Sentencia Civil Nº 35/2010, Audiencia Provincial de Madrid, Sección 20, Rec 405/2009 de 19 de Enero de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Las pretensiones de las partes en el orden Contencioso-Administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 06/02/2017

    Las pretensiones de las partes en el orden Contencioso-Administrativo se encuentran reguladas en los Art. 31-33 ,Ley 29/1998, de 13 de julio. El tema guarda estrecha relación, por otro lado, con el principio de congruencia de la sentencia.Los Art. ...

  • El petitum y las partes en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 10/01/2013

      Los elementos delimitadores del objeto son clasificados por la doctrina diferenciando los elementos subjetivos, referidos a las partes procesales, y los objetivos, relativos a la petición (petitum) y su causa de pedir (o fundamentación). Un part...

  • La ampliación de plazos y tramitación de urgencia

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La regulación de la ampliación de plazos y de la tramitación de urgencia del procedimiento administrativo por los Art. 32-33 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre no ofrece demasiadas novedades respecto de la regulación de la derogada Ley 30/1992, de 26...

  • Ámbito de aplicación del juicio verbal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 01/07/2017

    Toda contienda judicial entre partes que no tenga señalada por la Ley otra tramitación, será ventilada y decidida en el proceso declarativo que corresponda.2. Pertenecen a la clase de los procesos declarativos:1.° El juicio ordinario.2.° El juic...

  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 19 de Enero de 2010
  • Tribunal: AP - Madrid
  • Ponente: Gutierrez Sanchez, Juan Vicente
  • Núm. Sentencia: 35/2010
  • Núm. Recurso: 405/2009
  • Núm. Cendoj: 28079370202010100014

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 20

MADRID

SENTENCIA: 00035/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

SECCIÓN 20ª

SENTENCIA Nº

Rollo: RECURSO DE APELACIÓN 405/2009

Ilmos. Sres. Magistrados:

PURIFICACIÓN MARTÍNEZ MONTERO DE ESPINOSA

JUAN VICENTE GUTIÉRREZ SÁNCHEZ

JULIO CARLOS SALAZAR BENÍTEZ

En MADRID, a diecinueve de enero de dos mil diez.

VISTOS en grado de apelación ante esta Sección 20 de la Audiencia Provincial de MADRID, los Autos de JUICIO VERBAL 965/2008, procedentes del JDO. 1A. INST. E INSTRUCCIÓN N. 5 de PARLA, a los que ha correspondido el Rollo 405/2009, en los que aparece como parte apelante Alejandra , y como apelado Lorenzo y Encarna , sobre acción posesoria, siendo Magistrado Ponente el Ilmo. Sr. Don JUAN VICENTE GUTIÉRREZ SÁNCHEZ.

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Parla, en fecha 16 de marzo de 2009, se dictó sentencia , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que desestimando la demanda interpuesta por Dª Alejandra , contra D. Lorenzo y Dª Encarna , debo absolver y absuelvo a expresado demandado de las pretensiones ejercitadas de contrario, imponiendo las costas causadas a la parte actora.".

SEGUNDO.- Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por la parte demandante, exponiendo las alegaciones en que basa su impugnación. Admitido el recurso en ambos efectos, se dio traslado del mismo a la apelada, que presentó escrito oponiéndose al recurso formulado de contrario. Elevados los autos ante esta Sección, fueron turnados de ponencia, y quedando pendientes de resolución, se señaló fecha para la deliberación y votación, que se ha llevado a cabo por los Magistrados de esta Sección.

TERCERO.- En la tramitación del presente procedimiento han sido observadas las prescripciones legales.

Fundamentos

Se aceptan los fundamentos jurídicos de la sentencia apelada.

PRIMERO.- La parte actora alega como hecho base de su demanda inicial, que los demandados colocaron sobre el muro medianero que separa las viviendas adosadas de los litigantes, una especie de lonas o toldos que cerraban el patio y que posteriormente sustituyeron el cerramiento de loneta por uno de PVC, lo que a su entender vulnera la Ordenanza Municipal y perturba su derecho de posesión, por lo que con invocación expresa del procedimiento verbal previsto en el artículo 250.5º de la LEC y 446 del código civil solicita se acuerde retirar el alzamiento de PVC sobre la pared medianera a su situación inicial, cesando de perturbar su legítima y pacífica posesión. El Juzgado de primera instancia, en el auto de admisión a trámite de la demanda, acordó sustanciar la misma por las reglas del juicio verbal, con las especialidades previstas en el artículo 441.2 de la LEC así como requerir a la parte demandada para que inmediatamente paralice las obras, diligencia que efectivamente se llevó a cabo. Celebrado el acto de juicio en la fecha señalada, el Juzgado de primera instancia dictó sentencia desestimando la demanda en los términos reflejados en los antecedentes de hecho de la presente.

