Acuerdo del Consejo de Gobierno del dia 28 de diciembre de 2005, por el cual se ratifica el acuerdo de la Mesa Sectorial de Educacion sobre medidas de conciliacion de la vida familiar y laboral del personal docente de la comunidad autonoma de las Illes Balears - Boletín Oficial de las Islas Baleares, de 31-12-2005

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Baleares
  • Boletín: Boletín Oficial de las Islas Baleares Número 196
  • Fecha de Publicación: 31/12/2005
  • Este documento NO tiene versiones

El Consejo de Gobierno de las Illes Balears, a propuesta del Consejero de Educación y Cultura, en sesión celebrada el día 28 de diciembre de 2005, adoptó, entre otros, el siguiente acuerdo:

“Primero. Ratificar, en todas las partes, para la validez y eficacia correspondientes, el Acuerdo de la Mesa Sectorial de Educación firmado día 20 de diciembre de 2005, sobre medidas de conciliación de la vida familiar y laboral del personal docente de la comunidad autónoma de les Illes Balears, que se adjunta como anexo.

Segundo. Ordenar la publicación de este Acuerdo en el Boletín Oficial de las Illes Balears.

ANEXO

ACUERDO DE LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN Y CULTURA Y LOS SINDICATOS STEI-i, FETE-UGT, CCOO YANPE TOMADO EN LA MESA SECTORIAL DE EDUCACIÓN DE DÍA 12 DE DICIEMBRE DE 2005 SOBRE MEDIDAS DE CONCILIACIÓN DE LA VIDA FAMILIAR Y LABORAL DEL PERSONAL DOCENTE DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LAS ISLAS BALEARES

1.- ÁMBITO DE APLICACIÓN.

Las previsiones de este acuerdo son aplicables al personal docente de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares representado por esta Mesa de negociación.

2.- MEDIDAS RELATIVAS A LA JORNADA.

2.1.- Reducción de jornada para el cuidado de niños menores de doce años, niños prematuros o personas con discapacidad y por razón de violencia de género.

Se tiene derecho a una reducción de la jornada de trabajo de un máximo de la mitad de la duración de esta jornada, con la reducción proporcional de las retribuciones en las condiciones y supuestos siguientes:

Condiciones:

a)Debido a la distribución de horarios y tareas en el mundo educativo, las reducciones se atendrán a las modalidades: media jornada, un tercio de jornada y menos de una hora diaria equivalente a una sesión lectiva.

b)Las reducciones se tendrán que pedir a la administración escolar por trimestres escolares. Se entenderá que el último trimestre del curso escolar acabará el 31 de julio a efectos de computar las reducciones.

c)Las reducciones de menos de una hora diaria incluirán exclusivamente sesiones no lectivas en función de la disponibilidad del centro. Esta reducción se entenderá de un periodo de tiempo equivalente a la duración de una sesión lectiva en la organización del centro.

Supuestos:

a)Por razón de guarda legal de un niño menor de doce años. En este supuesto, si la reducción no es superior a una hora de la jornada, se deben percibir las retribuciones íntegras hasta que el menor cumpla un año; y si es superior, la reducción proporcional que corresponda, incrementadas en 10 puntos porcentuales, hasta que el menor cumpla tres años.

En los supuestos de adopción o acogida permanente o preadoptivo de niños menores de tres años y mayores de uno, si la reducción no es superior a una hora de la jornada, se deben percibir las retribuciones íntegras hasta que se cumpla el primer año posterior a la constitución de la adopción o acogida; y si es superior, la reducción proporcional que corresponda, incrementadas en 10 puntos porcentuales, hasta que el menor cumpla tres años.

En el supuesto de que el padre y la madre trabajen, únicamente uno de los dos tiene derecho a la percepción de las retribuciones íntegras o la reducción de retribuciones incrementadas a que hacen referencia los párrafos anteriores.

b)Por nacimiento de hijos prematuros o si, por cualquier motivo, los hijos recién nacidos deben permanecer hospitalizados tras el parto, se tiene derecho a una reducción de jornada de máximo de un tercio de jornada.

c)Por razón de guarda legal de una persona con discapacidad superior al 65% y si las percepciones económicas de la persona discapacitada son inferiores al salario mínimo interprofesional, si la reducción de tiempo corresponde a menos de una hora diaria, se deben percibir las retribuciones íntegras durante el periodo de un año; y si la reducción es superior, se deben percibir las retribuciones con la reducción proporcional que corresponda, incrementadas en 10 puntos porcentuales, durante un máximo de tres años.

