Sentencia Penal Nº 345/2010, Audiencia Provincial de Tenerife, Sección 5, Rec 323/2008 de 25 de Junio de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Los medios de impugnación en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/01/2013

    La existencia de los recursos en el proceso penal es un elemento del derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho a un proceso con todas las garantías o a un proceso sin dilaciones indebidas derivados del Art. 24 ,Constitución Española:“To...

  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

  • El procesamiento en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/03/2016

    La Ley de Enjuiciamiento Criminal únicamente prevé el procesamiento para aquellos delitos que vayan a ser juzgados por medio del procedimiento ordinario. El Art. 384 ,LECrim establece que, en el supuesto de que resulte del sumario indicios de crimi...

  • Principio de aportación de parte de la prueba en el derecho procesal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 11/05/2017

    La prueba viene regulada en la LEC en su Libro II, en el Título I, denominado “de las disposiciones comunes a los procesos declarativos” y, concretamente en el Capítulo V y en el Capítulo VI que se refiere a "los medios de prueba y las presunc...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 25 de Junio de 2010
  • Tribunal: AP - Tenerife
  • Ponente: Mota Bello, Jose Felix
  • Núm. Sentencia: 345/2010
  • Núm. Recurso: 323/2008
  • Núm. Cendoj: 38038370052010100318

Encabezamiento

SENTENCIA Nº 345/10

Iltmos. Sres.

D./Dª. Francisco Javier Mulero Flores (Presidente)

D./Dª. José Félix Mota Bello (Magistrado)

D./Dª. Emilio Moreno Y Bravo (Magistrado)

En Santa Cruz de Tenerife , a 25 de junio de 2010 .

Visto, en nombre de S.M., el Rey, ante esta Audiencia Provincial, el Rollo de Apelación número 0000323/2008 de la causa númro 0000178/2008 seguida por los trámites del Procedimiento Abreviado en el Juzgado de lo Penal, habiendo sido partes, de la una y como apelante D./Dña. Ángel Daniel representado/s por el/los Procurador/es de los Tribunales D./Dña. Dolores Mouton Beautell defendido/s por el Letrado/s D./Dña. Mercedes Vacas Sentís , ejercitando la acción pública el Ministerio Fiscal y Ponente el Iltmo. Sr. Don José Félix Mota Bello .

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Juez de Instancia, con fecha 24/07/2008 , se dictó sentencia, cuyo fallo es del tenor literal siguiente: Que debo condenar y condeno a Ángel Daniel como autor de un delito de robo con fuerza en las cosas del art. 237, 238.2º y 240 del Código Penal , concurriendo la agravante de reincidencia del art. 22.8 del Código Penal a la pena de 2 años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y al pago de las costas procesales

.

SEGUNDO.- En dicha sentencia se declaran probados los siguientes hechos:PRIMERO.- Apreciando en conciencia la prueba practicada se declara expresa y terminantemente probado que el acusado Ángel Daniel , mayor de edad y ejecutoriamente condenado por sentencia firme de fecha 4 de abril de 2005 dictada por el Juzgado de Instrucción nº 3 de La Laguna, ejecutoria 136/05 por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa a la pena de 4 meses de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, sobre las 21'30 horas del día 9 de noviembre de 2005 en el Polígono Industrial de Hoya Fría en Santa Cruz de Tenerife y con la finalidad de obtener un beneficio económico ilícito, tras violentar la cerradura de la puerta delantera izquierda del vehículo camión mixto, marca Mitsubishi, modelo L200, matrícula PQ-....-PQ , propiedad de Ernesto , sustrajo una cartera conteniendo el DNI, una tarjeta sanitaria, cuatro tarjetas de crédito y efectos personales. Los efectos sustraídos no han sido recuperados.

.

TERCERO.- Contra dicha Resolución, se interpueso Recurso de Apelación de D./Dña. Ángel Daniel admitido el cual se dio traslado al Ministerio Fiscal, se levaron las actuaciones a este Tribunal y dado el correspondiente trámite al Recurso, se señaló día para la deliberación, votación y fallo, solicitándose por el recurrente, por el apelado, y por el Ministerio Fiscal.

Hechos

ÚNICO.- Se acepta el relato de hechos probados que contiene la sentencia de primera instancia.

