RESOLUCIÓN de 25 de febrero de 2011, de la Dirección General de Producción Agropecuaria, por la que desarrollan los programas sanitarios a realizar por las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas, definidos en la Orden AYG/1719/2007, de 15 de octubre., - Boletín Oficial de Castilla y León, de 22-03-2011

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Castilla Y León
  • Boletín: Boletín Oficial de Castilla y León Número 56
  • Fecha de Publicación: 22/03/2011
  • PDF de la disposición
  • Este documento NO tiene versiones

Mediante de la Resolución de 22 de noviembre de 2007 («B.O.C. y L.» n.º107, de 4 de junio), se establecieron los programas sanitarios a realizar por las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas. En cumplimiento de esta normativa, las Agrupaciones de Defensa Sanitaria ganaderas reconocidas en Castilla y León realizaron durante los años 2007 y 2008 las actuaciones sanitarias recogidas en dichos programas sanitarios, dirigidas principalmente a conocer la situación sanitaria de sus explotaciones frente a las enfermedades definidas en la Orden AYG/1719/2007, de 15 de octubre.

Una vez conocido el estado sanitario de las explotaciones a estas enfermedades, mediante la Resolución de 3 de febrero de 2009 («B.O.C. y L.» n.º28 de 11 de febrero) se desarrollaron los programas para que, en aquellos casos en los que la situación epidemiológica lo recomendaba, se tomaran medidas y realizaran actuaciones que permitieran en los rebaños integrados obtener las calificaciones sanitarias correspondientes y erradicar las enfermedades objeto de control.

Este programa ha servido para afianzar el conocimiento que de determinadas patologías deben tener las Agrupaciones de Defensa Sanitaria, permitiéndonos en el momento actual centrar los esfuerzos en las explotaciones calificadas, en fase de calificación o que opten por trabajos en obtenerla.

Una vez llegados a este punto, se considera conveniente modificar los programas sanitarios, estableciendo las condiciones necesarias que permitan obtener calificaciones sanitarias en las explotaciones integradas en las Agrupaciones de Defensa Sanitaria, así como facilitar el mantenimiento y mejora del estatus sanitario en las explotaciones ganaderas ya calificadas.

Por tanto y de conformidad con lo dispuesto en la disposición final primera de la Orden AYG/1719/2007, de 15 de octubre, por la que se regula la constitución y el reconocimiento del título de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas, se podrán dictar las instrucciones necesarias para la aplicación y cumplimiento de la presente Orden, por lo que esta Dirección General de Producción Agropecuaria:

RESUELVE

Primero. Definir el Programa Sanitario Común que deberán realizar las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas (en adelante ADS) legalmente reconocidas en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, contenido en los Anexos de esta Resolución: • ANEXO I. Normas sanitarias comunes a todas las especies.

• ANEXO II. Ganado Vacuno.

• ANEXO III. Ganado Ovino.

• ANEXO IV. Ganado Caprino.

• ANEXO V. Ganado Porcino.

• ANEXO VI. Aves de puesta.

• ANEXO VII. Apicultura.

Segundo. En todas las explotaciones incluidas en las Agrupaciones se deberá cumplimentar anualmente al menos una encuesta epidemiológica que podrá ser grabada en una aplicación informática elaborada por Dirección General de Producción Agropecuaria puesta a disposición de los veterinarios responsables de las ADS. La encuesta contendrá los datos necesarios para hacer una evaluación de la situación sanitaria de la explotación, información sobre vacunaciones, tipo de vacunas, fechas de vacunación etc.

Tercero. Como norma general para todas las especies ganaderas a las que hace referencia el punto primero de la presente Resolución, las explotaciones ganaderas integradas en ADS deberán cumplir anualmente el Programa Sanitario Común, definido en la presente resolución.

