Orden de 08-02-2006, de la Consejeria de Economia y Hacienda, por la que se aprueban los precios medios en el mercado para bienes rusticos y se dictan normas sobre el procedimiento de comprobacion de valores en el ambito de los impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Juridicos Documentados. - Diario Oficial de Castilla La-Mancha, de 21-02-2006

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Castilla-la Mancha
  • Boletín: Diario Oficial de Castilla La-Mancha Número 39
  • Fecha de Publicación: 21/02/2006
  • Este documento NO tiene versiones

El artículo 134.1 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria dispone que la Administración tributaria no procederá a la comprobación de valores cuando el obligado tributario hubiera declarado utilizando los valores publicados por la propia Administración actuante. Por su parte, el artículo 90.2 establece que las valoraciones previas que realice la Administración a petición de los interesados tendrán efectos vinculantes durante el plazo de tres meses, siempre que la solicitud sea previa al plazo de presentación de la correspondiente autoliquidación o declaración y se hayan proporcionado datos verdaderos y suficientes a la Administración tributaria, sin perjuicio de la comprobación de los elementos de hecho y circunstancias manifestados por el obligado tributario. La misma Ley, en su artículo 57.1.c), reconoce como uno de los medios de comprobación del valor real de bienes inmuebles los "precios medios en el mercado". A tal efecto, consta en el ordinal 2° del artículo 17 de la Ley autonómica 17/2005, de 29 de diciembre, de medidas en materia de tributos cedidos, que -la Consejería de Economía y Hacienda aprobará y publicará la metodología o sistema de cálculo utilizado para determinar los precios medios de mercado en función del tipo de bienes."

Incidiendo en las líneas ya fijadas en años anteriores, con la presente disposición se pretende que los derechos reconocidos a los obligados tributarios en los preceptos citados puedan ser plenamente ejercidos en el ámbito competencia¡ que corresponde a la Administración tributaria de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, al mismo tiempo que se profundiza en la dotación a ésta de un instrumento que se ha mostrado eficaz en la prevención del fraude fiscal y para lograr una mayor homogeneidad en la aplicación de los mencionados impuestos.

En el capítulo I de la Orden se aprueban los precios medios en el mercado de los bienes rústicos, que surtirán los efectos previstos en el citado artículo 134.1 de la ley General Tributaria. A los efectos de lo dispuesto en este capítulo I, se ha considerado que el precio medio en el mercado es el precio más probable por el que un bien libre de cargas podría transmitirse entre partes independientes. Para la determinación de estos precios, se ha tenido en cuenta los valores mínimos de referencia que, mediante instruccíón interna o resolución publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, se vienen utilizando desde 2001 en la Comunidad Autónoma, las "Encuestas de Precios de la Tierra" que anualmente publican el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Consejería de Agricultura, así como los valores declarados y comprobados en los expedientes tramitados en los Servicios Provinciales de la Consejería de Economía y Hacienda

En el capítulo II de la Orden se establecen los supuestos en los que la Administración no efectuará comprobación de valores, en aplicación de lo dispuesto en los artículos 90 y 134 de la Ley General Tributaria, ya mencionados; se determinan los medios de comprobación que se aplicarán en el marco establecido en el artículo 57 de la misma Ley y en el artículo 17 de la Ley autonómica 17/2005, de 29 de diciembre, y se dictan normas a las que habrán de ajustarse los dictámenes de los peritos de la Administración. Cerrando el capítulo II se publica un formulario, no obligatorio, para facilitar a los obligados tributarios la petición de valoraciones previas y se adquiere el compromiso de poner a su disposición las herramientas tecnológicas necesarias para obtener información sobre los valores que se regulan en la norma.

En el capítulo III de la Orden se da cumplimiento al mandato legal contenido en el ordinal 2° del artículo 17 de la Ley 17/2005, de 29 de diciembre, de medidas en materia de tributos cedidos, y se procede a publicar la metodología y el sistema de cálculo y los medios utilizados para determinar los precios medios en el mercado en función del tipo de bienes.

Por todo ello, en virtud de lo dispuesto en los artículos 57 y 134.1 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, del artículo 17 de la Ley autonómica 17/2005, de 29 de diciembre, de medidas en materia de tributos cedidos, y de las competencias que me han sido reconocidas por el artículo 3 del Decreto 83/2004, de 11 de mayo, de estructura orgánica y competencias de la Consejería de Economía y Hacienda

Dispongo:

Capitulo I

Precios medios en el mercado de bienes rústicos

Artículo 1. Precios medios en el mercado de bienes rústicos.

