RESOLUCION de 15 de marzo de 2007, de la Secretaria General Tecnica de la Consejeria de Medio Ambiente y Ordenacion del Territorio, por la que se hace publica la Orden 523/2007, relativa a la aprobacion de las Normas de Ordenacion de aplicacion Transitoria en el ambito de suspension del planeamiento vigente en el termino municipal de Perales de Tajuña ( Ac. 27/07) . - Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, de 04-05-2007

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Madrid
  • Boletín: Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid Número 105
  • Fecha de Publicación: 04/05/2007

Por el excelentísimo señor Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, con fecha 15 de marzo de 2007, se dictó la Orden 523/2007, del siguiente tenor literal:

« Examinado el expediente obrante en esta Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio relativo a las Normas de Ordenación de aplicación Transitoria en el ámbito de suspensión del planeamiento vigente en el término municipal de Perales de Tajuña, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 70 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, procede hacer constar cuanto sigue:

I. El expediente consta, en síntesis, de los siguientes antecedentes:

1º. Con fecha 11 de noviembre de 2005, tiene entrada en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio escrito del Ayuntamiento de Perales de Tajuña en el que solicita la aplicación de las medidas previstas en la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, para resolver la difícil situación urbanística existente en el municipio, al menos de forma transitoria, hasta que concluya el expediente de la Revisión del Planeamiento municipal en tramitación,

2º. Una vez otorgada audiencia al Ayuntamiento de Perales de Tajuña, el Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio dictó la Orden 1527/06, de 3 de mayo de 2006, que, previo informe favorable de la Comisión de Urbanismo de 28 de marzo de 2006, acordó la suspensión cautelar de las Normas Complementarias y Subsidiarias del término municipal de Perales de Tajuña y la apertura del trámite de información pública de las Normas de Ordenación de aplicación Transitoria en sustitución de las suspendidas, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 70 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

La información pública se llevó a cabo mediante las correspondientes publicaciones en el periódico El Mundo de 6 de mayo de 2006, y en el BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID de 12 de mayo de 2006. Asimismo, se requirieron informes sectoriales a los organismos afectados y se concedió audiencia al Ayuntamiento de Perales de Tajuña, que formuló alegaciones con fecha 6 de julio de 2006.

Durante el período de información pública se formularon alegaciones, que han sido agrupadas por contenidos en 26 alegaciones, las cuales han sido analizadas y contestadas por la Dirección General de Urbanismo y Planificación Regional en el informe de contestación a las mismas, de fecha 21 de febrero de 2007, que figura como Anexo al expediente. Se ha propuesto la estimación de las enumeradas en el documento con los números: 1, 11, 15, 26; la estimación parcial de las numeradas: 2, 3, 4, 5, 6, 7, 9, 10, 12, 18, 20, 25 y la desestimación de las numeradas: 8, 13, 14, 16, 17, 19, 21, 22, 23, 24.

3º. En el expediente se han incorporado los siguientes informes sectoriales:

Dirección General de Patrimonio Histórico, de 8 de junio de 2006. Dirección General del Medio Natural, de 25 de mayo de 2006. Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural, de 16 de agosto de 2006 Confederación Hidrográfica del Tajo, de 14 de julio de 2006 y 17 de enero de 2007. Canal de Isabel II, de 16 de octubre de 2006. Dirección General de Arquitectura y Vivienda, de 19 de diciembre de 2006. Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental. Informe definitivo de Análisis Ambiental, de 21 de febrero de 2007. II. Respecto al análisis y valoración de las presentes Normas de Ordenación aplicables transitoriamente en sustitución del planeamiento suspendido en Perales de Tajuña y su adecuación a la vigente Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid, la Dirección General de Urbanismo y Planificación Regional de esta Consejería, en su informe de 21 de febrero de 2007, considera:

1º. Conveniencia y oportunidad

Las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal de Perales de Tajuña fueron aprobadas por Acuerdo de Consejo de Gobierno de fecha 21 de noviembre de 1991. Con fecha 19 de junio de 1998, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, dictó sentencia número 1041, que anula la totalidad de las Normas Subsidiarias de 1991, inadmitiéndose, posteriormente, el Recurso de Casación, con fecha 5 de noviembre de 1999.

Dicha circunstancia plantea una situación jurídica difícil para el municipio, al serle de aplicación un planeamiento obsoleto, como son las Normas Complementarias y Subsidiarias de Perales de Tajuña, aprobadas definitivamente por Orden del Ministerio de la Vivienda de 31 de enero de 1977.

Ante esta realidad urbanística, se considera que la Revisión del Planeamiento municipal es la solución definitiva. Sin embargo, la dilación en el tiempo para su aprobación produce efectos urbanísticos adversos que se tratan de superar con las presente Normas de Ordenación, que constituyen un instrumento de planeamiento general para regular transitoriamente la actividad urbanística de una parte del territorio del municipio de Perales de Tajuña.

2º. Ámbito de aplicación

El ámbito de suspensión del planeamiento vigente y de aplicación de las presentes Normas Transitorias de Ordenación de Perales de Tajuña, se ha modificado como consecuencia de las alegaciones formuladas y los informes emitidos durante el período de información pública, reduciéndose de las 91,85 hectáreas previstas en las Normas Transitorias sometidas a información pública a 74,02 hectáreas de suelo.

Las 74,02 hectáreas de suelo a las que resultan aplicables las Normas Transitorias de Ordenación corresponden a los suelos clasificados como Urbanos, en sus categorías de Consolidado y No Consolidado, y Urbanizable Sectorizado, exclusivamente con el sector SUS01 de uso industrial.

Por consiguiente, queda pospuesto el posible desarrollo urbanístico de la zona de la Vega, afectada por los Sectores de Suelo Urbanizable Sectorizado SUS02 y SUS03, así como el enclave de Suelo urbano consolidado regulado por la ordenanza 2 grado 3º. , al Plan General de Ordenación Urbana, actualmente en tramitación, por considerarse éste el instrumento de estudio integral del territorio del término municipal, así como el marco adecuado para su gestión. En estos suelos mantiene su vigencia las determinaciones establecidas por las Normas Complementarias y Subsidiarias del año 1977, en cuanto a clasificaciones de suelo, condiciones de desarrollo, condiciones de volumen y demás determinaciones.

3º. Objeto y justificación de estas Normas Transitorias

Las propuestas básicas, entre otras, de las Normas Transitorias de Perales de Tajuña son las siguientes:

Resolver, de forma transitoria hasta la aprobación del Plan General y dentro de un marco jurídico eficaz, la situación de inactividad urbanística en el municipio.

Reconducir el desarrollo urbanístico hacia un modelo de ciudad cualitativo frente a la alternativa de urbanismo cuantitativo que se está produciendo.

Supresión de los vacíos normativos existentes en las ordenanzas de edificación y definición de ámbitos de aplicación.

Obtención de importantes bolsas de suelo destinadas a paliar la demanda de suelos destinados a redes públicas.

Reactivación de los desarrollos urbanos ya iniciados al amparo del planeamiento anterior, que se han visto truncados en su tramitación y que son puntos clave del modelo territorial y de la estrategia de crecimiento del municipio.

En el suelo urbano se propone completar el núcleo urbano en dos aspectos, por un lado, con la consolidación de los espacios vacíos del suelo residencial, y por otro, adecuando los elementos estructurantes a los nuevos escenarios de crecimiento.

En el suelo urbanizable sectorizado se plantea el desarrollo de un único Sector de suelo industrial en el polígono Mirabueno situado en el margen este de la autovía de Levante NIII, que constituye una propuesta importante para la actividad del municipio, permitiendo resolver la inexistencia de suelo de uso industrial.

4 o Documentación

Las Normas de Ordenación Transitorias constan de los siguientes documentos:

Volumen 1: Memoria de Información.

Volumen 2: Memoria de Ordenación.

Volumen 3: Normas Urbanísticas.

Volumen 4: Anexo I, Estudios Complementarios.

Volumen 5: Anexo II, Normas Subsidiarias de 1977.

Volumen 6: Anexo III, Informe período información pública.

Volumen 7: Planos de Información.

Volumen 8: Planos de Ordenación.

5º. Ordenación propuesta

El ámbito de aplicación de las Normas Transitorias afecta a parte del territorio del municipio de Perales de Tajuña, que incluye una superficie de 74,02 hectáreas de suelo. En el siguiente cuadro se reflejala clasificación:

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

Suelo Urbano: Incluye una superficie de 62,36 hectáreas, de las cuales 52,80 hectáreas corresponden a suelo del núcleo urbano constituido por los suelos actualmente clasificados como urbanos por el planeamiento vigente, así como 9,56 hectáreas correspondientes a la urbanización Valdeperales de Abajo .

La totalidad del suelo urbano afectado por las Normas Transitorias se divide en nueve áreas homogéneas, delimitadas atendiendo a criterios de homogeneidad tipológica y funcional en sí mismas y respecto al conjunto del núcleo urbano y del territorio municipal. En Suelo Urbano Consolidado se definen siete ámbitos remitidos a Actuaciones Aisladas y en Suelo Urbano No Consolidado se delimitan 13 Ámbitos de Actuación.

Las Normas Transitorias proponen dos Ordenanzas de aplicación, cuya asignación detallada se incluye en los planos 04 a escala 1/2.000 y la regulación correspondiente en el Volumen 3: Normas Urbanísticas. Losprincipalesparámetrosurbanísticospropuestos son:

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

Suelo Urbanizable Sectorizado:

Tal y como establece el artículo 42.5 de la Ley 9/2001, las Normas Transitorias delimitan el Área de Reparto en el que se incluyen un sólo Sector de Suelo Urbanizable Sectorizado SUS01 de uso industrial, con las siguientes determinaciones:

Localizado al sur del núcleo urbano, sobre el margen este de la autovía NIII, aproximadamente a 1.500 metros del casco urbano. Limita al Oeste por la autovía y en el resto de su perímetro por el suelo de reserva metropolitana de las Normas Complementarias y Subsidiarias del año 1977.

Alcanza una superficie de 11,66 hectáreas y su uso global es el industrial. La iniciativa de desarrollo surge con las Normas Subsidiarias de 1991, que lo clasificaba como Suelo Apto para Urbanizar. El Plan Parcial que lo desarrollaba se tramitó hasta la fase municipal de aprobación provisional, quedando suspendido como consecuencia de la anulación de las Normas Subsidiarias de 1991.

Se justifica su inclusión en las Normas Transitorias por la existencia de una iniciativa firme de desarrollo como consecuencia de la carencia de suelos productivos en el municipio, así como por la necesidad de adecuar las determinaciones de su desarrollo a la legislación vigente.

Las Normas Transitorias no incorporan la ordenación pormenorizada. Las determinaciones establecidas por las Normas Transitorias para el desarrollo del sector industrial se resumen en el siguiente cuadro:

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

6º. Reserva de suelo para redes públicas en los nuevos desarrollos

Redes supramunicipales: Conforme a lo previsto en el artículo 91.3 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, las Normas Transitorias prevén la monetización de las redes supramunicipales correspondientes al suelo destinado a viviendas públicas o de integración social ( VIS) , por considerar incompatible el uso residencial con el industrial y terciario a que se destina el desarrollo del sector industrial SUS01 ( único sector del Área de Reparto) , sin perjuicio de haber reservado el resto del estándar de cesión previsto por la Ley.

Redes generales: Se plantea, por una parte la obtención de suelo para la construcción de una residencia geriátrica pública y, por otra parte, la obtención de suelo para la construcción de una plaza de toros.

En cuanto a las infraestructuras, se propone la inserción de rotondas en los accesos al núcleo urbano del municipio, localizadas ambas en los puntos de intersección de la calle Mayor con la antigua nacional.

Redes locales: En relación a la localización de las redes locales, las Normas Transitorias establecen como condición necesaria su agrupamiento con las demás redes del ámbito, supramunicipales y generales, e incluso la localización en continuidad con la redes de otros ámbitos colindantes.

Las redes supramunicipales, generales y locales cumplen los estándares para redes públicas previstos en los artículos 36 y 91 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

7º. Cesión de la participación de la comunidad en las plusvalías

Cumpliendo con las determinaciones del artículo 96.2 de la Ley 9/2001, la ficha de condiciones de desarrollo del Sector de Suelo Urbanizable Sectorizado SUS01, establece la obligatoriedad de ceder al municipio, libre y gratuitamente, terrenos de dimensión y condiciones de ordenación adecuados para albergar el 10 por 100 del Aprovechamiento lucrativo del sector.

Asimismo, de acuerdo con el artículo 18 de la Ley 9/2001, las fichas de desarrollo de los ámbitos de suelo urbano no consolidado incluyen la cesión del 10 por 100 de la edificabilidad lucrativa.

III. En cuanto a la tramitación administrativa seguida, se han cumplimentado los trámites previstos en el artículo 70 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, que regula el procedimiento de suspensión cautelar de los Planes de Ordenación Urbanística cuando la ejecución de los mismos afecte negativamente al interés regional, así como la aprobación de las Normas de Ordenación aplicables Transitoriamente en sustitución de las suspendidas, que serán de aplicación hasta la Revisión del Planeamiento General Municipal.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 70.3 de la citada Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, corresponde al Consejero competente en materia de ordenación urbanística, como órgano que dispuso la suspensión del planeamiento vigente en el término municipal de Perales de Tajuña, aprobar las presentes Normas de Ordenación aplicables Transitoriamente en sustitución del planeamiento suspendido en dicho municipio.

En virtud de la fundamentación expuesta, y previo informe favorable de la Comisión de Urbanismo de Madrid en sesión celebrada el día 27 de febrero de 2007, de acuerdo con lo dispuesto el artículo 9.2 del Decreto 69/1983, de 30 de junio, sobre distribución de competencias en materia de Ordenación del Territorio y Urbanismo entre los órganos de la Comunidad de Madrid,

DISPONGO

Primero

Estimar y/o desestimar las alegaciones formuladas en el período de información pública, de acuerdo con los motivos expuestos en el informe de contestación a las mismas de la Dirección General de Urbanismo y Planificación Regional, de 21 de febrero de 2007, obrante en el expediente, quedando estimadas las alegaciones que han sido numeradas con los números: 1, 11, 15, 26; estimadas parcialmente las numeradas con los números: 2, 3, 4, 5, 6, 7, 9, 10, 12, 18, 20, 25 y desestimar las numeradas: 8, 13, 14, 16, 17, 19, 21, 22, 23, 24.

Segundo

Aprobar las Normas de Ordenación aplicables Transitoriamente en sustitución del planeamiento suspendido parcialmente en el municipio de Perales de Tajuña, reduciendo la superficie de suspensión del planeamiento vigente y de aplicación de las presentes Normas de Ordenación a 74,02 hectáreas de suelo ( en lugar de las de las 91,85 hectáreas inicialmente previstas en el trámite de información pública) correspondientes a los suelos clasificados como Urbanos, en sus categorías de Consolidado y No Consolidado, y Urbanizable Sectorizado, exclusivamente con el sector SUS01 de uso industrial, toda vez que se pospone el posible desarrollo urbanístico de la zona de la Vega ( afectada por los Sectores de Suelo Urbanizable Sectorizado SUS02 y SUS03, así como el enclave de suelo urbano consolidado regulado por la ordenanza 2 grado 3º. ) al Plan General de Ordenación Urbana, actualmente en tramitación, por considerarse este el instrumento de estudio integral del territorio del término municipal, así como el marco adecuado para su gestión.

Tercero

Publicar la presente Orden en el BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID. »

En relación con lo dispuesto en el artículo 65 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, expresamente se significa que un ejemplar de las citadas Normas de Ordenación, se encuentra depositado en la Unidad de Información Urbanística de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, sita en la calle Maudes, número 17, de Madrid, donde puede ser consultado.

Lo que se hace público a los efectos oportunos, significándose que contra la presente Orden podrá interponerse recurso contenciosoadministrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en el plazo de dos meses contados desde el día siguiente a su publicación, y sin perjuicio de cuantos otros recursos se estime oportuno deducir.

A continuación se publica para general conocimiento, como Anexo al presente Acuerdo, el contenido de las Normas de Ordenación de aplicación Transitoria del término municipal de Perales de Tajuña, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 66. b) de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Madrid, a 15 de marzo de 2007. El Secretario General Técnico, PDF ( Resolución3314/2005, de 10 de febrero de 2005) , la Subdirectora General de Legislación, Recursos y Coordinación, María Isabel Jimeno Almorox.

ANEXO QUE SE CITA

TÍTULO 1

Disposiciones generales y actividad urbanística

Capítulo 1.1

Disposiciones generales

Artículo 1.1.1. Objeto de la redacción de las Normas Transitorias. Constituye un instrumento de planeamiento general con carácter transitorio. Abarca un ámbito de término municipal de Perales de Tajuña delimitado en los planos de ordenación.

Artículo 1.1.2. Vigencia de las Normas Transitorias . Por su carácter transitorio y en base a lo establecido por la legislación vigente, la vigencia de la Normas finalizara en el momento en que se produzca la entrada en vigor del Plan General.

Capítulo 1.2

Planes de Ordenación Urbanística para el desarrollo de las Normas Transitorias

Artículo 1.2.1. Son instrumentos de planeamiento de desarrollo que establecen las determinaciones pormenorizadas del planeamiento general sin contradecir las estructurantes establecidas por este.

Artículo 1.2.2. Plan de Parcial. Instrumento de planeamiento de desarrollo que establece la ordenación pormenorizada de ámbitos y sectores completos, tanto en suelo urbano no consolidado como en suelo urbanizable. Se formularán según la sección primera del capítulo IV de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, y se aprobaran según el capítulo V de la citada Ley.

Artículo 1.2.3. Plan Especial. Instrumento de planeamiento que podrá modificar o mejorar la ordenación pormenorizada establecida por otra figura de planeamiento urbanístico siempre que justifique su coherencia con la ordenación estructurante. Tiene las siguientes funciones:

1. Definición, ampliación o protección de cualquier elemento integrante de las redes publicas

2. Conservación, protección y rehabilitación del patrimonio históricoartístico, cultural, urbanístico y arquitectónico.

3. Conservación, protección, rehabilitación o mejora del medio urbano y del medio rural.

4. Protección de ambientes, espacios, perspectivas y paisajes urbanos y naturales.

Artículo 1.2.4. Estudio de Detalle. Instrumento que, en los supuestos previstos por el planeamiento superior, define los volúmenes edificables de acuerdo con las especificaciones del planeamiento y señala las alineaciones y rasantes.

Capítulo 1.3

Gestión de la actividad de ejecución del planeamiento

Artículo 1.3.1. Modos de gestión. La ejecución del planeamiento se llevará a cabo, por regla general, a través de actuaciones integradas y, en los casos establecidos por estas Normas, mediante actuaciones aisladas no integradas.

Artículo 1.3.2. Actuación Integrada. Modalidad de actividad de ejecución de planeamiento para desarrollo de ámbitos de suelo urbano no consolidado y sectores de suelo urbanizable sectorizado que deberán gestionarse mediante la delimitación de unidades de ejecución y fijación del sistema de ejecución, tal como se establece en el artículo 79.2 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Artículo 1.3.3. Actuación Aislada. Son ámbitos de actuación en suelo urbano consolidado que cuentan con todas las determinaciones de la ordenación pormenorizada y requieren la formulación de un instrumento urbanístico de desarrollo. Sus determinaciones y condiciones de ordenación vienen definidas en las fichas de desarrollo, tal como se establece en el artículo 79.3 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Capítulo 1.4

Ejecución material de planeamiento

Artículo 1.4.1. Se llevará a cabo mediante la formulación y aprobación administrativa de los proyectos técnicos necesarios para materializar la ordenación pormenorizada y las actuaciones edificatorias en los suelos desarrollados por la actividad urbanística.

SECCIÓN I Proyectos de urbanización

Artículo 1.4.2. Son proyectos técnicos de obras de urbanización que tienen por objeto el diseño y organización de las obras para la ejecución material de la ordenación pormenorizada establecida por los planes de ordenación urbanística. Deberán ser formulados y aprobados por el municipio previo al inicio de las obras según el artículo 80.2 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

SECCIÓN II Proyectos de edificación

Artículo 1.4.3. Son proyectos técnicos de obras de construcción, edificación, instalación o rehabilitación que contienen todas las determinaciones generales y particulares de las Normas Urbanísticas, así como de las disposiciones de obligado cumplimiento para la posterior ejecución de las obras de edificación. Deberán ser formulados y aprobados por el municipio previo al inicio de las obras.

Artículo 1.4.4. Los proyectos técnicos deberán cumplir lo referente a los actos de parcelación, usos del suelo y edificación contenidos en estas Normas y la legislación vigente.

Artículo 1.4.5. Clases de obras de edificación . Las obras de edificación se integran en los grupos siguientes:

a) Obras en los edificios

b) Obras de demolición.

c) Obras de nueva edificación.

Artículo 1.4.6. Obras en los edificios .

1. Son aquellas que se efectúan sobre un edificio, sin alterar la posición de sus fachadas y cubiertas, que definen el volumen de la edificación. Según afecten a todo el edificio o parte del mismo, tendrán carácter general, parcial o puntual.

2. A efectos de estas Normas y para delimitar el alcance de los diferentes tipos de obra, se define como morfología de un edificio o características morfológicas, la composición volumétrica general del edificio, los accesos y núcleos de comunicación vertical, la disposición de la estructura general y la configuración de sus plantas. Asimismo, se entenderá que la envolvente de un edificio está constituida por todas sus fachadas y cubiertas.

a) Obras de restauración: Tienen por objeto la restitución de un edificio, o de parte del mismo, a sus condiciones o estado original. Dicha situación o estado original se encontrará suficientemente documentado. Podrá comprender, asimismo, las obras complementarias que coadyuven a dicho fin. La reposición o reproducción de las condiciones originales en relación a las necesidades del uso a que fuera destinado el edificio, podrán incluir, si procede, la reparación o sustitución puntual de elementos estructurales e instalaciones, a fin de asegurar la estabilidad y funcionalidad de aquel o parte del mismo, siempre que dichas reparaciones o sustituciones no alteren las características morfológicas del edificio original.

Se incluyen dentro de este tipo de obras, entre otras análogas, las de eliminación de elementos extraños añadidos a las fachadas y cubiertas de los edificios; la recuperación de cornisas y aleros suprimidos en intervenciones anteriores; la reposición de molduras y ornamentos eliminados en fachadas; así como la recuperación de las disposiciones y ritmos originales de los huecos de estas y de los revocos de las fachadas y la eliminación de falsos techos y otros añadidos.

b) Obras de conservación: Son aquellas cuya finalidad es la de mantener al edificio en correctas condiciones de salubridad, habitabilidad, confortabilidad y ornato, sin alterar sus características morfológicas o distribución.

c) Obras de consolidación: Son aquellas que tienen por objeto el afianzamiento, refuerzo o sustitución de elementos dañados para asegurar la estabilidad del edificio, con posibles alteraciones menores de su estructura y distribución.

d) Obras de rehabilitación: Serán consideradas como rehabilitación todas aquellas intervenciones sobre un edificio que mejoren sus condiciones de salubridad, habitabilidad, confortabilidad, seguridad y ornato, y modifiquen su distribución y/o alteren sus características morfológicas y distribución interna.

e) Obras de acondicionamiento: Son aquellas que mejoran las condiciones de habitabilidad de un edificio o de parte del mismo mediante la introducción de nuevas instalaciones, la modernización de las existentes o la redistribución de su espacio interior.

f) Obras exteriores: Son las obras que afectan, de forma puntual o limitada, a las fachadas y cubiertas de los edificios, modificando su configuración exterior sin afectar a la volumetría. Comprende la modificación de huecos, ritmos, tratamientos o materiales, la sustitución de los elementos de cierre o sus materiales, la implantación de elementos fijos exteriores con o sin afectación estructural, muestras, marquesinas y escaparates.

g) Obras de reconfiguración: Son aquellas que, sin alterar cuantitativamente el volumen de un edificio, lo modifican en su disposición, con pequeñas intervenciones, que tendrán como finalidad principal la de eliminar impactos negativos existentes. Se consideran obras de reconfiguración, entre otras, la modificación de trazados inadecuados de cubierta por reorganización de sus faldones, la regularización de áticos, buhardillas y cuartos de maquinaria, la supresión de limas y compensación de la supresión de cuerpos añadidos en patios mediante la utilización de espacios existentes bajo cubiertas.

Artículo 1.4.7. Obras de demolición .

1. Son aquellas que se realizan para hacer desaparecer un edificio o parte del mismo por lo que se dividen en:

a) Demolición total: Cuando suponga la desaparición completa de un edificio, aunque en la parcela sobre la que estuviera implantado permanezcan otros edificios, siempre que estos puedan seguir funcionando independientemente.

b) Demolición parcial: Cuando solamente se elimine parte de una edificación.

Artículo 1.4.8. Obras de nueva edificación .

1. Comprenden los siguientes tipos de obra:

a) Obras de sustitución: Son aquellas en las que se derriba una edificación existente y en su lugar se construye una nueva.

b) Obras de nueva planta: Son aquellas mediante las cuales se edifica un solar libre de edificación.

c) Obras de ampliación: Son aquellas en las que se incrementa la ocupación o el volumen construidos.

Capítulo 1.5

Determinaciones de la ordenación urbanística

Las determinaciones de la ordenación urbanística se diferencian en estructurantes y pormenorizadas.

SECCIÓN I

Determinaciones estructurantes Las determinaciones estructurantes son las establecidas y alteradas por los instrumentos de planeamiento general, vienen recogidas en el artículo 35. 1 y 2delaLey9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, y son las siguientes:

Artículo 1.5.1. El señalamiento de la clasificación del suelo y categoría de suelo.

Artículo 1.5.2. La previsión de reserva de suelo y condiciones básicas de ordenación para los elementos de las redes públicas supramunicipales y generales, así como, la determinación de sus dimensiones.

Artículo 1.5.3. La división del suelo en áreas homogéneas, ámbitos de actuación o sectores con la definición de:

a) Usos globales.

b) Edificabilidades.

c) Aprovechamientos urbanísticos.

SECCIÓN II Determinaciones pormenorizadas

Las determinaciones pormenorizadas habrán de desarrollar las estructurantes que correspondan y son las que vienen recogidas en el artículo 35. 3 y 4delaLey9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, y son las siguientes:

Artículo 1.5.4. La definición detallada de la conformación espacial de cada área homogénea, ámbito de actuación o sector de alineaciones y rasantes.

Artículo 1.5.5. Las condiciones que regulan los actos sobre las parcelas y las que deben cumplir estas para su ejecución material.

Artículo 1.5.6. La regulación del tipo de obras admisibles y las condiciones que deben cumplir las edificaciones, construcciones, instalaciones y urbanizaciones.

Artículo 1.5.7. El régimen normativo de usos pormenorizados e intervenciones admisibles y prohibidas.

Artículo 1.5.8. La definición de los elementos de infraestructuras, equipamientos y servicios públicos que conforman las redes locales.

Artículo 1.5.9. La delimitación de unidades de ejecución y asignación de los sistemas de ejecución.

Artículo 1.5.10. Aquellas que no estén calificadas la sección anterior como determinaciones estructurantes.

