DECRETO 277/2009, de 26 de mayo, por el que se califica como Bien Cultural, con la categoria de Conjunto Monumental, el Casco Historico de Plentzia (Bizkaia), y se establece su regimen de proteccion. - Boletín Oficial del Pais Vasco, de 05-06-2009

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: País Vasco
  • Boletín: Boletín Oficial del Pais Vasco Número 106
  • Fecha de Publicación: 05/06/2009
  • Este documento NO tiene versiones

La Comunidad Autónoma del País Vasco, al amparo del artículo 148.1.16 de la Constitución y a tenor del artículo 10.19 del Estatuto de Autonomía, asumió la competencia exclusiva en materia de Patrimonio Cultural, en cuyo desarrollo se aprueba la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco, que rige los procedimientos de declaración de bienes de interés cultural de la Comunidad Autónoma de Euskadi. Por medio de la Resolución de 3 de febrero de 2009, publicada en el BOPV n.º 44, de 4 de marzo de 2009, se impulsó y se acordó someter los trámites de información pública y audiencia a los interesados el procedimiento para declarar el Casco Histórico de Plentzia (Bizkaia) como Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental. Finalizado el trámite de información pública y audiencia a los interesados no ha sido presentada alegación alguna. En su virtud, de conformidad con lo establecido en los artículos 11.1 y 12 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, del Patrimonio Cultural Vasco, visto el informe favorable de los Servicios Técnicos del Centro de Patrimonio Cultural, a propuesta de la Consejera de Cultura y previa deliberación y aprobación del Consejo de Gobierno en su sesión celebrada el día 26 de mayo de 2009,

DISPONGO:

Artículo 1.- Declarar el Casco Histórico de Plentzia como Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental. Artículo 2.- Establecer como delimitación del Bien la que consta en el Anexo I del presente Decreto, en base a las razones esgrimidas en el mismo. Artículo 3.- Proceder a la descripción formal del mencionado Bien, a los efectos que la vigente legislación sobre Patrimonio Cultural prevé, en los términos expresados en el Anexo II del presente Decreto. Artículo 4.- Aprobar el régimen de protección del Casco Histórico de Plentzia, que se establece en el Anexo III del presente Decreto.

DISPOSICIONES ADICIONALES

Primera.- El Departamento de Cultura inscribirá el Casco Histórico de Plentzia en el Registro de Bienes Culturales Calificados, adscrito al Centro de Patrimonio Cultural Vasco. Segunda.- El Departamento de Cultura comunicará el presente Decreto al Registro de la Propiedad, a los efectos previstos en el artículo 26 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, del Patrimonio Cultural Vasco, al Ayuntamiento de Plentzia, a los Departamentos de Cultura y Transportes y Urbanismo de la Diputación Foral de Bizkaia y a Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno Vasco. Tercera.- El Departamento de Cultura instará al Ayuntamiento de Plentzia para que proceda a la adecuación de la normativa urbanística municipal a las prescripciones del régimen de protección que se determina para dicho Conjunto, en cumplimiento de lo establecido en el artículo 12.2 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco. Cuarta.- Publíquese el presente Decreto en el Boletín Oficial del País Vasco y en el Boletín Oficial del Territorio Histórico de Bizkaia para su general conocimiento.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

Mientras no se produzca la adaptación del planeamiento municipal al régimen de protección establecido en este Decreto y sea informado favorablemente por el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, las intervenciones que deban realizarse sobre el área afectada por la delimitación del Conjunto Monumental quedarán sujetas a la autorización de los órganos competentes de la Diputación Foral afectada, la cual habrá de ser previa a la concesión de la licencia municipal, tal y como se establece en el artículo 29.1 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, del Patrimonio Cultural Vasco.

DISPOSICIÓN FINAL

El presente Decreto surtirá efectos el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial del País Vasco.

Dado en Vitoria-Gasteiz, a 26 de mayo de 2009. El Lehendakari, FRANCISCO JAVIER LÓPEZ ÁLVAREZ. La Consejera de Cultura, MARÍA BLANCA URGELL LÁZARO.

ANEXO I AL DECRETO 277/2009, DE 26 DE MAYO

DELIMITACIÓN

Justificación de la delimitación. La delimitación de Conjunto Monumental determinada para el Casco Histórico de Plentzia, viene definida por la aceptación de algunos límites físicos innegables, como es el trazado de la antigua muralla de la villa, con una ampliación hacia el Sur hasta alcanzar el borde de la ría, a fin de incluir los edificios que conforman el paseo de la ribera, inmuebles que forman un conjunto digno de incluirse en dicha delimitación tanto por su valor ambiental, como arquitectónico. La ampliación hacia el Oeste y el Este se justifica por la conveniencia de incluir en dicha delimitación varios inmuebles de gran interés paisajístico y arquitectónico. Delimitación. La delimitación gráfica del Casco Histórico de Plentzia es la que se expresa gráficamente en el presente Anexo.

