ACUERDO GOV/254/2010, de 23 de noviembre, por el que se aprueba definitivamente el Plan especial de protección del medio natural y del paisaje de Els Aiguamolls de L'Alt Empordà, en los términos municipales de L'Armentera, Castelló d'Empúries, L'Escala, Palau-saverdera, Pau, Pedret i Marzà, Peralada, Roses, Sant Pere Pes cador, Torroella de Fluvià y Ventalló., - Diario Oficial de Cataluña, de 21-12-2010

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Cataluña
  • Boletín: Diario Oficial de Cataluña Número 5779
  • Fecha de Publicación: 21/12/2010
  • PDF de la disposición
  • Este documento NO tiene versiones

Visto que el artículo 16.2 de la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales, prevé la aplicación de los planes especiales a que hace referencia el artículo 5 de la propia Ley, para la delimitación definitiva de los espacios incluidos en el Plan de espacios de interés natural;

Visto que, de acuerdo con lo que dispone el citado artículo 5 de la Ley y el artículo 8.5 del Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural, estos planes pueden ser formulados y tramitados por la Administración de la Generalidad;

Visto que la Dirección General del Medio Natural, de acuerdo con el artículo 9.g) del Decreto 181/2002, tiene las competencias para formular los planes especiales a los que hace referencia el artículo 5.1 de la Ley 12/1985;

El proyecto de Plan especial ha sido elaborado por la Dirección General del Medio Natural y aprobado inicialmente por el consejero de Medio Ambiente y Vivienda mediante resolución de 9 de marzo de 2010.

De acuerdo con lo que prevé el Decreto 328/1992, el plan se han sometido a los trámites de información pública y se ha dado audiencia a los entes locales cuyo territorio resulta afectado. Se han pedido también los informes preceptivos que establece la normativa vigente.

Por Resolución del 23 de septiembre de 2010 el consejero de Medio Ambiente y Vivienda aprobó provisionalmente el Plan especial de protección del medio natural y del paisaje de Els Aiguamolls de L'Alt Empordà, en los términos municipales de L'Armentera, Castelló d'Empúries, L'Escala, Palau-saverdera, Pau, Pedret i Marzà, Peralada, Roses, Sant Pere Pescador, Torroella de Fluvià y Ventalló.

La aprobación definitiva corresponde al Gobierno de la Generalidad, de acuerdo con el artículo 8.5 del Decreto 328/1992, de 14 de diciembre.

Por todo esto, a propuesta del consejero de Medio Ambiente y Vivienda, el Gobierno

Acuerda:

-1 Aprobar definitivamente el Plan especial de protección del medio natural y del paisaje de Els Aiguamolls de L'Alt Empordà, en los términos municipales de L'Armentera, Castelló d'Empúries, L'Escala, Palau-saverdera, Pau, Pedret i Marzà, Peralada, Roses, Sant Pere Pescador, Torroella de Fluvià y Ventalló.

-2 Aprobar la delimitación definitiva de este espacio a los efectos del artículo 16 de la Ley 12/1985, de espacios naturales, y del artículo 8 de las Normas del PEIN.

-3 Disponer la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya de este Acuerdo, de las normas del Plan especial y de los planos de delimitación definitiva y de ordenación de estos espacios a que se refiere el apartado segundo. El Plan íntegro se podrá consultar en la página web del DMAH.

Contra este Acuerdo, que pone fin a la vía administrativa, se puede interponer potestativamente recurso de reposición ante el órgano que lo ha dictado en el plazo de un mes a contar del día siguiente al de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya, de acuerdo con lo que prevén los artículos 107.1, 116 y 117 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común. También se puede interponer directamente recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el plazo de dos meses a contar de día siguiente al de la publicación del Acuerdo en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya, de conformidad con lo que dispone el artículo 46.1 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la jurisdicción contencioso-administrativa.

Barcelona, 23 de noviembre de 2010

Laia Bonet Rull

Secretaria del Gobierno

Normas

del Plan especial de protección del medio natural y del paisaje de Els Aiguamolls de L'Alt Empordà

Capítulo I

Disposiciones comunes

Artículo 1

Objeto del Plan especial

1.1. El objeto del Plan especial de protección del medio natural y del paisaje de Els Aiguamolls de L'Alt Empordà (en adelante, Plan especial o Plan) es el establecimiento de los aspectos globales y estratégicos de la ordenación de este espacio protegido, incluido en el Plan de espacios de interés natural (en adelante, espacio o espacio protegido y PEIN, respectivamente).

1.2. De acuerdo con el artículo 8 de las normas del PEIN, también es objeto del Plan la delimitación definitiva del espacio Aiguamolls de L'Alt Empordà, en relación con los ámbitos ampliados de acuerdo con el artículo 10 de la Ley 12/2006, del 27 de julio, de medidas en materia de medio ambiente y de modificación de las leyes 3/1988 y 22/2003, relativas a la protección de los animales, de la Ley 12/1985, de espacios naturales, de la Ley 9/1995, del acceso motorizado al medio natural, y de la Ley 4/2004, relativa al proceso de adecuación de las actividades de incidencia ambiental (en adelante, Ley 12/2006).

1.3. La formulación del Plan se desarrolla de acuerdo con los objetivos formulados en su Memoria de ordenación, de acuerdo con el Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural, y, en relación con el ámbito declarado parque natural, la Ley 21/1983, de 28 de octubre, de declaración de parajes naturales de interés nacional y de reservas integrales zoológicas y botánicas de Els Aiguamolls de l'Empordà (en adelante, Ley 21/1983); teniendo en cuenta la disposición final primera de la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales (en adelante, Ley 12/1985), estos espacios pasan a denominarse parque natural y reservas naturales, respectivamente.

Artículo 2

Ámbito de aplicación

2.1. El ámbito de aplicación del Plan es el que se determina en sus planos de ordenación (planos O-1 y O-2). Esto incluye la totalidad del espacio del PEIN Aiguamolls de L'Alt Empordà, que coincide con la zona de especial protección para las aves (ZEPA) y Lugar de importancia comunitaria (código S0000019), incorporando el parque natural y las reservas naturales de Els Aiguamolls de l'Empordà. También se incluyen terrenos del entorno del espacio, considerando su relevante función para la conectividad ecológica y paisajística entre las distintas unidades del parque, y entre este y el Parque Natural de Cap de Creus y el espacio del Montgrí.

El ámbito terrestre del Plan se sitúa en la comarca de L'Alt Empordà y comprende áreas de los términos municipales de Castelló d'Empúries, L'Armentera, L'Escala, Palau-saverdera, Pau, Pedret i Marzà, Peralada, Sant Pere Pescador, Roses, Torroella de Fluvià y Ventalló.

En el ámbito marino, el Plan incluye, por una parte, el polígono incorporado al espacio Aiguamolls de L'Alt Empordà del Plan de espacios de interés natural de acuerdo con el artículo 10 de la Ley 12/2006, y, por la otra, la zona marina de aguas bajas situada ante el frente litoral de la unidad septentrional del espacio protegido.

2.2. La delimitación del espacio del PEIN Aiguamolls de L'Alt Empordà, que integra los ámbitos ampliados de acuerdo con lo mencionado en el artículo 1.2, se refleja en los planos de ordenación O-1 y O-2 de este Plan especial. Su descripción detallada se incluye en el anexo 1 de estas Normas. Esta delimitación tiene efectos de delimitación definitiva, en relación con el artículo 16 de la Ley 12/1985 y del artículo 8 de las Normas del PEIN (Decreto 328/1992).

En relación con el parque natural y las reservas naturales, sus delimitaciones son las establecidas en su normativa específica: la Ley 21/1983, el Decreto 231/1985, de 15 de julio, de concreción topográfica de los límites del paraje natural de interés nacional y de las reservas integrales zoológicas y botánicas de Els Aiguamolls de l'Empordà y, en relación con la Reserva Natural Parcial de L'Illa de Caramany, el Decreto 123/1987, de 12 de marzo, sobre declaración de reservas naturales para la protección de especies animales en peligro de desaparición en Cataluña.

Artículo 3

Interpretación

3.1. En caso de producirse contradicciones en la regulación del Plan entre los distintos documentos o disposiciones, se considera válida la determinación que implique mayores niveles de protección de los valores ecológicos y paisajísticos, y que represente un mejor cumplimiento de los objetivos establecidos por el Plan especial. En relación con la delimitación del espacio, en caso de contradicción entre los planos de ordenación y la descripción escrita de los anexos de estas normas, prevalece esta última. Prevalece, asimismo, la delimitación más detallada. En caso de contradicción, prevalecen también las normas específicas de cada zona respecto a las normas de carácter general.

3.2. Para interpretar correctamente el régimen jurídico que este Plan especial establece para un determinado uso, instalación, construcción o actividad, debe consultarse el régimen aplicable a la zona definida por este Plan en la que se sitúe o deba situarse (capítulo IV de estas normas), así como las normas generales aplicables en el ámbito del Plan o del PEIN, según proceda (capítulos II y III, respectivamente).

Artículo 4

Obligatoriedad

Las determinaciones comprendidas en las Normas, Planos de ordenación y Programa de actuación, incluidas las directrices en ellas establecidas, son de carácter normativo y de obligado cumplimiento.

Artículo 5

Desarrollo del Plan especial

5.1. Como instrumentos básicos para el desarrollo del Plan especial y sin perjuicio de aquellos otros que sean formulados por iniciativa del órgano gestor o que estén previstos en el Plan rector de uso y gestión (PRUG) del parque natural, deben formularse los planes o programas específicos previstos expresamente en el Programa de actuación del Plan especial, de acuerdo con las directrices de su apartado correspondiente.

5.2. El Plan rector de uso y gestión del Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà y el resto de instrumentos mencionados en el artículo anterior deben ajustarse a las determinaciones de este Plan especial.

5.3. Sin perjuicio de la inmediata aplicación del Plan especial, y con objeto de complementar y desarrollar sus determinaciones, y, si procede, las del PRUG o las del resto de instrumentos de desarrollo previstos, pueden aprobarse:

a) Planes especiales, normas especiales y catálogos, de acuerdo con lo previsto en la legislación urbanística y otra legislación aplicable según su finalidad;

b) Proyectos técnicos y normas sectoriales, de acuerdo con las legislaciones específicas aplicables;

c) Otros planes, normas y programas específicos necesarios para la consecución de las finalidades del Plan.

5.4 El anexo 3, en relación con el artículo 29 sobre los hábitats y especies de atención especial en el espacio protegido, puede ser modificado mediante acuerdo de Gobierno, con el trámite de información pública previo, audiencia a las entidades locales y solicitud de informes preceptivos.

Capítulo II

Normas generales aplicables en el ámbito del Plan especial

Artículo 6

Usos y actividades admitidos

6.1. A efectos del Plan, se admiten los usos y actividades de acuerdo con la regulación específica por zonas incluida en el capítulo IV de estas normas y con el resto de determinaciones establecidas por este Plan especial. En cualquier caso, deben ajustarse a la legislación sectorial aplicable y, si procede, a las determinaciones más restrictivas establecidas por el Plan director territorial de L'Empordà, por el planeamiento director urbanístico y por el planeamiento urbanístico municipal, a los catálogos aprobados según el artículo 50.2 del texto refundido de la Ley de urbanismo (aprobado por el Decreto legislativo 1/2010, de 3 de agosto) o a aquellas determinaciones que se puedan establecer en el marco del procedimiento aplicable de autorización de edificaciones, instalaciones, usos o actuaciones en el suelo no urbanizable, de acuerdo con la normativa urbanística vigente en Cataluña.

6.2. Estos usos y actividades se admiten sin perjuicio de la aplicación del procedimiento de evaluación de impacto ambiental en los casos previstos por la legislación vigente, y de las determinaciones más restrictivas que se establecen en la legislación de costas, transportes terrestres y carreteras en sus dominios respectivos y otra legislación sectorial aplicable. En cualquier caso, en el ámbito del Parque natural y las reservas naturales de Els Aiguamolls de l'Empordà, debe cumplirse el régimen del suelo establecido en el artículo 3 de la Ley 21/1983, y el Decreto 123/1987 en relación con la Reserva Natural Parcial de L'Illa de Caramany.

Artículo 7

Prevención de incendios forestales

7.1. La prevención y la extinción de incendios forestales debe llevarse a cabo de acuerdo con las normas de este Plan especial y la legislación vigente en la materia.

7.2. Las medidas de corta periódica y selectiva de vegetación en la zona de influencia de las líneas aéreas de conducción eléctrica se rigen por el Decreto 268/1996, de 23 de julio, y normativa concordante, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 14 de estas normas en relación con los ámbitos incluidos en el espacio protegido.

7.3. En los trabajos que se especifican en el apartado anterior, no se permite la utilización de productos químicos hormonales para el retraso del crecimiento de masa arbustiva o estrato herbáceo.

Artículo 8

Protección de los recursos hídricos y de los cursos de agua

En el ámbito definido por la legislación de aguas como de dominio público hidráulico son de aplicación las siguientes normas:

a) Se admiten exclusivamente las obras y los movimientos de tierras destinados a la construcción de estaciones de aforo y otras instalaciones vinculadas a la gestión pública del dominio público hidráulico o a proyectos de restauración o mejora de los sistemas naturales de interés del espacio. En general, se admiten aquellas intervenciones destinadas a la conservación y la restauración de los valores naturales situados en este dominio, el mantenimiento de las infraestructuras y construcciones ya existentes o la construcción de vados o puentes para la red viaria que atraviesa estos ámbitos o infraestructuras autorizadas de acuerdo con el artículo 13.

b) No se admiten obras de canalización y regularización de los cursos de agua, ni la construcción de soportes de infraestructuras de suministro eléctrico, servicios telefónicos o similares, a excepción de las indicadas en el apartado anterior.

Artículo 9

Protección del paisaje

9.1. Cualquier implantación de actividad o de usos debe realizarse de forma que se minimice su impacto negativo sobre el paisaje y, en general, debe evitarse la localización de cualquier edificio o instalación en los puntos de especial visibilidad.

9.2. En los proyectos técnicos presentados para el otorgamiento de licencias de construcción de infraestructuras, edificaciones o instalaciones visualmente relevantes deben incluirse los estudios necesarios para mostrar su inserción paisajística y que permitan evaluar sus efectos, de acuerdo con el artículo 6.5 de las normas del Plan director territorial de L'Empordà.

9.3. A efectos de la aplicación del artículo 7.1 de la Ley 12/1985, la totalidad del ámbito del Plan tiene la consideración de paisaje abierto. Consecuentemente, no se permite la instalación de carteles de propaganda y otros elementos similares que limiten el campo visual para la contemplación de las bellezas naturales, rompan la armonía del paisaje o desfiguren las perspectivas.

Capítulo III

Normas aplicables en el ámbito del Plan de espacios de interés natural de Els Aiguamolls de L'Alt Empordà

Sección 1

Usos y actividades incompatibles

Artículo 10

Usos y actividades incompatibles

10.1. Se entienden como incompatibles y no admitidos en el ámbito terrestre del espacio los siguientes usos, actividades o actuaciones:

a) Actividades industriales y comerciales, a excepción de las vinculadas a las explotaciones agrarias de acuerdo con la regulación zonal incluida en el capítulo IV de estas Normas, sin perjuicio del desarrollo de los servicios comerciales asociados a las instalaciones de acampada que se desarrollen en la zona de acampada (clave 5) y de los servicios de temporada en la zona costera, de acuerdo con su regulación específica y la legislación sectorial aplicable.

b) Actividades extractivas, excepto cuando resulten necesarias para el cumplimiento de los objetivos públicos de primer orden establecidos por el Gobierno de la Generalidad y a falta de soluciones alternativas fuera del espacio protegido En cualquier caso, estarán supeditadas a la tramitación ambiental que corresponda y no podrán situarse dentro de las zonas con clave 1 y 2 establecidas en el articulo 33 y siguientes de estas Normas.

c) Actividades de vertido, de almacenamiento o el abandono de cualquier tipo de residuo o desecho, excepto cuando tengan relación con la naturaleza, el destino o la producción agrícola, ganadera y forestal de la finca donde se localicen. Se entiende excluida de esta incompatibilidad el uso adecuado de los elementos expresamente previstos para los servicios de recogida de desechos autorizados y de los indicados en el artículo 24.4 de estas normas en relación con el acceso público al espacio y el uso público de este.

d) Tratamiento o eliminación de cualquier tipo de residuo o desecho. Se entiende excluida de esta prohibición la utilización de estiércol, purines, restos vegetales agrícolas y forestales u otros restos orgánicos en las actividades agrarias, que se regulan de acuerdo con la legislación sectorial aplicable. Se consideran también excluidas de esta prohibición las instalaciones debidamente legalizadas de tratamiento de las aguas residuales vinculadas a proyectos de recuperación de zonas húmedas, así como la utilización de escombros y materiales de derribo legalmente gestionados o fangos procedentes de la depuración de aguas residuales para el relleno y la restauración morfológica de lugares degradados y explotaciones extractivas abandonadas, en aquellos casos expresamente autorizados por el órgano gestor.

e) Complejos hoteleros, recreativos y deportivos (parques recreativos, parques acuáticos, zoológicos, centros de golf y de vacaciones, instalaciones de acampada, de custodia de caravanas y similares, aeródromos, parques temáticos y de atracciones, etc.), sin perjuicio de los usos de acampada mencionados en los artículos 26.3 y 38 o de los usos hoteleros en masías o casas rehabilitadas previstos en los artículos 36.3.g y 37.3.h.

f) Estaciones de servicio de combustibles.

g) Instalaciones industriales de generación o almacenamiento de energía, incluidas las instalaciones eólicas, fotovoltaicas, termosolares o análogas. Esta incompatibilidad no afecta a las instalaciones de producción de energía renovable integradas en las edificaciones existentes, con la debida cobertura jurídica, o que se localicen en las áreas de posible ampliación de estas.

h) Establecimiento de áreas de caza con reglamentación especial, de acuerdo con lo previsto en la normativa vigente para los espacios del PEIN.

i) Usos deportivos o de ocio susceptibles de provocar alteraciones significativas en los sistemas naturales y la biodiversidad, niveles sonoros altos, erosión del suelo o molestias ocasionadas a la fauna silvestre protegida, como las instalaciones -permanentes o temporales- de tiro al plato y similares, o el motocross o el trial, y, en general, las actividades que no sean congruentes con la regulación del tráfico motorizado y del uso público, deportivo o recreativo establecida en el artículo 22 y los artículos incluidos en la sección 5 del capítulo III de estas Normas.

j) Plantación y liberación, respectivamente, de especies silvestres vegetales o animales, que no sean propias del medio natural de la zona.

k) Encender fuego fuera de los lugares y de los periodos señalados por el órgano gestor del parque.

l) Actividades de acampada, excepto los supuestos previstos de acuerdo con los artículos 26.3 y 38 de estas Normas.

10.2. Otros usos incompatibles:

Además de los usos mencionados en el apartado anterior, en la zona que corresponda son incompatibles aquellos otros usos, actividades y actuaciones que determina su regulación específica, de acuerdo con los artículos incluidos en el capítulo IV de estas Normas y los derivados de la aplicación del artículo 29 sobre hábitats y especies de atención especial.

Sección 2

Edificación, servicios técnicos e infraestructuras

Artículo 11

Edificación

11.1. En general, se admiten las obras de conservación, mejora y rehabilitación de las edificaciones con la correspondiente cobertura jurídica, existentes en la fecha de aprobación inicial de este Plan especial, destinadas al desarrollo de los usos y actividades admitidos por este.