1. Se aprueban los precios medios en el mercado para los bienes rústicos que se indican en los Anexos 1 y 2 de esta disposición junto con las instrucciones para su aplicación, así como los precios medios en el mercado que para el ganado se establecen en el artículo 4.

2. Los precios medios que se aprueban serán utilizables como medio de comprobación en la gestión de los Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Igualmente, podrán ser utilizados por los interesados para determinar la base imponible en las autoliquidaciones de los citados impuestos, con los efectos previstos en el artículo 134.1 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, según lo dispuesto en esta Orden.

3. Los precios medios en el mercado no serán de aplicación en los siguientes casos:

a) Cuando la totalidad de las superficies declaradas en un expediente sea superior a 30 hectáreas en el caso de secanos y tierras cubiertas con especies forestales o pastos y 15 hectáreas en el caso de regadíos.

b) Cuando el valor declarado o determinado por su precio medio en el mercado de todos los bienes rústicos incluidos en un mismo expediente exceda de 300.000 euros.

c) Cuando el tipo de cultivo o bien no esté incluido en los Anexos 1 y 2 de la presente Orden.

d) Cuando se dé alguna de las circunstancias previstas en el apartado 2 del artículo 7 y en el apartado 3 del artículo 8 de esta disposición, que determine que los precios de mercado sean superiores a los de uso meramente agrícola.

Artículo 2. Determinación del precio medio en el mercado de los bienes inmuebles rústicos.

1. El precio medio en el mercado de los bienes inmuebles rústicos será el resultado de multiplicar el valor unitario que para cada municipio y tipo de cultivo se recoge en el Anexo 1 por la superficie de la finca expresada en hectáreas.

2. El valor unitario es el valor medio asignado para cada tipo de cultivo a la clase catastral que cuenta con mayor número de hectáreas en cada municipio.

Articulo 3. Determinación del precio medio en el mercado de las instalaciones, construcciones, infraestructuras y maquinaria.

1. Los precios medios en el mercado de las instalaciones, construcciones e infraestructuras existentes en fincas rústicas o utilizadas en el sector agrario se determinarán multiplicando el valor unitario por la magnitud que para cada una de ellas se indica en el Anexo 2 de esta Orden.

Estos precios medios están referidos a bienes con antigüedad igual o inferior a 1 año.

2. El precio medio en el mercado de los tractores agrícolas y otra maquinaria se determinará por los precios publicados en los boletines especializados de uso habitual por los vendedores de vehículos a motor.

3. El precio medio en el mercado se ajustará a la antigüedad de cada bien mediante la aplicación de los coeficientes siguientes:

- Para instalaciones: un 9 por ciento anual hasta el décimo año; si tienen una antigüedad de 11 o más años, el coeficiente será del 90 por ciento.

- Para construcciones e infraestructuras: un 3 por ciento anual hasta el trigésimo año; si tienen una antigüedad de 31 o más años el coeficiente será del 90 por ciento.

- Para tractores agrícolas y otra maquinaria: un 9 por ciento anual hasta el décimo año; si tienen una antigüedad de 11 o más años el coeficiente será del 90 por ciento.

Artículo 4. Determinación del precio medio en el mercado del ganado.

El precio medio en el mercado del ganado será el de su cotización a la fecha del devengo en la lonja de referencia en la zona.

Capítulo II

Normas sobre el procedimiento de comprobación de valores de los bienes rústicos en los Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Artículo 5. Criterios para determinar los expedientes objeto del procedimiento de comprobación de valores.

En la gestión de los impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados la Administración no procederá a la comprobación de los valores declarados por los contribuyentes en los siguientes casos:

a) Cuando sea de aplicación lo dispuesto en el capitulo I de esta Orden y el valor declarado por los contribuyentes sea igual o superior al precio medio en el mercado que en él se aprueba.

b) Cuando el valor declarado por los contribuyentes sea igual o superior a la valoración previa efectuada por la Administración, según lo dispuesto en el articulo90 de la Ley General Tributaria.

c) Cuando se trate de bienes que tengan un precio máximo de venta fijado por la Administración o en subasta judicial y así conste en el expediente presentado.

d) Cuando el transmitente o el adquirente sea una Administración pública, un organismo autónomo o cualquiera de las entidades integrantes del sector público.

Artículo 6. Medios de comprobación del valor de los bienes rústicos.

