Sentencia Penal Nº 218/2011, Audiencia Provincial de Leon, Sección 3, Rec 2/2011 de 28 de Septiembre de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse por cualquier medio de prueba admisible en derecho, que ésta se valorará según los criterios de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, y que el período de práctica de la misma no será superior a treinta días ni inferior a diez...

  • Celebración del juicio oral en el proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Del juicio oral y de la sentencia El Juez o Tribunal examinará las pruebas propuestas y dictará auto admitiendo las que considere pertinentes y rechazando las demás, y prevendrá lo necesario para la práctica de la prueba anticipada. Contra los autos de admisión o inadmisión de pruebas no cabrá recurso alguno, sin perjuicio de que la parte a la que fue denegada pueda reproducir su petición al inicio de las sesiones del juicio oral, momento hasta el cual podrán incorporarse a la causa lo...

  • Fases del proceso de prueba en el juicio ordinario y verbal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

      La prueba será el mecanismo por el que las partes pretenden que el Tribunal adquiera el convencimiento de la verdad o certeza del hecho o afirmación fáctica que alegan. La prueba tendrá por objeto los hechos que guarden relación con la tutuela judicial que se pretenda en el proceso, pero también serán objeto de prueba la costumbre y el derecho extranjero. No será necesaria la prueba de la costumbre si las partes estuviesen conformes en su existencia y contenido y sus normas no afectas...

  • Los medios de impugnación en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/01/2013

    La existencia de los recursos en el proceso penal es un elemento del derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho a un proceso con todas las garantías o a un proceso sin dilaciones indebidas derivados del Art. 24 ,Constitución Española: “Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión.   Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordin...

  • Regulación de la valoración de la prueba en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 12/05/2017

    La valoración de la prueba es la actividad judicial que busca el convencimiento o el rechazo de la misma. Esta actividad judicial se plasma en la sentencia, a los efectos de dejar patente la relación entre esta actividad y el pronunciamiento en la resolución judicial.En el Art. 218 de la LEC se establece en el segundo párrafo que, las sentencias deben estar lo suficientemente motivadas en los razonamientos fácticos o jurídicos que conducen a la valoración de las pruebas y a la aplicaci...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia. Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículos 238 y 240 de la LOPJ. Se retrotraerán las actuaciones al momento en que se cometió la infracción procesal, en base a la jurisprudencia antes expuesta del Tribunal Supremo, para que el Juez "a quo" dicte otra sentencia en la que de forma lógic...

  • Escrito al Juzgado de lo Social proponiendo la práctica de prueba

    Fecha última revisión: 02/05/2016

      NOTA: Las partes, previa justificación de la utilidad y pertinencia de las diligencias que propuestas, podrán servirse de cuantos medios de prueba se encuentren regulados en la Ley para acreditar los hechos controvertidos o necesitados de prueba, incluidos los procedimientos de reproducción de la palabra, de la imagen y del sonido o de archivo y reproducción de datos, que deberán ser aportados por medio de soporte adecuado y poniendo a disposición del órgano jurisdiccional los medios ...

  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

      NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en el acto del juicio oral, en la vulneración de la presunción de inocencia.  Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia.   Autos [AUTOS_NUMERO]   Recurso...

  • Escrito al Juzgado de lo Social solicitando la práctica de la prueba testifical en el acto del juicio

    Fecha última revisión: 24/02/2016

    NOTA: Las partes, previa justificación de la utilidad y pertinencia de las diligencias propuestas, podrán servirse de cuantos medios de prueba se encuentren regulados en la Ley para acreditar los hechos controvertidos o necesitados de prueba, incluidos los procedimientos de reproducción de la palabra, de la imagen y del sonido o de archivo y reproducción de datos, que deberán ser aportados por medio de soporte adecuado y poniendo a disposición del órgano jurisdiccional los medios necesar...

  • Denuncia por violencia de género solicitando medida de alejamiento

    Fecha última revisión: 07/03/2016

    NOTA: Con la publicación de la Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la víctima del delito, se prevé que el Juez deberá pronunciarse en todo caso, sobre la pertinencia de la adopción de las medidas civiles como por ejemplo, sobre el régimen de guarda y custodia; visitas; comunicación y estancia, etc (Cfr. 544 ter LECrim) Las medidas de carácter civil contenidas en la orden de protección, tendrán una vigencia temporal de 30 días. Si dentro de este plazo fuese incoado a instan...