11.2. Las edificaciones de nueva planta y las ampliaciones se admiten exclusivamente en aquellos casos establecidos por la regulación específica de cada zona contenida en el capítulo IV de estas Normas, y de acuerdo con las siguientes condiciones:

a) Las nuevas construcciones anexas a las casas de labranza existentes en el momento de la aprobación inicial del Plan especial deben destinarse al desarrollo de las actividades agrarias y debe acreditarse documentalmente la dedicación agraria de la finca donde se localicen. Pueden autorizarse nuevas construcciones anexas o ampliaciones con un techo construido máximo de 600 m². En fincas de más de 4,5 ha, se podrá autorizar un techo construido mayor, siempre con el resto de condiciones mencionadas en el párrafo anterior: además de los 600 m² estipulados anteriormente, se pueden autorizar 30 m² complementarios de techo construido por hectárea excedente sobre el módulo básico de 4,5 ha hasta un máximo de 1.200 m².

b) Las nuevas construcciones auxiliares destinadas a las actividades agrícolas o ganadera extensiva (cuerpos de servicio) sólo pueden autorizarse en fincas que tengan una superficie igual o mayor que la superficie correspondiente a la unidad mínima de cultivo o forestal aplicable a la zona y no haya edificaciones preexistentes antes de la aprobación inicial de este Plan especial, con las condiciones establecidas a continuación:

Se admite un máximo de 14 m² de superficie útil, siempre en planta baja; su altura máxima no puede superar los 3,50 m en los términos precisados en el apartado 11.8 respecto a su determinación. No se admiten ventanas, tabiques o compartimentos interiores, excepto los necesarios para aislar instalaciones o cámaras higiénicas.

Debe acreditarse documentalmente la dedicación agrícola o ganadera de la finca de acuerdo con la legislación urbanística aplicable.

En el caso de fincas con edificaciones preexistentes, los cuerpos de servicio deberán integrarse en el conjunto edificado, excepto cuando se trate de construcciones con alto valor patrimonial que aconsejen la edificación independiente.

Los cuerpos de servicio deben destinarse exclusivamente a los usos agrícolas, ganaderos o forestales de la finca correspondiente, y en ningún caso se pueden destinar al uso de vivienda o residencia, ya sea permanente o temporal. A tales efectos se requiere la justificación de su necesidad en función de la actividad agraria o ganadera que se desarrolle en la finca, y el informe favorable del órgano gestor del espacio para su autorización.

c) Ampliaciones de las edificaciones existentes en la fecha de aprobación inicial de este Plan especial, incluidas, en su caso, en los catálogos aprobados de acuerdo con el artículo 50.2 del Texto refundido de la Ley de urbanismo (Decreto legislativo 1/2010), de acuerdo con la regulación específica establecida para la zona correspondiente.

d) Nuevas construcciones para equipamientos y servicios previstos en el Programa de actuación de este Plan especial.

e) Otras construcciones y edificaciones expresamente previstas en la regulación de cada zona.

11.3. Puede autorizarse la reconstrucción de masías en estado ruinoso en las zonas 3, 4 y 6, de acuerdo con el artículo 47.3 del Texto refundido de la Ley de urbanismo (Decreto legislativo 1/2005) y el artículo 55 del Reglamento de la Ley de urbanismo (Decreto 305/2006). En los terrenos forestales, la edificación debe llevarse a cabo en una parcela coincidente, como mínimo, con la unidad mínima forestal (25 ha), de acuerdo con el artículo 22 de la Ley forestal y el Decreto 35/1990, de 23 de enero, por el que se fija la unidad mínima forestal. El volumen máximo edificable se computará a partir del volumen existente o que se pueda justificar a partir de los restos.

11.4. Los parámetros de edificación no especificados en este artículo y las normas sobre el tratamiento del entorno exterior se regulan específicamente para cada zona en el capítulo IV de estas Normas.

11.5. A efectos de este artículo, la construcción de volúmenes anejos no separados más de 20 m de la edificación preexistente puede considerarse ampliación de las edificaciones existentes cuando concurran condiciones para un tratamiento más respetuoso de la edificación o para su integración paisajística.

11.6. Asimismo, a efectos de este plan, la superficie destinada a la construcción de piscinas, pistas deportivas rodeadas en altura, cobertizos y otras instalaciones equiparables debe computarse como superficie construida y está sujeta al articulado correspondiente, excepto la zona de acampada (clave 5).

11.7. En la zona de acampada (clave 5), la superficie máxima para edificaciones y la utilización de caravanas, bungalows o elementos equiparables se regulan de acuerdo con el artículo 38.

11.8. Excepto en los casos indicados más adelante, se establece como altura reguladora máxima para cualquier edificación 6,5 m en la cumbrera, correspondiente a planta baja y buhardilla; la superficie útil de esta última no puede superar un tercio de la superficie construida de la primera. Sin embargo, en casos justificados para la mejor integración de la edificación en el entorno o cuando lo recomiende la necesidad de mantener una unidad de tratamiento con la edificación preexistente, puede autorizarse una altura superior hasta 9 m, correspondiente a planta baja, piso y buhardilla. La altura máxima de los cuerpos de servicio agrícolas es de 3,5 m, de acuerdo con el apartado 2.b de este artículo. Las alturas indicadas se refieren a cualquier punto de contacto del terreno preexistente circundante y el perímetro edificado o los taludes proyectados a tal efecto.

La altura máxima de las edificaciones vinculadas a las instalaciones de acampada en la zona 5 se regula de acuerdo con el Plan especial de ordenación de los usos de acampada en el Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà mencionado en el artículo 38.

11.9. Tanto en las edificaciones existentes de nueva planta como en las ampliaciones y las reformas de edificios existentes, deben utilizarse volumetrías tradicionales y, en cualquier caso, buscar su integración en el medio rural y forestal y minimizar su impacto paisajístico. A tales efectos, los acabados exteriores deben presentar la textura y el color adecuados para favorecer su integración en el medio.

11.10. Los proyectos de nuevas edificaciones o de rehabilitación o reforma de las existentes deben prever el sistema correspondiente para la evacuación o el tratamiento de aguas residuales y justificar su idoneidad, así como el tratamiento o la recogida de desechos cuando la actividad que deba desarrollarse lo requiera. La evacuación de las aguas residuales debe efectuarse preferentemente por conexión directa con la red general de colectores de aguas residuales, siempre que esto sea técnicamente viable y comporte un impacto ambiental menor en relación con las alternativas de depuración autónoma aplicables. En el caso de que esto no sea posible, debe efectuarse mediante fosas sépticas u otros sistemas individualizados de depuración y, en cualquier caso, se prohíbe cualquier tipo de actuación o actividad que implique la evacuación directa de las aguas residuales al exterior sin tratamiento.

11.11. Las regulaciones establecidas por este Plan se entienden sin perjuicio de las determinaciones más restrictivas establecidas por el planeamiento territorial y urbanístico, la legislación sectorial aplicable o aquellas que se puedan establecer en el marco del procedimiento aplicable de autorización de edificaciones, instalaciones, usos o actuaciones en el suelo no urbanizable, de acuerdo con la normativa vigente en Cataluña, en particular de lo que determinan los catálogos aprobados según el artículo 50.2 del texto refundido de la Ley de urbanismo (Decreto legislativo 1/2010), y por la legislación de costas, transportes terrestres y carreteras en sus respectivos dominios.

Artículo 12

Cercas

12.1. En general, se admiten las cercas de tipo vegetal con especies autóctonas propias del espacio y los muros, así como aquellas otras modalidades (como las utilizadas tradicionalmente para la ganadería) que se configuran con elementos verticales y longitudinales flexibles o rígidos extendidos entre aquellos y que son compatibles con la circulación de la fauna silvestre.

12.2. No se admite una altura superior a 1,50 m. En relación con los materiales de las cercas y su diseño, debe buscarse la máxima integración paisajística con el entorno. En general, se prohiben las modalidades propias de los ambientes urbanos, como las cercas con malla metálica no ganadera y otras modalidades no tradicionales del medio rural.

12.3. Sin embargo, con carácter excepcional y localizado, se admite la construcción de cercas con condiciones diferentes a las indicadas anteriormente cuando sea necesario por motivos de protección o seguridad de determinados elementos funcionales, edificaciones, actividades o instalaciones que así lo requieran, o para el fomento o la reintroducción de la fauna de interés propia del espacio. En cualquier caso, debe minimizarse su impacto sobre el ambiente rural o natural circundante y deben ser compatibles con la circulación de la fauna silvestre a través del ámbito del plan. En el ámbito de la zona de acampada (clave 5) es de aplicación el artículo 10 de las normas del Plan especial de ordenación de los usos de acampada en el Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà que se menciona en el artículo 38 de estas normas.

12.4 En el caso de cercas vegetales se tendrá en cuenta la Resolución AAR/2999/2007, de 28 de septiembre, por la cual se prohíbe la plantación en espacios públicos de especies susceptibles al fuego bacteriano (Erwinia amylovora), i el Decreto 42/2007, de 20 de febrero, por el cual se establecen medidas para la prevención del fuego bacteriano (Erwinia amylovora). También se ha potenciar la elección de especies autóctonas.

Artículo 13

Servicios técnicos e infraestructuras

13.1. Sin perjuicio de las limitaciones establecidas en el artículo 3 de la Ley 2/1983 en relación con el ámbito del parque natural, y de las incompatibilidades precisadas en el artículo 10 de estas normas, las nuevas infraestructuras, instalaciones y servicios técnicos se admiten exclusivamente en los siguientes supuestos y en ausencia de alternativas viables equivalentes en otros sectores fuera del ámbito del espacio:

a) Cuando sean indispensables para el correcto funcionamiento de los equipamientos y servicios públicos admitidos de acuerdo con el capítulo III de estas Normas y con la ordenación de cada zona.

b) Cuando sean indispensables para el desarrollo de los usos agrarios existentes.

c) Cuando sean necesarios para garantizar los objetivos de protección del espacio.

d) Cuando se destinen al servicio de las edificaciones e instalaciones existentes antes de la aprobación inicial del Plan especial y con la debida cobertura jurídica destinadas a usos admitidos por el Plan y situadas en las zonas agronatural (clave 3) y agrícola y forestal (clave 4) de acuerdo con sus normas específicas.

e) Cuando se trate de infraestructuras de interés colectivo indispensables para el servicio de las poblaciones de los municipios a los que afecta el Plan especial.

f) En cualquier caso, previamente a su autorización por el organismo competente, deben contar con el informe preceptivo del órgano gestor del espacio protegido.

13.2. En las infraestructuras, instalaciones y servicios técnicos preexistentes en el ámbito del Plan especial antes de su aprobación inicial se admiten obras de mantenimiento, reforma y acondicionamiento, siempre que se localicen estrictamente en los terrenos ya ocupados por estas infraestructuras y sus elementos funcionales, y cuando no supongan aumentos de volumen o no se intensifique su uso o, si procede, cuando se localicen en las zonas de afección establecidas por la legislación de transportes y carreteras.

13.3. La ejecución de las obras de infraestructuras públicas o privadas, incluidas las obras de mantenimiento, mejora o conservación de infraestructuras existentes, deberá llevarse a cabo de forma que se minimice su impacto sobre el medio natural y el paisaje mediante la aplicación de las medidas correctoras necesarias. Cuando proceda, deben adoptarse medidas para la restauración o el acondicionamiento de las áreas alteradas.

13.4. Los promotores públicos y privados de obras de infraestructura pueden solicitar al órgano gestor un informe de carácter preliminar, a fin de que el órgano gestor pueda indicar los contenidos y la documentación que estima necesario incluir en los proyectos técnicos o las solicitudes de autorización correspondientes para poder evaluar el cumplimiento de las presentes Normas.

Si el informe previo no indica lo contrario, o bien en ausencia de este, los proyectos técnicos o las solicitudes de autorización que presenten los promotores públicos o privados para su tramitación o aprobación deben contener los siguientes aspectos:

a) Descripción ambiental y paisajística de las áreas afectadas (topografía, geología, vegetación, fauna, paisaje, etc.), con la documentación gráfica necesaria para el desarrollo y justificación de los aspectos a los que se refieren los siguientes apartados.

b) Evaluación de los efectos ecológicos y paisajísticos previsibles como resultado de la ejecución del proyecto.

c) Justificación de la elección de la opción que comporta el menor impacto ambiental, de entre las alternativas viables constatadas en el proyecto.

d) Adopción de las medidas adecuadas para minimizar el impacto ambiental y restaurar o acondicionar las áreas alteradas, con la previsión de las partidas presupuestarias necesarias.

e) En general, deberán ir acompañados de estudio de impacto ambiental con el contenido que establezca en cada caso la normativa vigente.

13.5. Los criterios definidos en los puntos anteriores deben incorporarse a las bases y cláusulas de contratación de las administraciones públicas catalanas tal y como establece el artículo 6.2 de la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales. Asimismo, pueden preverse periodos de garantía especiales cuando resulten necesarios tratamientos de revegetación u otras medidas de restauración, así como penalizaciones y la obligación de restaurar los espacios afectados en caso de que, por una ejecución poco cuidadosa, se produzcan efectos negativos adicionales.

13.6. Las disposiciones de este artículo se aplican sin perjuicio de la legislación general sobre evaluación del impacto ambiental y de las normas del PEIN (Decreto 328/1992) en relación con la materia.

13.7. En el caso de las líneas eléctricas, deben aplicarse también las disposiciones específicas del artículo 14 de estas normas.

Artículo 14

Condiciones específicas para la red eléctrica

14.1. La instalación de nuevas líneas eléctricas aéreas se admite exclusivamente en los supuestos admitidos en el artículo 13.1 de estas normas. En cualquier caso, esta instalación no puede afectar a la zona de reserva (clave 1) ni a la zona costera (clave 2). Se entiende excluida de esta prohibición el tendido de líneas de distribución soterradas para los servicios de temporada admitidos en la zona costera, de acuerdo con el artículo 35.5.

14.2. Los proyectos técnicos para el tendido de nuevas líneas eléctricas, su reforma o su mantenimiento, además de cumplir el articulado general de este Plan referente a infraestructuras y prevención de incendios, deben contemplar las siguientes directrices:

a) Debe minimizarse la afección a los cursos fluviales y zonas húmedas en general, y debe evitarse su paso por puntos muy visibles.

b) Deben aprovecharse, siempre que sea posible, los recorridos de la red viaria existente y preferentemente los de la red viaria básica.

c) En la ejecución del proyecto debe evitarse al máximo la apertura de caminos temporales. En cualquier caso, deben preverse medidas de control de la erosión y de prevención del riesgo de incendio, y debe presentarse un proyecto de restauración del conjunto de áreas afectadas.

d) Deben adoptarse modelos de soportes que minimicen el riesgo de electrocución para las aves y otras medidas para evitar la colisión de estas con los cables.

14.3. Los planes de actuaciones que los titulares de líneas aéreas de conducción eléctrica están obligados a presentar deben ser informados preceptivamente por el órgano gestor, que puede proponer medidas adicionales a las previstas en la normativa específica, que deberán ser aprobadas por la Dirección General de Medio Natural. El inicio de los trabajos debe comunicarse 10 días antes por parte del titular de la línea al órgano gestor y estos no pueden realizarse entre el 1 de abril y el 30 de junio.

Sección 3

Aprovechamientos de recursos naturales

Artículo 15

Aprovechamientos de agua

15.1. De acuerdo con el artículo 3.6 de la Ley 21/1983, la explotación de aguas dulces en el Parque natural o de las que tienen incidencia en este y en las actividades que se desarrollan en él son objeto de control y del informe preceptivo de su órgano gestor.

15.2. Los nuevos aprovechamientos de agua superficial o subterránea no pueden afectar negativamente a la conservación de las zonas húmedas del espacio y, a tal efecto, su autorización requiere el informe favorable del órgano gestor.

15.3. Las extracciones preexistentes se regulan de acuerdo con la legislación aplicable garantizando las siguientes condiciones:

a) Que no se exceda la capacidad de carga del acuífero de la zona.

b) La permanencia de los caudales superficiales aguas abajo de la extracción.

c) La permanencia de los caudales de las fuentes y surgencias cercanas.

d) La permanencia del régimen hídrico natural de las zonas húmedas existentes en el ámbito del plan.

e) Que no provoquen la salinización en las zonas húmedas cercanas.

f) La constatación fehaciente de que no se cumple alguno de estos supuestos motivará la tramitación, por parte del órgano gestor del Parque natural, de un informe técnico que se dirigirá a la Agencia Catalana del Agua, a fin de que tome las medidas oportunas de acuerdo con este Plan y la Ley 21/1983, en relación con la posible incidencia en las zonas incluidas en el parque natural.

Artículo 16

Usos y actividades agrícolas

16.1. Los usos y las actividades agrícolas deben llevarse a cabo de forma que sean compatibles con la conservación global del espacio, de acuerdo con la regulación de cada zona (capítulo IV de estas Normas).

16.2. Los movimientos de tierras asociados a las actividades agrícolas no pueden comportar la modificación del carácter inundable de los terrenos ni la disminución de los periodos de encharcamiento en las áreas señaladas como de atención especial, dado su carácter de zona húmeda o inundable. A tales efectos, no se admite la acumulación de tierras ni esparcir sedimentos que comporten la disminución de los niveles de encharcamiento de las áreas afectadas.

16.3. La utilización del fuego para la gestión de los espacios agrícolas y forestales requiere la autorización previa del órgano gestor, sin perjuicio de la aplicación del Decreto 54/1995, de 7 de marzo, de prevención de incendios forestales y normativa concordante aplicable.

16.4. Las construcciones e instalaciones agrícolas (cobertizos, almacenes, cuerpos de servicio, etc.) se regulan de acuerdo con el artículo 11 y la regulación de la zona correspondiente (capítulo IV) de estas normas. La apertura de pistas y caminos se regula de acuerdo con el artículo 21.

Artículo 17

Usos y actividades ganaderas

17.1. Los usos y las actividades ganaderas deben llevarse a cabo de forma que sean compatibles con la conservación global de los sistemas naturales incluidos en el ámbito del espacio, de acuerdo con la regulación de cada zona (capítulo IV e estas normas). Cuando proceda, serán de aplicación las medidas que resulten del Programa de actuación del Plan especial en relación con las directrices de actividades agropecuarias integradas o sostenibles (Programa de actuación, apartado 4.1).

17.2. La realización de quemas controladas requiere la autorización previa por parte de la administración ambiental competente y el informe preceptivo del órgano gestor del parque natural en relación con su ámbito, y sólo se admite cuando esta práctica sea imprescindible para el mantenimiento de especies y comunidades que justifiquen el interés del área. Asimismo, mediante el Plan rector de uso y gestión o los instrumentos que prevé el artículo 5 de estas normas, se podrán establecer regulaciones adicionales para la actividad de pastoreo extensivo.

17.3. El órgano gestor del espacio puede instar a la administración competente a que adopte las medidas oportunas a fin de limitar el pastoreo en lugares especialmente vulnerables para la consecución de los objetivos de este Plan o por otros motivos justificados.

17.4. Se admiten las actividades ganaderas en régimen de estabulación permanente integradas en explotaciones agrarias preexistentes en la fecha de aprobación del Plan especial, sin perjuicio de lo establecido en el apartado 17.5.

17.5. Excepcionalmente, se puede admitir la construcción o la ampliación de nuevas granjas de cerdos o el aumento de la capacidad de las explotaciones existentes (en UBM, unidades de ganado mayor equivalente) en la zona agrícola y forestal (clave 4), sin perjuicio de la ampliación de las edificaciones o instalaciones existentes para adecuarlas a la normativa sectorial aplicable. En cualquier caso, en lo que se refiere a las nuevas granjas de cerdos, el proyecto y la autorización deben acreditar la inexistencia de soluciones alternativas de ubicación fuera del ámbito del espacio protegido. Igualmente deben garantizar que no se afectan negativamente ni la integridad del espacio ni sus objetivos de conservación y, en particular, deben tener en cuenta el riesgo de inundación. A estos efectos, los proyectos de nuevas granjas de cerdos estarán sometidos al procedimiento de evaluación de impacto.

17.6. Las construcciones e instalaciones ganaderas (cobertizos, granjas, corrales, etc.) se regulan de acuerdo con el artículo 11 y la regulación de la zona correspondiente (capítulo IV de estas Normas).

