Sentencia Penal Nº 779/2003, Tribunal Supremo, Sala de lo Penal, Rec 809/2002 de 30 de Mayo de 2003

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Penal
  • Fecha: 30 de Mayo de 2003
  • Tribunal: Tribunal Supremo
  • Ponente: Sanchez Melgar, Julian
  • Núm. Sentencia: 779/2003
  • Núm. Recurso: 809/2002
  • Núm. Cendoj: 28079120002003101360
Resumen:

El TS estima en parte los recursos de casación interpuestos por los condenados en la sentencia recurrida por delito contra la salud pública. Manifiesta la Sala que en los delitos de posesión preordenada al tráfico, cuando la droga es portada en el interior del organismo, no existe la más mínima posibilidad de dominio conjunto del objeto delictivo. De manera que cada uno de ellos recibió el encargo, y únicamente viajaron juntos a Colombia, sin que exista prueba alguna acreditativa que en la operación participaron de común acuerdo con el mandante de su actividad, no pudiendo ser responsables más que de la droga que portaban o poseían preordenadamente al tráfico de forma individualizada y de no del total transportado, al rechazarse mediante el meritado elemento fáctico del "común acuerdo", que justificaría sobradamente en caso contrario tal coparticipación, modificándose el "factum" en este sentido, mediante segunda sentencia que ha de dictarse. En cuanto a una de las acusadas, nada tiene de particular que una ciudadana colombiana viaje a su país, con una compañera de piso y los amigos de ésta, que se quede mes o mes y medio con sus familiares más directos, y vuelva con su hija a España, en donde tiene permiso de residencia y trabajo, tenga o no mayores o menores ingresos, y únicamente es un indicio sólido las manifestaciones de la Guardia Civil en el sentido de que el acusado les había comentado en el momento de su detención que la droga debía entregársela a la acusada. Sin embargo, nunca se produjo tal declaración incriminatoria de coimputado, siendo introducida como mera referencia por los agentes actuantes. Estas declaraciones espontáneas que llevan a cabo los detenidos, una vez han sido informados de sus derechos constitucionales, pueden tener validez como fuente probatoria de segundo grado o de referencia, pero en todo caso no pueden servir para descansar la convicción exclusivamente en ellas, si no son corroboradas por otras fuentes complementarias.


Estupefacientes
Drogas
Delitos contra la salud pública
Presunción de inocencia
Policía judicial
Coautoría
Cantidad de notoria importancia
Decomiso
Informes periciales
Coimputado
Voluntad
Antecedentes penales
Notoria importancia
Autor responsable
Prueba de indicios
Circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal
Inhabilitación especial para el sufragio pasivo
Error en la valoración de la prueba
Sentencia de condena
Principio de presunción de inocencia
Violación
Peritaje
Cadena de custodia
Drogas tóxicas
Instrumento del delito
Indefensión
Responsabilidad
Tipo penal
Participación delictiva
Ejecutoria
Autor directo
Carga de la prueba

Ver el documento " Sentencia Penal Nº 779/2003, Tribunal Supremo, Sala de lo Penal, Rec 809/2002 de 30 de Mayo de 2003 "
¡Es gratis!

  • Accede a más de 4.000.000 documentos
  • Localiza la información que necesitas
No hay legislación relacionada...