d)Por tener atención del cónyuge o la pareja de hecho, el padre o la madre, física o psíquicamente incapacitados.

e)En casos debidamente justificados, por incapacidad física, psíquica o sensorial de un familiar hasta el tercer grado de consanguinidad o segundo de afinidad, o de una persona a cargo directo, una vez valoradas las circunstancias concurrentes en cada supuesto.

f)Las funcionarias víctimas de violencia de género, para hacer efectiva su protección y el derecho a la asistencia social integral, tienen derecho a la reducción de jornada con una disminución proporcional de retribuciones. En esta situación, la administración educativa promoverá el cambio de centro y/o localidad del puesto de trabajo a petición de la persona interesada.

La autorización de la jornada reducida dependerá de la DG de Personal Docente. que requerirá la información pertinente a la dirección del centro escolar. La jornada reducida se debe computar como jornada completa a los efectos de reconocimiento de antigüedad y de cotizaciones en el régimen de protección social, en los mismos supuestos en que se puede disfrutar de excedencia con derecho a la reserva de puesto de trabajo que prevé el artículo 29.4 de la Ley 30/1984, de 2 de agosto.

La concesión de la reducción de jornada por las razones enumeradas es incompatible con la realización de cualquier otra actividad, sea o no remunerada, durante el horario que ha sido objeto de reducción.

2.2.- Flexibilización horaria. Siempre que las necesidades de cada centro educativo lo permitan y en el marco de la normativa vigente, se puede conceder la flexibilización horaria a los funcionarios que se encuentren en alguna de las situaciones siguientes:

a)Atención a hijos menores de doce años.

b)Atención a hijos con discapacidad física, psíquica o sensorial.

c)Atención al cónyuge, a la pareja de hecho o a un familiar hasta el tercer grado de consanguinidad o segundo de afinidad, o a una persona a cargo directo con incapacidad física, psíquica o sensorial.

d)Incompatibilidad de las funciones con las modalidades de prestación parcial de servicios

Las funcionarias víctimas de violencia de género, para hacer efectiva su protección y el derecho a la asistencia social integral, tienen derecho a la reordenación del tiempo de trabajo mediante la adaptación del horario, la aplicación del horario flexible u otras formas de ordenación.

La autorización de la flexibilización horaria dependerá de la dirección del centro escolar, que comunicará el trámite a la DG de Personal Docente.

3.- MEDIDAS RELATIVAS A PERMISOS Y LICENCIAS

3.1.- Permisos, horarios por lactancia, hospitalización de hijos, atención a hijos con discapacidad, exámenes prenatales y preparación para el parto.

Se pueden conceder permisos horarios en los supuestos siguientes:

a)Por lactancia de un hijo o hija menor de nueve meses, el funcionario o la funcionaria tiene derecho a un permiso de una hora diaria de ausencia del trabajo.

Este periodo de tiempo se puede dividir en dos fracciones o sustituirse, a elección del funcionario o funcionaria, o en una hora al inicio o una hora al final de su jornada laboral, con la misma finalidad.

Cuando haya dos o más hijos menores de nueve meses, el tiempo de permiso diario se multiplica por el número correspondiente.

Este permiso es compatible con la reducción de jornada por razones de guarda legal. Asimismo, el periodo de duración de este permiso se puede acumular como una licencia de un mes, a la licencia de paternidad y/o maternidad.

b)Por nacimiento de hijos prematuros o si, por cualquier motivo, estos deben permanecer hospitalizados tras las seis semanas posteriores al parto, se tiene derecho hasta dos horas de ausencia diaria del trabajo y se deben percibir las retribuciones íntegras.

c)Por la hospitalización de un hijo o una hija menor de edad se tiene derecho a un permiso de una hora de ausencia del trabajo, mientras dure la hospitalización, que se puede sustituir, a elección de la persona solicitante, por una reducción de media hora al inicio y al final de su jornada laboral o en una hora al inicio o una hora al final de su jornada laboral, con la misma finalidad.

d)Por asistir a reuniones de coordinación ordinaria con finalidades psicopedagógicas en el centro de educación especial o de atención precoz, donde reciba tratamiento el hijo o la hija con discapacidad, o bien por acompañarlo si debe recibir apoyo adicional en el ámbito sanitario, por el tiempo indispensable para llevar a cabo estas actuaciones.

e)La funcionaria en estado de gestación y la que siga técnicas de fecundación asistida y el personal funcionario que sea cónyuge o pareja de hecho de una mujer en la situación descrita tienen derecho a ausentarse del trabajo para llevar a cabo exámenes prenatales y técnicas de preparación del parto, por el tiempo indispensable para hacer estas actuaciones y con la justificación previa de la necesidad de hacerlas dentro de la jornada de trabajo.

