Sentencia CIVIL Nº 300/2016, Juzgados de lo Mercantil - Bilbao, Sección 2, Rec 724/2016 de 02 de Diciembre de 2016

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El contrato de transporte aéreo

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 22/01/2016

    El transporte aéreo está regulado en la Ley sobre navegación aérea, sobre navegación aérea, tanto en lo que se refiere al transporte de personas como al transporte de mercancías. Esta Ley ha sido objeto de numerosas modificaciones y tienen esp...

  • Regulación de los daños causados por navegación aérea

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La responsabilidad objetiva deriva de la relación de causalidad existente entre la actuación del agente y el daño producido.La indemnización por daños producidos en la navegación aérea existe incluso en el caso de "accidente fortuito y aun cu...

  • Ramos de seguro

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 05/01/2016

    En el seguro directo distinto del seguro de vida la clasificación de los riesgos por ramos, así como la denominación de la autorización concedida simultáneamente para varios ramos y, finalmente, la conceptuación de riesgos accesorios, se ajusta...

  • Responsabilidad de los empresarios de la navegación marítima y aérea

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    Antes de entrar  de manera pormenorizada sobre la responsabilidad de los empresarios de la navegación marítima y aérea debemos empezar por decir qué se entiende por empresario marítimo y a su vez diferenciarlo de otros sujetos que operan en el ...

  • Transportes a efectos del IVA

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 29/04/2016

    A efectos del IVA, el transporte que se realiza por empresarios en el desarrollo de su actividad empresarial es un hecho imponible del impuesto, siendo ésta una prestación de servicios.El porteador o transportista es la persona que presta el servic...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 02 de Diciembre de 2016
  • Tribunal: Juzgados de lo Mercantil - Bilbao
  • Ponente: Ahedo Peña, Olga
  • Núm. Sentencia: 300/2016
  • Núm. Recurso: 724/2016
  • Núm. Cendoj: 48020470022016100301
  • Núm. Ecli: ES:JMBI:2016:5096
  • Núm. Roj: SJM BI 5096:2016

Encabezamiento

JUZGADO DE LO MERCANTIL Nº 2 DE BILBAO

BILBOKO 2 ZK.KO MERKATARITZA-ARLOKO EPAITEGIA

BARROETA ALDAMAR 10 3ª planta - C.P./PK: 48001

TEL.: 94-4016688

FAX: 94-4016969

NIG PV/ IZO EAE: 48.04.2-16/024420

NIG CGPJ / IZO BJKN : 48020.47.1-2016/0024420

Procedimiento / Prozedura: Juicio verbal / Hitzezko judizioa 724/2016 - N

Materia: TRANSPORTES

S E N T E N C I A Nº 300/2016

JUEZ QUE LA DICTA: Dª OLGA AHEDO PEÑA

Lugar: BILBAO (BIZKAIA)

Fecha: dos de diciembre de dos mil dieciséis

DEMANDANTE: D. Pablo Jesús

Abogado:D. Álvaro Truán Cano

DEMANDADA:ALITALIA SOCIETA AEREA ITALIANA SPA

OBJETO: transporte aéreo

Antecedentes

PRIMERO.- El 20 de octubre de 2016 se recibió escrito de D. Pablo Jesús , formulando demanda de juicio verbal contra la compañía aérea ALITALIA SOCIETA AEREA ITALIANA en reclamación de 1.038,82 €, intereses legales y costas, con declaración de temeridad.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda por decreto de 21 de octubre de 2016 y emplazada la demandada, por diligencia de ordenación de 18 de noviembre siguiente se declaró a aquélla en situación de rebeldía procesal.

TERCERO.- No solicitándose la celebración de vista, por diligencia de ordenación de 24 de noviembre de 2016 quedaron los autos conclusos para dictar sentencia.

Fundamentos

PRIMERO.- Pretensión del demandante

El demandante reclama a la compañía aérea la cantidad de 1.038,82 €, en concepto de daños materiales y morales derivados de un retraso de 12 días en la entrega de su equipaje.

Alega el actor que realizó con la demandada el trayecto Bilbao-París-Roma el 1 de julio de 2016 (vuelos NUM000 y NUM001 ), y que a su llegada a Roma no apareció su equipaje, recuperándolo transcurridos 12 días. Afirma el demandante que como consecuencia de lo anterior tuvo que comprar ropa y productos de primera necesidad por importe de 224,39 €. Junto a esta suma reclama el demandante la cantidad de 814,43 € al amparo también del Convenio de Montreal, argumentando no superar esta suma los 1131 DEG que contempla como máximo indemnizatorio el artículo 22 del mismo.

