Sentencia Penal Nº 293/2012, Audiencia Provincial de Valencia, Sección 3, Rec 138/2012 de 20 de Abril de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Los medios de impugnación en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/01/2013

    La existencia de los recursos en el proceso penal es un elemento del derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho a un proceso con todas las garantías o a un proceso sin dilaciones indebidas derivados del Art. 24 ,Constitución Española: “...

  • La fase de instrucción en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/11/2014

    La fase sumarial, se regula en el Título IV, del Libro II de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Art. 299-325 ,LECrim) bajo la rúbrica ?De la instrucción?. NOVEDAD: La Ley 41/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento...

  • La preparación del recurso de casación por infracción de ley en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

     Preparación La persona legitimada que quisiera interponer este recurso, deberá solicitar ante el Tribunal que haya dictado la resolución definitiva, un testimonio de la misma, y manifestará la clase o clases de recurso que trate de utilizar. E...

  • Sentencias penales recurribles en casación por infracción de ley en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Procedencia Este recurso procederá contra: a) las sentencias dictadas por la Sala de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia en única o en segunda instancia; y b) las sentencias dictadas por las Audiencias en juicio oral y única ...

  • La resolución del procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La resolución, forma normal de terminación del procedimiento administrativo (recuérdese que, según el apartado 1 del Art. 21 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, “la Administración está obligada a dictar resolución expresa y a notificarla en tod...

Ver más documentos relacionados
  • Escrito de la defensa preparando recurso de casación

    Fecha última revisión: 01/04/2016

      NOTA: La petición de proposición de interposición de recurso de casación, se formulará mediante escrito autorizado por Abogado y Procurador, dentro de los cinco días siguientes al de la última notificación de la sentencia o auto contra q...

  • Escrito al Juzgado de lo Social proponiendo la práctica de prueba

    Fecha última revisión: 02/05/2016

      NOTA: Las partes, previa justificación de la utilidad y pertinencia de las diligencias que propuestas, podrán servirse de cuantos medios de prueba se encuentren regulados en la Ley para acreditar los hechos controvertidos o necesitados de prueb...

  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia. Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículo...

  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

      NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en...

  • Recurso de apelación por error en la apreciación de la prueba

    Fecha última revisión: 16/03/2016

      NOTA: Según el art. 846 bis) LECrim: "Pueden interponer el recurso tanto el Ministerio Fiscal como el condenado y las demás partes, dentro de los diez días siguientes a la última notificación de la sentencia. También podrá recurrir el decl...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 20 de Abril de 2012
  • Tribunal: AP - Valencia
  • Ponente: Sanz Diaz, Lucia
  • Núm. Sentencia: 293/2012
  • Núm. Recurso: 138/2012
  • Núm. Cendoj: 46250370032012100196

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL

SECCIÓN TERCERA

VALENCIA

ROLLO APELACION PENAL NUM. 138/2012

Juicio Faltas núm. 116/2011

Juzgado Instrucción núm. 2 de Alzira

SENTENCIA Nº 293/2012

==========================

MAGISTRADA

Dª. LUCÍA SANZ DÍAZ

==============================

En la ciudad de Valencia, a veinte de abril de dos mil doce.

Dª. LUCÍA SANZ DÍAZ, Magistrada de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Valencia, constituida en Tribunal Unipersonal, ha visto en grado de apelación los presentes autos de Juicio de Faltas, procedentes del Juzgado de Instrucción num. 2 de Alzira, registrados en el mismo con el número 116/2011, correspondiéndose con el Rollo de Sala número 138/2012.

Han sido partes en el recurso, como apelante, D. Severino , representado por la Procuradora Dª. Elionor Escuriet Roig y dirigido por la Letrada Dª. Pilar Más Bonacho y, como apelada, Dª Evangelina , defendida por el Letrado D. Víctor Giner Sánchez.

Antecedentes

PRIMERO.- La sentencia recurrida declaró probados los hechos siguientes:

"En el mes de febrero de 2010, Dª. Evangelina ¡ellver, directora del Colegio Rural "La Vall Farta", empezó a indagar sobre si D. Severino había golpeado a un alumno en el centro escolar, preguntando sobre ello a dos profesores y llegando dicho extremo a oídos de D. Severino ".

SEGUNDO.- El fallo de dicha sentencia apelada literalmente dice:

" Absuelvo a Dª. Evangelina , por los hechos objeto del presente procedimiento, como presunta autora de una falta de injurias, prevista y penada en el artículo 620.2 del Código Penal , declarando las costas de oficio."