TÍTULO 2

Intervención en el uso del suelo y la edificación

Capítulo 2.1

Intervención municipal en la edificación y uso del suelo

Artículo 2.1.1. Licencias urbanísticas. Están sujetos a licencia urbanística cualquier actuación sobre el suelo, vuelo o subsuelo, regulado por estas Normas. Para su concesión se estará a lo dispuesto en la sección segunda del capítulo III de la Ley de 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Capítulo 2.2

Intervención de actos no precisados de proyecto técnico de obras de edificación

Cuando se trate de obras de nueva planta o de ampliación, reforma, modificación o rehabilitación de construcciones o edificios ya existentes, de carácter provisional o permanente, con o sin previa demolición de aquellos, que, conforme a la legislación general de ordenación de la edificación, no precisen de proyecto de obras de edificación, la intervención municipal se producirá conforme a las siguientes reglas:

1º. La solicitud de licencia por el promotor comportará automáticamente, una vez transcurridos dos meses sin práctica por el Ayuntamiento de requerimiento de subsanación o mejora de la documentación presentada o cumplimentado el requerimiento que en tal sentido se haya formulado, la licencia urbanística provisional para la ejecución bajo las condiciones legales siguientes:

a) Supervisión y comprobación de las obras por los servicios técnicos municipales.

b) Responsabilidad solidaria del promotor, el constructor, el técnico o los técnicos integrantes de la dirección de las obras y de su ejecución, respecto de la conformidad de las obras con la ordenación urbanística de aplicación y su adecuación al proyecto presentado.

2º. Para surtir los efectos a que se refiere la regla anterior, la solicitud deberá presentarse acompañada de:

a) Proyecto técnico exigible legalmente.

b) Declaración del técnico o los técnicos facultativos que autoricen el proyecto de que este cumple en todos sus extremos con la ordenación urbanística de aplicación.

c) Copia de las restantes autorizaciones y, en su caso, concesiones administrativas cuando sean legalmente exigibles al solicitante o acreditación de haberse solicitado su otorgamiento.

d) Declaración de haberse colocado en el lugar en el que se pretendan llevar a cabo las obras cartel anunciando la solicitud y describiendo las características de las obras para las que se solicita licencia.

e) Declaración de impacto ambiental, en caso de requerirla el uso al que vayan destinadas las obras.

3º. Durante la ejecución de las obras deberán subsanarse los reparos de legalidad que formulen por escrito los servicios municipales como consecuencia de las inspecciones que practiquen.

4º. Comunicada al Ayuntamiento la certificación final de las obras, lo que deberá hacerse antes de la recepción de las obras por el promotor, se practicará por los servicios municipales una inspección final, en el plazo máximo de un mes desde la comunicación, con declaración de la conformidad o no de las obras ejecutadas y del uso a que vayan a ser destinadas a la ordenación urbanística aplicable.

5º. La declaración de conformidad efectuada por los servicios municipales bastará para el otorgamiento por el Ayuntamiento de licencia urbanística definitiva, que incluirá la de la primera ocupación.

6º. El plazo para la resolución sobre la licencia será de un mes desde el levantamiento de acta de inspección de conformidad, que se interrumpirá en todo caso hasta que se produzca, de ser necesaria, la calificación ambiental. Esta interrupción no podrá ser superior a tres meses.

7º. La licencia urbanística definitiva, caso de no haberse acreditado aún todas las restantes autorizaciones y, en su caso, concesiones administrativas exigibles, se otorgará sin perjuicio y a reserva de las que estén aun pendientes, no adquiriendo eficacia sino tras la obtención de todas ellas.

Capítulo 2.3

Intervención de actos precisados de proyecto técnico de obras de edificación

Cuando se trate de obras de nueva planta o de ampliación, reforma, modificación o rehabilitación en edificios ya existentes, de carácter provisional o permanente, con o sin previa demolición de aquellos, que, conforme a la legislación general de ordenación de la edificación, precisen de proyecto de obras de edificación, la intervención municipal se producirá conforme a las siguientes reglas:

Artículo 2.3.1. Solo podrá comenzarse la ejecución de las obras previa licencia urbanística, solicitada con aportación de los siguientes documentos:

a) Proyecto técnico de obras de edificación redactado por técnico competente.

b) Declaración del técnico o los técnicos autores sobre su conformidad a la ordenación urbanística aplicable.

c) Copia de las restantes autorizaciones y, en su caso, concesiones administrativas cuando sean legalmente exigibles al solicitante o acreditación de haber sido solicitadas.

d) Declaración de haberse colocado en el lugar en el que se pretendan llevar a cabo las obras, cartel anunciando la solicitud de licencia y las características de las obras para las que esta se pretende.

e) Restante documentación técnica exigible conforme a la legislación general de ordenación de la edificación.

f) Si las obras de nueva planta que se pretendan llevar a cabo consisten en la construcción de viviendas en régimen de protección, a los documentos anteriores se añade el de la petición al órgano competente de la Comunidad de Madrid de calificación provisional de las viviendas.

g) Declaración de impacto ambiental cuando el uso al que se vayan a destinar las obras lo requiera.

Artículo 2.3.2. Cuando junto con el proyecto de obras de edificación se presenten proyectos parciales o documentos técnicos relativos a elementos autónomos de las obras o instalaciones específicas, podrá otorgarse, si ello fuera factible técnicamente, licencia para el primero a reserva de la integración sucesiva en la misma por las aprobaciones separadas de los segundos.

Artículo 2.3.3. Cuando las obras presenten suficiente complejidad, pero sea clara su viabilidad urbanística en conjunto, podrá también convenirse en el seno del procedimiento y para la preparación de la resolución sobre la licencia, un programa de autorización por partes autónomas de las obras, todas cuyas autorizaciones se entenderán otorgadas bajo la condición legal resolutoria de la licencia definitiva. Las autorizaciones parciales legitimarán la ejecución de las obras a que se refieran, si así lo especifican.

Artículo 2.3.4. El Ayuntamiento solo podrá formular a la solicitud un único requerimiento de subsanación de deficiencias y, en su caso, mejora, que deberá notificarse dentro del mes siguiente a la presentación de aquella.

Artículo 2.3.5. Transcurridos tres meses desde la presentación de la solicitud de licencia sin notificación de requerimiento o resolución municipales, o un mes desde el cumplimiento del requerimiento de subsanación de deficiencias o mejora de la solicitud que hubiera podido ser formulada, se entenderá otorgada la licencia por silencio positivo en los términos resultantes del correspondiente proyecto de obras de edificación.

Artículo 2.3.6. Serán aplicables a estas obras las reglas 4ª. , 5ª. , 6ª. y7ª. del artículo anterior, que se entenderán referidas, en este caso, exclusivamente a la licencia de primera ocupación.

Artículo 2.3.7. Si las obras ejecutadas consisten en la construcción de viviendas en régimen de protección, la licencia de primera ocupación no podrá concederse sin que se acredite la calificación definitiva de las mismas por el órgano competente de la Comunidad de Madrid, a cuyo efecto no será aplicable la regla 7ª. del artículo anterior y, la no acreditación implicará la denegación de la licencia.

Capítulo 2.4

Procedimiento de solicitud de alineación oficial

Artículo 2.4.1. Previo a la solicitud de licencia de obras de edificación de nueva planta, ampliación y/o sustitución, así como previo a los proyectos de parcelación, se solicitará al Ayuntamiento la alineación oficial.

Artículo 2.4.2. La solicitud debe ir acompañada de un plano de situación y un plano del solar a escala mínima 1/500 en papel DIN A4 por triplicado y soporte digital ( formatoacad dwg ) .

Artículo 2.4.3. En el plano del solar se representarán todas las cotas necesarias para determinar su forma, superficie, situación respecto de los viarios públicos y de las fincas colindantes, acotando anchos actuales de calle y rasantes, debiendo reflejar cuantos antecedentes y servidumbres concurran en la parcela, así como los condicionantes urbanísticos impuestos por el planeamiento vigente. Sobre el plano soporte se representará con trazo grueso la alineación propuesta tomando como referencia el plano de alineaciones de la cartografía de planeamiento.

Artículo 2.4.4. La documentación irá suscrita por técnico competente.

Artículo 2.4.5. La solicitud presentada será contrastada por el técnico municipal con la correspondiente tira de cuerdas, se elaborará el plano definitivo y se someterá a su aprobación por el Ayuntamiento.

Artículo 2.4.6. La alineación oficial aprobada se entregará al solicitante y servirá de soporte para la elaboración del proyecto.

Capítulo 2.5

Incidencia del planeamiento sobre las situaciones existentes

Artículo 2.5.1. Los edificios existentes con anterioridad a la aprobación definitiva del planeamiento urbanístico que resulten disconformes con el mismo serán calificados como fuera de ordenación.

Artículo 2.5.2. Los edificios existentes en situación de fuera de ordenación solo podrán realizar las obras de nueva edificación permitidas por la ordenanza particular del área de planeamiento correspondiente. Las obras deberán someterse a las condiciones establecidas en la normativa de aplicación.

Artículo 2.5.3. Los edificios existentes en situación de fuera de ordenación parcial podrán llevar a cabo obras de mejora o reforma. Las obras deberán someterse a las condiciones establecidas en la normativa de aplicación.

TÍTULO 3

Régimen urbanístico del suelo

Capítulo 3.1

División del suelo

Artículo 3.1.1. Las Normas Transitorias dividen el territorio municipal por su clasificación en suelo urbano y suelo urbanizable sectorizado.

Artículo 3.1.2. El suelo urbano se subdivide en áreas homogéneas, atendiendo a criterios de homogeneidad tipológica y funcional. Sobre estas divisiones de suelo se establecen las zonas urbanísticas de ordenación pormenorizada cuyas condiciones particulares se describen en el título 5 de estas Normas.

Artículo 3.1.3. Dentro de las áreas homogéneas se delimitan los Ámbitos de Actuación Integrada ( AA) sobre el Suelo Urbano No Consolidado y Actuaciones Aisladas ( AANI) sobre el Suelo Urbano Consolidado.

1. Los Ámbitos de Actuación Integrada ( AA) deberán ser objeto de desarrollo de la ordenación pormenorizada, excepto en los casos en que esté prevista por estas Normas Transitorias.

2. Las Actuaciones Aisladas No Integradas ( AANI) incluye la totalidad de las determinaciones pormenorizadas de la ordenación recogidas por las presentes Normas según la zona urbanística por la que se encuentre afectado el ámbito.

Artículo 3.1.4. El suelo urbanizable está adscrito en su totalidad a la categoría de suelo urbanizable sectorizado. Se subdivide en sectores que constituyen espacios de características adecuadas para ser desarrollados de forma unitaria y que deberán ser objeto de desarrollo de la ordenación pormenorizada, mediante la formulación y aprobación del planeamiento de desarrollo.

Capítulo 3.2

El suelo urbano

Artículo 3.2.1. Se recogen en esta clase los suelos que se clasifican, en un acto reglado y no discrecional, conforme a los criterios del artículo 14 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid. El suelo urbano se divide en dos categorías:

1. El suelo urbano consolidado integrado por solares y parcelas que, por su grado de urbanización, puede adquirir la condición de solar mediante obras accesorias y simultáneas a las de edificación o construcción, tal como se establece en el artículo 14.2. a) de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

2. El suelo urbano no consolidado integrado por la restante superficie de suelo urbano que, para adquirir la condición de solar, requiere la distribución equitativa de beneficios y cargas y la urbanización de acuerdo al planeamiento urbanístico, tal como se establece en el artículo 14.2. b) de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Artículo 3.2.2. Régimen urbanístico del suelo urbano consolidado. Se ajustará a lo establecido el régimen del suelo urbano consolidado que se establece en el artículo 19 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Artículo 3.2.3. Régimen urbanístico del suelo urbano no consolidado. Se ajustará a lo establecido el régimen del suelo urbano consolidado que se establece en el artículo 20 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Artículo 3.2.4. Derechos y deberes de los propietarios de suelo urbano consolidado. Se ajustará a lo establecido para los derechos y deberes de la propiedad que se establece en el artículo 17 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Artículo 3.2.5. Derechos y deberes de los propietarios de suelo urbano no consolidado. Se ajustará a lo establecido para los derechos y deberes de la propiedad que se establece en el artículo 18 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Capítulo 3.3

El suelo urbanizable sectorizado

Artículo 3.3.1. Constituye una categoría dentro del suelo urbanizable del municipio que está formado por suelos que deben transformarse en suelo urbano y está dividido en sectores para su desarrollo urbanístico. Sus determinaciones estructurantes e instrucciones de gestión y planeamiento quedan establecidas en las correspondientes fichas de desarrollo.

Artículo 3.3.2. Régimen del suelo urbanizable sectorizado. Se ajustará a lo establecido el régimen del suelo urbano consolidado que se establece en el artículo 23.1 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Artículo 3.3.3. Derechos y deberes de los propietarios de suelo urbanizable sectorizado. Se ajustará a lo establecido el régimen del suelo urbano consolidado que se establece en el artículo 21 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

TÍTULO 4

El régimen de los usos

Capítulo 4.1

Objeto y aplicación

Artículo 4.1.1. Objeto. El presente título tiene por objeto la clasificación de los usos en función de las características con que son susceptibles de ser diferenciados.

La asignación de los usos se realiza para el suelo urbano, con carácter pormenorizado salvo para aquellas zonas cuya ordenación aparezca remitida a instrumentos de planeamiento, y para el suelo urbanizable sectorizado, con carácter global concretándose su pormenorización en los planes parciales que para su desarrollo se formulen.

Artículo 4.1.2. Aplicación. Las condiciones de los usos serán de aplicación a las áreas reguladas por una zona urbanística u ordenanza particular del planeamiento específico en la forma y circunstancias que se establecen en las Normas Transitorias.

Las condiciones de los usos no serán de aplicación a los usos existentes salvo que se hagan obras que afectasen a los elementos que se regulan en este artículo.

En todo caso se deberá cumplir con las exigencias de la normativa sectorial que les fuera de aplicación.

Artículo 4.1.3. Diferentes usos en un mismo edificio.

Capítulo 4.2

Clasificación de los usos

Artículo 4.2.1. Los usos se clasifican en función de su naturaleza correspondiéndose con la función intrínseca determinante del destino urbanístico de los suelos.

a) Uso residencial.

b) Uso industrial.

c) Uso terciario.

d) Uso infraestructura.

e) Uso equipamiento.

f) Uso servicios.

Artículo 4.2.2. Los usos se clasifican en función de su grado de detalle en:

a) Globales.

b) Pormenorizados.

Artículo 4.2.3. Los usos se clasifican por su régimen de interrelación en las diversas zonas en que se estructura el territorio ordenado:

a) Uso característico: Es aquel que predomina en el espacio de suelo considerado, asignándose a su coeficiente de ponderación el valor de la unidad en el cálculo de aprovechamientos.

b) Usos compatibles: Son usos que complementan el conjunto de los usos característicos de los ámbitos de ordenación. No deberán superar el 40 por 100 de la superficie útil total.

c) Usos alternativos: Son usos directamente admitidos en un determinado ámbito de ordenación y que puntualmente pueden sustituir al uso característico.

d) Usos prohibidos: Son los usos no admitidos de forma expresa por las Normas Transitorias o el planeamiento de desarrollo.

Artículo 4.2.4. En el caso de coexistencia de usos en un mismo edificio se dividen en:

a) Uso principal: Es aquel que representa mayor porcentaje de superficie útil del edificio.

b) Uso secundario: Aquel que no reúnen la condición anterior.

Capítulo 4.3

Uso residencial

Artículo 4.3.1. Definición y categorías. Se define como el uso destinado al alojamiento de personas. Se establecen las siguientes categorías: Vivienda, residencia comunitaria y hospedaje.

a) Vivienda: La que esta destinada al alojamiento permanente de personas. Según la tipología se distinguen los siguientes tipos: Residencial multifamiliar, Residencial unifamiliar aislada, Residencial unifamiliar agrupada, Según el régimen al que esté sometida la vivienda en función de los beneficios otorgados por las distintas Administraciones se distinguen tres tipos: Vivienda libre y vivienda de protección pública.

b) Residencia comunitaria: La que esta destinada al alojamiento estable de colectivos que les unen vínculos de carácter religioso, social o semejantes.

c) Hospedaje: La que esta destinada al alojamiento temporal de personas.

Artículo 4.3.2. Condiciones de las viviendas.

a) Vivienda exterior: Todas las viviendas reunirán la condición de exterior para lo cual deberán cumplir las condiciones de accesibilidad y seguridad que en materia de prevención de incendios determine la normativa sectorial de aplicación. Asimismo, deberán dar frente a la vía pública en, al menos, una pieza habitable, espacio libre público o espacio libre privado que cumpla las condiciones de accesibilidad y seguridad.

b) Vivienda mínima: Es aquella que cuenta con salóncomedor, cocina, dormitorio y baño y cuya superficie útil sea, como mínimo, de 40 metros cuadrados. No incluyéndose en el cómputo de la misma las terrazas, balcones, balconadas, miradores, tendederos, ni espacios de altura libre de piso inferior a 220 centímetros.

c) Programa de vivienda: Las piezas que compongan una vivienda tendrán la condición de pieza habitable, salvo la cocina, aseo, vestíbulo, pasillo y tendedero. Las condiciones mínimas a las que han de sujetarse las piezas de una vivienda son:

1. La cocina, al ser una pieza en la que se produce combustión o gases, dispondrá de chimenea para su evacuación, independientemente del hueco de luz y ventilación y deberá ser exclusiva por vivienda.

2. Pasillos: Pieza por la que se accede a las distintas dependencias que componen la vivienda. Tendrán una anchura mínima de 90 centímetros.

3. Tendedero: Dependencia que puede estar formando parte de la vivienda o fuera de la misma en un área común del edificio, y que se utiliza para tender ropa, siendo su implantación optativa. En caso de estar incorporado a la vivienda, deberá contar con un sistema de protección que dificulte la visión de la ropa tendida desde la vía o espacio público, su superficie será igual o superior a 3 metros cuadrados, de la que, los 3 primeros metros cuadrados no computarán a efectos de edificabilidad en la categoría de vivienda colectiva. Esta exención en el cómputo de edificabilidad podrá alcanzar 4 metros cuadrados cuando, además, se realice la preinstalación de aire acondicionado para la vivienda. No podrá estar integrado en los balcones o balconadas.

4. Trastero: Pieza no habitable destinada a guardar enseres de la vivienda. No computarán como edificabilidad, en categoría de vivienda colectiva, las zonas destinadas a trasteros que cumplan las siguientes condiciones:

Que estén situados en plantas bajo rasante. El acceso a los trasteros se resolverá única y exclusivamente a través de zonas comunes del edificio. El número máximo de trasteros será uno por vivienda. La superficie construida de cada trastero será, como máximo, de 6 metros cuadrados. La superficie del conjunto de los trasteros más las zonas de distribución a los mismos, no computable a efectos de edificabilidad, será equivalente a 8 por número de trasteros admisibles. Cada trastero se considerará como uso asociado a una vivienda concreta, debiendo quedar constancia de tal carácter en el acto de otorgamiento de la licencia. Esta condición deberá tener constancia en el Registro de la Propiedad. Las condiciones de protección contra incendios se atendrán a lo dispuesto a tal efecto en la normativa sectorial de aplicación.

5. Altura libre de piso se establece, como mínimo, en 250 metros.

6. Puerta de acceso de dimensiones mínimas: 203 centímetros de alto y 85 centímetros de ancho.

7. Puerta interiores de dimensiones mínimas: 203 centímetros de alto y 75 centímetros de ancho.

d) Condiciones de ventilación e iluminación: Los huecos de iluminación natural deberán tener una superficie no inferior al 15 por 100 de la superficie útil de la pieza habitable. Cada pieza habitable dispondrá de una superficie practicable a efectos de ventilación natural directa no inferior al 8 por 100 de la superficie útil de la pieza. Las piezas no habitables podrán resolver su ventilación de forma natural directa, conducida o forzada. Ninguna vivienda tendrá piezas habitables en plantas inferiores a la baja, salvo en vivienda unifamiliar, que podrán admitirse en la planta inmediatamente inferior a la baja si se cumplen las condiciones de ventilación e iluminación natural.

Artículo 4.3.3. Condiciones de la residencia comunitaria. Las condiciones de aplicación a los edificios o locales destinados a residencia comunitaria son las mismas que para las viviendas cuando su superficie útil total no rebase los 500 metros cuadrados, en cuyo caso les serán de aplicación las correspondientes a los edificios y locales destinados al hospedaje. En cualquier caso deberán cumplir la normativa sectorial de aplicación en materia de incendios y accesibilidad.

Artículo 4.3.4. Condiciones del hospedaje. Las actividades comprendidas en esta categoría de uso se ajustarán a los requisitos técnicos mínimos establecidos en la normativa sectorial aplicable vigente.

Capítulo 4.4

Uso industrial

Artículo 4.4.1. Definición y categorías. Es uso industrial el que tiene por finalidad llevar a cabo las operaciones de elaboración, transformación, tratamiento, reparación, manipulación, almacenaje y distribución de productos materiales, así como el desarrollo y producción de sistemas informáticos, audiovisuales y otros similares, independientemente de cual sea su tecnología.

a) Industria en general: Aquella destinada a cualquiera de las funciones encuadradas en el uso industrial.

b) Almacenaje: Comprende actividades cuyo objeto es el depósito, guarda, custodia, clasificación y distribución de bienes, productos y mercancías con exclusivo suministro a mayoristas, instaladores, fabricantes, distribuidores y, en general, los almacenes sin servicio de venta directa al público.

c) Servicios empresariales: Que comprenden aquellas actividades basadas fundamentalmente en nuevas tecnologías, cuyo objeto de producción es el manejo de información, cálculo y proceso de datos, desarrollo de software y de sistemas informáticos y, en general, actividades de investigación y desarrollo.

Capítulo 4.5

Uso terciario

Artículo 4.5.1. Definición y categorías. Es uso de servicio terciario el que tiene por finalidad la prestación de servicios al público, las empresas u organismos, tales como comercio al por menor en sus distintas formas, información, administración, gestión, actividades de intermediación financiera u otras similares.

a) Comercial: Cuando el servicio terciario se destina al ejercicio de actividades relacionadas con el suministro directo de mercancías al público, mediante ventas al por menor. Esta clase de uso, a los efectos de su pormenorización en el espacio y, en su caso, de la aplicación de condiciones particulares, se divide en las siguientes categorías:

Pequeño comercio ( primera) : Cuando la actividad comercial tiene lugar en locales independientes o agrupados cuya superficie de venta, individual o del conjunto de locales agrupados, sea inferior o igual a 120 metros cuadrados en comercio alimentario o 500 metros cuadrados en comercio no alimentario.

Mediano comercio ( segunda) : Cuando la actividad comercial tiene lugar en locales independientes o agrupados cuya superficie de venta, individual o del conjunto de locales agrupados, esté comprendida entre valores superiores a 120 metros cuadrados y los 750 metros cuadrados en comercio alimentario y entre valores superiores a 500 metros cuadrados y los 2.500 metros cuadrados en comercio no alimentario.

Grandes superficies comerciales ( tercera) : En el resto de los supuestos.

A los efectos de las clasificaciones anteriores se entiende por locales independientes aquellos establecimientos a los que se accede directamente desde la vía pública o espacios libres; y locales agrupados, aquel conjunto de locales a los que desde aquellos se accede por espacios edificados comunes. El pequeño comercio podrá implantarse a efecto de compatibilidad de usos en cualquier situación en la que la categoría de uso comercio es compatible.

b) Oficinas: Corresponde a las actividades cuya función es prestar servicios administrativos, técnicos, financieros, de información u otros, realizados básicamente a partir del manejo y transmisión de información, bien a las empresas o a los particulares. Se excluyen los servicios prestados por las Administraciones Públicas que se incluyen en el uso dotacional:

Las oficinas que ofrecen un servicio de venta y reúnen condiciones asimilables a la clase de uso comercial, como sucursales bancarias, agencias de viajes o establecimientos similares, que podrán igualmente implantarse, salvo determinación en contra de las normas zonales u ordenanzas particulares de los planeamientos específicos o de desarrollo, en las situaciones y superficies máximas que para el uso comercial se establezca en sus regímenes de compatibilidades.

Los despachos profesionales domésticos: Entendidos como los espacios para el desarrollo de actividades profesionales que el usuario ejerce en su vivienda habitual, en las condiciones reguladas en el uso residencial, encuadrables en el uso de oficina o de otros servicios terciarios de atención sanitaria a las personas. En ningún caso en los despachos profesionales domésticos pueden desarrollarse actividades comerciales ni comprendidas en el apartado a) anterior.

c) Terciario recreativo: Cuando el servicio está destinado a actividades ligadas a la vida de ocio y de relación. A efectos de su pormenorización en el espacio y del establecimiento de condiciones particulares, se establecen las siguientes categorías:

Salas de reunión: Son establecimientos donde se desarrolla la vida de relación, acompañada, en ocasiones, de espectáculos, tales como cafésconcierto, discotecas, salas de fiesta y baile, clubes nocturnos, casinos, salas de juegos recreativos, bingos y otros locales en que se practiquen juegos de azar.

Establecimientos para consumo de bebidas y comidas: Son locales acondicionados para consumir en su interior alimentos, como bares, restaurantes, cafeterías, etcétera. Espectáculos: Se incluyen en esta categoría de actividades recreativas aquellos establecimientos en los que se desarrolla la actividad de espectáculo propiamente dicho, con ámbitos diferenciados entre actor y espectador, tales como cines, circos estables, teatros o actividades similares.

d) Otros servicios terciarios: Se incluyen en esta clase de uso terciario aquellas actividades que cumplan básicamente la función de dar un servicio al ciudadano de carácter no dotacional, tales como servicios higiénicos personales, sanitario ( comoclínicas odontológicas sin hospitalización con cirugía menor, etcétera) o educativo no reglado, u ocupación del tiempo de ocio no encuadrada en la clase de uso terciario recreativo.

Artículo 4.5.2. Condiciones de aplicación . Comercial y oficinas: Las actividades comprendidas en esta clase de uso se ajustarán a los requisitos técnicos mínimos establecidos en la normativa sectorial aplicable vigente.

Terciario recreativo y otros servicios terciarios: Cumplirán las condiciones exigidas por la normativa sectorial aplicable y, en particular, las establecidas en el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, Prevención de Incendios y Accesibilidad.

Capítulo 4.6

Uso zona verde

Artículo 4.6.1. Definición y categorías. Corresponde a las áreas ajardinadas, plantaciones y parques destinadasal reposo y esparcimiento donde posibilitar el desarrollo de juegos infantiles y deportivos no programados.

Artículo 4.6.2. Condiciones particulares del uso zonas verdes. La superficie mínima para las zonas de nueva creación será de 1.000 metros cuadrados, admitiendo la inscripción de un círculo de 30 metros de diámetro.

Las zonas de superficie superior a 5.000 metros cuadrados podrán disponer de instalaciones de uso deportivo y cultural sin edificación, con un máximo del 15 por 100 de ocupación sobre la superficie totaldelazonaverde.

Artículo 4.6.3. La disposición y diseño de las zonas verdes deberá propiciar la integración paisajística, para ello:

Se deberán tratar como áreas de ocio sin vinculación a elementos lineales de protección de infraestructuras. Se evitará la colocación de pavimentos rígidos continuos.

Artículo 4.6.4. Usos compatibles. Las zonas verdes de superficie superior a 5.000 metros cuadrados podrán disponer de instalaciones de uso deportivo y cultural sin edificación, con un máximo del 15 por 100 de ocupación sobre la superficie total de la zona verde.

Las zonas verdes de superficie superior a 5 hectáreas podrán disponer de instalaciones de equipamiento deportivo y cultural con edificación siempre que no se ocupe mas del 1 por 100 de la superficie de la zona verde, con una edificabilidad de 0,02 metros cuadrados por metro cuadrado y con una altura total máxima de 9 metros medidos a partir de la rasante del terreno. Su implantación requerirá informe del órgano municipal competente.

Capítulo 4.7

Uso equipamiento

Artículo 4.7.1. Definición y categorías. Se define como el uso que sirve para proveer a los ciudadanos de prestaciones sociales que hagan posible su desarrollo y bienestar, proporcionar servicios propios de la vida urbana, así como garantizar el recreo y esparcimiento.