SEGUNDO.- Legislación aplicable y jurisprudencia aplicables

La normativa aplicable a la pérdida de equipaje, tras la ratificación por España (año 2000) del Convenio para la unificación de ciertas reglas para el transporte aéreo internacional, hecho en Montreal de 28 de mayo 1999, es el artículo 22 de dicho Convenio, conforme al cual:

'2. En el transporte de equipaje, la responsabilidad del transportista en caso de destrucción, pérdida, avería o retraso se limita a 1.000 derechos especiales de giro por pasajero a menos que el pasajero haya hecho al transportista, al entregarle el equipaje facturado, una declaración especial del valor de la entrega de éste en el lugar de destino, y haya pagado una suma suplementaria, si hay lugar a ello (¿).

5. Las disposiciones de los párrafos 1 y 2 de este artículo no se aplicarán si se prueba que el daño es el resultado de una acción u omisión del transportista o de sus dependientes o agentes, con intención de causar daño, o con temeridad y sabiendo que probablemente causaría daño; siempre que, en caso de una acción u omisión de un dependiente o agente, se pruebe también que éste actuaba en el ejercicio de sus funciones. '

Dicho límite, actualmente 1.131 derechos especiales de giro, incluye tanto el daño material como el daño moral, tal y como se desprende de la STJUE, Comunitaria sección 1 del 06 de mayo de 2010,sentencia: 62009J0063, recurso: C-63/09 , que declaró:

'31. En este aspecto debe recordarse que, según el párrafo tercero del preámbulo del Convenio de Montreal, los Estados partes en ese Convenio, conscientes de «la importancia de asegurar la protección de los intereses de los usuarios del transporte aéreo internacional y la necesidad de una indemnización equitativa fundada en el principio de restitución», decidieron establecer un régimen de responsabilidad objetiva de los transportistas aéreos.

32. Por tanto, en particular respecto al daño causado en caso de destrucción, pérdida o avería del equipaje facturado, se presume que el transportista es responsable de ese daño, conforme al artículo 17, apartado 2, del Convenio de Montreal , «por la sola razón de que el hecho que causó la destrucción, pérdida o avería se haya producido a bordo de la aeronave o durante cualquier período en que el equipaje facturado se hallase bajo la custodia del transportista».

33. Ese régimen de responsabilidad objetiva implica no obstante, como resulta por otro lado del párrafo quinto del preámbulo del Convenio de Montreal, que se preserve un «equilibrio de intereses equitativo», en especial en relación con los intereses de los transportistas aéreos y de los pasajeros.

34. Para preservar dicho equilibrio los Estados contratantes acordaron limitar la responsabilidad a cargo de los transportistas aéreos en determinados supuestos ¿en particular, en caso de destrucción, pérdida, avería o retraso del equipaje, a tenor del artículo 22, apartado 2, del Convenio de Montreal ¿.La limitación de la indemnización que resulta en esos casos debe aplicarse «por pasajero».

35. De ello se deduce que, en los diferentes supuestos en los que se presume que el transportista es responsable en virtud del capítuloIII del Convenio de Montreal, el «equilibrio de intereses equitativo» antes mencionado exige que existan límites claros de indemnización relacionados con la totalidad del daño sufrido por cada pasajero en cada uno de dichos supuestos, con independencia de la naturaleza del daño causado a este último.

36. En efecto, una limitación de la indemnización así concebida permite que los pasajeros sean indemnizados fácil y rápidamente sin que no obstante se imponga a los transportistas aéreos una carga de reparación muy gravosa, difícilmente identificable y cuantificable, que podría dificultar, incluso paralizar, su actividad económica.

37. De ello resulta que las diferentes limitaciones de la indemnización mencionadas en el capítulo III del Convenio de Montreal, incluida la prevista en el artículo 22, apartado 2 , de dicho Convenio, tienen que aplicarse a la totalidad del daño causado con independencia del carácter material o moral de éste.

38. Además, el artículo 22, apartado 2, del Convenio de Montreal prevé la posibilidad de que el pasajero haga una declaración especial del valor al entregar el equipaje facturado al transportista. Esa posibilidad confirma que el límite de responsabilidad del transportista aéreo por el daño resultante de la pérdida de equipaje prevista en dicho artículo es, a falta de toda declaración, un límite absoluto que comprende tanto el daño moral como el material.

39. Habida cuenta de las anteriores consideraciones, procede responder a la cuestión planteada que el término «daño», subyacente al artículo 22, apartado 2 , del Convenio de Montreal , que fija el límite de responsabilidad del transportista aéreo por el daño resultante, en particular, de la pérdida de equipaje, debe interpretarse en el sentido de que incluye tanto el daño material como el moral.'