Ver más documentos relacionados
  • Caso práctico: ¿Es posible la desheredación de los hijos por maltrato a sus padres?

    Fecha última revisión: 21/08/2014

  •  PLANTEAMIENTO¿Es posible la desheredación de los hijos por maltrato a sus padres?RESPUESTATras la reciente Sentencia dictada por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo (nº 258/2014), es posible ese caso. (VER: TS, Sala de lo Civil, nº 258/2014, de 03/06/2014, Rec. 1212/2012)Esta sentencia, establece que el maltrato psicológico a los padres, es justa causa de desheredación a los hijos. En el caso concreto, queda demostrado que los hijos incurrieron en un maltrato psíquico y reiterado c...

  • Caso práctico: Elementos del delito de falso testimonio de peritos e intérpretes.

    Fecha última revisión: 20/12/2012

  • ¿Cuáles son los elementos y características básicas del delito de falso testimonio de peritos e intérpretes? ¿Cómo se configura jurisprudencialmente? En este sentido es clarificadora la STS 265/2005 de 1 de marzo, que en su fundamento de derecho cuarto dispone lo siguiente:“El elemento básico de la acción delictiva recogida en dicho precepto (Art. 459 ,CP) consiste en faltar maliciosamente a la verdad en el dictamen pericial prestado en causa judicial, de tal forma que la falsedad de...

  • Caso práctico: Requisitos para que el testimonio de la víctima constituya prueba de cargo suficiente

    Fecha última revisión: 09/09/2014

  • ¿Cuáles son los requisitos para que el testimonio de la víctima constituya prueba de cargo suficiente?La declaración de la víctima puede ser prueba de cargo suficiente para enervar la presunción de inocencia aun cuando sea la única prueba disponible según ha reconocido en diversas ocasiones la jurisprudencia de la Sala de lo Penal del Tribuna Supremo y el Tribunal Constitucional. Esto no quiere decir que el hecho de que no se dispongan de más pruebas que la declaración de la víctima, ...

  • Caso práctico: Negativa a identificar a las personas que se encuentran en el local. Obstrucción a la labor inspectora.

    Fecha última revisión: 13/04/2016

  • PLANTEAMIENTONegativa a identificar a las personas que se encuentran en el local. Obstrucción a la labor inspectora. Sanción.En una visita de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social realizada a una empresa  se halla a ocho personas trabajando, incluyendo los administradores de la sociedad.Mientras uno de los administradores acompañaba al funcionario a la visita por el centro, el otro administrador conduce a cuatro de los trabajadores a la sala contigua procediendo posteriormente a aband...

  • Caso práctico: Despido disciplinario. Revisión de hechos probados fundada en grabación de imagen (SSTS 16/6/2011 y 26/11/2012).

    Fecha última revisión: 22/04/2016

  • PLANTEAMIENTODespido disciplinario. Revisión de hechos probados fundada en grabación de imagen  (SSTS 16/6/2011 y 26/11/2012).Una sentencia declaró improcedente el despido de una cajera de un supermercado a la que se le imputaron determinadas operaciones fraudulentas, que el Juez no consideró probadas. El recurso de suplicación sobre la misma pide la revisión de hechos probados sobre la base de unas grabaciones realizadas a la trabajadora durante su jornada laboral a lo largo de algunos m...

Ver más documentos relacionados
  • Resolución de 2 de octubre de 2012, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso interpuesto contra la negativa de la registradora de la propiedad de Sevilla n.º 11 a inscribir una escritura de manifestación y adjudicación de herencia.

    Órgano: Direccion General De Los Registros Y Del Notariado Fecha: 02/11/2012

    En el recurso interpuesto por don Bartolomé MartínVázquez, Notario de Sevilla, contra la negativa de laregistradora de la Propiedad de Sevilla número 11,doña Elena Múgica Alcorta, a inscribir una escriturade manifestación y adjudicación de herencia.HechosIMediante escritura autorizada el día 25 de abril de 2012ante el Notario de Sevilla don Bartolomé MartínVázquez, número 1205 de protocolo, se formaliza lamanifestación y adjudicación de la herencia dedoña C. P. N.IICopia autoriza...

