Sentencia Civil Nº 49/2012, Audiencia Provincial de Castellon, Sección 3, Rec 470/2011 de 01 de Febrero de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Fase de alegaciones del proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

    El Capítulo I del Título II del Libro II de la Ley de Enjuiciamiento Civil (Art. 399-413 ,LECiv), bajo la rúbrica de "De las alegaciones iniciales", se ocupa de regular la demanda, la contestación a esta, la reconvención y los efectos de pendenc...

  • La contestación a la demanda en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 03/05/2017

    La contestación a la demanda es el acto procesal que realiza el demandado. En ella, da respuesta a la pretensión del demandante.Tras la reforma suscitada en el año  2015, con la Ley 42/2015, tanto en el procedimiento verbal, como en el juicio ord...

  • Contrato de comisión

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 16/10/2017

    El contrato de comisión es considerado por nuestro Real decreto de 22 de agosto de 1885 por el que se publica el Código de Comercio. como un contrato de mandato mercantil, y la actividad que ha de constituir el objeto del contrato es el de un traba...

  • Los procesos declarativos: el juicio ordinario y el juicio verbal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 08/06/2016

     Los Art. 248-516 ,LECiv integran el Libro II de la referida norma, titulado "De los procesos declarativos". Según dispone el Art. 248 ,LECiv  pertenecen a la clase de los procesos declarativos el juicio ordinario y el  juicio verbal.    El ...

  • La audiencia previa del juicio ordinario

    Órden: Civil Fecha última revisión: 27/04/2017

    La audiencia previa al juicio ordinario es un trámite para intentar acuerdo o transacción entre las partes, examinar cuestiones procesales, fijar  el objeto del proceso y extremos controvertidos y, en su caso, proponer y admitir prueba. Dentro de...

Ver más documentos relacionados
  • Escrito de un interesado requiriendo que sea reclamado testamento cerrado

    Fecha última revisión: 04/04/2016

    NOTA: El procedimiento del juicio verbal sufre importantes cambios, con la reforma hecha por la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil. La demanda sucinta solo se podrá presentar en los jui...

  • Demanda de reclamación de daños por obras en una finca contigua

    Fecha última revisión: 26/04/2016

    NOTA: El procedimiento del juicio verbal sufre importantes cambios, con la reforma hecha por la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil. La demanda sucinta solo se podrá presentar en los jui...

  • Contrato de obra con suministro de materiales

    Fecha última revisión: 13/04/2016

    NOTA: El arrendamiento de obra tiene una regulación en el Código Civil, en concreto en el título VI, capítulo III "Del arrendamiento de obras y servicios". La materia con la que se ejecutará la obra, puede ser suministrada por el comitente o po...

  • Formulario de contestación a reconvención alegando obras en finca colindante.

    Fecha última revisión: 15/06/2017

    AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA NÚM. [NUMERO] DE [LOCALIDAD]Procedimiento [DESCRIPCION]Autos [NUMERO]/[NUMERO]Don/ Doña [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales, en nombre y representación de Don/ Doña [NOMBRE_CLIENTE], tal y com...

  • Contestación a la demanda sobre reclamación de cantidad, formulando reconvención

    Fecha última revisión: 23/05/2016

    NOTA: Los artículos 1156 y 1157 del Código Civil disponen que "Las obligaciones se extinguen: Por el pago o cumplimiento.(...)" y que "no se entenderá pagada una deuda sino cuando completamente se hubiese entregado la cosa o hecho la prestació...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 01 de Febrero de 2012
  • Tribunal: AP - Castellon
  • Ponente: Marco Cos, Jose Manuel
  • Núm. Sentencia: 49/2012
  • Núm. Recurso: 470/2011
  • Núm. Cendoj: 12040370032012100039

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL DE CASTELLÓN

SECCIÓN TERCERA

Rollo de apelación civil número 470 de 2011

Juzgado de 1ª Instancia número 4 de Vinaròs

Juicio Ordinario número 450 de 2009

SENTENCIA NÚM. 49 de 2012

Ilmos. Sres.:

Presidente:

Don JOSÉ MANUEL MARCO COS

Magistrados:

Doña ADELA BARDÓN MARTÍNEZ

Don RAFAEL GIMÉNEZ RAMÓN

___________________________________

En la Ciudad de Castellón, a uno de febrero de dos mil doce.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Castellón, constituida con los Ilmos. Sres. referenciados al margen, ha visto el presente recurso de apelación, en ambos efectos, interpuesto contra la Sentencia dictada el día treinta y uno de mayo de dos mil once por la Ilma. Sra. Magistrada Juez del Juzgado de 1ª Instancia número 4 de Vinaròs en los autos de Juicio Ordinario seguidos en dicho Juzgado con el número 450 de 2009.

Han sido partes en el recurso, como apelante, Josefa Martí Vea S.L., representado/a por el/a Procurador/a D/ª. Alicia Ballester Ferreres y defendido/a por el/a Letrado/a D/ª. Juan Pascual Sorli Achell, y como apelados, Don Edemiro y Doña Palmira , representado/a por el/a Procurador/a D/ª. Mónica Flor Martínez y defendido/a por el/a Letrado/a D/ª. María José Comes Moret.

Es Magistrado Ponente el Ilmo. Sr. D. JOSÉ MANUEL MARCO COS.

Antecedentes

PRIMERO.- El Fallo de la Sentencia apelada literalmente establece: " ESTIMO PARCIALMENTE LA DEMANDA interpuesta por la procuradora A. Ballester, en representación de la mercantil JOSEFA MARTÍ VEA SL y CONDENO a D. Edemiro y Dª Palmira a pagar de manera solidaria a la actora la cantidad de 11.664,4 € (ONCE MIL SEISCIENTOS SESENTA Y CUATRO EUROS CON CUARENTA CÉNTIMOS) como principal.

No se imponen las costas de esta instancia a ninguna de las partes.-"

SEGUNDO.- Notificada dicha Sentencia a las partes, por la representación procesal de Josefa Martí Vea S.L., se preparó en tiempo y forma recurso de apelación contra la misma, y una vez admitido a trámite, se interpuso recurso en el plazo conferido al efecto y mediante escrito razonado, solicitando se dicte sentencia de conformidad con el suplico de la demanda, de cuya cantidad total reclamada se deducirán 500 €, es decir, condenando a los demandados a abonar a la apelante la total suma de 47.578'97 € con más las costas de primera instancia.

Se dio traslado a la parte contraria, que presentó escrito oponiéndose al recurso, solicitando que se dicte sentencia confirmando la dictada en primera instancia, con condena en costas de ambas instancias a la parte apelante.

TERCERO.- Se remitieron los autos a la Audiencia Provincial, que tras tener entrada en el Registro General el día 29 de agosto de 2011 correspondiendo su conocimiento a esta Sección Tercera, en virtud del reparto de asuntos. Por Diligencia de Ordenación de fecha 8 de septiembre de 2011 se formó el presente Rollo y se designó Magistrado Ponente, se tuvieron por personadas las partes y por Providencia de fecha 22 de diciembre de 2011 se señaló para la deliberación y votación del recurso el día 26 de enero de 2012 que, tras dejarse sin efecto ante la falta en autos de los informes periciales integrantes de la prueba practicada, fue fijado el día 31 de enero de 2012, una vez que se aportó al proceso copia de los mismos.

CUARTO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales de orden procesal.

Fundamentos

SE ACEPTAN los expuestos en la Sentencia apelada, A EXCEPCIÓN del particular con arreglo al cual corresponde a los demandados dueños de la obra, por los defectos en alicatados de ducha y baño, además de una indemnización de 500 euros por deterioro estético, 250 euros para remate y limpieza.