Frente a dicha resolución interpuso recurso de apelación la parte demandante alegando, por un lado, que la sentencia incurre en incongruencia extra petita, con la consiguiente infracción de normas y garantías procesales, con expresa invocación del artículo 24 de la constitución española y 218 de la LEC; sostiene que en ningún momento solicitó la suspensión de obra nueva, sino la retirada del alzamiento de pvc, de manera que no ejercitó acción interdictal alguna, sino una demanda de juicio verbal por razón de la cuantía, que expresamente determinaba en su fundamentación jurídica y, en el acto de la vista, también puso de manifiesto que la demanda se había presentado por los cauces normales del procedimiento verbal, por lo que solicita se revoque la sentencia y se dicte otra en la que se estime la demanda o bien se decrete la nulidad de actuaciones, en base a lo dispuesto en el artículo 225.3 de la LEC . Por otro lado, denuncia la existencia de error en la valoración de las pruebas al entender que de la prueba que se le admitió ha quedado acreditada la falta de luz y sol que produce el cerramiento así como las humedades que ello le ha ocasionado, no pudiéndosele reprochar, tal como hace la sentencia apelada, no haber acreditado la concurrencia de los presupuestos exigidos legalmente, cuando no se admitieron dos pruebas propuestas por ella, solicitando se practique en esta alzada la referida a la declaración del técnico municipal.

La parte demandada presentó el correspondiente escrito de oposición interesando la desestimación del recurso y confirmación de la sentencia apelada por entenderla plenamente ajustada a derecho, por cuanto lo solicitado era una acción sumaria sobre retirada de obra nueva y ésta ya estaba terminada, por lo que no existe la incongruencia ni el error en la apreciación y valoración de la prueba invocados de contrario.

SEGUNDO.- A la hora de analizar si una sentencia incurre en incongruencia y vulnera el principio constitucionalmente recogido en el artículo 24 de la constitución española que, en cuanto al contenido de las resoluciones judiciales se desarrolla en el artículo 218 de la LEC , hemos de traer a colación la constante y reiterada doctrina jurisprudencial que concreta el concepto y alcance de la misma. Tanto el Tribunal Supremo (v.gr. STS de 10 de marzo de 1998 ) como el TC (sentencia 9/1998 ) han establecido una doctrina muy sólida y reiterada que proclama que para decretar si una sentencia es incongruente o no, ha de atenderse a si concede más de lo pedido -ultra petita-, o se pronuncia sobre determinados extremos al margen de lo solicitado por las partes (extra petita) y también si se dejan incontestadas y sin resolver algunas de las pretensiones sostenidas por las partes (infra petita), siempre y cuando el silencio judicial no pueda razonablemente interpretarse como desestimación tácita. Igualmente, señala la misma jurisprudencia, no se exige que esa relación entre lo pedido y resuelto responda a una conformidad literal y rígida, sino más bien racional o flexible, estando autorizado a efectuar un ajuste razonable y sustancial con los pedimentos de los que litigan, si bien esta facultad tiene como límite el respeto a la causa de pedir, que no puede alterarse, ni cabe la sustitución de unas cuestiones por otras.

En consecuencia, para determinar si ha existido o no alteración de la causa de pedir hemos de precisar la acción o pretensión concreta que ha constituido el objeto de debate en primera instancia y para ello, si bien hemos de partir necesariamente de lo interesado en la demanda inicial, los términos exactos de la misma, no quedan fijados de una manera clara y vinculante para el órgano judicial hasta que la misma es admitida a trámite, que es el momento en el que la concreta pretensión se delimita para ambas partes y en base a la cual puede la demandada articular su derecho de defensa, de manera que ambas se encuentren en una posición de igualdad y en definitiva puede hacerse efectivo el derecho de tutela judicial efectivo para ambas y no solo para una de ellas.

