Sentencia Civil Nº 41/2012, Audiencia Provincial de Tenerife, Sección 1, Rec 123/2011 de 26 de Enero de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Daños causados por la energía nuclear

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    En lo que respecta a los daños causados por la energía nuclear, se atenderá, fundamentalmente, a lo determinado en la Ley 25/1964, de 29 de abril, sobre energía nuclear y la Ley 12/2011, de 27 de mayo, sobre responsabilidad civil por daños nucle...

  • La culpa o dolo en la responsabilidad civil extracontractual

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños pro...

  • Prescripción de la acción de reparación de daños

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    El Art. 1968 ,Código Civil señala que prescriben por el transcurso de un año la acción para exigir la responsabilidad civil por injuria o calumnia, y por las obligaciones derivadas de la culpa o negligencia de que se trata en en el Art. 1902 ,C...

  • La responsabilidad civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños prod...

  • Regulación de la reparación del daño en la responsabilidad civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien se deriven aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños pr...

Ver más documentos relacionados
  • Demanda de juicio verbal por imprudencia médica

    Fecha última revisión: 26/04/2016

    NOTA: En el presente formulario se ejercita acción por responsabilidad civil extracontractual, en reclamación de daños personales que se ejercita contra una un profesional sanitario, y una mutua de manera solidaria. El procedimiento del juicio...

  • Demanda ejecutiva de auto de máxima cuantía (Modelo II)

    Fecha última revisión: 24/05/2016

        NOTA: El auto de cuantía máxima sólo se mantiene cuando se celebre juicio penal recayendo sentencia absolutoria y en casos de fallecimiento (cfr. artículo 13 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro, modificado por la Ley 35/2015,...

  • Modelo de reclamación por accidente previa a la vía judicial

    Fecha última revisión: 25/02/2016

    El asegurador está obligado a satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer la existencia del siniestro y, en su caso, el importe de los daños que resulten del mismo.  A LA COMPAÑÍA DE ...

  • Escritura pública de otorgamiento de poder especial para cobro de una cantidad de dinero

    Fecha última revisión: 27/05/2016

      NOTA: El apoderado ha de rendir cuentas al poderdante de su gestión y es responsable de dicha gestión. Según el art 1.726 CC "El mandatario es responsable, no solamente del dolo, sino también de la culpa, que deberá estimarse con más o meno...

  • Modelo de iniciación del procedimiento de exigencia de responsabilidad

    Fecha última revisión: 19/10/2016

    INICIACIÓN DEL PROCEDIMIENTO Expediente nº: [NUMERO] Interesados: [NOMBRE] Procedimiento: [DESCRIPCION] Asunto: ACUERDO                          VISTA la indemnización concedida a Dº/Dª [NOMBRE], en el expediente de referen...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 26 de Enero de 2012
  • Tribunal: AP - Tenerife
  • Ponente: Fernandez Del Viso Blanco, Modesto Valentin Adolfo
  • Núm. Sentencia: 41/2012
  • Núm. Recurso: 123/2011
  • Núm. Cendoj: 38038370012012100026

Encabezamiento

SENTENCIA

Rollo no 123/2011

Autos no 1502/2008

Jdo. 1a Inst. no 6 de Santa Cruz de Tenerife

Iltmos. Sres.

Presidente:

D. JOSÉ RAMÓN NAVARRO MIRANDA

Magistrados:

D. EUGENIO DOBARRO RAMOS

D. MODESTO FERNÁNDEZ DEL VISO BLANCO

En Santa Cruz de Tenerife, a veintiseis de Enero de dos mil doce

Visto por los Iltmos. Sres. Magistrados arriba expresados el presente recurso de apelación interpuesto por las representaciones de la Entidad Liberty Seguros S.A., Da. Sandra , Da María Inés y D. Leopoldo , contra la sentencia de fecha 8 de Febrero de 2010, dictada en los autos de no 1502/2008, seguidos ante el Juzgado de Primera Instancia no6 de Santa Cruz de Tenerife, promovidos por D. Leopoldo representado por la Procuradora Da Elena Rodríguez de Azero, y dirigido por la letrado, Da. Maria del Carmen Arozena abad, contra Da. María Inés y Liberty Seguros, representado por la Procuradora Da. Rocio Garcia Romero y dirigidos por el Letrado D. Leopoldo Escobar; demanda a la que se acumuló la no1608/2008, presentada por Da. Sandra , representada por la priocuradora Da Rocio Garcis Romero, y dirigida por el Letrado D. Leopoldo Martínez de Azagra, contra D. Leopoldo , D. Marino y la entidad aseguradora Vitalicio, declarada en rebeldia; han pronunciado, en nombre de S.M. EL REY, la presente sentencia siendo Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. MODESTO FERNÁNDEZ DEL VISO BLANCO, con base en los siguientes:

Antecedentes

PRIMERO.- En los autos indicados la Iltma. Sra. Magistrado Juez Dna. Ma del Carmen Serrano Moreno, dictó sentencia el 8 de Febrero de 2010 , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente:

"FALLO: QUE DEBO DESESTIMAR Y DESESTIMO LA DEMANDA INTERPUESTA POR D. Leopoldo , CONTRAa María Inés Y LIBERTY SEGUROS, ABSOLVIENDO A LOS DEMANDADOS DE LOS PEDIMENTOS DE CONTRARIO Y CON CONDENA A LA PARTE ACTORA"

QUE DEBO DESESTIMAR Y DESESTIMO LA DEMADA INTERPUESTA POR Do Sandra CONTRA D. Leopoldo , D. Marino Y ENTIDAD ASEGURADORA VITALICIO. ABOSOLVIENDO A LOS DEMANDADOS DE LOS PEDIMENTOS DE CONTRARIO Y CON CONDENA EN COSTAS A LA PARTE ACTORA".

SEGUNDO.- Notificada la sentencia a las partes en legal forma, por la representaciónes arriba indicadas, se prepararon los recursos de apelación, se interpuso el mismo, evacuándose el respectivo traslado, formulándose oposición, remitiéndose seguidamente las actuaciones a esta Sección.

TERCERO.- Iniciada la alzada y seguidos todos sus trámites, se senaló día y hora para la votación y fallo, que tuvo lugar el día 17 de Enero de 2012.

CUARTO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.

Fundamentos

PRIMERO.- En el supuesto sometido a revisión, constituye el motivo principal de los recursos interpuestos frente a la sentencia recurrida, desestimatoria de las pretensiones articuladas en las respectivas demandadas, en resumen de las alegaciones expresadas en los escritos de interposición, la discrepancia con la apreciación de los hechos y sus circunstancias efectuada por la sentencia recurrida, esencialmente en contra de la no imputación de responsabilidad a ninguno de los conductores de los vehículos intervinientes.

SEGUNDO.- En este particular, debe decirse que la actividad probatoria desarrollada en el proceso, sobre la que debaten los recurrentes, no es lo suficientemente concluyente respecto de las circunstancias del accidente, como aducen, porque las alegaciones respectivas en el sentido favorable para sus intereses se basan en su propia apreciación de los hechos en sentido divergente de la apreciación manifestada por la otra parte en el procedimiento, dependiendo ambas, además, del momento en que efectivamente se aproximaron los vehículos el uno al otro, lo que no es posible conocer, y por ello, tampoco, si uno de ellos, y cuál, invadió el carril del otro.

Así es, pues debe significarse que no se han aportado al procedimiento, como a las partes obliga el art. 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , datos objetivados, y recogidos con la máxima inmediación al hecho de la colisión, de manera que fuera posible asegurar de manera consistente la situación y acción de los conductores y su ajuste o desajuste a lo reglamentado, pues a pesar de los vestigios de la colisión -en los vehículos solamente, no en la calzada-, las circunstancias exactas de la acción aquí no pueden conocerse con el rigor necesario, y ello impide razonablemente determinar cual sea la causa eficiente de la colisión como requiere la imputación de responsabilidad.