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

ANEXO II AL DECRETO 277/2009, DE 26 DE MAYO

DESCRIPCIÓN

La villa de Plentzia fue fundada en el siglo XIII por don Diego López de Haro, señor de Bizkaia, con la pretensión de convertirla en uno de los puntos claves de la exportación de mercancías castellanas. Se emplaza en la ladera sur de una colina que domina el último meandro de la ría de Butrón, en un protegido puerto natural y confina por el Norte con el mar, por el Sur con Urduliz, por el Este con Gorliz y por el Oeste con Barrika. Desde 1780 la matriculación de buques quedó reducida a la nada debido a los bancos que se formaban en la desembocadura de la ría, los cuales la cerraban no permitiendo el paso a embarcación alguna sin riesgo de que zozobrase. Hoy en día sólo el nombre de Plaza del Astillero, asentada sobre los sedimentos de la ría de Butrón, recuerda el lugar donde antiguamente se construían los navíos de villa. Su Casco Histórico aparece delimitado por el propio curso fluvial y por un rellano en el que se concentran la iglesia, la torre de los Butrón y la plaza del mercado, que constituyó durante siglos el centro neurálgico de la villa. Su planta sigue el modelo de bastida, con tres calles paralelas: Goienkale, Artekale y Barrenkale, atravesadas por dos cantones que, en origen, daban a la ría. Calles y cantones tienen la misma anchura de cinco pasos. Los cantones ponen en relación la ribera de la ría con el núcleo, mientras que las calles se disponen de forma paralela a la orilla, atentas a los caminos de la tierra. La distribución medieval del espacio, a base de parcelas estrechas y profundas ha pervivido en muchos casos, conservándose incluso las huertas que caracterizaban a las viviendas primitivas de la villa. En muchas ocasiones varios solares se han unido para construir un edificio de mayores dimensiones. De las antiguas murallas sólo queda el portal abierto en lo alto del casco viejo, cerca de la iglesia: la puerta de Santiago. Se trata de un amplio arco de medio punto con cañón escarzano, cuyas dimensiones y factura parecen corresponder ya al siglo XVI. La estrechez del casco generó el desarrollo de varios ensanches. Kalebarria, un callejón irregular a espaldas de la iglesia, debió de ser el primero y sólo más tarde, en el siglo XIX, se consolidaron Portaletas y las prolongaciones de Barrenkale y Artekale. Pero el principal arrabal fue la ribera, ganada a la ría, que se ha poblado de chalets y bloques de pisos para residentes estivales. En cuanto a la arquitectura, caben señalar varios edificios: comenzando por el más antiguo, la iglesia de Santa María Magdalena es un ejemplar peculiar en la arquitectura religiosa en Bizkaia. Un elemento interesante es su torre pórtico, muy fuerte, con intención defensiva y al mismo tiempo de vigía y faro. También destaca la concepción espacial de sus tres naves cubiertas a la misma altura, con evidente intención de unificación espacial. Como ejemplo de arquitectura residencial renacentista encontramos El Torreón, antigua casa consistorial y actual Casa de Cultura. Es una edificación de 1562 que sigue los planteamientos habituales del diseño palaciego de la época. Sin dejar de asemejarse al modelo tradicional de las casas torres, se incorpora aquí un buen número de vanos de amplia luz. En la misma cuesta, haciendo esquina en Eleiz enparantza, las viejas fotografías muestran un edificio en muchos aspectos parecido al Torreón. Se ha restaurado para acondicionarlo como vivienda. El escudo, como el edificio original, se fecha en 1603 y es de los Butrón, que tuvieron aquí su casa torre. También tiene importancia la vivienda neoclásica del XIX, momento en que Plentzia renueva bastantes de sus viviendas. Elementos destacables son el palacio Opatua, en la plazuela del Santo Cristo, fechado en 1865, la casa Camposena, en Barrenkale 3, o el caserón de Goienkale 4-6. A nivel diferente destacan también una veintena de edificios, casas muy reformadas con acabado de tirolesa y muchas veces con miradores. Es interesante recoger los escasos ejemplos de viviendas de pescadores existentes en Plentzia (callejón de la iglesia). Se trata de viviendas unifamiliares, adosadas, instaladas en parcelas profundas con fachada estrecha, de dos alturas y cubierta a dos aguas con la cumbrera paralela al plano de la fachada. La planta baja, generalmente a un nivel más bajo que el de la calle, acogían lonjas o almacenes. En el piso superior, al que en muchos casos se accede a través de una escalera o patín de madera, se emplaza la vivienda, completándose más arriba con el piso de camarotes.

ANEXO III AL DECRETO 277/2009, DE 26 DE MAYO

RÉGIMEN DE PROTECCIÓN

CAPÍTULO I

CARÁCTER DEL RÉGIMEN DE PROTECCIÓN

Artículo 1.- Objetivo del Régimen de Protección. El presente Régimen de Protección forma parte de la declaración del Casco Histórico de Plentzia como Conjunto Monumental calificado, debiendo someterse al mismo la conservación de los bienes afectados por la calificación y ajustarse a sus estipulaciones los instrumentos de planeamiento urbanístico. Artículo 2.- Ámbito de aplicación. El Régimen de Protección que se fija a continuación será de aplicación para la totalidad de los inmuebles y espacios incluidos en la delimitación del Casco Histórico de Plentzia.

