Sentencia Civil Nº 448/2012, Audiencia Provincial de Madrid, Sección 13, Rec 884/2011 de 07 de Septiembre de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Cuestiones generales sobre la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 07/06/2017

    Regula los derechos básicos de los consumidores y usuarios, las asociaciones de consumidores y usuarios, la potestad sancionadora en materia de consumo, los procedimientos judiciales y extrajudiciales de protección de los consumidores y usuarios, l...

  • Los contratos de los consumidores y usuarios y sus garantías

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 21/07/2017

    Se entiende por contratos con consumidores y usuarios los realizados entre un consumidor o usuario y un empresario.Aquellos contratos que incorporen condiciones generales de la contratación estarán sometidos además de a la RDLeg. 1/2007 de 16 de N...

  • Regulación de la resolución como causa de extinción de los contratos

    Órden: Civil Fecha última revisión: 23/09/2016

    La resolución supone la extinción de una relación contractual que puede derivar de la declaración de voluntad de una de las partes contratantes o de una actuación judicial, debiendo estar fundada, en todo momento, en aquellos supuestos previstos...

  • Control de cláusulas predispuestas en contratos entre empresarios

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 14/06/2017

    A las cláusulas predispuestas en contratos entre empresarios les resultará de aplicación las reglas generales de la contratación negociada derivadas del Código Civil y Código Mercantil, así como el denominado control de incorporación o inclus...

  • Las condiciones generales de los contratos

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 26/11/2012

    Las Condiciones Generales de la Contratación son aquellas cláusulas contractuales que están predispuestas, es decir, se imponen por una de las partes, con independencia de su autoría material, de su apariencia externa, de su extensión o de c...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 07 de Septiembre de 2012
  • Tribunal: AP - Madrid
  • Ponente: Gonzalez Olleros, Jose
  • Núm. Sentencia: 448/2012
  • Núm. Recurso: 884/2011
  • Núm. Cendoj: 28079370132012100435

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 13

MADRID

SENTENCIA: 00448/2012

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

Sección 13

1280A

FERRAZ 41

Tfno.: 91-4933964/6/3909/11 Fax: 91-493.39.10

N.I.G. 28000 1 0011342 /2011

Rollo: RECURSO DE APELACION 884 /2011 UNIPERSONAL

Proc. Origen: JUICIO VERBAL 239 /2011

Órgano Procedencia: JDO. 1A.INST.E INSTRUCCION N. 4 de LEGANES

De: TELECTRA CENTRO, S.A.

Procurador: JOSE MANUEL VILLASANTE GARCIA

Contra: KOMPASS SPAIN S.L.U., COFACE SERVICIOS ESPAÑA, S.L.U.

Procurador: JUAN LUIS CARDENAS PORRAS, SIN PROFESIONAL ASIGNADO

Seccion Decimotercera. Resolución Unipersonal

Magistrado: ILMO. SR. D. JOSÉ GONZÁLEZ OLLEROS

SENTENCIA

En Madrid, a siete de septiembre de dos mil doce. La Sección Decimotercera de la Audiencia Provincial de Madrid Unipersonal, ha visto en grado de apelación los autos de Juicio Verbal sobre reclamación de cantidad, procedentes del Juzgado de 1ª Instancia nº 4 de los de Leganés, seguidos entre partes, de una, como demandante-apelada KOMPASS SPAIN, S.L. (antes COFACE SERVICIOS ESPAÑA SLU), representado por el Procurador D. Luan Luis Cardenas Porras y asistido de la Letrada Dª Teresa Belart Calvet, de otra, como demandado-apelante TELELECTRA CENTRO S.A. , representado por el Procurador D. José Manuel Villasante García y asistido del Letrado D. Alfonso Fano Rodríguez.

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 4, de los de Leganés, en fecha seis de julio de dos mil once, se dictó sentencia , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que estimando como estimo la demanda formulada por COFACE SERVICIOS ESPAÑA SLU representada por la procuradora Sra. Hurtado Portellano contra TELELECTRA CENTRO S.A. debo condenar y condeno a la referida demandada a abonar a la actora la cantidad de 2366,40 más los intereses legales de demora previstos en la ley 3/2004 desde la interposición de la demanda y al pago de las costas.".

SEGUNDO.- Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por la parte demandada, que fue admitido en ambos efectos, del cual se dio traslado a la parte apelada, elevándose los autos ante esta Sección en fecha trece de diciembre de 2011 , para resolver el recurso.

TERCERO.- Recibidos los autos en esta Sección, se formó el oportuno Rollo turnándose su conocimiento, a tenor de la norma preestablecida en esta Sección de reparto de Asuntos, y conforme dispone la Ley de Enjuiciamiento Civil, quedó pendiente para la correspondiente resolución el día cinco de septiembre de dos mil doce .

CUARTO.- En la tramitación del presente recurso se han observado todas las disposiciones legales.