Se distinguen las siguientes categorías:

a) Equipamiento: Corresponde a las dotaciones destinadas a servicios educativos, asistenciales, religiosos, administrativos, culturales y sociosanitarios.

b) Deportivo: Corresponde a las dotaciones destinadas a la práctica del ejercicio físico.

c) Servicios funerarios: Comprende las instalaciones mediante las que se proporciona el enterramiento de los restos humanos y servicios auxiliares: cementerios, tanatorios, etcétera.

Artículo 4.7.2. Condiciones particulares del uso equipamiento. La superficie mínima de parcela para las áreas en desarrollo será de 500 metros cuadrados, en las parcelas calificadas por las Normas Transitorias será la propia parcela.

Las condiciones de tipología edificatoria y posición de la edificación en la parcela son libres, debiéndose justificar con la norma sectorial aplicable al equipamiento.

En cuanto a las condiciones de ocupación y edificabilidad se podrá optar por la aplicación de los parámetros establecidos en la ordenanza de la zona urbanística 1 ( capítulo8.1) o la zona urbanística 2 ( capítulo 8.2) .

Excepcionalmente, se podrá incrementar la edificabilidad y la ocupación establecida en la zona urbanística de referencia, justificando su necesidad por las condiciones específicas del equipamiento previsto.

La altura libre mínima de pisos será de 3 metros.

Artículo 4.7.3. Condiciones particulares del uso deportivo.

La superficie mínima de parcela para las áreas en desarrollo será de 500 metros cuadrados, en las parcelas calificadas por las Normas Transitorias será la propia parcela.

En cuanto a los parámetros formales deberá cumplir las determinaciones de la norma zonal en que se ubique o la ordenanza del ámbito de actuación en que se integre.

La altura libre mínima de pisos será de 3 metros.

Capítulo 4.8

Uso infraestructura

Artículo 4.8.1. Definición y categorías. Se distinguen las siguientes categorías:

a) Comunicaciones.

b) Asistencia en carreteras.

c) Gestión de residuos.

d) Energéticas.

Artículo 4.8.2. Comunicaciones.

1. Definición y categorías: Se define como los espacios de dominio y uso público destinados a posibilitar el movimiento de los peatones, los vehículos y los medios de transporte colectivo de superficie habituales en las áreas urbanas, así como la estancia de peatones y el estacionamiento de vehículos, en dichos espacios.

Se distinguen por su jerarquía: infraestructura viaria de la red pública supramunicipal, general y local.

El espacio de la red viaria se subdivide en las siguientes categorías:

a) Red viaria: Aquellos espacios de la vía pública dedicados a la circulación de personas y vehículos y al estacionamiento de estos últimos, así como sus elementos funcionales.

b) Área estancial: Aquellos espacios públicos libres de edificación, adyacentes a la red viaria, cuya función principal es facilitar la permanencia temporal de los peatones en la vía pública, constituyendo elementos cualificadores del espacio urbano por dotar al mismo de mayores oportunidades de relación e intercambio social.

c) Plataforma reservada: Aquellas bandas pertenecientes a la vía pública destinadas a ser utilizadas por un determinado modo de transporte o tipo de vehículo diseñadas específicamente para tal fin, y que operan de manera integrada en el conjunto del sistema de transportes.

d) Aparcamiento: Se entiende como aparcamiento el espacio destinado a la estancia de vehículos. Los aparcamientos en edificio exclusivo podrán implantarse en las parcelas calificadas como infraestructuras, bajo suelos calificados como vía pública o zona verde, siempre que en superficie se mantenga el uso establecido por el Plan y en los espacios libres o edificados de las parcelas dotacionales públicas. La construcción de un aparcamiento público quedará condicionada a que la actuación no desnaturalice el uso de los terrenos y a los siguientes compromisos:

1. La reconstrucción de la situación previa en superficie, si el aparcamiento se construye bajo rasante y dicha situación se encontrara consolidada, sin perjuicio, si así lo dispusiera el Ayuntamiento, de la mejora de esta última.

2. El otorgamiento simultáneo a tal superficie del destino que el planeamiento fije, en el caso de que no lo hubiese alcanzado.

3. La reparación de los daños que la actuación pudiera causar.

En cualquier caso los aparcamientos públicos de iniciativa no Municipal requerirán previamente a la concesión de licencia, informe favorable de los servicios municipales competentes. El Ayuntamiento deberá redactar una instrucción complementaria que regule las condiciones mínimas que requiere el edificio destinado a este uso.

2. En suelo urbanizable sectorizado, las márgenes de las vías incluidas en la Red de Carreteras del Estado y en la Red Viaria de la Comunidad de Madrid, estarán sometidas a las limitaciones y servidumbres establecidas en las correspondientes Leyes de Carreteras.

En el resto de los casos se estará a lo establecido en las presentes Normas.

3. Las dimensiones de obligado cumplimiento de los nuevos tramos viarios en suelo urbanizable o en los planeamientos de desarrollo del suelo urbano serán:

a) Para la infraestructura viaria perteneciente a la red general: Anchura mínima: 16 metros entre alineaciones. Anchura mínima de acera medida perpendicularmente desde el bordillo exterior: 3 metros.

b) Para infraestructura viaria perteneciente a la red local:

Anchura mínima: 10 metros entre alineaciones. Anchura mínima de acera medida perpendicularmente desde el bordillo exterior: 2 metros.

c) No obstante, en suelo urbano podrán admitirse dimensiones inferiores, cuando la actuación y las características del entorno lo justifiquen.

4. Accesos rodados desde las propiedades colindantes: En ningún caso se permitirán accesos rodados directos desde las propiedades colindantes a la red viaria supramunicipal y general.

Como regla general no se permitirán accesos rodados directos a tramos de la red viaria general. No obstante, y en suelo urbano, podrán autorizarse nuevos accesos rodados directos, siempre que estos se localicen a una distancia mínima de 25 metros de un cruce medidos desde la intersección de la prolongación de los bordillos confluyentes en el mismo, salvo que se demuestre la imposibilidad de resolverlo de otra manera.

En la red viaria local, los accesos rodados directos a las propiedades colindantes podrán no autorizarse en las siguientes situaciones:

A distancia menor de 15 metros de la intersección de las líneas de bordillo de las calles, en tramos curvos de radio menor de 10 metros u otros lugares de baja visibilidad. En lugares que incidan negativamente en la circulación de vehículos o peatones. En lugares de concentración y especialmente en las paradas fijas de transporte público. En aceras que constituyen áreas estanciales.

Artículo 4.8.3. Asistencia en carreteras.

1. Definición y categorías: Edificaciones destinadas a servicios de asistencia en carreteras como son los talleres para reparación de vehículos.

2. Las condiciones de tipología edificatoria y posición de la edificación en la parcela, así como, las condiciones de ocupación y edificabilidad serán las determinadas por la zona urbanística 2, grado 4º. ( capítulo 8.2) .

3. Se permitirá la construcción de una vivienda vinculada a la actividad.

Artículo 4.8.4. Gestión de residuos.

1. Definición y categorías: Espacios sobre los que se efectúa la recogida y tratamiento de los residuos sólidos.

Los residuos se clasifican en: Residuos domiciliarios: Aquellos procedentes de actividades domésticas, que no contienen tierras ni escombros, y, en general, todos los que no sean radioactivos, mineros o procedentes de la limpieza de fosas sépticas. No se consideran incluidos en este apartado los residuos industriales u hospitalarios que no sean estrictamente asimilables a los procedentes de actividades domésticas. Residuos de tierras: Aquellos procedentes de actividades de vaciado o desmonte, por lo que solamente podrán contener áridos o tierras, y no materiales procedentes de derribos de construcciones, de desecho de las obras, ni originados en el proceso de fabricación de elementos de construcción. Residuos de tierras y escombros: Aquellos procedentes de cualquiera de las actividades del sector de la construcción, de la urbanización y la edificación, del desecho de las obras. Residuos clínicos e infecciosos. Muebles y enseres viejos. Vehículos abandonados. Animales muertos. Residuos industriales: Aquellos que por sus características no pueden ser clasificados como inertes o asimilables a los residuos urbanos y en general, los que presenten un riesgo potencial para la salud pública o el medio ambiente. Residuos tóxicos y peligrosos: Aquellos así clasificados según la legislación vigente.

2. La delimitación precisa de áreas aptas para residuos en función de las necesidades de vertido corresponde a los departamentos municipales competentes.

3. Las áreas susceptibles de ser destinadas a los vertidos de los residuos de tierras y de tierras y escombros se determinarán por los departamentos municipales competentes, dentro de las incluidas en la categoría de suelo urbanizable, siempre que no contradigan los objetivos de las Normas para estas áreas, o del planeamiento de desarrollo.

4. La nueva implantación de vertederos de residuos se someterá a los procedimientos establecidos por la legislación vigente de la Comunidad de Madrid.

5. La superficie mínima para los usos contemplados en los apartados precedentes será de 5 hectáreas.

6. Las licencias municipales correspondientes para las anteriores actividades se otorgarán por plazo determinado, que, cuando no se consigne expresamente, será de diez años.

Artículo 4.8.5. Energética.

1. Definición y categorías: Se define como dotación destinada a la prestación de servicios de abastecimiento energético. Se distinguen las siguientes categorías:

a) Infraestructuras de abastecimiento y saneamiento: Instalaciones que desarrollan las actividades destinadas al abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas, al suministro de energía eléctrica y gas, al servicio telefónico.

b) Instalaciones de suministro de combustible para vehículos:

Instalaciones destinadas al suministro y venta al público de gasolinas, gasóleos y gases licuados derivados del petróleo para la automoción. Se incluyen dentro de esta categoría tanto las estaciones de servicio como las unidades de suministro.

Artículo 4.8.6. Condiciones específicas para las instalaciones de abastecimiento y saneamiento.

1. Tanto el planeamiento que desarrolle el Plan General como cualquier proyecto que se redacte para su desarrollo que afecte a las instalaciones de infraestructura, deberá ser elaborado con la máxima coordinación entre la entidad redactora y las instituciones gestoras o compañías concesionarias, en su caso. La colaboración deberá instrumentarse desde las primeras fases de elaboración y se producirá de forma integral y a lo largo de todo el proceso. Entre su documentación deberá figurar la correspondiente a los acuerdos necesarios para la realización coordinada entre las entidades implicadas.

Artículo 4.8.7. Condiciones específicas para las instalaciones de suministro de combustible para vehículos.

1. Condiciones particulares:

a) El uso de instalaciones de suministro de combustible para vehículos queda excluido del régimen de compatibilidades articulado en las zonas urbanísticas y del articulado en los planeamientos de desarrollo.

b) En los planeamientos de desarrollo en suelo urbano y en suelo urbanizable se podrán calificar parcelas destinadas a Servicios Públicos de instalaciones de suministro de combustible para vehículos; públicas, incluidas en las dotaciones objeto de cesión, o privadas.

c) Las instalaciones de suministro de combustible para vehículos son una categoría dotacional de servicio público, sin perjuicio de que el servicio pueda prestarse en parcelas de titularidad pública o privada.

2. Condiciones para la nueva edificación:

a) Parcela mínima: Para nuevas instalaciones en suelo urbano y urbanizable la superficie mínima de parcela será de 1.000 metros cuadrados.

b) Edificabilidad: La edificabilidad neta máxima será, en suelos clasificados como urbanos o urbanizables, el resultado de aplicar a los primeros 2.500 metros cuadrados, 0,25 metros cuadrados por metro cuadrado y 0,10 metros cuadrados por metro cuadrado a los restantes.

TÍTULO 5

Parámetros y condiciones generales de la edificación y de sus relaciones con el entorno

Capítulo 5.1

Condiciones de parcela edificable

Artículo 5.1.1. Parcela mínima. Es la superficie que en la zona urbanística o en la ordenanza particular del planeamiento correspondiente se defina como mínima para que una parcela pueda ser edificable.

Artículo 5.1.2. Parcela edificable. Es la parte de la parcela comprendida dentro de las alineaciones oficiales o limites de afección de infraestructuras.

Artículo 5.1.3. Solar. Tienen la consideración de solar aquellas parcelas de suelo urbano que formado parte de la trama urbana cumplan con las condiciones establecidas por el artículo 14.1. a) yb) de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, que son las siguientes:

a) Que sean aptos para la edificación o construcción y estén totalmente urbanizados, estando pavimentadas las calzadas y soladas y encintadas las aceras de las vías urbanas municipales a que den frente y contando, como mínimo, con los servicios de abastecimiento de agua, evacuación de aguas residuales, suministro de energía eléctrica y alumbrado público conectados a las correspondientes redes públicas.

b) Que cuenten con urbanización idónea para la edificación o construcción a que deba otorgar soporte y realizada en grado suficiente, que proporcione, en todo caso, acceso rodado por vía urbana municipal, abastecimiento de agua, evacuación de aguas residuales y suministro de energía eléctrica y alumbrado público.

Artículo 5.1.4. Linderos. Son las líneas perimetrales que delimitan una parcela y la distinguen de sus colindantes.

a) Es lindero frontal el que delimita la parcela con la vía o espacio libre público al que dé frente.

b) En parcelas con un solo lindero frontal, se entenderá como testero el opuesto al mismo y el resto serán linderos laterales.

c) En parcelas con más de un lindero frontal, serán linderos laterales los restantes.

Artículo 5.1.5. Alineación oficial, exterior o pública.

a) Es la línea señalada por el planeamiento para establecer el límite que separa los suelos destinados a vía pública o espacios libres públicos, de las parcelas edificables b) En las parcelas ya edificadas y en ausencia de otra definición de alineación exterior, se considerará como tal la línea marcada por la intersección del cerramiento de la parcela o de la fachada del edificio, en su caso, con el terreno.

Capítulo 5.2

Condiciones de posición del edificio en la parcela

Artículo 5.2.1. Aplicación. Las condiciones que determinan la posición del edificio dentro de las parcelas edificables serán exigibles tanto en obras de nueva edificación, salvo en las de reconstrucción, como en aquellas otras que impliquen modificación de los parámetros de posición.

Artículo 5.2.2. Referencias altimétricas del terreno. Sirven para determinar la cota o nivel de la implantación de la urbanización y de la edificación:

a) Rasante: Es la línea que señala el planeamiento de desarrollo, como perfil longitudinal de las vías públicas, tomado, salvo indicación contraria, en el eje de la vía. En los viales ya ejecutados y en ausencia de otra definición de la rasante se considerará como tal el perfil existente.

b) Cota natural del terreno: Es la altitud relativa de cada punto del terreno antes de ejecutar la obra urbanizadora y edificatoria.

c) Cota de origen y referencia: La que se define en el planeamiento como origen para la medición de la altura del edificio, considerándose en edificación aislada la cota de nivelación de planta baja, que se tomará como cota 0 y en edificación en manzana cerrada la rasante de la acera en el punto medio de la línea de fachada.

En ningún caso la cota de origen y referencia podrá situarse por encima de la cota de nivelación de la planta baja.

Cuando se instituya como cota de origen y referencia la de nivelación de planta baja y por las necesidades de la edificación o por las características del terreno en que se asiente, deba escalonarse la misma, la medición de las alturas se realizará de forma independiente en cada una de las plataformas que la componga, sin que dicho escalonamiento de planta baja pueda traducirse en exceso de altura.

Artículo 5.2.3. Separación a linderos.

a) Es la distancia entre cada punto de la fachada del edificio y el lindero de referencia más próximo, medida perpendicularmente respecto a un plano vertical apoyado en dicho lindero.

b) Salvo determinación en contra en la normativa particular del uso al que se destine, de la zona urbanística u ordenanza particular de aplicación, el espacio de separación a linderos podrá ocuparse por plantas bajo rasante y en la zona correspondiente a la establecida como separación mínima al lindero dichas plantas serán enteramente subterráneas.

c) En las zonas de separación a linderos, se admiten aparcamiento, piscinas o instalaciones deportivas descubiertas.

Artículo 5.2.4. Retranqueo. Es la anchura de la faja de terreno comprendida entre la línea de edificación y la alineación oficial, u otro elemento de referencia de las vías o espacios libres de uso público que fije la zona urbanística, la ordenanza particular del planeamiento correspondiente, o instrumento de desarrollo. Puede darse como valor fijo obligado o como valor mínimo. El retranqueo se medirá en la forma determinada para la separación a linderos en el artículo 5.2.3.

Artículo 5.2.5. Fondo edificable. Es la distancia entre una superficie vertical situada en la alineación oficial y otra paralela a la misma situada al interior de la parcela.

Artículo 5.2.6. Separación entre edificios.

a) Es la dimensión que separa a sus fachadas exteriores, bien estén sobre la misma parcela, en parcela colindante o separadas por un vial o espacio libre de uso público.

b) Se entiende que un edificio cumple una distancia determinada a otro, cuando la distancia entre cualquier par de puntos situados en una y otra línea de edificación es igual o superior a dicha dimensión.

c) Cuando el edificio tenga cuerpos de edificación de distintas alturas, la anterior condición deberá cumplirse para cada uno de ellos; en este caso las líneas de edificación se entenderán referidas a las fachadas de los correspondientes cuerpos de edificación.

Artículo 5.2.7. Área de movimiento de la edificación. Es la que resulta de aplicar las condiciones de posición del edificio dentro de la parcela edificable y determina la zona de esta susceptible de ser ocupada por la edificación.

Artículo 5.2.8. Adosamiento a linderos. En la zona urbanística correspondiente a tipología edificatoria de manzana cerrada entre medianerías, la edificación se adosará a los linderos en las condiciones establecidas en las mismas. En aquellos que correspondan a otras tipologías edificatorias se podrá adosar a los linderos en las condiciones siguientes:

a) Cumpliendo las condiciones específicas que al efecto determine la zona urbanística u ordenanza particular de las áreas de planeamiento.

b) Adosándose a los lienzos medianeros de las edificaciones adosadas existentes en las parcelas colindantes.

c) Adosándose a los linderos en la forma que se establezca en un proyecto de edificación conjunto de ejecución simultánea suscrito por los propietarios respectivos de las parcelas colindantes en las que se produce el adosamiento.

d) Adosándose a los linderos en las condiciones que acuerden los propietarios de las parcelas colindantes mediante descripción expresa de la forma de adosamiento que deberá inscribirse en el registro de la propiedad.

Capítulo 5.3

Condiciones de ocupación

Artículo 5.3.1. Superficie ocupable.

1. Se entiende por superficie ocupable la superficie de la parcela edificable susceptible de ser ocupada por la edificación.

2. Su cuantía puede señalarse:

a) Indirectamente: Como conjunción de referencias de posición, siendo entonces coincidente con el área de movimiento.

b) Directamente: Mediante la asignación de un coeficiente de ocupación.

3. A los efectos del establecimiento de las condiciones de ocupación se distingue la ocupación de las plantas sobre rasante y la de las plantas bajo rasante.

4. Salvo mayores limitaciones fijadas en otras clases de condiciones las construcciones bajo rasante, podrán ocupar los espacios correspondientes a retranqueos y de separación a linderos. En los espacios correspondientes de separación mínima a linderos y retranqueos mínimos las construcciones bajo rasante serán enteramente subterráneas.

Artículo 5.3.2. Superficie ocupada.

a) Sobre rasante: Es la superficie comprendida dentro de la línea de edificación.

La superficie de los patios de parcela cerrados se descontará de la superficie ocupada, siempre que no estén edificados sobre rasante. La ocupación será necesariamente inferior o igual al valor de la superficie ocupable fijado en la zona urbanística, o en la ordenanza particular del planeamiento de desarrollo.

b) Bajo rasante: Es la superficie en proyección horizontal de las plantas bajo rasante admitidas por la zona urbanística, o en la ordenanza particular del planeamiento de desarrollo.

Artículo 5.3.3. Coeficiente de ocupación.

1. Se entiende por coeficiente de ocupación la relación entre la superficie ocupable y la superficie de la parcela edificable.

2. El coeficiente de ocupación se establece como ocupación máxima. Si de la conjunción de este parámetro con otros derivados de las condiciones de posición se concluyese una ocupación menor, será este el valor que sea de aplicación.

Artículo 5.3.4. Superficie libre de parcela. Es el resto de la superficie de la parcela edificable no ocupada por la edificación sobre rasante.

Capítulo 5.4

Condiciones de edificabilidad

Artículo 5.4.1. Superficie edificada por planta. Es el área de la proyección horizontal de la superficie comprendida dentro del perímetro exterior de la planta considerada, excluidas de esta las zonas o cuantías que a continuación se enumeran y las que a estos efectos se establecen en las zonas urbanísticas o condiciones particulares de los usos:

a) Los soportales, los entrepisos, los pasajes de acceso a espacios libres públicos, los patios de parcela que no estén cubiertos; las plantas bajas porticadas, excepto las porciones cerradas que hubiera en ellas, las construcciones auxiliares cerradas con materiales translúcidos y construidos con estructura ligera desmontable, la superficie bajo cubierta si carece de posibilidades de uso o está destinada a instalaciones generales del edificio.

b) Las superficies destinadas a garajeaparcamiento en las siguientes situaciones: En plantas bajo rasante incluidos los accesos desde la vía pública. En planta baja. Cuando por la configuración de la parcela no sea posible resolver la dotación de aparcamiento al servicio del edificio en situación de plantas bajo rasante. En edificios de uso residencial en la categoría de vivienda unifamiliar, cualquiera que sea su tipología con un límite máximo de 15 metros cuadrados útiles por plaza. En tipologías de edificación en manzana cerrada, o edificación en bloques abiertos o pareada con un límite máximo de 25 metros cuadrados útiles por plaza, incluida la parte proporcional de accesos. En planta de pisos, en edificios de uso exclusivo no residencial como dotación al servicio del edificio, siempre y cuando, no se supere la altura máxima permitida en unidades métricas ni el número de plantas, sometida la exclusión del cómputo a las condiciones establecidas para los usos autorizables cuando la superficie edificada para este uso supere el 20 por 100 de la máxima edificable.

c) En plantas baja y bajo rasante, los locales destinados a alojar las instalaciones al servicio del edificio, cuyo dimensionamiento deberá justificarse, tales como cuartos de calderas, maquinarias de ascensores, basuras, contadores y otros análogos; así como aquellas otras instalaciones que sin ser de obligada instalación, contribuyen a mejorar el confort y habitabilidad del edificio.

d) Los grandes conductos o conjuntos de conductos de ventilación o alojamiento de instalaciones con dimensiones superiores a 50 decímetros cuadrados.

e) Los huecos de aparatos elevadores.

f) Los primeros 3 metros cuadrados de superficie destinada a terrazatendedero en cada vivienda, o 4siincluyepreinstalación de aire acondicionado.

g) Los trasteros hasta un máximo de 6 metros. En vivienda unifamiliar, cualquiera que sea su tipología, computan a efectos de edificabilidad, todas las superficies edificadas en plantas sobre rasante a excepción de la destinada a garajeaparcamiento.

En obras de acondicionamiento, con el explícito fin de resolver la adecuación de los edificios a la legislación vigente en materia de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas, no computarán a efectos de edificabilidad las rampas que se proyecten con dicho fin.

Artículo 5.4.2. Superficie edificada total. Es la suma de las superficies edificadas de cada una de las plantas que componen el edificio, calculada de acuerdo con las determinaciones del artículo anterior.

Artículo 5.4.3. Superficie edificable o edificabilidad. Es el valor que señala el planeamiento para limitar la superficie edificada total que puede construirse en una parcela o en un área determinada y puede ser fijado en el planeamiento mediante:

a) La conjunción de las determinaciones de posición, forma y volumen sobre la parcela.

b) El coeficiente de edificabilidad.

c) Una cantidad concreta.

Artículo 5.4.4. Coeficiente de edificabilidad.

1. El coeficiente de edificabilidad es la relación entre la superficie total edificable y la superficie de la proyección horizontal de referencia.

2. Se distinguen dos formas de expresar la edificabilidad:

a) Edificabilidad bruta: Cuando el coeficiente de edificabilidad se expresa como relación entre la superficie total edificable y la superficie total de un ámbito de ordenación.

b) Edificabilidad neta: Cuando el coeficiente de edificabilidad se expresa como relación entre la superficie total edificable y la superficie de la parcela edificable.

La determinación del coeficiente de edificabilidad se entiende como el señalamiento de una edificabilidad máxima; si de la conjunción de este parámetro con otros derivados de las condiciones de posición, ocupación, forma y volumen resultase una superficie total edificable menor, será este el valor que sea de aplicación.

Capítulo 5.5

Condiciones de volumen y forma de los edificios

Artículo 5.5.1. Sólido capaz. Es el volumen, definido en el planeamiento o zona urbanística, dentro del cual debe inscribirse la totalidad de la edificación sobre rasante, excepto los salientes autorizados.

Artículo 5.5.2. Altura del edificio. Es la dimensión vertical de la parte del edificio que sobresale de un plano horizontal situado en su cota de origen y referencia. Para su medición se utilizarán unidades métricas o número de plantas del edificio.

Artículo 5.5.3. Referencias altimétricas de los edificios. Son las que sirven para determinar las distintas alturas en un edificio, tomadas en relación con la cota de origen y referencia, determinada de acuerdo con el artículo 5.2.2 y se distinguen las siguientes:

1. Nivel de cornisa: El de la intersección de la cara inferior del forjado que forma el techo de la última planta con la fachada del edificio.

2. Nivel de coronación: El del plano superior de los petos de protección de cubierta si existieren, o en su defecto el de la cara superior del remate del forjado de la última planta.

En función de estas referencias resultarán la altura de cornisa y la altura de coronación, siendo la altura total la que se mide hasta el elemento más alto del edificio.

Artículo 5.5.4. Altura en número de plantas. Corresponde al número de plantas por encima de la cota de origen incluida la planta baja.

Artículo 5.5.5. Medición de la altura de la edificación.

a) La altura de cornisa se medirá en la vertical correspondiente al punto medio de la línea de fachada, tomando como cota de origen y referencia la rasante de la acera en dicho punto.

b) Cuando no exista acera, la medición se hará del mismo modo,

tomando como cota de origen y referencia el punto de la vertical situado a la cota de rasante de la calle, incrementada con la altura correspondiente al declive transversal de la acera, calculado con pendiente del 2,5 por 100.

c) En parcelas de esquina, la altura se tomará para cada una de las fachadas del modo antes descrito.

d) En calles en pendiente, la altura se medirá en el punto medio de la fachada. Si la longitud de la línea de fachada es superior a 8 metros, se descompondrá la línea de fachada en fracciones de longitud igual o inferior a 8 metros y siempre superior a 5 metros. El número de escalonamientos será el menor posible, salvo que justificadamente por adaptación al entorno circundante sea conveniente incrementar el número de ellos.

e) Ni la altura en metros, ni la expresada en plantas, podrá rebasarse en ninguno de los escalonamientos.

f) En parcelas con fachadas a calles opuestas, entendiéndose por tales aquellas cuyos ejes forman entre sí un ángulo inferior a 90 grados sexagesimales, la altura se medirá para el ancho de cada calle, manteniéndose esta altura hasta una profundidad determinada por la bisectriz del ángulo formado por la prolongación de las alineaciones oficiales.

g) En parcelas con lindero posterior a menos de doce metros del lindero frontal se estará a lo dispuesto en el apartado f) .

h) En parcelas con frentes a calles opuestas, refiriéndonos a aquellas con trazados no confluyentes, la altura de la edificación se medirá en cada fachada del modo descrito en el apartado a) y deberá mantenerse en el punto medio de la línea que une los puntos medios de las rasantes de la acera de ambas calles.

i) En situaciones mixtas, el modo de fijar la altura se establecerá combinando las reglas anteriores.

Artículo 5.5.6. Altura de piso. Corresponde a la distancia vertical entre las caras superiores de los forjados de dos plantas consecutivas

Artículo 5.5.7. Altura libre de piso. Es la distancia vertical entre la cara superior del pavimento terminado de una planta y la cara inferior del techo de la misma planta. La altura libre mínima de pisos será de 250 centímetros, salvo otras condiciones establecidas por ordenanzas particulares y normativas sectoriales.