CAPÍTULO II

RÉGIMEN GENERAL

Artículo 3.- Contenido. El contenido de este texto fija las condiciones generales a cumplir en lo referente a la protección del patrimonio, tanto por el planeamiento urbanístico que desarrolle este Régimen de Protección, como por las sucesivas revisiones del mismo a efectuar en el futuro. Artículo 4.- Planeamiento urbanístico de desarrollo. 1.- El planeamiento urbanístico aplicable a los bienes incluidos en el presente Régimen de Protección, requerirá el informe que menciona el art. 28.1. de la Ley 7/1990, de 3 julio, de Patrimonio Cultural Vasco, el cual incluirá el grado de armonización de cualquier intervención, incluida la edificación de nueva planta. 2.- En tanto no se aprueben los instrumentos urbanísticos que desarrollen el presente Régimen de Protección, será de estricto cumplimiento el art. 28.2 de la citada Ley. Artículo 5.- Prescripciones Generales. 1.- Toda actuación a ejecutar en espacios públicos potenciará el carácter y la estructura urbana de los mismos integrando y armonizando, asimismo, el mobiliario urbano con el carácter ambiental del conjunto. 2.- Todos los edificios incluidos en los niveles de protección del presente Régimen de Protección, estarán sujetos en cuanto a régimen de autorización, uso, actividad, defensa, sanciones, infracciones y demás extremos a lo previsto en la Ley 7/1990, de Patrimonio Cultural Vasco. 3.- Los tipos de intervenciones de rehabilitación a que se refiere el presente Régimen de Protección son los desarrollados en el Decreto 317/2002, de 30 de diciembre, de actuaciones protegidas de rehabilitación del patrimonio urbanizado. 4.- Para aquellos inmuebles y elementos que estén declarados como bien cultural calificado con la categoría de monumento o lo sean en el futuro, y por tal circunstancia cuentan con un Régimen de Protección pormenorizado, les será de aplicación dicho régimen, resultando la presente normativa de aplicación supletoria. 5.- Los propietarios de los bienes afectados por el presente Régimen de Protección vendrán obligados al cumplimiento de las obligaciones de conservación, cuidado y protección impuestas por la Ley 7/1990, de Patrimonio Cultural Vasco, en sus artículos 20 y 35, y por el art. 199 de la Ley del Suelo y Urbanismo 2/2006. 6.- El derribo total o parcial de los bienes incluidos en los listados de protección especial, protección media, protección básica o protección parcial del presente Régimen de Protección solo podrá utilizarse de conformidad con lo dispuesto en el art. 36 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco, y en el Decreto 306/1998, de 10 de noviembre, sobre la declaración de estado ruinoso de los bienes culturales calificados y de los inventariados, y actuaciones previas y posteriores a la resolución sobre el derribo de los mismos. El vaciado interior de los edificios tiene consideración de derribo parcial, y por ello también está sujeto a este precepto legal. 7.- En el caso de aquellos elementos en los que la aplicación del presente Régimen General del Régimen de Protección posibilite la introducción de usos que provoquen modificaciones en las características tipológicas o formales propias del Casco Histórico, se estará a lo que a tal efecto disponga el órgano competente del Gobierno Vasco. 8.- En el caso de aquellos elementos en los que la aplicación del presente Régimen de Protección posibilite la demolición total o parcial de los mismos, o bien en el caso de los regulados según el apartado 6, deberán ser mantenidos los elementos pétreos, vistos o actualmente ocultos, característicos de las fábricas, tales como sillares esquineros, dinteles, impostas, ménsulas, etc. para su utilización en la nueva construcción, aún en el supuesto de no estar recogidos dentro del listado 6 (Protección Parcial) del presente Régimen de Protección. 9.- El planeamiento urbanístico que desarrolle este Régimen de Protección deberá revisar la altura máxima de aquellos inmuebles existentes que, como resultado de levantes cuyo tratamiento y composición pueda ser valorado como discordante, presenten una altura que sobrepase claramente la de su entorno o calle.

Artículo 6.- Parcelaciones. 1.- Dada la particular estructuración del Casco Histórico Medieval, y con el fin de preservar las condiciones morfológicas del mismo, se mantendrá con carácter generalizado el esquema de parcelación existente, al ser considerada su permanencia una circunstancia digna de valoración en sí misma. 2.- La conservación de forma y tamaño de la parcela será estricta en el caso de los elementos sometidos al nivel de Protección Morfológica. En estos casos, sin embargo, si la anchura libre de la parcela es inferior a 4,00 mts. -no se consideran los muros medianerosse autoriza su agrupación funcional con una única parcela contigua, sin perjuicio del mantenimiento obligatorio de todos los elementos de las edificaciones afectadas que se encuentren sometidos a protección. En el resto de los niveles de protección se permite la segregación de parcelas en orden a mantener unas condiciones de escala acordes con las características del Casco Histórico y/o recuperar el sentido original de las parcelaciones, pero nunca en los casos en que la segregación propiciase situaciones contrarias al referido criterio de lotización, en las manzanas intramuros. 3.- Puesto que la trama urbana, como definición de lo público y lo privado, resulta ser uno de los rasgos característicos de un Conjunto Monumental, además del soporte último del parcelario, no se permitirá la modificación de las alineaciones actuales de las mismas, salvo correcciones mínimas con el fin de subsanar disfunciones del trazado. Artículo 7.- Proyectos de intervención. Con carácter previo a la ejecución de cualquier intervención que se pretenda llevar a cabo sobre los edificios incluidos en los niveles de protección especial, medio o básico, deberá elaborarse el correspondiente proyecto de intervención con el siguiente contenido

a) Un Estudio Analítico del estado actual del edificio, consistente en la descripción del mismo y en el análisis de su estado de conservación que incluya un informe de diagnóstico, conclusiones y recomendaciones básicas de actuación. La parte descriptiva del Estudio Analítico contendrá la documentación gráfica a escala mínima de 1/50 para plantas, alzados y secciones, incluyendo detalles arquitectónicos a escala mínima 1/20, la documentación fotográfica completa, planos históricos, etc. y el levantamiento detallado, dimensionado y acotado del sistema estructural. Con la referida documentación se incluirá una memoria explicativa, y, en su caso, la bibliografía correspondiente. El análisis del estado de conservación, que puede figurar como anexo o separata del Estudio Analítico, en cualquier caso incluirá, entre otros, un estudio de las diferentes patologías que incidan o puedan incidir en el sistema estructural y las medidas previstas para la preservación de dichos elementos

b) Documentación gráfica en la que se describirán las intervenciones a realizar, los materiales a utilizar, las fases para la ejecución de los trabajos, así como el estado final, toda ella representada a las escalas adecuadas, análogas, como mínimo, a las exigidas en el apartado anterior

c) Documentación escrita que explicitará los objetivos de la intervención, los trabajos a realizar y las técnicas a utilizar, señalando materiales y analizando su estabilidad e interacción con los demás componentes.

