Sentencia Penal Nº 150/2012, Audiencia Provincial de Sevilla, Sección 7, Rec 9044/2011 de 13 de Marzo de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Celebración del juicio oral en el proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Del juicio oral y de la sentencia El Juez o Tribunal examinará las pruebas propuestas y dictará auto admitiendo las que considere pertinentes y rechazando las demás, y prevendrá lo necesario para la práctica de la prueba anticipada. Contra los a...

  • Delito de estafa

    Órden: Penal Fecha última revisión: 18/12/2012

    Las estafas, que se regulan en la Sección primera del Capítulo VI del Título XIII del Código Penal, engloban a una serie de hechos que se caracterizan porque se produce un perjuicio patrimonial mediante una conducta engañosa. Esta sección es...

  • Fases del proceso de prueba en el juicio ordinario y verbal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

      La prueba será el mecanismo por el que las partes pretenden que el Tribunal adquiera el convencimiento de la verdad o certeza del hecho o afirmación fáctica que alegan. La prueba tendrá por objeto los hechos que guarden relación con la tutuel...

  • Regulación de la valoración de la prueba en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 12/05/2017

    La valoración de la prueba es la actividad judicial que busca el convencimiento o el rechazo de la misma. Esta actividad judicial se plasma en la sentencia, a los efectos de dejar patente la relación entre esta actividad y el pronunciamiento en ...

  • La práctica de la prueba en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    La prueba y su práctica Dispone el Art. 728 ,LECrim que durante el juicio oral no podrán practicarse otras diligencias de prueba que las propuestas por las partes, ni ser examinados otros testigos que los comprendidos en las listas presentadas. Sin...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 13 de Marzo de 2012
  • Tribunal: AP - Sevilla
  • Ponente: Romeo Laguna, Juan Jose
  • Núm. Sentencia: 150/2012
  • Núm. Recurso: 9044/2011
  • Núm. Cendoj: 41091370072012100161

Encabezamiento

Audiencia provincial de Sevilla

Sección Séptima

Rollo 9044/2011 (apelación sentencia) - 1 -

AUDIENCIA PROVINCIAL DE SEVILLA

SECCIÓN SÉPTIMA

SENTENCIA nº150/2012

Rollo 9044-2011-2A (apelación sentencia P.A.)

P.A. 170-2009

Juzgado de lo Penal 5 de Sevilla

Magistrados:

Javier González Fernández. Presidente.

Juan Romeo Laguna. Ponente.

Enrique García López Corchado.

En Sevilla a 13 de marzo de 2012

Antecedentes

Primero : En fecha 19 de septiembre de 2011 el Juzgado de procedencia dictó sentencia que contenía los siguientes hechos probados: "PRIMERO: El acusado, Amador , animado por el deseo de obtener ilícito beneficio, tras haber cogido del buzón del taller de Bernabe un aviso en el que Salome le recordaba a éste el encargo de unos faroles hecho meses atrás, el día 19 de septiembre de 2008 la llamó por teléfono y aparentando pertenecer a dicho taller le hizo saber que tenía ultimado su encargo y que podía pasar a recogerlo.

A las 19:00 horas del mismo día se personó Salome en compañía de su marido en la puerta del taller, sito en la C/ Martínez Montañés de esta capital, donde la esperaba el acusado, quien tras anunciarles que Bernabe había fallecido y que el género estaba depositado en un taller de tapicería próximo, les requirió la entrega de 600 euros para poder retirar los faroles, dinero que le entregó Salome y entrando inicialmente en el mencionado taller, el acusado salió de nuevo precipitadamente, dándose a la fuga con el dinero, resultando de todo punto incierto que el encargo de Salome estuviese depositado en el taller de tapicería.

SEGUNDO: El acusado, Amador , es mayor de edad y no tiene antecedentes penales computables a efecto de reincidencia.".

Con base a dichos hechos probados se dictó el siguiente fallo: "Que DEBO CONDENAR Y CONDENO a Amador como autor responsable de un delito de estafa, ya definido, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de su responsabilidad penal, a la pena de un año de prisión, accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante la condena y pago de las costas, y que indemnice a Salome en la cantidad de 600 euros."