Fundamentos

PRIMERO.- La presunción de inocencia se integra en nuestro ordenamiento como un derecho fundamental de toda persona en cuya virtud ha de presumirse su inocencia cuando es acusada en un procedimiento penal. Este derecho supone, en otros aspectos, que corresponde a la acusación proponer una actividad probatoria ante el tribunal de instancia y que de su práctica resulte la acreditación del hecho del que se acusa. El tribunal debe proceder a su valoración debiendo constatar la regularidad de la obtención y su carácter de prueba de cargo, es decir, con capacidad para alcanzar, a través de un razonamiento lógico, la declaración de un hecho típico, antijurídico, penado por la ley y que puede ser atribuido, en sentido objetivo y subjetivo, al acusado, debiendo expresar en la sentencia el relato de convicción y el razonamiento por el que entiende que se ha enervado el derecho fundamental a la presunción de inocencia ( STS 30-3-2006 ).

En suma, en la resolución del recurso de apelación, la alegación de vulneración de la presunción de inocencia, obliga a comprobar si hay prueba en sentido material (personal o real), así como si esta prueba tiene contenido incriminatorio, se ha obtenido constitucionalmente y accedió lícitamente al juicio oral. Asimismo, debe comprobarse si la prueba es suficiente para enervar la presunción de inocencia y, finalmente, si ha sido racionalmente valorada por el Tribunal sentenciador. Por lo demás, la revisión del proceso valorativo de la prueba practicada en el juicio oral, en el que rigen los principios de oralidad, publicidad, inmediación, concentración, contradicción, cuenta con la limitación que comporta la circunstancia de la carencia de inmediación procesal, como elemento clave del sistema valorativo, en especial para apreciar las pruebas personales desarrolladas en el plenario. A todo ello, debe matizarse que el derecho a la presunción de inocencia alcanza a la total ausencia de prueba y no a aquellos casos en que en los autos se ha reflejado una mínima actividad probatoria de cargo.

SEGUNDO.- En el presente caso se concluye la autoría del acusado, con relación al robo en el interior de la cabina de un vehículo mixto, en base a la obtención de una huella dactilar, tomada de un porta CD de plástico, retirado por la policía en el interior del vehículo. Del contenido de la prueba pericial se desprende con solvencia científica que la huella descrita pertenece al acusado. Éste manifiesta que se dedica a vender objetos parecidos en el rastro, hecho que ni resulta probado ni parece guardar relación con la evidencia intervenida, de tal forma que el perjudica manifiesta haber adquirido esta funda en un hipermercado. Por otra parte, el hecho de que el testigo identifique este objeto y su presencia anterior en el vehículo, impide considerar que fuera puesto en el interior de la cabina con la referida huella. Al margen de la contundencia de este medio probatorio, sin encontrarse otra explicación razonable a la presencia de la huella en este objeto, en el interior del vehículo donde se comete el robo, no podemos obviar que, examinada la hoja histórico penal del acusado, en su biografía acumula hasta quince condenas por delitos contra el patrimonio, dato que no hace sino reforzar la conclusión de la prueba practicada.

En conclusión, se desestima el recurso de apelación.

SEGUNDO.- En materia de costas procesales ha de estarse a lo dispuesto en el artículo 240 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal .

Vistos los preceptos legales invocados, y demás de pertinente aplicación al caso, en atención a todo lo expuesto

Fallo

1º.- Se desestima el recurso de apelación interpuesto por Ángel Daniel contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número Cuatro de Santa Cruz de Tenerife, en fecha de 24 de julio de 2008 .

2º.- Las costas del recurso se imponen a la recurrente.

3º.- Notifíquese esta sentencia, que es firme y devuélvanse los autos al órgano de origen. Así, por esta nuestra sentencia, de la que se unirá testimonio al rollo correspondiente, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

DILIGENCIA DE PUBLICACION.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia, por el Iltmo. Sr. Magistrado-Ponente, estando celebrando audienciqa pública en el día de su fecha, ante mi, el Secretario Judicial, doy fe.

Presunción de inocencia
Prueba de cargo
Antijuridicidad
Práctica de la prueba
Robo
Prueba pericial
Medios de prueba
Delito patrimonial