d) Determinación de las técnicas y medios necesarios para el adecuado mantenimiento y aseguramiento de la vida de la edificación

e) Presupuesto de la intervención, acorde con las técnicas y medios necesarios para la adecuada ejecución de las obras de acuerdo con las prescripciones del presente Régimen de Protección. Artículo 8.- Obras de reforma y sustitución. 1.- En tanto no sea aprobado el planeamiento urbanístico que fije las condiciones a cumplir en las obras de reforma y sustitución dentro del Casco Histórico, en particular para aquellos casos en que la ocupación actual resulta irregular o fragmentada, no se permitirán alteraciones en la disposición volumétrica de las diversas parcelas. Este tipo de actuaciones atenderán a los siguientes criterios

a) Utilización de cubierta a dos aguas con cumbrera paralela a fachada principal, con la salvedad de aquellos casos singulares, como edificios de encuentro de calles, palacios urbanos y edificios aislados de notoriedad, etc.

b) Mantenimiento de las alturas a alero y cumbrera de la preexistencia, salvo que éstas superen las dominantes en los edificios protegidos del entorno, a los que deberán adecuarse. En caso de que aquellas resulten inferiores podrán acomodarse a las alturas de los edificios referidos

c) Los aleros, tanto en su vuelo, como en su canto, se atendrán a las características de los que sean representativos del valor ambiental del casco. En ningún caso se permitirán cantos superiores a los 20 cm

d) En los casos de sustituciones se respetará la concepción plana de la fachada, no permitiéndose la ejecución de cuerpos volados macizos

e) En los casos de rehabilitación se tolera la conservación de los tradicionales avances de fachada en todo su ancho, que deberán de conservar sus dimensiones, materiales, acabados y calidades tradicionales

f) Prohibición de la ejecución de marquesinas y vuelos en bajos, así como de soportales

g) Prohibición de la ejecución de entreplantas

h) Mantenimiento de la altura de planta baja de la preexistencia, salvo que ésta supere la característica de las fachadas protegidas de la misma calle, a la que deberá adecuarse. En caso de que aquellas resulten inferiores podrán acomodarse a las alturas de los edificios referidos

i) Limitación de la ejecución de casetones y volúmenes sobresalientes sobre los planos de faldones de cubierta de forma que éstos resulten perceptualmente dominantes respecto a aquellos

j) Utilización de elementos compositivos característicos del casco: - Organización de huecos en ejes verticales. - Composición de fachada que permite una lectura jerárquica de los diferentes elementos que la conforman. - Prohibición de la ejecución de miradores, salvo que éstos den a espacios especialmente desahogados tales como plazas y bordes de casco. - El piso de los balcones volados no pasará de 15 cm. sea cual sea el material que lo constituya. - Utilización de los materiales habituales (madera-metal) para la ejecución de defensas de balconadas

k) Tratamiento jerarquizado de las fachadas a calle y cantón en aquellos inmuebles que cuenten con la posibilidad de fachadas a ambos

l) Conservación de la preexistencia, en su caso, recuperando el sentido de la misma en los frentes de fachada de planta baja y medianeras en avance mensulado para todos aquellos inmuebles que presentan dicho elemento ejecutado en sillería

m) Los escaparates y letreros habrán de resolverse en el ancho de mocheta del muro correspondiente, prohibiéndose expresamente el retranqueo inmoderado o avance respecto del plano de lectura de huecos

n) Cuando un inmueble cuente con frentes de fachada a calle y cantón, el acceso al núcleo de comunicación vertical se ejecutará desde el frente de fachada a calle

o) Ejecución de los acabados de fachada en raseos, enfoscados o revocos para el caso de cualquier fábrica que no sea sillería o los elementos pétreos representativos (dinteles, mochetas, esquineros, etc,) en cualquier otra situación. En las plantas bajas los acabados de fachada serán de piedra o estuco pétreo, prohibiéndose los acabados pulidos y permitirán la lectura del zócalo del inmueble diferenciada del cuerpo, compuesto por las plantas altas. 2.- La sustitución de los inmuebles se realizará sin perjuicio de la conservación de los paños de muralla que aun puedan existir integrados en las edificaciones. El mismo criterio se mantendrá respecto de los restos del subsuelo cuando así lo determine la Diputación Foral en función de los resultados que arroje la pertinente intervención arqueológica.

Artículo 9.- Ámbito de aplicación. El Régimen General del presente capítulo será aplicable a todos los inmuebles y elementos incluidos en la delimitación del Casco Histórico de Plentzia como Conjunto Monumental Calificado.

CAPÍTULO III

NIVELES DE PROTECCIÓN

SECCIÓN 1.ª

CUESTIONES PREVIAS

Artículo 10.- Clasificación. 1.- El patrimonio incluido en la delimitación se clasificará en los siguientes categorías o niveles de protección: - Espacios urbanos - Protección Especial - Protección Media - Protección Básica - Protección Morfológica - Discordancia 2.- Con independencia del nivel de protección del inmueble al que pertenecen, determinadas partes o elementos constitutivos de los edificios protegidos por el presente régimen podrán ser valorados de forma individualizada, a cuyo fin se establecen las siguientes categorías o niveles de protección parcial: - Protección Parcial - Discordancia Parcial Artículo 11.- Elementos de singular relevancia. A los efectos de cumplimentar lo estipulado en el art.12.1.e) de la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco, se considerarán como elementos de singular relevancia, todos los inmuebles recogidos en la relación de elementos de Protección Especial y Media.