Asimismo, el veterinario responsable de cada ADS, podrá elaborar un programa sanitario complementario al anterior, adaptado a las características y necesidades de sus explotaciones, manejo, raza y sistema productivo, programa que deberá remitir a la Sección de Sanidad y Producción Animal de la provincia donde radique el domicilio social de la agrupación, para su aprobación por el Jefe de la Sección de Sanidad y Producción Animal correspondiente.

Valladolid, 25 de febrero de 2011.

El Director General de Producción Agropecuaria, P. S. (Acuerdo 70/2010, de 1 de julio) La Viceconsejera de Desarrollo Rural Fdo.: M.ª J esús P ascual s anta M atilde ANEXO I

Normas sanitarias comunes a todas las especies

1. FORMACIÓN SANITARIA.

Las ADS deberán organizar un mínimo de un curso anual de formación y divulgación, con la asistencia de, al menos, el 50% de los ganaderos asociados. Los cursos de formación deberán incluir anualmente en su programa contenidos relacionados con, al menos alguno de los siguientes temas:

• Pautas de bioseguridad en la granja.

• Prevención y control de las enfermedades incluidas en el programa sanitario de la ADS.

• Planes de Alerta Sanitaria Veterinaria, Enfermedades incluidas en la lista del Código Zoosanitario Internacional de la Organización Mundial de la Sanidad Animal, enfermedades de declaración obligatoria en España y/o en la Unión Europea.

• EETs: Programa de vigilancia pasiva. (En ADS de vacuno, ovino o caprino).

Se incluirá un protocolo de actuación interna y de notificación rápida, ante la aparición de enfermedades de la lista del Código Zoosanitario Internacional de la Organización Mundial de Sanidad Animal y/o de declaración obligatoria en la U.E. en concordancia con el Plan de Alerta Sanitaria de la Comunidad Autónoma, incluyendo las enfermedades contempladas en el citado Plan.

2. PROGRAMA DE CONTROL DE PARÁSITOS INTERNOS Y EXTERNOS.

El veterinario responsable programará y ejecutará un programa de control de parásitos internos y externos en todas las explotaciones de la ADS. Estas actuaciones (tratamientos, pautas y frecuencia de las aplicaciones) estarán recogidas en las hojas de Medicamentos del Libro de Registro de Explotación Ganadera de Castilla y León, definido en la Orden AYG/1889/2006, de 25 de octubre.

3. VACUNACIÓN ANTIRRÁBICA E IDENTIFICACIÓN.

Los veterinarios responsables de las ADS podrán solicitar la autorización para identificar y vacunar los perros pertenecientes a titulares de las explotaciones ganaderas integradas en las citadas ADS.

4. PROGRAMA DE DESINFECCIÓN, DESINSECTACIÓN Y DESRATIZACIÓN.

Se realizará siguiendo las pautas del veterinario responsable, que deberá incluir dentro del programa de bioseguridad de la explotación, al menos los productos, pautas y fecha de aplicación. Estas actuaciones se recogerán en las hojas de tratamientos del Libro de Registro de Explotación Ganadera de Castilla y León, definido en la Orden AYG/1889/2006, de 25 de octubre. 5. ASESORAMIENTO EN MATERIA DE HIGIENE EN LA PRODUCCIÓN PRIMARIA.

La normativa de medidas legislativas conocida como «Paquete de Higiene», traslada al productor la primera responsabilidad en la seguridad de sus producciones, debiendo demostrar la implantación de un método que le permita conocer y controlar los peligros asociados a las actividades de su explotación. En este sentido, el veterinario responsable deberá asesorar en relación a los autocontroles y trazabilidad, que permita al productor cumplir con los requisitos de higiene alimentaria, dispuestos en el ANEXO I del Reglamento (CE) n.º852/2004, en el que se establecen las disposiciones generales de higiene aplicables a la producción primaria y los registros que deben llevar y conservar los operadores sobre las medidas aplicables para controlar los peligros de manera adecuada. ANEXO II

Ganado Vacuno

1. PROGRAMA DE VIGILANCIA Y CONTROL DE LAS EEB.

Cumplimiento de las medidas que se establezcan al respecto por el Servicio de Sanidad Animal y en particular del programa de vigilancia pasiva.

