Sentencia Penal Nº 312/2011, Audiencia Provincial de Malaga, Sección 8, Rec 153/2011 de 06 de Junio de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

  • Fases del proceso de prueba en el juicio ordinario y verbal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

      La prueba será el mecanismo por el que las partes pretenden que el Tribunal adquiera el convencimiento de la verdad o certeza del hecho o afirmación fáctica que alegan. La prueba tendrá por objeto los hechos que guarden relación con la tutuel...

  • Regulación de la valoración de la prueba en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 12/05/2017

    La valoración de la prueba es la actividad judicial que busca el convencimiento o el rechazo de la misma. Esta actividad judicial se plasma en la sentencia, a los efectos de dejar patente la relación entre esta actividad y el pronunciamiento en ...

  • Celebración del juicio oral en el proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Del juicio oral y de la sentencia El Juez o Tribunal examinará las pruebas propuestas y dictará auto admitiendo las que considere pertinentes y rechazando las demás, y prevendrá lo necesario para la práctica de la prueba anticipada. Contra los a...

  • La reproducción de sonidos, imagenes o instrumentos de archivo como medios de prueba en el orden civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 18/05/2017

    Los artículos 382 a 384 de la LEC , en sede de prueba, se refieren a la reproducción de la palabra, el sonido y la imagen y de los instrumentos que permiten archivar y conocer datos relevantes para el proceso.  El Art. 382 se ocupa del valor prob...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia. Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículo...

  • Escrito al Juzgado de lo Social solicitando la práctica de la prueba testifical en el acto del juicio

    Fecha última revisión: 24/02/2016

    NOTA: Las partes, previa justificación de la utilidad y pertinencia de las diligencias propuestas, podrán servirse de cuantos medios de prueba se encuentren regulados en la Ley para acreditar los hechos controvertidos o necesitados de prueba, incl...

  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

      NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en...

  • Denuncia por delito de amenazas con mal constitutivo de delito de lesiones

    Fecha última revisión: 08/03/2016

    NOTA: El delito de amenazas del art. 169.1º del C.P. según la D.F.2ª C.P. es de aquellos cuyo conocimiento y fallo corresponde al Tribunal del Jurado. Por ello, según tenor literal del apartado 1 del art. 24 de la Ley del Tribunal del Tribunal ...

  • Escrito al Juzgado de lo Social proponiendo la práctica de prueba

    Fecha última revisión: 02/05/2016

      NOTA: Las partes, previa justificación de la utilidad y pertinencia de las diligencias que propuestas, podrán servirse de cuantos medios de prueba se encuentren regulados en la Ley para acreditar los hechos controvertidos o necesitados de prueb...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 06 de Junio de 2011
  • Tribunal: AP - Malaga
  • Ponente: Molero Gomez, Pedro
  • Núm. Sentencia: 312/2011
  • Núm. Recurso: 153/2011
  • Núm. Cendoj: 29067370082011100108

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MÁLAGA

SECCIÓN OCTAVA

ROLLO DE APELACIÓN Nº 153/11

Juzgado de lo Penal nº 12 de Málaga

Procedimiento Abreviado nº 498/10

Procedencia: Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 3 de Málaga.

Diligencias Previas nº 841/09

*****************************************

Ilustrísimos Sres.

PRESIDENTE

D. Fernando Gonzalez Zubieta

MAGISTRADOS

D. Pedro Molero Gomez

D. Juan Jose Arroyal Calero

*****************************************

SENTENCIA Nº 312/11

En la ciudad de Málaga, a 6 de Junio de dos mil once.

Vistos, en grado de apelación, por la Sección Octava de esta Audiencia, los autos seguidos por el Juzgado de lo Penal de anterior referencia, por un presunto delito de AMENAZAS en el ámbito domestico , contra Belarmino representado en las actuaciones por la Procuradora Sra. Doña Alicia Marquez Garcia y defendido por el Letrado Sr. Don Jose Ignacio Rubio Gonzalez.

Ha sido parte el Ministerio Fiscal, y designado Ponente D. Pedro Molero Gomez, que expresa el parecer de los Iltmos. Sres. Magistrados que integran esta Sección.