Artículo 5.5.8. Altura de cumbrera. Es la altura medida desde la cara superior del forjado horizontal de techo de la última planta del edificio, o en su defecto, la línea horizontal que señala la altura máxima del edificio, y el punto más alto que alcanza cualquiera de los faldones que configuran la cubierta inclinada, medido en la cara superior del tablero.

Artículo 5.5.9. Cota de planta de piso. Es la distancia vertical, medida entre la cota de origen y referencia y la cara superior del forjado de la planta a la cual se refiera la medición.

Artículo 5.5.10. Planta.

1. Planta baja: Aquella que se encuentra situada entre dos planos paralelos a la rasante en la acera distantes verticalmente ± 100 centímetros de la misma, medidos en el punto medio del lindero frontal.

En parcelas con linderos frontales a calles opuestas, la cota de nivel de implantación de la planta baja se situará ± 100 centímetros respecto del lindero inferior.

2. Plantas inferiores a la baja: Aquellas cuyo nivel de suelo está por debajo del nivel de suelo de la planta baja, tienen la consideración de plantas bajo rasante.

3. Planta de piso: Planta situada por encima del forjado de techo de la planta baja.

Artículo 5.5.11. Salientes o vuelos en fachadas. Aquellos elementos que sobresalen de la fachada del edificio, pudiendo ser:

Balcón: Es el saliente que se prolonga desde la estancia a la que sirve y sobresale de la fachada no más de 50 centímetros y no supera un ancho de 140 centímetros.

Terraza: Son salientes cerrados por dos de sus lados que superan las dimensiones de los balcones.

Cornisa o alero: Saliente de cubierta a lo largo de toda la fachada que no podrá superar los 80 centímetros.

Capítulo 5.6

Condiciones de calidad e higiene en los edificios

Artículo 5.6.1. Pieza habitable. Recinto independiente de un edificio que reúne las condiciones para desarrollar actividades que impliquen la permanencia prolongada de personas.

Artículo 5.6.2. Espacio bajo cubierta. Espacio libre que queda entre los faldones de una cubierta inclinada y el forjado de techo de la última planta del edificio, denominado también cámara de aire. El conjunto de un forjado aislado, una cubierta impermeabilizada y una cámara de aire ventilada constituye lo que tradicionalmente se ha denominado cubierta fría. Estos tres elementos deberán destinarse a regular el comportamiento higrotérmico del edificio. Por lo tanto, en el espacio bajo cubierta no se permite ningún uso aunque podrá alojar las instalaciones generales del edificio. Todo lo anterior no impide que la última planta del edificio pueda cerrarse con una cubierta caliente inclinada. En ambos casos, cubierta inclinada caliente o fría, deberá cumplirse con las limitaciones geométricas establecidas por la ordenanza de aplicación de las Normas y en ningún caso podrán dar lugar a una planta más de edificación.

Artículo 5.6.3. Locales. Conjunto de piezas destinadas a una misma actividad.

Artículo 5.6.4. Ventilación e iluminación de piezas y locales.

La ventilación podrá resolverse de forma natural directa, natural conducida o forzada. La iluminación podrá resolverse de forma natural directa o con sistemas propios de alumbrado.

Artículo 5.6.5. Piezas habitables en plantas inferiores a la baja. La instalación en plantas inferiores a la baja de piezas habitables adscritas al uso residencial solo podránefectuarse en las condiciones que se establecen en el título 4, artículo 4.3.2. d) ,de estas Normas.

Artículo 5.6.6. Patios. Espacio no edificado delimitado por las fachadas de los edificios. Atendiendo a su situación en los edificios se distinguen los siguientes tipos:

Patio de parcela, es aquel situado en el interior o en el perímetro de la edificación. Patio de manzana, es aquel configurado por varias edificaciones de parcelas colindantes.

Artículo 5.6.7. Anchura de patios. Es la distancia entre paramentos opuestos, su medida mínima no podrá ser ocupada por cuerpos salientes.

Artículo 5.6.8. Altura de patios. La altura ( H) se medirá a la coronación del más alto de los paramentos que lo conforman, medida desde la cota más baja del suelo del local que tenga huecos y ventilación a las fachadas del mismo.

Artículo 5.6.9. Dimensiones de patios de parcela cerrados.

La dimensión de cualquier lado de patio al que recaigan piezas habitables será de H/3, con un mínimo de 300 centímetros.

Capítulo 5.7

Condiciones estéticas

Artículo 5.7.1. Definición. Son las que se imponen a la edificación con el fin de preservar la calidad de la imagen urbana.

Artículo 5.7.2. Aplicación. Son de aplicación en toda actividad sujeta a licencia municipal.

Artículo 5.7.3. Salvaguarda de la estética urbana. La defensa de la imagen urbana y el fomento de su mejora corresponden al Ayuntamiento por lo que cualquier actuación deberá ajustarse al criterio que mantenga. El Ayuntamiento podrá denegar o condicionar actuaciones inconvenientes para la imagen de la ciudad.

Artículo 5.7.4. Instalaciones en fachada. Ninguna instalación de refrigeración, acondicionamiento, evacuación, podrá sobresalir más de 30 centímetros del plano de fachada. Para la colocación de cualquier aparato deberá hacerse un estudio de integración en la fachada.

Artículo 5.7.5. Marquesinas. Se prohíbe la construcción de marquesinas cuando invadan el espacio público.

Artículo 5.7.6. Portadas, escaparates, rejas y cierres metálicos. La alineación oficial no podrá rebasarse en planta baja con salientes superiores a 15 centímetros con ningún elemento, ni siquiera de protección o decoración.

Artículo 5.7.7. Toldos. Los toldos móviles estarán situados a una altura mínima sobre la rasante de 225 centímetros. Su saliente respecto a la alineación oficial no podrá ser superior a la anchura de la acera ni sobrepasar los 3 metros.

Artículo 5.7.8. Muestras. Son los anuncios paralelos al plano de fachada. Tendrán un saliente máximo respecto a esta de 10 centímetros, una altura máxima de 80 centímetros, y estarán situados por encima del dintel de los huecos de fachada en planta baja.

Artículo 5.7.9. Banderines. Son los anuncios normales al plano de fachada, estarán situados a una altura mínima sobre el plano de rasante de 225 centímetros, su dimensión vertical no será mayor de 80 centímetros.

Artículo 5.7.10. Medianeras. Las medianeras que queden al descubierto se tratarán con los mismos materiales y características que las fachadas o con otros de suficiente calidad.

TÍTULO 6

Parámetros y condiciones generales de la urbanización

Capítulo 6.1

Condiciones de la urbanización

Artículo 6.1.1. El trazado del viario deberá adecuarse a la topografía evitando fuertes movimientos de tierra que afecten sustancialmente al relieve original.

Artículo 6.1.2. Se respetará la zona de dominio público de las carreteras de la Comunidad de Madrid, correspondiente a 3 metros de distancia medidos desde el borde de la explanación.

Artículo 6.1.3. En el suelo urbano no consolidado y en el suelo urbanizable, las edificaciones que se dispongan sobre los márgenes de la carretera NIII, deberán retranquearse una distancia de 15 metros en toda la longitud del frente de parcela a la citada vía, correspondiente a la zona de protección de las carreteras de la Comunidad de Madrid. La franja de retranqueo a la NIII deberá quedar libre de edificaciones, instalaciones o cualquier otra construcción. La medición se realizará desde el borde de la explanación.

Artículo 6.1.4. En el suelo urbano consolidado, las edificaciones que se dispongan sobre los márgenes de la carretera NIII, deberán retranquearse una distancia de 10 metros en toda la longitud del frente de parcela a la citada vía, correspondiente a la zona de protección de las carreteras de la Comunidad de Madrid. La franja de retranqueo a la NIII deberá quedar libre de edificaciones, instalaciones o cualquier otra construcción. La medición se realizará desde el borde de la explanación.

Artículo 6.1.5. El planeamiento urbanístico que se tramite en desarrollo de las presentes Normas Transitorias, que afecte a las carreteras de la Red de la Comunidad de Madrid, deberá remitirse a la Dirección General de Carreteras para su oportuno informe. Asimismo, antes del comienzo de cualquier obra que pueda afectar al dominio público viario de la Comunidad de Madrid o su zona de protección deberá pedirse permiso a la citada Dirección General.

Artículo 6.1.6. En la redacción de los planes de desarrollo de las Normas Transitorias se deberán tomar medidas que garanticen el cumplimiento del Decreto 131/1997, de 16 de octubre, por el que se fijan los requisitos que han de cumplir las actuaciones urbanísticas en relación con las infraestructuras eléctricas.

Artículo 6.1.7. Se deberán definir pasillos para las redes de energía eléctrica que garanticen la inexistencia de edificaciones y la imposibilidad de nuevas implantaciones.

Artículo 6.1.8. Deberán reservarse suelos para la localización de los centros de transformación que deberán disponerse enterrados y estar dotados de las medidas necesarias de seguridad y accesibilidad.

Artículo 6.1.9. Los proyectos técnicos de implantación de antenas de telefonía móvil deberán acompañarse de un estudio de integración paisajística de las mismas.

Artículo 6.1.10. La red de saneamiento propuesta para los nuevos desarrollos deberá ser separativa de las aguas pluviales y residuales, en caso de que fuera técnicamente inviable deberá aportarse documentación justificativa en los planes de desarrollo.

Artículo 6.1.11. Se evitará la colocación de bocas de riego en viales para el baldeo de las calles.

Capítulo 6.2

Condiciones para el diseño de las zonas verdes y espacios libres

Artículo 6.2.1. Para el arbolado urbano se alternarán diferentes especies con el fin de mitigar posibles afecciones de plagas, procurando, en todo caso, que sean resistentes y de fácil conservación.

Artículo 6.2.2. Para las zonas verdes se seleccionará vegetación arbórea y arbustiva con especies autóctonas correspondientes a la serie climática del municipio o con especies rústicas de bajo mantenimiento capaces de soportar condiciones temporales de sequía. El ajardinamiento deberá evitar el uso del césped.

Capítulo 6.3

Características de la red de distribución de agua

Artículo 6.3.1. Se ajustará tanto a la Normativa como a las indicaciones del Canal de Isabel II, así como a las normas establecidas por el Ayuntamiento.

Artículo 6.3.2. La red de distribución de agua se realizará siguiendo un trazado en malla que garantice el abastecimiento a todos los puntos de la red y discurrirá enterrado bajo acera de la red viaria o por los espacios libres. Los cruces de calzada irán debidamente protegidos.

Artículo 6.3.3. En el diseño de las redes urbanas y de las redes interiores de edificación se deberán tomar las medidas necesarias tendentes a conseguir un ahorro energético efectivo, que deberá justificarse en el correspondiente proyecto técnico.

Capítulo 6.4

Características de la red de saneamiento

Artículo 6.4.1. Las redes de saneamiento previstas para los nuevos desarrollos del suelo urbano y urbanizable deberán ser separativas cumpliendo lo establecido en las Normas del Canal de Isabel II, las Normas de la Agencia de Medio Ambiente y el Decreto 170/1998, de 1 de octubre, sobre Gestión de las Infraestructuras de Saneamiento de Aguas Residuales de la Comunidad de Madrid.

Artículo 6.4.2. El Ayuntamiento garantizará la completa separación de la red de aguas pluviales estableciendo las medidas oportunas que imposibiliten tanto la incorporación de aguas residuales no previstas a la red de pluviales, como la incorporación de aguas residuales no previstas a la red de aguas residuales, y estableciendo, asimismo, las medidas que permitan el control y vigilancia del cumplimiento de esta condición.

Artículo 6.4.3. Los vertidos líquidos deberán cumplir el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas, así como, en caso de vertido a terreno o cauce público, la preceptiva autorización a emitir por la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Artículo 6.4.4. Los vertidos industriales deberán cumplir la Ley 10/1993, de 26 de octubre, sobre Vertidos Líquidos Industriales al Sistema Integral de Saneamiento de la Comunidad de Madrid.

Artículo 6.4.5. Se dispondrá un pozo de registro en cada esquina de cruce de calle y uno cada 30 metros, aproximadamente, salvo casos excepcionales, en los cuales no superará la distancia entre ellos de 50 metros.

TÍTULO 7

Medidas generales de protección del Medio Ambiente

Capítulo 7.1

Medidas de ahorro energético

Artículo 7.1.1. Los proyectos técnicos de obras en las edificaciones deberán incluir las condiciones para el diseño energético de las mismas. En este sentido deberán incluir:

1. Relación de datos climáticos obtenidos de la estación meteorológica más próxima.

2. Parámetros de confort climático y de confort acústico.

3. Sistemas pasivos adoptados en el diseño para el aprovechamiento térmico y lumínico del edificio.

4. Justificación de aislamiento térmico y acústico del edificio y sus niveles de aislamiento.

5. Justificación de la demanda energética del edificio y de las mejoras adoptadas en el rendimiento de las instalaciones del mismo.

6. Disposición de instalación de captación de energía solar térmica para el agua caliente sanitaria.

7. En las redes de abastecimiento de agua y energía eléctrica deberán disponerse elementos reductores del gasto tales como grifos con aireadores y luminarias de bajo consumo.

Capítulo 7.2

Medidas para el control de los residuos durante la ejecución de las obras

Artículo 7.2.1. El movimiento de tierras deberá minimizarse y reutilizar las propias tierras de la excavación para definir la nueva topografía del lugar. El proyecto técnico deberá contener una justificación cuantitativa de estos aspectos.

Artículo 7.2.2. Los residuos deberán separarse en obra diferenciando inertes, asimilables a urbanos y peligrosos. El proyecto técnico deberá presentar un plan de recogida selectiva de residuos donde se indique:

1. El vertedero al que se llevarán los residuos que deberá ser el más próximo al objeto de reducir el impacto producido por el transporte de los vertidos a grandes distancias

2. Una metodología del tratamiento de los residuos.

3. Indicación de la localización de los contenedores de recogida selectiva en el interior del recinto de las obras.

Artículo 7.2.3. Será responsabilidad del constructor la separación y gestión de los residuos generados por la ejecución de las obras. Antes del inicio de las obras el constructor deberá presentar un plan de gestión de los residuos donde se indiquen las medidas de gestión y la relación de los gestores de residuos autorizados por la Comunidad de Madrid, que se ocuparán de la gestión de los mismos durante la ejecución de las obras. Asimismo, será necesario para la solicitud de la licencia de primera ocupación presentar ante el ayuntamiento justificante de la recogida de los residuos por gestor autorizado durante la ejecución de las obras.

Artículo 7.2.4. En las obras de demolición parcial o total de edificaciones existentes será preceptivo la separación de residuos reutilizables tales como el aluminio, vidrio, hormigón, cerámica y posterior transporte a puntos de reciclaje.

Capítulo 7.3

Medidas de protección de la calidad del aire

Artículo 7.3.1. En la ejecución de las obras deberán cumplirse unas medidas mínimas de protección de la calidad del aire en orden a disminuir la emisión de partículas a la atmósfera. Las medidas de control deberán recogerse en el proyecto técnico que se presente para la obtención de la correspondiente licencia de obras. A continuación se relacionan las más generales, sin perjuicio de aquellas incluidas en las normativas sectoriales:

1. Riego adecuado de los caminos de obra y zonas de trabajo.

2. Cubrición de la carga de los vehículos de transporte mediante toldos, con el fin de evitar el vuelo de materiales.

3. Definición de plataformas de limpieza de vehículos, especialmente las ruedas, con el fin de evitar la deposición de finos en zonas de rodadura y viales.

4. Control de las emisiones de contaminantes atmosféricos, utilizando maquinaria compatible con la calidad ambiental, adoptándose como referencia las determinaciones establecidas por la Directiva 88/77/CEE para vehículos pesados y su correspondiente adaptación al progreso técnico.

Artículo 7.3.2. En los proyectos de obras en las edificaciones que requieran licencia de obra, será preceptivo el empleo de purificadores en las salidas de chimeneas industriales, instalaciones colectivas de calefacción y salidas de humos y vahos de cocinas de colectividades, hoteles, restaurantes y cafeterías.

Capítulo 7.4

Medidas de protección del medio nocturno

Artículo 7.4.1. En los proyectos de urbanización deberán consignarse las medidas tomadas para la protección del medio nocturno.

Artículo 7.4.2. Deberá justificarse la eficiencia energética de los alumbrados exteriores sin perjuicio de la seguridad de los usuarios, utilizando luminarias que incorporen reductores de consumo y sensores de intensidad luminosa que controlen apagado y encendido.

Artículo 7.4.3. Se deberán evitar en alumbrados exteriores luminarias enfocadas hacia el cielo o las de globo, asimismo deberá minimizarse la intrusión luminosa en el entorno doméstico.

Capítulo 7.5

Medidas de protección de las vías pecuarias

Artículo 7.5.1. Las vías pecuarias están sometidas a la Ley 8/1998, de 15 de junio, de Vías Pecuarias de la Comunidad de Madrid.

Artículo 7.5.2. No discurrirán por el dominio público pecuario viales ni se situarán rotondas, de acuerdo al artículo 43 de la Ley 8/1998, donde se prohíbe el asfaltado del dominio público pecuario y el tránsito a motor no agrícola.

Artículo 7.5.3. No discurrirán por las vías pecuarias infraestructuras de servicios ( saneamiento, agua, luz, etcétera) , siendo necesario solicitar a la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural las autorizaciones de cruce de las citadas infraestructuras con las vías pecuarias.

Artículos

7.5.4. Los cruces con viales rodados deberán ser autorizados por la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural, realizándose a distinto nivel para viales rápidos. Si las condiciones de seguridad vial lo permitieran podrán realizarse cruce a mismo nivel que serán debidamente diferenciados mediante una suave elevación de la cota de la capa de rodadura, el pavimento estará constituido por materiales no asfálticos preferiblemente adoquines de piedra naturales ( roca, basaltos, calizas, etcétera) , y debidamente señalizado indicando cruce con vía pecuaria.

Artículo 7.5.5. Las vías pecuarias que atraviesan los ámbitos o las colindantes serán acondicionadas como parques lineales constituidos por un paseo no superior a 1,5 metros de ancho, estabilizado con piedra natural preferiblemente adoquines de granito, granitos, pizarra, o cualquier otra piedra natural. El resto de la anchura de la vía pecuaria será arbolada preferiblemente con especies autóctonas de al menos 1,5 metros de altura, y se les aplicará, al menos, 7 riegos durante los siete primeros años de plantación, 5 de ellos se realizarán durante el período estival. Se podrán colocar bordillos con borde en forma de cuña que no sobresalgan más de 10 centímetros.

Artículo 7.5.6. El vallado de una parcela que colinde con una vía pecuaria precisa, de acuerdo al artículo 14 de la Ley 8/1998, de 15 de junio, de Vías Pecuarias de la Comunidad de Madrid, de la delimitación de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural.

Artículo 7.5.7. De acuerdo al artículo 43 de la citada Ley 8/1998 está expresamente prohibido en el dominio público pecuario la extracción de áridos, rocas y gravas. En consecuencia, el dominio público pecuario quedará totalmente fuera de la explotación minera de gravas, incluido sus accesos. Teniendo en cuenta que sobre la vía pecuaria, de acuerdo a la Ley 8/1998, se desarrollan usos de senderismo, cicloturismo y cabalgada, usos incompatibles con el tránsito propio de una explotación minera, para evitar los accidentes que pudieran ocurrir, es necesario establecer un perímetro de seguridad en el frente de la extracción con la vía pecuaria de, al menos, 30 metros desde el límite exterior del dominio público pecuario. Igualmente, es necesario el vallado del perímetro para evitar accidentes ligados a los usos prioritarios, compatibles y complementarios definidos por la legislación de vías pecuarias, así como la instalación en él de una pantalla vegetal constituida por una plantación arbórea.

TÍTULO 8

Zonas urbanísticas del suelo urbano

Capítulo 8.1

Zona 1. Casco Antiguo

Artículo 8.1.1. Ámbito y grados. Las zonas reguladas por esta Norma, comprenden los suelos identificados en el Plano de Ordenación con el código 1.

El uso global es el residencial.

SECCIÓN I Condiciones para la nueva edificación

Artículo 8.1.2. Clasificación en grados. A los efectos de la aplicación de las condiciones de edificación en la zona 1, se distinguen dos grados que comprenden, cada uno de ellos, los suelos señalados en el Plano de Ordenación con los códigos 1º. y2º. , respectivamente.

Artículo 8.1.3. Tipología característica. La tipología corresponde a la de edificación entre medianerías formando manzana cerrada.

Artículo 8.1.4. Parcelaciones.

1. Se considera como parcela edificable la existente, siempre que cumpla la nueva edificación con el resto de los parámetros definidos en la presente ordenanza.

2. Se admite la segregación de parcelas, considerándose como mínima la de 90 metros cuadrados de superficie y 5 metros de longitud de su lindero de fachada.

Artículo 8.1.5. Obras admitidas. Todas, con las limitaciones establecidas por las condiciones de protección de la edificación.

Artículo 8.1.6. Parcela mínima. Se entiende por parcela mínima aquella que es capaz de acoger, cumpliendo las restantes condiciones particulares, una vivienda que cumpla con la superficie establecida para vivienda mínima.

A efectos de reparcelaciones, parcelaciones y segregaciones de parcela, las unidades resultantes deberán cumplir las siguientes condiciones:

a) La superficie de parcela será igual o superior a 90 metros cuadrados.

b) El lindero frontal de la parcela tendrá una dimensión igual o mayor a 500 centímetros.

c) La forma de la parcela permitirá la inscripción de un círculo de diámetro igual o superior a 500 centímetros.

Artículo 8.1.7. Separación a los linderos.

1. En parcelas calificadas como uso dotacional y en caso de que su funcionalidad lo justifique, cabrá separarse de los linderos laterales. En este caso, se admite la separación a los linderos laterales con un ancho mínimo de 3 metros. En caso de recaer huecos de ventilación, el ancho de la separación al lindero de cada uno de los cuerpos de edificación enfrentados al mismo, cumplirá las condiciones que para patios de parcela cerrados se establecen en estas Normas.

Las medianeras que quedaran al descubierto serán tratadas como fachadas, por el propietario de la nueva edificación.

2. La edificación se separará del lindero testero una distancia igual o superior a un tercio de la altura de coronación de cada uno de los cuerpos de edificación enfrentados al mismo, con un mínimo de 3 metros.

3. En parcelas de esquina, entre el fondo de edificación y el lindero correspondiente, se actuará como en el apartado anterior.

4. No son de aplicación las condiciones establecidas en los apartados 2 y 3, en parcelas con fondos menores o iguales a 12 metros, cuando resuelvan su organización interior sin que existan piezas que recaigan a las fachadas posteriores.

5. Cuando la parcela colinde en su lindero lateral con una parcela correspondiente a tipología edificatoria distinta a edificación en manzana cerrada, deberá separarse un mínimo de 3 metros de dicho lindero.

Artículo 8.1.8. Posición respecto a la alineación oficial. El edificio situará una de sus fachadas exteriores sobre y a lo largo de la alineación oficial en toda su altura y longitud.

Artículo 8.1.9. Fondo edificable máximo.

1. Se establece un fondo máximo edificable de 12 metros.

2. La separación entre cuerpos de edificación será igual o superior a los dos tercios de la altura del de mayor altura con un mínimo de 3 metros.

3. En parcelas con frentes a calles opuestas deberá cumplirse el fondo edificable máximo y la separación entre cuerpos de edificación.

4. En parcelas en esquina con fachadas dos o más calles deberá cumplirse en todas sus fachadas las condiciones de fondo máximo y separación entre cuerpos de edificación.

Artículo 8.1.10. Altura de la edificación. Para su medición se deberá seguir lo establecido en el artículo 5.5.5 de las presentes Normas tomando como altura máxima:

a) En el grado 1º. , la altura del edificio se limita a tres plantas y 950 centímetros, medidos desde la cota de origen y referencia hasta el nivel de cornisa. Se prohíben los semisótanos. El espacio bajo cubierta se regula según lo establecido en el artículo 5.6.2 de las presentes Normas Urbanísticas.

b) En el grado 2º. , la altura del edificio se limita a dos plantas y 7 metros, medidos desde la cota de origen y referencia hasta el nivel de cornisa. El espacio bajo cubierta se regula según lo establecido en el artículo 5.6.2 de las presentes Normas Urbanísticas.

Artículo 8.1.11. Escalonamiento de la edificación. En los escalonamientos de fachada la altura a cornisa de la nueva edificación no sobrepasará los 10 metros, medidos en la cota mas baja de la rasante y siempre que se permita el desarrollo en fachada de un mínimo de 5 metros.

Para los escalonamientos de la edificación desde el frente hasta el fondo de la parcela, se deberá asegurar que los volúmenes de la edificación proyectada corran paralelos a la inclinación del terreno, escalonándose cuantas veces se precise para evitar que la altura a cornisa del cuerpo edificado, medida sobre una línea imaginaria trazada entre las dos rasantes de la calle mas alta y la calle mas baja, no supere los 10 metros.

Artículo 8.1.12. Cota de origen o referencia. Se tomará como cota de origen o referencia la rasante de la acera en el punto medio de la fachada de la edificación.

Artículo 8.1.13. Altura libre de pisos. La altura libre de pisos mínima será de:

a) Planta baja: 300 centímetros.

b) Plantas de piso: 250 centímetros.

Artículo 8.1.14. La cubierta se resolverá con faldones inclinados. No deberá superarse una pendiente en cada faldón del 40 por 100 y se limitará la altura de cumbrera a 240 centímetros.

Artículo 8.1.15. Salientes y vuelo.

1. En la fachada recayente a la alineación oficial se admiten balcones, balconadas y miradores, con un saliente máximo de 50 centímetros. Su longitud, en cada una de las plantas, no sobrepasará el 25 por 100 la longitud de la alineación oficial.

2. La altura libre mínima entre la cara inferior del forjado del cuerpo saliente y la rasante de la acera será de 340 centímetros, en las fachadas situadas en la alineación oficial.

Artículo 8.1.16. Aparcamientos. Con objeto de mejorar de la calidad ambiental de la escena urbana en el casco de Perales deberá cumplirse la dotación de plazas de aparcamiento para las nuevas edificaciones y obras de reforma integral de la edificación existente, se admite la exención del cumplimiento siempre que este suficientemente justificada la imposibilidad de su ejecución por motivos de maniobrabilidad o de imposibilidad de acceso. No será motivo de exención la situación de la dotación respecto al nivel de la calle aunque requiera su disposición en plantas sobre rasante.

La cuantía mínima de la dotación deberá cumplir, en el interior de la parcela privada, con la disposición de una plaza de aparcamiento por vivienda.

SECCIÓN II Condiciones estéticas

Artículo 8.1.17. Materiales de fachada. Se empleará el revoco liso tradicional, en tonos claros y en sintonía con los de las edificaciones tradicionales del casco.

Los zócalos tendrán como altura máxima la correspondiente al antepecho de la ventana más alta de la planta baja.

Se prohíbe la utilización de ladrillo visto como material de fachada.

Artículo 8.1.18. Materiales de cubierta. El material de cubierta será de teja curva cerámica, no mixta.

Artículo 8.1.19. Huecos en fachadas exteriores. Los huecos serán de proporción vertical predominando el macizo sobre el vano.

El vuelo máximo de los balcones y aleros no excederá de 40 centímetros sobre la línea de fachada, se proyectarán según las formas tradicionales y el canto del borde se rebajara hasta los 12 centímetros máximos.

Se prohíbe la construcción de miradores por no ser elementos de la tipología tradicional del caso.

Artículo 8.1.20. Condiciones de los materiales empleados en la construcción de los huecos. Se permite la utilización de hierro, aluminio y madera, recomendándose esta última. Se prohíbe el empleo de carpintería de aluminio en su color natural. Los acabados serán en mate y en colores oscuros. Se permite el uso de fraileros y contraventanas. Se recomienda el uso de rejería de hierro forjado en balcones y ventanas, con diseños inspirados en los tradicionales existentes.