Artículo 18

Usos y actividades forestales

18.1. Los usos y las actividades forestales deben desarrollarse con criterios de gestión sostenible de los terrenos forestales, y de forma que sea compatible el aprovechamiento de los recursos forestales con la conservación global del espacio, de acuerdo con la regulación de cada zona (capítulo IV de estas Normas).

18.2. Los aprovechamientos forestales y las actividades silvícolas, incluidos los supuestos mencionados y regulados por el Decreto 175/1996 que se desarrollen en las áreas con bosque de ribera, márgenes arbolados de los cultivos o fajas arboladas de canales y acequias deben garantizar la persistencia y la conservación de las comunidades forestales y hábitats autóctonos. En cualquier caso, estas actividades requieren la autorización de la administración ambiental competente y, previamente, el informe del órgano gestor, que puede proponer condiciones específicas para su realización.

18.3. Las plantaciones de especies arbóreas y arbustivas de crecimiento rápido que se desarrollan en terrenos forestales temporales de acuerdo con la legislación forestal se admiten exclusivamente en la zona agrícola y forestal (clave 4) y en las explotaciones existentes en la zona agronatural (clave 3) en la fecha de aprobación inicial de este Plan especial.

18.4. Las plantaciones forestales que se desarrollen de forma adyacente a los cursos fluviales, canales y acequias del espacio no pueden suponer, en caso alguno, la sustitución, eliminación o degradación de las comunidades autóctonas de ribera. En cualquier caso, debe dejarse un espacio libre de plantación que permita el desarrollo de la vegetación de ribera, las fajas arboladas de canales y acequias o los márgenes arbolados de los cultivos.

18.5. En las actividades de desembosque deben utilizarse técnicas que aseguren la protección del suelo y dañen lo mínimo posible la vegetación del sotobosque. No se admite la apertura de nuevas pistas de desembosque, ni temporales ni permanentes, en el ámbito del espacio.

Artículo 19

Usos y actividades cinegéticas

19.1. Se admiten los usos y las actividades cinegéticas en las áreas de caza declaradas como tales por el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda, sin perjuicio de la prohibición establecida en el ámbito de las reservas naturales integrales y parcial (clave 1) y la zona costera (clave 2), de acuerdo con su regulación especifica.

19.2. La autorización de actividades cinegéticas en las áreas de caza que se incluyan total o parcialmente en el ámbito de este espacio requiere la aprobación de planes técnicos de gestión cinegética, preferiblemente de carácter plurianual, que sigan los siguientes criterios:

a) Medidas a fin de ejercer una presión de caza adecuada a las características del espacio y de las poblaciones de las especies cinegéticas objeto de aprovechamiento, a fin de garantizar un aprovechamiento sostenible.

b) Medidas para garantizar la conservación de las poblaciones de especies cinegéticas autóctonas.

c) Medidas para garantizar la viabilidad y el éxito de las repoblaciones cinegéticas que se efectúen, con las necesarias garantías sanitarias.

d) Medidas para promover el establecimiento de áreas de refugio y barbechos de fauna salvaje temporales y rotatorios, en las fincas privadas y las áreas aprobadas y autorizadas del ámbito del parque con el objetivo de contribuir a la conservación de las poblaciones de las especies cinegéticas, preferentemente situadas de forma adyacente a las reservas naturales.

e) El establecimiento de zonas de seguridad a fin de compatibilizar los usos públicos en el espacio con el ejercicio con seguridad de la actividad cinegética.

f) Medidas de prevención para minimizar los daños de la fauna cinegética sobre las actividades agrarias.

La aprobación de un plan técnico de gestión cinegética de las áreas incluidas en el parque natural requiere el informe preceptivo de su órgano gestor.

19.3. Se prohíbe la introducción de especies cinegéticas que no sean propias de la fauna silvestre autóctona, a excepción del faisán común (Phasianus colchicus). Asimismo, se prohíbe el uso del plomo en las zonas húmedas y arrozales situados en el ámbito del espacio.

19.4. Se admiten las repoblaciones cinegéticas, siempre que estén dirigidas al mantenimiento o refuerzo de las poblaciones naturales y de acuerdo con la normativa sectorial aplicable. Deben estar expresamente autorizadas por la administración competente y, en cualquier caso, deben contar con el informe previo del órgano gestor.

19.5. El órgano gestor del Parque natural podrá realizar o autorizar el control de las poblaciones de especies cinegéticas, como el jabalí o aquellas otras que puedan ocasionar daños a los hábitats de interés del espacio o ponerlos en peligro, o resulten incompatibles con el mantenimiento de las actividades agrícolas o ganaderas del espacio o su entorno. Este control puede incluir el ámbito de las reservas naturales integrales, en su caso, de acuerdo con el artículo 4.5.c) de la Ley 21/1983.

Artículo 20

Usos y actividades de recolección

20.1. Los usos y las actividades de recolección de elementos de la gea, de la flora (o de sus frutos, flores, raíces, etc.) y de la fauna silvestres, en los casos que sean admisibles según la legislación vigente, no pueden comportar la pérdida de biodiversidad, la degradación de los valores naturales, en especial de la cubierta vegetal y edáfica, ni poner en peligro la supervivencia de las poblaciones recolectadas. En cualquier caso, el Plan rector de uso y gestión del parque natural o los instrumentos que prevé el artículo 5 de estas normas pueden incluir medidas adicionales de protección a fin de dar cumplimiento a esta directriz general.

20.2. Las actividades de recolección reguladas con carácter general en el territorio de Cataluña deben desarrollarse de acuerdo con su propia normativa, sin perjuicio de las normas aplicables de este Plan especial, en particular las que regulan el acceso público al espacio y la protección de la vegetación y la fauna.

Sección 4

Red viaria, tráfico motorizado y señalización

Artículo 21

Red viaria

21.1. Se prohíbe la apertura de nuevos tramos de la red viaria en todo el ámbito del espacio, con las siguientes excepciones:

a) Viales para el desarrollo de las actividades agrarias de acuerdo con la ordenación de cada zona. No pueden superar los 4 m de anchura media de plataforma.

b) El acceso a los servicios y equipamientos de uso público previstos en el Plan de actuación de este Plan especial, de acuerdo con la ordenación de cada zona.

c) Los accesos rodados o pedestres necesarios para llevar a cabo las acciones previstas en el Programa de actuación del Plan y la gestión del parque natural y, en general, las vinculadas a iniciativas de mejora ambiental, de restauración de los sistemas naturales y del paisaje o la ordenación del uso público.

En cualquier caso, la apertura de nuevas pistas y caminos de carácter permanente en estos dos casos excepcionales debe respetar las siguientes directrices:

a) Debe seguirse el criterio de mínima apertura de pistas. Deben habilitarse pistas antiguas reconocibles antes de abrir pistas nuevas, siempre que esto no suponga un mayor impacto sobre los suelos y la cubierta vegetal.

b) Debe evitarse siempre que sea posible la afección a las áreas de atención especial indicadas en este plan.

c) Las nuevas pistas y caminos no deben circular por los cauces de canales y acequias, ni producir alteraciones en su morfología o en las comunidades vegetales.

d) Deben adoptarse las medidas oportunas para evitar la erosión, especialmente en los márgenes y taludes resultantes.

21.2. Se admiten las obras de conservación o mejora de la red viaria existente en el momento de la aprobación de este plan, con las condiciones establecidas en los artículos 13.3 y 21.4 de estas normas i la ejecución de variantes sustitutorias de travesías urbanas de acuerdo con lo establecido en el artículo 13.1.

21.3. La pavimentación de caminos y pistas existentes en el ámbito del Parque natural requiere el informe favorable del órgano gestor.

21.4. Las obras de conservación o mejora de caminos y pistas existentes o la modificación puntual de su trazado no puede suponer una alteración, interrupción o degradación significativa del cauce de los canales, acequias o del curso normal de las aguas, ni la desaparición o la degradación de las comunidades de ribera.

Artículo 22

Tráfico motorizado y uso de la red viaria

22.1. La red viaria en el ámbito del espacio se clasifica en tres categorías a efectos de estas Normas:

a) Los viales que tienen el carácter de carretera de acuerdo con la legislación vigente y los caminos y las pistas de carácter permanente que forman parte de la red viaria básica según se establece en los planos de ordenación del Plan.

b) Los caminos, pistas, senderos excursionistas, itinerarios para paseo a pie o en bicicleta que no forman parte de la red viaria básica, con las restricciones al acceso motorizado mencionadas en el apartado 22.3.

c) Viales con regulación específica (camino de Can Comes a la playa), con las normas particulares establecidas de acuerdo con la normativa correspondiente en las zonas por donde discurren (artículos 34.6 y 37.8 de estas Normas).

22.2. En las carreteras, caminos y viales incluidos en la red básica se admite, en general, el acceso y la circulación motorizada, con las limitaciones establecidas por la legislación sectorial aplicable en materia de acceso motorizado al medio natural y de las restricciones que se puedan establecer de acuerdo con el apartado 22.8.

22.3. En el resto de caminos incluidos en el ámbito del espacio, y con las limitaciones específicas establecidas en las zonas de reserva (clave 1) y costera (clave 2) o las mencionadas en el artículo 25.6 (Uso público), sólo se admite la circulación motorizada en los siguientes supuestos:

a) Desarrollo de las actividades y usos de carácter agrícola, forestal o ganadero.

b) Acceso de los titulares o de personas autorizadas por ellos a sus fincas.

c) Gestión de las áreas de caza autorizadas.

d) Cuando resulte imprescindible para el desarrollo de otras actividades autorizadas en el Parque natural.

e) Prevención, extinción de incendios y otras emergencias y, en general, la prestación de servicios de naturaleza pública.

f) Vigilancia, control, conservación y mejora del Parque natural que lleven a cabo las administraciones competentes.

En cualquier caso, la circulación motorizada en estos supuestos debe desarrollarse siempre que sea posible por la red viaria existente y aparcamientos previstos en el Plan de actuación.

22.4. No se admite en el ámbito del espacio la realización de pruebas ni competiciones deportivas con vehículos motorizados. La circulación motorizada en grupo se admite exclusivamente en los viales incluidos en la red viaria básica.

22.5. En el ámbito del espacio no se admite el establecimiento de áreas de circulación para el ocio y el deporte, itinerarios para la práctica de motociclismo, circuitos permanentes no cerrados y circuitos permanentes cerrados, tal y como se definen en el Decreto 166/1998, de 8 de julio, de regulación del acceso motorizado al medio natural.

22.6. Los caminos rurales que, por sus características podrían ser aptos para la circulación motorizada (más de 2 m de ancho) pero que no forman parte de la red viaria básica definida por este Plan deben estar dotados de señalización y medidas que restrinjan el acceso motorizado de acuerdo con lo establecido en la Ley 9/1995, de 27 de julio, de regulación del acceso motorizado al medio natural, y las presentes normas.

22.7. No se admite ningún uso o actividad que interrumpa de forma permanente el libre paso por los caminos tradicionales, los senderos excursionistas, los caminos vecinales y los caminos ganaderos, sin perjuicio de la regulación propia de las zonas de reserva y otros puntos de atención especial.

22.8. Las determinaciones incluidas en este artículo se entienden sin perjuicio de los derechos privados, de las limitaciones establecidas por la Administración local o de las restricciones complementarias de carácter temporal o permanente determinadas por la administración competente en periodos de riesgo de incendio forestal elevado, para la prevención de otros riesgos ecológicos, para garantizar la seguridad de los bienes y las personas o en situaciones análogas que lo justifiquen. En particular, el órgano gestor puede limitar el acceso motorizado con medidas complementarias para la consecución de la conservación y protección del espacio.

Artículo 23

Señalización y publicidad

23.1. Se admite la instalación de las señales de carácter orientativo o informativo que se consideren necesarias para la correcta gestión y desarrollo de las actividades admitidas en este espacio y, en particular, la señalización propia de las carreteras y los caminos locales que lo atraviesan. Se excluye de este supuesto cualquier señal o cartel de carácter publicitario.

23.2. Las señales deben ser conformes con los criterios de diseño y localización establecidos en el Manual técnico de señalización del los espacios naturales del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda cuando proceda, sin perjuicio de los modelos propios de la red de carreteras y caminos locales o de los destinados a la navegación en el río Fluvià y otros ámbitos con regulación sectorial específica de la señalización para los que se admiten los criterios de diseño correspondientes.

23.3. El establecimiento de itinerarios permanentes para el paseo, el excursionismo o las actividades didácticas que comporten la instalación de señales, el balizamiento u otros elementos fijos, así como la señalización y el balizamiento vinculados a la navegación en el entorno del río Fluvià requieren la autorización previa del ayuntamiento correspondiente y del órgano gestor.

Sección 5

Uso público, actividades deportivas y recreativas, equipamientos

Artículo 24

Uso público

24.1. A efectos de estas normas, se entiende por uso público el desarrollo de las actividades no vinculadas al aprovechamiento de las fincas que tradicionalmente se han llevado a cabo en el medio natural y rural, como el paseo, el excursionismo o el recreo al aire libre, y la prestación de servicios a los visitantes del espacio y al público en general. Por lo tanto, las disposiciones establecidas en este artículo afectan exclusivamente a estas actividades y no a los usos agrícolas, ganaderos, forestales y residenciales vinculados a las explotaciones y bienes particulares.

24.2. Los usos públicos deben desarrollarse congruentemente con los objetivos de protección del espacio y de acuerdo con la regulación de cada zona (capítulo IV de estas Normas), y en ningún caso pueden representar efectos negativos sobre los valores protegidos. En el contexto de los usos públicos regulados en este artículo, las actividades de educación ambiental y las de conocimiento y estudio del entorno tienen carácter preferente. En cualquier caso, el uso público en el ámbito del espacio debe desarrollarse con pleno respeto por los bienes públicos y privados, los derechos y las propiedades existentes, de acuerdo con lo establecido en el artículo 12 de las normas del PEIN.

24.3. En general, el acceso público al espacio protegido debe desarrollarse a través de las vías, caminos y senderos existentes. Cuando corresponda, deben respetarse las indicaciones que puedan establecer los organismos competentes mediante señalización específica u otros medios adecuados, así como evitar la afectación de las áreas balizadas para la protección de los hábitats naturales, la fauna y la flora. En relación con el acceso público que comporte el concurso de algún artefacto con motor, también es de aplicación el artículo 22 (Tráfico motorizado y uso de la red viaria) de estas Normas.

24.4. Se prohíbe el vertido y abandono de desechos o de cualquier material de residuo, sin perjuicio del uso adecuado de los elementos expresamente instalados para su recogida.

24.5. En el contexto de los usos públicos regulados en este artículo, sólo se admite encender fuego en los lugares y supuestos autorizados expresamente por el órgano gestor, sin perjuicio de la aplicación del Decreto 64/1995, por el que se establecen medidas de prevención de incendios forestales, y otras disposiciones concordantes.

24.6. Las administraciones competentes pueden establecer determinaciones complementarias de ordenación o limitación del uso y el acceso público, a fin de garantizar la conservación de la gea, la fauna, la flora, la vegetación y el paisaje del espacio protegido.

Artículo 25

Actividades deportivas y recreativas

25.1. Las pruebas o actividades deportivas y recreativas terrestres que necesiten del concurso de algún vehículo con motor se regulan mediante el artículo 22 (Tráfico motorizado y uso de la red viaria) de estas Normas.

25.2. Las pruebas y competiciones deportivas que deban discurrir total o parcialmente por el ámbito del espacio, así como el establecimiento de circuitos permanentes o itinerarios señalizados ecuestres, de bicicleta o de otros vehículos sin motor, requieren para su desarrollo la autorización del órgano gestor del Parque.

25.3. No se admite en el ámbito del espacio el aterrizaje y despegue de aparatos de navegación aérea con motor, tripulados o no, incluidos los ultraligeros, excepto en los supuestos vinculados a la gestión pública del espacio protegido y en los casos de emergencia. La navegación aérea a menos de 300 m sobre el suelo está prohibida dentro de la zona de restricción de vuelo, de acuerdo con la Orden de 20 de mayo de 1987, por la que se modifica la Orden de Presidencia del Gobierno de 23 de mayo de 1977 sobre zonas prohibidas y restringidas al vuelo.

25.4. La circulación en bicicleta, animal de silla o cualquier otro medio de locomoción similar debe desarrollarse por los viales y senderos existentes y, cuando proceda, de acuerdo con lo previsto en el apartado 25.6.

25.5. En relación con lo previsto en el artículo 6.1 del Decreto 148/1992, de 9 de junio, por el que se regulan las actividades fotográficas, científicas y deportivas que pueden afectar a las especies de fauna salvaje, el vuelo y descenso por el aire con parapente, ala delta, paracaídas y otros aparatos similares, tripulados o no, requieren autorización previa para su desarrollo en el ámbito del parque. En cualquier caso, estas actividades están prohibidas en la zona de reserva (clave 1).

A tales efectos, con la regulación específica aplicable en cada zona, las siguientes actividades no requieren autorización previa: la bicicleta de montaña o actividades deportivas terrestres análogas que necesiten del concurso de vehículos no motorizados siempre que se desarrollen por caminos consolidados, sin perjuicio de los supuestos mencionados en los apartados 25.2 y 25.6 en relación con circuitos o itinerarios señalizados y con las actividades colectivas organizadas o comercializadas.

25.6. El desarrollo de prácticas colectivas de ocio, deportivas o de aventura organizadas o comercializadas requiere la autorización del órgano gestor, que puede establecer condiciones y limitaciones de acuerdo con los objetivos de protección del espacio.

25.7. Si procede, los usos y las actividades de ocio, deportivas o de aventura deben desarrollarse de acuerdo con la ordenación específica establecida por el Plan rector de uso y gestión del parque o los instrumentos previstos en el artículo 5 de estas normas, así como las medidas adicionales que pueda aplicar el órgano gestor cuando lo requiera la conservación y protección de los elementos de interés botánico o faunístico protegidos en el espacio.

Artículo 26

Equipamientos y servicios de uso público

26.1. Los equipamientos y servicios de uso público que se admiten en el ámbito del Plan de acuerdo con la regulación de cada zona (capítulo IV de estas Normas) pueden ser promovidos por el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda o, si procede, por las entidades locales y otras, con la autorización del DMAV. Se clasifican en las siguientes tipologías:

a) Puntos de información. Deben situarse en los núcleos urbanos de los municipios del Plan. Eventualmente se pueden situar puntos de información de carácter desmontable en lugares del parque con elevada frecuentación o requisitos específicos de información y control.

b) Miradores panorámicos.

c) Centros de interpretación o centros de visitantes.

d) Centros de educación ambiental o de investigación.

e) Centros de gestión administrativa del parque natural.

f) Aparcamientos.

g) Áreas de ocio.

26.2. Las acciones programadas específicamente en el Programa de actuación del Plan especial respecto a la red de equipamientos de uso público se han representado en los planos de ordenación O-1 y O-2. Sin embargo, la localización de los equipamientos relacionados en el apartado anterior también puede establecerse en el Plan rector de uso y gestión, los planes anuales del Parque natural o los instrumentos que prevé el artículo 5 de estas Normas.

26.3. Se admite la acampada de carácter temporal con finalidades de carácter cultural o didáctico cuando tenga lugar en función de lo dispuesto en el Plan de ordenación de los usos de acampada en el Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà mencionado en el artículo 38 y la legislación vigente sobre colonias, campos de trabajo y rutas para niños y jóvenes, excepto en las zonas de reserva (clave 1) y costera (clave 2). En cualquier caso se requiere el informe preceptivo del órgano gestor en relación con la afección ambiental de la actividad y el emplazamiento escogido.

Sección 6

Protección de los sistemas naturales y del patrimonio cultural

Artículo 27

Protección de la gea

27.1. Las administraciones competentes deben garantizar la conservación de los elementos incluidos en el inventario de áreas y elementos del medio físico en el ámbito del espacio protegido (véase el plano informativo I-10.1) y, en particular, de los elementos incluidos en el Inventario de espacios de interés geológico del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda. No se admiten los usos y las actividades que puedan provocar su degradación.

