Sentencia Penal Nº 17/2012, Audiencia Provincial de Caceres, Sección 2, Rec 43/2012 de 31 de Enero de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • Representación de las partes en el proceso laboral

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 01/06/2016

    Proceso laboral: Las partes pueden comparecer por si mismas y defenderse. Representación procesal: cuando las partes confían su representación a otra persona. Supuestos: Representación no técnica: a cualquier persona con pleno ejercicio de su...

  • Delitos contra la salud y la integridad corporal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/01/2013

    En cuanto a los delitos contra la salud y la integridad corporal, se encuadran dentro de los delitos de contra los particulares, en el Título III "De las lesiones" del Libro II del Código Penal, donde se recogen conductas, cuya característic...

  • Regulación del delito de lesiones

    Órden: Penal Fecha última revisión: 30/01/2014

    Con el castigo de los delitos de lesiones se busca proteger la salud de las personas, tanto desde un punto de vista físico como psíquico. Es necesario un efectivo menoscabo de la salud, nos encontramos ante delitos de resultado material. Para al...

  • La parte acusada en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/03/2016

    La parte acusada  puede definirse como aquella contra la que se dirige la acción penal, no obstante, cabe en primer lugar realizar una precisión terminológica. En este sentido, la Ley de Enjuiciamiento Criminal (en adelante, LECrim), a la hora de...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

     NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en e...

  • Adhesión al recurso de apelación en sentencia condenatoria

    Fecha última revisión: 11/05/2016

    NOTA: La parte que no hubiera apelado en el plazo señalado podrá adherirse a la apelación en el trámite de alegaciones previsto en el Art. 790.5, ejercitando las pretensiones y alegando los motivos que a su derecho convengan. En todo caso, este ...

  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia.Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículos ...

  • Formulario de oposición a ampliación de recurso de apelación penal.

    Fecha última revisión: 04/09/2017

    AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NÚMERO[NUMERO] DE [LUGAR]PARA ANTE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE [PROVINCIA]Procedimiento [DESCRIPCION] Núm. [NÚMERO]Don/Doña [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales y de Don [NOMBRE_CLIENTE], bajo la dir...

  • Denuncia por delito de lesiones

    Fecha última revisión: 07/03/2016

    NOTA: Se modifica la la pena de mínima de prisión del delito de lesiones, a tres meses, en vez de seis meses, con la reforma de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo.Será necesaria la denuncia de la persona agraviada, si no concurrieran los requ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 31 de Enero de 2012
  • Tribunal: AP - Caceres
  • Ponente: Perez Aparicio, Valentin
  • Núm. Sentencia: 17/2012
  • Núm. Recurso: 43/2012
  • Núm. Cendoj: 10037370022012100014
Resumen:
VIOLENCIA DOMÉSTICA Y DE GÉNERO. MALTRATO HABITUAL

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL

SECCION SEGUNDA C A C E R E S

SENTENCIA NÚM. 17/2012

ILTMOS SRES.:

PRESIDENTE:

DOÑA Mª FELIX TENA ARAGON

MAGISTRADOS

DON PEDRO V. CANO MAILLO REY

DON VALENTIN PEREZ APARICIO

================================

ROLLO Nº: 43/2012

JUICIO ORAL Nº: 413/2011

JUZGADO DE LO PENAL N. 1 DE PLASENCIA

================================

En Cáceres, a treinta y uno de enero de dos mil doce.