Antecedentes

PRIMERO.- Por el mencionado Juzgado de lo Penal se dictó sentencia en la causa de que dimana el presente rollo, con fecha 24 de Febrero de 2.011 , estableciendo el siguiente relato de hechos probados: " Belarmino , mayor de edad y sin antecedentes penales ha mantenido una relación sentimental con Victoria , y el dia 14-9-2009 sobre la 1.30 de la madrugada se dirigió a su domicilio requiriéndole hablar con ella y como quiera que Victoria llamo a la Policía el acusado le dijo " te he escuchado hablar con la policía, como te atreves te vas a enterar, si vas a la policia ya veras". Tras prestar declaración en la comisaría volvió a recibir una llamada del acusado cuando Victoria estaba en compañía de un Agente de paisano preguntándole "quien es el de la camisa roja, tu novio, pues le voy a matar".

El dia 15-9-2009 volvió a llamarla y le dijo que cuando le detuviera la policía iba a salir a hacerle daño, que vendría su familia y le denunciaría. "

A tal relato fáctico correspondió el fallo que a continuación se transcribe: " Que debo condenar y condeno al acusado Belarmino como autor criminalmente responsable de un delito de AMENAZAS LEVES EN EL AMBITO DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO previsto y penado en el art. 171.4 del C.P., CONTINUADO , a la pena de 10 meses de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y en todo caso la privación del derecho a la tenencia y porte de armas por un periodo de 2 años, y prohibición de aproximarse a Victoria en un radio inferior a 500 metros, a su domicilio, lugar de trabajo o allí donde se encuentre, y prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio, por sí o terceras personas durante un periodo de 3 años y al abono de las costas procesales. "

SEGUNDO.- Contra dicha sentencia se interpuso el recurso de apelación expresado, para ante esta Audiencia Provincial, y admitido a trámite se dio traslado a las demás partes del escrito de formalización del mismo por término de diez días, a los fines previstos en el art. 790.5 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , con el resultado que consta en la causa, transcurrido el cual se elevaron los autos a esta Audiencia, para la resolución del recurso planteado, no considerándose necesaria la celebración de "VISTA" para la adopción de una decisión fundada.

TERCERO.- En la sustanciación del recurso se han observado las prescripciones legales.

No se acepta el relato de hechos probados de la sentencia de instancia, estableciéndose como tales los siguientes : " Belarmino , mayor de edad y sin antecedentes penales, ha mantenido una relación sentimental con Victoria . No ha quedado acreditado que el día 14 de Septiembre de 2.009, sobre la 1,30 de la madrugada, el acusado se dirigiera a su domicilio para hablar con ella, y como quiera que Victoria se negó a ello le dijera " te he escuchado hablar con la policía, como te atreves, te vas a enterar, si vas a la policía ya veras.". Tampoco ha quedado acreditado que tras interponer la denuncia, el acusado llamara nuevamente a Victoria cuando esta estaba en compañía de un agente de paisano y le preguntara "quien es el de la camisa roja, tu novio, pues le voy a matar".

El día 15 de Septiembre de 2.009 no consta acreditado que volviera a llamarla y le dijera que cuando le detuviera la policía iba a salir a hacerle daño, que vendría su familia y le denunciaría. ".

Fundamentos

PRIMERO .- Recurre la representación procesal del acusado Belarmino la sentencia del Juzgado de lo Penal que le condenó como autor de un delito de amenazas.

Desarrolla una serie de alegatos el recurrente relativos a la incredibilidad del testimonio de la supuesta víctima Victoria , ya que en el mismo se fundamenta la Juez "a quo" para condenarle.

El recurrente dedica su recurso a denunciar un error en la valoración probatoria expuesta en la sentencia, aduciendo, en esencia, que el testimonio de cargo de la supuesta víctima carece de aptitud formal para poder sustentar una convicción condenatoria.