Los permisos regulados en este punto únicamente los pueden disfrutar el padre o bien la madre en el supuesto que ambos trabajen, excepción hecha del permiso que regula la letra e)que pueden disfrutar ambos, simultáneamente. El personal funcionario que solicite alguno de los permisos regulados en este punto ha de acreditar documentalmente, si procede, que el otro progenitor trabaja y que no disfruta del permiso solicitado por el mismo motivo

La autorización de permisos será tramitada por la dirección del centro escolar, que comunicará el trámite a la DG de Personal Docente.

3.2.- Licencias por maternidad y/o paternidad.

3.2.1.- En caso de embarazo y de parto. En caso de embarazo y de parto, la duración de la licencia de maternidad y/o de paternidad es de dieciocho semanas ininterrumpidas. Esta licencia se debe disfrutar de la manera siguiente:

– Las seis semanas inmediatamente posteriores al parto, como también las que soliciten inmediatamente antes, son de descanso obligatorio para la madre.

– Las dos últimas semanas puede disfrutarlas únicamente el padre. Estas semanas tienen la consideración de permiso de paternidad y se tiene que aplazar su disfrute hasta el momento en que la madre se reincorpora efectivamente al trabajo.

– Para el resto de semanas, en el supuesto de que el padre y la madre trabajen, ésta, al inicio de la licencia, puede optar porque el padre disfrute de una parte determinada e ininterrumpida de la licencia posterior al parto, de forma simultánea o bien sucesiva con la de la madre, salvo que en el momento de hacerla efectiva, la incorporación de la madre al trabajo suponga un riesgo para su salud. En caso de defunción de la madre, el padre puede hacer uso de la totalidad de la licencia o de la parte que reste, si procede. El mismo derecho tiene el padre en el supuesto de que por complicaciones en el parto o por otra causa sobrevenida, la madre quede en situación de incapacidad absoluta para hacerse cargo del recién nacido.

La madre también puede hacer uso de la totalidad de la licencia, incluyendo las semanas consideradas como permiso de paternidad, en caso de defunción, carencia o incapacidad absoluta del padre para hacerse cargo del recién nacido.

En caso de parto múltiple, la licencia a que hace referencia el apartado anterior se debe ampliar en tres semanas más por cada recién nacido, a partir del segundo, de las cuales una puede disfrutarla únicamente el padre.

La licencia se ha de ampliar también en dos semanas más por cada hijo o hija que, en el momento del parto, sea menor de dos años, de las cuales una puede disfrutarla únicamente el padre, y en una semana más por cada hijo o hija anterior que en el momento del parto sea mayor de dos años y menor de cuatro, el disfrute de la cual será de libre disposición para cualquiera de los progenitores.

En caso de parto de un recién nacido con discapacidad, la licencia de dieciocho semanas se ha de ampliar en dos semanas más adicionales, que se deben repartir entre el padre y la madre, a elección de estos.

En casos de parto prematuro y cuando por cualquier otra causa el recién nacido deba permanecer hospitalizado tras el parto, la licencia puede computarse, a instancia de la madre o, si no hay del padre, a partir de la fecha del alta hospitalaria.

3.2.2.- En caso de adopción o acogida. En caso de adopción o acogida, tanto preadoptivo como permanente de niños menores de seis años, la duración de la licencia de maternidad y/o de paternidad es de dieciocho semanas ininterrumpidas, de las cuales las dos últimas puede disfrutarlas únicamente el padre.

Estas semanas tienen la consideración de permiso de paternidad. En caso de adopción o acogida, tanto preadoptivo como permanente, de hijos con discapacidad o cuando por las circunstancias y experiencias personales o porque provienen del extranjero tienen especiales dificultados de inserción social y familiar, debidamente acreditadas por los servicios sociales competentes, la licencia de dieciocho semanas se ha de ampliar en dos semanas adicionales, que se deben repartir entre el padre y la madre, a elección de estos. La madre puede hacer uso de la totalidad de la licencia, incluyendo las semanas consideradas como permiso de paternidad, en caso de defunción, carencia o incapacidad absoluta del padre para hacerse cargo del hijo o la hija.