Todos aquellos casos en los que se detecte alguna sintomatología nerviosa compatible con EEB, deben ser comunicados a la Unidad Veterinaria correspondiente.

2. PROGRAMA PARA LA OBTENCIÓN DE CALIFICACIONES SANITARIAS A RINOTRAQUEITIS INFECCIOSA BOVINA (IBR).

Las explotaciones podrán acogerse de forma voluntaria a un «Programa para la obtención de calificaciones sanitarias a IBR». Con el objeto de no interferir el diagnóstico laboratorial en todas las explotaciones integrantes de la ADS, sólo estará autorizada la vacunación con vacunas marcadas que permitan diferenciar los animales vacunados de los naturalmente infectados. Queda pues prohibida la utilización de vacunas no marcadas, con excepción de los cebaderos.

El veterinario responsable de la ADS deberá comunicar al Jefe de la Sección de Sanidad y Producción Animal, si pretende llevar a cabo en su agrupación el «Programa para la obtención de calificaciones sanitarias a IBR». En ese caso deberá detallar al menos:

Nombre de la ADS.

Relación de explotaciones que se acogen al «Programa para la obtención de calificaciones sanitarias a IBR».

Número aproximado de muestreos.

Aquellas explotaciones que opten por la calificación sanitaria a IBR deberán realizar las siguientes actuaciones:

2.1. Actuaciones Sanitarias (Muestreos).

Como norma general se realizará un único muestreo anual a la totalidad de los animales de la explotación, si bien, en aquellas explotaciones que hayan obtenido un resultado analítico negativo en todas las muestras, realizarán un segundo muestreo serológico, separado con respecto al primero entre 6 y 12 meses.

Una vez realizados los muestreos y en función de los resultados analíticos obtenidos, el Jefe de la Sección de Sanidad y Producción Animal de la provincia donde esté ubicado el domicilio social de la ADS, concederá a cada explotación ganadera la correspondiente calificación sanitaria:

• Explotación oficialmente indemne a IBR: Aquélla que ha obtenido dos resultados negativos en dos muestreos serológicos separados entre 6 y 12 meses y ha obtenido los últimos resultados negativos en tanque de leche en caso de realizarlos, que no ha utilizado vacuna y todos los animales incorporados con posterioridad a la realización de la primera prueba proceden de rebaños negativos a IBR, o han estado aislados en los 30 días anteriores a su incorporación y en ese período han resultado negativos a dos pruebas serológicas de detección de VHB1 efectuadas con un intervalo mínimo de 21 días.

• Explotación vacunada indemne a IBR: Aquélla que ha obtenido dos resultados negativos a gE en dos muestreos serológicos separados entre 6 y 12 meses, ha obtenido los últimos resultados negativos en tanque de leche en caso de realizarlos, y en la que los animales que son positivos a gB lo son por haber sido inmunizados con vacunas marcadas de IBR, y siguen el programa vacunal recomendado por el fabricante de las vacunas aplicadas.

• Explotación calificada a IBR: Aquélla que ha obtenido un resultado negativo a gE en el último muestreo serológico y este ha sido realizado en los últimos 12 meses como máximo.

• Explotación saneada a IBR: Aquélla que ha obtenido un resultado positivo a gE en el último muestreo serológico y éste ha sido realizado en los últimos 12 meses como máximo.

El no realizar los chequeos serológicos en el tiempo establecido, u obtener un resultado positivo desde el último muestreo supondrá el paso a la condición de «Explotación saneada a IBR».

2.2. Normas sanitarias complementarias.

Las explotaciones que se acojan al programa para la obtención de las calificaciones sanitarias deberán además cumplir las siguientes normas complementarias:

• Para las explotaciones con calificación de Oficialmente Indemne: adquisición de novillas con certificado de analítica negativo a IBR, con las pruebas descritas en el punto 2.3.