SECCIÓN 2.ª

ESPACIOS URBANOS

Artículo 12.- Objeto de Protección. A efectos del presente Régimen de Protección, se considerarán como espacios urbanos aquellos espacios no construidos, de uso público o no, que constituyen parte de la estructura urbana del Casco Histórico y que resultan ser: - Calles y cantones - Plazas y parques - Patios y cárcavas

Artículo 13.- Determinaciones del planeamiento urbanístico de desarrollo. 1.- Por el especial valor de los espacios urbanos como elementos conformadores de la trama urbana del Casco Histórico, el planeamiento habrá de disponer las medidas precisas para su conservación, lo que resultará ser objeto del informe a que se hace mención en el art. 4 de este documento. 2.- Será función del planeamiento fijar las condiciones concretas a cumplir de forma particularizada por todos y cada uno de los diversos espacios urbanos incluidos en el presente Régimen de Protección, observándose los criterios expuestos en éste. 3.- Tanto en calles, escalinatas y cantones, como plazas y parques, patios y cárcavas, deberá de preverse su adecuada urbanización, siendo función del planeamiento determinar el tipo de acabados y mobiliario urbano a implantar. De forma previa a la ejecución de dicha urbanización, deberán establecerse las necesarias medidas protectoras del patrimonio arqueológico que pueda verse afectado. Artículo 14.- Calles y cantones. 1.- En calles y cantones se mantendrán las alineaciones existentes, no permitiéndose retranqueos de ningún tipo, excepto las derivadas de lo especificado en el punto 3 del art. 6. Deberá mantenerse la idea de calle tendiendo, para ello, a la conservación de elementos preexistentes (frentes de plantas bajas, cierres de parcelas, tapias, etc..) que resulten características de la misma. Las actuaciones que se realicen en los cantones irán encaminadas a su recuperación e higienización. 2.- Las actuaciones en calles, y sobre todo en cantones, irán encaminadas a su peatonalización, cuando menos a la de la mayor cantidad de los mismos, así como a la desaparición del uso de aparcamientos de superficie, siendo prioritaria esta medida en el caso de los cantones. 3.- Las actuaciones de urbanización de calles y cantones preverán el solado de la totalidad de aquellos. 4.- Se procederá a la paulatina canalización subterránea de todos los servicios, no autorizándose, en ningún caso, la existencia de líneas superficiales o aéreas. 5.- Tendrá el carácter de añadido degradante cualquier invasión, volada o no, de la alineación del cantón, excepción hecha del alero de las edificaciones, que en ningún caso podrá superar los 50 cm. Artículo 15.- Cárcavas y patios. 1.- Las actuaciones relativas a cárcavas y patios irán encaminadas a garantizar las condiciones higiénico-sanitarias de estos espacios y de los inmuebles a los que sirvan como vías de iluminación y ventilación. 2.- Se fija el ancho genérico de cárcava en 3 m., pudiendo variar ligeramente de manzana a manzana en función de las características específicas de los edificios que conforman las mismas. 3.- Las nuevas actuaciones (sobre solares, edificios sustituibles o discordantes) y las reedificaciones, habrán de retranquear sus alineaciones posteriores respecto del eje de la cárcava, si la hubiere, la mitad del ancho que se determine para la misma. Esta condición, de carácter general, podrá ser matizada por el planeamiento en los casos en que la conservación de determinados elementos preexistentes fuercen el trazado de la alineación de la cárcava. No se permitirán vuelos de ningún tipo respecto de la alineación fijada, salvedad hecha del alero de la edificación. 4.- Tendrán la consideración de añadidos degradantes las invasiones de cárcava o patios de cualquier tipo, voladas o de plantas bajas, debiendo ser eliminadas como motivo de cualquier actuación que se acometa en el inmueble. 5.- Las actuaciones de higienización de cárcavas y patios podrán incluir el solado de los mismos, así como la canalización de aguas pluviales que puedan afectarles, tanto propias como las de los inmuebles que a ellos presenten fachadas. También se permitirán obras encaminadas a la canalización subterránea de cualquier tipo de servicio urbano.

SECCIÓN 3.ª

PROTECCIÓN ESPECIAL

Artículo 16.- Objeto de Protección. Se consideran como elementos de protección especial, aquellos inmuebles y elementos urbanos que, poseedores de un carácter singular y excepcionales valores arquitectónicos, artísticos o culturales, y encontrándose en un estado de conservación que permite la recuperación de sus características arquitectónicas originales, son merecedores de la cobertura más extensa del presente régimen. Artículo 17.- Prescripciones de los elementos incluidos en el nivel de protección especial. 1.- Los elementos sometidos a protección especial son objeto del nivel superior de protección, y las actuaciones de restauración que en ellos se realicen deberán respetar su estructura y características, y en ningún caso podrán suponer aportaciones de reinvención o nuevo diseño. 2.- El derribo total o parcial de los bienes especialmente protegidos sólo podrá autorizarse de conformidad con lo dispuesto en el art. 36 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco. 3.- En toda obra o intervención que afecte a estos elementos, se deberá mantener, tanto su configuración volumétrica, como sus alineaciones. 4.- El uso a que se destinen estos inmuebles deberá garantizar su conservación, sin contravenir, en ningún momento, las especificaciones del Título III de la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco. 5.- Se permitirán en estos elementos las intervenciones constructivas dirigidas a la conservación y a la puesta en valor de los mismos, permitiéndose a tal efecto la realización de las obras establecidas para la Restauración Científica en el Decreto 317/2002, de 30 de diciembre, sobre actuaciones protegidas de Rehabilitación del Patrimonio Urbanizado y Edificado. Artículo 18.- Elementos protegidos. En el ámbito delimitado como Conjunto Monumental se incluyen en el nivel de Protección Especial los elementos de Listado 1 incluido en el presente documento. Además de éstos, se consideran elementos con protección especial los paños de muralla que aun puedan existir integrados en las edificaciones, así como los restos del subsuelo cuando así lo determine la Diputación Foral en función de los resultados que arroje la pertinente intervención arqueológica.