Esta licencia se debe computar, a elección de los padres, a partir de la decisión administrativa o judicial de acogida o de la resolución judicial por la cual se constituya la adopción, o bien a partir de la llegada del menor al hogar.

En el supuesto de que el padre y la madre trabajen, las primeras dieciséis semanas de licencia se pueden distribuir a opción de estos y se pueden disfrutar de manera simultánea o sucesiva, siempre que se haga ininterrumpidamente y con una única alternancia. En el supuesto de que el disfrute de estos periodos sea simultáneo, la suma no puede exceder de dieciséis semanas o las que correspondan en caso de más de un hijo o hija.

En caso de adopción o acogida múltiple, la licencia a que hace referencia el apartado anterior se ha de ampliar en dos semanas más por cada hijo o hija, a partir del segundo, de las cuales una puede disfrutarla únicamente el padre.

La licencia se debe ampliar también en dos semanas más por cada hijo o hija que en el momento de hacerse efectiva la nueva adopción o la nueva acogida sea menor de dos años, de las cuales una puede disfrutarla únicamente el padre, y en una semana más por cada hijo o hija anterior que en el momento de hacerse efectiva la nueva adopción o la nueva acogida sea mayor de dos años y menor de cuatro, el disfrute de la cual será de libre disposición por cualquiera de los progenitores.

En caso de adopción o acogida, tanto preadoptivo como permanente, de hijos con discapacidad o cuando por las circunstancias y experiencias personales o porque provienen del extranjero tienen especiales dificultados de inserción social y familiar, debidamente acreditadas por los servicios sociales competentes, la licencia de dieciocho semanas se tienen que ampliar en dos semanas adicionales, que se deben repartir entre el padre y la madre, a elección de estos.

En caso de adopción internacional, cuando sea necesario el desplazamiento previo de los padres al país de origen del adoptado, la licencia se puede iniciar hasta cuatro semanas antes de la resolución por la cual se constituye la adopción.

En caso de adopción o acogida, tanto preadoptivo como permanente, de hijos mayores de seis años con discapacidad o cuando por las circunstancias y experiencias personales o porque provienen del extranjero tienen especiales dificultados de inserción social y familiar, debidamente acreditadas por los servicios sociales competentes, la duración de la licencia de maternidad y/o paternidad es de dieciséis semanas ininterrumpidas, de las cuales las dos últimas puede disfrutarlas únicamente el padre. Estas dos semanas tienen la consideración de permiso de paternidad y se ha de aplazar el disfrute hasta el momento en que la madre se reincorpora efectivamente al trabajo.

La madre puede hacer uso de la totalidad de la licencia, incluyendo las semanas consideradas como permiso de paternidad, en caso de defunción, carencia o incapacidad absoluta del padre por hacerse cargo del hijo o la hija.

Esta licencia se debe computar, a elección de los padres, a partir de la decisión administrativa o judicial de acogida o de la resolución judicial por la cual se constituya la adopción, o bien a partir de la llegada del menor al hogar.

En el supuesto de que el padre y la madre trabajen, las primeras catorce semanas de licencia se pueden distribuir a opción de estos y se pueden disfrutar de manera simultánea o sucesiva, siempre que se haga ininterrumpidamente y con una única alternancia. En el supuesto de que el disfrute de estos periodos sea simultáneo, la suma no puede exceder de catorce semanas.

La autorización de la licencia de maternidad/paternidad dependerá de la DG de Personal Docente.

4.- EXCEDENCIAS PARA ATENCIÓN DE HIJOS MENORES DE TRES AÑOS.

El paso a la situación de excedencia para atención de hijos menores de tres años comportará la reserva del puesto de trabajo al cual estaba adscrito con carácter definitivo durante el tiempo que esté en esta situación.

5.- SEGUIMIENTO DEL ACUERDO.

La interpretación, aplicación y modificación de las medidas de este acuerdo se hará a través de Mesa Sectorial de Educación. Con este fin, la Mesa podrá constituir las comisiones técnicas adecuadas.

6.- DISPOSICIÓN TRANSITORIA.

El personal que a día 1 de enero de 2006 se encuentre disfrutando de las medidas establecidas en la normativa anterior, puede acogerse a la nueva regulación, por el tiempo que le queda de disfrute.

Palma, a 28 de diciembre de 2005

La Secretaria del Consejo de Gobierno

María Rosa Estarás Ferragut


No hay versiones para esta norma