Fundamentos

PRIMERO.- Por la representación de la apelante Electra Centro S.A., demandada en primera instancia se interpone recurso contra la sentencia dictada por la Ilma. Sra. Magistrado Juez de 1ª inscia. nº 4 de Leganes con fecha 6 de julio de 2.011 , estimatoria de la demanda de reclamación de cantidad interpuesta por la actora y hoy apelada Coface Servicios España SLU, con base en las alegaciones que luego se expondrán.

SEGUNDO.- Sucintamente en la demanda iniciadora del procedimiento la actora exponía que con fecha 18 de octubre de 2.007 la demandada contrató con Compás Internacional Neuschwander S.A. (luego adquirida por lo actora) unos servicios de publicidad según la Hoja de pedido que acompañaba y que como consecuencia de los mismos le adeudaba la cantidad de 2.366,40 euros que reclamaba.

La demandada se opuso alegando que nunca firmó las condiciones generales que figuraban al dorso de la hoja de pedido según las cuales el contrato se suscribía por 12 meses prorrogables hasta 36, por lo que habiendo comunicado a la actora el 10 de octubre de 2.008 su decisión de no prorrogar el segundo año nada adeudaba. Que la demandada hasta cinco meses después (el 23 de marzo de 2.009) no contestó diciendo que no accedía a la anulación del contrato por haberse efectuado extemporáneamente, y luego en carta de 26 de marzo de 2.010 que había procedido a anular el contrato para el tercer periodo. Que además la actora había incumplido el contrato al no remitir hasta el mes de junio las pruebas de imprenta correspondientes al primer año con el fin de actualizar los datos de la demandada antes de publicarlos.

La Juzgadora de instancia estimó la demanda.

TERCERO.- Esta Sala una vez revisadas las pruebas practicadas, esencialmente la documental aportada, muestra su conformidad con los razonamientos y conclusiones de la Juzgadora de instancia. En efecto, tal y como opone la apelada, son tres los motivos en los que la apelante centra su recurso: en primer termino el desconocimiento o falta de aceptación de las condiciones generales que figuran al dorso de la Hoja de pedido (documento contractual entre las partes); en segundo lugar el supuesto incumplimiento de la demandante; y en tercer y ultimo lugar la nulidad de las condiciones generales del contrato por ser contrarias a la Ley General de Consumidores y Usuarios. Respecto de la primera cuestión, para invocar la nulidad de las referidas Condiciones Generales la apelante aduce en primer termino que tales condiciones no fueron negociadas, aceptadas ni firmadas, como se desprende del hecho de que las mismas se encuentran al dorso de la hoja de pedido, después del lugar destinado a la firma del contrato, y en caracteres mas reducidos y por ello conforme a la Ley 7/98 de 13 de abril son nulas, o subsidiariamente el párrafo cuarto de la Condición General 1ª contrario a lo dispuesto en el art. 1.256 del C.C ., por lo que la resolución del contrato para el segundo año o periodo fue hecha válidamente.

Es verdad que el art. 1.1 de la Ley sobre las Condiciones Generales de la Contratación dispone que "Son condiciones generales de la contratación las cláusulas predispuestas cuya incorporación al contrato sea impuesta por una de las partes, con independencia de la autoría material de las mismas, de su apariencia externa, de su extensión y de cualesquiera otras circunstancias, habiendo sido redactadas con la finalidad de ser incorporadas a una pluralidad de contratos", y el art. 5.1 que "Las condiciones generales pasarán a formar parte del contrato cuando se acepte por el adherente su incorporación al mismo y sea firmado por todos los contratantes. Todo contrato deberá hacer referencia a las condiciones generales incorporadas. No podrá entenderse que ha habido aceptación de la incorporación de las condiciones generales al contrato cuando el predisponente no haya informado expresamente al adherente acerca de su existencia y no le haya facilitado un ejemplar de las mismas", pero como la misma Ley establece en su Preámbulo, aunque una cláusula es condición general cuando está predispuesta e incorporada a una pluralidad de contratos exclusivamente por una de las partes, no por ello tiene por qué ser calificada de abusiva, pues ello solo tiene lugar cuando la misma va en contra de las exigencias de la buena fe, causa en detrimento del consumidor y un desequilibrio importante e injustificado de las obligaciones contractuales, debiendo tenerse en cuenta en cada caso las características específicas de la contratación entre empresas, y en el presente caso, tal y como opone la apelada, la Hoja de Pedido (o contrato) fue debidamente firmada por la apelante y en ella de manera claramente legible, en letra negrilla, e inmediatamente después del lugar destinado a la firma consta que "Esta orden de pedido se rige por las condiciones que figuran al dorso y que el firmante declara conocerlas y aceptarlas en su totalidad, por lo que en modo alguno puede ampararse para pedir la nulidad en el desconocimiento, falta de aceptación y firma de tales condiciones. Pero es que además, como también opone la apelada, resulta sorprendente que la demandada en ejercicios anteriores hubiera contratado los mismos servicios de publicidad, en las mismas condiciones sin poner objeción alguna. Y si ello es así, tampoco puede esgrimirse para la validad resolución del contrato el art. 1.256 del C.C ., pues como dice la S.T.S. de 19 de febrero de 2.010 recogiendo otras precedentes, una cláusula que obligue a una de las partes contratantes a seguir los dictados de la otra nunca puede entenderse en términos tan amplios que entre en contradicción con el art. 1.256 del C.C . Como consecuencia de lo expuesto, tampoco puede considerarse nulo el párrafo cuarto de la Condición General 1ª según el cual en los casos de contratos para tres ediciones, como es el caso de autos, se podrá proceder a la anulación de la segunda edición siempre que se envíe una notificación fehaciente con un mínimo de dos meses de antelación antes de la fecha aniversario. Dicha cláusula además de haber sido firmada y por ello perfectamente conocida por la apelante, es una cláusula normal en este tipo de contratos y por ello no puede ser calificada de abusiva y contraria a lo dispuesto en el art. 1.256 del C.C .