Antecedentes

Primero.- Que por el Juzgado de lo Penal n. 1 de Plasencia, en el Expediente reseñado al margen seguido por un delito de VIOLENCIA DOMÉSTICA Y DE GÉNERO. MALTRATO HABITUAL, contra Lucas , se dictó Sentencia de fecha 2 de diciembre de 2011 , cuyos hechos probados y fallo son del tenor literal siguiente: HECHOS PROBADOS: "Ha quedado probado y así se declara que Lucas (mayor de edad y sin antecedentes penales) y Carmen obtuvieron sentencia de divorcio el 7 de febrero de 2010, teniendo una hija menor de edad en común. Desde la ruptura del matrimonial la relación entre ambos no es buena. En fecha 8 de marzo de 2011, con ocasión de la celebración de los Carnavales, en la localidad de Navalmoral de la Mata Cáceres), Lucas coincidió con Carmen en una caseta municipal llamada "la boutique del jamón", sita en la confluencia de las calles Ronda Sur y Avenida. De las Angustias, a lo largo de la madrugada. Sobre las 05:30 horas, Lucas vio a su ex esposa junto con otro grupo de personas, entre los que se encontraba un hombre con quien estaba hablando. Como quiera que dicha persona hiciera un gesto que ofendió a Lucas , éste se dirigió a Carmen , dándole un empujón y cayendo al suelo, para después levantarla sujetándola por el cuello. En dicho momento el hombre que estaba hablando con Carmen intercedió y se inició una agresión física entre ambos, que terminó por la intervención de los amigos de Lucas y los vigilantes de seguridad de la caseta. Carmen acudió al centro médico para ser atendida tras la agresión diagnosticándose crisis de ansiedad, que sólo requirió una primera asistencia facultativa, tardando en curar diez días, uno de los cuales fue impeditivo para sus ocupaciones habituales. Posteriormente ha acudido para recibir tratamiento psicológico con diagnóstico de ansiedad-depresión. Como consecuencia de la denuncia interpuesta por Carmen , Lucas fue detenido por estos hechos en fecha 8 de marzo de 2011, pasando a disposición judicial y quedando en libertad provisional el día 10 de dicho mes y año. En la misma fecha se adoptó por el Juzgado de Instrucción nº 1 de Navalmoral de la Mata una orden de protección a favor de Carmen , la cual continúa vigente en la actualidad".

FALLO: "Que debo condenar y condeno a Lucas como autor criminalmente responsable de un delito de maltrato en el ámbito familiar, antes definido, no apreciando ninguna circunstancia modificativa de la responsabilidad penal, a la pena de siete meses de prisión con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo, privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo de dos años, prohibición de aproximarse a menos de 200 metros de Carmen , de su domicilio, su lugar de trabajo o cualquier otro lugar que frecuente por un plazo de dos años y la prohibición y la prohibición de comunicar por cualquier medio o procedimiento oral, escrito, visual, informático, telemático o telefónico con Carmen , por plazo de dos años. Se condena a Lucas a indemnizar a Carmen en la suma de 320 euros, más el interés procesal del artículo 576 de la LEC . Se imponen las costas causadas al acusado. Se declara vigente la orden de protección acordada en autote 10 de marzo de 2011 por el juzgado de instrucción nº 1 de Navalmoral de la Mata, durante la tramitación de los eventuales recursos que pudieran interponerse contra la presente sentencia . Una vez firme la presente resolución, hágase entrega a la perjudicada de la suma consignada."

Segundo.- Notificada la anterior sentencia a las partes, se interpuso recurso de apelación por la representación de Lucas , que fue admitido en ambos efectos, y transcurrido el periodo de instrucción y alegaciones de conformidad con lo establecido en la L.E.Cr., se elevaron las actuaciones a esta Ilma. Audiencia Provincial.

Tercero.- Recibidas que fueron las actuaciones se formó el correspondiente rollo, con el oficio misivo por cabeza, registrándose con el número que consta en cabecera, se acusó recibo y se turnaron de ponencia, y de conformidad con lo establecido en el artículo 792.1 de la L.E.Cr ., pasaron las actuaciones al Ilmo. Sr. Magistrado Ponente para examen de las mismas y dictar la oportuna resolución, señalándose Votación y fallo el 23 de enero de 2012.

Cuarto.- En la tramitación de este recurso se han observado las prescripciones legales.