27.2. Las obras de acondicionamiento, mantenimiento o mejora de los viales existentes y, en general, todas aquellas actividades susceptibles de originar taludes y terraplenes o de afectar a los cursos fluviales, las zonas inundables y el régimen hidrológico deben contener las medidas adecuadas para la protección del suelo, la morfología de los cursos fluviales y la minimización de sus efectos sobre la circulación de las aguas.

Artículo 28

Protección de los recursos hídricos y de los cursos de agua

28.1. No se admiten las actuaciones que puedan producir una alteración significativa de la calidad y la cantidad de los recursos hídricos en el ámbito del espacio. En cualquier caso, el aprovechamiento de los recursos hídricos debe compatibilizarse con la capacidad de recuperación del sistema hidrológico, la dinámica hidrogeológica natural y el mantenimiento de los sistemas naturales.

28.2. El vertido de aguas residuales en cauce público dentro de los límites del espacio sólo se puede autorizar previa depuración de estas, priorizando la creación de filtros verdes, los tratamientos terciarios y la reutilización.

28.3. Las fuentes y surgencias naturales existentes en el ámbito del Plan no pueden ser modificadas de tal forma que disminuya la calidad y cantidad de sus aguas, se altere su afloramiento al exterior, se modifiquen sus características cuando esto suponga la pérdida de hábitats de interés para la flora y la fauna autóctonas propias del espacio o, cuando sean de uso público, se impida su aprovechamiento tradicional.

28.4. El órgano gestor debe adoptar o, cuando proceda, promover las medidas de gestión oportunas a fin de proteger los recursos hídricos y los cursos de agua, la calidad de las aguas y la dinámica hidrogeológica del espacio protegido de acuerdo con el apartado 3.1 del Programa de actuación de este plan, en relación con el fomento de la reutilización de las aguas, la reducción en el uso de productos fitosanitarios, la promoción de la lucha integrada contra plagas, la agricultura ecológica y otros.

Artículo 29

Hábitats y especies de atención especial

29.1. Las administraciones competentes deben velar por el mantenimiento en buen estado de conservación de los hábitats, la vegetación y las poblaciones de la flora y fauna silvestre propias del espacio.

29.2. En particular, los hábitats y las especies incluidas en el Anexo 3 de estas normas son objeto específico de conservación en Els Aiguamolls de L'Alt Empordà y son de atención especial. En las áreas donde se localizan no se admiten las actividades ni las actuaciones que sean incompatibles con el mantenimiento de estos hábitats y de las poblaciones de las especies indicadas en un estado de conservación favorable.

29.3. A efectos de lo establecido en el apartado anterior, y aplicando el principio de precaución, tienen la consideración de incompatibles las actuaciones, infraestructuras, edificaciones, instalaciones y actividades que, independientemente de que se desarrollen dentro o fuera del espacio, y ya sea durante su ejecución o, una vez implantadas, durante su funcionamiento, comporten la destrucción o alteración significativa de la estructura, composición biológica o procesos ecológicos característicos de las áreas del espacio protegido donde se localizan los hábitats y especies del anexo 3, o la afección directa o indirecta significativa sobre sus poblaciones.

29.4. En el Plan rector de uso y gestión del Parque natural o en los instrumentos que prevé el artículo 5 de estas normas deben formularse directrices de gestión de estas áreas, que garanticen el cumplimiento de los anteriores apartados. En cualquier caso, el órgano gestor debe adoptar las medidas de protección que sean necesarias a fin de conservar los hábitats y las especies incluidos en el anexo 3 mediante medidas de gestión y seguimiento específicas, junto con las acciones previstas en el Programa de actuación de este Plan especial (apartado 3.2).

Artículo 30

Protección de la flora y la vegetación

30.1. Se prohíbe la utilización de las especies alóctonas invasoras, sin perjuicio del uso normal de las especies propias en la jardinería particular en los supuestos autorizados en este plan, y siempre que esto no comporte riesgo de dispersión en el medio natural. A tales efectos, en la plantación, la reforestación o la forestación, la jardinería y supuestos análogos, y sin pretensión de exhaustividad, se prohíbe la utilización de las especies relacionadas en el anexo 2. Asimismo, se prohíbe el depósito y el vertido al medio natural de restos vegetales de estas especies alóctonas invasoras y/o de tierra que las haya contenido.

30.2 Las actuaciones de restauración y revegetación de los sistemas naturales y de jardinería pública (por ejemplo, taludes, viales, etc.) deben efectuarse principalmente y siempre que sea posible con variedades locales de las especies autóctonas propias del espacio.

Artículo 31

Protección de la fauna

31.1. Los proyectos de reintroducción de especies silvestres y, en general, la liberación de especies silvestres deben contar con la autorización del órgano gestor; asimismo, los proyectos de reintroducción deben comunicarse a los ayuntamientos correspondientes. En cualquier caso, sólo se admiten especies propias del medio natural de la zona y la liberación de especies alóctonas está prohibida.

31.2. En los proyectos de reintroducción de especies silvestres en el ámbito del espacio deben considerarse los siguientes aspectos:

a) La idoneidad de los hábitats actuales para garantizar la supervivencia de la especie.

b) La aceptación social de la reintroducción que deba efectuarse, así como los posibles daños económicos que puede ocasionar la especie en cuestión.

c) El estado actual de las causas que motivaron la extinción de la especie en la zona.

d) Las repercusiones de la reintroducción sobre otros elementos del medio natural.

e) La idoneidad genética de la población donante y la garantía de que esta no se verá afectada por la extracción de parte de sus efectivos.

f) Las garantías sanitarias de los individuos utilizados en la reintroducción.

g) La conveniencia del seguimiento de la reintroducción efectuada y de los resultados obtenidos.

31.3. El órgano gestor puede instar a la administración competente a que limite, ya sea temporalmente o en determinadas localidades, aquellas actividades que comporten una amenaza, en función de la época en que se efectúan o de su localización, para las especies protegidas según el texto refundido de la Ley de protección de los animales (Decreto legislativo 2/2008, de 15 de abril) y normas concordantes y el Decreto 148/1992, de 9 de junio, por el que se regulan las actividades fotográficas, científicas y deportivas que pueden afectar a las especies de la fauna salvaje.

31.4. En relación con la Orden de 3 de octubre de 1990, por la que se regula la práctica de la cetrería, en ningún caso puede autorizarse en el ámbito del Plan capturas de individuos de las especies de aves rapaces utilizadas para la práctica de la cetrería.

Artículo 32

Protección del patrimonio cultural

32.1. En ausencia de regulaciones específicas, la intervención en los elementos del patrimonio histórico y arquitectónico debe seguir los siguientes criterios:

a) Debe mantenerse la estructura arquitectónica del conjunto y las características generales del entorno relacionado con el elemento.

b) La instalación de conducciones eléctricas, telefónicas o similares, de tipo aéreo o adosado, y las antenas de televisión, las pantallas de recepción de ondas u otros dispositivos particulares análogos deben situarse en lugares donde no perjudiquen la percepción paisajística del conjunto.

32.2. Para las intervenciones arqueológicas y paleontológicas es preceptivo el informe del órgano gestor del espacio, en el que deben indicarse las medidas que se adoptarán a fin de que estas sean compatibles con la conservación de los valores naturales y paisajísticos del espacio. En particular, si son necesarios movimientos de tierras u otros tipos de obra, debe indicarse la forma de vertido o evacuación y, en cualquier caso, garantizar que se minimiza su impacto sobre el medio natural.

Capítulo IV

Regulación de zonas

Artículo 33

Zonificación

33.1. El Plan divide todo su ámbito territorial en siete zonas, de acuerdo con la delimitación gráfica establecida en los planos de ordenación (O-1 y O-2), definidas de acuerdo con los objetivos específicos que se señalan para cada una, y denominadas de la siguiente forma:

Zona de reserva (clave 1)

Zona costera (clave 2)

Zona agronatural (clave 3)

Zona agrícola y forestal (clave 4)

Zona de acampada (clave 5)

Zona periférica de protección y conexión (clave 6)

Zona marina (clave 7)

Subzona 7ª

Zona periférica marina (clave 8)

33.2. En las zonas incluidas en el PEIN (espacio Aiguamolls de L'Alt Empordà, claves 1, 2, 3, 4, 5 y 7) son de aplicación las disposiciones comunes (capítulo 1), las normas generales para el ámbito del Plan especial (capítulo 2), las normas aplicables al espacio (capítulo 3) y las normas específicas correspondientes a cada zona (capítulo 4).

33.3. En las zonas del Plan especial incluidas en las zonas periféricas (claves 6 y 8) son de aplicación las disposiciones comunes (capítulo 1) y las normas de la zona correspondiente (capítulo 4).

33.4. En el ámbito del bajo Fluvià y a efectos exclusivos de la navegación fluvial se definen cuatro subzonas, de acuerdo con el plano O-2 y el artículo 42 de estas Normas.

Artículo 34

Zona de reserva (clave 1)

34.1. Definición.

Esta zona comprende las áreas declaradas como reserva natural integral y reserva natural parcial, de acuerdo con la Ley 21/1983, la disposición final primera de la Ley 12/1985, el Decreto 231/1985 y el Decreto 123/1987.

Comprende tres áreas:

a) Reserva Natural Integral I o de Els Estanys. Comprende los lagos interiores de El Tec, Palau-Aigua Clara, Vilaüt y Mornau en los términos municipales de Castelló d'Empúries, Palau-saverdera y Pau.

b) Reserva Natural Integral II o de Les Llaunes. Comprende las lagunas litorales y marismas, los arenales y dunas y los ambientes salobres entre las desembocaduras del Muga y del Fluvià, en el término municipal de Castelló d'Empúries.

c) Reserva Natural Integral III o de L'Illa de Caramany, en el término municipal de Sant Pere Pescador y el ámbito fluvial adyacente protegido como Reserva Natural Parcial de L'Illa de Caramany.

Su delimitación es la establecida por la Ley 21/1983, el Decreto 231/1985 y el Decreto 123/1987 mencionados en el apartado 2.2 de estas Normas y se refleja en los planos de ordenación (O-1 y O-2).

34.2. Objetivos.

El objetivo de esta zona es la estricta preservación y la restauración, si procede, de los sistemas naturales, la diversidad biológica y el paisaje.

34.3. Usos y actividades compatibles.

En esta zona se admiten exclusivamente los siguientes usos y actividades:

a) Trabajos científicos de investigación y de gestión, organizados por el órgano gestor del espacio protegido o bien con la autorización de este.

b) Usos agrícolas o ganaderos vinculados a las actividades de mantenimiento de los hábitats y de las especies de flora y de fauna silvestres objeto de protección.

c) Actividades destinadas a la divulgación de sus valores, congruentes con los objetivos de la zona y que se desarrollen a través de los caminos, itinerarios y zonas autorizadas.

d) Otras actividades destinadas a la divulgación de sus valores, congruentes con los objetivos de la zona, organizadas por el órgano gestor del espacio protegido o bien con la autorización de este.

e) Acceso público a los puntos, itinerarios, caminos y zonas expresamente señalados, incluidas la circulación motorizada a través de la red viaria básica establecida por el Plan y las actividades de baño y afines en las playas autorizadas.

f) En general, las actividades relacionadas con la gestión de las reservas de acuerdo con los objetivos mencionados en el apartado 34.2, y que comprenden actuaciones o actividades destinadas a la conservación y restauración de los sistemas naturales y del patrimonio cultural, incluidas, cuando proceda, las instalaciones que sean necesarias para desarrollar actividades de protección, mejora o restauración de los sistemas naturales o para el mantenimiento de los usos mencionados en el epígrafe b.

En relación con los epígrafes c, d y e, son de aplicación las limitaciones establecidas en los apartados 5, 6 y 7 de este artículo.

34.4. Usos y actividades incompatibles.

Además de los usos y las actividades incompatibles en todo el ámbito del Plan especial, que se enumeran en el artículo 10 de estas Normas, en esta zona tienen la consideración de incompatibles los siguientes usos y actividades:

a) Usos y actividades agrícolas, ganaderos y forestales no comprendidos en el apartado 34.3.

b) Actividades cinegéticas, sin perjuicio de las actividades necesarias de control de población de determinadas especies de acuerdo con el apartado 19.5 de estas Normas.

c) Actividades pesqueras, recreativas, deportivas o profesionales.

d) Recolección de elementos de la gea, de la flora y de la fauna.

e) Actividades comerciales de tipo agropecuario y artesanal.

f) Cualquier nueva construcción, instalación o infraestructura permanente, excepto las mencionadas en el apartado 34.3.f.

g) Movimientos de tierras y, en general, alteraciones de la orografía natural de los terrenos, salvo que tengan por objeto trabajos de restauración o mejora ambiental comprendidos en el apartado 34.3.f.

h) Actividades de ocio como hípica, paracaidismo, ala delta, parapente y otros aparatos similares tripulados o no por debajo de 300 m, y, en general, el acceso con finalidad recreativa o educacional no congruente con los apartados 34.3.e, 34.5 y siguientes.

i) En general, las actividades que, directa o indirectamente, puedan perjudicar los valores o los bienes protegidos en esta zona.

34.5. Acceso a la isla de Caramany.

A la isla de Caramany sólo puede accederse por motivos justificados de investigación científica con la autorización previa del órgano gestor, de fuerza mayor o de gestión y mantenimiento del espacio protegido. No se admite la circulación de embarcaciones por el brazo fluvial situado al sur de la isla, de acuerdo con la regulación de la navegación fluvial establecida en el artículo 42, salvo las excepciones que se determinen.

34.6. Acceso a la playa de Can Comes.

Entre el 1 de abril y el 30 de junio se prohíbe el acceso al sector de playa y dunas incluido en la Reserva Natural Integral II de Les Llaunes. Esta prohibición se refiere al acceso con vehículos, embarcaciones, a pie o cualquier otra modalidad de acceso. Tampoco se admite el acceso motorizado por el camino de Can Comes a la playa, sin perjuicio de lo establecido en la disposición transitoria séptima incluida en estas Normas. Se excluyen de estas limitaciones las actividades de investigación científica con la autorización previa del órgano gestor y las actividades vinculadas a la gestión pública del parque natural y del dominio público marítimo terrestre.

Entre el 1 de julio y el 31 de marzo se admite el acceso no motorizado a la zona de playa, a través de las áreas e itinerarios de acceso establecidos y, en cualquier caso, respetando la señalización y los balizamientos de protección de los sistemas naturales.

34.7. Actividades recreativas.

Las actividades de ocio, como el deporte al aire libre, la hípica, el ciclismo y, en general, el acceso con finalidad recreativa, sólo pueden desarrollarse en la red de acceso existente y en las áreas de playa, con las limitaciones establecidas en los apartados 5 y 6 de este artículo.

34.8. Mantenimiento de las playas.

En las playas y sistemas de dunas y dunas posteriores y en el dominio público marítimo terrestre incluidos en esta zona no se permite ninguna intervención que pueda comportar una artificialización de sus condiciones naturales, como la instalación de servicios y mobiliario permanente, los movimientos de arena o de los guijarros con maquinaria, la limpieza mecánica de las arenas, la circulación asociada con cualquier tipo de vehículo, etc.

No obstante, se admite la instalación de la señalización propia del parque natural, el deslinde de la zona de dominio marítimo terrestre, las actividades y actuaciones destinadas a la defensa, conservación o restauración de elementos del patrimonio natural y cultural y la ordenación del uso público congruentemente con las normas aplicables. En cualquier caso, para ejecutar estas acciones se requiere el informe previo y favorable por parte del órgano gestor, salvo que se trate de una actuación directa de este.

34.9. Obras de mantenimiento y mejora de la carretera GIV-6103.

Se admiten exclusivamente las obras de mantenimiento, las actuaciones destinadas a disminuir el impacto sobre los sistemas naturales de esta infraestructura y las obras de mejora que se justifiquen en relación con la seguridad de las personas. En este caso, siempre deben priorizarse las opciones de mejora que comporten una menor afección a los hábitats y las especies silvestres de la reserva natural.

Artículo 35

Zona costera (clave 2)

35.1. Definición

Comprende las áreas del espacio incluidas en la zona de dominio marítimo terrestre y las áreas con ambientes dunares, arenosos o zonas húmedas adyacentes, excepto las situadas en la Reserva Natural Integral II o de Les Llaunes, que forman parte de la zona de reserva (clave 1) a efectos de este plan. Su delimitación es la establecida en los planos de ordenación (O-1 y O-2).

35.2. Objetivos.

Conservar sus sistemas naturales, particularmente los ambientes de duna y duna posterior, y ordenar la gestión y el uso público de la zona a fin de que se desarrollen de forma compatible con este objetivo.

35.3. Usos y actividades admitidos.

a) Trabajos científicos de investigación y de gestión, organizados por el órgano gestor del espacio protegido o bien con la autorización de este

b) Las actividades de baño y afines, deportivas y recreativas, y, en general, las actividades de ocio, así como las actividades de divulgación, docentes y de educación ambiental que se desarrollen en las playas y en la red viaria existente, de acuerdo con la regulación del acceso establecida en el apartado 35.7.

c) Otras actividades de divulgación, docentes y de educación ambiental, compatibles con la conservación de los sistemas naturales de la zona, organizadas por el órgano gestor o con su autorización.

d) En general, las actuaciones y actividades relacionadas con la gestión del espacio como espacio natural protegido y las intervenciones destinadas a la conservación y restauración de los sistemas naturales que se desarrollen de acuerdo con los objetivos de protección de este Plan, en particular las acciones previstas en su Programa de actuación.

e) Actividades de acuicultura en las edificaciones e instalaciones existentes autorizadas previamente a la aprobación inicial de este Plan especial.

35.4. Usos y actividades incompatibles.

Además de los usos y las actividades incompatibles en todo el ámbito del Plan especial, enumeradas en el artículo 10 de estas Normas, en esta zona son también incompatibles los siguientes usos y actividades:

a) Usos y actividades agrícolas y ganaderas.

b) Usos forestales, salvo los estrictamente congruentes con el apartado 35.3.d.

c) Actividades de pesca recreativa o profesional (en las lagunas interiores).

d) Recolección masiva o con ánimo lucrativo de elementos de la gea, de la flora y de la fauna.

e) Cualquier nueva construcción, instalación o infraestructura permanente, excepto las determinadas en el apartado 35.6.

f) Movimientos de tierras y, en general, alteraciones de la orografía natural de los terrenos, excepto cuando tengan por objeto trabajos de restauración o mejora ambiental comprendidos en el apartado 35.3.d.

g) Actividades de ocio y el acceso público no congruentes con los apartados 35.3.a y 35.7.

h) En general, actividades que, directa o indirectamente, puedan perjudicar los valores o los bienes protegidos en esta zona.

35.5. Servicios de temporada.

La modalidad, el desarrollo y la localización de actividades de servicio o comerciales que comporten la ocupación temporal o permanente de la zona de dominio marítimo terrestre deben establecerse en el plan de usos de temporada correspondiente, para cuya autorización se requiere el informe favorable del órgano gestor. A estos efectos, se podrán establecer condiciones específicas de localización, en cuanto a horarios de funcionamiento, niveles máximos sonoros admitidos y otros que se justifiquen por las necesidades de protección de los hábitats o especies de la flora o la fauna. En ningún caso se admite la intensificación de estos usos respecto a las autorizaciones otorgadas en los años anteriores a la aprobación inicial de este Plan especial.

