturaleza procesal sobre inversión procesal de la carga de la prueba. De manera que, cualquiera que sea el régimen de responsabilidad, subjetivo, objetivo o cuasiobjetivo, si la aseguradora demandada no acredita que el hecho no da lugar a la exigencia de responsabilidad, habrá de atender a la reclamación indemnizatoria del perjudicado".

TERCERO. - A tenor de lo dispuesto en el artículo 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , procede imponer a la parte apelante el pago de las costas procesales causadas por su recurso, dada su desestimación y consiguiente confirmación de la resolución apelada.

Fallo

SE DESESTIMA EL RECURSO DE APELACION interpuesto por la entidad "Zurich Insurance PLC, Sucursal España SA", representada en esta alzada por la procuradora Sra. Montané, contra la sentencia de 22 de diciembre de 2010, dictada por el Ilmo. Sr. Magistrado Juez del Juzgado de Primera Instancia nº 8 de Palma, en el procedimiento de juicio ordinario del que trae causa la presente alzada y, en consecuencia, SE CONFIRMA dicha resolución.

Se imponen a la parte apelante las costas procesales causadas en esta alzada.

Con pérdida del depósito consignado en el recurso de apelación.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se llevar certificación al Rollo de la Sala, definitivamente Juzgando, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION.- Leída y publicada que ha sido en audiencia pública la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado D. Guillermo Rosselló Llaneras, Ponente que ha sido en este trámite, en el mismo día de su fecha, de que certifico.

Asegurador
Responsabilidad
Aseguradora demandada
Accidente
Compañía aseguradora
Póliza de seguro de automóvil
Reaseguro
Póliza de seguro
Dueño
Valor venal
Acción subrogatoria
Contrato de seguro
Responsabilidad civil
Responsabilidad cuasi objetiva
Prueba de cargo
Práctica de la prueba
Vehículo asegurado
Inversión de la carga de la prueba
Daño personal
Responsabilidad de accidente
Acción directa
Obligaciones del asegurador
Daño corporal
Daños materiales
Subrogación
Carga de la prueba