Sentencia Civil Nº 4/2010, Audiencia Provincial de Navarra, Sección 2, Rec 27/2009 de 13 de Enero de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Regulación de la sociedad conyugal de conquistas en Navarra

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    En Navarra, el régimen económico matrimonial se regirá por las capitulaciones o contratos matrimoniales, regulados en los Art. 78-81 ,Ley 1/1973, de 1 de marzo.  En defecto de otro régimen establecido en capitulaciones matrimoniales, se observa...

  • Regulación de la sociedad de gananciales en el Código Civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 01/07/2016

    El régimen económico-matrimonial de gananciales se puede definir como aquella sociedad por la que se convierten en comunes para los cónyuge, las ganancias o beneficios obtenidos, sin distinción alguna, por cualquiera de ellos, y que en el supues...

  • Indivisión y copropiedad del edificio sujeto a Propiedad Horizontal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 30/06/2016

    Del Art. 396 ,Código Civil se desprende que en el inmueble sometido al régimen de Propiedad Horizontal conviven la propiedad individualizada de los elementos considerados como privativos y el régimen de copropiedad respecto de los catalogados com...

  • El embargo de bienes en la ejecución forzosa del procedimiento civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 11/11/2014

    Embargo de bienesEl embargo es un acto de un órgano jurisdiccional a través del cual los bienes y derechos del deudor se declaran y quedan adscritos a la satisfacción del crédito del acreedor. Tiene una finalidad ejecutiva, precisando de la apreh...

  • Medidas provisionales respecto a los bienes gananciales o comunes

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Una vez admitida la demanda de nulidad, separación o divorcio, el Juez, a falta de acuerdo de ambos cónyuges aprobado judicialmente, adoptará, con audiencia de éstos, las medidas a que se refiere el Art. 103 ,Código Civil, cuyo numeral cuarto h...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 13 de Enero de 2010
  • Tribunal: AP - Navarra
  • Ponente: Gesto Alonso, Maria Blanca
  • Núm. Sentencia: 4/2010
  • Núm. Recurso: 27/2009
  • Núm. Cendoj: 31201370022010100008

Encabezamiento

S E N T E N C I A Nº 4/2010

Presidente

D. JOSE FRANCISCO COBO SAENZ

Magistrados

D. RICARDO J. GONZÁLEZ GONZÁLEZ

D. BLANCA GESTO ALONSO

En Pamplona/Iruña , a 13 de enero de 2010 .

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra , compuesta por los Ilmos. Sres. Magistrados que al margen se expresan, ha visto en grado de apelación el Rollo Civil de Sala nº 27/2009 , derivado de los autos de Liquidación sociedad conyugal contencioso nº 325/2008 , del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 3 de Tudela ; siendo partes apelantes y apelados, el demandante D. Hilario , r epresentado por el Procurador D. RAFAEL ORTEGA YAGÜE y asistido por la Letrada Dª Mª SOCORRO DÍEZ OCHOA; y la demandada Dª Justa , representada por la Procuradora Dª CAMINO ROYO BURGOS y asistida por el Letrado D. JESÚS MARÍA ELIA PÉREZ .

Siendo Magistrada Ponente la Ilma. Sra. Dª BLANCA GESTO ALONSO .

Antecedentes

PRIMERO.- Se aceptan los de la sentencia apelada.

SEGUNDO.- Con fecha 26 de septiembre de 2008 , el referido Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 3 de Tudela dictó Sentencia en los autos de Liquidación sociedad conyugal contencioso nº 325/2008 , cuyo fallo es del siguiente tenor literal:

"Estimando parcialmente la demanda formulada por D. Hilario frente a Dña. Justa , debo efectuar los siguientes pronunciamientos:

Declarar que el inventario de la sociedad de conquistas, debe ser el que recoja los extremos en los que ambas partes están de acuerdo y lo que respecto a cada uno de los extremos controvertidos ha sido abordado y decidido en los fundamentos de derecho de esta Sentencia, debiendo ambas partes informarse recíproca y periódicamente de la situación y rendimiento de los bienes cuya posesión y disfrute les ha sido, temporalmente, adjudicada, hasta la efectiva liquidación.

