Sentencia Penal Nº 434/2010, Audiencia Provincial de Valencia, Sección 1, Rec 57/2010 de 29 de Junio de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delitos contra la libertad y la integridad moral

    Órden: Penal Fecha última revisión: 27/12/2012

    La libertad es un derecho fundamental protegido en el Art. 17 ,C. Española. Hay que entenderla libertad como la capacidad de actuación en sentido amplio. Es un atributo de la capacidad que tiene una persona para decidir lo que quiere o no quier...

  • El delito de violencia doméstica

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/03/2013

    En el delito contenido en el Art. 173 ,CP la habitualidad es una nota esencial. En la modalidad básica de este delito se recogen tres conductas: - Causar un menoscabo psíquico o provocación de cualquiera otra lesión que solo exige para su cu...

  • La fase de instrucción en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/11/2014

    La fase sumarial, se regula en el Título IV, del Libro II de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Art. 299-325 ,LECrim) bajo la rúbrica ?De la instrucción?. NOVEDAD: La Ley 41/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento...

  • La preparación del recurso de casación por infracción de ley en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

     Preparación La persona legitimada que quisiera interponer este recurso, deberá solicitar ante el Tribunal que haya dictado la resolución definitiva, un testimonio de la misma, y manifestará la clase o clases de recurso que trate de utilizar. E...

  • Sentencias penales recurribles en casación por infracción de ley en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Procedencia Este recurso procederá contra: a) las sentencias dictadas por la Sala de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia en única o en segunda instancia; y b) las sentencias dictadas por las Audiencias en juicio oral y única ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 29 de Junio de 2010
  • Tribunal: AP - Valencia
  • Ponente: Castellano Rausell, Pedro
  • Núm. Sentencia: 434/2010
  • Núm. Recurso: 57/2010
  • Núm. Cendoj: 46250370012010100219

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL

SECCIÓN PRIMERA

VALENCIA

Avenida DEL SALER,14 2º

Tfno: 961929120

Fax: 961929420

NIG: 46250-37-1-2010-0005127

Rollo apelación juicio de faltas Nº 000057/2010- B -

Causa Juicio de Faltas nº 000108/2009

JUZGADO DE VIOLENCIA SOBRE LA MUJER NUMERO 2 DE VALENCIA, ASUNTOS PENALES

SENTENCIA Nº 434/2010

En Valencia, a veintinueve de junio de dos mil diez

El/a Ilmo/a. Sr/a D./Dª PEDRO CASTELLANO RAUSELL, Magistrado de la Audiencia Provincial de Valencia, constituido en Tribunal Unipersonal, ha visto en grado de apelación los presentes autos de juicio de faltas, procedentes del JUZGADO DE VIOLENCIA SOBRE LA MUJER NUMERO 2 DE VALENCIA, ASUNTOS PENALES y registrados en el mismo con el numero Juicio de Faltas - 000108/2009 sobre falta de VEJACIONES INJUSTAS, correspondiéndose con Rollo apelación juicio de faltas - 000057/2010 de la Sala.

Han intervenido en el recurso, en calidad de apelante/s, Candelaria , representado por el/la Procurador/a D/Dª MARIA GUTIERREZ CUBELLS y defendido por el/la Letrado/a D/Dª MARIA DOLORES DIAZ ORTEGA.

Y en calidad de apelados, Matías representado por el/la Letrado/a D/Dª MARIA TERESA PAREDES PIRIS y el MINISTERIO FISCAL - ANA PALOMAR MARCOS-.

Antecedentes

PRIMERO.- La sentencia recurrida, declara probados los hechos siguientes: " 1.- El dia 31 de agosto de 2009, fecha del cumpleaños de Candelaria , Matías le efectuó tres llamadas a su teléfono móvil. 2.- El día 14 de septiembre de 2009, Candelaria telefoneó a Matías a consecuencia de una deuda que mantiene con la seguridad social y le llamó "hijo de puta" o se atuviese a las consecuencias."

SEGUNDO.- El fallo de la sentencia apelada dice: "Que debo absolver y absuelvo libremente a Jose Pablo de la falta de vejaciones que se le imputa, con declaración de oficio de las costas procesales."

TERCERO.- Notificada dicha sentencia a las partes, por la representación de Candelaria se interpuso contra la misma recurso de apelación ante el órgano judicial que la dicto, por los motivos que desarrolla ampliamente en su correspondiente escrito.

CUARTO.- Recibido el escrito de formalización del recurso, el Juez de Instrucción dio traslado del mismo a las demás partes por un plazo común de diez días para la presentación, en su caso, de los correspondientes escritos de impugnación o de adhesión al recurso. Transcurrido dicho plazo, se elevaron a esta Audiencia Provincial los autos originales con todos los escritos presentados. Recibidos los autos, por la Oficina de Servicios Comunes de esta Audiencia fue turnado el presente juicio al Magistrado que ahora resuelve y fue remitido a la Secretaria de la Sección primera de dicha Audiencia para la formación del correspondiente rollo.