SECCIÓN 4.ª

PROTECCIÓN MEDIA

Artículo 19.- Objeto de protección. Deberán ser objeto de una protección media aquellos inmuebles y elementos urbanos que cumplen con alguna de las siguientes condiciones

a) No poseyendo valores arquitectónicos de singular relevancia, constituyen una parte interesante del patrimonio edificado por su resolución exterior o desde el punto de vista tipológico por su distribución interna, la disposición de los elementos de distribución vertical, la ocupación y disposición sobre la parcela o cualquier otra característica morfológica

b) Poseyendo valores arquitectónicos de singular relevancia no pueden encuadrarse las intervenciones para su recuperación dentro de las tipificadas para los elementos de Protección Especial. Artículo 20.- Prescripciones de los elementos incluidos en el nivel medio de protección. 1.- El derribo total o parcial de estos edificios se someterá a las prescripciones del art. 36 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco.

2.- En toda obra o intervención que afecte a estos edificios, se deberá mantener, tanto su configuración volumétrica, como sus alineaciones. 3.- El uso a que se destinen estos inmuebles deberá garantizar su conservación, sin contravenir, en ningún momento, las especificaciones del Título III de la Ley 7/1990, de Patrimonio Cultural Vasco. 4.- Las intervenciones autorizadas en los inmuebles y elementos objeto de protección media se dirigirán a la conservación y aseguramiento de su funcionalidad mediante la ejecución de obras que deberán respetar sus elementos tipológicos, formales y estructurales. Se podrán realizar, además de las permitidas en el régimen de protección especial, las obras que el Decreto 317/2002, de 30 de diciembre, de actuaciones protegidas de Rehabilitación del Patrimonio Urbanizado y Edificado, establece en las categorías A y B de la Restauración Conservadora, en función del estado de conservación que presenten las construcciones. Artículo 21.- Elementos protegidos. En el ámbito delimitado como Conjunto Monumental, se incluyen en este nivel de Protección Media, los inmuebles y elementos del Listado 2 incluido en el presente documento.

SECCIÓN 5.ª

PROTECCIÓN BÁSICA

Artículo 22.- Objeto de protección. Son objeto del nivel básico de protección aquellos inmuebles que cumplen con una de estas dos condiciones

a) No poseyendo valores arquitectónicos, históricos o artísticos relevantes, se reconoce que procede su consolidación como parte interesante del patrimonio edificado desde el punto de vista tipológico o ambiental, careciendo de interés suficiente como para ser incluidas en el nivel medio de protección para el que se prevén obras de restauración

b) Poseyendo valores arquitectónicos históricos o artísticos relevantes no pueden encuadrarse las intervenciones para su recuperación dentro de las tipificadas para los elementos de niveles de protección superiores. Artículo 23.- Prescripciones de los elementos incluidos en el nivel de protección básica. 1.- El derribo total o parcial de los inmuebles incluidos en este nivel de protección se someterá a lo dispuesto en el art. 36 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco. 2.- En toda obra o intervención que afecte a estos edificios, se deberá mantener, tanto su configuración volumétrica, como sus alineaciones. 3.- Únicamente se permitirán ampliaciones con el fin de compensar una mayor edificabilidad que le pueda atribuir el planeamiento urbanístico, en el siguiente caso: cuando se trate de parcelas especialmente desahogadas, poco ocupadas, que no respondan a la forma y tamaño propio de las parcelas o lotes medievales, ni a la forma en que éstas son ocupadas por edificación. Dicha ampliación habrá de realizarse por medio de volúmenes anejos, que se conectarán al inmueble protegido por la fachada que tenga consideración de trasera o secundaria, mediante uniones puntuales, de manera que se garantice la correcta percepción visual del inmueble, así como su presencia en su entorno urbano. Su diseño será neutro, no competirá con el inmueble objeto de protección y evitará mimetismos de materiales y formas, así como «pastiches». Las intervenciones de este tipo deberán ser previstas por el planeamiento especial de ordenación del Casco Histórico, que requerirá del informe favorable al que se refiere el art. 4 de este Régimen de Protección. 4.- Las intervenciones autorizadas en estos edificios, además de las incluidas en los niveles superiores de protección, serán las reflejadas en el Decreto 317/2002, de 30 de diciembre, sobre actuaciones protegidas de Rehabilitación del Patrimonio Urbanizado y Edificado del Gobierno Vasco para el tipo de intervención constructiva denominado Consolidación. Se permitirá, asimismo, el tipo de intervención de Reforma, en edificios que cumplen con la condición a) del artículo 22, en la medida en que ésta sea necesaria para adecuar el edificio a las condiciones de alineaciones interiores de manzana dispuestas por el planeamiento que desarrolle este Régimen de Protección, posibilitándose a tal fin la ejecución, incluso, de derribos parciales. Artículo 24.- Elementos protegidos. En el ámbito delimitado como Conjunto Monumental, se incluyen en este nivel de Protección Básica, los inmuebles y elementos del Listado 3, incluido en el presente documento.

SECCIÓN 6.ª

PROTECCIÓN MORFOLÓGICA

Artículo 25.- Objeto de protección. Se incluyen en este nivel de protección a aquellos inmuebles que, careciendo de valor arquitectónico, histórico o artístico, se hallan ubicados sobre parcelas valoradas por responder al esquema configurador de las manzanas que caracterizan la trama del Casco Histórico. Artículo 26.- Prescripciones de los elementos incluidos en el nivel de protección morfológica. 1.- La parcela deberá de ser mantenida en las condiciones de forma y dimensiones que se encuentre con la salvedad de las posibles alteraciones derivadas del cambio de alineaciones hacia la cárcava, en los casos en que exista alguna modificación en la anchura del patio ligado a esta última propuesta por el planeamiento urbanístico que desarrolle este Régimen de Protección, o hacia la calle en los supuestos de regularización de alineaciones, entendidas como pequeñas correcciones en la posición del muro de cerramiento tendentes a la mejor definición del espacio de la calle, y nunca como modificación sustancial en la sección de ésta. 2.- Las intervenciones autorizadas en estos edificios serán las reflejadas en el Decreto 317/2002, de 30 de diciembre, sobre actuaciones protegidas de Rehabilitación del Patrimonio Urbanizado y Edificado, para el tipo de intervención denominado Sustitución.