No puede oponerse a estas consideraciones precisamente el resultado que proporciona el atestado instruido por la Policía Local, pues se limita a recoger las manifestaciones de los conductores, cada una tan verosímil como contradictoria con la contraria, relatando que se ignora cual de los dos vehículos se encontraba posicionado con anterioridad respecto del que circulaba más retrasado, de modo que del atestado no puede inferirse una concreta atribución de culpa, ya que es de pura referencia al no haber presenciado la colisión.

Por otro lado al resultado de la prueba pericial tampoco puede dársele el valor pretendido porque parte de hipótesis y suposiciones primordialmente especulativas, de modo que no tiene más valor que el subjetivo de su autor, pero con ello nada se resuelve, ni tampoco con la localización de los danos porque no puede tenerse por determinante.

Con la falta de datos objetivos, tampoco es suficiente que en la vista aparezcan dos testigos que manifiestan ir detrás, que además ninguno de los cuales figura como presente en el atestado, lo que, cuando menos ya les resta credibilidad.

Por ello, después del examen de lo actuado en el procedimiento, la Sala no puede sino compartir la apreciación de la sentencia recurrida, teniendo en cuenta las dificultades y posibilidades probatorias, dificultades que se dan particularmente en los accidentes de tráfico, pues debe recordarse que la valoración de la prueba es una función propia del juzgador de instancia fundamentada en el principio de inmediación ( artículos 137 y 289 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ), cuya apreciación realizada de conformidad con el principio de libre valoración ( artículos 316 , 348 y 376 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ) debe mantenerse a no ser que sus razonamientos y conclusiones sean ilógicos, arbitrarios o contraria a derecho, sin que pueda pretenderse la sustitución de la apreciación imparcial y objetiva del juzgador "a quo" por una interpretación subjetiva e interesada de la parte recurrente, ya que en realidad no se encuentra ninguna diligencia relevante que desvirtúe la apreciación de la sentencia apelada en relación con los hechos.

En definitiva, de esta precariedad probatoria deriva en realidad la imposibilidad de conocer con el rigor exigible las circunstancias exactas del accidente y determinar con exactitud la causa adecuada y eficiente del mismo, lo que excluye la imputación a uno u otro de los conductores implicados, de modo que no es posible, tratándose de danos materiales, obviar la exigencia de la acreditación del presupuesto fáctico necesario para la imputación de responsabilidad, conforme al art., 1902 del Código Civil , tal y como dispone el art. 1, al que remite el art. 6, de la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor , en la redacción dada por la Ley 30/1995, por lo que no hay términos hábiles para la estimación de ninguna de las demandas como se pretende, de modo que no se encuentran motivos para revocar la sentencia apelada, siendo lo procedente su confirmación.

TERCERO.- Lo anteriormente considerado conduce a la desestimación de los recursos interpuestos, lo que determina que sea lo procedente hacer imposición expresa de las costas generadas por los recursos a cada parte respectiva, de conformidad con lo dispuesto en el art. 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil .

Fallo

1. Desestimar el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de la companía aseguradora Liberty Seguros, S.A., Da. Sandra y Da María Inés , contra la sentencia dictada en el presente procedimiento, y desestimar igualmente el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de don Leopoldo ; confirmando la resolución apelada.

2. Disponer en cuanto a costas lo consignado en el fundamento cuarto.

Procédase a dar al depósito el destino previsto de conformidad con lo dispuesto en la Disposición Adicional Decimoquinta de la L.O.P.J ., si se hubiera constituido.

Devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia con testimonio de la presente resolución, para su ejecución y cumplimiento y demás efectos legales.

Así, por esta nuestra Sentencia, contra la que caben recurso extraordinario por infracción procesal y recurso de casación, podrán interponerse ante esta Sala en el plazo de veinte días, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Responsabilidad
Accidente
Culpa
Prueba pericial
Valoración de la prueba
Responsabilidad civil