35.6. Obras e instalaciones.

Sin perjuicio de las limitaciones derivadas de la protección del dominio marítimo terrestre de acuerdo con la legislación sectorial específica, a efectos de este Plan especial sólo se admiten obras en los siguientes supuestos:

a) La implantación y el mantenimiento de la red de acceso y equipo de ordenación necesarios para la consecución de los objetivos establecidos para la zona.

b) La implantación de elementos necesarios a fin de garantizar la seguridad de los bañistas.

c) Los servicios de temporada regulados de acuerdo con el apartado 35.5, incluidas las conexiones de servicios soterradas cuando proceda.

d) La ejecución de las actuaciones previstas en el Programa de actuación de este Plan especial.

e) El mantenimiento o conservación de las edificaciones o instalaciones fijas preexistentes en el momento de la aprobación del Plan especial, siempre que tengan la debida cobertura jurídica, en particular en relación con la protección del dominio marítimo terrestre.

35.7. Directrices para la ordenación, el mantenimiento y el acondicionamiento de la red de acceso

a) Salvo los accesos existentes tradicionalmente abiertos al tráfico motorizado, en general debe mantenerse el carácter de red destinada al tránsito pedestre, en bicicleta y modalidades análogas no motorizadas.

b) En el vial de acceso situado entre el camping La Gaviota y La Gola del Fluvià no se admite el tráfico motorizado durante el periodo del 1 de abril al 30 de junio.

c) Las actuaciones para la ordenación del acceso y del uso público de la zona deben llevarse a cabo de acuerdo con la protección que este Plan especial establece para determinadas especies y comunidades vegetales. En particular, la recuperación de los itinerarios a pie o la mejora de las áreas de acceso debe tener en cuenta la conservación de las comunidades de duna y duna posterior de acuerdo con lo establecido en los artículos 29, 30 y 31 de estas Normas.

d) El acondicionamiento de esta red no puede comportar su pavimentación, ajardinamiento o iluminación, salvo en aquellos casos (en relación con la pavimentación y siempre con carácter estrictamente puntual) en los que la obra civil sea necesaria a fin de garantizar condiciones suficientes de seguridad de las personas o evitar procesos de erosión de la explanada.

Artículo 36

Zona agronatural (clave 3)

36.1. Definición.

Esta zona comprende los espacios agrícolas, forestales y fluviales en el ámbito del Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà que no se incluyen en las zonas de reserva (clave 1) y costera (clave 2) y cuyo suelo se caracteriza por su interés natural vinculado a la presencia de un nivel freático superficial. Su delimitación se establece en los planos de ordenación (O-1 y O-2).

36.2. Objetivos.

El objetivo de esta zona es la conservación de sus valores naturales y paisajísticos y, en particular, de las zonas húmedas localizadas en su interior, su diversidad biológica y los suelos que las caracterizan, de forma compatible con el aprovechamiento ordenado de sus recursos y el desarrollo del uso público. De acuerdo con el apartado 4.1 del Programa de actuación del plan, se fomentará la progresiva implantación de sistemas de producción integrada y ecológica en las explotaciones ganaderas y agrícolas existentes. Asimismo, de acuerdo con el apartado 3.1.3, en esta zona deben fomentarse acciones para la recuperación del estado natural de las zonas húmedas, para la mejora de la calidad de sus aguas y para la protección de los suelos, de los hábitats y de la fauna natural características.

36.3. Usos y actividades compatibles.

a) Usos y actividades agrícolas, ganaderas y forestales de acuerdo con los artículos 16, 17 y 18 de estas Normas, con las limitaciones mencionadas en el apartado 36.4 en relación con las zonas húmedas incluidas en este ámbito.

b) Almacenamiento, conservación, manipulación, envasado y transformación de productos y servicios vinculados a las actividades agrarias de la finca donde se localicen, de acuerdo con lo establecido en el artículo 48.1.c del Reglamento de la Ley de urbanismo (aprobado mediante el Decreto 305/2006, de 18 de julio).

c) Usos y actividades cinegéticas, de acuerdo con las especificaciones del artículo 19 de estas Normas.

d) Actividades de ocio, divulgación, docentes y de educación ambiental.

e) Recolección de elementos de la gea, de la flora y de la fauna, de acuerdo con las especificaciones del artículo 20 de estas Normas.

f) Vivienda unifamiliar en edificaciones preexistentes con la debida cobertura jurídica. En el caso de rehabilitación o reconstrucción de masías y casas rurales se puede admitir la división horizontal en los términos previstos en el artículo 50.3 del TRLU (Decreto legislativo 1/2010).

g) Establecimientos de turismo rural, en edificaciones anteriores a 1950, de acuerdo con la legislación vigente, de restauración y hoteles en las casas de labranza reconstruidas de acuerdo con el apartado 11.3 de estas Normas y en edificaciones preexistentes de acuerdo con lo previsto en el artículo 56 del Reglamento de la Ley de urbanismo (Decreto 305/2006, de 18 de julio).

h) Equipamientos y servicios comunitarios que estén vinculados funcionalmente al medio rural, incluidos los equipamientos y servicios públicos y la acampada de carácter temporal establecidos en el artículo 26 de estas Normas.

i) Instalaciones y servicios técnicos vinculados a las explotaciones agrarias y el resto de usos admitidos de acuerdo con estas Normas, incluidas las instalaciones industriales de producción de energía integradas compatibles de acuerdo con el apartado 10.1.g.

j) Infraestructuras propias del sistema de comunicación y obras e instalaciones de los servicios técnicos, de acuerdo con las condiciones establecidas en el artículo 13 de estas Normas.

k) En general, las actuaciones y actividades relacionadas con la gestión del espacio como espacio natural protegido y las intervenciones destinadas a la conservación y restauración de los sistemas naturales que se desarrollen de acuerdo con los objetivos de protección de este plan, en particular las acciones previstas en su Programa de actuación.

36.4. Protección de prados y herbazales de interés.

En relación con la regulación de usos establecida en el apartado anterior, en las áreas de prados y herbazales localizadas en esta zona, de acuerdo con lo que se refleja en los planos I-4.1 e I-4.2), debe fomentarse la conservación y, si procede, la restauración de estos hábitats. Se prohíbe la eliminación de cercas arboladas y arbustivas formadas por vegetación natural y en ningún caso se podrá reducir su anchura a menos de 2 m, sin perjuicio de las acciones destinadas a la restauración o regeneración de los sistemas naturales.

De acuerdo con las determinaciones específicas del Plan de actuación (apartado 4.1), el órgano gestor debe aplicar las medidas de gestión necesarias para mantener las especies de flora y las comunidades vegetales características de estos sistemas en un estado favorable de conservación, y, concretamente, las dirigidas a asegurar la continuidad de las actividades agrícolas, ganaderas y forestales que sean particularmente adecuadas en relación con este objetivo.

36.5. Usos y actividades incompatibles.

Son incompatibles en esta zona los usos y actividades que se mencionan en el artículo 10 de estas Normas.

36.6. Edificación.

Pueden autorizarse edificaciones de nueva planta o ampliaciones exclusivamente en los siguientes supuestos:

a) En las casas de labranza existentes, nuevas construcciones auxiliares anejas destinadas a usos agrícolas, ganaderos y forestales, con las condiciones que establece el apartado 11.2.a de estas Normas.

b) Nuevas construcciones auxiliares destinadas a las actividades agrícola o ganadera extensiva (cuerpos de servicio) con las condiciones que establece el apartado 11.2.b de estas Normas y con el informe favorable del órgano gestor.

c) Ampliaciones de las edificaciones existentes antes de la aprobación inicial del Plan especial con la correspondiente cobertura jurídica, cuando se estime que el volumen edificado no es suficiente para el desarrollo de los usos previstos, hasta un máximo del 20 % del techo construido en el momento de la aprobación inicial del Plan especial. En relación con los usos d, g y h, indicados en el apartado 36.3, la ampliación sólo es posible en edificaciones en fincas con acceso directo a la red viaria básica del espacio establecido por el Plan de acuerdo con el artículo 22 de estas Normas.

d) La reconstrucción de masías y edificaciones históricas en estado ruinoso localizadas en esta zona, de acuerdo con lo establecido en el artículo 11.3 de estas Normas.

e) Nuevas edificaciones destinadas a equipamientos y servicios de uso público previstos expresamente en el Programa de actuación de este Plan especial.

36.7 Entorno exterior.

Puede autorizarse el tratamiento del entorno exterior cercano a la edificación como espacio abierto libre de cubierta forestal o cultivo, cuando se justifique por razones de estricta funcionalidad en relación con la edificación existente o la reforma autorizada y nunca en una proporción mayor al 5% de la finca.

36.8 Movimientos de tierras.

Los movimientos de tierras se admiten exclusivamente cuando son necesarios para el desarrollo de usos y actividades autorizados de acuerdo con las presentes Normas y siempre que no comporten la pérdida de capacidad de encharcamiento de los terrenos caracterizados por su déficit de drenaje o inundabilidad.

Artículo 37

Zona agrícola y forestal (clave 4)

37.1. Definición.

Esta zona comprende los espacios agrícolas, forestales y fluviales del ámbito del Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà que no se incluyen en las zonas de reserva (clave 1) y costera (clave 2) ni en la zona agronatural (clave 3). Su delimitación se establece en los planos de ordenación (O-1 y O-2).

37.2. Objetivos.

El objetivo de esta zona es la conservación de sus valores naturales y paisajísticos, de forma compatible con el aprovechamiento ordenado de los recursos y el desarrollo del uso público.

37.3. Usos y actividades compatibles.

a) Usos y actividades agrícolas, ganaderas y forestales, de acuerdo con las especificaciones de los artículos 16, 17 y 18 de estas Normas respectivamente.

b) Almacenamiento, conservación, manipulación, envasado y transformación de productos y servicios vinculados a las actividades agrarias de la finca donde se localizan, de acuerdo con lo establecido en el artículo 48.1.c del Reglamento de la Ley de urbanismo (Decreto 305/2006).

c) Usos y actividades cinegéticas, de acuerdo con las especificaciones del artículo 19 de estas Normas.

d) Actividades de ocio, de divulgación, docentes y de educación ambiental.

e) Recolección de elementos de la gea, de la flora y de la fauna, de acuerdo con las especificaciones del artículo 20 de estas Normas.

f) Actividades colectivas de carácter deportivo, cultural, de educación en el ocio y de recreo que se lleven a cabo al aire libre con las obras e instalaciones mínimas e imprescindibles para el uso correspondiente y en fincas con acceso directo desde la red viaria básica definida por el Plan. Cuando estas actividades y usos públicos se vinculen a edificaciones para su desarrollo, sólo se podrán utilizar edificaciones existentes en la fecha de aprobación inicial de este Plan especial. En cualquier caso, deben desarrollarse congruentemente con los objetivos de protección de este Plan especial, y no pueden comportar efectos negativos sobre los valores protegidos.

g) Vivienda unifamiliar en edificaciones preexistentes con la debida cobertura jurídica. En el caso de rehabilitación o reconstrucción de masías y casas rurales se puede admitir la división horizontal en los términos previstos en el artículo 50.3 del TRLU (Decreto legislativo 1/2010).

h) Establecimientos de turismo rural, en edificaciones anteriores a 1950, de acuerdo con la legislación sectorial vigente, y de restauración y hoteles en las casas de labranza reconstruidas de acuerdo con el artículo 11.3 de estas Normas.

i) Equipamientos y servicios comunitarios que estén vinculados funcionalmente al medio rural, incluidos los equipamientos y servicios públicos y la acampada de carácter temporal establecidos en el artículo 26 de estas Normas.

j) Instalaciones y servicios técnicos vinculados a las explotaciones agrarias o el resto de usos admitidos de acuerdo con estas Normas, incluidas las instalaciones industriales de producción de energía integradas compatibles de acuerdo con el artículo 10.1.g.

k) Infraestructuras colectivas propias del sistema de comunicación y obras e instalaciones para los servicios técnicos, de acuerdo con las condiciones establecidas en el artículo 13 de estas Normas.

l) En general, las actividades relacionadas con la gestión del espacio como espacio natural protegido y las intervenciones destinadas a la conservación y restauración de los sistemas naturales que se desarrollen de acuerdo con los objetivos de protección de este plan, en particular, las acciones previstas en su Programa de actuación.

37.4. Usos y actividades incompatibles.

Son incompatibles en esta zona los usos y actividades que se mencionan en el artículo 10 de estas Normas.

37.5. Condiciones de edificación.

Las edificaciones de nueva planta o las ampliaciones se admiten exclusivamente en los siguientes supuestos:

a) En las casas de labranza existentes, nuevas construcciones anejas destinadas a usos agrícolas, ganaderos y forestales, con las condiciones que establece el apartado 11.2.a de estas Normas.

b) Nuevas construcciones auxiliares destinadas a las actividades agrícolas o ganadera extensiva (cuerpos de servicio), con las condiciones que establece el apartado 11.2.b de estas Normas y con el informe favorable del órgano gestor.

c) Pueden autorizarse ampliaciones de las edificaciones existentes antes de la aprobación inicial del Plan especial con la correspondiente cobertura jurídica, cuando se estime que el volumen edificado no es suficiente para el desarrollo de los usos previstos, hasta un máximo del 20% del techo construido en el momento de la aprobación inicial del Plan especial, o para su rehabilitación como equipamientos vinculados al espacio protegido de acuerdo con el artículo 26 de estas Normas (hasta un máximo del 50%). Las ampliaciones destinadas a los usos d, h, e i, según el apartado anterior 37.3 y los comprendidos en el artículo 26, sólo pueden autorizarse en fincas con acceso directo a la red viaria básica del espacio establecida por el Plan de acuerdo con el artículo 22 de estas Normas.

d) La reconstrucción de masías y edificaciones históricas en estado ruinoso localizadas en esta zona, de acuerdo con lo establecido en el artículo 11.3 de estas Normas.

e) Nuevas edificaciones destinadas a equipamientos y servicios de uso público expresamente previstos en el Programa de actuación de este Plan especial.

37.6. Entorno exterior.

Puede autorizarse el tratamiento del entorno exterior cercano a la edificación como espacio abierto libre de cubierta forestal o cultivo, cuando se justifique por razones de estricta funcionalidad en relación con la edificación existente o la reforma autorizada y nunca en una proporción mayor al 5 % de la finca.

37.7. Movimientos de tierras.

Los movimientos de tierras se admiten exclusivamente cuando son necesarios para el desarrollo de usos y actividades autorizados de acuerdo con las presentes Normas.

37.8. Acceso motorizado a la playa de Can Comes.

En el camino de Can Comes a la Reserva Natural Integral II de Les Llaunes no se admite el tráfico motorizado, sin perjuicio de lo establecido en la disposición transitoria séptima incluida en estas Normas. Se excluyen de esta limitación las actividades de investigación científica con la autorización previa del órgano gestor y las actividades vinculadas a la gestión pública del parque natural.

Artículo 38

Zona de acampada (clave 5)

38.1. Definición.

El ámbito de esta zona coincide con las áreas delimitadas en el Plan especial de ordenación de los usos de acampada en el Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà, aprobado el 22 de julio de 1988 (DOGC 1090, de 9 de enero de 1989), de acuerdo con el artículo 6.1 de sus normas, siempre que continúen reconocidas por el planeamiento director y el planeamiento general urbanístico municipal vigentes. Esta delimitación se refleja en los planos de ordenación (O-1 y O-2).

38.2. Objetivo.

Con la definición de la zona se completa el régimen específico que rige en los ámbitos en los que el Plan especial de ordenación de los usos de acampada en el Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà, aprobado el 9 de enero de 1989 (DOGC 1090), considera como usos admisibles los establecimientos de acampada preexistentes en el momento de aprobar la Ley 21/1983. El objetivo es que el desarrollo de las actividades de acampada en estas instalaciones sea compatible con los objetivos globales de conservación del medio natural y del paisaje establecidos por la Ley 21/1983, el Plan de espacios de interés natural, este Plan especial y los requisitos de la regulación del espacio protegido como zona de especial protección para las aves.

38.3. Regulación del uso.

El uso de acampada en las instalaciones de acampada existentes antes de la aprobación de la Ley 21/1983 se regula de acuerdo con los apartados 38.4 y siguientes, sin perjuicio de las limitaciones que se deriven de las normas del Plan especial de regulación de los usos de acampada en el Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà (DOGC 1090, de 9 de enero de 1989), del planeamiento urbanístico municipal o de las disposiciones de la Ley 21/1983 aplicables en el ámbito del parque natural, la normativa sectorial aplicable u otras normas de este Plan especial de protección cuando proceda.

38.4. Instalaciones y servicios vinculados.

A efectos de este plan, las instalaciones y servicios vinculados son los destinados a las personas alojadas, al personal de la instalación o los necesarios para su funcionamiento, que se relacionan a continuación:

Recepción.

Unidades y zonas de acampada.

Aparcamientos y viales interiores.

Espacios ajardinados y arbolados. Parque infantil.

Instalaciones deportivas.

Servicios higiénicos.

Restaurante, bar y cafetería.

Espacios de reuniones y de juego.

Venta de alimentos, prensa, etc.

Almacenamiento de albergues móviles y de material.

Servicios y alojamiento para el personal adscrito al camping.

Instalaciones para el suministro de agua potable, electricidad, tratamiento y evacuación de aguas residuales, prevención y extinción de incendios, etc.

Otros servicios contemplados por la legislación específica que regula la actividad de acampada.

38.5. Edificación y movimientos de tierras.

Se admiten nuevas edificaciones destinadas a la actividad de acampada o su servicio, y la ampliación de las existentes, dentro de los parámetros de ocupación determinados a continuación. La superficie total ocupable en planta por las edificaciones se define en función de la extensión de los establecimientos de camping, de la siguiente forma:

Superficie del establecimiento Ocupación máxima

Hasta 10 ha 5%

Más de 10 ha 4%

No se admiten movimientos de tierras destinados a la modificación de la topografía existente, salvo cuando se trate de actuaciones necesarias para garantizar la seguridad de los usuarios, o la recuperación o mejora de los ambientes naturales o la corrección de impactos sobre el medio natural. La altura máxima edificable se regula de acuerdo con el artículo 11.8 de estas Normas.

38.6 Autorización de obras.

La autorización para la realización de obras o movimientos de tierras requiere el informe previo del órgano gestor. En cualquier caso, se tratará de integrar la instalación de acampada en el medio rural y natural mediante la conservación de la vegetación arbórea, la determinación de espacios libres vegetados o la elección de tipologías edificatorias adecuadas en cuanto a materiales, colores, especies vegetales, etc. Respecto a la elección de especies, debe tenerse en cuenta lo especificado en el apartado 29.3.

Artículo 39

Zona marina (clave 7)

39.1 Definición.

Esta zona comprende el ámbito marino del espacio del PEIN Aiguamolls de L'Alt Empordà que coincide con la zona de especial protección para las aves homónima. Incluye el ámbito marítimo costero situado de forma contigua al sector sur del Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà. En el frente marino ante la Reserva Natural Integral II, se define la subzona 7a, donde se regula específicamente el acceso de acuerdo con el apartado 39.7. Esta delimitación se refleja en los planos de ordenación (O-1 y O-2).

De acuerdo con el Programa de actuación de este Plan especial (actuación 1.1), está previsto impulsar la tramitación del expediente correspondiente a fin de incluir este ámbito en el parque natural.

39.2. Objetivos.

Proteger los ecosistemas marinos señalados como de especial interés localizados en el espacio protegido, en particular la ornitofauna asociada que justifica su consideración como ZEPA, las comunidades de fanerógamas marinas y los fondos marinos que las albergan, y ordenar los aprovechamientos y el uso público en el ámbito marítimo del espacio congruentemente, incluyendo los aspectos que tienen incidencia en los sistemas naturales terrestres.

39.3. Usos y actividades admitidos.

a) La pesca profesional y recreativa.

b) La navegación, el fondeo o el amarre.

c) Las actividades de baño y afines, deportivas y recreativas, incluidas el submarinismo y la pesca submarina, y, en general, las actividades de ocio.

d) Las actividades de divulgación, docentes y de educación ambiental.

e) Trabajos científicos de investigación y de gestión, a cargo del órgano gestor del espacio protegido o bien con la autorización de este.

f) En general, las actuaciones y actividades relacionadas con la gestión del espacio como espacio natural protegido y las intervenciones destinadas a la conservación y restauración de los sistemas naturales que se desarrollen de acuerdo con los objetivos de protección de este plan, en particular, las acciones previstas en su Programa de actuación.

