Sentencia Penal Nº 90/2011, Audiencia Provincial de Leon, Sección 3, Rec 289/2010 de 23 de Febrero de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Celebración del juicio oral en el proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Del juicio oral y de la sentencia El Juez o Tribunal examinará las pruebas propuestas y dictará auto admitiendo las que considere pertinentes y rechazando las demás, y prevendrá lo necesario para la práctica de la prueba anticipada. Contra los a...

  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • La práctica de la prueba en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    La prueba y su práctica Dispone el Art. 728 ,LECrim que durante el juicio oral no podrán practicarse otras diligencias de prueba que las propuestas por las partes, ni ser examinados otros testigos que los comprendidos en las listas presentadas. Sin...

  • Actos de conclusión de las partes en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 22/05/2017

    Finalizada la práctica de la prueba, las partes formularán oralmente sus conclusiones sobre los hechos controvertidos, exponiendo de forma ordenada, clara y concisa sí, a su juicio, los hechos relevantes han sido o deben considerarse admitidos y, ...

  • La fase del juicio oral y la sentencia en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 09/06/2017

    En el juicio, se procederá a la práctica de la prueba propuesta y admitida, así como a la realización de las conclusiones por parte de los letrados, de conformidad con lo resuelto de la prueba practicada.El juicio y la sentencia: en el juicio se ...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia.Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículos ...

  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

     NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en e...

  • Modelo de notificación de acuerdo de práctica de la prueba

    Fecha última revisión: 17/10/2016

      Expediente número: [NUMERO] Asunto: [DESCRIPCION] Procedimiento: [NUMERO] Interesados: [NOMBRE] y [NOMBRE]   NOTIFICACIÓN A LOS INTERESADOS   En el procedimiento tramitado en este/a [NOMBRE], en relación con [DESCRIPCION], en el ejercicio de...

  • Contestación a la demanda de daños y perjuicios por negligencia médica (fallecimiento)

    Fecha última revisión: 11/04/2016

    NOTA: Mientras que la acción de reclamación de responsabilidad contractual está sometida a la prescripción de cinco años (art. 1964 CC), la prescripción de las acciones para exigir la responsabilidad extracontractual, es de un año a partir d...

  • Modelo de acta de práctica de la prueba. Procedimiento administrativo

    Fecha última revisión: 14/10/2016

      Expediente número: [NUMERO] Asunto: [DESCRIPCION] Procedimiento: [DESCRIPCION]. Interesados: [NOMBRE] y [NOMBRE]   ACTA DE CONSTANCIA DE LA PRUEBA PRACTICADA EN EL PROCEDIMIENTO RELATIVO AL EXPEDIENTE ADMINISTRATIVO DE REFERENCIA   DÍA Y HORA...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 23 de Febrero de 2011
  • Tribunal: AP - Leon
  • Ponente: Amez Martinez, Miguel Angel
  • Núm. Sentencia: 90/2011
  • Núm. Recurso: 289/2010
  • Núm. Cendoj: 24089370032011100145
Resumen:
FALTA DE LESIONES

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 3

LEON

SENTENCIA: 00090/2011

APELACION DE FALTAS Nº 289/2010

Juicio de Faltas nº 250/2010

Juzgado de Instrucción nº 1 de León

El Ilmo. Sr. Magistrado D. Miguel Angel Amez Martínez, como Tribunal Unipersonal de la Sección Tercera de la Audiencia

Provincial de León, ha pronunciado EN NO MBRE DEL REY la siguiente:

S E N T E N C I A Nº 90/2011

En la ciudad de León, a veintitrés de febrero de dos mil once.

En el Recurso de Apelación interpuesto contra la sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción nº 1 de León en Juicio de Faltas nº 250/10, seguido por supuesta falta de lesiones, figurando como apelante DON Blas , representado por la Procuradora Dña. Cristina de Prado Sarabia y defendido por el Letrado D. Jesús Quintana, y como apelado y el MINISTERIO FISCAL.

Antecedentes

PRIMERO.- En el Juicio de Faltas aludido se ha dictado sentencia, con fecha 29 de junio de 2010 , cuya parte dispositiva dice así: "FALLO: CONDENO A Blas como responsable de una FALTA DE LESIONES a la pena de 40 DIAS DE MULTA con una cuota diaria de 8 euros y responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas que deje de satisfacer, al pago de las costas, y a indemnizar a David en 1.350 euros".

SEGUNDO.- Notificada dicha sentencia a las partes, se interpuso contra la misma recurso de apelación en la forma establecida en los arts. 795 y 796 de la L.E. Crim ., dándose traslado del escrito a las demás partes con el resultado que obra en Autos. Elevado el proceso a esta Audiencia, fue turnado y se señaló para examen y fallo el día 23 de febrero de 2011.

Hechos

UNICO.- Se aceptan los Hechos Probados de la sentencia apelada, que es del tenor literal siguiente: PRIMERO.- El día 6 de marzo de 2010 sobre las 14:00 horas, habiendo coincidido entre la C/ Dª Urraca y Alfageme de esta ciudad David y Blas , éste último agredió a David causándole lesiones que después de una primera asistencia facultativa tardaron en curar 30 días, de los que 15 estuvo impedido para sus ocupaciones habituales".