PRIMERO.- Josefa Martí Vea S.L. formuló demanda de reclamación de cantidad contra Don Edemiro y Doña Palmira , reclamándoles el pago de 48.078,97 euros en concepto de precio pendiente de pago de los trabajos ejecutados por la demandante en la construcción de la vivienda de los demandados sita en calle DIRECCION000 , NUM000 en la Urbanización DIRECCION001 de Vinaròs. Se opusieron los demandados alegando que el importe reclamado era excesivo y que había de tenerse en cuenta la existencia de deficiencias, por lo que los gastos necesarios para su reparación deberían detraerse de la cantidad que en su caso debieran, por lo que pidieron la desestimación de la demanda.

La juez de primer grado ha acogido solamente en parte las peticiones contenidas en el escrito rector del proceso y ha condenado al los demandados al pago de 11.664,4 euros, por entender que ésta es la cantidad adeudada.

Contra esta sentencia apela la parte actora, que pide que se estime la demanda, si bien deduciendo del principal reclamado 500 € en concepto de indemnización por el defecto estético que afecta al alicatado de la ducha de la planta baja y a los baños de la primera planta, por lo que termina pidiendo que la sentencia que se dicte en esta alzada condene a los demandados al pago de 47.578'97 €.

SEGUNDO.- No se discute por las partes que el sistema por el que las partes acordaron que se rigiera la fijación del precio de los trabajos ejecutados por la parte actora fuera el llamado de administración, mediante el cual el contratista se obliga, no sólo a la ejecución de la obra, sino también a la adquisición por cuenta del comitente de los materiales necesarios -si se ha convenido-, así como a las gestiones o provisiones necesarias para llevar aquélla a buen término, y el precio se calcula en función de las horas de trabajo invertidas, más el precio de los materiales. No hay, por lo tanto, presupuesto al que deban ajustarse las partes.

En el escrito inicial del proceso reclamaba la parte actora 44,80 € en concepto de resto pendiente del principal de un pagaré por 11.044,8 €, 582,95 € por los gastos de devolución de dicho efecto, 14.554 € por el impago de otro efecto cambiario, 753,83 € por gastos de devolución de éste y otros 46.143,39 € correspondientes a las facturas aportadas como documentos 9, 10 y 11, la suma. Reconocía la demandante el pago de 14.000 euros, por lo que reclamaba la suma total de 48.078,97 €. Los demandados opusieron tanto el exceso de la cantidad reclamada en concepto de obra ejecutada, como la existencia de defectos, el precio de cuya subsanación o la indemnización correspondiente a los mismos habría de tenerse en cuenta al fijar la suma que en definitiva pudieran adeudar, si bien pedían una sentencia absolutoria, por entender que ya habían satisfecho las cantidades correspondientes al precio de la obra efectivamente llevada a cabo por la mercantil demandante.

Por lo tanto, una de las vertientes de la oposición a la demanda venía constituida por la compensación que, a criterio de los demandantes, debería llevarse a cabo entre la cantidad que en su caso pudieran adeudar y la correspondiente bien a la subsanación de los defectos que denunciaban, bien a la indemnización por los mismos. Y en su sentencia esto es lo que hace la juez de instancia, puesto que deduce 2.150 euros de la cantidad que entiende resta pendiente de pago por las obras ejecutadas, basando dicha deducción en que tal es el valor los defectos soportados por los demandados a causa del mal hacer de la demandante.

Es el momento de recordar que el art. 408.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil dispone que " Si, frente a la pretensión actora de condena al pago de cantidad de dinero, el demandado alegare la existencia de crédito compensable, dicha alegación podrá ser controvertida por el actor en la forma prevenida para la contestación a la reconvención, aunque el demandado sólo pretendiese su absolución y no la condena al saldo que a su favor pudiera resultar ".