En el Activo debemos incluir las siguientes partidas, a) La vivienda sita en en la calle DIRECCION000 NUM000 de Murchante, (Navarra), siendo ésta una comunidad pro indiviso del Sr. Hilario y de la Sociedad de Conquistas, en un porcentaje de 74.71 % del Sr. Hilario y 25.29 de la Sociedad, incluidas las mejoras de la mencionada vivienda. b) Los objetos, mobiliario y ajuar doméstico existente en dicha vivienda. c) Las mejoras efectuadas en el huerto sito en término Pago Bajo de Murchante, (Navarra), Polígono NUM001 , Parcela NUM002 , a cuenta del Sr. Hilario . d) La deuda del D. Anselmo , hermano del demandante, por la cantidad de 8.640 euros. e) Vehículo Seat Ibiza matrícula ME-....-MZ , f) Vehículo BMW matrícula ZE-....-ZZ , g) Vehículo motocicleta Kawasaki 125 cc.

En el Pasivo debemos incluir la siguiente partida, a) Aportaciones efectuadas por la Sra. Justa por la mitad de la cuota hipotecaria desde el momento de la disolución del la sociedad de conquistas hasta la actualidad, como deuda de dicha sociedad con la Sra. Justa .

Condenar a las dos partes a estar y pasar por este pronunciamiento, todo ello sin expresa condena en costas."

TERCERO.- Notificada dicha resolución, fue apelada en tiempo y forma por la representación procesal de ambas partes, demandante y demandada respectivamente, D. Hilario y Dª Justa .

CUARTO.- Evacuado el traslado para alegaciones, las partes se opusieron al recurso de apelación interpuesto de adverso, solicitando su desestimación con las alegaciones que constan en sus respectivos escritos.

QUINTO.- Admitida dichas apelaciones en ambos efectos y remitidos los autos a la Audiencia Provincial, previo reparto, correspondieron a esta Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra , donde se formó el Rollo de Apelación Civil nº 27/2009 , señalándose el día 6 de noviembre de 2009 para su deliberación y fallo, habiéndose observado las prescripciones legales; con excepción de plazo para dictar sentencia por acumulación de ponencias en esta Sección.

Fundamentos

PRIMERO.- La sentencia de primera instancia cuyo fallo se ha transcrito literalmente en el antecedente de hecho segundo de la presente resolución es recurrida en apelación por la representación procesal de Dª Justa , aduciendo error en la apreciación y valoración de la prueba que le ha llevado al Juez a quo a establecer en la sentencia un porcentaje del 74,71% a favor del Sr. Hilario en la propiedad de la vivienda (que constituyó el domicilio familiar) sita en calle DIRECCION000 nº NUM000 de Murchante, incluidas las mejoras en ella efectuadas; y el restante 25,29% a favor de la sociedad de conquistas; argumentado que el error parte de la estimación de las cantidades aportadas por el demandante Sr. Hilario para la compara de la vivienda; de manera que según sus cálculos debería corresponder un 63,50% al Sr. Hilario y un 36,50% a la sociedad de conquistas.

Por ello, termina suplicando que con estimación del recurso de apelación se dicte sentencia en la que se acuerde que la vivienda objeto de este recurso, sita en Murchante calle DIRECCION000 nº NUM000 , constituye una copropiedad proindiviso de D. Hilario y de la sociedad de conquistas formada por él mismo y Dª Justa , en un porcentaje del 63,50% del Sr. Hilario y 36,50% de la sociedad de conquistas, incluidas las mejoras de la citada vivienda.

También recurre en apelación la representación procesal de D. Hilario , detallando las cantidades que, conforme a su criterio, han sido abonadas por el Sr. Hilario antes del matrimonio, las abonadas durante el matrimonio por la sociedad de conquistas y las abonadas por el Sr. Hilario tras la disolución de la sociedad. Añadiendo que estas últimas cantidades, que cifra en 11.841,90 €, debe contabilizarse como un aumento de su porcentaje privativo sobre la vivienda; llegando así a la conclusión de que sería privativo del Sr. Hilario un 79,68% de la vivienda y ganancial el 19,41% de la misma.

En segundo lugar considera que la indemnización por despido es privativa del Sr. Hilario , ya que sólo será de naturaleza ganancial la parte que corresponda al tiempo trabajado durante la sociedad de conquistas, que en este caso es prácticamente nulo.