CUARTO.- En la segunda de las alegaciones o motivos la apelante insiste en el cumplimiento defectuoso del contrato como causa de valida resolución y por tanto de inexigibilidad de la reclamación con base en el art. 1.124 del C.C . por cuanto la actora incumplió su obligación de enviar las pruebas de imprenta para el primer año, ya que en lugar de hacerlo en el mes de noviembre de 2.007 no las envió hasta el mes de junio de 2.008.

El motivo debe ser igualmente rechazado. No cabe la menor duda de que en este tipo de contratos en los que existen reciprocas prestaciones para cada parte, el art.1.124 del C.C . autoriza a resolverlos cuando uno de los obligados no cumple lo que le incumbe, pudiendo el perjudicado optar por exigir entre el cumplimiento o la resolución del contrato con el resarcimiento de daños y perjuicios en ambos casos. Por su parte el otro contratante puede oponer el incumplimiento del contrato (exceptio no adimpleti contractus) que también le autoriza a resolverlo, o el defectuoso cumplimiento del mismo, que solamente el faculta para pedir una rebaja o reducción del precio. En el presente caso, la misma apelante, solamente hace referencia al cumplimiento defectuoso, por lo que la petición de resolución resulta improcedente y no existe por parte de la demandada petición de rebaja alguna del precio pactado para el primer año o edición que fue satisfecho en su día íntegramente, sin la menor objeción por la demandada, siendo ahora cuando la actor reclama el precio de la segunda anualidad o periodo, cuando la apelante invoca un incumplimiento contractual que afectaría en su caso al pago del precio correspondiente a la primera anualidad. Pero es que además en la cláusula 2 de las Condiciones generales del contrato expresamente se dice que la actora "no se compromete el envío de las pruebas de imprenta porque en función de la fecha de la firma de orden de pedido puede hacer imposible el envío de tal prueba" por lo que, aún el en caso de admitir que la carta de 25 de junio de 2.008 en la que la actora pide disculpas por el retraso en el envío de la documentación (sin hacer referencia por tanto a las pruebas de imprenta), no podría admitirse que dicho retraso fuera causa suficiente y bastante para acceder a la resolución del contrato en el segundo periodo.

QUINTO.- En la tercera y ultima alegación o motivo insiste nuevamente en la nulidad de las condiciones generales por ser contrarias a la Ley de las Condiciones Generales de la Contratación con independencia de la no aplicabilidad de la Ley General de los Consumidores.

Para rechazarla nos remitimos a lo expuesto en el Fº. Jº. Tercero de esta sentencia y compartimos con la Juzgadora de instancia la no aplicabilidad al caso de la Ley General de los Derechos de los Consumidores y Usuarios dada la ausencia de la cualidad de consumidor de ambas partes.

SEXTO.- Por disposición del art. 398 de la L.E.C . las costas de este recurso deberán ser impuestas a la apelante.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general aplicación.

Fallo

Que desestimando como desestimo el recurso de apelación interpuesto por el Procurador D. José Manuel Villasante García en nombre y representación de Telectra Centro S.A. contra la sentencia dictada por la Ilma. Sra. Magistrado Juez de 1ª inscia. nº 4 de Leganes con fecha 6 de junio de 2.011, de la que el presente Rollo dimana, debo confirmarla y la confirmo, con imposición a la apelante de las costas causadas por este recurso.

Al notificarse esta resolución instrúyase a las partes si es o no firme y, en su caso, los recursos que pudieran caber contra la misma, de conformidad con lo dispuesto en al artículo 248-4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial .

Así por nuestra sentencia, de la que se unirá certificación literal al Rollo de Sala nº 884/11 lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION.- Firmada la anterior resolución es entregada en esta Secretaría para su notificación, dándose publicidad en legal forma, y se expide certificación literal de la misma para su unión al rollo. Certifico

Condiciones generales de la contratación
Resolución de los contratos
Reclamación de cantidad
Práctica de la prueba
Consumidores y usuarios
Partes del contrato
Buena fe
Obligación contractual
Incumplimiento defectuoso
Incumplimiento del contrato
Resarcimiento de daños y perjuicios
Derechos de los consumidores y usuarios