En el presente caso, en la oposición a la demanda se venia a invocar la compensación por el motivo ya expresado y en la resolución recurrida se ha procedido a la compensación entre la cantidad pendiente de pago y aquélla en que se han valorado las deficiencias constructivas. Y se ha hecho sin dar ocasión al demandante a oponerse en la forma prevenida para la contestación a la reconvención. Sin embargo, ninguna consecuencia ha de acarrear esta irregularidad, que no ha sido puesta de manifiesto por ninguna de las partes, singularmente por la parte actora, que no ha echado de menos que no se le diera ocasión de oponerse a la compensación. No obstante, el visionado y audición de la grabación de la audiencia previa permite comprobar que el letrado de la parte actora realizó algunas alegaciones en relación con la vertiente de la oposición a la demanda que hacía referencia a la existencia de deficiencias constructivas.

1. La partida más importante de las reclamadas por la demandante es la que, por importe de 46.143,39 euros, corresponde a las facturas contenidas en los documentos 9, 10 y 11 de los acompañados a la demanda, correspondientes a los folios 51 al 58 del procedimiento y a los meses de noviembre de 2008 y enero y febrero de 2009. Los demandados basaron el impago de dichos importes en que ya habían satisfecho el importe de los trabajos ejecutados por la parte actora.

Sobre la adecuación de los importes consignados en dichas facturas se ha practicado prueba pericial consistente en sendos informes, emitidos uno de ellos por el arquitecto superior Don Jose Miguel y el otro por el también arquitecto superior Don Miguel Ángel .

Siendo distinto el contenido de cada una de dichas pericias, ha de tenerse en cuenta que es innegable el interés de la prueba pericial en casos como el presente, pues la misma, regulada en los artículos 335 y ss. LEC , tiene por objeto ilustrar al Juzgador acerca de determinadas materias que, por la especificidad de las mismas, requieren unos conocimientos especializados de los técnicos en tales ámbitos del conocimiento y de los que, como norma general, carece el órgano jurisdiccional. Así resulta del contenido del art. 335 LEC 2000 (" Cuando sean necesarios conocimientos científicos, artísticos, técnicos o prácticos para valorar hechos o circunstancias relevantes en el asunto o adquirir certeza sobre ellos ..."). Debe ser valorada con arreglo a las reglas de la sana crítica, tal como dispone el artículo 348 LEC 2000 y cuando los informes puestos a disposición del tribunal son varios y no coincidentes, la opción por uno u otro de ellos, en todo o en parte, deberá ir sustentada en la correspondiente explicación.

Pues bien, al proceder a la valoración de ambas pericias, la juez de instancia ha explicado de forma suficiente por qué opta por atender preferentemente al contenido del informe del Sr. Miguel Ángel . Como dice en su sentencia, al referirse a cada una de dichas facturas, el perito Sr. Jose Miguel lleva a cabo un examen meramente formal, pues dice que los precios unitarios objeto de examen son precios de mercado y por ello correctos, sin proceder al análisis de la pertinencia en el caso concreto de los contenidos en dichas facturas, esto es, si los mismos son adecuados una vez confrontados con la obra efectivamente llevada a cabo. Esto es lo que, por el contrario, ha hecho el perito Sr. Miguel Ángel , por lo que de forma justificada la resolvente de primer grado ha estado al contenido de su informe. Con esta base, concluye que es correcta la reclamación de un total de 4.393,58 € por la factura de noviembre de 2009ž 6.945,38 € por la enero de 2009 (una vez deducidos 21 euros por una partida no justificada, consistente en el porte de un panot ) y otros 2.475,44 € por la última de las citadas facturas, de febrero de 2009.

Al proceder al examen de la pertinencia del número de horas facturadas, a razón de 16,83 € cada hora, la juez a quo atiende al informe del Sr. Miguel Ángel por la misma razón que al tratar el precio de las obras, por cuanto el otro perito se ha limitado a la constatación de que los precios son los de mercado, pero no a la verificación de que las horas de trabajo facturadas son adecuadas, o se corresponden fundadamente con las labores llevadas a cabo. Compartimos este criterio, como también que, atendiendo a la opinión del perito Sr. Miguel Ángel , es excesivo el número de horas de trabajo facturadas, atendiendo a las labores llevados a cabo.