  • Resolución de TEAC, 00/4999/2000, 08-03-2001

    Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central Fecha: 08/03/2001

  • Núm. Resolución: 00/4999/2000
  • ResumenSe confirma la denegación de la pensión solicitada pues no se estima que los medios de prueba aportados acrediten que el marido de la reclamante fue sargento del Ejército de la República.Descripción I. ANTECEDENTES DE HECHOPRIMERO: Dª, solicitó en 17 de diciembre de 1999, pensión en aplicación del Título II de la Ley 37/84, como viuda de D. , Sargento del Ejército de la República durante la Guerra Civil, acompañando certificación de nacimiento a  nombre de D. , certi...

  • Resolución de TEAC, 00/444/1998, 29-04-1998

    Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central Fecha: 29/04/1998

  • Núm. Resolución: 00/444/1998
  • ResumenIMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO No procede la práctica de la prueba en esta segunda instancia, porque no se produce ninguna de las circunstancias a que se refiere el art. 134 del Reglamento de Procedimiento Economico-Administrativo. Respecto de la base imponible, se confirma, pues fue calculada con arreglo a los ingresos que había certificado el Colegio Profesional a que pertenece el recurrente, sin que proceda practicar las deducciones solicitadas por haber caducado el der...

  • Resolución de TEAF Álava, 27-02-1998

    Órgano: Tribunal Económico-administrativo Foral De álava Fecha: 27/02/1998

  • Núm. Resolución: R980019
  • ResumenBajo la vigencia del Reglamento de Procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas de 1 de marzo de 1996, no cabe admitir recurso incidental contra la providencia que deniega la práctica de prueba.DescripciónEn Vitoria-Gasteiz, a veintisiete de febrero de mil novecientos noventa y ocho.- Visto ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava el recurso incidental planteado en la reclamación económico-administrativa núm. 777/93, interpuesta por D. , contra Providen...

  • Resolución de TEAC, 1237/2013/00/00, 04-02-2016

    Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central Fecha: 04/02/2016

  • Núm. Resolución: 1237/2013/00/00
  • ResumenInfracciones y sanciones. Facturas falsas. Base de la sanción. Supuesto en el que la Inspección afirma que no puede asegurar que no se haya realizado absolutamente ninguna actividad. Considera acreditado que todas las facturas contienen datos falseados por haber, cuando menos, aumentado el importe del servicio que se dice facturar. Descripción               En la Villa de Madrid, en la fecha indicada y en el recurso de alzada que...

Ver más documentos relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 28 de Septiembre de 2011
  • Tribunal: AP - Leon
  • Ponente: Amez Martinez, Miguel Angel
  • Núm. Sentencia: 218/2011
  • Núm. Recurso: 2/2011
  • Núm. Cendoj: 24089370032011100507
Resumen:
V.DOMÉSTICA Y DE GÉNERO.LESIONES/MALTRATO FAMILIAR

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 3

LEON

SENTENCIA: 00218/2011

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 3 de LEON

UNIDAD PROCESAL AYUDA DIRECTA

Domicilio: EL CID, 20

Telf: 987230006

Fax: 987230076

Modelo: 213100

N.I.G.: 24115 41 2 2011 0029236

ROLLO: APELACION JUICIO RAPIDO 0000002 /2011

Juzgado procedencia: JDO. DE LO PENAL N. 1 de PONFERRADA

Procedimiento de origen: JUICIO RAPIDO 0000010 /2011

RECURRENTE: Jose Pablo

Procurador/a: ROSA ANA GEIJO LAGO

Letrado/a: MARÍA DEL CARMEN ESTEBAN ALMORIL

RECURRIDO/A: MINISTERIO FISCAL M.F.

S E N T E N C I A Nº. 218/2.011

ILMOS. SRS.

Dº. LUIS ADOLFO MALLO MALLO.- Presidente.

D. MANUEL ANGEL PEÑIN DEL PALACIO.- Magistrado

Dº. MIGUEL ANGEL AMEZ MARTINEZ.- Magistrado.

En la ciudad de León, a veintiocho de septiembre de dos mil once.