Las actividades incluidas en los epígrafes a, b, c y d deberán desarrollarse sin perjuicio de las restricciones de acceso a la subzona 7a, de acuerdo con el apartado 39.7.

39.4. De acuerdo con lo previsto en el artículo 5, se pueden determinar medidas adicionales relativas a las actividades mencionadas, de protección u ordenación, en particular cuando esto se determine conveniente atendiendo a los resultados de las actuaciones 2.1.1 y 1.1 del Programa de actuación de este Plan especial, de seguimiento de la biodiversidad marina y de ampliación del parque natural y, si procede, las medidas establecidas por el Plan rector de uso y gestión (actuación 1.2).

39.4. Usos y actividades incompatibles.

Son incompatibles en esta zona:

a) Los usos y actividades establecidos como incompatibles en todo el ámbito del espacio protegido de acuerdo con el artículo 10.

b) Nuevas infraestructuras e instalaciones, sin perjuicio de que, con carácter excepcional, el órgano gestor pueda autorizar instalaciones de defensa y gestión cuando esto sea imprescindible para la preservación efectiva de los hábitats y las especies protegidas y para garantizar la seguridad de bienes y personas.

c) Extracciones y vertidos de tierra u otros materiales.

d) Cualquier actividad que, directa o indirectamente, pueda perjudicar los valores o los bienes protegidos en esta zona.

39.5. Pesca y afines.

La extracción de recursos marinos y su aprovechamiento para actividades de ocio deben adecuarse al principio de sostenibilidad, de acuerdo con la legislación sectorial aplicable.

39.6. Extracción de arenas.

La prohibición de llevar a cabo cualquier tipo de actividad extractiva o minera establecida en el artículo 10 en el ámbito del espacio es también de aplicación en su zona marina. Esta prohibición incluye la extracción de arenas de los fondos marinos.

39.7. Regulación específica del acceso a la subzona 7a.

Entre el 1 de abril y el 30 de junio se prohíbe el acceso a la subzona 7a. La prohibición de acceso es aplicable a cualquier actividad, recreativa o profesional, salvo actividades de investigación científica con la autorización previa del órgano gestor y las actividades vinculadas a la gestión pública del parque natural y del dominio público marítimo.

39.8. Se prohíbe la construcción de instalaciones de acuicultura, y la inmersión de artefactos y escollos artificiales y similares. Sin embargo, con carácter excepcional, se podrán autorizar las instalaciones de defensa y gestión que sean imprescindibles para la preservación efectiva de los hábitats protegidos.

39.9. En las obras de implantación, mantenimiento o reforma de las infraestructuras de saneamiento existentes en el ámbito marítimo del espacio, deben limitarse muy estrictamente los efectos sobre los hábitats protegidos del fondo marino y adoptar, cuando proceda, medidas de restauración o acondicionamiento de las áreas alteradas o de mejora ambiental de las infraestructuras existentes.

Artículo 40

Zona periférica de protección y conexión (clave 6)

40.1. Definición.

Comprende el ámbito del Plan especial no incluido en el espacio del PEIN Aiguamolls de L'Alt Empordà. El establecimiento de este ámbito de protección periférico es necesario para asegurar la continuidad territorial entre los distintos sectores del espacio protegido. Incluye un conjunto de áreas caracterizadas por su función en relación con la continuidad biológica y paisajística entre los distintos polígonos que forman el espacio y entre este y el Parque Natural de Cap de Creus, el conjunto Medes-Montgrí-Baix Ter y la red hidrológica principal. El ámbito de la zona es el establecido en los planos de ordenación (planos O-1 a O-2).

40.2. Objetivos.

Los objetivos de la zona son evitar que en el entorno del Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà se produzcan procesos de aislamiento y fragmentación derivados de la transformación de los espacios naturales o seminaturales que comporten una amenaza para el paisaje o los sistemas naturales protegidos del parque, como el crecimiento urbanístico o la implantación de determinadas infraestructuras o instalaciones.

40.3. Usos admitidos.

Se admiten los usos propios del suelo no urbanizable establecidos en el texto refundido de la Ley de urbanismo (Decreto legislativo 1/2010), en adelante TRLU 2010, salvo las excepciones que se determinen expresamente en el apartado 40.4 de estas Normas.

40.4. Usos incompatibles.

En relación con el artículo 47.4 y 5 del TRLU 2010, en relación con las actuaciones específicas destinadas a la implantación de actividades o equipamientos de interés público que pueden emplazarse en el suelo no urbanizable, en esta zona no se admiten los siguientes usos:

a) Las actividades colectivas de carácter deportivo, cultural, de educación en el ocio y de recreo que comporten transformaciones significativas en superficie del medio rural, pérdida de funcionalidad respecto a su conectividad, u obras o instalaciones más allá de la señalización, el balizamiento o elementos análogos.

b) Los equipamientos y servicios comunitarios no compatibles con los usos urbanos. Esta incompatibilidad no incluye los equipamientos y servicios comunitarios existentes en la fecha de la aprobación inicial de este Plan especial.

c) Instalaciones de transformación o producción de energía, estaciones de telecomunicación, plantas de suministro o saneamiento de agua, plantas destinadas al tratamiento de residuos u otros servicios ambientales o instalaciones para servicios técnicos análogas, salvo que por su funcionalidad no puedan emplazarse total o parcialmente en un lugar alternativo.

Esta incompatibilidad no incluye las instalaciones existentes en la fecha de aprobación inicial de este Plan especial ni las instalaciones de generación de energía renovable eólicas, fotovoltaicas, termosolares o análogas integradas en las edificaciones existentes, con la debida cobertura jurídica, o que se localicen en las áreas de posible ampliación de estas.

En relación con el artículo 47.6 del TRLU 2010, respecto a nuevas construcciones susceptibles de emplazarse en el medio rural, no se admiten como nuevas construcciones las siguientes:

a) Las construcciones y dependencias no vinculadas a una actividad agrícola, ganadera o forestal.

b) Las estaciones de suministro de carburantes y de prestación de otros servicios de la red viaria.

c) Las construcciones y las instalaciones vinculadas a la ejecución, el mantenimiento y el funcionamiento de las obras públicas, salvo que por su funcionalidad no puedan emplazarse en un lugar alternativo.

d) Las construcciones destinadas a las actividades de turismo rural o de camping. Esta incompatibilidad no incluye la rehabilitación, reconstrucción o ampliación de masías y casas rurales para su destino como establecimiento hotelero, de restauración, de turismo rural o de educación en el ocio en los términos previstos en el artículo 47.3 del TRLU 2010 y en el artículo 55 del Reglamento de la Ley de urbanismo (Decreto 305/2006).

40.5. Precisión de los límites exteriores de la Zona 6.

Los planos del Plan especial señalan a escala 1/15.000 el ámbito de la zona periférica y de conexión (clave 6). En los límites de la zona 6 que coinciden con la delimitación establecida entre los distintos tipos de suelo que componen el sistema de espacios abiertos establecido por el Plan director territorial de L'Empordà es de aplicación el artículo 2.4 de las normas de dicho plan, salvo que también coincidan con la delimitación de carácter definitivo del PEIN o del parque natural. Consecuentemente, estos límites pueden llegar a ser concretados por los instrumentos de planeamiento urbanístico que definen la ordenación a escalas más detalladas en los términos establecidos en el artículo mencionado con la salvedad indicada.

40.6 Disposiciones específicas para el sector de la zona periférica de conexión (clave 6) en el término municipal de Castelló d'Empúries

Los terrenos incluidos en el ámbito de la zona periférica y de conexión (clave 6) clasificados por el planeamiento urbanístico como suelo urbano o urbanizable y calificados como sistema de espacios libres o zonas verdes o similares de terrenos no pueden ser objeto de usos o transformaciones que no sean congruentes con el mantenimiento de sus funciones en relación con la continuidad biológica y paisajística, de acuerdo con los apartados 1 y 2 de este artículo. Mientras no sean contradictorias con el carácter público de los terrenos y su función urbanística y conectora, se admiten las actividades forestales, así como las ganaderas y agrícolas.

Artículo 41

Zona periférica marina (clave 8)

41.1. Definición.

Esta zona comprende el ámbito marino contiguo al sector norte del Parque Natural de Els Aiguamolls de L'Alt Empordà. De acuerdo con el Programa de actuación de este Plan especial (actuación 1.1), esta previsto impulsar la tramitación del expediente correspondiente a fin de incluir este ámbito en el parque natural.

41.2. Objetivos.

Completar la protección de los espacios naturales incluidos en el parque natural, en particular en relación con la incidencia de las actividades que se desarrollan en el medio marino adyacente.

41.3. Usos y actividades admitidos.

a) La pesca profesional y recreativa, de acuerdo con las condiciones descritas en el apartado 41.7.

b) La navegación, el fondeo o el amarre, evitando en cualquier caso el riesgo para la seguridad humana en consonancia con la legislación sectorial aplicable en relación con el ámbito marino situado a menos de 200 m, de acuerdo con las condiciones descritas en el apartado 41.8.

c) Las actividades de baño y afines, deportivas y recreativas, incluidos el submarinismo y la pesca submarina, y, en general, las actividades de ocio, de acuerdo con las condiciones descritas en el apartado 41.8.

d) Las actividades de divulgación, docentes y de educación ambiental, de acuerdo con las condiciones descritas en el apartado 41.8.

e) Trabajos científicos de investigación y de gestión.

f) En general, las actuaciones y actividades relacionadas con la gestión y protección del medio o del espacio protegido.

41.4. Usos y actividades incompatibles.

a) Actividades de vertido, abandono o almacenamiento de cualquier tipo de residuo o desecho.

b) Nuevas infraestructuras e instalaciones, sin perjuicio de que, con carácter excepcional, el órgano gestor pueda autorizar instalaciones de defensa y gestión cuando esto sea imprescindible para la preservación efectiva de los hábitats y las especies protegidas y para garantizar la seguridad de bienes y personas.

c) Extracciones y vertidos de arena u otros materiales.

d) Usos deportivos o de ocio susceptibles de provocar alteraciones significativas en los sistemas naturales y la biodiversidad, niveles sonoros altos o molestias a la fauna silvestre protegida.

e) Plantación y liberación, respectivamente, de especies vegetales o animales, que no sean propias del medio natural de la zona.

f) Cualquier actividad que, directa o indirectamente, pueda perjudicar los valores o sistemas naturales de esta zona o del espacio protegido.

41.5. Se prohíbe la inmersión de artefactos, escollos artificiales y similares. Sin embargo, con carácter excepcional, se podrán autorizar las instalaciones de defensa y gestión que sean imprescindibles para la preservación efectiva de los hábitats protegidos.

41.6. En las obras de implantación, mantenimiento o reforma de las infraestructuras de saneamiento existentes en el ámbito marítimo del espacio, deben limitarse muy estrictamente sus efectos sobre los hábitats protegidos del fondo marino y adoptar, cuando proceda, medidas de restauración o acondicionamiento de las áreas alteradas o de mejora ambiental de las infraestructuras existentes.

41.7. No se admite la pesca con palangre de superficie. La instalación de jaulas de cultivo está permitida en los sectores en los que la normativa vigente así lo permite, siempre que no afecten de forma significativa a los hábitats de interés comunitario objeto de protección. El resto de actividades de explotación de recursos marinos se admiten sin perjuicio de las determinaciones que puedan establecer los instrumentos previstos en el artículo 5 de estas Normas, así como las medidas adicionales que pueda aplicar el órgano gestor para asegurar el mantenimiento de los hábitats y las especies de interés comunitario de la zona, como la ordenación del marisqueo durante el periodo reproductor de determinadas especies a fin de asegurar su éxito reproductor.

41.8. El órgano gestor puede instar a la administración competente a que limite, ya sea temporalmente o en determinadas localidades, el acceso o determinadas actividades, como las actividades recreativas o deportivas, la navegación y el fondeo, a fin de asegurar la nidificación de las especies de aves marinas características de este espacio protegido, en particular en relación con las especies protegidas según el texto refundido de la Ley de protección de los animales (Decreto legislativo 2/2008, de 15 de abril) y normas concordantes y el Decreto 148/1992, de 9 de junio, por el que se regulan las actividades fotográficas, científicas y deportivas que pueden afectar a las especies de fauna salvaje.

Artículo 42

Regulación específica de la navegación en el bajo Fluvià

42.1. A efectos de la ordenación de la navegación en la zona del bajo Fluvià, se definen cuatro subzonas que se reflejan en el plano O-2, con la siguiente regulación específica:

Subzona 1 Comprende el río Fluvià desde el extremo noreste de la isla de Caramany hasta la desembocadura del río (La Gola del Fluvià).

Se admite la navegación a remo, vela y motor.

Subzona 2 Comprende el río Fluvià desde el Club Náutico de Sant Pere Pescador hasta el extremo noreste de la isla de Caramany, y desde la bocana a través del Rec Sirvent a su bifurcación con el Rec de Cap de Terme.

Se admite la navegación a remo y motor.

Subzona 3 Comprende el río Fluvià desde el Bosc Gran hasta el Club Náutico de Sant Pere Pescador.

Se admite la navegación a remo.

Subzona 4 Comprende el brazo derecho del río Fluvià incluido en la Reserva Natural Parcial de L'Illa de Caramany y el canal Massona-Sirvent.

No se admite ninguna modalidad de navegación, salvo para actividades de investigación científica con la autorización previa del órgano gestor, o para las vinculadas al desarrollo de servicios públicos para la gestión del dominio público fluvial o del parque natural.

42.2. Cualquier modalidad no mencionada expresamente para cada subzona tiene la consideración de incompatible. Se exceptúa de esta prohibición la navegación vinculada a los servicios públicos de policía del dominio público hidráulico, de protección del medio natural y para emergencias y causas de fuerza mayor.

42.3. La navegación nocturna queda prohibida a excepción de las embarcaciones de pesca adscritas al sector profesional o las contempladas en el apartado 34.3 como excepciones. A tales efectos, se entiende por nocturna la franja horaria de una hora después de la puesta de sol y una hora antes del alba.

42.4. El amarre o la botadura con carácter regular en los márgenes del río se admite exclusivamente en las instalaciones autorizadas por la administración competente, que determinará un periodo máximo de autorización no superior a cuatro años. A tales efectos, las nuevas instalaciones deben tener carácter desmontable, salvo cuando se trate de la autorización de instalaciones preexistentes cuando proceda.

42.5. El acceso al río debe efectuarse a través de embarcaderos y rampas de acceso autorizadas por la administración competente. Cuando proceda, se podrá exigir un certificado de desinfección de embarcación.

42.6. El anclaje está permitido únicamente en los espacios balizados a tal efecto por la administración competente.

42.7. El suministro de carburante debe realizarse exclusivamente en embarcaderos donde esta actividad esté expresamente autorizada.

42.8. Sin perjuicio de las limitaciones derivadas de la legislación sectorial aplicable y las autorizaciones preceptivas, se admiten las operaciones de dragado de la desembocadura de acuerdo con las condiciones establecidas a continuación.

La profundidad del dragado no puede superar la de un metro respecto al nivel superior del agua ni los diez metros de ancho. Las operaciones de dragado sólo se pueden llevar a cabo en el periodo del 15 de mayo al 15 de septiembre. En cualquier caso, estas actuaciones no pueden comportar el riesgo de salinización del sistema deltaico.

42.9. De acuerdo con lo establecido en el artículo 25.7 de estas Normas y la legislación sectorial aplicable en el ámbito fluvial, se pueden completar las medidas de ordenación contenidas en este artículo. En particular, pueden establecerse determinaciones complementarias de acuerdo con las siguientes directrices:

a) Favorecer la introducción de modalidades, motores y tecnologías de menor impacto.

b) En función de la evolución de los usos autorizados (en cuanto a frecuentación, tecnología, modalidades, riesgos y otros), limitar la potencia máxima admisible de las embarcaciones y el número máximo de embarcaciones motorizadas simultáneas en circulación.

c) En caso de un estado de conservación no favorable de los sistemas naturales protegidos a causa del desarrollo de los usos enumerados en el apartado 42.1, restringir los ámbitos o modalidades que procedan.

Disposiciones transitorias

Primera

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 5.4 de la Ley 12/1985, en el plazo de dos años desde la fecha de aprobación definitiva de este Plan especial debe procederse a adecuar el planeamiento urbanístico de los municipios afectados por este plan. En este sentido, su planeamiento debe ser modificado a fin de reflejar en sus planos normativos el ámbito de aplicación del Plan especial, del Parque y de las reservas naturales. Asimismo, sus normas deben mencionar que en los ámbitos correspondientes son de aplicación las normas de este Plan especial y las propias del parque natural y las reservas naturales. El Departamento de Medio Ambiente y Vivienda prestará apoyo técnico a los ayuntamientos a fin de hacer efectiva esta adecuación.

Segunda

Los usos y las actividades disconformes con la ordenación establecida por este Plan especial pueden continuar desarrollándose en sus condiciones actuales, sin perjuicio de la aplicación de estas Normas cuando proceda a fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos del Plan especial. En ningún caso podrá aumentarse su intensidad. En relación con las actividades extractivas preexistentes y autorizadas, se admite el desarrollo de la actividad en los términos autorizados en su programa de restauración hasta la finalización de este.

Tercera

En las edificaciones, construcciones e instalaciones disconformes con la ordenación establecida por este Plan especial, sólo se admiten obras de mantenimiento estricto, y las obras destinadas a su desmantelamiento o reforma para disminuir su impacto paisajístico, ecológico o ambiental. Estas obras de reforma no pueden significar, en ningún caso, el aumento del volumen edificado.

Cuarta

Los terrenos comprendidos en el ámbito de este Plan especial en los que existen, en el momento de su entrada en vigor, parcelaciones, edificaciones, instalaciones o procesos urbanizadores ilegales, contrarios al planeamiento anterior o que no hayan sido objeto de legalización, y que no sean legalizables de acuerdo con la ordenación establecida por este Plan especial, podrán ser objeto de expropiación, declarándose a tal efecto su utilidad pública e interés social, entendiéndose producida la declaración de necesidad de ocupación.

Para proceder a la expropiación debe elaborarse un proyecto de expropiación que debe contener la delimitación del área afectada, la relación de bienes y derechos afectados, la relación de propietarios y el estudio económico y financiero sobre el coste de la expropiación.

Se puede aceptar la cesión gratuita de estos terrenos y reconocer a quien los cede un derecho de superficie, integrado por la edificación existente, por un plazo que no exceda los veinticinco años. La cesión y el reconocimiento del derecho de superficie deben formalizarse en escritura pública que debe inscribirse en el Registro de la Propiedad.

Esta posibilidad de expropiación se entiende sin perjuicio de la aplicación de las medidas de disciplina urbanística derivadas del carácter de infracción que pueda tener cualquier actividad, uso o construcción que no cuente con la licencia o autorización correspondiente, o sea contraria a las determinaciones del planeamiento.

Quinta

En el plazo máximo de dos años desde la entrada en vigor de este plan, el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda debe revisar la zonificación vigente a efectos cinegéticos (límites de las áreas de caza, límites de las zonas de seguridad, etc.) a fin de proceder a su adaptación a la legislación de caza vigente y normas concordantes.

Sexta

De acuerdo con el Programa de actuación (apartado 6.2) debe promoverse la reordenación del acceso público a la playa de Can Comes, considerándose la creación de un aparcamiento fuera de la reserva, congruente con la prohibición del apartado 34.6 de estas Normas en relación con el acceso motorizado en el camino de Can Comes a la playa. Transitoriamente, mientras no se haya habilitado una zona de aparcamiento en este vial, la circulación motorizada se admite en el periodo comprendido entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, ambos incluidos, de acuerdo con la regulación general incluida en el apartado 22.2 de estas Normas.

