Sentencia Civil Nº 514/20...io de 2005

Última revisión
21/06/2005

Sentencia Civil Nº 514/2005, Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, Sección 1, Rec 206/1999 de 21 de Junio de 2005

Tiempo de lectura: 0 min

Tiempo de lectura: 0 min

Orden: Civil

Fecha: 21 de Junio de 2005

Tribunal: Tribunal Supremo

Ponente: O'CALLAGHAN MUÑOZ, XAVIER

Nº de sentencia: 514/2005

Nº de recurso: 206/1999

Núm. Cendoj: 28079110012005100466

Resumen
El tema planteado no es de la responsabilidad de los bienes gananciales, sino de la aplicación de los arts. 1317 (la modificación del régimen económico matrimonial realizada durante el matrimonio no perjudicará en ningún caso los derechos ya adquiridos por terceros) y 1401 (Mientras no se hayan pagado por entero las deudas de la sociedad, los acreedores conservarán sus créditos contra el cónyuge deudor. El cónyuge no deudor responderá con los bienes que le hayan sido adjudicados, si se hubiere formulado debidamente inventario judicial o extrajudicial. Si como consecuencia de ello resultare haber pagado uno de los cónyuges mayor cantidad de la que le fuere imputable, podrá repetir contra el otro) ambos del CC. Las fincas embargadas, al tiempo de nacer el crédito a favor de la Administración tributaria, eran fincas gananciales, ya que no se ha probado que fueran privativas a efectos de destruir la presunción de ganancialidad del art. 1361 CC. Los impuestos derivados del trabajo, bienes o industria de los dos o de uno de los cónyuges son a cargo de la comunidad de gananciales; el concepto básico es que son carga de ésta, las obligaciones necesarias para la conservación de los patrimonios ganancial y privativo: así lo disponen los números 2º y 3º del art. 1362 CC. Así, la deuda tributaria (años 1984 a 1987) es a cargo de la comunidad de gananciales y la modificación del régimen económico-matrimonial de gananciales a separación de bienes (en 1987) no perjudica a tercero, sino que éste conserva sus créditos contra el cónyuge deudor y no deudor, a quien han sido adjudicados bienes de aquella comunidad y es válido el embargo (de 1991). En consecuencia, los bienes que eran gananciales y que han sido adjudicados a la esposa, actual tercerista, responden de las deudas tributarias que son a cargo de la comunidad de gananciales, habiendo nacido cuando estaba vigente este régimen. Consecuencia de lo expuesto es mantener el criterio de las sentencias de instancia.

Voces

Sociedad de gananciales

Bienes gananciales

Tercerista

Cónyuge deudor

Responsabilidad

Otorgamiento de capitulaciones matrimoniales

Rebeldía

Régimen económico del matrimonio

Inventarios

Régimen de separación de bienes

Diligencia de embargo

Bienes embargados

Liquidación sociedad gananciales

Indefensión

Intereses de demora

Principio de contradicción

Causa petendi

Derecho de defensa