3.- La sustitución de los inmuebles se realizará sin perjuicio de la conservación de elementos del propio edificio sujetos a protección parcial relacionados en el presente Régimen de Protección, y de los paños de la muralla, o sus restos en el suelo, a los que se refiere el art. 18. 4.- En tanto no sea aprobado dicho planeamiento, será de aplicación, para el caso de intervenciones de reforma o sustitución, lo especificado en el art. 8 del presente Régimen de Protección. 5.- Los nuevos edificios deberán configurar, junto a los ya existentes, manzanas que se correspondan con las características morfológicas tradicionales del casco. Las condiciones a mantener por los inmuebles se deberán atener a los parámetros a fijar desde el planeamiento urbanístico, que deberá definir, de forma particularizada para cada parcela, los siguientes conceptos: - Definición volumétrica completa de la parcela con especificación, en caso de existencia de distintos cuerpos edificados, de los usos y relaciones entre los mismos. - Fondo edificado. - Alturas de aleros y cumbreras. - Condiciones a seguir por volúmenes sobresalientes sobre el plano de cubierta. - Altura de planta baja. - Esquemas compositivos de los alzados exteriores, con indicación de la actitud a adoptar respecto de los elementos preexistentes, si los hubiera. - Características dimensionales de los elementos de posible utilización en fachada. - Materiales de acabado y tratamiento de los elementos preexistentes, si los hubiera. - Esquema de resolución de vivienda-tipo en cada parcela. Artículo 27.- Elementos protegidos. En el ámbito delimitado como Conjunto Monumental, se incluyen en este nivel de protección morfológica, los inmuebles del listado 4, incluido en el presente documento.

SECCIÓN 7.ª

DISCORDANCIA

Artículo 28.- Discordancia. Se consideran discordantes a efectos del presente Régimen de Protección, aquellos inmuebles que incumplen la obligación legal del deber de adaptación de las edificaciones al entorno, así como los que representan, dadas sus características volumétricas, constructivas, formales o de ubicación, una interferencia grave en el planeamiento general de rehabilitación del Casco Histórico que el presente Régimen persigue.

Artículo 29.- Prescripciones a que se someten los inmuebles y elementos urbanos discordantes. 1.- Se entenderán como interferencias graves, aquellas actuaciones que han conllevado una o varias de las situaciones siguientes

a) La existencia de volúmenes que impiden el establecimiento del esquema de espacios libres adecuado para la rehabilitación del casco

b) La existencia de volúmenes que, sin poseer especiales valores desde el punto de vista histórico o arquitectónico, conllevan una merma en las posibilidades de iluminación y ventilación de los inmuebles contiguos a través de las cárcavas

c) La utilización de materiales y elementos en acabados de fachada que contrasten negativamente con los predominantes en el Casco Histórico

d) La existencia de añadidos degradantes en el edificio en proporción tal que resulte irreconocible la unidad edificatoria sobre la que han ido apareciendo dichas alteraciones

e) La implantación de volúmenes que chocan con las características de los circundantes, bien por exceso de altura o bien por modificaciones en las alineaciones interiores o exteriores de las manzanas

f) La implantación de construcciones que no armonizan con el resto de edificios incluidos en el conjunto monumental, no adaptándose en lo básico al ambiente en que se hallan situadas. 2.- Las intervenciones autorizadas en estos edificios serán la demolición o la sustitución, en los términos en que quede definido en el planeamiento urbanístico que desarrolle el presente Régimen de Protección. 3.- Serán autorizadas, además, las intervenciones derivadas del art. 199 de la Ley 2/2006 de Suelo y Urbanismo, sobre el deber de conservación de los inmuebles, así como las intervenciones de Conservación y Ornato según se definen en el Decreto 317/2002, de 30 de diciembre, sobre Actuaciones Protegidas de Rehabilitación en el Patrimonio Urbanizado y Edificado. 4.- En tanto no sea aprobado el planeamiento urbanístico que desarrolle el presente Régimen de Protección será de aplicación lo dispuesto en el art. 8 del presente Régimen de Protección. Artículo 30.- Elementos discordantes. Los inmuebles y elementos urbanísticos del Conjunto Monumental conceptuados como discordantes, son los referidos en el Listado 5 incluido en el presente documento, entre los que merecen especial mención las edificaciones con soportales.

