Sentencia Penal Nº 618/2011, Audiencia Provincial de Madrid, Sección 7, Rec 173/2011 de 27 de Junio de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delito de denegación de sometimiento al test de alcoholemia

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    La negación a someterse al test de alcoholemia, se constituye como un delito autónomo que se regula dentro del conjunto de delitos contra la seguridad del tráfico, en concreto en el Art. 383 ,CP. DELITO PENA ATENUANTES Negarse a someterse a...

  • Bebidas alcohólicas y drogas en la conducción de vehículos

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 31/01/2016

    Desde el 31 de enero de 2016 está en vigor el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial  No podrá circular por las ví...

  • Delito de conducción bajo los efectos del alcohol

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    NOVEDAD: Con motivo de la supresión de las faltas penales, los accidentes de tráfico dejan de estar tipificados en la vía penal, salvo que los hechos revistan carácter de delito de conducción con alcoholemia en el que se hayan producido les...

  • Impuestos sobre el alcohol y bebidas alcohólicas

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 12/12/2016

    Impuestos especiales sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas: Impuesto sobre la Cerveza Impuesto sobre el Vino y Bebidas Fermentadas. Impuesto sobre Productos Intermedios. NOVEDADES: El Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre, modific...

  • Tasas máximas de alcohol permitidas en la conducción de vehículos

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 31/01/2016

    Desde el 31 de enero de 2016 está en vigor el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial   No podrá circular por las ví...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 27 de Junio de 2011
  • Tribunal: AP - Madrid
  • Ponente: Aparicio Carril, Maria Luisa
  • Núm. Sentencia: 618/2011
  • Núm. Recurso: 173/2011
  • Núm. Cendoj: 28079370072011100558

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

SECCIÓN SÉPTIMA

ROLLO Nº 173/2011-RP-

Procedimiento de Origen : JUICIO RAPIDO Nº 152/2010

Órgano de Procedencia : JUZGADO DE LO PENAL Nº

SENTENCIA Nº 618/2011

AUDIENCIA PROVINCIAL

Ilmas. Sras. de la Sección 7ª

Dª. Mª Luisa Aparicio Carril

Dª. Mª Teresa García Quesada

Dª. Ana Mercedes del Molino Romera.

En Madrid a veintisiete de junio de dos mil once.

VISTO en segunda instancia, ante la Sección Séptima de ésta Audiencia Provincial, el Juicio Rápido nº 173/2011procedente del Juzgado nº 1 de lo Penal de Getafe seguido por un delito CONTRA LA SEGURIDAD VIAL contra el acusado Fernando , venido a conocimiento de esta Sección a virtud de recurso de apelación que autoriza el artículo 790 de la ley de Enjuiciamiento Criminal , interpuesto en tiempo y forma por dicho acusado contra la sentencia dictada por el Ilmo. Sr. Magistrado-Juez del expresado Juzgado con fecha 16 de febrero de 2011 .

Antecedentes

PRIMERO .- En la sentencia apelada se establecen como hechos probados que: "(...) el acusado Fernando , mayor de edad y sin antecedentes penales, sobre las 4,40 horas del 10 de noviembre de 2009 conducía el vehículo Seta Córdoba matrícula .... LMB encontrándose afectado pro la previa ingesta de bebidas alcohólicas que mermaban sus facultades psico-físicas necesarias para la correcta conducción, por lo que circulaba de manera irregular a gran velocidad, saltándose un ceda el paso, por lo que al ser observado por agentes de la Policía Local éstos comenzaron a perseguirlo hasta que el acusado estacionó el vehículo en la puerta de un garaje situado en la calle Neptuno de Parla. Ante la constatación de evidentes síntomas de embriaguez fue sometido a la prueba de alcoholemia que arrojó un resultado positivo de 0,66 miligramos de alcohol por litro de aire espirado a las 5,00 horas y 0,61 miligramos en la segunda practicada a las 5,17 horas.".

Su fallo o parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "Que debo condenar y condeno a D. Fernando como autor criminalmente responsable de un delito de conducción etílica previsto y penado en el artículo 379.2 del Código penal , sin concurrencia de circunstancias modificativas, a la pena de siete meses de multa con cuota diaria de seis euros con arresto sustitutorio en caso de impago, privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un año y diez meses y abono de las costas procesales ocasionadas.".