Por todo ello termina suplicando que con estimación del recurso de apelación se dicte sentencia declarando que el 79,68% del total de la vivienda es privativa de D. Hilario y el 19,41% ganancial, en correspondencia con las aportaciones. Así como que D. Hilario generó la cantidad percibida en concepto de indemnización por despido en su práctica totalidad con anterioridad a la vigencia de la sociedad de gananciales siendo en esa proporción privativa del Sr. Hilario . Con imposición de costas a la parte adversa.

SEGUNDO.- En relación con el extremo que ambas partes discuten, esto es, las cantidades que ha establecido el Juez a quo con objeto de determinar los porcentajes de propiedad de la vivienda cabe significar que la vivienda ha sido adquirida inicialmente por el Sr. Hilario , si bien con posterioridad parte de los abonos del crédito hipotecario fue hecho desde una cuenta que, a su vez, había pasado de ser privativa del Sr. Hilario , -aunque compartida con su madre-, a ser ganancial, compartida con la Sra. Justa durante el período de vigencia del matrimonio, hasta que volvió a la titularidad originaria, una vez disuelto aquél.

Así, a los efectos de determinar las cuotas de participación en la vivienda, las únicas cantidades que pueden manejarse son las que se deducen de las pruebas presentadas, en concreto, de la escritura de compraventa, y de la documental aportada por Caja Navarra de fecha 3 de julio de 2008, con los movimientos de la cuenta corriente desde la que se efectuaron los pagos mensuales, hasta el momento en el que, como hemos dicho, vuelve a cambiar la titularidad.

Así pues, en relación con la escritura de compraventa, cabe destacar que en aquélla se manifiesta que el vendedor ha recibido del Sr. Hilario 2.000.000 de pesetas (estipulación segunda); que la parte vendedora confiesa haber recibido de la parte compradora la cantidad correspondiente al IVA (estipulación octava); que los derechos de la escritura, sin IVA, ascienden a 66.540 pesetas; y que los honorarios del registrador han sido de 41.027 pesetas. Teniendo en cuenta que el IVA preceptivo es el 7% y se aplica al precio de la vivienda, que es 9.500.000 pesetas; la cantidad resultante de todo ello viene a ser, en efecto, de 2.772.567 pesetas, equivalente a 16.663,46 €.

Por su parte, de los movimientos de la cuenta corriente número NUM003 , empleada para abonar las mensualidades del crédito hipotecario, en la cuenta NUM004 , abierta expresamente para ello, debe señalarse en primer lugar que, conforme a la información suministrada por la entidad bancaria, durante el período comprendido entre la primera mensualidad, de 3 de julio de 1995, hasta el día 2 de mayo de 2003, unos días antes de la celebración del matrimonio -día 17 de mayo de 2003-, según la relación de movimientos citada, la cantidad total abonada por el Sr. Hilario asciende a 31.712,17 €.

Desde esta fecha y hasta la disolución del régimen económico matrimonial, en fecha 21 de febrero de 2008, la sociedad de conquistas aportó durante la vigencia del matrimonio, la cantidad no discutida de 25.138,47 €.

TERCERO.- Así las cosas desde la citada fecha hasta la definitiva cancelación del préstamo, en junio de 2010, las cuotas deberán ser abonadas por el Sr. Hilario ; la cantidad que restaba por abonar era de 11.841,90 €.

Sobre este extremo, manifiesta el apelante, Sr. Hilario , que la citada cantidad debe computarse para determinar el coste total de la vivienda, a efectos del establecimiento de porcentajes. Ciertamente, ello debe admitirse, pues sólo cabe establecer correctamente las cuotas de participación de la vivienda en función de las aportaciones realizadas sobre la totalidad del precio de la misma. De manera que la cantidad que restaba por abonar 11.841,90 € que abonará el Sr. Hilario , debe incrementar su cuota de copropiedad de la vivienda.

Así pues sumando las cantidades de 16.663,46 € más 31.712,17 € más 11.841,90 € (aportaciones privativas del Sr. Hilario ) más 25.138,47 € (cantidad aportada por la sociedad de conquistas), el resultado atribuye una cuota del 70,55% al Sr. Hilario y de 29,45% a la sociedad de conquistas.