• Para las explotaciones con calificación Vacunada Indemne, calificada o saneada: adquisición de novillas con certificado de analítica negativo a la glicoproteina E (gE).

• Protocolo de vigilancia epidemiológico que de forma rutinaria examine y detecte sintomatología clínica compatible con IBR.

• En las explotaciones saneadas y con vías a facilitar su calificación, se recomienda la eliminación de los animales con resultados positivos a gE antes de la realización de nuevos muestreos.

2.3. Técnica Analítica.

Se utilizarán pruebas de inmunoabsorción enzimática (ELISA) para la detección de anticuerpos frente a la glicoproteina B (gB) o frente a la glicoproteina E (gE), así como reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para amplificación viral.

2.4. Seguimiento anual de la calificación sanitaria.

Las explotaciones ganaderas que de forma voluntaria hayan optado por realizar el programa de calificación, deberán realizarlo al menos durante 3 años. Sea cual sea la calificación sanitaria obtenida, todas las explotaciones ganaderas deberán continuar con el chequeo del 100% de los animales antes de cumplir 12 meses desde el anterior chequeo.

3. PROGRAMA DE CONTROL FRENTE A DIARREA VÍRICA BOVINA (BVD).

Las explotaciones podrán acogerse de forma voluntaria a un «Programa para la obtención de calificaciones sanitarias a BVD».

El veterinario responsable de la ADS deberá comunicar al Jefe de la Sección de Sanidad y Producción Animal, si pretende llevar a cabo en su agrupación el «Programa para la obtención de calificaciones sanitarias a BVD». En ese caso deberá detallar al menos:

Nombre de la ADS.

Relación de explotaciones que se acogen al «Programa para la obtención de calificaciones sanitarias a BVD».

Número aproximado de muestreos.

Aquellas explotaciones que opten por la calificación sanitaria a BVD deberán realizar las siguientes actuaciones:

3.1 Actuaciones Sanitarias (Muestreos).

Como norma general se realizará un único muestreo anual a la totalidad de los animales de la explotación, si bien en aquellas explotaciones que hayan obtenido un resultado analítico negativo en todas las muestras tomadas realizarán un segundo muestreo serológico, separado con el primero entre 6 y 12 meses.

Una vez realizados los muestreos y en función de los resultados analíticos obtenidos, el Jefe de la Sección de Sanidad y Producción Animal de la provincia donde esté ubicado el domicilio social de la ADS, concederá a cada explotación ganadera la correspondiente calificación sanitaria:

• Explotación oficialmente indemne a BVD: Aquélla que ha obtenido dos resultados negativos a ELISA para detección de anticuerpos frente a la proteína P80 (en adelante a ELISA AcP80) y para la detección del antígeno P80 (en adelante ELISA AgP80) en dos muestreos serológicos separados entre 6 y 12 meses y ha obtenido los últimos resultados negativos en tanque de leche en caso de realizarlos, que no ha utilizado vacuna y todos los animales incorporados con posterioridad a la realización de la primera prueba proceden de una explotación libre de infección a BVD, o han estado aislados en los 30 días anteriores a su incorporación y en ese periodo han resultado negativos a dos pruebas serológicas de detección de BVD (con los dos ELISA descritos) efectuadas con un intervalo mínimo de 21 días.

• Explotación vacunada indemne a BVD: Aquélla que ha obtenido dos resultados negativos a ELISA Ac P80 y ELISA Ag P80 en dos muestreos serológicos separados entre 6 y 12 meses y ha obtenido los últimos resultados negativos en tanque de leche en caso de realizarlos, y en la que los animales son positivos a ELISA de anticuerpos y siguen el programa vacunal recomendado por el fabricante de las vacunas aplicadas. • Explotación calificada a BVD: Aquélla que ha obtenido un resultado negativo a ELISA Ac P80 y ELISA Ag P80 en el último muestreo serológico y este ha sido realizado en los últimos 12 meses como máximo.

