Sentencia Civil Nº 545/2012, Audiencia Provincial de Pontevedra, Sección 1, Rec 587/2012 de 29 de Octubre de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • La pensión de alimentos de los hijos

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por alimentos se entiende todo lo indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia medica. Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya termi...

  • Regulación del contrato de vitalicio en Galicia

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La regulación del vitalicio está recogida en el el Capítulo III, del Título VII, rubricado como "De los contratos", de la Ley 2/2006, de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia.En concreto, dicha regulación está contemplada en los Art. 147-156...

  • Medidas provisionales derivadas de la presentación de la demanda

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Dentro de las medidas provisionales de la nulidad, separación o divorcio, se pueden distinguir aquellas que se solicitan en un momento previo a la interposición de la demanda y las que se solicitan junto con ésta. En este sentido, los efectos de...

  • Prestaciones en favor de familiares

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 11/01/2016

    Se reconocerá derecho a pensión a los hijos o hermanos de beneficiarios de pensiones contributivas de jubilación e incapacidad permanente, en quienes se den, en los términos que se establezcan reglamentariamente, las siguientes circunstancias: a)...

  • Contenido del convenio regulador

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

     Según la definición del Diccionario del español jurídico de la RAE y el CGPJ, el convenio regulador se puede entender como "aquel negocio jurídico de carácter mixto por intervenir los particulares y la autoridad judicial que tiene por final...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 29 de Octubre de 2012
  • Tribunal: AP - Pontevedra
  • Ponente: Perez Benitez, Jacinto Jose
  • Núm. Sentencia: 545/2012
  • Núm. Recurso: 587/2012
  • Núm. Cendoj: 36038370012012100531
Resumen:
OTRAS MATERIAS MATRIMONIALES

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 1

PONTEVEDRA

SENTENCIA: 00545/2012

Rollo: RECURSO DE APELACION (LECN) 587/12

Asunto: MODIFICACION MEDIDAS 422/10

Procedencia: PRIMERA INSTANCIA NÚM. 2 CANGAS

LA SECCION PRIMERA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE PONTEVEDRA, COMPUESTA POR LOS ILMOS MAGISTRADOS

D. FRANCISCO JAVIER VALDÉS GARRIDO

D. JACINTO JOSÉ PÉREZ BENÍTEZ

D. CELSO JOAQUIN MONTENEGRO VIEITEZ,

HA DICTADO

EN NOMBRE DEL REY

LA SIGUIENTE

SENTENCIA NUM.545

En Pontevedra a veintinueve de octubre de dos mil doce.

Visto en grado de apelación ante esta Sección 001 de la Audiencia Provincial de PONTEVEDRA, los autos de modificación medidas 422/10, procedentes del Juzgado de Primera Instancia núm. 2 de Cangas, a los que ha correspondido el Rollo núm. 587/12, en los que aparece como parte apelante-demandante: D. Celestino , representado por el Procurador D. JOSE GONZÁLEZ-PUELLES CASAL, y asistido por el Letrado D. JOSE ANTONIO CID NOVOA, y como parte apelado-demandado: D. Purificacion en rebeldía, y siendo Ponente el Magistrado Ilmo. Sr. D. JACINTO JOSÉ PÉREZ BENÍTEZ, quien expresa el parecer de la Sala.

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia núm. 2 de Cangas, con fecha 19 septiembre 2011, se dictó sentencia cuyo fallo textualmente dice:

"DESESTIMO la demanda de MODIFICACION DE MEDIDAS DEFINITIVAS interpuesta por D. Celestino , representado por el procurador Sr. González-Puelles Casal y asistido por el Letrado Sr. Cid Novoa, contra Dª Purificacion y absuelvo a ésta de las peticiones deducidas en dicha demanda debiendo mantenerse la pensión de alimentos establecida en virtud de sentencia de fecha 4 de mayo de 2003 en la cantidad de 210 euros mensuales, con los incrementos del IPC correspondientes, con imposición de las costas causadas a la parte actora."

SEGUNDO.- Notificada dicha resolución a las partes, por D. Celestino , se interpuso recurso de apelación, que fue admitido en ambos efectos, por lo que se elevaron las actuaciones a esta Sala para la resolución de este recurso.

TERCERO.- En la tramitación de esta instancia se han cumplido todas las prescripciones y términos legales.

Fundamentos

PRIMERO.- Es objeto de recurso el pronunciamiento desestimatorio de la pretensión modificatoria de las medidas establecidas en el proceso de divorcio en relación a la determinación del importe de la pensión de alimentos establecida en favor de la hija común del matrimonio que formaron los litigantes.

El importe de la pensión fue establecido en la sentencia de 4.5.2003 dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cangas de Morrazo , que declaró el divorcio de los litigantes e impuso al Sr. Celestino la obligación de abonar mensualmente en concepto de pensión de alimentos en favor de su hija, -entonces de 10 años de edad-, la suma mensual de 210 euros. Según se sigue del razonamiento de la sentencia (folio 16 de las actuaciones) dicho pronunciamiento suponía la confirmación del alcanzado en el proceso de separación, donde se ratificó el convenio concertado entre los esposos.