En el caso presente, se aprecia una falta de claridad e incluso contradicción en la forma en que se ha formulado la demanda, por cuanto afirmando unos concretos hechos, de los que se desprende una situación consumada, invoca expresamente el artículo 250.5º , que se refiere a la suspensión de una obra y a la vez solicita la retirada del levantamiento de un muro; ante dicha pretensión, el Juzgado de primera instancia, en el auto de admisión de la demanda, acuerda sustanciar la misma por las reglas del juicio verbal con las especialidades del artículo 441.2 de la LEC , que se refiere a demandas en las que se pretende resolver, con carácter sumario, la suspensión de obra nueva e igualmente acuerda, de acuerdo a lo señalado en este último precepto, requerir a los demandados para que suspendan la misma, diligencia que efectivamente se llevó a cabo. Dichas decisiones, fueron consentidas por la parte actora, sin que manifestara objeción alguna y menos las recurriera, de manera que la acción admitida y la pretensión frente a la que debía defenderse la parte contraria era la de suspensión de obra nueva; es más, al comenzar el acto de la vista, en su exposición inicial se ratificó en la demanda en cuanto había visto perturbada su pacífica posesión y si bien al concederle nuevamente la palabra, una vez practicadas las pruebas admitidas, manifestó que por su parte no se había interpuesto interdicto alguno sino un procedimiento verbal de retirada de la obra, dichas alegaciones fueron extemporáneamente formuladas y no pueden anular las decisiones anteriormente indicadas en las que quedaron determinadas las pretensiones efectivamente ejercitadas y procedimiento seguido, que son respecto de las que deberá analizarse si la decisión que finalmente resuelve el litigio incurre en la incongruencia denunciada por la apelante y dado que lo que finalmente resuelve la sentencia apelada es la citada pretensión posesoria de suspensión de la obra, la misma no puede ser tachada de incongruente en cuanto da respuesta a las cuestiones discutidas entre las partes y tampoco es causante de indefensión alguna a la parte apelante, pues tuvo una intervención directa y decisiva en la forma en que finalmente quedó delimitado el objeto y alcance del litigio.

TERCERO.- Por lo que se refiere a la cuestión de fondo discutida, resuelta previamente por la Sala la solicitud de recibimiento a prueba de los autos en esta alzada, el motivo por el que se denuncia errónea valoración de la prueba por el juzgador de primera instancia debe ser rechazado y ello porque examinada nuevamente la misma y valorada toda ella en su conjunto coincidimos con la sentencia de instancia en el sentido de que de la misma no se desprende concurran los requisitos exigidos legalmente para la viabilidad de la acción de suspensión de obra nueva, que es, en base a lo antes indicado, a la que se refieren estas actuaciones y a la que se refiere la sentencia a la hora de indicar que no se ha acreditado por la actora la concurrencia de los presupuestos requeridos y no a la acreditación de los concretos perjuicios invocados; en concreto, admitido por la parte apelante que la obra en cuestión, instalación de un toldo, que fue sustituido desde al menos un año antes de la interposición de la demanda por unos paneles de pvc en el muro medianero, la obra ya se encontraba finalizada, lo que impide el éxito de la concreta acción analizada, sin perjuicio del derecho que sobre todo ello pudiera corresponder a las partes, que deberán hacer valer en el procedimiento y por los cauces legalmente previstos, dado el carácter sumario del presente procedimiento posesorio y la ausencia del carácter de cosa juzgada de la resolución en él dictada tal como viene configurado en el artículo 250.5º de la LEC .

CUARTO.- En consecuencia con lo expuesto, se está en el caso de desestimar el presente recurso, conllevando dicho pronunciamiento la imposición de las costas procesales causadas en esta alzada a la parte apelante, todo ello en aplicación del art. 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil .

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.

Fallo

SE DESESTIMA el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Dª Alejandra , contra la sentencia de fecha dieciséis de marzo de 2009, dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 5 de los Parla , en los autos de Juicio Verbal seguidos bajo el nº 965/2.008 Y CONFIRMAMOS ÍNTEGRAMENTE la misma, imponiendo las costas causadas en esta alzada a la apelante.

Así, por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Firmada la anterior resolución es entregada en esta Secretaría para su notificación, dándose publicidad en legal forma, y se expide certificación literal de la misma para su unión al rollo. Certifico.

Suspensión de obras nuevas
Posesión pacífica
Muro medianero
Interdictos
Pared medianera
Causa petendi
Valoración de la prueba
Nulidad de actuaciones
Error en la valoración
Humedades
Obra nueva
Derecho de defensa
Tutela
Admisión de la demanda
Indefensión
Cuestiones de fondo