Han sido parte en la sustanciación del presente recurso el Ministerio Fiscal, dicho apelante representado por el Procurador D. Ángel Tello Galve y Ponente la Magistrada Dª. Mª Luisa Aparicio Carril.

SEGUNDO .- El apelante establece como fundamentos del recurso las siguientes alegaciones: error en la apreciación de las pruebas, vulneración del principio de presunción de inocencia e infracción del art. 379.2 del C. Penal

Al dar traslado del recurso al Ministerio Fiscal por el mismo se interesó la confirmación de la sentencia.

TERCERO.- Recibidas las actuaciones en esta Sección de la Audiencia Provincial, por providencia de 2 de junio de 2011 se señaló para deliberación el día 13 siguiente.

Hechos

SE ACEPTAN íntegramente los hechos probados de la sentencia recurrida.

Fundamentos

PRIMERO .- El apelante sostiene que se ha valorado erróneamente la prueba que se practicó en el acto del juicio ya que la versión facilitada por el acusado, corroborada por la de la testigo Inés , su esposa, es totalmente verosímil manifestando que era ella la que conducía el vehículo y que al llegar al garaje de su domicilio y al no tener el mando a distancia para abrir la puerta, ella se dirigió a casa a buscarlo y el acusado, entre tanto, se colocó en el asiento del conductor por si se acercaba algún vecino siendo en esta situación en la que se encontraba cuando llego la policía; afirmó la testigo que tardó unos diez minutos en ir a su domicilio y bajar de nuevo (explicó su recorrido: rodear tres bloques, traspasar tres puertas, subir a una novena planta) y cuando bajo no estaba ni su marido ni el vehículo.

Frente a estas manifestaciones del acusado y de la testigo, el Magistrado de la instancia ha dado prevalencia a las declaraciones de los agentes de la policía que declararon en el acto del juicio y este Tribunal comparte su criterio. Los dos agentes de la policía manifiestan que ven como el vehículo no respeta una señal de ceda el paso, circula a gran velocidad y no lleva luces, por lo que le siguen (ellos iban en vehículo camuflado) al tiempo que dan aviso por la emisora; manifiestan que no le pierden de vista, circulando a unos 80 metros del vehículo pero que no pueden alcanzarle hasta que el turismo inicia la maniobra para introducirse en un garaje; hasta ese momento no han visto quien conducía pero al acercarse al vehículo se encuentra únicamente el acusado, ocupando el asiento del conductor. Sostienen que en el vehículo solo iba el acusado y no vieron que descendiera del turismo persona alguna. Cuando se acercan a él y aprecian que presentaba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas en ningún momento dijo nada de que no fuera él quien conducía el vehículo ni habló de su mujer, no poniendo ningún problema para efectuar una prueba de alcoholemia de muestreo estando todavía en la calle. Al conductor los agentes le llevan a las dependencias policiales y el vehículo lo retira la grúa.

Las declaraciones de los agentes sin duda ofrecen mayor credibilidad en primer lugar porque no consta que tuvieran interés alguno en perjudicar al acusado al que no conocen; en segundo lugar porque el acusado asumió ante ellos al menos tácitamente en la calle que era el conductor del vehículo al acceder a practicar la prueba de alcoholemia y expresamente cuando declara ante ellos en dependencias policiales; en tercer lugar, porque si estuviera esperando la llegada de su mujer con el mando del garaje lógicamente lo habría puesto de manifiesto ante los agentes para evitar que se llevara el vehículo la grúa municipal. Por otra parte, si la testigo esposa del acusado, tal y como manifestó en el acto del juicio, subió a su domicilio y bajó en diez minutos al menos el vehículo tenía que encontrarse todavía en la calle ya que resulta impensable que en menos ese tiempo se lleven a cabo por los agentes todas las actuaciones que relataron, prueba de alcoholemia con etilómetro de muestreo, inicio de traslado del acusado en un vehículo policial a dependencias policiales y retirada del vehículo por la grúa municipal, de forma tal que al llegar la testigo lo único que puede observar es que no está ni su marido ni su vehículo.