Vistos y siendo Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. VALENTIN PEREZ APARICIO

Fundamentos

Primero.- La representación procesal del acusado interpone recurso de apelación contra la sentencia que le condenó como autor de un delito de lesiones del artículo 153.1 del Código Penal cometido contra su ex esposa al considerar acreditado la juzgadora de instancia que en la madrugada del 8 de marzo de 2.011, encontrándola en compañía de otro joven quien le hizo un gesto que consideró despectivo, se abalanzó sobre ella tirándola al suelo de un empujón para luego levantarla violentamente sujetándola del cuello. Centrada la prueba de cargo en la declaración de la víctima, a la que concede mayor credibilidad que a la del acusado, en el recurso se alega la errónea valoración de dicha prueba, con argumentos que tratan de poner en entredicho la concurrencia en la declaración de la denunciante de los requisitos que se exigen para que pueda enervar la presunción de inocencia.

Segundo.- En la sentencia de instancia se realiza un minucioso análisis de la totalidad de las pruebas practicadas en el juicio (la declaración de la denunciante, del acusado, del testigo que acompañaba a éste, del informe de asistencia médica de la víctima y del informe forense) concluyendo, en virtud de argumentos que distan mucho de poder ser calificables como ilógicos, arbitrarios o contrarios a principios de experiencia, que debe prevalecer la versión de la denunciante, versión sobre la que se sustenta la sentencia de condena. La Sala no aprecia la concurrencia de alguna posible causa de incredibilidad subjetiva en la víctima pues, independientemente de la ruptura de las relaciones personales propias de su previo divorcio, no se han puesto de manifiesto anteriores actuaciones de la denunciante contrarias al denunciado, ni se observa que pueda obtener algún tipo de beneficio o interés por su condena penal, tratándose la denuncia de un hecho aislado y puntual. Su versión ha sido invariable desde el primer momento, considerando como tal no ya la denuncia sino incluso lo que manifestó al médico que la atendió, no pudiendo considerarse como contradicciones las pretendidas (y artificiosas) discrepancias a las que se hace referencia en el recurso sobre si en una declaración dijo el nombre de su acompañante y en otra no, si primero dijo que le dio un guantazo y luego que intentó darle un guantazo que solo la rozó, o si en su día dijo que su ex marido se le acercó sin más cuando bailaba con un chico para luego en el juicio añadir que el denunciado la estuvo siguiendo toda la noche, algo que realmente no dijo en el juicio; son, desde luego, mucho más significativas a la hora de apreciar su falta de credibilidad las contradicciones que se observan en la declaración del apelante, que primero dijo haber visto a su ex mujer besándose con un joven (hecho que unido al gesto ofensivo que éste le hizo sería el posible detonante del incidente) para luego suprimir el beso y quedarse tan solo con el gesto. Por último, y en cuanto a la verosimilitud del testimonio, contamos con un parte de asistencia médica recibida aquella misma madrugada en el que, si bien es cierto que no se objetivan lesiones (de lo cual siempre dio razonable explicación la denunciante: El médico tuvo que asistir a una urgencia mayor por lo que solo le hizo un reconocimiento superficial y, en todo caso, sus lesiones no eran de importancia) sí que se aprecia como dato objetivo un estado de ansiedad compatible con la realidad del incidente (verosimilitud) que, además, fue objeto de seguimiento psicológico como pudo constatar la forense.

Todo ello hace prevalecer la declaración de la víctima frente a la del acusado; en cuanto a la del testigo, si bien es cierto que afirmó no presenciar agresión alguna por parte del acusado a su ex mujer, esa afirmación no es incompatible con la realidad de la agresión; y no porque creamos que el testigo puede mentir por razón de su amistad con el acusado, sino porque manifestó encontrarse a varios metros de distancia tomando una consumición cuando ocurrió el incidente y lo primero que vio del mismo fue el forcejeo mutuo entre el acusado y el acompañante de Carmen por lo que, teniendo en cuenta que según ella la agresión fue anterior a ese forcejeo (que se produjo a raíz de que David se interpuso entre Lucas y Carmen tras la agresión), cabe la razonable posibilidad de que aquel empujón a Carmen y el posterior agarrón del cuello pasaran desapercibidos al testigo, que se percató del incidente después al escuchar el -ya más intenso- alboroto producido entre los dos varones y quienes les acompañaban.