SECCIÓN III Régimen de los usos

Artículo 8.1.21. Usos compatibles.

Industrial en categorías b) y c) :En situación de planta inferior a la baja y baja. En planta baja se admite un cuerpo de edificación de una sola planta hasta 12 metros de fondo, dedicado a una actividad industrial, con una altura total de 450 centímetros. El cuerpo de edificación de planta baja deberá estar integrado en un local con frente en contacto con la vía pública en línea igual o mayor a 3 metros, constituyendo una única unidad registral. Terciario:

Oficinas: En situación de planta inferior a la baja, baja y primera.

Comercial: Categoría de mediano comercio, en situación de planta inferior a la baja, baja y primera.

Recreativo: En situación de planta inferior a la baja y baja.

Otros servicios terciarios: En situación de planta inferior a la baja, baja y primera. Equipamiento: En situación de planta inferior a la baja, baja y primera.

Artículo 8.1.22. Usos alternativos.

Equipamiento: En edificio exclusivo.

Artículo 8.1.23. Usos prohibidos.

Industrial: En edificio exclusivo. Terciario: En edificio exclusivo.

Capítulo 8.2

Zona 2. Edificación unifamiliar

Artículo 8.2.1. Ámbito y características. Pertenecen a esta zona las áreas grafiadas en el plano de ordenación, con el código 2.

Su tipología corresponde a edificación aislada, pareada, agrupada en hilera o adosada en vivienda unifamiliar, en las condiciones que al efecto se regulan.

El uso global es residencial en su categoría de vivienda.

Artículo 8.2.2. Obras admitidas. Todas, con las limitaciones establecidas por las condiciones de protección de la edificación.

SECCIÓN IV Condiciones para la nueva edificación

Artículo 8.2.3. Clasificación en grados. A los efectos de la aplicación de las condiciones de edificación, se distinguen cuatro grados, que comprenden, cada uno de ellos, los terrenos señalados en el plano de Calificación con los códigos 1º. , 2º. , 3º. y4. o

Artículo 8.2.4. Parcela mínima.

1. Se establecen los siguientes valores de superficie mínima de parcela para cada grado:

a) Grado 1º. : 125 metros cuadrados.

b) Grado 2º. : 200 metros cuadrados.

c) Grado 3º. : 250 metros cuadrados.

d) Grado 4º. : 800 metros cuadrados.

2. No será de aplicación la superficie de parcela mínima que se establece en este artículo, en aquellas que concurran las circunstancias siguientes:

a) La parcela que a la entrada en vigor del Normas Transitorias, constara inscrita en el Registro de la Propiedad como una unidad predial independiente, respondiendo su deslinde a un acto de parcelación urbanística con aprobación municipal, y su extensión y forma permita desarrollar una vivienda con las condiciones establecidas para vivienda mínima.

b) Parcelas intersticiales que no sean reparcelables, siempre que la parcela tenga una forma y superficie en la que se pueda construir una vivienda que cumpla con las condiciones establecidas para vivienda mínima.

Artículo 8.2.5. Condiciones de la parcela.

1. Dimensiones mínimas en su lindero frontal:

a) Grado 1º. : 6 metros lineales.

b) Grado 2º. : 8 metros lineales.

c) Grado 3º. . 9 metros lineales.

d) Grado 4º. : 20 metros lineales.

2. La forma de la parcela permitirá inscribir en la misma un círculo de diámetro igual o superior a:

a) Grado 1º. : 6 metros.

b) Grado 3º. : 8 metros.

c) Grado 3º. : 9 metros.

d) Grado 4º. : 20 metros.

Artículo 8.2.6. Separación a linderos.

1. En los grados 1º. , 2º. y3º. , la construcción podrá adosarse a los linderos laterales en solución de vivienda unifamiliar agrupada, en hilera o adosada. En cualquier caso, el conjunto continuo de planos de fachadas no superará una longitud máxima de 48 metros lineales. En caso de que no existiera adosamiento a alguno de los linderos laterales debería respetarse una distancia mínima de separación de 3 metros.

En el grado 4º. laseparación de la línea de edificación a los linderos laterales será igual o superior a la mitad de su altura ( H/2) con un mínimo de 3 metros, tomando como valor de H la altura de cornisa correspondiente al lindero.

2. La separación entre el plano de la fachada y la alineación oficial será superior a 3 metros para los grados1º. , 2º. y3º. , yde 4metros para el grado 4º. .

Artículo 8.2.7. Ocupación .La ocupación de la parcela por el conjunto de edificaciones situadas sobre y bajo rasante no podrá ser superior al resultado de aplicar a la superficie de parcela edificable los siguientes coeficientes de ocupación:

a) Grado 1º. : 70 por 100.

b) Grado 2º. : 50 por 100.

c) Grado 3º. : 40 por 100) .

d) Grado 4º. : 25 por 100. Únicamente se admite una planta bajo rasante.

Artículo 8.2.8. Coeficiente de edificabilidad.

a) Grado 1º. : Edificabilidad máxima, 1,2 metros cuadrados/metro cuadrado.

b) Grado 2º. : Edificabilidad máxima, 1,0 metros cuadrados/metro cuadrado.

c) Grado 3º. : Edificabilidad máxima, 0,7 metros cuadrados/metro cuadrado.

d) Grado 4º. : Edificabilidad máxima, 0,5 metros cuadrados/metro cuadrado.

Artículo 8.2.9. Altura de la edificación. Dos plantas para todos los grados, con una altura máxima de cornisa de 6,75 metros.

Artículo 8.2.10. Cota de origen y referencia. La cota de origen y referencia para la medición de la altura de cornisa será la del contacto de edificación con el terreno en el punto medio de la fachada en que se sitúa el acceso al edificio.

Artículo 8.2.11. Altura libre de pisos. La altura libre de pisos será igual o superior, en todos los grados, a 250 centímetros. Se exceptúan de esta condición las obras que se realicen en interiores de edificios existentes.

Artículo 8.2.12. Aparcamientos. Se deberá cumplir, en el interior de la parcela privada, con la dotación de una plaza y media por cada 100 metros cuadrados edificables.

SECCIÓN V Régimen de los usos

Artículo 8.2.13. Usos compatibles.

Industrial: En situación de planta inferior a la baja y baja. En planta baja se admite un cuerpo de edificación de una sola planta hasta 18 metros de fondo, dedicado a una actividad industrial, con una altura total de 450 centímetros. La superficie correspondiente al mayor fondo a partir de los 12 metros de fondo máximo edificable no computará a efectos de edificabilidad. El cuerpo de edificación de planta baja deberá estar integrado en un local con frente en contacto con la vía pública en línea igual o mayor a 3 metros, constituyendo una única unidad registral. Terciario:

Oficinas: En situación de planta inferior a la baja, baja y primera.

Comercial: Categoría de mediano comercio, en situación de planta inferior a la baja, baja y primera.

Recreativo: En situación de planta inferior a la baja y baja.

Otros servicios terciarios: En situación de planta inferior a la baja, baja y primera.

Equipamiento: En situación de planta inferior a la baja, baja y primera.

Artículo 8.2.14. Usos alternativos.

Equipamiento: En edificio exclusivo.

Artículo 8.2.15. Usos prohibidos.

Industrial: En edificio exclusivo. Terciario: En edificio exclusivo.

TÍTULO 9

Protección del Patrimonio catalogado

Capítulo 9.1

Objeto y alcance

Artículo 9.1.1. El objeto del presente Catálogo es la protección y conservación de los bienes incluidos que, por sus valores arquitectónicos, urbanísticos, históricos, artísticos, culturales, ambientales y paisajísticos sean susceptibles de ser considerados como bienes catalogados, en arreglo a los dispuesto en los artículos 34, 55 y 61 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, y en los artículos 86 y 87 del Reglamento de Planeamiento.

El objetivo de protección y conservación que se persigue se instrumenta mediante la definición de un conjunto de condiciones de actuación, uso y tramitación que, con carácter complementario de las establecidas en el Planeamiento Urbanístico, son de aplicación a cualquier intervención sobre los bienes identificados y catalogados en este documento.

Artículo 9.1.2. La inclusión en este Catálogo de los bienes por él identificados implica su exclusión del régimen general de edificación forzosa y la imposición del conjunto de condiciones referidas en el párrafo anterior, a la vez que hace a las obras sobre ellos realizadas objeto de los beneficios previstos por la normativa vigente para los bienes catalogados, como se detalla en el capítulo 4 de este documento.

Artículo 9.1.3. La aprobación definitiva de este Catálogo implica asimismo, para los bienes en él incluidos, su exclusión total del régimen general de ruinas, a la vez que la declaración de utilidad pública que abre la vía a la expropiación forzosa que eventualmente podría llevarse a cabo en caso de incumplimiento grave de los deberes de conservación que la Ley establece, tal y como se detalla y fundamenta asimismo en el capítulo 5.8 Normas de Protección ,de este documento.

Artículo 9.1.4. Los bienes inmuebles de cualquier tipo afectados por incoación o declaración de Bien de Interés de Cultural o de Espacio Natural Protegido se incluyen en este Catálogo exclusivamente a efectos de anotación e identificación, estando sometidos al régimen de normativa y al control y disciplina que en cada caso apliquen los departamentos competentes en las materias respectivas.

Capítulo 9.2

Tipos y grados de protección

Artículo 9.2.1. Se establecen un tipo de protección denominado protección individualizada de elementos.

Capítulo 9.3

Protección individualizada de elementos.

Artículo 9.3.1. La protección individualizada de elementos se aplica a cada uno de los elementos aislados, espacios urbanos, edificios y agrupaciones de estos identificados como tales en el presente Catálogo. Se estructura en tres grados de protección jerarquizados, que se denominan integral, estructural y ambiental, y que más adelante se describen.

SECCIÓN I

Grado 1º. Protección integral

Artículo 9.3.2. Bienes a los que se aplica. Edificios, construcciones y elementos de excepcional valor arquitectónico y significación cultural o ciudadana, y los equiparables por sus valores y monumentos declarados o incoados con arreglo a la legislación sobre Patrimonio Histórico Español.

Espacios públicos que constituyen ámbitos urbanos de excepcional valor significativo por su configuración, calidad de conjunto de la edificación y tradición.

Elementos significativos de valor de la escena urbana, tales como pavimentos, mobiliario urbano, etcétera.

Artículo 9.3.3. Determinaciones. Se permitirán solamente las actuaciones encaminadas a la conservación y puesta en valor del edificio, elemento, espacio o agrupación catalogadodotándosele excepcionalmente del uso o usos que, siendo compatibles con sus características y condiciones originales, garanticen mejor su permanencia.

En consecuencia, se permiten solamente con carácter general sobre los bienes así catalogados las obras cuyo fin sea la restauración que pueden ser, de entre las tipificadas en el capítulo siguiente de este documento, las de mantenimiento, de consolidación y de recuperación, con prohibición expresa de todas las demás. En todo caso las aportaciones sucesivas de restauración deberán diferenciarse o documentarse, a efectos de investigación, de la obra original.

Se prohíben, asimismo, expresamente, las actuaciones de los particulares y empresas concesionarias de servicios relativos a fijación de elementos extraños a la naturaleza del propio elemento catalogado con este grado de protección, tales como tendidos aéreos de redes de energía, alumbrado o comunicación, señalización de tráfico, báculos de alumbrado, rótulos publicitarios, toldos, etcétera. Los elementos de señalización de las actividades que el elemento contenga, y los de alumbrado de sus inmediaciones, en caso de que se consideren necesarios, se diseñarán expresamente dentro del espíritu de respeto al elemento catalogado, a su carácter y a su entorno.

Se permitirán excepcionalmente pequeñas actuaciones de acondicionamiento si la permanencia del elemento implicara necesariamente un cambio de uso y el nuevo a implantar así lo exigiera, en cuyo caso la concesión de licencia de obras irá precedida del informe favorable del departamento de Patrimonio Arquitectónico de la Comunidad de Madrid competente en la materia.

Se considerarán excepcionales, asimismo, en los bienes catalogados con este grado de protección, aquellas intervenciones que, dentro de una obra de las permitidas para este grado, impliquen la utilización de materiales o técnicas distintas de las originales que den lugar a cambios de formas, colores o texturas, excepcionalidad que implicará la necesidad de informe favorable del departamento de Patrimonio arriba aludido con anterioridad a la concesión de licencia.

SECCIÓN II

Grado 2º. Protección estructural

Artículo 9.3.4. Bienes a los que se aplica. Aquellos edificios, elementos y agrupaciones que, por su valor histórico o artístico o su calidad arquitectónica, constructiva o tipológica, se singularizan dentro del casco o del municipio.

Artículos

9.3.5. Determinaciones. Las obras a efectuar en los edificios o elementos sometidos a este grado de protección serán las tendentes a su conservación mejorando sus condiciones de habitabilidad o uso, manteniendo su configuración estructural, su envolvente exterior y sus elementos significativos.

Por ello se permiten, con carácter general, de entre las obras descritas en el epígrafe anterior, además de las permitidas en el grado 1º. lasobras de acondicionamiento.

Se considerarán excepcionales en los bienes catalogados con este grado de protección las actuaciones que, dentro de las permitidas, impliquen la utilización de materiales o técnicas distintas de las originales que den lugar a cambios de forma, color o textura y que afecten a la envolvente exterior o a los elementos estructurales y significativos, excepcionalidad que dará lugar al repetido trámite de informe favorable del departamento de Patrimonio Arquitectónico de la Comunidad de Madrid con anterioridad a la concesión de licencia.

Al igual que para los elementos catalogados en grado 1º. , para estos se prohíbe expresamente la fijación de elementos superpuestos, señalización y tendidos aéreos de redes de servicios urbanos. El diseño de muestras publicitarias y de los elementos de alumbrado público guardará el mismo respeto al carácter del elemento catalogado y a su entorno que los exigidos para el grado 1. o

SECCIÓN III

Grado 3º. Protección ambiental. A1, A2, A3 y A4

Artículo 9.3.6. Bienes a los que se aplica. Edificios que, aislados o en conjunto, conforman tramos o áreas de calidad, en buen o regular estado de conservación, aun cuando individualmente no presenten notables valores arquitectónicos.

Edificios que situados en áreas de calidad media o escasa, incluso presentando mal estado de conservación, reúnen constantes tipológicas interesantes.

Espacios urbanos de calidad destacada.

Artículo 9.3.7. Determinaciones. Las obras que se efectúen en los edificios, elementos o conjuntos afectados de este grado de protección tendrán por objeto adecuarlos a los usos y costumbres actuales sin pérdida de los valores ambientales y tipológicos que poseen.

Artículo 9.3.8. Grado A1. Sobre los bienes inmuebles catalogados con protección ambiental que contengan en la ficha correspondiente la determinación A1 se permitirán, de entre las actuaciones tipificadas en el capítulo tercero de este documento, las enumeradas para los grados anteriores y también las de reestructuración.

Asimismo, se permitirán sobre bienes con determinación A1 las obras de ampliación que reúnan todas y cada una de las condiciones siguientes:

No implicar aumento de altura del bien catalogado. No implicar aumento de ocupación en planta cuyos efectos sean visibles desde la vía pública.

No existir determinaciones de protección de parcela contrarias a la ampliación solicitada.

La ordenanza de la zona en que se halla concede al solar correspondiente edificabilidad necesaria para permitir la ampliación solicitada, una vez descontada la consumida por la edificación existente.

Artículo 9.3.9. Grado A2. Los bienes catalogados con protección ambiental con determinación A2 podrán ser objeto, además, de obras de ampliación que den lugar a aumento de ocupación en planta visible desde espacios públicos, siempre que reúnan las condiciones restantes señaladas en el párrafo anterior.

Artículo 9.3.10. Grado A3. Se permitirán obras de ampliación con aumento de altura pero sin aumento de ocupación visible desde espacios públicos en aquellos bienes con protección ambiental con determinación A3, que reúnan las condiciones restantes de edificabilidad remanente y ausencia de protección de parcela que lo impida.

Artículo 9.3.11. Grado A4. La existencia de la determinación A4 hará posible la autorización de obras de ampliación con aumento de ocupación visibles desde espacios públicos y aumento de altura, siempre y cuando concurran las circunstancias restantes de edificabilidad suficiente y de ausencia de protección de parcela que lo impida.

Se considerarán excepcionales para cualquier grado de protección ambiental de las propuestas de reestructuración que impliquen una intervención asimilable a la redistribución total del interior, por el riesgo de pérdida de los valores tipológicos que se supone posee el elemento protegido, excepcionalidad que dará lugar al repetido trámite de informe favorable del Departamento de Patrimonio Arquitectónico de la Comunidad de Madrid previo a la concesión de licencia.

Se autorizarán, asimismo, con carácter excepcional dentro de cualquier grado de protección ambiental, y se someterán, por tanto, al mismo trámite antes señalado, las propuestas de actuación que por imperativo de la reestructuración o acondicionamiento necesarios para adecuarlos a los nuevos usos propuestos o por aplicación necesaria de técnicas o materiales distintos de los originales, den lugar a modificaciones en su envolvente exterior visible desde espacios públicos próximos o lejanos que, sin pérdida de los valores ambientales y tipológicos existentes, afecten a su composición, colores o texturas.

En relación a la fijación de elementos superpuestos, se repite para este grado la prohibición relativa a tendidos aéreos que se aplica a los dos grados anteriores y en cuanto a señalización, publicidad y alumbrado el diseño y colocación deberá, asimismo, orientarse al mantenimiento de los valores ambientales propios de este grado 3. o

Capítulo 9.4

Definición de los tipos de obras sobre los bienes catalogados

Artículo 9.4.1. Sobre los bienes protegidos incluidos en este Catálogo solo se podrán realizar las obras que a continuación se tipifican dependiendo del grado de protección que se asigne a cada elemento, según se hace constar literalmente, para cada caso, en las siguientes secciones.

SECCIÓN IV Obras de restauración

Artículo 9.4.2. Obras de mantenimiento. Son las habituales derivadas del deber de conservación de los propietarios, y su finalidad es la de mantener el edificio o elemento correspondiente en las debidas condiciones de higiene y ornato sin afectar a su estructura portante ni a su distribución interior, ni alterar el resto de sus características formales y funcionales tales como composición de huecos, materiales, colores, texturas, usos existentes, etcétera.

Se agrupan bajo esta denominación, entre otras análogas, las intervenciones necesarias para el cuidado y afianzamiento de cornisas y volados, la limpieza o reparación de canalones y bajantes, los revocos de fachadas, la pintura, la reparación de cubiertas y el saneamiento de conducciones.

Si la obra de mantenimiento hiciera necesaria la utilización de técnicas o materiales distintos de los originales que dieran lugar a cambios de colores o texturas, la solicitud de licencia vendrá acompañada de la documentación complementaria que describa y justifique los cambios proyectados y sus efectos sobre el elemento y su entorno, y permita la comparación con las soluciones originales.

Artículo 9.4. Obras de consolidación. Tienen por objeto, dentro del deber de conservación de los propietarios, mantener las condiciones de seguridad, a la vez que las de salubridad y ornato, afectando también a la estructura portante, pero sin alterar, como en el tipo anterior, características formales ni funcionales.

Se agrupan bajo esta denominación, entre otras análogas, las actuaciones citadas en el epígrafe anterior que, además, incluyen operaciones puntuales de afianzamiento, refuerzo o sustitución de elementos estructurales dañados tales como elementos de forjado, vigas, soportes, muros portantes, elementos estructurales de cubierta, recalces de cimientos, etcétera.

Si la consolidación incluyera necesariamente la utilización de materiales distintos de los originales, ya sea en la colocación de refuerzos o en la sustitución de elementos completos, se aportará como documentación complementaria la que describa y justifique la solución proyectada en comparación con la de partida, que expresará suficientemente las implicaciones de funcionamiento estructural, compositivas, estéticas, formales y funcionales de la sustitución.

Artículo 9.4.4. Obras de recuperación. Son las encaminadas a la puesta en valor de un elemento catalogado restituyendo sus condiciones originales.

Dentro de esta denominación podrán estar comprendidas actuaciones de:

Mantenimiento, remozando elementos existentes o eliminando los procedentes de reformas inconvenientes. Consolidación, asegurando, reforzando o sustituyendo elementos estructurales originales dañados o cambiando los que alteren las condiciones originales por otros acordes con ellas. Derribos parciales, eliminando así las partes que supongan una evidente degradación de elemento catalogado y un obstáculo para su comprensión histórica. Otras actuaciones encaminadas a recuperar las condiciones originales del elemento catalogado. La solicitud de licencia de obras de este tipo contendrá, además de la documentación requerida para las obras del régimen general, la precisa para cumplimentar los apartados siguientes:

Descripción documental del elemento catalogado, circunstancias de su construcción, características originales y evolución. Descripción fotográfica del elemento catalogado en su conjunto y de los parámetros originales que lo caracterizan, ya sean volumétricos, espaciales, estructurales, decorativos u otros, así como de su relación con el entorno. Levantamiento cartográfico completo. Descripción pormenorizada del estado de conservación del elemento catalogado con planos en los que se señalen los puntos, zonas o instalaciones que requieren recuperación, consolidación o mantenimiento.

Descripción y justificación de las técnicas que se emplearán en las distintas actuaciones, con expresión de las implicaciones estructurales, compositivas, estéticas, formales y funcionales de su aplicación. Detalles de las partes que se restauran ( acompañados, cuando sea posible, de detalles del proyecto de restauración que permitan establecer comparación entre la solución existente ( o la original) y la proyectada. Descripción de los usos actuales y de los efectos de la restauración sobre los usuarios, así como de los compromisos establecidos con estos.

SECCIÓN V Obras de acondicionamiento

Son las necesarias para la adecuación del elemento catalogado o una parte del mismo a los usos a que se destine, mejorando sus condiciones de habitabilidad y manteniendo en todo caso las condiciones originales en todo lo que afecta a su envolvente exterior, a su configuración general y estructura básica original ( elementosestructurantes) y a los demás elementos significativos que lo singularicen o lo caractericen como de una determinada época o tipología.

Dentro de esta denominación se incluyen, entre otras, actuaciones tales como cambios de distribución interior en las partes no significativas o estructurantes, refuerzos o sustituciones de estructura para soportar mayores cargas, cambios en la decoración de las partes no significativas e incorporación de nuevas instalaciones o modernización de las existentes.

Las solicitudes de licencia de este tipo de obras vendrán acompañadas de la documentación complementaria descrita para las obras de recuperación, y además la descripción y justificación gráfica y escrita de los cambios proyectados en la distribución interior del edificio, con expresión detallada de las partes o elementos que por ser estructurantes o significativas no quedan afectados por dichos cambios.

SECCIÓN VI Obras de reestructuración

Son las que al objeto de adecuar el elemento catalogado o una parte del mismo a los usos a que se destina afectana sus elementos estructurantes alterando su morfología en lo que no afecte a las características originales de su envolvente exterior visibles desde los espacios públicos, próximos o lejanos.

Se agrupan en este concepto, entre otras actuaciones, las de cambios de distribución interior, cambios de localización de los elementos de comunicación general, horizontal y vertical, modificación de la cota de los distintos forjados, construcción de entreplantas y sustitución de estructuras de cubierta para el aprovechamiento de sus volúmenes.

La documentación relativa a este tipo de obras cubrirá los aspectos siguientes:

Levantamiento de planos del elemento catalogado en su estado actual. Descripción fotográfica del estado actual del elemento en su conjunto, sus partes más significativas y su relación con su entorno. Descripción, valoración y justificación de la solución proyectada y de sus efectos sobre los valores existentes en dicho elemento. Descripción de los usos actuales y de los efectos de reestructuración sobre los usuarios así como de los compromisos establecidos con estos.

SECCIÓN VII Obras de ampliación Son las que se realizan para aumentar el volumen construido de edificaciones existentes, ya sea mediante el aumento de ocupación en planta, el incremento del número de plantas, el aumento de altura de las existentes o el aprovechamiento de los espacios bajo cubierta hasta agotar, en su caso, la edificabilidad permitida por las ordenanzas de la zona de que se trate.

Las obras de ampliación sobre elementos catalogados vendrán precedidas de la aportación de la documentación siguiente:

Levantamiento de planos del elemento catalogado y descripción escrita y fotográfica de su estado actual.

Descripción escrita y gráfica de la obra de ampliación y de su relación con el elemento existente, incluyendo planos que representen la totalidad de lo existente y lo proyectado diferenciando ambas partes.

La documentación que describa y valore el entorno significativo tanto próximo como medio lejano del elemento catalogado y los efectos de la ampliación sobre dichos entornos.

Descripción de los usos actuales, de los efectos de la ampliación sobre los usuarios y de los compromisos contraídos con estos.

SECCIÓN VIII Obras de demolición

Artículo 9.4.5. Sobre bienes incluidos en protección individualizada de elementos o parcelas. Las actuaciones de demolición sobre elementos con catalogación individualizada responderán a los dos supuestos siguientes:

1. La demolición se engloba en una obra de recuperación, acondicionamiento o reestructuración, y afecta solamente a aquellas partes del elemento catalogado no consideradas significativas y de obligada conservación por el grado de protección y tipo de obra correspondientes.

2. Para otras demoliciones se estará a lo dispuesto en la legislación vigente en la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, y Ley 10/1998, de 9 de julio, de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

En el primer supuesto, las actuaciones de demolición se regirán por lo establecido en las determinaciones para obras de recuperación, acondicionamiento o reestructuración, e irán precedidas de la aportación de la documentación complementaria allí indicada.

Artículo 9.4.6. Compromisos de reedificación. Toda demolición deberá ir precedida de un compromiso de edificación o convenio previamente acordado a la concesión de licencia de obras.

Capítulo 9.5

Cuadro de tipos y grados de protección individualizados y obras permitidas en cada uno de ellos

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

Capítulo 9.6

Normas de protección

SECCIÓN IX Deberes de conservación de los bienes inmuebles según la legislación vigente Asimismo, la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, establece en el apartado 1 del artículo 168 que:

Los propietarios de terrenos, construcciones y edificios tienen el deber de mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y decoro, realizando los trabajos y obras precisos para conservarlos y rehabilitarlos, a fin de mantener en todo momento las condiciones requeridas para la habitabilidad o el uso efectivo.

Por otra parte fija el límite de este deber que, según el apartado 2º. delmismo artículo, estará:

Representado por la mitad del valor de un edificio o construcción de nueva planta, con similares características e igual superficie útil o, en su caso, de idénticas dimensiones que la preexistente.

En orden a la mejora, protección y rehabilitación de edificios y construcciones y en particular de bienes catalogados o declarados de interés históricoartístico, la Ley establece una serie de competencias para los Ayuntamientos en los artículos 168, 169 y 170. Por otra parte el incumplimiento de este deber de conservación podrá dar lugar a la expropiación por el Ayuntamiento de conformidad con el apartado c4º. , punto 1 del artículo 138.

Los Ayuntamientos podrán establecer ayudas públicas y exenciones o beneficios fiscales para el cumplimiento del deber de conservación y rehabilitación, de conformidad con el artículo 168, punto 4.

Según el artículo 170, los Ayuntamientos deberán dictar órdenes de ejecución de obras de reparación o conservación y rehabilitación de edificios y construcciones deterioradas o en condiciones deficientes para su uso efectivo legítimo. Si bien, cuando, en el ejercicio de esta competencia, impongan al propietario la ejecución de obras de conservación o rehabilitación que excedan el límite del deber de conservación, este podrá exigir al Ayuntamiento que sufrague el exceso ( artículo168) .

Asimismo: En los supuestos de edificios o construcciones catalogados o declarados de interés históricoartístico, el órgano de la Comunidad de Madrid competente en materia de patrimonio históricoartístico también deberá dictar órdenes de ejecución de obras de reparación, conservación o rehabilitación de estas edificaciones o construcciones.