TERCERO.- Notificada dicha sentencia a las partes, por D. Severino , representado y asistido por los profesionales más arriba expresados, se interpuso recurso de apelación contra la misma ante el órgano Judicial que la dictó. Formalizado el recurso ante el Juzgado de Instrucción, dio éste traslado a las demás partes por un plazo común de 10 días, siendo impugnado pro el Letrado Sr. Giner Sánchez, en defensa de los intereses de Dª. Evangelina . Trascurrido dicho plazo y fijado domicilio para notificaciones, fueron elevados los autos originales a esta Audiencia Provincial con los escritos presentados y, recibidos los mismos, fueron repartidos por los Servicios Comunes a la Magistrada que suscribe y remitido el asunto a la Secretaría de la Sección Tercera de esta Audiencia Provincial, donde se formó el correspondiente Rollo, registrado con el número 138/2012.

Hechos

SE ACEPTA el relato de hechos probados de la sentencia apelada.

Fundamentos

PRIMERO.- Solicita el apelante sea dictada sentencia por la que revocando la recurrida, sea condenada Evangelina como responsable, en concepto de autora, de una falta del art. 620.2 C. penal , a la pena de multa de 20 días, con una cuota diaria de 20,00 euros y al pago de las costas procesales, así como a que a que indemnice al recurrente en la cantidad de 1.500,00 euros por los días de baja padecidos, fundamentando su pretensión en error en la valoración de la prueba, considerando que se ha practicado en el juicio de autos prueba de cargo suficiente contra la acusada, cuya prueba ha permitido acreditar que la finalidad perseguida por ésta con el comportamiento por la misma desplegado, no fue la de indagar si el apelante había pegado o no a un alumno, sino al de difamarle y perjudicarle, añadiendo, de otro lado, que el Juez de instancia no ha tomado en consideración, a la hora de dictar sentencia, los hechos que precedieron a los enjuiciados, ni la relación previa entre el recurrente y la acusada, añadiendo que en el caso de autos concurren los elementos necesarios para estar en presencia de al infracción jurídico-penal de injurias, alegando el Juez de instancia no ha dado una interpretación de lo sucedido acorde con lo realmente acontecido, entendiendo, finalmente y por expuesto, vulnerado el derecho a al tutela judicial efectiva al no haber valorado el Juez a quo las manifestaciones vertidas en el juicio oral por el propio denunciante, incluidas en la denuncia, documental aportada y recursos planteados durante la instrucción, no estando la sentencia recurrida debidamente razonada, ni motivada.

SEGUNDO.- Entablado así el recurso y estando en presencia de un pronunciamiento absolutorio, al que ha llegado el Juez de instancia sobre la base, en esencia, de prueba de naturaleza personal, han de hacerse las siguientes apreciaciones, a saber:

1.- En primer lugar que, pretendiendo el recurrente un pronunciamiento condenatorio frente a una sentencia absolutoria, necesario hubiera sido que hubiere instado la celebración de vista oral con presencia de la acusada para que ésta, ante el tribunal de la segunda instancia, pudiere dar su versión de los hechos y alegar lo que considerase oportuno en defensa de sus intereses, debiendo recordar que, tal y como recoge la STC 45/2011 , a la que se remite la STC 142/2011 , "... cuando en el juicio de apelación el debate no sea estrictamente jurídico, esto es, cuando en el mismo se ventilen cuestiones de hecho que afecten a la declaración de inocencia o culpabilidad, la posibilidad de comparecencia de acusado en el mismo es una expresión del derecho de defensa, de manera que ha de darse a éste la oportunidad de que pueda exponer, ante el Tribunal encargado de revisar la decisión impugnada, su personal versión acerca de su participación en los hechos que se le imputan ....". En el mismo sentido las SSTC 120/2009, 19-5 y 184/2009, 7-9 .

2.- En segundo término, que las posibilidades de que prospere en segunda instancia una pretensión de condena, frente a una sentencia absolutoria, son más bien escasas y reducidas a los casos de infracción de ley o de doctrina legal, o al supuesto en que el error en la valoración de la prueba recaiga sobre un documento (el que ha de ser literosuficiente y no contradicho por otras pruebas practicadas en el juicio), pero, en ningún caso, sobre pruebas de carácter personal.