Tal y como expone una constante doctrina Jurisprudencial, el recurso de apelación contra las sentencias dictadas por los Juzgados en los procesos penales es un recurso amplio y pleno en cuyo seno el Tribunal "ad quem" puede examinar el objeto del mismo con igual amplitud y potestad con que lo hizo el Juzgador "a quo" y por tanto no está obligado a respetar los hechos declarados probados por éste, pues sabido es que tales hechos no alcanzan la inviolabilidad característica de otros recursos de mayor trascendencia como el de casación; pero como el acto del juicio oral tiene lugar ante el Juez de instancia y este tiene la ocasión y oportunidad únicas e inmejorables de poder recibir con inmediación las pruebas, de estar en contacto directo con estas y con las personas intervinientes, no cabe duda de que pese a aquella amplitud del recurso, en la generalidad de los casos y en la práctica, según tiene declarado reiterada Jurisprudencia, en atención al principio de inmediación que informa el sistema oral en materia penal, ha de respetarse en lo posible la apreciación que de la prueba en conjunto haya realizado el Juez de instancia por ser el que aprovecha al máximo en la valoración de los hechos las ventajas de la inmediación, por lo que, para que el Tribunal de segunda instancia, pueda variar los hechos declarados en la primera, se precisa por quien recurra que se acredite la concurrencia de alguno de los siguientes casos o supuestos:

1º Inexactitud o manifiesto error en la apreciación de la prueba.

2º Que el relato fáctico sea oscuro, impreciso, dubitativo, ininteligible, incompleto, incongruente o contradictorio en si mismo.

3º Que haya sido desvirtuado por pruebas practicadas en segunda instancia.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, debe añadirse que hasta la saciedad tiene dicho el Tribunal Supremo que en las pruebas de índole subjetiva, como son las declaraciones de los denunciados y testigos, es decisivo el principio de inmediación y por ello es el Juzgador de instancia quien se halla en condiciones optimas para decidir sobre la credibilidad que ha de darse a lo oído y visto en el juicio oral, pues cuando el medio de prueba es una persona, la convicción judicial se forma también por los gestos, expresión facial, tono de voz, firmeza, duda de las manifestaciones, inseguridad o incoherencia en las mismas, etc., que el Juzgador puede apreciar y valorar en consecuencia a tenor de lo dispuesto en el artículo 741 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , pues cuando en el acto del juicio oral se producen varias declaraciones, la determinación de cual es la verdadera depende claramente de la inmediación con la que esta prueba es recibida por el Juzgador de instancia, por lo que, en consecuencia, en el marco estricto de la apelación, este Tribunal no puede ni debe revisar la convicción en conciencia del Juzgador de instancia respecto de una prueba que ni ha visto ni ha oído personalmente, el Juez "a quo" ha expresado razonadamente el porqué de su convicción sobre las declaraciones, y estimando la valoración realizada conforme a Derecho, no procede revisarla en modo alguno.

No obstante lo anterior, esta Sala ha examinado la grabación de la prueba practicada en juicio, y en verdad, si bien es cierto que la Juez "a quo" realiza una valoración de la prueba ajustada a la lógica de lo razonable, también lo es que el testimonio de la victima por sí solo, en este caso, no es apto ni suficiente para destruir el derecho a la presunción de inocencia del acusado.

Se afirma en la sentencia recurrida que la declaración de la victima es persistente en el tiempo. Pues bien, la del acusado también lo es, ya que desde su primera declaración durante la instrucción judicial ha negado que amenazara a la denunciante. Por ello, ambas declaraciones son igualmente susceptibles de ser creídas.

Añadamos que, en relación con los incidentes objeto de la condena, no existe ninguna corroboración objetiva de carácter periférico. Como tal en la sentencia se alude al testimonio del agente de la autoridad nº. NUM000 , pero lo cierto es que dicho agente tan solo trasladó a la Juez "a quo" el estado anímico de la denunciante cuando recibió una llamada telefónica, pero no puede dar fé del contenido de la conversación telefónica, pues no llegó a escucharla.