Recordamos, dando por lo demás por reproducido el contenido de la sentencia recurrida, que es opinión del perito que las obras empleadas no deberían superar las 3.400 horas, que son 2.445 horas menos que las 5.845 horas facturadas. Con este presupuesto, advierte la juez de instancia que los demandados ya han pagado por este concepto el importe correspondiente al total número de horas justificadas pericialmente, por lo que entiende que no procede atender a la reclamación que por este concepto se contiene en las citadas facturas, como tampoco a compensar la cantidad que puedan haber pagado en demasía los demandados por la misma partida de horas trabajadas.

Compartimos este criterio que, en lugar de acotar la verificación de la procedencia de la reclamación por horas trabajadas a los tres meses indicados, atiende al total tiempo de trabajo justificado pericialmente por la entidad de los trabajos llevados a cabo por la mercantil demandante. Si así se hiciera, como la recurrente pretende, se procedería una indebida escisión o fragmentación y, con ello, se llegaría a una conclusión injusta, pues si en la demanda se está reclamando, según se dice, el precio pendiente de pago del devengado a favor de la parte actora por la obra ejecutada en la casa de los demandados, lo correcto es que se contemple el alcance de su intervención en la obra, no que se acote la misma al período que a la reclamante interesa porque ofrece un resultado más favorable a sus intereses, aunque no más justo.

Combate la parte apelante el contenido del informe pericial y la valoración judicial del mismo diciendo que ha quedado desvirtuado y vacío de contenido, toda vez que -dice- se ha probado en prueba testifical que se han ejecutado partidas no previstas en proyecto (muro perimetral de contención, urbanización exterior de la acera circundante, planta sótano, local de 50 m2 en dicha planta, relleno de la parcela, aplacado de mármol en el interior, importantes ayudas al electricista), cuya realización justifica que el número de horas invertidas parezca excesivo a quien no tuvo esto en cuenta. Por varios motivos no puede prosperar este alegato:

a) En primer lugar, porque ni en la demanda se hizo mención a dicho exceso sobre el proyecto, ni tampoco en la audiencia previa, una vez que la parte actora pudo verificar el contenido de la oposición a la reclamación y, aunque es cierto que no se le ofreció, también lo es que tampoco reclamó trámite para contestar a la pretensión de compensación. Pudo aprovechar para ello el trámite de la audiencia previa que permite efectuar alegaciones complementarias ( art. 426 LEC ), pero lo empleó únicamente para referirse a los defectos constructivos que se denunciaban en el escrito de contestación a la demanda, pero no a la existencia de exceso de obra ejecutada sobre el proyecto que pudiera justificar el devengo de la cantidad reclamada por la constructora demandante.

b) Las declaraciones testificales, por otra parte imprecisas, acerca del alcance de las alegadas obras no previstas en proyecto, no puede en este caso imponerse al contenido de la prueba pericial que, por otra parte, no versó sobre este hecho al no haber sido requeridos para ello los peritos.

c) Finalmente, porque para aquilatar la adecuación del precio facturado a las obras efectivamente ejecutadas no basta la declaración de que se hicieron, sino que es necesario contar con elementos que permitan una valoración económica, necesaria para la ponderación de dicha adecuación.

2. Se alza también la parte recurrente contra algunos particulares de la sentencia referidos a la existencia de deficiencias y a la valoración económica de las mismas y su incidencia en orden a la minoración de la reclamación.

a) La juez de instancia concluye, en relación con las deficiencias de los alicatados, que es suficiente la valoración económica de las mismas, al ser su alcance meramente estético. Por ello, valora ésta en 500 €, de conformidad con uno de los informes periciales, y añade otros 250 € para las labores de remate y limpieza de los alicatados y duchas. Conforme la apelante con la primera valoración, muestra su desacuerdo con que, tratándose de un defecto meramente estético, se fije una indemnización para trabajos de remate y limpieza.