A este respecto, hay que tener en cuenta que la doctrina del Tribunal Constitucional, iniciada en su S.T.C. 167/2002, de 18 de septiembre (FFJJ 9 a 11) y ratificada por otras muchas que le han seguido (ad ex. SSTC 21/2009, de 26 de enero, FJ 2 ; 24/2009, de 26 de enero, FJ 2 ; y 118/2009, de 18 de mayo , FJ 3) comporta que las sentencias absolutorias sean inatacables en la práctica, cuando la pretensión de condena formulada en la apelación se funde en pruebas de índole personal. Dicho de otro modo, el respeto a los principios de oralidad, inmediación y contradicción, contenidos en el derecho a un proceso con todas las garantías, impone inexorablemente que toda condena se fundamente en una actividad probatoria que el órgano judicial haya examinado directa y personalmente y en debate público, en el que se respete la posibilidad de contradicción, por lo que, cuando la apelación se plantee contra una sentencia absolutoria y el motivo de apelación concreto verse sobre la valoración de pruebas personales, no puede el Tribunal "ad quem" revisar la valoración de las practicadas en la primera instancia en cuanto no practicada en fase de apelación, o dicho de otro modo, el respeto a los indicados principios exige que el Tribunal de apelación oiga personalmente a los testigos, peritos y acusados que hayan prestado testimonio y declaración en el acto del juicio, dado el carácter personal de estos medios de prueba, a fin de llevar a cabo su propia valoración y ponderación y corregir la efectuada por el órgano de instancia ( SSTC 170/2005, de 20 de junio , FJ 2, 164/2007, de 2 julio, FJ 2 , y 60/2008, de 26 de mayo , FJ 5).

3.- En el recurso examinado parte el apelante de un error en la valoración de la prueba, basando el mismo en la apreciación que hace de su propia declaración, así como de la de los testigos que depusieron en la vista oral y de la acusada, frente a la valoración que con respecto a las mencionadas declaraciones ha llevado a efecto el órgano sentenciador, manteniendo aquel su propia versión de los hechos e insistiendo en la misma, tratándose, en definitiva, de prueba claramente de naturaleza personal, cuya valoración corresponde en exclusiva al Tribunal de instancia, sin que la documental unida a las actuaciones, permita por si sola, efectuar un pronunciamiento diferente al recurrido.

No consta acreditado "animus injuriandi" en el comportamiento desplegado por la acusada, detallando la resolución recurrida el razonamiento seguido para llegar a dicha conclusión, no encontrándose en la alzada razones para la censura del proceso deductivo hecho valer por el Juez de instancia, pudiendo leerse en la sentencia, expuestos de manera detallada, los argumentos empleados por el órgano judicial para deducir de ellos que la acusada ejerció sus funciones dentro del Centro docente de autos de forma adecuada y sin ánimo de menoscabar la fama del denunciante, respaldando en esta instancia la resolución apelada, imponiéndose, en consecuencia, la desestimación del recurso.

TERCERO .- Por lo que se refiere a la petición efectuada por la acusada en el escrito de impugnación al recurso, interesando sea condenado el apelante al pago de las costas procesales, ha de decirse que, si bien es cierto que la acusada se ha visto obligada, en este caso, para litigar con igualdad de armas que el denunciante, a costearse los servicios de un abogado, no lo es menos que, al igual que expusiera el Juez de instancia, tampoco en la alzada se aprecia temeridad y mala fe en el apelante, único supuesto en que procedería la imposición de las costas, por lo que las mismas se declaran de oficio.

VISTOS los artículos 10 , 15.2 , 27 , 28 , 29 , 50.5 , 53 , 109 , 110 y siguientes, 116 y siguientes, 123, 620.2 y 638 del Código Penal , 962 y siguientes de la L. E. criminal y demás de general y pertinente aplicación

Fallo

DESESTIMAR el recurso de apelación interpuesto por D. Severino contra la sentencia de fecha 30-12-2011, dictada en el Juzgado de Instrucción 3 de Lliria, en los autos de Juicio de Faltas seguido en dicho Juzgado con el número 116/2011 y, en consecuencia, CONFIRMAR íntegramente la misma, declarando de oficio las costas causadas en esta alzada.

Notifíquese la presente resolución al Ministerio Fiscal y demás interesados en el procedimiento, perjudicados u ofendidos, incluso aunque no se hubieren personado en el procedimiento.

Cumplidas que sean las diligencias de rigor, con testimonio de esta resolución, remítanse las actuaciones al Juzgado de origen para su conocimiento y ejecución, debiendo acusar recibo.

Así, por esta mi sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo, lo pronuncio, mando y firmo.

Error en la valoración de la prueba
Responsabilidad
Prueba de cargo
Derecho a la tutela judicial efectiva
Derecho de defensa
Práctica de la prueba
Medios de prueba
Mala fe
Temeridad