Por lo demás, algunas de las frases que supuestamente el acusado dirigió a la denunciante son muy vagas y genéricas, y no encierran en sí mismas una amenaza, por ejemplo, cuando le manifiesta "ya veras" y "te vas a enterar", al conocer el acusado que Victoria ha llamado a la Policía; y otras frases amenazantes ("matar") no van dirigidas a ella sino a su acompañante (al agente de la autoridad). En suma, en realidad la prueba testifical en la persona del agente de la autoridad nº. NUM000 , no avala o corrobora el testimonio de la denunciante, pues cuando se produce la única llamada telefónica que pudiera tener un contenido amenazante, la del día 15/9/2.009 (en donde supuestamente le manifiesta el acusado a la victima que le va a hacer daño y que su familia le denunciaría), no estaba presente.

Por último, la denunciante ha puesto de manifiesto una situación de acoso del acusado hacia su persona, al referir -entre otras cosas- que la llama al teléfono unas 100 veces en un corto espacio de tiempo y que se presenta en su centro de trabajo para molestarla, nada de lo cual se ha acreditado, bastando para ello con examinar el teléfono de la denunciante o con hacer comparecer al acto del juicio oral a los compañeros/as de trabajo de la denunciante.

Acerca de la existencia de móviles espurios en la declaración de la víctima esta Sala es consciente de que en efecto, determinadas situaciones de la vida que podemos denominar de enquistadas, como ocurre con la violencia doméstica habitual, en donde las vejaciones, insultos, amenazas y agresiones varias persisten a lo largo del tiempo, pueden crear un caldo de cultivo en donde la venganza y el odio pueden resultar incluso explicables. Este hecho no invalida en modo alguno las manifestaciones de la víctima, pues si así fuera se le estaría incapacitando para declarar en contra de personas que le han sido muy cercanas y frente a las que tiene un cierto rencor. Ahora bien, esta circunstancia si que debe extremar la cautela del Juzgador para evitar el peligro que se corre en fiar todo el criterio a lo que puede manifestar la persona perjudicada, de suerte que se ha de ser mucho más escrupuloso y esmerado a la hora de formar la convicción sobre la exclusiva base de la declaración de la victima.

En el caso que nos ocupa, el acusado está casado con otra persona en Bélgica, circunstancia esta que aunque la denunciante conocía no es de extrañar que le perturbe anímicamente, de todo ello esta Sala extrae un probable sentimiento de venganza o rencor de la denunciante hacia el denunciado por el hecho de no romper con dicha relación, lo que priva al testimonio de la denunciante de fuerza de convicción.

En definitiva no existe suficiente prueba de cargo, para llegar a una conclusión condenatoria.

El recurso se estima, procediendo la absolución del acusado.

SEGUNDO.- Procede declarar de oficio las costas originadas en la tramitación del recurso, conforme posibilita el número 1º del articulo 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal .

Vistos, además de los citados, los preceptos legales de general aplicación

Fallo

Que debemos estimar y estimamos el recurso de apelación interpuesto por la Procuradora Sra. Doña Alicia Marquez Garcia en nombre y representación de Belarmino , contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal nº 12 de Málaga el día 24/2/2.011, en la causa expresada P. A. nº. 498/10, revocandola en el sentido de absolver a Belarmino del delito de amenazas por el que fué condenado con declaración de oficio de las costas procesales de la primera instancia , y declarando de oficio las costas de esta alzada.

Notifíquese la presente resolución a las partes, haciéndoles saber que la misma es firme, y que contra ella no cabe recurso alguno, salvo el extraordinario de revisión.

Dedúzcase testimonio de la presente y remítase, junto con el procedimiento principal, al Juzgado de su procedencia.

Así, por ésta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION.- Dada, leída y publicada fue la anterior sentencia por los Iltmos. Sres. Magistrados que la dictaron, estando constituidos en audiencia pública el día de su fecha, de lo que doy fe.

Valoración de la prueba
Práctica de la prueba
Representación procesal
Delito de amenazas
Error en la valoración
Agente de la autoridad
Inviolabilidad
Declaración de la víctima
Error en la valoración de la prueba
Medios de prueba
Amenazas
Grabación
Presunción de inocencia
Prueba de testigos
Acoso
Violencia doméstica
Vejaciones
Prueba de cargo