Segundo: Contra esta resolución interpuso recurso de apelación la representación jurídica del acusado D. Amador por los motivos que exponen sus respectivos escritos de formalización; el Ministerio Fiscal solicitó que se confirmara la sentencia recurrida.

Tercero: Remitida la causa a esta Audiencia, fue turnada a la sección séptima el 25 de noviembre de 2011; correspondiendo su ponencia al magistrado Juan Romeo Laguna.

SE ACEPTAN LOS HECHOS PROBADOS Y LOS FUNDAMENTOS JURIDICOS DE LA SENTENCIA RECURRIDA, EN TODO AQUELLO QUE NO SE OPONGAN A LOS DE ESTA RESOLUCIÓN.

Fundamentos

Primero.- Si bien es cierto que los Tribunales de apelación gozan de facultades revisoras, no es menos cierto que tales facultades tan sólo han de ejercerse si se evidencia con toda claridad error en el Juzgado de la Instancia al fijar el resultado probatorio de la sentencia objeto del recurso, o bien, se haya prescindido de alguna prueba trascendente, de importancia patente y manifiesta, que aparezca recogida de modo elocuente en la causa, o se haya llegado a la declaración de probanza de un hecho importante a través de una ilógica interpretación del material probatorio que le sirva de soporte.

Las limitaciones mencionadas a las facultades revisorias tienen su fundamento en la facultad soberana del sentenciador de la instancia de valorar la prueba practicada, conforme señala el art.741 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , y en el principio de inmediación, que le permite "ver con sus ojos y oír con sus oídos" en gráfica expresión empleada por la Sentencia del Tribunal Supremo de 30-1-1989 , las pruebas de índole subjetiva, de suerte que se halla en una situación privilegiada para ahondar sobre al prueba y llegar a la realidad material de los hechos enjuiciados.

Segundo.- El recurso a resolver no cuestiona que en la conducta del acusado apelante concurra engaño bastante para estimar que sí procede condenar por infracción penal constitutiva de estafa. Lo que cuestiona es el montante del dinero que recibió de la denunciante el apelante, que lo limita a la cantidad de 300 euros, por lo que entiende el Sr. Letrado apelante que los hechos serían constitutivos de una mera falta de estafa del artículo 623 del C.P .

Pues bien, la denunciante desde el inicio de la causa, es decir desde la denuncia ha mantenido que entregó al apelado, a quién no conocía con anterioridad la cantidad de 300 euros ante la apariencia de que se trataba de un familiar del artesano que decía fallecido y que los faroles que había encargado los tenía en el taller de tapicería.

No se evidencia ni se atisba ningún motivo espurio que llevara a la denunciante a decir esa cantidad y no 300 euros, mereciendo credibilidad sus manifestaciones como a ella le mereció verosimilitud los argumentos ofrecidos por el acusado de que conocía al artesano y que los faroles encargados los tenía para su entrega tras el pago del precio.

En consecuencia, con desestimación del recurso de apelación que se resuelve, procede confirmar la sentencia de la instancia, por haberse probado que con engaño el acusado logró que la denunciante le entregara la cantidad de 600 euros.

No concurren méritos para apreciar temeridad o mala fe en la conducta procesal del denunciante apelante a efectos de imposición de las costas del recurso, que deberán, por tanto, declararse de oficio.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación a la causa.

Fallo

Desestimamos el recurso de apelación objeto de este rollo, confirmamos la sentencia de la instancia por sus propios fundamentos y los de esta resolución, con declaración de las costas causadas en ambas instancia de oficio.

Esta resolución es firme, no cabe contra ella recurso ordinario alguno. Remítase la causa al Juzgado de procedencia con testimonio de esta resolución y una vez que se haya notificado a las partes y recibido acuse de recibo archívese este rollo.

Así lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÖN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por la Sala que la dictóel día de su dictado. Doy fe.

Valoración de la prueba
Práctica de la prueba
Engaño bastante
Estafa
Falta de estafa
Mala fe
Temeridad