1. De acuerdo con lo dispuesto en los artículos 57 de la Ley General Tributaria y 17 de la Ley 17/2005, de 29 de diciembre, de medidas en materia de tributos cedidos, el valor de los bienes rústicos a efectos de los impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados se determinará aplicando los siguientes medios de comprobación por el orden que se indica:

a) Precios medios en el mercado.

b) Estimación por referencia a los valores que figuren en los registros oficiales de carácter fiscal.

c) Dictamen de peritos de la Administración.

d) Cualquier otro medio previsto en la ley.

2. La estimación por precios medios en el mercado se aplicará en los supuestos establecidos en el capítulo I de esta norma.

3. La estimación del valor por referencia a los valores que figuren en los registros oficiales de carácter fiscal se aplicará siempre que en los registros de los impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados o en cualesquiera otros registros de carácter fiscal, conste el valor comprobado y firme del propio bien u otros análogos por sus características y situación.

Para la aplicación de este medio de comprobación es necesario que el tiempo que medie entre las fechas de devengo de los expedientes sea ínferior a 24 meses.

4. En los casos no previstos en los apartados anteriores, la comprobación del valor se efectuará mediante dictamen de peritos de la Administración.

Artículo 7. Normas sobre los dictámenes de los peritos de la Administración para la valoración de inmuebles rústicos.

1. Los dictámenes de los peritos de la Administración deberán contener en todo caso los datos de identificación y situación de la finca a valorar, así como los referentes a las características que sean determinantes de su valoración.

2. En los dictámenes de los peritos se determinará el valor de los bienes inmuebles rústicos multiplicando el precio medio en el mercado del referido bien por los coeficientes correctores que, atendiendo a sus especiales características, sean de aplicación.

No obstante, cuando existan circunstancias particulares cuya repercusión sobre el valor determinen que éste sea superior al de uso meramente agrícola y no hayan sido contempladas en esta Orden, o cuando por la complejidad del bien a valorar no se pueda utilizar el referido procedimiento o los bienes objeto de valoración no estén incluidos en los Anexos de esta disposición, los peritos de la Administración podrán emitir dictámenes que no se ajusten a lo dispuesto en el párrafo anterior, justificando en el dictamen las causas que así lo requieren. En su caso, trasladarán a la Dirección General de Tributos, a través del Director de los Servicios Provinciales de la Consejería de Economía y Hacienda, los tipos de bienes o cultivos a incluir en los Anexos o la incorporación de nuevos coeficientes correctores.

3. Para emitir los dictámenes de valoración no será necesaria la visita al inmueble cuando sea posible determinar las características del mismo mediante la consulta de archivos, bases de datos, cartografía o fotografías aéreas obtenidas principalmente a través del sistema de información geográfica de parcelas de la Consejería de Agricultura, de las bases de datos del Catastro o de la propia Administración tributaria. En caso contrario, las visitas se documentarán en las correspondientes diligencias que formarán parte del dictamen de valoración.

Artículo 8. Coeficientes correctores.

1. Coeficiente de intensidad productiva.

Este coeficiente modifica el valor unitario en función de la clase catastral del bien cuyo valor se quiere determinar. Los valores posibles de este coeficiente son los siguientes:

- Cuando la clase catastral del cultivo de la finca a valorar se encuentre en la mitad superior comprendida entre la correspondiente a la del valor unitario y la máxima del municipio se aplicará el coeficiente 1,4.

- Cuando la clase catastral del cultivo de la finca a valorar se encuentre en la mitad inferior comprendida entre la correspondiente a la del valor unitario y la máxima del municipio se aplicará el coeficiente 1,2.

- Cuando la clase catastral corresponda al valor unitario definido en el artículo 2 se aplicará el coeficiente 1,0. - Cuando la clase catastral del cultivo de la finca a valorar se encuentre en la mitad superior comprendida entre la correspondiente a la del valor unitario y la mínima del municipio se aplicará el coeficiente 0,8.

- Cuando la clase catastral del cultivo de la finca a valorar se encuentre en la mitad interior comprendida entre la correspondiente a la del valor unitario y la mínima del municipio se aplicará el coeficiente 0,6.

2. Coeficiente de ubicación.

Este coeficiente corrige el valor unitario de la finca atendiendo a su proximidad a los núcleos de población y vías de comunicación, así como a la dificultad existente para acceder a la misma. Este coeficiente toma los siguientes valores:

a) Por proximidad a núcleo de población: 1,2.