Por otra parte, los Ayuntamientos pueden requerir de los propietarios, según el artículo 169, la obligación de realización de una inspección dirigida a determinar el estado de conservación y las obras de conservación o, en su caso, rehabilitación que fueran precisas .

Por último, la Ley en su párrafo 2º. delapartado 1 del artículo 170 faculta a los Ayuntamientos para dictar órdenes de ejecución diversas:

Los Ayuntamientos estarán habilitados, además, para dictar órdenes de ejecución de obras de mejora en toda clase de edificios para su adaptación al medio ambiente. Los trabajos y las obras ordenados deberán referirse a elementos ornamentarles y secundarios del inmueble de que se trate, pretender la restitución en su aspecto originario o coadyuvar a su mejor conservación.

SECCIÓN X Conservación específica del patrimonio catalogado

Artículo 9.6.1. Efectos de la catalogación. La catalogación de los bienes identificados en este documento significa la declaración de existencia en ellos de determinados valores que la legislación del Suelo ordena proteger, como se indica en el apartado 4.1 anterior.

La catalogación implica, asimismo, que a los bienes incluidos dentro de la misma, solo podrá serles de aplicación las obras de mantenimiento, consolidación, recuperación, acondicionamiento, reestructuración y ampliación según sea el Grado de Protección que tengan asignado.

La aprobación de este Catálogo en grado de Avance facultará a la Administración actuante para decretar la suspensión del otorgamiento de todas aquellas licencias de parcelación, edificación, reforma, demolición o cualesquiera otras que supongan actuaciones contrarias a las Normas en él incluidas y que afecten a bienes inmuebles por él catalogados, por el plazo máximo de un año prorrogable a otro año más una vez completado el trámite de información pública, así como para decretar la suspensión de los efectos de las ya concedidas y de contenido contrario a lo determinado en las referidas Normas por el mismo plazo.

Artículo 9.6.2. Deber de inspección. La Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid, establece en su artículo 169 las obligaciones de los propietarios en orden a la realización de informes de inspección periódicos:

Los propietarios de construcciones y edificios de antigüedad superior a treinta años deberán encomendar a un técnico facultativo competente o, en su caso, a entidades de inspección técnica homologadas y registradas en la Consejería competente en materia de ordenación urbanística, cada diez años, la realización de una inspección dirigida a determinar el estado de conservación y las obras de conservación o, en su caso, rehabilitación que fueran precisas. Estos plazos podrán revisarse por Decreto del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Artículo 9.6.3. Estado ruinoso de los bienes catalogados.

1. La situación legal de ruina urbanística: La Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid ( Ley9/2001, de 17 de julio) , en su artículo 171, establece las condiciones en las que procederá la declaración de situación legal de ruina urbanística . Corresponde al Alcalde hacer esta declaración.

La declaración de situación legal de ruina urbanística , aplicable a un bien catalogado constituirá al propietario o propietarios en la obligación de adoptar las medidas urgentes y realizar los trabajos y las obras necesarias para mantener y, en su caso, recuperar la estabilidad y la seguridad. En este caso el Ayuntamiento podrá convenir con el propietario los términos de la rehabilitación definitiva. De no alcanzarse acuerdo, el Ayuntamiento podrá optar entre ordenar las obras de rehabilitación necesarias, con otorgamiento simultáneo de ayuda económica adecuada, o proceder a la sustitución del propietario incumplidor aplicando el régimen establecido en el artículo 162 y siguientes de la presente Ley, sin necesidad de que la finca afectada esté incluida en área delimitada a tal fin .

El artículo 162, incluye, además, la posibilidad de la expropiación por incumplimiento social de la propiedad .

2. La situación ruina física inminente: La situación de ruina inminente de un elemento catalogado en la que exista peligro inmediato para bienes y personas dará lugar a las acciones municipales de urgencia previstas en el artículo 172. El Alcalde está habilitado para disponer las medidas precisas, incluidas las de apuntalamiento de la construcción, el desalojo del inmueble y vallado de la vía pública. La demolición se contempla como una medida excepcional y, en el caso de que haya que recurrir a la misma, será la estrictamente indispensable para proteger adecuadamente valores superiores y, desde luego, la integridad física de las personas .

La adopción de las medidas previstas en el punto 1, del artículo 172 no presupondrá, ni implicará la declaración de situación legal de ruina urbanística ,como se establece en el punto 2 del citado artículo, debiéndose proceder de conformidad con el artículo 171.

Capítulo 9.7

Modificación del Catálogo

El Catálogo podrá ser modificado durante el período de vigencia del mismo ( delPlan General) para la inclusión de nuevas piezas, excluir algunas o cambiarlas de grado de protección dentro de los de su tipo siguiendo los trámites para la Modificación Puntual del Plan General y cumpliendo las siguientes condiciones:

Artículo 9.7.1. Ampliación del Catálogo. Para la inclusión de una pieza en el Catálogo, ya sea por iniciativa de particulares, del Ayuntamiento o por la Administración, deberá elaborarse un informe por el Arquitecto que designe el Ayuntamiento, que podrá recabar la consulta previa del Departamento de Patrimonio Arquitectónico competente, indicando las características del edificio, espacio o elemento que aconsejen su protección, así como el grado que deba aplicársele y sometiéndose a aprobación del Pleno Municipal.

La aprobación inicial municipal irá seguida del correspondiente trámite de información pública, tras el cual, y obtenido el informe del Departamento de Patrimonio Arquitectónico, aquí obligado y vinculante, se elevará a aprobación provisional y, por último, a la definitiva de la Comisión de Urbanismo de Madrid.

Se iniciará también el trámite de ampliación del Catálogo, cuando, durante la actuación sobre un elemento catalogado en alguno de los grados de protección, o sobre cualquier otro tipo de edificio o terreno, apareciesen valores ocultos que indicaran la procedencia de aplicar un grado de protección superior al vigente.

Para ello se suspenderá el trámite de concesión de licencia o se paralizará la obra correspondiente durante el plazo mínimo necesario para obtener el informe del Departamento de Patrimonio competente arriba señalado.

Artículo 9.7.2. Exclusión de un bien inmueble catalogado.

Para la exclusión de un bien inmueble catalogado la solicitud irá acompañada de informe redactado por arquitecto o técnico competente por razón de lo material, justificativo de la pérdida de vigencia de las razones que motivaron su inclusión.

La solicitud, una vez aprobada por el Pleno Municipal, seguirá los mismos trámites indicados para la ampliación del Catálogo. No se entenderá en ningún caso motivo de exclusión de un bien catalogado su declaración de ruina posterior a la catalogación, circunstancia esta cuyo procedimiento y efectos se regulan en el capítulo 4 de este documento.

Artículo 9.7.3. Modificación de las condiciones de protección. Para la modificación de las condiciones que afecten a un bien catalogado se actuará con arreglo al mismo procedimiento indicado para la exclusión, y con la intervención vinculante del Departamento de Patrimonio Arquitectónico allí mencionado.

Capítulo 9.8

Listado de elementos catalogados

Artículo 9.8.1. A continuación se incluye un cuadro con la relación de los elementos catalogados, con su localización y grado de protección.

En el plano de ordenación Ord04a denominado Calificación del suelo, zonas de ordenanza y redes públicas del Volumen 8 de las NormasTransitorias, sereflejanasimismoloselementosc atalogados.

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

CONDICIONES COMPLEMENTARIAS DERIVADAS DEL INFORME DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE CALIDAD Y EVALUACIÓN AMBIENTAL, DE 21 DE FEBRERO DE 2007

Serán de obligado cumplimiento para el desarrollo de las Normas Transitorias las siguientes condiciones:

1. Consideraciones generales: Se adoptará, en el desarrollo de las previsiones contenidas en el documento, medidas tendentes al mantenimiento del valor paisajístico del núcleo y su entorno. El desarrollo del sector industrial considerará la posible afección a las vistas de los cortados yesíferos del Tajuña, con la adopción de las medidas que sean oportunas. Los nuevos viarios y esquemas de ordenación de redes y usos ajustarán en la medida de lo posible su trazado al terreno, de tal modo que se reduzca al mínimo el movimiento de tierras preciso para su materialización. Se tomarán las medidas necesarias en cuanto al cumplimiento del Decreto 131/1997, por el que se fijan los requisitos que han de cumplir las actuaciones urbanísticas en relación con las infraestructuras eléctricas y el enterramiento de líneas aéreas. En el supuesto de ejecución de centros de transformación no enterrados, estos contarán con las medidas necesarias para evitar los impactos visuales y garantías suplementarias de seguridad y accesibilidad. Entre las medidas tendentes a favorecer el ahorro energético, deberá tenerse en cuenta el Plan de Energías Renovables, para el período 2005- 2010, aprobado por Acuerdo del Consejo de Ministros de 26 de agosto de 2005. En este sentido, el Ayuntamiento promoverá, en el ámbito de sus competencias, el uso de la energía solar a través de planes y de ordenanzas municipales. Así, entre las medidas a adoptar, se sugiere al Ayuntamiento que instrumente una Ordenanza específica sobre el uso de la energía solar, de acuerdo a la Propuesta de Ordenanza Municipal de captación de energía solar para usos térmicos ,realizada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. Deberán proponerse medidas tendentes al ahorro efectivo y disminución del consumo de agua potable, con objeto de reducir en lo posible el abastecimiento para el consumo y riego. Deberán cumplirse las determinaciones de la Ley 8/2005, de 26 de diciembre, de Protección y Fomento del Arbolado Urbano de la Comunidad de Madrid, donde se recoge la prohibición de tala y podas drásticas e indiscriminadas, las obligaciones de los propietarios de arbolado urbano, la obligación de redactar un inventario municipal de arbolado urbano, y un plan de conservación del mismo, y donde se recogen las condiciones para nuevas plantaciones. Se asegurará el cumplimiento de la Ley 2/2002, de 19 de julio, de Evaluación Ambiental de la Comunidad de Madrid, en cuanto al procedimiento de aplicación en cada caso atendiendo a los Anexos de la citada Ley, sin perjuicio del sometimiento previo de los mismos a las previsiones de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de Prevención y Control Integrados de la Contaminación, cuando corresponda.

2. Condiciones para las zonas verdes: Se asegurará el tratamiento de las zonas verdes como áreas de ocio, sin vinculaciones con espacios libres de otro carácter. Se diseñarán con una superficie suficiente, acorde a su fin, de modo que resulte una distribución que propicie la integración paisajística con el entorno. En todo caso, las parcelas calificadas como zonas verdes deberán contemplar el cumplimiento del Decreto 78/1999, especialmente en lo que se refiere a las áreas de sensibilidad acústica y niveles de evaluación sonora. Se limitará la utilización de pavimentos rígidos continuos en zonas verdes, en coherencia con la propuesta de establecimiento de zonas de infiltración directa del agua de lluvia. Se aplicarán las medidas de ahorro de agua potable señaladas por el Ente Gestor y que se reflejan en el epígrafe correspondiente del presente informe.

3. Protección frente a la contaminación acústica: En cumplimiento del artículo 8 del Decreto 78/1999, por el que se regula el régimen de protección contra la contaminación acústica de la Comunidad de Madrid, se señala:

Deberán preverse la adecuada aplicación, en los documentos urbanísticos pertinentes, de las medidas propuestas en el estudio acústico u otras acústicamente equivalentes. Se atenderá, asimismo, a las propuestas contenidas en el estudio acústico del Avance del Plan General, sin perjuicio de que este acomode en la fase de Aprobación inicial el diseño urbano a los modelos de ruido, como propone el documento acústico de las Normas Transitorias.

Se considerará, asimismo la aplicación de las siguientes medidas: Limitación de la velocidad máxima de los vehículos permitida en el viario interior del núcleo urbano. Restricción en tal viario del tránsito de vehículos pesados.

En el caso de que se produzcan modificaciones en la fase de ejecución de planeamiento de las Normas Transitorias que puedan alterar las condiciones acústicas del municipio o las medidas preventivas propuestas, se adaptará el Estudio Acústico a la nueva situación, debiendo ser informado por el Ayuntamiento de Perales de Tajuña.

En cualquier caso, el Ayuntamiento de Perales de Tajuña verificará el cumplimiento de las condiciones establecidas en este informe y de aquellas otras que, en su caso, sean necesarias para garantizar el cumplimiento del Decreto 78/1999, por el que se regula el régimen de protección contra la contaminación acústica de la Comunidad de Madrid.

4. Recursos hídricos e infraestructuras hidráulicas: De acuerdo con el artículo 7 del Decreto 170/1998, de 1 de octubre, sobre gestión de las infraestructuras de saneamiento de aguas residuales de la Comunidad de Madrid, previo informe de fecha 19 de octubre de 2006 del Canal de Isabel II como Ente Gestor de las infraestructuras hidráulicas, sin perjuicio del informe de la Confederación Hidrográfica de la Cuenca del Tajo, se señalan las siguientes condiciones y consideraciones:

De acuerdo con el informe del Ente Gestor constan como antecedentes de gestión hidráulica los siguientes convenios:

Convenio de Gestión TécnicoComercial del Servicio de Distribución firmado entre el Ayuntamiento de Perales de Tajuña y el Canal de Isabel II, de fecha 9 de marzo de 2005. Convenio de Gestión de Infraestructuras de Saneamiento firmado entre la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el Canal de Isabel II y el Ayuntamiento de Perales de Tajuña, de fecha 8 de mayo de 2002.

4.1. Respecto a la viabilidad del abastecimiento: En relación con la viabilidad del abastecimiento y de acuerdo con el informe del Canal de Isabel II, Ente Gestor de las infraestructuras hidráulicas, este abastece de agua al municipio de Perales de Tajuña, de acuerdo con el vigente Convenio de Gestión Técnico Comercial de los Servicios de Distribución citado anteriormente.

4.2. Respecto a la depuración de las aguas residuales: El municipio de Perales de Tajuña depura actualmente sus aguas residuales en la EDAR de Perales de Tajuña, que también trata los vertidos procedentes del término municipal de Tielmes.

4.3. Respecto a la red de saneamiento: Siguiendo las directrices del artículo 28.2 del Texto Único de Contenido Normativo del Plan Hidrológico de la Cuenca del Tajo, los proyectos de nuevas urbanizaciones deberán establecer preferentemente redes de saneamiento separativas para aguas negras y pluviales. En ningún caso las aguas de lluvia se incorporarán a la red de aguas negras de los ámbitos. Por este motivo se dispondrán en las áreas edificables dos acometidas de saneamiento, la primera para aguas residuales y la segunda para aguas pluviales. Aun así, se recuerda que no deberá incorporarse a los colectores, emisarios e instalaciones de titularidad de la Comunidad de Madrid o del Canal de Isabel II un caudal de aguas residuales diluido superior a cinco veces el caudal punta de las aguas residuales domésticas aportadas por cada sector. Los vertidos deberán ajustarse a las previsiones de la Ley 10/1993, de 26 de octubre, sobre Vertidos Líquidos al Sistema Integral de Saneamiento de la Comunidad de Madrid y su normativa de desarrollo. En los puntos de vertido de pluviales en cauce público, se dispondrán sistemas de control y tratamiento de las aguas de lluvia, para evitar la presencia de elementos contaminantes contenidos en el agua de los primeros minutos de lluvia. El desarrollo de los sistemas de gestión del agua de lluvia figurará en la ficha urbanística de cada ámbito y sector. Los sistemas de gestión de las aguas residuales y pluviales para los nuevos desarrollos, que se definan en las siguientes fases, se ajustarán a lo que se recoge en el contenido normativo del Plan Hidrológico de la Cuenca del Tajo, aprobado por el Real Decreto 1664/1998, de 24 de julio, y a los criterios establecidos en este informe, sin perjuicio del informe de la Confederación del Tajo.

4.4. Respecto al riego de zonas verdes con agua potable: En las Normas Urbanísticas de las Normas Transitorias debe prohibirse expresamente la colocación de bocas de riego en viales para baldeo de calles. Deberá indicarse en las Normas Transitorias la obligatoriedad de instalar redes de riego con agua reutilizable en los nuevos ámbitos según prevé el Plan de Depuración y Reutilización de agua en la Comunidad de Madrid 2005- 2010, Plan Madrid Dpura .Igualmente deberán representarse en los correspondientes planos las infraestructuras necesarias de aducción, regulación y distribución para el suministro de la red de riego con agua reutilizable. En las Normas Transitorias, deberá indicarse que las redes de riego que se conecten, transitoriamente, a la red de distribución de agua potable, deberán cumplir la Normativa del Canal, siendo dichas redes independientes de la red de distribución y que deberán disponer de una única acometida con contador. Los proyectos de riego y jardinería deberán remitirse a esta empresa para su aprobación.

4.5. Respecto de los costes de infraestructuras y su repercusión a los nuevos desarrollos urbanísticos: La ejecución y cofinanciación de las infraestructuras básicas de abastecimiento, saneamiento y depuración deberán definirse y valorarse en una Adenda de Cofinanciación de Infraestructuras al Convenio de Gestión a suscribir entre el Ayuntamiento de Perales de Tajuña y el Canal de Isabel II. El sector industrial SUS01 de suelo urbanizable deberá tener en cuenta la siguiente condición establecida por el Ente Gestor: Esta actuación urbanística participará en los costes de ejecución de las infraestructuras generales hidráulicas ( aducción, regulación, distribución, saneamiento y depuración) . Su participación se determinará, proporcionalmente a su demanda de agua potable y caudal de vertido, en la Adenda al convenio que habrán de suscribir el Ayuntamiento y el Canal de Isabel II .La ejecución de dicho desarrollo debe condicionarse a la firma de dicha Adenda en la que se establecerán las infraestructuras generales necesarias así como la cantidad económica a repercutir en función de los caudales medio demandado de abastecimiento y de vertido.

4.6. Zonas de protección hídrica e hidrológica: Los ámbitos de actuación en suelo urbano consolidado en el entorno del Arroyo de la Vega constituyen los límites del suelo urbano con el fondo del valle. Se comprueba que en determinados puntos la línea de inundación para Q500 que se refleja el plano AH. 01 del documento de cumplimiento del Decreto 170/1998 del Estudio de Incidencia Ambiental afecta a tales ámbitos. Sin perjuicio de los informes de la Confederación Hidrográfica de la Cuenca del Tajo, obrantes en el expediente, deberá tenerse en cuenta la zona inundable y adoptarse cuantas medidas de prevención sean pertinentes frente a los efectos de posibles avenidas. Según se establece en el artículo 57 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, en la fase de aprobación inicial del Plan General, el Ayuntamiento solicitará a la Confederación Hidrográfica del Tajo los informes y autorización preceptivos sobre las implicaciones o afecciones que aquel pueda ocasionar al Dominio Público Hidráulico ( vertidos de aguas, capacidad del medio receptor del vertido, sistemas a implantar para limitar el vertido de sólidos procedentes de aliviaderos, delimitación del Dominio Público Hidráulico, zonas de servidumbre y policía, delimitación de las zonas inundables, análisis de incidencias por avenidas extraordinarias, etcétera) . Todo ello conforme a lo establecido en el Texto Refundido de la Ley 1/2001, de 20 de julio, de Aguas, aprobado por Real Decreto Legislativo, y el Reglamento de Dominio Público Hidráulico.

4.7. Recursos hídricos subterráneos e hidrogeología: Tal y como pone de manifiesto en el Estudio de Incidencia Ambiental, existen distintas zonas calificadas sobre depósitos de fondo de valle, coluviones o conos de deyección. En este sentido las condiciones geotécnicas más relevantes del término municipal son las siguientes:

Presencia de un acuífero superficial en el fondo del valle, en un terreno de elevada porosidad. Aguas subterráneas con alto contenido de sulfatos, muy agresivos con el hormigón. Alto riesgo de asientos diferenciales y colapsos por oquedades en el sustrato yesífero. Las medidas propuestas en el documento son las siguientes: Red separativa de aguas pluviales y residuales. Establecimiento de zonas de infiltración directa del agua de lluvia. La eliminación de los ámbitos alrededor del Arroyo de la Vega limita parte de las posibles afecciones pero deben tenerse en cuenta las citadas condiciones en el desarrollo de las previsiones de las Normas Transitorias, sin perjuicio de los terrenos situados fuera de su ámbito, cuya evaluación debe realizarse desde el Plan General.

4.8. Obligaciones del excelentísimo Ayuntamiento de Perales de Tajuña: El Ayuntamiento de Perales de Tajuña deberá garantizar la completa separación de la red de aguas pluviales en los nuevos desarrollos, estableciendo las medidas oportunas que imposibiliten tanto la incorporación de aguas residuales a la red de pluviales como la incorporación de pluviales no previstas a la red de aguas residuales. Asimismo, se establecerán las medidas necesarias que permitan el control y vigilancia del cumplimiento de esta condición. El Ayuntamiento deberá coordinar la ejecución de las distintas figuras de planeamiento, de tal manera que sea factible la evacuación de las aguas tanto residuales como pluviales de unos ámbitos a otros, según se ha planificado.

5. Estudio sobre calidad de suelos: Sin perjuicio de la aplicación, en su caso, de las previsiones de la Ley 2/2002, de 19 de junio, y de la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, el Sector SUS. 01, donde se prevé la implantación de usos industriales y donde se han detectado zonas potencialmente conflictivas ( actividadindustrial y vertedero de inertes clausurados) , deberá cumplir la condición de que el Plan Parcial que lo desarrolle contenga un estudio de caracterización analítica del suelo. El objeto de este estudio será determinar, según proceda, el blanco ambiental de la situación preoperacional o la extensión y alcance de las afecciones que hayan podido sufrir los suelos objeto de estudio. Este documento incluirá, al menos, la siguiente información:

Definición y justificación de la estrategia de muestreo. Esta se realizará en base a la información obtenida en el Estudio Histórico y del Medio Físico, así como a la relativa a los nuevos usos propuestos. En lo referente a estos, se distinguirán las zonas que albergarán elementos potencialmente contaminantes en superficie, donde el muestreo será superficial; zonas con depósitos enterrados, donde el muestreo se orientará hacia los niveles localizados por debajo de los futuros tanques, y zonas en las que tras el análisis previo de información e inspección ocular no se determinen indicios de contaminación, en las que se realizará una toma de muestras superficial. En todo caso, se reflejará sobre cartografía a escala adecuada la ubicación de los puntos en los que se realice la toma de muestras. Descripción del procedimiento de muestreo, justificación del programa analítico empleado, y resultados de las analíticas de laboratorio. Para la recogida de las muestras y la ejecución de los análisis se seguirán protocolos de aceptación generalizada, o basados en normas nacionales o internacionales en vigor. El programa analítico se justificará en base a las características de las potenciales afecciones detectadas en el Estudio Histórico y del Medio Físico y/o de los contaminantes que pudieran liberarse como consecuencia de los nuevos usos propuestos. Interpretación de los resultados y elaboración del informe.

Los resultados analíticos de las muestras de suelos se compararán con los niveles de referencia establecidos en los anexos del Real Decreto 9/2005, de 14 de enero ( BoletínOficial del

Estado de 18 de enero 2005) ;en el caso de parámetros para los que la citada norma no establezca niveles de referencia se utilizarán otras normativas de análoga eficacia tanto nacionales e internacionales, justificando la elección. Los resultados de las analíticas que se realicen a las muestras de agua subterránea que pudieran recogerse se compararán con la legislación propia de aguas o, en su caso, y con carácter transitorio en tanto no se definan los objetivos de calidad previstos en la Directiva 2000/60, con otros niveles de uso generalizado, justificándose la elección. En el caso de demostrarse la presencia de contaminación, se realizará una posterior investigación detallada que defina con precisión en alcance de la afección, así como las recomendaciones de actuaciones necesarias junto con una estimación de su coste.

El estudio de caracterización analítica se incluirá en el Plan Parcial como Anexo a la documentación correspondiente, para su informe por parte de esta Dirección General.

6. Residuos: Considerando el ámbito afectado por las Normas Transitorias, se considera que corresponde al documento del Plan General cumplir lo previsto en el artículo 16 de la Ley 5/2003, de 20 de marzo, de Residuos de la Comunidad de Madrid, si bien, se señalan las siguientes consideraciones:

Debe quedar garantizado el incremento de la capacidad de tratamiento de los residuos urbanos. El destino de los residuos inertes producidos en los nuevos desarrollos, deberá cumplir lo dispuesto tanto en el Plan Nacional de Residuos de Construcción y Demolición 2001- 2006, aprobado el 1 de junio de 2001; como en el Plan de Gestión Integrada de los Residuos de Construcción y Demolición de la Comunidad de Madrid 2002- 2011, aprobado el 21 de febrero de 2002, y publicado en el BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID de 8 de abril. Y así se hará constar en el documento. En cumplimiento del artículo 29 de la Ley 5/2003, de 20 de de marzo, de Residuos de la Comunidad de Madrid, deberán preverse los terrenos idóneos, dentro de las redes generales, para la ubicación de al menos un Centro de Recogida de Residuos Valorizables y Especiales o Punto Limpio que de servicio al municipio. En cumplimiento del artículo 30 de la Ley 5/2003, de 20 de de marzo, de Residuos de la Comunidad de Madrid, el documento de planeamiento contendrá la previsión de los terrenos idóneos y las medidas adecuadas para la implantación de un centro de recogida de residuos no peligrosos en el nuevo sector de suelo industrial.

7. Vigilancia Ambiental: Considerando el ámbito de aplicación de las Normas Transitorias, corresponderá al Plan General, en cumplimiento de las previsiones contenidas en los epígrafes i) y j) del artículo 16 de la Ley 2/2002, la redacción de un estudio de vigilancia ambiental conforme a lo que se señale por esta Dirección General en el procedimiento de análisis ambiental correspondiente.

En cualquier caso, de acuerdo con el artículo 15 de la Ley 9/2006, de 28 de abril, el órgano promotor deberá realizar un seguimiento de los efectos en el medio ambiente de la aplicación o ejecución de las Normas Transitorias, para identificar con prontitud los efectos adversos no previstos y permitir llevar a cabo las medidas adecuadas para evitarlos. Se comprobará, asimismo, el cumplimiento de las condiciones contenidas en el Estudio Ambiental y en el presente Informe. Todo ello contará con la participación del órgano ambiental, conforme a lo señalado en la Ley 2/2002.

8. Publicidad: De acuerdo con el artículo 14 de la Ley 9/2006, de 28 de abril, una vez aprobadas definitivamente las Normas Transitorias, el órgano promotor pondrá a disposición del órgano ambiental, de las Administraciones públicas afectadas y del público la siguiente documentación:

a) El documento aprobado.

b) Una declaración que resuma los siguientes aspectos:

1º. De qué manera se han integrado en las Normas Transitorias los aspectos ambientales.

2º. Cómo se han tomado en consideración el Estudio de Incidencia Ambiental y los resultados de las consultas, y de qué manera se han incluido las condiciones establecidas en el procedimiento de análisis ambiental, así como las discrepancias que hayan podido surgir en el proceso.

3º. Las razones de la elección del documento aprobado, en relación con las alternativas consideradas.

c) Las medidas adoptadas para el seguimiento de los efectos en el medio ambiente de la aplicación de las Normas Transitorias.

d) Un resumen no técnico sobre la documentación contenida en los puntos b) y c) .

1. Presentación

1.1. Objeto del planeamiento: El presente documento constituye un instrumento de planeamiento general, se formula con objeto de regular transitoriamente la actividad urbanística en una parte del territorio del municipio de Perales de Tajuña. Se redacta al amparo de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, y de los reglamentos de Planeamiento y Gestión Urbanística de 1978. Se propone por la Comunidad de Madrid en virtud del artículo 70 de la citada Ley donde se dice textualmente:

1. El Gobierno de la Comunidad de Madrid en el caso de Planes Generales de municipios de más de 50.000 habitantes y el Consejero competente en materia de ordenación urbanística en los restantes supuestos podrán suspender cualquier Plan de Ordenación Urbanística en todo o parte de su contenido y ámbito territorial, previa audiencia del municipio o municipios afectados, a fin de proceder a su revisión o modificación cuando la ejecución del mismo afecte negativamente al interés regional.