• Explotación saneada a BVD: Aquélla que ha obtenido un resultado positivo a ELISA Ac P80 y/o ELISA Ag P80 en el último muestreo serológico y este ha sido realizado en los últimos 12 meses como máximo.

El no realizar los chequeos serológicos en el tiempo establecido, u obtener un resultado positivo desde el último muestreo supondrá el paso a la condición de «Explotación saneada a BVD».

3.2. Normas sanitarias complementarias.

Todas las explotaciones que se acojan al programa para la obtención de las calificaciones sanitarias deberán además cumplir las siguientes normas complementarias:

• Adquisición de novillas con certificado de analítica negativo a BVD, con las pruebas exigidas para cada calificación.

• Protocolo de vigilancia epidemiológico que de forma rutinaria examine y detecte sintomatología clínica asociadas a la presencia de animales persistentemente infectados (PI) en la explotación (falta de desarrollo armónico, retrasos en el crecimiento, aparición de sintomatología de la enfermedad de las mucosas, etc..). Aquellos animales con síntomas clínicos y resultados positivos a ELISA AgP80, siendo negativos a ELISA Ac P80 deberán ser aislados y su único destino permitido es a sacrificio directo.

3.3. Seguimiento anual de la calificación sanitaria.

Las explotaciones ganaderas que de forma voluntaria hayan optado por realizar el programa, deberán realizarlo al menos durante 3 años.

Sea cual sea la calificación sanitaria obtenida, todas las explotaciones ganaderas deberán continuar con el chequeo del 100% de los animales de la explotación antes de cumplir 12 meses desde el anterior chequeo.

4. PROGRAMAS DE CONTROL Y MEJORA DE CALIDAD DE LA LECHE.

Las explotaciones ganaderas de aptitud láctea, deberán colaborar con el Programa para la Mejora de la Calidad de la Leche, aprobado por la Consejería de Agricultura y Ganadería.

El veterinario responsable de la ADS deberá establecer un programa de control de los parámetros que definen la calidad de la leche (bacteriología, células somáticas, punto crioscópico y residuos), en aquellas explotaciones cuya analítica haya dado como resultado el incumplimiento de alguno de los parámetros, analizando los riesgos y controlando los puntos críticos en el proceso de producción de leche. ANEXO III

Ganado Ovino

1. PROGRAMA DE VIGILANCIA Y CONTROL DE LAS EETS.

Cumplimiento de las medidas que se establezcan al respecto por el Servicio de Sanidad Animal y en particular del programa de vigilancia pasiva, en concreto la obligación de notificar esta circunstancia inmediatamente a la Unidad Veterinaria correspondiente, bien directamente por el ganadero o a través del veterinario responsable de la ADS, de todos aquellos casos en los que:

• Se detecten animales con sintomatología nerviosa compatible con un caso de EET.

• Aquellas explotaciones ganaderas en las que se haya diagnosticado algún caso de EET y que:

• Trasladen animales a matadero para su sacrificio.

• Tengan alguna baja en la explotación, utilizando el sistema de recogida de cadáveres con destino a la Industria de Transformación.

2. PROGRAMA DE CONTROL Y ERRADICACIÓN DE MAEDI-VISNA.

Los ganaderos con explotaciones integradas en ADS de ganado ovino podrán optar por la realización del programa de control y erradicación de Maedi-Visna regulado en la Orden AYG/861/2007, de 8 de mayo, por la que se establecen las normas que han de regular el programa para el control y erradicación de la enfermedad de Maedi Visna/Artritis Encefalitis Caprina en la Comunidad de Castilla y León.

3. PROGRAMA DE CONTROL Y LUCHA CONTRA LA PARATUBERCULOSIS OVINA.

3.1. Explotaciones ganaderas objeto del programa.

Todas las explotaciones de ganado ovino integradas en ADS.