Fundamentos

PRIMERO .- A tenor de las alegaciones que Don Blas como apelante, y el Ministerio Fiscal como apelado, vienen a referir en sus respectivos escritos al efecto. Y habiéndose procedido, en la nueva valoración a llevarse a cabo en esta segunda instancia con plenitud de jurisdicción, a efectuar un nuevo análisis de las actuaciones y resultado de las pruebas practicadas en el juicio oral.

Tras su valoración en conjunto y de forma ponderada, se viene ahora a coincidir , con el mismo criterio resolutivo al que llegó el Juez "a quo" en su sentencia en uso de la facultad que le confiere los arts. 741 y 973 de la L. E. Criminal, respecto a las cuestiones ahora planteadas por el recurrente como fundamento de su recurso.

Y concretadas dichas cuestiones, en síntesis, a que no son ciertos los hechos que se les atribuyen en la sentencia apelada, siendo insuficientes para ello las pruebas practicadas en el acto del juicio, máxime cuando el apelante, como acreditó, no se hallaba en el lugar y día de los hechos objeto de enjuiciamiento. De tal forma que no se desvirtuó el principio constitucional de presunción de inocencia, y en virtud del principio "in dubio pro reo", ha de absolvérsele.

SEGUNDO.- No viniéndose a apreciar que, al respecto y por dicho Juzgador, se hubiere incurrido en la errónea valoración de la prueba que le vienen a atribuir los apelantes en los términos expositivos de su recurso.

Así, dicho Juez "a quo", a la hora de argumentar y fundamentar su decisión, máxime al haberse practicado bajo su inmediación las pruebas en el acto del juicio oral y con observancia de los principios constitucionales de contradicción y publicidad, lo vino a hacer de forma razonada y razonable, y con rigor, precisión y amplitud en los fundamentos acertados de su sentencia, y particularmente en el Primero de ellos, dándose por ello, aquí y ahora, por reproducidos en su integridad en evitación de repeticiones innecesarias.

Habiéndose ajustado el Juzgador en sus criterios valorativos de las pruebas practicadas a las reglas de la lógica, de la experiencia, del criterio racional y de la sana crítica. Sin que, por lo tanto, tales valoraciones e inferencias hayan sido llevadas a cabo de forma arbitraria, irracional o absurda.

TERCERO.- Siendo ahora, únicamente, de añadirse y precisarse, que las alegaciones del apelante en absoluto desvirtúan la decisión recurrida. Pues quedó suficientemente acreditado en el acto del juicio, a tenor de la declaración del propia denunciante- victima de la agresión e informes médicos, la agresión llevada a cabo por el ahora apelante Don Blas a Don David . Otorgando el Juzgador al denunciante plena credibilidad y verosimilitud, máxime su inmediación de la que dispuso, y de la que ahora se carece.

Quedando suficientemente aclarado como el apelante, llevó a cabo su conducta agresiva respecto a Don David . Sin que sea cierto que el denunciante no hubiera identificado al denunciado desde un principio, pues al personarse en Comisaría el día 7 de marzo de 2010, identificó plenamente a Don Blas como el autor de la agresión, a la vez que le describía, mencionaba de quien era novio, donde trabajaba, y del incidente y discusión que entre ellos existió con anterioridad a la agresión respecto a una deuda. Y, si bien viene a ser cierto que el Juzgador no hace alusión en su sentencia al documentado presentado por el apelante en el acto del juicio en cuanto a justificar que el día de los hechos no se encontraba en el lugar en que ocurrió la agresión. Ciertamente, a la vista de dicho documento, y los términos de su contenido, sin hacer alusión alguna a quien lo expidió, ni a su firma, ni que el mismo hubiese sido ratificado y aclarado en el acto del juicio por su ignorado autor, ninguna virtualidad ni valor puede darse al mismo en orden a justificar y acreditar lo que se pretende con su presentación.

No existiendo, tampoco, dato ni circunstancia alguna lo más mínimo constatable y fiable, de que Don David hubiera incurrido en una afirmación e imputación falsa e inventada, y con el único fin de perjudicar al ahora denunciado-apelante.

Razón por la cual no se ha visto por todo ello conculcado ni el principio constitucional de presunción de inocencia, ni el principio penal "in dubio pro reo" que invocan los apelantes en su recurso.

CUARTO.- Por todo ello procede, en consecuencia, desestimarse el recurso interpuesto y confirmarse la resolución apelada. Con declaración de las costas de oficio de esta alzada al no apreciarse temeridad o mala fe en los apelantes.

VISTOS los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

Fallo

Que desestimando el recurso de apelación formulado por Don Blas , contra la Sentencia de fecha 29 de junio de 2010, dictada por el Juzgado de Instrucción número 1 de León, en el Juicio de Faltas número 250/2010, debemos confirmar y confirmamos dicha resolución, con declaración de las costas de oficio de esta alzada.

Notifíquese esta sentencia a las partes personadas, así como a los ofendidos y perjudicados por el delito, aunque no se hayan mostrado parte en la causa, y a los que se hará saber que contra la presente sentencia dictada en apelación no cabrá recurso ordinario alguno. Y devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, con certificación de lo resuelto, para su notificación y ejecución, de todo lo cual deberá acusar el oportuno recibo.

Lo acordó y firma el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente que la dictó.

Práctica de la prueba
Presunción de inocencia
In dubio pro reo
Valoración de la prueba
Mala fe
Temeridad
Falta de lesiones

No se han encontrado resultados...