SECCIÓN 8.ª

VALORACIONES PARCIALES

Artículo 31.- Objeto de valoración. Se podrá efectuar valoraciones sobre elementos que constituyan una parte o aspecto determinado de un edificio, a fin de someterlas a un nivel de protección con independencia del que se establece sobre el edificio del que forma parte. Artículo 32.- Niveles. Según que el resultado de la valoración de los elementos sea positivo o negativo se incluirán los mismos en el nivel de Protección Parcial o de Discordancia Parcial. Artículo 33.- Protección Parcial. La Protección Parcial establecida sobre determinados elementos de un inmueble, supone su tratamiento y recuperación en los términos establecidos para edificios en el art. 20.4 del presente Régimen de Protección. Artículo 34.- Discordancia Parcial. La Discordancia Parcial podrá provenir de la existencia de acabados exteriores que contrasten negativamente con los predominantes en el Casco Histórico, o elementos inadecuados tales como terrazas voladas, cuerpos volados macizos, balcones de dimensiones inadecuadas, levantes excesivos etc., en edificios que, globalmente poseen su propia valoración en cuanto a su régimen de protección. Las intervenciones sobre los elementos considerados parcialmente discordantes de los edificios incluidos en cualquiera de los niveles de protección se dirigirán a la eliminación de dichos elementos, autorizándose tan solo las intervenciones derivadas del art. 199 de la Ley 2/2006 de Suelo y Urbanismo, sobre el deber de conservación de los inmuebles. Artículo 35.- Elementos de protección o discordancia parcial. En el ámbito delimitado como Conjunto Monumental, se incluyen en el nivel de Protección Parcial, los elementos del listado 6. En el nivel de Discordancia Parcial, los elementos del listado 7 incluidos en el presente documento, y aquellos elementos no recogidos que presenten situaciones similares a éstos en los términos establecidos en el artículo 34. En dichos listados se recogen las situaciones más notorias de las existentes en el Casco Histórico. Será obligación del Planeamiento Urbanístico la relación pormenorizada de todas aquellas situaciones susceptibles de valoración parcial y la redacción de ordenanzas para su tratamiento en el sentido fijado por este Régimen de Protección.

CAPÍTULO IV

CARENCIA DE PROTECCIÓN

Artículo 36.- Objeto. Son elementos carentes de protección aquellos que no poseen valores arquitectónicos, históricos o artísticos relevantes para ser objeto de protección. Artículo 37.- Prescripciones de los elementos e inmuebles carentes de protección. 1.- Las intervenciones autorizadas en estos edificios serán de todo tipo, incluida la reforma y sustitución en los términos en que quede definido en el planeamiento urbanístico, que desarrolle el art. 8 del presente Régimen de Protección. Artículo 38.- Elementos carentes de protección. Los inmuebles y elementos urbanos del Conjunto Monumental conceptuados como carentes de protección, son los que no figuran incluidos en ninguno de los listados incluidos en el presente documento.

CAPÍTULO V

LISTADOS

Listado 1: Protección Especial. - Iglesia Santa M.ª Magdalena - Arco de Santiago (Eleiz Enparantza) - Torreon (Goienkale, 27) Listado 2: Protección Media. - Ayuntamiento (Plaza Astillero) - Ermita S. Antolín (Kristo Enparantza) - Torre Butron o Torrebarri (Eleiz enparantza, 12)

- Portaleta, 1 (Mercado-antiguo matadero) - Erribera, 19-19bis, y 34 - Casa Camposena (Barrenkale, 3) - Arco de Entrada (Barrenkale 1) - Artekale, 11 y 13 - Goienkale 4-6 Listado 3: Protección Básica. - Erribera, 1, 3, 5, 7, 8, 10, 11, 13, 18, 21, 23, 25 (Hotel Arrarte), 26, 30, 44, 48, y 50 (Barrenkale, 47)

- Barrenkale, 1, 7, 12, 14, 19 (Erribera, 20), 20, 22, 24, 26, 33, y 35 - Artekale, 1, 2, 3, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 12, 14, 15, 17, 21, 22, 23, 24, 25, 29, 31, 32, 33, 35, y 39 (esquina con Arbidea Aldapa) - Goienkale, 1A (Villa Saturnina), 3, 12, 13, 14, 15, 17-19, 21, 22, 23, y 31 - Eleiz Enparantza, 3, 4, 5, 6, 9, 10, 11, 13, 14, 15, y 16 - Portaleta, 2 y 4 - Kale Barria, 1 y 3 - Hostal Palas (Areatza kalea) - Arbidea, s/n - Udaletxe Aldapa, 5 - Magdalen Aldapa, 1, 3, 4, 5, 6, 7, 10, 11, y 13 - Kristo Eskilara-enparantza, 4, 7, y 8-12 (Kultur aretoa) - Etxegana (Gaminiz, 1, Azurtegiondo) Listado 4: Protección Morfológica - Erribera, 9, 15, 17, 29 - Barrenkale, 4, 5, 9, 15, 17, 21, 23, 28, 30, 32, 38, 44, 46 - Artekale, 19, 20, 26, 28, 30 - Goienkale, 5, 7, 8, 9, 11, 25, 31, 33 - Eleiz Enparantza, 1, 2 - Kristo Eskilara-enparantza, 2, 9 Listado 5: Edificios discordantes. - Erribera, 12, 14, 17 - Barrenkale, 2, 11, 13, 18, 34-36 - Artekale, 18 - Goienkale, 2 (o Azurtegiondo 2-4), 18-20, 29 - Eleiz Enparantza, 8, 21 - Areatza, 8 - Kristo Eskilara, 11, 13, 14 Listado 6: Protección Parcial. - Barrenkale, 31: zócalo de piedra. - Goienkale, 33, 35, 37: fachadas. - Eleiz Enparantza, 17: fachada principal. - Opatua (Kristo Enparantza, 6): fachadas. Listado 7: Discordancia Parcial. - Erribera, 6, 9, 15, 28: cuerpos volados macizos. - Barrenkale, 28: cuerpo volado macizo. - Artekale, 20: cuerpo volado macizo. - Goienkale, 11: cuerpo volado macizo. - Eleiz Enparantza, 14: cuerpo volado macizo. - Hostal Palas (Areatza kalea): pórtico-terraza de hormigón armado en fachada principal.

Materias:

BIEN CULTURAL CALIFICADO; CONJUNTO MONUMENTAL; REGIMEN DE PROTECCION; CENTRO HISTORICO; PLENTZIA


No hay versiones para esta norma