La demanda que da origen a las presentes actuaciones justificaba la pretensión en el cambio de circunstancias económicas sufridas por el actor, que de desempeñar diversos trabajos por cuenta ajena en el sector del metal, en la actualidad trabaja como "ayudante de camarero", obteniendo unos ingresos mensuales por importe de 363 euros. Este cambio de circunstancias justificó, -indica el demandante-, la condena por la jurisdicción penal, ante la imposibilidad de abonar las prestaciones impuestas en la sentencia. Con la demanda se aportaban diversas nóminas, así como la vida laboral del Sr. Celestino .

La sentencia de primera instancia desestimó íntegramente la demanda. La juez de primer grado no consideró acreditado el descenso de ingresos en la economía del actor y con base en la apreciación que reflejaba la sentencia dictada por la jurisdicción penal (en la que llamativamente se calificaba de "sospechosa" la exigua cantidad percibida en su nueva profesión) y en el hecho de que la empleadora era la compañera sentimental del actor, (hecho silenciado en la demanda), así como tomando en consideración la irrelevancia de la documentación aportada, consideró que el cambio de circunstancias no encontraba soporte en las actuaciones. La sentencia también tomó en cuenta la "actitud que ha mantenido el demandante respecto al pago de la pensión de alimentos...", en alusión a la falta de abono de cantidad alguna de forma prolongada.

La Sala comparte la decisión finalmente adoptada por la sentencia de primera instancia, por las razones que se expresan seguidamente.

SEGUNDO.- Según es sabido, y así lo viene repitiendo este Tribunal, las medidas adoptadas en las sentencias de separación o de divorcio pueden verse modificadas siempre que se produzca una alteración sustancial de las circunstancias tomadas en cuenta para su adopción. Según general interpretación, para que ello resulte posible es preciso que la alteración sea de entidad suficiente, de forma que se evidencia que los pronunciamientos entonces alcanzados no se adaptan a las nuevas circunstancias en virtud de hechos sobrevenidos y, en general, imprevisibles o, en todo caso, no tomados en cuenta en el momento de su adopción. Es exigible también que el cambio de circunstancias no venga determinado por la exclusiva voluntad de quien pretende la modificación y que tenga una razonable permanencia en el tiempo. No cabe, a través del proceso modificativo de las medidas acordadas, pretender una revisión de hechos ya tomados en cuenta a la hora de dictar la resolución cuya reforma se pretende, ni tampoco pretenderse medidas ex novo, no reguladas en el título que se intenta modificar.

La peculiaridad del presente litigio reside en la insuficiencia del material probatorio para razonar en la forma que propone el apelante. Es cierto que se acreditan formalmente ingresos inferiores a los que se tomaron en su día en cuenta como una de las bases para fijar la cuantía de la obligación de alimentos, pero concurren circunstancias que impiden ir más allá en línea con lo que razona la sentencia.

Por de pronto, olvida el recurrente que no sólo han de tomarse en cuenta los ingresos del alimentante, sino que existen otros parámetros igualmente relevantes que determinan la decisión de fijar una concreta suma económica. Así, en primer término, resulta esencial conocer cuáles son las necesidades del alimentista, elemento por completo ausente del presente litigio, del que sólo se conoce que la hija en la actualidad ya ha alcanzado la mayoría de edad, pero se ignoran otras circunstancias. Tampoco se conocen los recursos y las posibilidades del otro cónyuge y, en general, las condiciones económicas que enmarcan la vida de la hija común.

Pero no sólo eso. Las dudas sobre la existencia de otros ingresos también las comparte la Sala cuando contrasta el resultado de las diligencias judiciales anteriores, en las que el propio actor reconocía percibir cantidades superiores y prestar servicios más allá del horario retribuido. El hecho de que la empleadora lo sea su compañera sentimental no sirve para aclarar las cosas y obligaba al actor a reforzar la convicción del tribunal con elementos de prueba complementarios. Los recibos de vivienda aportados inciden en la misma convicción, si se repara que una renta mensual por importe de 302 euros es absolutamente incompatible con los ingresos que se afirman percibidos. El hecho de que últimamente se hayan ingresado 70 euros en la cuenta designada para el pago es en sí mismo irrelevante para justificar la procedencia de la pretensión modificatoria de las medidas adoptadas.

Por último, nos resulta evidente que la referencia procesal a la incomparecencia de la demandada en la vista resulta también irrelevante para el éxito de la demanda.

El recurso se desestima, con íntegra confirmación de la resolución recurrida e imposición al apelante de las costas devengadas en esta alzada ( arts. 394 y 398 de la ley procesal ).

Vistos los preceptos citados y demás de pertinente y necesaria aplicación,

Fallo

Que desestimamos el recurso de apelación deducido por la representación procesal de DON Celestino , contra la sentencia de fecha 19 Septiembre 2011, dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cangas en autos nº 422/2010 resolución que confirmamos en su integridad, con imposición al apelante de las costas de esta alzada.

Así por esta nuestra Sentencia, de la que se llevará testimonio al rollo de la Sala y será notificada en legal forma a las partes, con sujeción a lo prevenido en el artículo 248-4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial , lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Divorcio
Pensión por alimentos
Hijo común
Pago pensión alimentos
Voluntad
Obligación legal de alimentos
Ingresos del alimentante
Alimentista
Mayor de dieciocho años
Resolución recurrida