QUINTO.- En la tramitación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.

Hechos

SE ACEPTAN los hechos declarados probados en la Sentencia apelada, que han quedado anteriormente transcritos.

Fundamentos

PRIMERO.- La apelante alega que la Juzgadora ha incurrido en un error en la valoración de la prueba, pero a continuación viene a admitir los hechos declarados probados en la sentencia, que son las tres llamadas telefónicas y la expresión amenazante. Igualmente la apelante solicita la condena del denunciado en el juicio de faltas, pero pide que sea por el delito del artículo 173-2 del Código penal, regulador de los malos tratos habituales dentro del Titulo VII dedicado a los delitos contra la integridad moral.

La lectura del escrito de apelación muestra claramente que la apelante lo que está discutiendo es la valoración jurídica de los hechos, considerándolos constitutivos de una falta de vejaciones injustas, aunque por error mencione el artículo del delito, y toma como fundamento de su pretensión el argumento del carácter subjetivo de la mencionada falta, a tenor del cual la intranquilidad que le produjo el comportamiento del denunciado es la razón de la existencia de la conducta punible.

SEGUNDO.- Sin embargo el argumento no es acogible en la segunda instancia. La falta de vejaciones no nace del temor de la ofendida, su naturaleza no es puramente subjetiva, debe atenderse a la objetividad de la conducta y expresiones enjuiciadas y deducir de ellas y del contexto si se ha producido la vejación, o lo que es lo mismo, debe compararse con el sentir social del momento y lugar y en base dicha percepción deducir si la conducta enjuiciada constituye un desvalor capaz de ser tenido por vejatorio o amenazante.

Desde esta perspectiva el hecho de haber efectuado tres llamadas telefónicas en intervalos de diez minutos a una persona en el día de su cumpleaños, si no contesta, no supone más que el cumplimiento de una costumbre social de felicitación y la insistencia normal en el intento de contactar verbalmente. La mera afirmación de la denunciante de que el denunciado sabía que no quería hablar con él, no tiene porqué ser asumida por el denunciado como una prohibición taxativa e irrevocable hablando de personas que han mantenido una relación sentimental, ni convierte en falta penal el incumplimiento de un modo socialmente admitido.

Por lo que respecta a la expresión "atente a las consecuencias", exteriorizada después de haber recibido un insulto, sólo puede ser entendida como la advertencia de que toda infracción de las reglas de convivencia lleva consigo una respuesta en derecho, que el causante debe asumir desde el punto de vista de la responsabilidad personal. Las consecuencias de un insulto no son el anuncio de un mal ilícito, sino el recordatorio de la mencionada responsabilidad por los actos propios.

Consecuentemente ni en un caso ni en otro se puede hablar de vejación o de amenaza, de acuerdo con el concepto social que se tiene sobre los hechos enjuiciados, con independencia del sentimiento provocado en la persona ofendida.

TERCERO.- En consecuencia procederá desestimar el presente recurso y confirmar la resolución a que afecta, imponiendo, de existir, el pago de las costas procesales correspondientes a esta alzada a la parte apelante.

Fallo

En atención a todo lo expuesto, el Ilmo/a Sr./Sra. Magistrado Ponente D./Dª PEDRO CASTELLANO RAUSELL de la Sección primera de la Audiencia Provincial de Valencia

ha decidido:

PRIMERO: DESESTIMAR el recurso de apelación interpuesto por Candelaria , representado por el/la Procurador/a D/Dª MARIA GUTIERREZ CUBELLS y defendido por el/la Letrado/a D/Dª MARIA DOLORES DIAZ ORTEGA, contra la SENTENCIA Nº 29/10 DE 12/03/2010 dictada por el JUZGADO DE VIOLENCIA SOBRE LA MUJER NUMERO 2 DE VALENCIA, ASUNTOS PENALES en el Juicio de Faltas - 000108/2009.

SEGUNDO: CONFIRMAR la sentencia a que el presente rollo se refiere, imponiendo, de existir, el pago de las costas procesales correspondientes a esta alzada a la parte apelante.

Cumplidas que sean las diligencias de rigor, y notificada esta sentencia a las partes, devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia con testimonio de esta resolución, para su conocimiento, observancia y cumplimiento.

Así, por esta mi Sentencia, de la que se llevara certificación al rollo, definitivamente juzgando, lo pronuncio, mando y firmo.

Falta de vejaciones
Error en la valoración de la prueba
Malos tratos
Integridad moral
Hecho delictivo
Vejaciones
Insulto
Responsabilidad
Amenazas