CUARTO.- En lo que se refiere al carácter privativo o ganancial de la indemnización por despido improcedente percibida por el Sr. Hilario durante la vigencia del régimen de conquistas, cabe traer a colación la doctrina sentada sobre este extremo por el Tribunal Supremo, y alegada por el recurrente, conforme a la cuál, tras plantear la conflictividad habida sobre la pertenencia o no a la sociedad de gananciales de la susodicha indemnización, concluye que, la indemnización por despido improcedente es una consecuencia económica del trabajo efectuado por el perceptor y por lo tanto, debe seguir el mismo régimen que el salario. Así, si la indemnización se percibió durante la sociedad de gananciales tendrá esta consideración, mientras que si se adquieren con posterioridad a la fecha de la disolución, deben tener la consideración de bienes privativos de quien los percibe.

De todos modos, matiza la jurisprudencia, debería tenerse en cuenta en el cálculo de la concreta cantidad que tiene naturaleza de bien ganancial el porcentaje de la indemnización que corresponda a los años trabajados durante el matrimonio; concretando que, a la vista de que la indemnización por despido se calcula sobre la base del número de años trabajados, no deberían tener naturaleza ganancial las cantidades correspondientes a los años en que no existía la sociedad de gananciales (entre otras Sentencias del Tribunal Supremo de 26-06-2007, 18-03-2008 y 28-05-2008 ).

El Sr. Hilario -según manifiesta- ha trabajado en la empresa Dinamit Mobil Ibérica desde el año 1992. Es despedido en junio de 2003; y contrajo matrimonio con la Sra. Justa el 17 de mayo de 2003; según consta en el documento 4 de la demanda recibió por el despido la indemnización de 31.238,95 € que cobró el 10 de junio, transcurridos 24 días de matrimonio.

Así, conforme a la doctrina transcrita, debe considerarse que la indemnización recibida por el Sr. Hilario al cesar su relación laboral tiene carácter ganancial, si bien sólo en la parte proporcional al tiempo trabajado en la citada empresa constante matrimonio, cantidad que deberá determinarse en ejecución de sentencia. El resto de la cantidad percibida por el Sr. Hilario en concepto de indemnización por despido es privativa del Sr. Hilario .

QUINTO.- Por los argumentos expuestos deben estimarse parcialmente ambos recursos de apelación. Sin imposición de costas en esta segunda instancia, de conformidad con lo prevenido en el art. 398.2 de la LEC .

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.

Fallo

Que estimando parcialmente el recurso de apelación interpuesto por el Procurador D. PEDRO LUIS ARREGUI SALINAS en representación de Dª Justa , frente a la sentencia de fecha 26 de septiembre de 2008 dictada por el Sr. Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 3 de Tudela , en autos de Liquidación sociedad conyugal contencioso nº 325/2008 y, estimando parcialmente el recurso de apelación interpuesto por el Procurador D. JAVIER MARTÍNEZ GONZÁLEZ en representación de D. Hilario , frente a la referida sentencia, debemos revocar parcialmente la sentencia apelada en el siguiente sentido:

La vivienda que figura en el activo sita en la calle DIRECCION000 NUM000 de Murchante Navarra constituye una comunidad proindiviso del Sr. Hilario y de la sociedad de conquistas en un porcentaje del 70,55% del Sr. Hilario y 29,45% de la sociedad de conquistas, incluidas las mejoras de la mencionada vivienda.

La indemnización por despido improcedente percibida por el Sr. Hilario por valor de 31.238,95 € tiene carácter ganancial sólo en la parte proporcional al tiempo trabajado constante matrimonio, cifra que deberá determinarse en ejecución de sentencia. La cantidad restante pertenece con carácter privativo al Sr. Hilario y, en consecuencia, debe figurar en el pasivo de la sociedad de conquistas.

Debiendo confirmarse los restantes pronunciamientos de la sentencia apelada.

Sin imposición de costas en esta segunda instancia.

Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Sociedad de conquistas
Representación procesal
Condominio
Sociedad de gananciales
Copropiedad
Valoración de la prueba
Vivienda familiar
Crédito hipotecario
Cuenta corriente
Cuota de participación
Disolución régimen económico matrimonial
Bienes gananciales
Bienes privativos
Ejecución de sentencia