Disposición final

En relación con los aspectos no regulados por este Plan especial y sus ámbitos correspondientes son de aplicación las determinaciones del Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural, las normas específicas de los espacios naturales de protección especial situados en su ámbito, las determinaciones del planeamiento urbanístico vigente y aquellas otras disposiciones que, por razón de la materia, sean de aplicación.

Anexos a las Normas

Anexo 1

Descripción de los límites del espacio del PEIN de Els Aiguamolls de L'Alt Empordà

1) Polígono I (norte)

T. M. de Castelló d'Empúries

Coincidiendo con la delimitación del Parque natural, la descripción del polígono se inicia en la desembocadura del Rec Salins y continúa por la línea de costa en dirección NE hasta la altura de la carretera de Pius. Aquí el límite del espacio se separa del Parque natural y sigue por la línea de costa hasta El Grao o Riu Gran, curso que bordea por el SO la urbanización de Santa Margarida. El límite sigue por la escullera derecha de la desembocadura del río aguas arriba. A continuación se dirige hacia el interior hasta encontrar el centro del río, frente al primer canal tributario. Desde aquí asciende aguas arriba siguiendo su eje. Cuando llega a la altura del Rec Mangé, el límite coincide de nuevo con el del parque natural, que recorre rodeando L'Illa Gran por El Grao, coincidiendo con el término municipal de Roses y el límite del suelo urbano adyacente, hasta confluir con la carretera de Roses (C-260), que atraviesa y por la que continúa, excluyéndola, hasta la divisoria municipal con Roses.

T. M. de Roses

Continúa por la carretera mencionada en dirección a Roses. Entre los kilómetros 41 y 42 toma el camino que nace a la izquierda y conduce al Mas de La Garriga. Al llegar a la urbanización El Cortijo abandona este camino para excluirla ciñéndose por el oeste al límite de las zonas edificadas y continúa por el camino que en dirección NO se dirige hacia la carretera (Camí Vell) de Palau-saverdera hasta llegar al término municipal de Palau-saverdera.

T. M. de Palau-saverdera

Prosigue por el mismo camino hasta el desvío a la derecha que se encuentra en el lado SE de la balsa formada por una antigua extracción de áridos. Sigue este desvío dejando a su izquierda otra balsa situada más arriba y se dirige después en dirección NO hasta la carretera (Camí Vell) de Palau-saverdera, con la que se encuentra en el punto en que corta el Rec del Mas Blanc. Sigue esta carretera hasta el km 1,9 donde toma un desvío a la izquierda que, después de atravesar el camino rural de Palau-saverdera a Castelló, lleva a Els Masos de Vilaüt, una vez cruzada la divisoria municipal con Pau.

T. M. de Pau

Sigue el camino mencionado. Una vez llega a Els Masos de Vilaüt, rodea estas casas de labranza incluyéndolas y continúa en la misma dirección O hasta encontrar el cruce con la carretera de Castelló d'Empúries a Pau y el Riutort. Aquí el límite del espacio se separa del Parque natural y sigue aguas arriba el margen exterior de la ribera izquierda del río. A efectos de esta descripción, en adelante se entiende por ribera el dominio público hidráulico y los terrenos adyacentes ocupados por vegetación de ribera y, en general, vegetación natural. Más arriba vuelve a encontrarse con la carretera mencionada. La sigue por su margen izquierdo en dirección NE. Antes de que la carretera gire para cruzar el río, la atraviesa y la abandona para seguir por el vial que delimita la ribera izquierda aguas arriba del río. Al encontrar el camino que lleva a Vilaüt, lo atraviesa y continúa ascendiendo por el borde exterior de la ribera izquierda del río, que coincide con el margen de los cultivos vecinos. Atraviesa el camino del canal y sigue hasta encontrar el término municipal de Palau-saverdera.

T. M. de Palau-saverdera

Dejando atrás el término municipal de Pau, el límite sigue aguas arriba por el borde exterior de la ribera izquierda del Riutort, también llamado Rec de Mas Oriol, siguiendo los márgenes de los cultivos vecinos. Más hacia el E, al llegar a las tierras de Puig de Llorí, el límite coincide con el margen izquierdo del camino situado junto a la ribera, por el que continúa hasta encontrar el camino de Ferriol. Cruza este camino y sigue aguas arriba del Riutort por el borde exterior de la ribera, definido por los márgenes de los campos de cultivo.

Poco antes de llegar a la altura del cementerio, se encuentra de nuevo un vial que delimita la ribera izquierda del río. El límite sigue en dirección NE por su lado izquierdo y, unos metros más allá del cementerio, lo abandona. Continúa por el lado exterior de la ribera, que coincide con el margen de los cultivos adyacentes, hasta encontrar la carretera de Palau-saverdera a Pau GI-610, que sigue brevemente por su margen S. Atraviesa la carretera para continuar arriba por el borde exterior de la ribera, definido por los márgenes agrícolas. Al desaparecer estos, el límite se establece como el margen exterior de la faja de 15 m de anchura establecida en el margen izquierdo del río. Sigue este margen hasta encontrar la delimitación del Parque Natural de Cap de Creus.

El límite del espacio gira a la izquierda, en dirección NO, atravesando el Rec del Mas Oriol y siguiendo la delimitación del parque mencionado. El límite desciende por el borde exterior de la ribera derecha, establecido como el margen exterior de una faja situada a este lado del canal de 15 m de ancho, de forma que se separa del límite del Parque Natural de Cap de Creus. Al llegar a la altura del Mas Oriol, pasa por el sureste el enclave reconocido por el Plan director urbanístico del suelo no urbanizado de Les Serres de Rodes y Entornos como zona de servicios y actividades con clave Sr. A continuación el límite sigue por el lado izquierdo del camino que desciende desde el Mas Oriol hasta la carretera GI-610.

Al llegar a la carretera GI-610, el límite la atraviesa y sigue hacia abajo por el borde exterior de la ribera, que coincide con el margen de los terrenos cultivados. El límite continúa aguas abajo y en dirección O hasta llegar al término municipal de Pau, incluyendo siempre la ribera derecha del Rec del Mas Oriol.

Pau

Desde el término municipal con Palau-saverdera, el límite continúa por el margen exterior de la ribera del río Tort, siguiendo los márgenes de los cultivos. Cruza el camino del canal y, más hacia el O, encuentra dos desvíos que conducen a la carretera de Castelló d'Empúries a Pau. Toma el margen izquierdo del desvío paralelo al canal hasta encontrar la carretera. La cruza y sigue en dirección N por el lado izquierdo de esta hasta el cruce con el camino de acceso al Mas Coll. Unos metros después del cruce, el límite deja la carretera y gira en dirección O siguiendo el borde de la parcela agrícola situada al NE de Can Colls hasta encontrar el Rec Samort. En dirección S sigue su margen izquierdo unos 30 m. Gira al O por la divisoria entre dos terrenos agrícolas y pronto encuentra un camino que conduce a Pau. Atraviesa el camino y sigue hacia arriba por su margen izquierdo hasta el cruce con el camino que lleva al cementerio de Pau desde la carretera de Pau a Pedret GIV-6101. El límite continúa en dirección NO de este último camino, siguiendo su margen oeste. Al llegar a la carretera, el límite gira y bordea su lado izquierdo en dirección a Pedret, hasta llegar al término municipal de Pedret i Marçà.

Pedret i Marçà

Desde el punto anterior, en el linde con Pau, el límite sigue en dirección a Pedret por el margen izquierdo de la carretera de Pau a Pedret GIV-6101. A partir del cruce de acceso al Mas de Pere Pau, el límite coincide de nuevo con la delimitación del parque natural y continúa por la carretera en dirección a Pedret. Atraviesa este núcleo y prosigue por la carretera que sale de él en dirección a Castelló d'Empúries hasta el límite con el término municipal de Peralada.

T. M. de Peralada

Sigue la mencionada carretera hasta que una vez pasados L'Estanyol, la ermita de Sant Joan ses Closes y el Mas Xirivilla, cruza el Rec del Molí, por cuya ribera izquierda, incluyéndolo, prosigue hasta la divisoria municipal con Castelló d'Empúries.

T. M. de Castelló d'Empúries

Prosigue por la ribera derecha del Rec del Molí hasta su confluencia con el Mugueta, lo cruza y continúa, incluyéndolo, por su ribera derecha hasta su confluencia con el Rec dels Salins, por donde discurre hasta su desembocadura, punto inicial del polígono.

2) Polígono II (sur)

T. M. de Castelló d'Empúries

La descripción se inicia en la desembocadura del Muga por la ribera izquierda desde la desembocadura hasta la altura del Mas Benet Túries. Allí corta el río perpendicularmente a su eje y continúa en dirección SO por el camino que une esta casa con el camino que lleva de la carretera de Roses al Mas Túries y al camping La Laguna. Cruza este último camino manteniendo la dirección SO hasta encontrar el vial recientemente abierto (1978) que conduce hacia el Mas Comes, atraviesa la laguna de En Túries (Estany d'en Túries) y finaliza cerca de La Rogera, por donde discurre en dirección a la carretera de Foses (NO) durante unos 150 m, hasta la confluencia con el camino que conduce a Can Peret de la Gallinera. Continúa por este camino y, dejando la casa al N, va a encontrar el camino que viene del Mas Bellesguard, por el que discurre en dirección a Castelló d'Empúries hasta encontrar el desvío a la derecha que conduce a la granja Mundet. Llegado a este punto sigue este desvío y su prolongación hasta encontrar la carretera de Sant Pere Pescador en el km 15 hm 5, dejando al norte el Mas de Santa Llúcia. Sigue la carretera hacia Sant Pere Pescador y la cruza enseguida para seguir el antiguo trazado del camino de Can Llobet. Frente a Can Vera gira al SO y continúa por el camino que conduce a Can Llobet hasta llegar a esta casa una vez dejado a la derecha el Mas d'en Sabater. A partir de Can Llobet continúa durante unos 680 m por el camino que se bifurca en dirección NO y, a continuación, por un desvío a la izquierda durante unos 50 m, hasta encontrar la divisoria municipal entre Castelló d'Empúries y Fortià. Continúa por esta en dirección SO hasta llegar al límite del término municipal de Riumors y, a partir de este punto, donde confluyen los límites de los tres municipios mencionados, toma la línea de separación entre los términos municipales de Castelló d'Empúries y de Riumors hasta llegar a la intersección común con el límite del término municipal de Vilamacolum, en el Rec Sirvent. Desciende por este canal, que separa los términos de Vilamacolum y Castelló d'Empúries, hasta encontrar el límite del término municipal de Sant Pere Pescador.

T. M. de Sant Pere Pescador

Desde el Rec Sirvent, en el punto del término con los municipios de Castelló d'Empúries y Vilamacolum, sigue, en dirección S, durante unos 320 m, el canal que coincide con el límite municipal con Vilamacolum hasta su confluencia con otro canal que procede del SO. En este punto toma, en dirección E, una divisoria entre cultivos hasta encontrar un camino que avanza hacia el Rec Sirvent. Continúa por este camino y a unos 80 m encuentra a la derecha el camino de Les Cues, por el que continúa en dirección E y, más adelante, S, hasta que por el camino de Els Estanys y el camino de El Cortalet, dejando El Cortal Vell al norte, encuentra la carretera de Castelló d'Empúries a Sant Pere Pescador. Prosigue por esta carretera en dirección a Castelló d'Empúries hasta el camino a la derecha que se separa a unos 200 m al sur del Rec Sirvent, por el que discurre hasta que, llegando a las inmediaciones de lo que había sido la proyectada urbanización Fluvià Nàutic, en el paraje de Les Feixes del Joncar, toma una divisoria entre cultivos que coincide con el límite de las parcelas catastrales números 51 y 52, y llega al canal paralelo al camino de Els Joncarets. Aquí el límite del espacio se separa de la delimitación del parque natural y continúa por el canal en dirección SE, incluyendo ambos márgenes y siguiendo el borde que definen los cultivos situados a su derecha. Al llegar al Fluvià, el límite del espacio vuelve a coincidir con el del parque natural y remonta el margen izquierdo del río tomando la dirección SO, hasta encontrar el Camí del Mig, por el que continúa. Atraviesa perpendicularmente el puente de Sant Pere para seguir el camino junto al río y el canal de Sant Pere, excluyendo el suelo urbano delimitado por el Plan general de Sant Pere Pescador (versión aprobada provisionalmente el 9 de marzo de 1984), y enlazar después con el camino que discurre paralelo a la carretera de Sant Miquel de Fluvià hasta llegar al término de Torroella de Fluvià. A través del límite con este término municipal, atraviesa el río y encuentra en el centro de su lecho el punto común entre los límites de los términos municipales de Sant Pere Pescador, Sant Miquel de Fluvià, Ventalló y L'Armentera.

T. M. de L'Armentera

A partir del linde mencionado, acaba de cruzar el río por la divisoria municipal entre Ventalló y L'Armentera y en su ribera izquierda toma, en sentido descendente, el camino contiguo a esta. Al cabo de unos 150 m se aleja de la ribera, en dirección SE, para acercarse a ella después progresivamente hasta encontrar las instalaciones deportivas municipales, que deja a su derecha. Al llegar a la confluencia con el antiguo curso del río, toma un desvío a la derecha en dirección a L'Armentera, que abandona unos 80 m más adelante para seguir después los caminos que, sucesivamente en dirección SE, NE y SE, delimitan, incluyéndolos, los cultivos adyacentes al antiguo curso del río y conducen finalmente a la carretera de L'Armentera a Sant Pere Pescador. Continúa por esta carretera hasta llegar al límite entre estos dos municipios.

T. M. de Sant Pere Pescador

Sigue la carretera procedente de L'Armentera hasta encontrar el límite del suelo urbanizable programado (de acuerdo con la documentación del Plan general de ordenación aprobada provisionalmente el 9 de marzo de 1984), por el que discurre en dirección al río para seguir a continuación su ribera en sentido descendente y, al llegar al puente de Sant Pere, tomar, a la derecha, el camino de Empúries hasta su intersección con el camino que conduce al Mas Martinet por la ribera derecha del río. Sigue este último y, una vez llega a la casa mencionada, el canal que roma sucesivamente las direcciones S, E, SE, S-SE y S y llega al camping La Gaviota, que deja fuera. Por la carretera que lleva al núcleo urbano de Sant Pere, va al encuentro del segundo canal paralelo a la playa contando desde esta, por el que sigue. Después de atravesar el camping Aquarius, va al encuentro del canal que delimita por el este las fajas de El Cortal de la Vila. Al llegar al camino de El Cortal de la Vila, continúa por este hacia el interior y, unos 95 m después, por el primer desvío a la izquierda y, después, por el canal que llega por el NO a la balsa conocida como La Llacuna de la Devesa. Bordea esta última balsa a través de las divisorias entre cultivos que lindan con ella por el norte y el oeste. Continúa, después, a lo largo del límite del camping adyacente durante unos 250 m en dirección a la playa. Al llegar a esta, continúa por el límite oriental de los campings en dirección S, incluyendo las dunas que limitan la playa, hasta encontrar el camino que delimita por el sur el camping La Ballena Alegre, por el que continúa. A continuación, por el camino que en la misma dirección lleva hasta Can Caramany, y tras dejar al norte esta casa, encuentra el Riu Vell, límite municipal con L'Escala.

T. M. de L'Escala

Parte del punto donde el Riu Vell cruza el camino procedente de Can Caramany. Toma este camino manteniendo la dirección EO hasta el cruce con el que lleva a Cinc Claus, que sigue en dirección a este vecindario hasta llegar a él. Lo rodea, incluyéndolo, así como también los juncales que se encuentran al S de este vecindario, siguiendo el límite de estos con los terrenos cultivados hasta encontrar el camino que, procedente de la carretera de Vilademat a L'Escala, lleva a Cinc Claus. A partir de este punto, continúa por el camino mencionado en dirección a Cinc Claus durante unos 300 m, hasta el cruce con el camino de Empúries que procede de la carretera de Sant Martí d'Empúries. Sigue este camino en dirección a Empúries hasta que, una vez cruzado el canal en dirección SN avanza hacia el Riu Vell, toma esta misma dirección dejando al este los cultivos contiguos a la balsa conocida como La Gorga, incluyendo esta balsa, hasta encontrar un canal que discurre hacia el NE. Sigue este canal hasta su confluencia con el Riu Vell, divisoria municipal con Sant Pere Pescador, y este río por su ribera derecha hasta su desembocadura.

T. M. de Sant Pere Pescador

Sigue toda la línea litoral, incluida la desembocadura del Riu Vell, hasta el límite municipal con Castelló d'Empúries.

T. M. de Castelló d'Empúries

Sigue toda la línea litoral hasta el punto inicial, en la desembocadura del Muga, que también incluye.

Anexo 2

Especies y géneros de plantas alóctonas invasoras prohibidas (artículo 29.3)

Acacia sp. (acacia)

Ailanthus altissima (ailanto)

Amporpha fruticosa

Arthoteca calandula

Aster squamatus

Azolla sp. (helecho de agua)

Baccharis halimifolia

Boussingaultia cordifolia o Anredera cordifolia (brotal)

Carpobrotus sp. (bálsamo, uña de león)

Cortaderia selloana (hierba de la Pampa)

Cuscuta campestris

Cyperus eragrostis

Eichhornia crassipes (jacinto de agua)

Elodea canadiensis

Lonicera japonica (madreselva)

Ludviga grandiflora

Miryophilium aquaticum

Myoporum sp.

Nicotiana glauca (palán palán)

Paspalum saurae

Robinia pseudoacacia (robinia)

Seneco inaequidens

Anexo 3

Hábitats y especies de atención especial (artículo 29.2)

Hábitats

Código, nombre

11.332 Formaciones mediterráneas de Zostera noltii

11.333* Formaciones mediterráneas de Zostera marina

11.34 Formaciones mediterráneas de Posidonia oceanica

15.1131 Formaciones herbáceas de Salicornia emerici, de suelos salinos, largamente inundados, del litoral mediterráneo

15.1133 Formaciones herbáceas de Salicornia patula, de suelos salinos, brevemente

inundados, del litoral mediterráneo

15.12 Comunidades herbáceas de Frankenia pulverulenta, Salsola soda, Hordeum marinum.., nitrófilas, de suelos salinos

15.13 Formaciones terofíticas, con Sagina maritima, de suelos más o menos salinos del

litoral

15.23* Herbazales junciformes de Spartina versicolor, de los márgenes de lagunas,largamente inundados y poco salinos del litoral

15.51 Juncales de Juncus maritimus, de suelos poco salinos, largamente inundados,del litoral y de las tierras interiores

15.52 Prados bajos, con Hordeum marinum, Carex divisa, Juncus gerardi… de suelos salobres húmedos

15.53 Prados dominados por plantas crasas (Plantago crassifolia..) o junciformes (Schoenus nigricans, Juncus acutus..), de suelos salinos, generalmente arenosos y poco húmedos

15.55 Prados con Puccinellia festuciformis y Aeluropus littoralis, de marismas y suelos húmedos, salinos, del litoral

15.56 Comunidades de sosas y barrillas anuales (Suaeda maritima, Salsola soda), nitrófilas, de suelos salinos húmedos y temporalmente inundados

15.571* Comunidades y poblaciones de ajenjo de mar (Artemisia gallica), de suelos salobres poco húmedos

15.572* Prados de Elymus spp.