VISTOS ante el Tribunal de esta Sección Tercera, en grado de apelación, los autos de, procedentes del Juzgado de lo Penal nº. 1 de Ponferrada, habiendo sido apelante Jose Pablo , representado por la procuradora Dª. Rosa Ana Guijo Lago y defendido por la letrada Dª. Mª. del Carmen Esteban Almoril, como apelado el Ministerio Fiscal, y Magistrado Ponente el Ilmo. Sr. D. MIGUEL ANGEL AMEZ MARTINEZ.

Antecedentes

PRIMERO.- La parte dispositiva de la sentencia recurrida es del tenor siguiente: "FALLO: Condenar a D. Jose Pablo como autor responsable de un delito de malos tratos en el ámbito familiar previsto y penado en los artículos 153.1 y 153.3 del Código Penal , sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a las siguientes penas:

- La pena de DIEZ MESES DE PRISIÓN, con accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho del sufragio pasivo durante el tiempo de condena de conformidad con la previsión del artículo 56.1.2º del Código Penal .

- La pena de dos años y seis meses de privación del derecho a la tenencia y porte de armas.

- La prohibición de acercarse a la persona, domicilio y lugar de trabajo de Dª. Marisa a menos de doscientos metros por tiempo de dos años y seis meses, así como la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio y por el mismo tiempo.

Las costas procesales causadas en el presente juicio se imponen igualmente al condenado".

SEGUNDO.- Notificada dicha resolución, por la parte apelante se interpuso recurso que fue admitido, dándose traslado a las demás parte por un plazo común de diez días, impugnándose el recurso por el Ministerio Fiscal y, después de los trámites oportunos, se remitió todo lo actuado a esta Sección Tercera. Señalándose para deliberación el día 26-Septiembre-2011.

Hechos

UNICO.- Se acepta el relato fáctico de la sentencia impugnada, que es del tenor literal siguiente "HECHOS PROBADOS: PRIMERO.- El día 11 de marzo de 2.011, sobre las 21:00 horas, Jose Pablo regresó al domicilio conyugal sito en la PLAZA000 número NUM000 NUM001 NUM002 de Camponaraya entablando una discusión con su esposa Marisa a causa del pago de diversos recibos de la luz, zarandeándola y agarrándole fuertemente por el cuello y los brazos, dándole una bofetada en la cara.

SEGUNDO.- Ante esta agresión Marisa avisó de inmediato a la Guardia Civil, huyendo del domicilio Jose Pablo , comprobando los agentes que se desplazaron hasta la vivienda que la mujer se encontraba nerviosa, asustada y tenía la cara y el cuello enrojecidos.

TERCERO.- Como consecuencia de esta agresión Marisa sufrió lesiones consistentes en eritema en cuello, hematoma digital en región antebraquial derecha de doce centímetros de diámetro y contusión en mejilla izquierda, que precisaron para su curación de una primera asistencia facultativa sin necesidad de otro tratamiento médico o quirúrgico, tardando en curar siete días durante los que no estuvo impedid apara el ejercicio de sus actividades habituales".

Fundamentos

PRIMERO.- A tenor de las alegaciones que Don Jose Pablo como apelante, el MINISTERIO FISCAL como apelante apelado, vienen a referir en sus respectivos escritos al efecto. Y habiendo procedido esta Sala, en la nueva valoración a llevarse a cabo en esta segunda instancia con plenitud de jurisdicción, a efectuar un nuevo análisis de las actuaciones y de las pruebas practicadas en el acto del juicio oral.

Tras su valoración en conjunto y de forma ponderada, se viene ahora a coincidir, aunque no plenamente, con el criterio resolutivo al que llegó el Juez "a quo" en su sentencia en uso de la facultad que le confiere el art. 741 de la L. E . Criminal, respecto a las cuestiones ahora planteadas por el recurrente como fundamento de su recurso.

No viniéndose a apreciar que, al respeto y por dicho Juzgador, y dejando a aparte la salvedad que posteriormente se concretará y relativa a la calificación jurídica de los hechos enjuiciados , se hubiere incurrido en la errónea y equivocada valoración del resultado de las pruebas practicadas en el acto del juicio oral, ni tampoco en la infracción de los principios de presunción de inocencia e "in dubio pro reo", que le viene a atribuir el apelante en los términos expositivos de su escrito de recurso. Y, ello, en cuanto a mantener, en esta segunda instancia, que no resultó acreditado que el mismo hubiera procedido a zarandear, agarrar y dar una bofetada a la denunciante, en el transcurso de la discusión surgida con motivo del impago de diversos recibos de luz.