Tercero.- No existiendo razones objetivas que induzcan a pensar que la prueba practicada ante la juzgadora de instancia con garantías de inmediación y contradicción ha sido erróneamente valorada por ella, debe mantenerse el relato de hechos probados que condujo a la condena del recurrente, desestimándose su recurso.

Vistos los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicación, en nombre del Rey y por la Autoridad que nos confiere el Pueblo Español

Fallo

Se DESESTIMA el recurso de apelación formulado por la representación procesal de Lucas contra la Sentencia de fecha 2 de diciembre de 2.011 dictada por el Juzgado de lo Penal de Plasencia en los autos de juicio oral 413/2011, de que dimana el presente Rollo, y se confirma la misma, imponiendo al recurrente las costas procesales de esta alzada.

Conforme a lo dispuesto en el apartado sexto de la Instrucción 1/2011 del C.G.P.J., practíquense las notificaciones que puedan realizarse a través del sistema de gestión de notificaciones telemáticas Lexnet, e imprímanse las copias necesarias para el resto de las partes cuyos datos se encuentren debidamente registrados en el sistema de gestión procesal, a las que se unirán las cédulas de notificación que genere automáticamente el sistema informático, y remítanse al Servicio Común que corresponda para su notificación. Devuélvanse los autos al Servicio Común de Ordenación del Procedimiento con certificación literal de esta resolución para la práctica del resto de las notificaciones legalmente previstas, seguimiento de todas las realizadas, cumplimiento y ejecución de lo acordado.

Se informa de que contra esta sentencia no cabe ulterior recurso, sin perjuicio de la posibilidad de solicitar Aclaración respecto de algún concepto que se considere oscuro o para rectificar cualquier error material del que pudiera adolecer, solicitud a formular para ante este Tribunal, dentro de los dos días siguientes al de notificación de la presente resolución ( art. 267.1 y 2 de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial ); o para corregir errores materiales manifiestos o aritméticos, en este caso sin sujeción a plazo alguno ( art. 267.3 de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial ). Si se hubieran omitido en esta resolución manifiestamente pronunciamientos relativos a pretensiones oportunamente deducidas y sustanciadas en esta instancia podrá igualmente solicitarse en el plazo de cinco días que se complete la resolución en la forma expuesta en el artículo 267.4 de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial ; todo ello referido a la parte dispositiva de la resolución. Así mismo, podrá instar la parte, si a su derecho conviniere y hubiere motivo para ello, que se declare la nulidad de todas las actuaciones o de alguna en particular fundada en cualquier vulneración de un derecho fundamental de los referidos en el artículo 53.2 de la Constitución , siempre que no haya podido denunciarse antes de esta sentencia, conforme a lo dispuesto en el art. 241 de la Ley Orgánica 6/85, de 1 de julio, del Poder Judicial , según modificación operada por Ley Orgánica 6/2.007, de 24 de mayo, derecho a ejercitar en el plazo de veinte días contados desde la notificación de la resolución o, en todo caso, desde que se tuvo conocimiento del defecto causante de la indefensión, sin que, en este último caso, pueda solicitarse la nulidad de actuaciones después de transcurridos cinco años desde la notificación de la resolución.

Así por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION.- Dada, leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, estando el Tribunal celebrando audiencia pública y ordinaria en el mismo día de su fecha. Certifico.-

Declaración de la víctima
Representación procesal
Delitos de lesiones
Prueba de cargo
Práctica de la prueba
Presunción de inocencia
Sentencia de condena
Violencia doméstica
Malos tratos