2. El acuerdo de suspensión se adoptará por el plazo y con los efectos señalados en el numero 4 de este artículo, y deberá ser publicado en el BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID yen uno de los diarios de mayor circulación de la región.

En el mismo acuerdo de suspensión el Gobierno de la Comunidad de Madrid deberá establecer un plazo para que se lleve a cabo la revisión o modificación del planeamiento afectado por la suspensión.

3. En todo caso, en el plazo máximo de seis meses desde el acuerdo de suspensión, el órgano que dispuso la suspensión dictará las normas de ordenación aplicables transitoriamente en sustitución de las suspendidas. La aprobación de estas normas transitorias exigirá la previa audiencia del municipio o municipios afectados y el sometimiento a información publica. Reglamentariamente se determinara el contenido de las normas de ordenación.

4. . . .

1.2. Equipo redactor: El presente documento ha sido redactado por el siguiente equipo de profesionales de SVAM arquitectos:

Don Santiago Vela Heredia: Arquitecto.

Doña Susana Varela Álvaro: Arquitecto.

Doña Almudena Carazo: Arquitecto.

Don Juan Carlos Sánchez González: Arquitecto.

Don Eduardo Martínez: Ingeniero de Caminos.

Doña Susana DíazPalacios: Ingeniero Agrónomo.

2. Antecedentes En la actualidad el municipio de Perales de Tajuña constituye municipio con una fuerte dinámica social definida por el interés que tiene para los inversores inmobiliarios dentro del ámbito de la Comunidad de Madrid. Las necesidades de crecimiento urbanístico del municipio están justificadas por su crecimiento poblacional y socioeconómico según los datos analizados por la Revisión del Plan General pero no se ven acogidas por un marco urbanístico adecuado.

Esta situación se ha originado por la sucesión en los últimos tiempos de los acontecimientos que se resumen a continuación:

Las Normas Subsidiarias del municipio de Perales de Tajuña fueron aprobadas por Acuerdo de Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, de 21 de noviembre de 1991. Con fecha 19 de junio de 1998, la Sala de lo ContenciosoAdministrativo, Sección Primera, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, dictó sentencia 1.041, que anula la totalidad de la Normas Subsidiarias de Planeamiento del término municipal de Perales de Tajuña de 1991. Posteriormente, se produce la inadmisión del recurso de Casación con fecha 5 de noviembre de 1999.

En abril de 2004 se inicia la Revisión del Plan General que incluye un Estudio Previo de Incidencia Ambiental, publicándose el anuncio, a efecto de sugerencias, en el BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID número 46, de 24 de febrero de 2005. La fase de avance del documento ha sido aprobada por el Ayuntamiento Pleno en febrero de 2005.

No obstante, la declaración de nulidad de las Normas Subsidiarias de Perales de Tajuña tanto el Ayuntamiento como la propia Comunidad de Madrid han venido considerando vigentes dichas Normas hasta fechas recientes. La Dirección General de Urbanismo de la Comunidad de Madrid no admitió a trámite una modificación de las citadas Normas, alegando la disconformidad de la propuesta con el instrumento de planeamiento general, desde este momento se consideran de aplicación las Normas Complementarias y Subsidiarias aprobadas definitivamente por Orden del Ministerio de la Vivienda, de 31 de enero de 1977.

La situación jurídica urbanística se torna difícil para un municipio donde son de aplicación unas Normas Complementarias y Subsidiarias que han sido superadas por la realidad a lo largo de años de creencia en la vigencia de las Normas Subsidiarias de 1991.

Ante esta realidad se considera la Revisión del Planeamiento como la solución definitiva, pero la dilatación en el tiempo de su aprobación comienza a manifestar sus primeras consecuencias.

Por una parte, los proyectos de desarrollo de la actividad de planeamiento iniciados por los particulares ven interrumpida su formulación independientemente de la fase de desarrollo en que se encuentren. La incompatibilidad de los ámbitos en desarrollo al planeamiento general que revive, produce de inmediato la paralización de la dinámica urbanística del municipio y como consecuencia del crecimiento socioeconómico.

Por otra parte, la concesión de licencias de obras, tanto en actuaciones de urbanización como de edificación, se encuentra en una situación de inconsistencia, al estar expuesta a criterios de interpretación que se originan por la insuficiencia de condiciones de regulación de la edificación en las Normas Subsidiarias de 1975.

Estos criterios de interpretación de la ordenanza propician la difusión de propuestas edilicias que colmatan el espacio susceptible de ocupación, resultando coeficientes de aprovechamiento de suelo muy superiores a la media existente en el casco urbano como el de Perales de Tajuña.

Esta situación aconseja que se resuelva el problema de la reviviscencia de la Normas de 1977 con la tramitación de unas Normas Transitorias que se aprobarán previa suspensión del planeamiento vigente.

En este sentido, la Corporación Local decide acudir a la Comunidad de Madrid para buscar una solución viable. El Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio corrobora, como solución más adecuada, la redacción de unas normas transitorias amparadas en el artículo 70 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid. El Ayuntamiento decide iniciar la redacción del presente documento de Normas Transitorias en un ámbito parcial del municipio de manera que se solucionen los problemas más inmediatos que hemos relatado.

Inmediatamente, se inician una serie de reuniones con la Dirección General de Urbanismo y Planificación Territorial en las que se define la estrategia de formulación y tramitación del citado instrumento de planeamiento, al objeto de que el municipio normalice la actividad urbanística y edificatoria dentro del marco urbanístico adecuado y al amparo de la legislación vigente.

No obstante, la indefinición reglamentaria de los contenidos de las Normas Transitorias, la inexistencia de instrumentos de planeamiento semejantes en municipios de la Comunidad de Madrid y las condiciones de su tramitación propician una situación de incertidumbre jurídica que conlleva, entre otras cuestiones, la restricción de sus competencias aun siendo un instrumento de planeamiento general. Es por esto que entre sus contenidos se incluye la definición propia de sus funciones, contenidos y competencias.

1. En cuanto a las estrategias urbanísticas propuestas por las presentes Normas, se han elaborado siguiendo criterios de coherencia con el Plan General en revisión y de continuidad con la huella urbana que han dejado las Normas Subsidiarias de 1992 que, aunque en la actualidad están anuladas, han estado vigentes durante al menos seis años.

2. En este sentido se ha tomado como referencia los objetivos y determinaciones previstos por el Avance del Plan General en la redacción de las presentes normas con objeto de que permitan, de forma efectiva, retomar la actividad urbanística del municipio.

Como referencia breve se recogen en el epígrafe 2.1 los criterios y objetivos contenidos en el documento de Avance del Plan General.

Como consecuencia de las alegaciones presentadas durante el período de información pública se han tomado resoluciones que han modificado el documento. Se ha decidido posponer el posible desarrollo urbanístico de la zona de la Vega al Plan General de Ordenación Urbana, actualmente en tramitación, por considerarse este el instrumento de estudio integral del territorio del término municipal, así como el marco adecuado para su gestión. Por este motivo, se ha modificado el ámbito de suspensión del planeamiento vigente y de aplicación de las Normas Transitorias, reduciéndose a los suelos clasificados como Urbanos, en sus categorías de Consolidado y No Consolidado, y Urbanizable Sectorizado, con el sector SUS01 de uso industrial.

2.1. Criterios y objetivos del avance del Plan General: En líneas generales los criterios básicos que dirigen el modelo de ordenación previsto en el Plan General podrían resumirse en los siguientes aspectos:

Atenuar e integrar el eje estructurante que atraviesa el núcleo y que actúan como barrera segregadora ( laantigua N3) , que separa zonas con características y usos diferenciales y obliga al núcleo consolidado a una formalización extremadamente lineal. Esta integración se logra incorporando el tramo de esta carretera que atraviesanel núcleo a la trama urbana con las condiciones adecuadas a la escala humana. Cualificación y mejora del casco histórico y las zonas consolidadas de extensión, completando los espacios vacíos intersticiales que actualmente aíslan en cuerpos estancos la trama urbana. Para ello se procederá a delimitar recintos de planeamiento en estos suelos vacantes, articulando las zonas de transición y estableciendo ejes de vertebración y comunicación entre las diferentes áreas homogéneas resultantes. El casco de Perales adolece de una cierta fragmentación urbana, debida a la presencia de los ejes anteriormente citados, y a la influencia de la topografía y los accidentes geográficos, que han impedido el desarrollo en ciertas zonas, dando lugar a la presencia de un gran vacío urbano inmediato al núcleo, y por consiguiente la generación de urbanizaciones diseminadas en el municipio. Cabe destacar la circunstancia comprometida que concurre sobre el sector sur del casco histórico, que se localiza como fondo de un eje de escorrentía natural, conformándose este en un tapón para las avenidas ocasionales. La propuesta de ordenación de los terrenos de la vega por donde circula esta cacera, tangente al casco, prevé el tratamiento global de las aguas pluviales hasta su desembocadura en el Tajuña, y por tanto se alcanza un doble resultado; la extensión urbana del casco y la actuación de encauzamiento de las avenidas en el ámbito del casco histórico. Ampliación del núcleo tradicional en sus bordes de forma extremadamente cuidadosa; siguiendo el dictado del trazado y la morfología tradicional, sabia en la integración al paisaje, conformando el remate como elemento de transición entre espacio urbanizado y territorio natural ( suelo no urbanizable) , empleando criterios de ordenación acordes con la implantación tradicional. El crecimiento propuesto se plantea como un desarrollo orgánico del núcleo actual afianzando el carácter existente. Obtener suelos con una localización adecuada destinados al desarrollo de actividades productivas que generen una dinámica de empleo endógeno, modificando la tendencia actual del municipio hacia la segunda residencia. Mejorar el nivel de equipamientos y servicios que actualmente presenta un importante déficit. Aprovechando los nuevos desarrollos para incrementar la oferta de servicios y dotaciones permitiendo lograr una mínima autosuficiencia urbana y alcanzando en una situación futura un nivel de servicios aceptable. Se proponen, asimismo, varios ámbitos de actuación discontinuos ( AA01, AA03, y AA07) en el suelo urbano no consolidado, con la finalidad de obtener importantes cantidades de suelo que se disponen para la implantación de equipamientos de escala urbana general e incluso con alcance supramunicipal y localizadas en lugares estratégicos dentro del casco. Revisar y actualizar la Normas Subsidiarias 1992, corrigiendo y subsanando algunas de las determinaciones y parámetros de ordenación que durante el período de gestión municipal de este planeamiento se han mostrado como inadecuadas para la actividad edificatoria y urbanizadora, produciéndose resultados contradictorios a los previstos, e incluso en algunos casos han derivado en la inviabilidad de desarrollo de algunos crecimientos. Se propone además la inclusión de nuevas tipologías, densidades y usos, de acuerdo a las tendencias expectantes. Proponer los crecimientos sostenibles que impulsen la evolución del municipio respetando el medio donde se ubica, dimensionadosde acuerdo a la escala del municipio, a las previsiones de crecimiento razonables y de acuerdo al modelo de ciudad que se persigue. Integrar Ordenación y Gestión obteniendo así un modelo posible y de efectiva realización. Analizando las necesidades concretas y las posibilidades de materialización y facilitando por tanto una respuesta eficaz dentro del marco legislativo a cada una de las delimitaciones que se proponen ( sectores, ámbitos de actuación, unidades de ejecución, etcétera) , resultando por tanto, el planeamiento que se propone un modelo de ciudad viable. Protección del territorio preservando sus cualidades intrínsecas como espacio natural de calidad y aprovechando la capacidad que tiene como soporte de actividades compatibles ligadas al medio, cualificando las diferentes categorías de protección que se determinarán como resultado de las siguientes operaciones:

a) Localizar y dimensionar todos aquellos ámbitos que resulten afectados por la legislación sectorial, este proceso se ha realizado en coordinación con cada una de las administraciones u organismos competentes, resultando así una propuesta de clasificación compatible con la legislación sectorial y los espacios protegidos por esta.

b) Por otra parte en la premisa del equipo redactor de proceder a una redacción conjunta del documento de Avance Planeamiento y el Estudio de Incidencia Ambiental, y como consecuencia de la elaboración coordinada de ambos documentos obtendremos los principales valores ambientales del territorio que merezcan especial atención y por tanto deban ser clasificados de protección.

c) Teniendo en cuenta el carácter que desde la Ley Estatal del Suelo de 1998 toma el suelo no urbanizable de protección y las competencias que sobre él se le atribuyen a las comunidades autónomas ya desde la Ley de 1995, de Medidas de Política Territorial, y ahora ratificadas por la Ley 9/2001, es muy importante proceder durante la redacción del Plan General a una importante reflexión acerca de los usos que se podrán implantar en cada una de las categorías del suelo no urbanizable de protección, ya que esta será la llave para que en el futuro se legitimen todas aquellas iniciativas previstas mediante calificaciones urbanísticas. A pesar de que sobre este aspecto se trabajará en concreto durante la posterior etapa en la elaboración del documento de Aprobación Inicial, en esta fase de Avance ya se iniciado la reflexión al respecto.

La protección de visualizaciones; es este un aspecto de vital importancia en un término municipal en el que, además de su considerable belleza natural, el núcleo urbano tradicional ocupa una posición integrada en su entorno. Este objetivo se traduce en la contemplación por parte del Plan de limitaciones ante volúmenes que distorsionen el perfil, vertidos, talas y rellenos, así como, identificar hitos o áreas emisoras o receptoras de vistas. El equilibrio entre desarrollo y naturaleza debe ser el objetivo de las medidas a tomar. Desarrollo, ante todo, de la potencialidad de esparcimiento y la reconversión de los procesos regresivos de los núcleos en procesos de mantenimiento e incluso de producción compatibles con el medio rural. Y no como antítesis sino como complementario, el mantenimiento de los recursos naturales, ya sea como explotaciones forestales o turísticas, o como reservas naturales.

3. Caracterización y definición de las Normas Transitorias Para establecer la caracterización de las presentes Normas Transitorias en cuanto a sus funciones, contenido y documentación se ha optado por dotarlas de un rango de planeamiento general municipal. En su definición se ha tomado como referencia lo establecido por el artículo 46 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

3.1. Funciones: Las Normas Transitorias tienen como funciones:

1. Delimitar el ámbito de aplicación en el territorio municipal, parte del territorio quedará fuera de su ámbito de aplicación.

2. Establecer las determinaciones de la ordenación estructurante sobre el ámbito de suelo del término municipal en el que actúan.

3. Establecer las determinaciones de la ordenación pormenorizada en el ámbito de suelo sobre el que se aplican.

3.2. Contenido: Las Normas Transitorias tienen entre sus contenidos: En suelo urbanizable sectorizado:

1. Delimitación del área de reparto de cargas y beneficios.

2. División del suelo en sectores justificando la idoneidad de la delimitación de cada uno de ellos.

3. Señalamiento de usos global, aprovechamiento unitario y porcentaje de viviendas sujetas a protección publica.

4. Definición para cada sector de los coeficientes en que se fijen las relaciones de ponderación u homogenización entre todos los usos pormenorizados posibles en el mismo.

5. Orden de prioridad y condiciones temporales de desarrollo. En suelo urbano:

6. Adscribir la totalidad del suelo sobre el que se aplican a algunas clases de suelo.

7. Dividir la totalidad del suelo urbano en áreas homogéneas. Dentro de cada área se establecerán las siguientes determinaciones:

Uso global y coeficiente de edificabilidad.

Definición de los coeficientes en que se fijen las relaciones de ponderación u homogenización entre los usos pormenorizados.

Delimitación de los elementos necesarios para completar las redes públicas a escala local.

La totalidad de las determinaciones de ordenación pormenorizada necesarias para legitimar la ejecución de los actos e intervenciones, incluyendo, al menos, las enumeradas en el número 4 del artículo 35 de la presente Ley.

Delimitación de ámbitos de actuación en los que se divide el suelo sin ordenación pormenorizada que serán objeto del correspondiente instrumento de planeamiento de desarrollo, condiciones específicas de los usos, orden de prioridad y condiciones temporales para la incorporación de cada ámbito al tejido urbano.

Catalogación de bienes inmuebles.

3.3. Documentación: La Normas Transitorias formalizarán sus contenidos en la siguiente documentación:

1. Memoria, en la que se recogerá toda la información relevante para la adopción de las medidas propuestas, justificación de la conveniencia de su formulación.

2. Normas Urbanísticas.

3. Planos de información y de ordenación. Que se recoge en los siguientes volúmenes:

Volumen 1: Memoria de Información.

Volumen 2: Memoria de Ordenación.

Volumen 3: Normas Urbanísticas.

Volumen 4: Anexo I, Estudios Complementarios.

Volumen 5: Anexo II, Normas Subsidiarias de 1978.

Volumen 6: Anexo III, Informe relativo al período de información pública.

Volumen 7a: Planos de Información.

Volumen 7b: Planos de Información.

Volumen 8: Planos de Ordenación.

3.4. Vigencia: Tiene un carácter transitorio, por lo tanto, quedan derogadas en el momento de la entrada en vigor del Plan General.

4. Conveniencia y oportunidad de la formulación de las Normas Transitorias El nuevo marco legislativo en materia de urbanismo desde la Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones, y más concretamente desde la aprobación de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, supone cambios sustanciales, introducidos a todos niveles en el ordenamiento jurídico del urbanismo, que producen un evidente estancamiento de la gestión urbanística y de la ejecución de un planeamiento no adaptado.

El vacío urbanístico producido por la anulación de las antiguas Normas Subsidiarias de 1992 y la incoherencia del planeamiento general de 1978 con la legislación actual producen unos espacios de incertidumbre jurídica que complican e impiden la intervención municipal en los actos de construcción y edificación y usos del suelo.

La presión por la vivienda y las actuaciones de desarrollo propuestas para el suelo urbanizable hacen necesaria la existencia de un instrumento de planeamiento general que las ordene y defina sus determinaciones.

Entre las estrategias urbanísticas de las Normas Transitorias se incluye la obtención de suelo destinado a redes públicas generales que en la actualidad son deficitarias en el municipio, así como, de suelo destinado a redes públicas supramunicipales para el desarrollo de vivienda de protección pública destinada a la población joven del municipio.

La oportunidad de redactar el presente documento se halla por una parte en que la iniciativa de su formulación nace de la propia Dirección General de Urbanismo y Planificación Territorial de la Comunidad de Madrid, que lo propone al observar la situación de incertidumbre normativa en que se encuentra el municipio.

Por otra parte la formulación del presente documento es posible al estar incluido en las determinaciones de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, que lo ampara en su artículo 70.

5. Criterios y objetivos de las Normas Transitorias Los criterios que se han tomado para la formulación de las Normas son:

Desde la Dirección General de Arquitectura en coordinación con el Ayuntamiento de Perales de Tajuña se elaboran unas ordenanzas de aplicación para el área homogénea, que incluye el casco urbano, propias de un núcleo consolidado en una topografía de fuertes pendientes, con una marcada impronta rural. Las tipologías edificatorias que se recogen son las que se han consolidado a lo largo del tiempo y que mejor se adaptan a su entorno medioambiental, tanto en cuanto a la forma y proporciones del volumen edificado como en cuanto al uso de materiales y elementos constructivos. Desde la Dirección General de Urbanismo en coordinación con el Ayuntamiento de Perales de Tajuña se propone un modelo de desarrollo contenido y localizado en suelos interiores y próximos al núcleo urbano, que resuelva los problemas urgentes del municipio. Desde el Ayuntamiento se establece un criterio de transición para un instrumento de planeamiento que pretende continuar con la actividad urbanística del municipio, evitando así entrar en un proceso de inactividad urbanística que propicie el déficit de vivienda existente. Los objetivos que persigue la formulación de las Normas son: Primero. Resolver, de forma transitoria hasta la aprobación del Plan General y dentro de un marco jurídico eficaz, la situación de inactividad urbanística en el municipio.

Segundo. Reconducir el desarrollo urbanístico hacia un modelo de ciudad cualitativo frente a la alternativa de urbanismo cuantitativo que se está produciendo. En este sentido el objetivo prioritario no es la revisión del modelo de estructura territorial sino perfeccionar el existente.

Tercero. Resolver los problemas que surgen con la aplicación de la normativa urbanística del planeamiento vigente, perfeccionando y adecuando la misma al nuevo escenario de edificaciones que se están realizando en el suelo urbano consolidado. Se realiza a petición de los técnicos municipales, a la vista de los ejemplos de arquitectura descontrolada y masificada que están proliferando en el casco antiguo. Se aborda desde la experiencia e información recogida en la redacción de los trabajos del Avance del Plan General. Se propone de acuerdo con el espíritu recogido por el servicio de Arquitectura de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid para los pueblos de la Sierra Norte de Madrid.

Cuarto. Obtención de importantes bolsas de suelo destinadas a paliar, de forma efectiva, la escasez de redes públicas en el núcleo urbano. En este sentido, la Corporación Municipal ha tratado de priorizar aquellos elementos más destacables, que muestra la demanda social, como son la residencia de ancianos y la plaza de toros, aprovechando las posibilidades reales de conseguir su objetivo. De todos los objetivos enumerados quizás sea este el que más justifica y motiva la formulación del presente instrumento.

Quinto. Reactivación de los desarrollos urbanísticos, iniciados al amparo del planeamiento anterior, que han visto truncada su tramitación y que son puntos clave del modelo territorial y de la estrategia de crecimiento socioeconómica del municipio.

Sexto. Como objetivos para el suelo urbano se pretende completar el núcleo urbano con la consolidación de los espacios vacíos de suelo residencial y adecuando los elementos estructurantes a los nuevos escenarios de crecimiento.

Séptimo. Como objetivos para el suelo urbanizable sectorizado se propone el desarrollo de suelo de uso industrial, en el polígono Mirabueno localizado al borde de la Nacional III.

Los únicos desarrollos industriales que se llevarán a cabo en el municipio corresponden al polígono Mirabueno de las antiguas Normas Subsidiarias. Estos desarrollos constituyen una propuesta importante para impulsar la actividad económica del municipio teniendo en cuenta que, en la actualidad, el municipio no dispone de suelo de uso industrial para alojar una industria de cierta envergadura, mas allá del tradicional taller artesanal que se aloja en las edificaciones del casco urbano.

6. Justificación y descripción de los contenidos

6.1. Ámbito territorial de aplicación: El ámbito de aplicación de las Normas Transitorias afecta a parte del territorio del término municipal de Perales de Tajuña en una superficie de 74,02 hectáreas que incluye suelos edificados y vacantes.

El suelo urbano incluye el casco urbano con una superficie de 52,80 hectáreas, que está delimitada al Norte, por la autovía; al Sur, por la vega del río Tajuña; al Este, y al Oeste, por suelos libres de edificación, y la urbanización de Valdeperales de abajo con una superficie de 9,56 hectáreas.

El suelo urbanizable sectorizado incluye el sector denominado Mirabueno ,que constituye un polígono de suelo situado al Sur de la M204, sobre la margen Este de la autovía A3, en el paraje denominado Las Canteras . Abarca una superficie aproximada de 11,66 hectáreas, que está delimitada por caminos vecinales.

6.2. Alternativas al modelo propuesto: Entre las alternativas de crecimiento que se han estudiado durante la elaboración del presente documento se ha diseñado un primer modelo de crecimiento para las Normas Transitorias, que pretendía por una parte, resolver los problemas de aplicación de la normativa urbanística y por ende la gestión de licencias de obra en el suelo urbano y, por otra, permitir el desarrollo de las iniciativas existentes sobre suelos vacantes y completar el tejido en el suelo urbano consolidado.

Los nuevos desarrollos propuestos en la primera alternativa al modelo estaban dirigidos, por un lado, a resolver el problema de la escasez de vivienda en el municipio con la disposición de una importante superficie de suelo para vivienda de protección pública sobre el borde Oeste del casco urbano de iniciativa privada, y, por otro lado, a completar la tramitación del polígono Mirabueno ,sector de suelo destinado a actividades productivas igualmente de iniciativa privada.

La alternativa desarrollada en el documento aprobado inicialmente ha declinado parcialmente la propuesta inicial en lo referente a la localización de los desarrollos residenciales. Los suelos que están

localizados en el borde Oeste del casco urbano se excluyeron del crecimiento urbano por ser suelos dotados de cierta fragilidad visual condición que exige para su desarrollo a una propuesta de integración paisajística viable. Ante la dificultad de llegar a una solución adecuada desde el punto de vista medioambiental, en el marco de las Normas Transitorias, se decidió modificar el modelo de crecimiento previsto inicialmente dando origen a una segunda alternativa de planeamiento que es la que contiene el documento aprobado inicialmente. Este modelo aprobado preveía los desarrollos residenciales en el borde Este del núcleo urbano y mantenía los desarrollos industriales en el polígono Mirabueno .

La solución final que se justifica en el presente documento procede de la resolución final que sobre el modelo urbano ha definido la Dirección General de Urbanismo y Ordenación del Territorio a la vista de la participación ciudadana y los informes remitidos por las Administraciones competentes durante el período de información pública.

Según esta resolución se ha pospuesto el desarrollo urbanístico de los sectores de suelo urbanizable sectorizado de uso residencial situados en la Vega para su resolución en el marco del Plan General que se encuentra actualmente en tramitación. La principal consideración que ha motivado esta resolución procede de la reflexión realizada sobre la capacidad de gestión del instrumento de planeamiento que se está formulando, decidiéndose de forma consensuada como más adecuado integrar estos nuevos desarrollos en el modelo territorial a través de la figura de un Plan General frente a las Normas Transitorias.

Como consecuencia de ello se modifica el ámbito de suspensión del planeamiento vigente y por lo tanto el de aplicación de las Normas Transitorias ya que son ambos coincidentes. Así, el ámbito definitivo se reduce al suelo urbano en sus dos categorías de Consolidado y No Consolidado incluyendo la urbanización de Valdeperales de abajo y al suelo urbanizable sectorizado que incluye el sector SUS01 Mirabueno de uso industrial.

En cuanto a la propuesta de modelo urbano y a las determinaciones estructurantes en los suelos afectados por estas Normas se mantiene lo establecido en el documento aprobado inicialmente. Únicamente cabe mencionar la subsanación del error detectado en la medición de la superficie del área homogénea número 1 que ha supuesto la modificación del coeficiente de planeamiento de aplicación en esta área y los ámbitos de actuación incluidos en ella.

En lo relativo a las normas urbanísticas se han introducido las modificaciones derivadas de las recomendaciones establecidas en los informes sectoriales y las peticiones solicitadas por las alegaciones presentadas en el período de información pública que se refieren fundamentalmente a las condiciones de posición y volumen de la edificación, las medidas de protección del patrimonio catalogado y las vías pecuarias, la ordenanza que regula el casco antiguo y las Normas de Urbanización.

6.3. Clasificacion del suelo: Los terrenos de aplicación de esta Normas están adscritos a dos clases de suelo:

- Urbanizable sectorizado.

- Urbano.

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

Actualmente las Normas Subsidiarias con vigencia en el municipio disponen de un ámbito de suelo urbano de 157 hectáreas, las Normas Transitorias propuestas regulan un ámbito de suelo urbano 62,36 hectáreas que incluye parte de los suelos clasificados como urbanos en el planeamiento vigente, dejando el suelo que resta en una situación de incompatibilidad que pospone su desarrollo a lo que se establezca en el Plan General en revisión.

El suelo urbanizable sectorizado, propuesto por las Normas Transitorias, incluye el polígono de uso industrial Mirabueno que se justifica por la existencia de una iniciativa firme de desarrollo urbanístico de suelos que acojan usos productivos.