15.58 Juncales de Juncus subulatus, de suelos salinos húmedos

15.611 Matorrales postrados de Arthrocnemum perenne, de suelos arcillosos salinos, muy húmedos y a menudo inundados, del litoral

15.63 Formaciones de Limoniastrum monopetalum, de suelos salinos, poco húmedos, del litoral (delta del Ebro)

16.2112 Dunas embrionarias con formaciones abiertas de Elymus farctus, Sporobolus pungens…, de las playas arenosas

16.2122 Dunas vivas, con comunidades de arenaria (Ammophila arenaria), de las playas arenosas

16.223 Dunas estabilizadas, con comunidades de rubia de mar (Crucianella maritima), Ononis natrix subsp. ramosissima, Thymelaea hirsuta (bufalaga marina)…, de las playas arenosas

16.34 Juncales de junco común (Scirpus holoschoenus var. australis) y herbazales graminoides de carricera (Saccharum ravennae), de las depresiones húmedas de las interdunas litorales

21.11 Lagunas litorales sin poblaciones de carofíceas

21.211 Lagunas litorales con comunidades sumergidas de Ruppia, Potamogeton pectinatus…

22.3412 Formaciones de isoetes (Isoetes setacea, I. velataa), de balsas fluctuantes, en las zonas bajas del territorio ruscínico

22.343 Formaciones de Crypsis schoenoides, C. aculeata.., halonitrófilas, de suelos largo tiempo inundados

22.412 Poblaciones flotantes de Hydrocharis morsus-ranae, de aguas dulces estancadas, en el territorio ruscínico

22.414 Formaciones de lentibularias (Utricularia vulgaris o U. australis), parcialmente flotantes, de aguas dulces estancadas de zonas bajas y del piso montano

22.421 Comunidades sumergidas de grandes espigas de agua (Potamogeton lucens),P. praelongus, P. perfoliatus), enraizadas en aguas dulces estancadas

22.422 Comunidades sumergidas de plantas pequeñas o medianas (Potamogeton densus y otras espigas de agua, Elodea, Najas, Zannichellia, Ceratophyllum..), de aguas dulces estancadas

22.4311 Formaciones de nenúfar blanco (Nymphaea alba), enraizadas y de hojas flotantes, de las aguas dulces estancadas de zonas bajas

22.432 Comunidades de plantas enraizadas y con hojas flotantes o sumergidas (Callitriche, Ranunculus gr. aquatilis), de aguas dulces estancadas, someras y de nivel fluctuante

23.211 Comunidades sumergidas de Ruppia…, de aguas salobres

34.37* Formaciones de Plantago albicans de suelos arcillosos secos de las zonas bajas

38.24* Prados de siega, típicamente con Gaudinia fragilis, de las zonas bajas lluviosas

44.1412 Saucedas (sobre todo de Salix alba) de las tierras bajas y del piso montano

44.612 Alamedas (y choperas) con lirio hediondo (Iris foetidissima), del territorio ruscínico y de los Prepirineos centrales

44.62 Olmedas de zonas bajas

44.637* Fresnedas de Fraxinus angustifolia, de zonas bajas

44.812 Formaciones de sauzgatillo (Vitex agnus-castus), de los arroyos y ramblas de las tierras marítimas

44.8131 Tarayales, de suelos salobres

45.2162* Alcornocales con sotobosque de matorral acidófilo, del extremo oriental de los Pirineos y de los territorios ruscínico y catalanídico septentrional

89.12 Salinas

Especies

Algas

Aeodes marginata

Cystoseira algeriensis

Cystoseira barbata

Cystoseira elegans

Cystoseira foeniculacea

Cystoseira mediterranea

Sebdenia dichotoma

Sebdenia rodrigueziana

Hongos

Colus hirudinosus

Phallus hadriani

Líquenes

Buellia fimbriata

Letharia vulpina

Vegetales

Arthrocnemum perenne

Callitriche platycarpa

Calystegia soldanella

Cheilanthes vellea

Elatine macropoda

Euphorbia palustris

Hydrocharis morsus-ranae

Isoetes durieui

Limonium bellidifolium

Limonium girardianum

Najas marina

Pancratium maritimum

Plantago cornuti

Ranunculus lingua

Rumex hydrolapathum

Salicornia emerici

Salsola soda

Scutellaria galericulata

Senecio aquaticus subsp. aquaticus

Spiranthes aestivalis

Stachys maritima

Triglochin bulbosum subsp. barrelieri

Utricularia australis

Artrópodos

Aeshna affinis

Cerambyx cerdo

Idaea muricata

Microloxia herbaria

Proserpinus proserpina

Saga pedo

Sympetrum meridionale

Sympetrum vulgatum subsp. ibericum

Triops cancriformis

Moluscos

Trochoidea (Trochoidea) trocoides

Unio (Unio) mancus subsp. aleronii

Vertigo moulinsiana

Anfibios

Alytes obstetricans

Bufo calamita

Discoglossus pictus

Hyla meridionalis

Pelobates cultripes

Triturus marmoratus

Reptiles

Caretta caretta

Emys orbicularis

Mauremys leprosa

Testudo hermanni

Timon lepidus

Dermochelys coriacea

Peces

Alosa fallax

Aphanius iberus

Barbus meridionalis

Gasterosteus aculeatus

Petromyzon marinus

Salaria fluviatilis

Squalius laietanus

Aves

Acrocephalus melanopogon

Acrocephalus paludicola

Alcedo atthis

Alectoris rufa

Anas querquedula

Anthus campestris

Ardea purpurea

Ardeola ralloides

Asio flammeus

Athene noctua

Aythya ferina

Aythya nyroca

Botaurus stellaris

Burhinus oedicnemus

Calandrella brachydactyla

Calandrella rufescens

Calonectris diomedea

Caprimulgus europaeus

Cercotrichas galactotes

Charadrius alexandrinus

Charadrius morinellus

Chlidonias hybridus

Chlidonias niger

Ciconia ciconia

Ciconia nigra

Circaetus gallicus

Circus aeruginosus

Circus cyaneus

Circus pygargus

Clamator glandarius

Columba oenas

Coracias garrulus

Corvus monedula

Coturnix coturnix

Crex crex

Egretta alba

Egretta garzetta

Elanus caeruleus

Emberiza hortulana

Emberiza schoeniclus

Falco columbarius

Falco eleonorae

Falco naumanni

Falco peregrinus

Ficedula hypoleuca

Gavia arctica

Gavia immer

Gavia stellata

Gelochelidon nilotica

Glareola pratincola

Grus grus

Haematopus ostralegus

Hieraaetus fasciatus

Hieraaetus pennatus

Himantopus himantopus

Hydrobates pelagicus

Ixobrychus minutus

Lanius collurio

Lanius meridionalis

Lanius minor

Lanius senator

Larus audouinii

Larus genei

Larus melanocephalus

Limosa lapponica

Locustella luscinioides

Lullula arborea

Luscinia svecica

Marmaronetta angustirostris

Melanocorypha calandra

Milvus migrans

Milvus milvus

Neophron percnopterus

Netta rufina

Nycticorax nycticorax

Otis tarda

Pandion haliaetus

Panurus biarmicus

Pernis apivorus

Phalacrocorax aristotelis

Phalaropus lobatus

Philomachus pugnax

Phoenicopterus roseus

Phoenicurus phoenicurus

Platalea leucorodia

Plegadis falcinellus

Pluvialis apricaria

Podiceps nigricollis

Porphyrio porphyrio

Porzana parva

Porzana porzana

Porzana pusilla

Puffinus mauretanicus

Recurvirostra avosetta

Scolopax rusticola

Sterna albifrons

Sterna bengalensis

Sterna caspia

Sterna hirundo

Sterna sandvicensis

Streptopelia turtur

Sylvia communis

Sylvia conspicillata

Sylvia undata

Tadorna tadorna

Tetrax tetrax

Tichodroma muraria

Tringa glareola

Tyto alba

Mamíferos

Arvicola sapidus

Balaenoptera physalus

Eptesicus serotinus

Lutra lutra

Miniopterus schreibersii

Mustela nivalis

Mustela putorius

Myotis blythii

Myotis daubentonii

Myotis emarginatus

Myotis myotis

Nyctalus leisleri

Pipistrellus kuhlii

Pipistrellus nathusii

Pipistrellus pipistrellus

Pipistrellus pygmaeus

Plecotus austriacus

Rhinolophus ferrumequinum

Rhinolophus hipposideros

Stenella coeruleoalba

Tadarida teniotis

Tursiops truncatus

Anexo 4

Disposiciones de carácter general aplicables

1. Régimen urbanístico

1.1. De acuerdo con el artículo 13 de las normas del Plan de espacios de interés natural (PEIN) aprobado por el Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, en los espacios incluidos en PEIN es de aplicación el régimen de suelo no urbanizable fijado por la legislación en materia de suelo y urbanística vigente en Cataluña. Los terrenos incluidos en el ámbito del Plan que el planeamiento urbanístico haya calificado como sistemas de espacios libres, zonas verdes o similares no pueden ser, en ningún caso, objeto de usos o transformaciones que no sean congruentes con su naturaleza de espacio natural.

1.2. De acuerdo con el artículo 5 de la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales, los ayuntamientos afectados deben adecuar su planeamiento urbanístico a las directrices del Plan especial en un plazo de dos años.

1.3. De acuerdo con el artículo 188 del texto refundido de la Ley de urbanismo (aprobado por el Decreto legislativo 1/2010, de 3 de agosto), son indivisibles las fincas en suelo no urbanizable cuya dimensión sea inferior al doble de las mínimas de cultivo o de producción forestal definidas para cada ámbito territorial, salvo la aplicabilidad de las siguientes excepciones, en su caso:

a) Las parcelas cuya dimensión sea igual o menor a la determinada como mínima, excepto si los lotes resultantes son adquiridos por los propietarios o propietarias de terrenos contiguos, con la finalidad de agruparlos y formar una nueva finca.

b) Las parcelas cuya dimensión sea menor que el doble de la superficie determinada como mínima, salvo que el exceso sobre el mínimo mencionado se pueda segregar con la finalidad especificada en el apartado a.

2. Sistema hidrológico

2.1. De acuerdo con los procedimientos administrativos establecidos por el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, aprobado por el Real decreto 849/1986, de 11 de abril, y la Ley 3/1998, de 27 de febrero, de la intervención integral de la Administración ambiental, corresponde a la Agencia Catalana del Agua el otorgamiento de las autorizaciones y/o concesiones administrativas para el uso del agua, así como la autorización o el informe y la imposición de los límites de los vertidos de aguas residuales y la autorización para la ocupación, modificación del relieve o construcción en las fajas de 100 m de anchura junto a los cauces públicos, que constituye la zona de policía del dominio público hidráulico.

2.2. De acuerdo con el artículo 6 del Reglamento de la Ley de urbanismo (aprobado por el Decreto 305/2006, de 18 de julio), y a efectos de la aplicación del artículo 9.2 del texto refundido de la Ley de urbanismo (Decreto legislativo 1/2010), dentro de la zona inundable, que está constituida por el cauce de los ríos y rieras y por aquellas fajas de terreno vinculadas a la preservación del régimen de corrientes y de las llanuras de inundación por episodios extraordinarios, debe distinguirse entre la zona fluvial, la zona de sistema hídrico y la zona inundable por episodios extraordinarios:

2.3. La zona fluvial es la parte de la zona inundable que incluye el cauce del río y sus riberas y que el instrumento de planificación hidrológica correspondiente delimita de acuerdo con la avenida para el periodo de retorno de 10 años, teniendo en cuenta los requerimientos hidráulicos y ambientales y respetando su continuidad. El planeamiento urbanístico debe calificar los terrenos incluidos en la zona fluvial como sistema hidráulico y no puede admitir ningún uso, excepto aquellos previstos en la legislación aplicable en materia de dominio público hidráulico.

2.4. La zona de sistema hídrico es la parte de la zona inundable que el instrumento de planificación hidrológica correspondiente delimita de acuerdo con la avenida para el periodo de retorno de 100 años, teniendo en cuenta los requerimientos hidráulicos y ambientales y respetando su continuidad. En la zona de sistema hídrico el planeamiento urbanístico no puede admitir ninguna nueva edificación o construcción ni ningún uso o actividad que suponga una modificación sensible del perfil natural del terreno, que pueda representar un obstáculo al flujo del agua o la alteración del régimen de corrientes en caso de avenida. Se consideran usos compatibles con estas condiciones los siguientes:

a) Los usos agrarios, sin que se pueda admitir ninguna instalación o edificación, ni tampoco el establecimiento de invernaderos ni ningún tipo de cierre de las parcelas.

b) Los parques, espacios libres, zonas ajardinadas y usos deportivos al aire libre, sin edificaciones ni construcciones de ningún tipo.

c) Los lagunajes y las estaciones de bombeo de aguas residuales o potables.

d) El establecimiento longitudinal de infraestructuras de comunicación y transporte, siempre y cuando permita la preservación del régimen de corrientes.

e) La implantación de infraestructuras de servicios y cañerías, debidamente soterradas y protegidas y siempre y cuando se preserve el régimen de corrientes y se garantice la no afectación a la calidad de las aguas.

f) Aquellos otros usos previstos por la legislación aplicable en materia de dominio público hidráulico.

2.5. La zona inundable por episodios extraordinarios es la parte de la zona inundable que el instrumento de planificación hidrológica correspondiente delimita a partir de la avenida de periodo de retorno de 500 años. En esta zona, atendiendo a las condiciones de inundación indicadas en la delimitación establecida por la planificación hidrológica, el planeamiento urbanístico:

a) No puede admitir áreas de acampada ni servicios de camping, ni ningún tipo de edificación en la parte de la zona inundable por episodios extraordinarios en que se produzca la condición de inundación grave;

b) No puede admitir áreas de acampada ni servicios de camping, ni ningún tipo de edificación, con excepción de las destinadas a usos industriales y de almacenaje, en la parte de la zona inundable por episodios extraordinarios en que se produzca la condición de inundación moderada;

c) No está sujeto a limitaciones de los usos admisibles en la parte de la zona inundable por episodios extraordinarios en que se produzca la condición de inundación leve.

3. Plan de espacios de interés natural

De acuerdo con el artículo 21.2 y los anexos 3 y 4 de las normas del PEIN (Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural) y el Decreto 172/2008, de 26 de agosto, de creación del Catálogo de flora amenazada de Cataluña, las especies de la flora Pancratium maritimum y Calystegia soldanella, los lepidópteros Idaea muricata y Microlaxia herbacia y el molusco Unio mancus tienen la consideración de especies estrictamente protegidas en Els Aiguamolls de L'Alt Empordà a efectos del artículo 9 de la Ley 12/1985, de espacios naturales.

4. Acceso motorizado al medio natural

4.1. El acceso motorizado al medio natural se rige por lo establecido en la Ley 9/1995, de 27 de julio, de regulación del acceso motorizado al medio natural, el Decreto 166/1998, de 8 de julio, que la desarrolla, y las presentes normas. En relación con las vías pecuarias, también es de aplicación la Ley 3/1995, de 23 de marzo, de vías pecuarias.

4.2. De acuerdo con el artículo 20.2 del Decreto 166/1998, de 8 de julio, de regulación del acceso motorizado al medio natural, se prohíbe la circulación motorizada en grupo, no organizada, de más de siete motocicletas o ciclomotores, o de más de cuatro automóviles o similares, en los espacios naturales declarados de protección especial.

4.3. De acuerdo con el artículo 20.3 del citado decreto, se prohíben las concentraciones de más de 15 vehículos en el resto de espacios incluidos en el PEIN y en los terrenos forestales. Sin embargo, si la necesidad de preservación de los valores naturales lo hace aconsejable, se puede reducir el número máximo de vehículos o prohibir la circulación motorizada en grupo. Se exceptúa de esta prohibición la realización de actividades de carácter popular organizadas o autorizadas por los ayuntamientos, que deberán ser comunicadas previamente a la administración ambiental competente.

5. Navegación

De acuerdo con el artículo 69 del Real decreto 1471/1989, de 1 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento general para el desarrollo y ejecución de la Ley 22/1988, de 28 de julio, de costas, en las zonas de baño debidamente señalizadas está prohibida la navegación deportiva y de ocio y la utilización de cualquier tipo de embarcación o medio flotante de vela o motor. La salida y entrada de embarcaciones debe realizarse exclusivamente a través de los canales señalizados convenientemente.

Asimismo, en los tramos de costa no balizados como zona de baño, se entenderá que esta ocupa una franja de mar contigua a la costa de una anchura de 200 m en las playas y 50 m en el resto de la costa. En estas zonas no se puede navegar a una velocidad superior a los tres nudos y deben adoptarse las precauciones necesarias a fin de evitar riesgos para la seguridad de las personas. Está prohibido cualquier tipo de vertido desde las embarcaciones.

6. Protección del patrimonio cultural

6.1. De acuerdo con la Ley 9/1993, de 30 de septiembre, del patrimonio cultural catalán, y el Decreto 78/2002, de 5 de marzo, del Reglamento de protección del patrimonio arqueológico y paleontológico, la realización de intervenciones arqueológicas y paleontológicas requiere la autorización previa del Departamento de Cultura y Medios de Comunicación.

6.2. De acuerdo con dicha Ley, se consideran intervenciones arqueológicas y paleontológicas los estudios directos de arte rupestre y las prospecciones, los sondeos, las excavaciones, los controles y cualquier otra intervención, con o sin remoción de terrenos, que tenga por finalidad descubrir, documentar o investigar restos arqueológicos o paleontológicos.

6.3. Debe comunicarse cualquier descubrimiento de restos con valor arqueológico al Departamento de Cultura y Medios de Comunicación, dentro del plazo y en la forma que proceda, de acuerdo con la Ley 9/1993 y la normativa que la desarrolla (Decreto 78/2002, de 5 de marzo, del Reglamento de protección del patrimonio arqueológico y paleontológico).

6.4. La autorización de cualquier obra o movimiento de tierras susceptible de afectar a los bienes culturales de interés nacional (BCIN) o a otros bienes arqueológicos o paleontológicos está condicionada a la obtención de informe previo y favorable del Departamento de Cultura y Medios de Comunicación.

6.5. Los elementos declarados bienes culturales de interés nacional se regulan de acuerdo con las normas de protección que establece su declaración.

7. Utilidad pública

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 5.3 de la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales, la aprobación del Plan especial implica la declaración de utilidad pública de las obras y las actuaciones previstas y la necesidad de ocupación de los bienes inmuebles y los derechos afectados.

8. Actos nulos

Considerando lo establecido en los artículos 210 y 227 del Texto refundido de la Ley de urbanismo (Decreto legislativo 1/2010), en el ámbito del plan, los actos de parcelación, de urbanización, de edificación y de uso del suelo y del subsuelo que se lleven a cabo sin licencia u orden de ejecución son nulos de pleno derecho y en todos los casos son susceptibles de sanción y de acción de reposición sin limitación de plazo, así como también lo son las licencias u órdenes de ejecución que se otorguen con infracción de las determinaciones del Plan especial.

9. Acción pública

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 38 de la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales, y el artículo 12 del Decreto 1/2010, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de urbanismo (Decreto legislativo 1/2005), es pública la acción para exigir el cumplimiento de las determinaciones del presente Plan especial.

10. Beneficios

10.1. De acuerdo con lo establecido en la disposición adicional cuarta de la Ley 19/1995, de 4 de julio, de modernización de explotaciones agrarias, en las transmisiones mortis causa y en las donaciones inter vivos equiparables de superficies rústicas de dedicación forestal incluidas en el ámbito del Plan especial, debe practicarse una reducción del 90 % de la base imponible del impuesto correspondiente.

10.2. Asimismo, son de aplicación las reducciones de derechos notariales y de honorarios registrales establecidas por el Real decreto 2484/1996, de 5 de diciembre.

10.3. En el ámbito del Plan de espacios de interés natural son de aplicación los beneficios derivados de lo dispuesto en el artículo 10 del Decreto 328/92, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de espacios de interés natural.

11. Indemnizaciones

De acuerdo con el artículo 39 de la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales, cualquier actuación de la Administración que, como consecuencia de la aplicación de las determinaciones de esta ley, comporte la privación singular de la propiedad privada o de los derechos o intereses patrimoniales legítimos, sólo puede llevarse a cabo mediante la correspondiente indemnización.

Este documento contiene un PDF, para descargarlo pulse AQUI

(10.333.001)


No hay versiones para esta norma