Se aplicará cuando la distancia de cualquier linde de la finca al núcleo de población más próximo sea inferior a 1 kilómetro.

A los efectos de esta Orden se entenderá por núcleo de población al conjunto de al menos diez edificaciones que estén formando calles, plazas y otras vías urbanas, según la definición dada por el Instituto Nacional de Estadística en el Nomenclátor de las ciudades, villas, lugares, aldeas y demás entidades de población.

b) Por ser colindante con cualquier vía de comunicación de la red de carreteras se aplicarán los siguientes coeficientes:

- Si se trata de carreteras de gran capacidad (autovías, autopistas y carreteras de doble calzada) o de sus áreas de servicio: 1,2

- Si se trata de cualquier otro tipo de carreteras o de sus áreas de servicio: 1,1

c) Por dificultad para acceder a la finca: 0,8

Este coeficiente se aplicará cuando el acceso a la finca se efectúe por caminos en mal estado o de pendiente excesiva, de forma que solo sea posible el acceso en tractor o vehículo todo terreno durante más de 3 kilómetros. No será de aplicación en el caso de que deban ser utilizados cualquiera de los coeficientes señalados en las letras anteriores.

3. Coeficiente de características especiales.

Modificará el valor unitario cuando en la finca a valorar se den circunstancias tales como proximidad a zonas deportivas y de ocio, proximidad a industrias contaminantes, suelos contaminados, parcelas colindantes o que se integren en una explotación, configuración de parcela que dificulte su aprovechamiento, existencia de otros aprovechamientos cinegéticos, ganaderos o mineros, ubicación dentro de espacios naturales protegidos o zonas periféricas de protección y otras análogas que modifiquen sustancialmente el valor para uso agrícola.

El valor de este coeficiente podrá variar de 0,5 a 5 y se utilizará por los peritos de la Administración en los casos en que se den una o varias de las circunstancias descritas en el párrafo anterior, debiendo motivarse tanto su aplicación como la cuantificación concreta del coeficiente utilizado.

Artículo 9. Información sobre el valor de los bienes que vayan a ser objeto de adquisición o transmisión.

1. Según dispone el artículo 90 de la ley General Tributaria, los interesados podrán solicitar a la Administración tributaria la valoración previa de los bienes que vayan a ser objeto de adquisición o transmisión, exclusivamente a los efectos de los Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, mediante el modelo de petición que se incluye en el Anexo 3 de esta disposición.

2. Para la obtención con carácter informativo de los valores regulados en esta Orden, la Administración pondrá a disposición de los interesados las aplicaciones necesarias a través de internet en la página web de la Junta de Comunidades.

Capitulo III

Sistema de cálculo y medios utilizados para determinar los precios medios de mercado

Artículo 10. Metodología

Para la determinación de los valores unitarios reflejados en el Anexo I, se ha partido de los valores de la Orden 19 de enero de 2005, que vienen siendo utilizados desde 2001 mediante instrucción interna, resolución u orden publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y que han sido actualizados anualmente.

En la presente Orden se han revisado dichos valores con arreglo a los índices de precios publicados por el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación en las "Encuestas sobre Precios de la Tierra", de forma global para cada tipo de cultivo y aprovechamiento para la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. En aquellos cultivos que carecían de índice individual se ha aplicado el índice medio. En un segundo estudio más pormenorizado se ha procedido a comparar los resultados anteriores con los datos provinciales contenidos en la "Encuesta de Precios de la Tierra", que edita la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, con el fin de detectar aquellos valores cuya desviación respecto a los datos de dichas encuestas, pudiera resultar estadísticamente significativa, procediendo a su análisis y corrección de acuerdo con la información obtenida de los Servicios Provinciales, a la vez que se ha actualizado los datos de algún término municipal en el que se venía detectando discrepancia con los valores del mercado local.

Para la determinación del valor de las instalaciones contenidas en el Anexo 2, se han tomado como referencia los módulos unitarios por inversión aplicados por la Consejería de Agricultura para las ayudas concedidas en el marco del Real Decreto 613/2001 de 8 de junio, por el que se dictan normas relativas a la mejora y modernización de las estructuras de producción de las explotaciones agrarias.

Disposición final. Entrada en vigor.

La presente Orden entrará en vigor el día siguiente de su publicación y tendrá efecto desde el 1 de enero de 2006.

Toledo, 8 de febrero de 2006

La Consejera de Economía y Hacienda MARÍA LUISA ARAUJO CHAMORRO

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)


No hay versiones para esta norma