Tiene razón en este punto la parte recurrente. Si la sentencia recurrida opta porque la indemnización por el defecto de referencia consista en la correspondiente al valor de la depreciación a que el mismo da lugar, es improcedente añadir a la misma 250 € para remate y limpieza de alicatados y duchas pues si, precisamente porque se indemniza el deterioro estético, no ha de llevarse a cabo ninguna obra de subsanación o mejora no debe concederse indemnización alguna por remate y limpieza, propios de una obra que la sentencia excluye.

Por lo tanto, debe minorarse en dicha cantidad la compensación llevada a cabo y, por lo tanto, incrementarse en 250 euros la cantidad a que los demandados habrán de hacer frente. Los intereses de la mora procesal se devengarán sobre la cantidad concretada en la presente resolución ( art. 576.2 LEC ).

b) Disconforme está también la parte actora con que se le imponga una indemnización (a compensar) de 200 € por deficiencias en la colocación del plato de ducha en la planta superior, que dieron lugar a filtraciones que afectaron al pladur de la cocina, siendo su causa un fallo puntual del sellado del desagüe en el plato de ducha de la planta primera. Dice que esta deficiencia no sería imputable al constructor, sino al fontanero que llevó a cabo el concreto trabajo que resultó deficiente. Pero no consta que los dueños de la obra contrataran los servicios de fontanero para llevar a cabo dicha partida de la obra, por lo que la mentada deficiencia debe ser imputada a la constructora.

c) No debe ser acogida la alegación que cuestiona la existencia de deficiencias en el sellado de carpintería y obra, habiendo sido valorado judicialmente el importe de su reparación en 1.200 €.

Aunque invoca el recurrente la declaración de un operario que no apreció tales deficiencias, la conclusión judicial se basa en el contenido de los informes periciales, que apuntan a la constatación de dicho defecto, por más que no tenga el mismo singular relevancia, lo que no afecta a la procedencia de la apreciación judicial del mismo sino, en todo caso, a su valoración, que es cosa distinta.

TERCERO.- Procede, por lo dicho hasta ahora, la parcial estimación del recurso, por lo que no hacemos expresa imposición de las costas de la alzada ( art. 398 LEC ).

En cuanto a la cantidad consignada como depósito para recurrir, ha de devolverse a la parte recurrente, pues se estima en parte la apelación (Disp. Adic. 15ª LOPJ).

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,

Fallo

Que, ESTIMANDOEN PARTE el recurso de apelación formulado por la representación procesal de Josefa Martí Vea S.L. contra la Sentencia dictada por la Ilma. Sra. Magistrada Juez del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Vinaròs en fecha treinta y uno de mayo de dos mil once, en autos de Juicio Ordinario seguidos con el número 450 de 2009, debemos revocar y REVOCAMOS PARCIALMENTE la resolución recurrida y fijamos en 11,914,40 euros (en lugar de 11.664,40 euros) la cantidad que Don Edemiro y Doña Palmira han de pagar a Doña Josefa Martí Vea S.L. Los intereses de la mora procesal se devengarán sobre la cantidad concretada en la presente resolución.

No se hace expresa imposición de las costas de la alzada.

Devuélvase a la parte recurrente la cantidad consignada para la tramitación del recurso, pues se estima en parte la apelación.

Notifíquese la presente Sentencia y remítase testimonio de la misma, junto con los autos principales al Juzgado de procedencia, para su ejecución y cumplimiento.

Así por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Reconvención
Prueba pericial
Dueño
Audiencia previa
Reclamación de cantidad
Sociedad de responsabilidad limitada
Comitente
Dueño de obra
Pagaré
Crédito compensable
Resolución recurrida
Grabación
Informes periciales
Prueba de testigos
Defecto de construcción
Alegaciones complementarias
Exceso de obra
Interés de la mora procesal
Constructor