SEGUNDO.- Juez " a quo" que a la hora de argumentar y fundamentar su decisión de considerar al acusado como autor zarandear, agarrar y dar una bofetada a su esposa Doña Marisa , máxime al haberse practicado bajo su inmediación las pruebas en el acto del juicio oral y con observancia de los principios constitucionales de contradicción y publicidad, lo vino a hacer de forma razonada y razonable, además de con rigor, precisión y amplitud en el acertado y extenso fundamento Segundo de su sentencia, dándose por ello, aquí y ahora, por reproducido en evitación de repeticiones innecesarias. Habiéndose ajustado al respecto el Juzgador, en sus criterios valorativos, a las reglas de la lógica, del criterio racional y de la sana crítica.

TERCERO.- Siendo ahora, únicamente, de apreciarse y añadirse lo siguiente:

1º.- Conforme a reiterada y pacífica doctrina jurisprudencial, aunque el recurso de apelación tenga carácter ordinario y pueda realizarse en él una nueva valoración de la prueba practicada en primera instancia, tal revisión ha de limitarse, por lo general, cuando se trata de pruebas personales, a examinar su regularidad y validez procesal, y en cuanto a su valoración, a verificar si las conclusiones que el juez ha obtenido resultan congruentes con sus resultados, y se ajustan a los criterios generales del razonamiento lógico, según las reglas de experiencia comúnmente admitidas.

De este modo, sólo cabrá apartarse en esta instancia, sin haber presenciado tal prueba, de la valoración que de ella obtuvo el Juez ante quien se practicó, si se declara como probado en base a ella algo distinto de lo que dijo el declarante y que no resulta de ningún otro medio probatorio, si la valoración de la declaración conduce a un resultado ilógico o absurdo y, de modo excepcional, si concurren otras circunstancias de las cuales se desprenda de modo inequívoco la falsedad de un testimonio acogido como cierto o la certeza de uno no tenido en cuenta.

Es decir, que la relación histórica de la sentencia apelada no debe ser modificada en apelación salvo cuando concurra alguno de los supuestos: 1º) que se aprecie manifiesto y patente error en la apreciación de la prueba; 2º) que el relato fáctico sea incompleto, incongruente o contradictorio; y 3º) que sea desvirtuado por nuevos elementos de prueba practicados en segunda instancia."

2º- En el presente caso la Sala, tras examinar la extensa, precisa, detallada y motivada argumentación y fundamentación jurídica de la sentencia apelada, así como el resultado de las pruebas practicadas. Viene a estimar que no se puede tachar de erróneos, incorrectos, ilógicos o incoherentes los razonamientos que expresa el Juzgador de Instancia para obtener su convicción de que el ahora apelante llevó a cabo el empujón referido en su relato fáctico probatorio. Teniendo los hechos declarados probados un sentido claro y acertado a la vista y en función del resultado de las pruebas de cargo llevadas a cabo. No existiendo, en definitiva, ni un quebrantamiento del principio de presunción de inocencia ex art. 24 C.E ., ni la apreciación incorrecta o errónea en la valoración de la prueba que invoca el apelante.

Así, el juzgador, imparcial, ha considerado mucho más creíble y convincente la versión y relato de los hechos manifestados por la denunciante-victima en su declaración ante el Juzgado Instructor con asistencia de su Letrado y el del ahora apelante (en el acto del juicio oral se acogió a su derecho a no declarar), que la del denunciado. Junto a datos y hechos corroboradores de dicha versión, como la asistencia médica que por ello se la tuvo que prestar, y recogida y plasmada la misma en el "protocolo sanitario ante malos tratos domésticos" confeccionado al respecto, así como por el contenido y conclusiones del informe del Médico Forense relativo al alta de las lesiones sufridas por la denunciante-victima, y declaraciones de los Agentes prestadas en el acto del juicio.