Esta iniciativa ha llevado a la delimitación de un sector en el suelo urbanizable sectorizado denominado SUS01. El sector SUS01 está localizado al Sur del núcleo urbano sobre la margen Este de la autovía de Levante NIII, aproximadamente a 1,500 kilómetros de distancia del casco urbano. Está delimitado al Oeste por la autovía y en el resto de su perímetro por el suelo de reserva metropolitana de las Normas Subsidiarias de 1978. Alcanza una superficie de 11,66 hectáreas y está destinado a usos industriales.

La iniciativa para su desarrollo surge ya de manera firme tras la aprobación de las Normas Subsidiarias de 1991, este instrumento de planeamiento ya recoge la delimitación del polígono Mirabueno y su clasificación como suelo urbanizable.

Se lleva a cabo el desarrollo de la iniciativa con la tramitación de un Plan Parcial que llega hasta su aprobación provisional por el Ayuntamiento Pleno, el 15 de septiembre de 2000, momento en que se queda suspendido por la anulación de las Normas Subsidiarias de 1991 que lo amparaba.

La justificación de su inclusión en el presente instrumento de planeamiento viene dada por una parte por la existencia de una iniciativa firme de desarrollo que responde a una carencia de suelos productivos en el municipio y, por otra, parte por la necesidad de adecuar las determinaciones de su desarrollo a la legislación vigente. El polígono se desarrollará mediante los instrumentos de planeamiento previstos en la Ley del Suelo y sus condiciones de desarrollo quedan establecidas en las fichas incluidas como Anexo a este documento.

6.4. División del suelo:

6.4.1. Áreas homogéneas en el suelo urbano:

La totalidad del suelo urbano afectado por las Normas se divide en áreas homogéneas siendo cada una de ellas pieza de referencia para señalar las condiciones de ordenación estructurante. Las áreas homogéneas se han delimitado atendiendo a criterios de homogeneidad tipológica y funcional en si mismas y respecto al conjunto del núcleo urbano y del territorio municipal. La definición de las Áreas Homogéneas ( AH) , así como la relación de determinaciones que han de incluirse en estas viene recogido en el artículo 37 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid. El cálculo de los coeficientes de edificabilidad en cada AH viene condicionado por la identificación de zonas de ordenación urbanística pormenorizada, así como de los ámbitos de actuación que engloban los suelos no consolidados, lo que permite definir una relación de usos, donde el mayoritario es el uso global, respecto al cual se ponderaran los demás usos. Por tanto, el valor del coeficiente de edificabilidad de cada AH se obtiene para el uso global del área, expresado en metros cuadrados construidos/metros cuadrados de suelo del uso global del área, teniendo en cuenta que la superficie total del AH incorpora tanto zonas verdes como dotaciones y equipamientos ya existentes. En las AH compuestas enteramente por suelo consolidado, la edificabilidad real y la del área homogénea coinciden en todos los casos, pues en general se ha considerado la hipótesis de que todas estas áreas han materializado el 100 por 100 de su edificabilidad. Las áreas homogéneas se han establecido según su tipología, pueden diferenciarse tres conjuntos de áreas según sus características:

a) Áreas homogéneas coincidentes con cascos históricos, barrios tradicionales y tipologías consolidadas. Áreas en las que se completa un tejido urbano característico y se mantiene el coeficiente de edificabilidad existente por ser áreas deficitarias en redes públicas.

b) Áreas de fuerte renovación urbana, que históricamente han desarrollado usos distintos a los residenciales, o vacantes en las que se define su tejido urbano inexistente hasta el momento.

c) Áreas de borde que conforman elementos urbanos de transición entre lo existente y los nuevos desarrollos previstos por el planeamiento.

Se establecen las siguientes áreas homogéneas que configuran unidades tradicionales del núcleo urbano de Perales de Tajuña.

Áreas homogéneas

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

A continuación se definen las características más importantes y las determinaciones estructurantes establecidas para su delimitación.

AH1. Casco Histórico :Justificación de la delimitación y de su idoneidad: Su delimitación incluye las áreas urbanas y edificaciones del casco histórico de Perales de Tajuña que se han ido consolidando a lo largo del tiempo con unas tipologías edificatorias propias de zonas rurales. Esto ha dado lugar a una volumetría muy diversa, viarios ajustados a modos de transporte obsoletos y otros muchos sucesos urbanos que configuran la imagen global y particular del barrio.

En muchos casos las parcelas no han colmatado la edificabilidad prevista por el último planeamiento, vigente en la actualidad, existe un 11 por 100 de parcelas vacías, habiéndose producido una escasa renovación o sustitución de las viviendas originales.

En el análisis de diagnóstico derivado del estudio pormenorizado del área concluimos que:

1. El cómputo de la superficie edificada real arroja un coeficiente de edificabilidad real muy bajo producido por no agotar la edificabilidad sobre parcela neta.

2. Debido a su naturaleza rural y su localización próxima a la vega del río, el desarrollo del casco de Perales no ha necesitado establecer unas redes públicas tal como vienen definidas en la legislación vigente, por lo tanto, la aplicación estricta de los estándares de la Ley arroja unas cifras muy deficitarias.

A la luz de los resultados anteriores se determinan como estrategias de planeamiento:

1. Establecer un coeficiente de planeamiento derivado de la hipótesis de agotamiento de las previsiones establecidas por el planeamiento anterior. De esta forma se evita crear desviaciones fuertes entre lo ya edificado y el potencial de los solares vacantes que se encuentran en el mismo ámbito, de otro modo, se producirían situaciones de desigualdad entre colindantes, lo existente y lo permitido, de difícil justificación.

2. Definir unos ámbitos de actuación en suelo urbano consolidado que nos permitan dotar de redes públicas locales al área. Los citados ámbitos están localizados en las zonas periféricas o vacantes del área homogénea que, aun estando consolidadas, requieren obras complementarias para llevar a cabo la edificación de los solares.

Condiciones de la Ordenación Estructurante:

1. Clasificación y categoría de suelo: Suelo Urbano Consolidado.

2. Uso global: Residencial.

3. Tipología de edificación: Edificación entre medianeras.

4. Justificación del coeficiente de edificabilidad propuesto por el planeamiento: El coeficiente de planeamiento lo establecemos siguiendo las determinaciones del artículo 39 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid. A tal efecto, previamente se ha calculado el coeficiente de edificabilidad real resultante de aplicar la edificabilidad neta que establece la ordenanza de zona de las Normas Subsidiarias vigentes sobre las superficies de suelo finalista y dividirlo por la superficie del área homogénea. Una vez obtenido este coeficiente comprobamos el nivel de equipamiento existente en cuanto a las redes públicas locales. Para el área homogénea Casco Histórico ,resulta un balance negativo de las redes publicas locales lo que impide establecer una estrategia de planeamiento que suponga un incremento de edificabilidad y por lo tanto se adopta como coeficiente propuesto por el planeamiento el coeficiente de edificabilidad real.

AH2. El Calvario :Justificación de la delimitación y de su idoneidad: Constituye un área homogénea coincidente con colonias históricas de tipologías de vivienda unifamiliar con un trazado viario adaptado a la abrupta topografía. Se caracteriza por sus espectaculares vistas sobre el casco histórico. Esta localizada al Este de la antigua Nacional III que la mantiene separada del casco histórico.

Coexisten diferentes tejidos urbanos en el área, destacando el tejido urbano apretado de los barrios históricos entre suelos vacantes de urbanización y edificación, así como, zonas de vivienda unifamiliar aislada con un tejido más abierto. La estrategia del planeamiento en este área es completar la trama urbana conexionándola y dotándola de las redes públicas necesarias para paliar la deficiencia de suelos públicos dotacionales.

Condiciones de la Ordenación Estructurante:

1. Clasificación y categoría de suelo: Suelo Urbano Consolidado y No Consolidado.

2. Uso global: Residencial.

3. Tipología de edificación: Vivienda unifamiliar.

4. Justificación del coeficiente de edificabilidad propuesto por el planeamiento: El coeficiente de planeamiento lo establecemos siguiendo las determinaciones del artículo 39 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid. A tal efecto, previamente se ha calculado el coeficiente de edificabilidad real, una vez obtenido este coeficiente comprobamos el nivel de equipamiento existente en cuanto a las redes públicas locales. Para el área homogénea El Calvario ,resulta un balance positivo de las redes públicas locales, lo que permite establecer una estrategia de planeamiento que suponga un incremento de edificabilidad.

AH3. El Coso :Justificación de la delimitación y de su idoneidad: Su ámbito incluye suelos urbanos que por su grado de consolidación y localización en el centro del casco urbano, muy próximos a la plaza del Ayuntamiento, permiten el desarrollo a corto plazo de su tejido urbano y la localización de importantes equipamientos para el municipio que pasarían a formar parte de la red pública general.

La mayor parte del suelo incluido en este área está vacante por lo que permite su desarrollo según los estándares establecidos por la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid. El área urbana como resultado de estos desarrollos no presentaría insuficiencias de dotaciones y servicios públicos.

Condiciones de la Ordenación Estructurante:

1. Clasificación y categoría de suelo: Suelo Urbano Consolidado y No Consolidado.

2. Uso global: Residencial.

3. Tipología de edificación: Edificación entre medianeras.

4. Justificación del coeficiente de edificabilidad propuesto por el planeamiento: El coeficiente de planeamiento lo establecemos siguiendo las determinaciones del artículo 39 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid. A tal efecto, previamente se ha calculado el coeficiente de edificabilidad real, una vez obtenido este coeficiente comprobamos el nivel de equipamiento existente en cuanto a las redes públicas locales. Para el área homogénea El Coso ,resulta un balance positivo de las redes públicas locales por lo que permite establecer una estrategia de planeamiento que suponga un incremento de edificabilidad.

AH4. La Vega :Justificación de la delimitación y de su idoneidad: Su ámbito incluye suelos urbanos consolidados al Sur de la carretera de Morata. Se caracteriza por una tipología de vivienda unifamiliar de tamaño medio de parcela. Está delimitada por dos importantes bordes que son la carretera y la vega del Tajuña lo que no permite establecer importantes estrategias urbanísticas de expansión.

Condiciones de la Ordenación Estructurante:

1. Clasificación y categoría de suelo: Suelo Urbano Consolidado.

2. Uso global: Residencial.

3. Tipología de edificación: Vivienda unifamiliar.

4. Justificación del coeficiente de edificabilidad propuesto por el planeamiento: El coeficiente de planeamiento lo establecemos siguiendo las determinaciones del artículo 39 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid. A tal efecto, previamente se ha calculado el coeficiente de edificabilidad real resultante de aplicar la edificabilidad neta que establece la ordenanza de zona de las Normas Subsidiarias vigentes sobre las superficies de suelo finalista y dividirlo por la superficie del área homogénea. Una vez obtenido este coeficiente comprobamos el nivel de equipamiento existente en cuanto a las redes públicas locales. Para el área homogénea La Vega ,resulta un balance negativo de las redes públicas locales lo que impide establecer una estrategia de planeamiento que suponga un incremento de edificabilidad y por lo tanto se adopta como coeficiente propuesto por el planeamiento el coeficiente de edificabilidad real.

AH5. Transición :Justificación de la delimitación y de su idoneidad: Su ámbito incluye suelos urbanos del borde del casco histórico con un grado de consolidación medio. Es un área discontinua con dos ámbitos uno al Suroeste que incluye suelo urbano consolidado y otro al Noroeste del casco que incluye suelo urbano consolidado y no consolidado.

Condiciones de la Ordenación Estructurante:

1. Clasificación y categoría de suelo: Suelo Urbano Consolidado.

2. Uso global: Residencial.

3. Tipología de edificación: Vivienda unifamiliar.

4. Justificación del coeficiente de edificabilidad propuesto por el planeamiento: El coeficiente de planeamiento lo establecemos siguiendo las determinaciones del artículo 39 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid. A tal efecto, previamente se ha calculado el coeficiente de edificabilidad real resultante de aplicar la edificabilidad neta que establece la ordenanza de zona de las Normas Subsidiarias vigentes sobre las superficies de suelo finalista y dividirlo por la superficie del área homogénea. Una vez obtenido este coeficiente comprobamos el nivel de equipamiento existente en cuanto a las redes públicas locales. Para el área homogénea Transición ,resulta un balance negativo de las redes públicas locales lo que impide establecer una estrategia de planeamiento que suponga un incremento de edificabilidad y por lo tanto se adopta como coeficiente propuesto por el planeamiento el coeficiente de edificabilidad real.

AH6. Jardín :Justificación de la delimitación y de su idoneidad: Es un área discontinua que abarca suelos urbanos vacantes del centro y del borde Norte del casco urbano. Su delimitación coincide con ámbitos de actuación integrada en suelo urbano no consolidado. Se establece como área homogénea ajustada a una estrategia de planeamiento, estrategia que se articula con una solución particular para unos ámbitos en discontinuidad espacial.

El objetivo de esta área homogénea persigue un doble objetivo; por una parte, obtener una bolsa de suelo de importante superficie y localización estratégica en el Norte del casco histórico y, por otra, ordenar un vacío urbano localizado en el centro de Perales de Tajuña.

Condiciones de la Ordenación Estructurante:

1. Clasificación y categoría de suelo: Suelo Urbano Consolidado y No Consolidado.

2. Uso global: Residencial.

3. Tipología de edificación: Edificación entre medianeras.

4. Justificación del coeficiente de edificabilidad propuesto por el planeamiento: El coeficiente de planeamiento lo establecemos siguiendo las determinaciones del artículo 39 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

AH7. Centro :Justificación de la delimitación y de su idoneidad: Se delimita un área homogénea discontinua que incluye suelos localizados entre la calle Mayor Baja, y la antigua nacional con la intención de ordenar un espacio intersticial que actualmente es un vacío en el tejido urbano, y suelos vacantes localizados sobre la margen Norte de la Nacional a la salida Sur del casco urbano.

El objetivo de los suelos del centro se basa en la configuración de un eje viario estructurante que comunica la calle Mayor Baja con la calle Almazara, con la creación de un espacio libre que acoge un elemento catalogado, la antigua chimenea.

Condiciones de la Ordenación Estructurante:

1. Clasificación y categoría de suelo: Suelo Urbano No Consolidado.

2. Uso global: Residencial.

3. Tipología de edificación: Edificación entre medianeras.

4. Justificación del coeficiente de edificabilidad propuesto por el planeamiento: El coeficiente de planeamiento lo establecemos siguiendo las determinaciones del artículo 39 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

AH8. Valdeperales :Justificación de la delimitación y de su idoneidad: Se delimita un área homogénea continua que incluye suelos urbanos consolidados y no consolidados de la urbanización de Valdeperales .

Condiciones de la Ordenación Estructurante:

1. Clasificación y categoría de suelo: Suelo Urbano Consolidado y No Consolidado.

2. Uso global: Residencial.

3. Tipología de edificación: Vivienda unifamiliar.

4. Justificación del coeficiente de edificabilidad propuesto por el planeamiento: El coeficiente de planeamiento lo establecemos siguiendo las determinaciones del artículo 39 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

AH9. Fuente Hundida :Justificación de la delimitación y de su idoneidad: Se delimita un área homogénea discontinua que incluye suelos urbanos no consolidados del casco urbano localizados en el corazón del casco urbano, muy próximos a la plaza del Ayuntamiento, y en el borde Noroeste del núcleo

En esteárea se establece una estrategia de planeamiento dirigida a la agrupación de las redes públicas en el corazón del casco de Perales, configurando un gran espacio para desarrollo de un equipamiento singular.

Condiciones de la Ordenación Estructurante:

1. Clasificación y categoría de suelo: Suelo Urbano No Consolidado.

2. Uso global: Residencial.

3. Tipología de edificación: Vivienda unifamiliar.

4. Justificación del coeficiente de edificabilidad propuesto por el planeamiento: El coeficiente de planeamiento lo establecemos siguiendo las determinaciones del artículo 39 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

6.4.2. Actuaciones integradas en suelo urbano:

Ámbitos de actuación integrada en suelo urbano no consolidado( AA)

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

6.4.3. Actuaciones aisladas en suelo urbano:

Actuación aislada en suelo urbano consolidado ( AANI)

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

6.4.4. Suelo urbanizable sectorizado: El suelo urbanizable constituye una única Área de Reparto de Aprovechamiento en la que se delimitan un sector para la ejecución del planeamiento de uso industrial.

Sectores

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

6.5. Redes públicas generales y supramunicipales. Cumplimiento de los estándares legales:

Uno de los objetivos que justifica sobradamente la formulación del presente documento es la obtención de suelo para afrontar la insuficiencia de redes públicas y paliar el desequilibrio cada vez más manifiesto entre la demanda y la oferta de servicios públicos.

En este sentido, la gestión municipal pone de manifiesto su eficacia al conseguir una disposición efectiva y a corto plazo de los suelos necesarios para las redes públicas, todos ellos han quedado recogidos en las propuestas del documento. A continuación se recogen la relación de redes públicas previstas para estas normas.

6.5.1. Redes supramunicipales: Las redes supramunicipales correspondientes a suelo destinado a viviendas de integración social según lo establece la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, proceden del desarrollo del Sector SUS01 como único ámbito de suelo urbanizable previsto por las Normas Transitorias. Debido a los usos industriales y terciarios a los que está destinado este sector se ha previsto monetizar el suelo destinado a VIS por la incompatibilidad de ambos usos, residencial e industrial, sin perjuicio de que se hayan reservado con carácter vinculante los suelos destinados a cumplirelrestodelestándarprevistoparalaredsupramunicipal.

6.5.2. Redes generales: Otro de los objetivos prioritarios que justifican plenamente la formulación del presente instrumento es la obtención de redes generales destinadas al servicio del Municipio. En este sentido la Corporación Municipal ha incidido de manera efectiva y rápida en la obtención de suelos destinados, por una parte, a asistencia social y, por otra parte, a mejorar las infraestructuras. En relación a la asistencia social, se han abierto dos focos de trabajo, por una parte la obtención de suelo para la construcción de una residencia geriátrica pública y, por otra parte, la obtención de suelo para la construcción de una plaza de toros, en la que está previsto recoger no solo la Fiesta Nacional sino otras muchas actividades lúdicorecreativas de las que no existe hasta la fecha una oferta competitiva por la no disponibilidad de suelo para su celebración. Otro de los puntos de vital importancia para el acontecer de la vida diaria del municipio es facilitar la movilidad de sus habitantes, para ello, dentro del programa de la Corporación, está previsto actuar sobre la infraestructura viaria y entre las posibilidades de mejora se han tomado medidas como la inserción de rotondas en los accesos al núcleo urbano del municipio localizadas en los puntos de intersección de la calle Mayor con la antigua nacional.

6.5.3. Redes locales:

En cuanto a las redes locales se ha seguido los estándares previstos por la Ley 9/2001, estableciendo los criterios de ordenación necesarios para asegurar la funcionalidad de la red correspondiente. En cuanto a la previsión de aparcamientos, deberá cumplirse con lo establecido en el artículo 36.6. c) de la Ley 9/2001. En relación a la localización de las redes públicas, se establece como condición necesaria la agrupación de las redes locales con las demás redes del ámbito, supramunicipales y generales, e incluso la localización en continuidad con la redes de otros ámbitos colindantes Todas las redes previstas anteriormente se apoyan sobre el desarrollo de los nuevos suelos previstos para su puesta en el mercado por las presentes Normas. Por último, la comprobación de estos estándares obligatorios en relación con las superficies reservadas por las Normas Transitorias permite afirmar que se cumplen, para los nuevos desarrollos, las determinaciones contempladas en el artículo 36 de la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, tal y como se refleja en la tabla de la página siguiente.

Cómputo de redes públicas de los nuevos desarrollos

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

Cómputo de redes públicas de los nuevos desarrollos

Suelo urbanizable sectorizado

6.6. Justificación del cálculo de coeficientes de homogeneización: Los coeficientes de homogenización implicados directamente en el cálculo de aprovechamientos en el suelo urbanizable sectorizado, así como en el cálculo de edificabilidades homogeneizadas dentro de cada una de las áreas homogéneas en suelo urbano, responden al comportamiento del mercado inmobiliario en la zona Sureste del ámbito metropolitano de Madrid.

En este caso el estudio de valores de partida se ha calculado en base a los valores de repercusión sobre suelo neto de cada uno de los conceptos inmobiliarios. La repercusión se estima en euros/m ² c.

En la tabla siguiente se muestra la totalidad de los coeficientes de homogeneización.

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

6.7. Cumplimiento de los requisitos medioambientales: Las presentes Normas Transitorias se ajustan a la normativa de aplicación medioambiental con el cumplimiento de los siguientes Decretos:

Decreto 78/1999, de 27 de mayo, sobre régimen de protección contra la contaminación acústica de la Comunidad de Madrid. Su justificación viene recogida en el Anexo I a la memoria. Decreto 170/1998, de 1 de octubre, sobre gestión de las infraestructuras de saneamiento de aguas residuales de la Comunidad de Madrid.

Las anteriores Normas Subsidiarias de 1992 tenían previsto un techo de crecimiento y unas infraestructuras urbanas que garantizaban la suficiencia en la capacidad de abastecimiento tanto a las edificaciones existentes como a las previstas en su desarrollo. En el tiempo que las normas subsidiarias estuvieron vigentes no se alcanzó el techo de crecimiento previsto, por consiguiente, las infraestructuras actualmente mantienen la suficiencia de su capacidad.

La previsión de crecimiento contenida en las Normas Transitorias alcanza unos ratios que no superan la capacidad actual que tienen tanto la red de saneamiento municipal, como el emisario y depuradora actualmente en funcionamiento. Por lo tanto, las infraestructuras existentes tienen capacidad suficiente para la correcta gestión de las aguas residuales. Por esto y por el carácter transitorio de este documento, no se ha considerado necesario prever intervenciones en las infraestructuras de saneamiento desplazando la previsión de acciones en este sentido hasta la formulación del Plan General.

Manteniendo el mismo criterio, para el resto de las infraestructuras de abastecimiento de agua, energía eléctrica y telefonía, se ha considerado más adecuado su estudio en el marco de la revisión del Plan General.

Para los ámbitos de actuación está previstoen el contenido de estas Normas la obligación de realizar una red de evacuación de aguas separativa.

En cuanto al suelo urbanizable sectorizado, se ha previsto desde su inicio que las infraestructuras y servicios sean independientes de las redes urbanas existentes, enganchado a puntos de suministro y evacuación donde se supere la capacidad necesaria y no se afecte en ningún momento el funcionamiento de las infraestructuras que sirven al suelo urbano.

7. La gestión del suelo

7.1. El suelo urbano: El suelo urbano se ha dividido en ámbitos de actuación tal como se recoge en el epígrafe 6.4, los ámbitos continuos constituye una única unidad de ejecución para la ejecución del planeamiento y los discontinuos desarrollarán la ejecución del planeamiento en dos unidades de ejecución coincidentes cada una con cada ámbito en discontinuidad. En cada uno de ellos las Normas fijan un uso global, un coeficiente de edificabilidad igual al establecido para el área homogénea en que se encuentra y un sistema de actuación.

El aprovechamiento de los ámbitos de actuación de suelo urbano viene definido por el coeficiente de edificabilidad y la superficie del ámbito, tal como lo establece la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

En relación al sistema de actuación definido para cada ámbito, se corresponde con alguno de los establecidos por la Ley 9/2001 en el artículo 101. En general, todos los ámbitos de actuación se desarrollarán por compensación y para su tramitación se estará a lo establecido por la Ley 9/2001.

El aprovechamiento asignado a cada ámbito se entiende como máximo. Será decisión del Plan Parcial su materialización total o tan solo parcial en los suelos lucrativos resultantes de la ordenación, o bien, sustituyéndose por su equivalente en dinero tal como lo permite la Ley 9/2001.

7.2. El suelo urbanizable sectorizado: El suelo urbanizable sectorizado constituye una única Área de Reparto de Beneficios y Cargas. La delimitación del sector, el uso global y el coeficiente de edificabilidad del área de reparto ha quedado definidopor las Normas. Asimismo, la localización prevista para las redes supramunicipales y generales del sector tendrá carácter vinculante, sin perjuicio de que el Plan Parcial correspondiente prevea la posibilidad de su monetización dentro de los supuestos y según lo establecido por la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Cuando el desarrollo de un sector alcance el trámite de redacción del Proyecto de Urbanización, en el mismo se incluirá el presupuesto de todas las conexiones necesarias para los diferentes servicios si no estuvieran ya realizadas o si no se hubiera presentado con anterioridad al Proyecto de Urbanización de otro sector que las contuviere.

Las condiciones generales para el desarrollo de los sectores son complementarias a las condiciones particulares contenidas en cada una de las fichas de características del propio sector. Serán condiciones generales para el desarrollo del sector las enumeradas a continuación:

1. La red de saneamiento será separativa para aguas pluviales y residuales.

2. La red de pluviales deberá verter las aguas al cauce natural. Los vertidos a cauces naturales tendrán, como mínimo, un pretratamiento ( condesbaste, desarenado y desengrasado) , seguido de un tratamiento de decantación, con un rendimiento superior al 90 por 100 expresado en porcentaje de eliminación de sólidos sedimentables.

3. Los planes parciales deberán remitirse a la Consejería de Medio Ambiente para su informe.

4. Deben cumplirse las disposiciones establecidas en el Decreto 170/1998, sobre gestión de infraestructuras de saneamiento de aguas residuales de la Comunidad de Madrid.

5. Los planes parciales deberán incluir informe de viabilidad de suministro de agua potable y punto de conexión exterior a la red general.

6. Antes de la aprobación de los planes parciales se firmará una adenda de cofinanciación al Convenio de Gestión existente entre el Ayuntamiento y el Canal de Isabel II, en el que se regularán las inversiones necesarias para la ejecución de las obras de infraestructuras y redes de abastecimiento y saneamiento de agua, que correrán a cargo de los propietarios o promotores de los nuevos desarrollos de suelo.

7. Los proyectos de urbanización deberán incorporar la conformidad técnica del Canal de Isabel II en lo referente a las redes de distribución de agua y conexiones del alcantarillado de los nuevos desarrollos urbanos, para poder solicitar la licencia de obras ante el Ayuntamiento.

8. Los trazados de las vías pecuarias se han representado a escala 1: 5000, una vez se realice el levantamiento topográfico definitivo de cada sector afectado, se llevará a cabo con la Dirección General de Agricultura, sección Vías Pecuarias , la delimitación de la misma, que se tendrá en cuenta en el desarrollo del sector. Si se llevara a cabo una modificación de trazado, siguiendo el procedimiento oportuno, una vez aprobado el nuevo trazado y desafectado el antiguo, el plan parcial podrá suprimir el trazado inicial, incorporándolo al suelo urbanizable, sin que ello suponga una modificación estructurante de las Normas.

9. Los planes parciales que desarrollen los sectores afectados o colindantes con vías pecuarias, SUS01, deberán ser remitidos para su informe a la Dirección General competente, los límites de la zona deberán ajustarse en forma que no se afecten a la vía pecuaria que no podrá ser utilizada, en ningún caso, para construir nuevos viarios rodeados sobre ella.

10. Será de aplicación lo dispuesto en el Decreto 78/1999, de Regulación de Régimen de Protección contra la Contaminación Acústica, debiendo incorporar los estudios específicos sobre los niveles de ruido activos y esperables, así como adoptar las medidas preventivas y de protección para que no se superen los límites establecidos en el citado Decreto para el Área de Sensibilidad de que se trate.

8. Breve descripción y resumen de parámetros de zonas urbanísticas

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

9. Cuadros resumen de las normas

Cuadro comparativo del planeamiento vigente y el propuesto Cuadro resumen de la clasificación del suelo

Cuadro resumen de la división del suelo. Recintos de ordenación y determinaciones estructurales

Características de Áreas Homogéneas y Ámbitos de Actuación ( determinacionesestructurantes)

Características de Área de Reparto y Sectores ( determinacionesestructurantes)


No hay versiones para esta norma