Por otra parte, y en relación con los daños morales, en todo caso, hay que tener en cuenta a la hora de reconocer y cuantificar el daño moral la STS de 31 de mayo de 2000 . Dicha sentencia recoge que ' lo normal es que no sean precisas pruebas de tipo objetivo (s. 23 julio 1990, 29 enero 1993, 9 diciembre 1994 y 21 junio 1996), sobre todo en relación con su traducción económica, y que haya de estarse a las circunstancias concurrentes, como destacan las Sentencias de 29 de enero de 1993 y 9 de diciembre de 1994. Cuando el daño moral emane de un daño material (s. 19 octubre 1996), o resulte de unos datos singulares de carácter fáctico, es preciso acreditar la realidad que le sirve de soporte, pero cuando depende de un juicio de valor consecuencia de la propia realidad litigiosa, que justifica la operatividad de la doctrina de la 'in re ipsa loquitur', o cuando se da una situación de notoriedad (Ss. 15 febrero 1994, 11 marzo 2000), no es exigible una concreta actividad probatoria. La situación básica para que pueda darse lugar a un daño moral indemnizable consiste en un sufrimiento o padecimiento psíquico (Sentencias 22 mayo 1995, 19 octubre 1996, 27 septiembre 1999). [...] La reciente Jurisprudencia se ha referido a diversas situaciones, entre las que cabe citar el impacto o sufrimiento psíquico o espiritual (S. 23 julio 1990), impotencia, zozobra, ansiedad, angustia (S. 6 julio 1990), la zozobra, como sensación anímica de inquietud, pesadumbre, temor o presagio de incertidumbre (S. 22 mayo 1995), el trastorno de ansiedad, impacto emocional, incertidumbre consecuente (S. 27 enero 1998), impacto, quebranto o sufrimiento psíquico (S. 12 julio 1999)'.

TERCERO.-Valoración de la prueba

La aplicación de la legislación y jurisprudencia expuestas conducen a la estimación parcial de la demanda:

Acreditados la realización del vuelo, el retraso de 12 días en la entrega del equipaje (doc. 5 de la demanda) y los gastos realizados en ropa y otros enseres (doc.6) al no poder disponer de aquél el demandante, procede reconocer como indemnización el importe de estos últimos y una cantidad adicional en concepto de daños morales a razón de 50 €/día (600 €), cantidad que se estima ajustada para compensar el malestar e incomodidad que sin duda produce el tener que prescindir de un equipaje que ha sido preparado para un concreto viaje y circunstancias, sin que, por otra parte, la cantidad indemnizable pueda equipararse a la que correspondería a la pérdida total.

En consecuencia, deberá ser indemnizado el demandado en la cantidad de 824,39 €.

CUARTO.-Intereses

De conformidad con lo dispuesto en los artículos 1100 y 1108 del Código Civil , abonará la demandada el interés legal de la cantidad a cuyo pago resulte condenada desde la fecha de interposición de la demanda hasta la fecha de la presente resolución, momento a partir del cual y hasta el completo pago se incrementará en dos puntos el interés legal ( artículo 576 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil ).

QUINTO¿ Costas

Estimada parcialmente la demanda, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 394.2 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil , cada parte abonará las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad.

Fallo

ESTIMAR PARCIALMENTE la demanda formulada por D. Pablo Jesús contra la compañía aérea ALITALIA SOCIETA AEREA ITALIANA, condenandoa la demandada a abonar al actor la cantidad de 824,39 €,másel interés legal de la cantidad dicha desde la fecha de interposición de la demanda hasta la fecha de la presente resolución, momento a partir del cual y hasta el completo pago se incrementará en dos puntos el interés legal.

Cada parte abonará las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad.

Líbrese testimonio de la presente el cual se llevará a los autos de su razón quedando el original en el presente libro.

Contra esta resolución no cabe ulterior recurso.

Así por esta sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- Dada, leída y publicada fue la anterior sentencia por la Sr/a. MAGISTRADO que la dictó, estando la mismo/a celebrando audiencia pública en el mismo día de la fecha, de lo que yo, la Letrada de la Administración de Justicia doy fe, en BILBAO (BIZKAIA), a 2 de diciembre de 2016.

Equipaje
Transportista
Responsabilidad
Daños materiales
Daños morales
Pérdida de equipaje
Responsabilidad objetiva
Derecho especial de giro
Retraso del equipaje
Intereses legales