3º.- De tal forma que, en el presente caso a enjuiciarse, no vienen a constatarse dudas acerca de que los hechos y el proceder atribuido al apelante y condenado, no hubiesen acontecido de forma diferente a como vino a relatarse en el escrito de acusación, y acogido, prácticamente, en los hechos probados de esta resolución. No constando la existencia de hechos y circunstancias en los que poder basarse para afirmar que la denunciante mentía y faltaba a la verdad en cuanto al proceder de su esposo.

Sin que, por ello, se hubiere producido la invocada errónea valoración de la prueba, ni vulneración de los principios de presunción de inocencia e "in dubio pro reo" que invoca.

4º.- No existiendo, pues, en definitiva, motivos suficientes para que la Sala valore la verosimilitud y credibilidad del denunciado-apelante y testifical, de manera diferente a como lo hizo el Juez "a quo". Máxime la inmediación de la que este último dispuso en el acto del juicio oral y el convencimiento personal al que llegó al respecto.

CUARTO.- Como ya se anticipó, si va a apreciarse una errónea calificación jurídica de los hechos declarados probados, en cuanto a que los mismos han de calificarse como constitutivos de una falta de lesiones del art. 617.1º y párrafo último C.P ., pero no de un delito de lesiones no constitutivas de delito del art. 153.1 y 3 C.P .

Ya que, para que se pueda apreciar que nos encontramos ante un delito de violencia de género como, entre otros, el tipificado en dicho art. 153.1 y 3 C.P ., no basta, simplemente y de forma automática, con que la ofendida hubiese sido esposa del autor de la lesión, y así se desprende del nuevo art. 87 ter de la Ley Orgánica del Poder Judicial . Sino que se hace necesario, tratándose de las mujeres a las que como sujetos pasivos del delito se refiere dicho art. 153 C.P . (u otro de los delitos cuyo fundamento y marco de su desenvolvimiento se comprende dentro del que el legislador ha denominado violencia de género)., que exista un plus, un elemento adicional , cual es que esa conducta de maltrato pueda calificarse como una " manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres " como requiere el art.1.1 de la L.O. 1/04, de 28 de de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género ( SS.TS. 58/2008, de 25 de enero ; 654/2009, de 8 de junio y 1177/2009, de 24 de noviembre, y AP Murcia, sección 3ª, Sentencia de 11 de junio de 2010, rec. 121/2010, AP Castellón, sec. 2 ª, S 15-07-2010, nº 292/2010, rec. 509/2010, y AP Valladolid , sec. 4 ª, S 6-09-2010, nº 357/2010, rec. 597/2010 )

Contexto o situación de abuso de poder o de dominación por razón del género femenino, que debe, resultar del contenido del relato de hechos probados . Y, ello, bien porque se desprenda, de forma clara y directa, del propio contenido de las conductas, comportamientos o expresiones que se hagan constar y relatar en los hechos probados, en cuanto que por sí mismos integran, describen y manifiestan mencionada discriminación, desigualdad y relación de poder, sumisión, dominación o sometimiento, y por lo tanto el actuar y comportamiento que exigen los tipos penales a comprenderse dentro del ámbito que el legislador ha denominado violencia de género

O bien, poniéndose de manifiesto en el relato fáctico probatorio , el contexto, las circunstancias o situación en las que tiene lugar y se desarrolla una concreta conducta violenta, de maltrato o amenazante. A la que, si bien, en sí y por si mismo, en principio, no la pudiera ser atribuible directamente y sin más, que integra y configura una situación de discriminación, de abuso, de desigualdad y relación de poder del hombre sobre la mujer. Sin embargo, de dicho contexto, circunstancias o situación puestos de manifiesto en los hechos probados , si vienen a ser expresivas de que dicha conducta se desenvuelve y tiene lugar en un ámbito propio a calificarse como una manifestación de la "discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres".

Y, si bien en el fundamento Tercero (no en los hechos probados), se hacen unas afirmaciones por el Juzgador, tendentes a poner de manifiesto unos hechos a tribuir al apelante, que constituirían una conducta antecedente habitual del mismo, con el fin de integrar y justificar un contexto de malos tratos. Viene a resultar que en el escrito de acusación ninguna imputación se relata ni se hace al respecto, ni mucho menos se acusa por un delito habitual de malos tratos, ni nada al respecto le imputó ni le atribuyó la propia denunciante (que optó en el juicio oral por ejercer su derecho a no declarar).