Dar prevalencia de forma razonada a las declaraciones de unos testigos frente a lo que declara otro no quiere decir que se haya valorado erróneamente la prueba que se practicó en el acto del juicio al concluir que era el acusado ahora apelante el que conducía el vehículo a gran velocidad y sin luces.

Pero también está acreditado que el acusado se encontraba bajo los efectos de una previa ingesta de bebidas alcohólicas como lo evidencia el resultado de la prueba de alcoholemia, los síntomas que en él apreciaron los agentes cuando, la forma anómala de conducir e incluso sus propias manifestaciones.

La defensa sostiene que la prueba de alcoholemia es nula de pleno derecho y no puede ser tenida en cuenta puesto que existe un error en el acta en cuanto al etilómetro con el que se efectuó la prueba. Esta alegación no puede prosperar. Se aprecia en el acta de prueba de alcoholemia, folio sin numerar existente entre los folios 12 y 13 de las actuaciones, que se realiza la prueba con etilómetro evidencial Drager modelo 7110, con número de serie ARHN o ARMM-0108, la primera prueba a las 05,00 arrojando un resultado de 0,66 mgrs de alcohol por litro de aire espirado y a las 5,17 horas la segunda que arroja un resultado de 0,61 mgrs de alcohol por litro de aire espirado. Este acta la firma el ahora apelante y el Instructor y secretario del atestado que son los dos agentes que comparecieron como testigos en el acto del juicio. Al folio 16 constan los dos tickets que el etilómetro emite al efectuar las pruebas y en los que coinciden la hora y el resultado de cada una de las pruebas con lo que se hace constar en el acta y, en los dos tickets, consta que el etilómetro utilizado, el que ha emitido los tickets, es el Drager 7110 ARWF 0108 y consta al folio 27 el certificado de verificación periódica de este etilómetro expedido al Ayuntamiento de Parla. Al ser interrogados los agentes de la policía local sobre las letras que identifican el etilómetro utilizado en el acta de prueba de alcoholemia los dos afirman que debe tratarse de un error mecanográfico ya que en el destacamento tienen dos etilómetros. Sea como fuere no existe duda alguna de cuál fue el etilómetro con el que se efectuó la prueba de alcoholemia puesto que están incorporados a las actuaciones los dos tickets que dicho etilómetro emitió y aun cuando el acusado no firmó dichos tickets sí firmó el acta correspondiente en el que lo relevante no es la identificación del etilómetro, suficientemente identificado en los mencionados tickets, sino el resultado de las dos pruebas que se practicaron.

En definitiva, ni existió error al valorar la prueba ni se vulneró el principio de presunción de inocencia al dictar la sentencia de la instancia no ofreciendo duda alguna que los hechos que en la misma se declaran probados son constitutivos del delito por el que el ahora apelante ha sido condenado en la misma y, por ello, procede desestimar el recurso de apelación planteado, confirmando la resolución recurrida y declarando de oficio las costas de esta alzada.

VISTOS , además de los citados, los preceptos legales pertinentes del Código Penal y Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Fallo

Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por Fernando contra la sentencia pronunciada en estas diligencias por el Juzgado de lo Penal nº 1 de Getafe con fecha 16 de febrero de 2011 , debemos declarar y declaramos no haber lugar al mismo y, en consecuencia, CONFIRMAMOS la resolución apelada en todas sus partes declarando de oficio las costas de esta alzada.

Notifíquese la presente resolución al Ministerio Fiscal y a las partes haciéndoles saber que contra la misma no cabe recurso alguno así como, en su caso, a los ofendidos o perjudicados por el delito aun cuando no sean parte en la causa.

Devuélvanse las actuaciones al Juzgado a quo con certificación de la presente resolución a los fines procedentes.

Así por esta sentencia, de la que se llevará certificación al rollo de la Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION .- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por la Ilma. Sra. Magistrada Ponente Dña Mª Luisa Aparicio Carril, estando celebrando audiencia pública en el mismo día, de que certifico.

Bebida alcohólica
Declaración de agente de la autoridad
Atestado
Principio de presunción de inocencia
Valoración de la prueba