QUINTO.- Y, en presente caso que nos ocupa, del examen del relato de hechos que se declaran probados , no puede inferirse que el proceder violento del ahora apelante hacia su ex esposa (en la alteración del transcurso de una puntual y concreta discusión por impago de diversos recibos de la luz), conlleve, en sí y por si misma, la calificación de una situación de dominio y poder. Como tampoco se describe el marco, contexto, circunstancias y situación en que tiene lugar la discusión, del que pueda inferirse y concluirse, sin duda alguna, que tal proceder viene a tener lugar en el ámbito y contexto de una situación ( el llamado jurisprudencialmente "microcosmos") de dominio, poder, sumisión, dominación o sometimiento del ahora apelante sobre su esposa.

Reconociendo expresamente la misma en su declaración al denunciar los hechos y al declarar ante el Juzgado Instructor, que era la primera vez que sucedía con motivo de una discusión (amén de suceder al regresar a casa en estado ebrio, teniendo su esposo problemas con la ingesta de alcohol).

De tal forma, que el proceder agresivo de que fue objeto Doña Marisa por el ahora apelante, tardando en curar siete días sin impedimento ni secuelas, y necesitando de una primera asistencia facultativa, sin tratamiento médico, para dicha curación, han de calificarse como constitutivas de una falta de lesiones del art. 617.1º y párrafo último C.P . , pero no de un delito del art. 153.1 y 3 C.P .

Procediendo imponer a Don Jose Pablo , conforme a lo dispuesto en los arts. 48, 57.3, 617.1 y último párrafo, y 638 del Código Penal , la pena de multa de un mes, con una cuota diaria de tres euros (dada su situación económica de encontrarse sin trabajo), quedando sujeto, en caso de impago, a una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas; y prohibición de acercarse a su esposa, domicilio y lugar de trabajo en un radio de 200 metros, así como de ponerse en comunicación con la misma por cualquier medio verbal, visual o escrito, por el tiempo de seis meses. Condenándosele, igualmente, al pago de las costas de primera instancia que correspondan a un Juicio de Faltas.

SEXTO.- Por todo ello procede, en consecuencia, estimarse parcialmente el recurso interpuesto. Con declaración de las costas de oficio de esta alzada.

VISTOS los precedentes fundamentos, preceptos legales invocados, sus concordantes y demás de general y pertinente aplicación.

Fallo

Que estimando parcialmente el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Don Jose Pablo , contra la Sentencia de fecha de 5 abril de 2011, dictada por el Juzgado de lo Penal número 1 de Ponferrada, en el Procedimientote Juicio Rápido número 10/2011 , debemos revocar dicha resolución , absolviendo a dicho Don Jose Pablo , del delito de lesiones en el ámbito familiar del art. 153. 1 y 3 del C.P ., por el que venía acusado y condenado.

Y, en su lugar, debemos condenarle como autor de una falta de lesiones , a la pena de multa de un mes, con una cuota diaria de tres euros, quedando sujeto, en caso de impago, a una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas; y prohibición de acercarse a su esposa, domicilio y lugar de trabajo en un radio de 200 metros, así como de ponerse en comunicación con la misma por cualquier medio verbal, visual o escrito, por el tiempo de seis meses. Condenándosele, igualmente, al pago de las costas de primera instancia que correspondan a un Juicio de Faltas.

Declarando de oficio las costas de esta alzada.

Contra la presente resolución no cabe interponer recurso ordinario alguno. Notifíquese la misma a las partes, y devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, con certificación de lo resuelto, para su notificación y ejecución, de todo lo cual deberá acusar el oportuno recibo.

Así, por esta nuestra Sentencia, definitivamente juzgado, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION: La anterior Sentencia fue leída y publicada por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente que la autoriza con su firma, estando celebrando Audiencia Pública en el día de la fecha. Doy fe.

Práctica de la prueba
Valoración de la prueba
Malos tratos
In dubio pro reo
Presunción de inocencia
Violencia de género
Derecho a no declarar
Medios de prueba
Error en la valoración de la prueba
Prueba de cargo
Principio de presunción de inocencia
Declaración de agente de la autoridad
Falta de lesiones
Delitos de lesiones
Delito de violencia de género
Tipo penal
Primera asistencia facultativa
Bebida alcohólica
Maltrato familiar