3.2. Elaboración del programa sanitario.

El veterinario responsable deberá definir las estrategias de actuación en las explotaciones integradas en la ADS con la elaboración de un Programa Sanitario adaptado a la situación sanitaria de esta enfermedad. Este Programa Sanitario establecerá las pautas concretas de bioseguridad que se van a instaurar para evitar la difusión de la enfermedad en el rebaño (pautas de vacunación, eliminación de animales positivos, buena alimentación, evitar situaciones de estrés, reposición con animales negativos, lactancia artificial, etc.).

El Programa Sanitario sobre Paratuberculosis Ovina debe contemplar al menos los siguientes puntos:

• Implantación de medidas de bioseguridad de nivel básico que impliquen una disminución de la contaminación por heces del alimento destinado a los animales, como por ejemplo: • Aumento de la frecuencia de retirada de cama y estiércol, especialmente en las zonas habilitadas para las madres con corderos lactantes.

• Limpieza sistemática y estricta de todo material destinado a la alimentación de animales, especialmente los destinados para reposición.

• Diseño de rutas de movimiento y circulación en la explotación de forma que se garantice una circulación de zonas de mayor bioseguridad a menor bioseguridad. Delimitación de dichas zonas y justificación de las medidas tomadas.

• Implantación de una sistemática de trabajo que permita la desinfección de las ubres de las madres lactantes de forma periódica.

• Establecimiento de un protocolo de vigilancia epidemiológica que de forma rutinaria examine y detecte sintomatologías clínicas asociadas a la presencia de paratuberculosis (emaciación, diarrea, etc.).

• Aplicación de un calendario vacunal estricto, tanto en sus plazos, pautas, como en la edad de los animales de forma que se produzca la menor interferencia posible con el diagnóstico en animales.

• Sacrificio o aislamiento de los animales con sintomatología clínica en explotaciones vacunadas.

• Sacrificio o aislamiento de animales con sintomatología clínica o serología positiva en explotaciones no vacunadas.

4. PROGRAMA DE CONTROL Y LUCHA CONTRA LA AGALAXIA CONTAGIOSA.

4.1. Programa de Bioseguridad.

Con independencia del programa sanitario que se realice, el veterinario responsable de la ADS deberá elaborar un Programa Sanitario de control y erradicación de la enfermedad en el que se establecerán las pautas concretas de bioseguridad que se van a instaurar para evitar la difusión de la enfermedad en el rebaño.

4.2. Programa para la obtención de calificaciones sanitarias.

La participación en este programa será de forma voluntaria.

El veterinario responsable de la ADS deberá comunicar al Jefe de la Sección de Sanidad y Producción Animal si pretende llevar a cabo en su agrupación el «Programa para la obtención de calificaciones sanitarias a Agalaxia Contagiosa». En ese caso deberá detallar al menos:

Nombre de la ADS.

Relación de explotaciones que se acogen al «Programa para la obtención de calificaciones sanitarias a Agalaxia Contagiosa».

Número aproximado de muestreos. Aquellas explotaciones que opten por la calificación voluntaria deberán realizar las siguientes actuaciones:

4.2.1. Actuaciones Sanitarias (Muestreos).

Como norma general se realizará un único muestreo anual a la totalidad de los animales de la explotación, si bien en aquellas explotaciones que hayan obtenido un resultado analítico negativo en todas las muestras tomadas realizarán un segundo muestreo serológico, separado con el primero entre 6 y 12 meses.

Una vez realizados los muestreos y en función de los resultados analíticos obtenidos, el Jefe de la Sección de Sanidad y Producción Animal concederá a cada explotación ganadera la correspondiente calificación sanitaria.

4.2.2. Técnicas Analíticas.

ELISA para la detección de anticuerpos en suero y PCR para amplificación genómica de M. agalactiae en leche.

4.2.3. Calificación de las Explotaciones.

• Explotación oficialmente indemne a Agalaxia Contagiosa: Aquélla que ha obtenido dos resultados negativos en dos muestreos serológicos separados entre 6 y 12 meses, que no ha vacunado y que todos los animales incorporados con posterioridad a la realización de la primera prueba proceden de rebaños negativos a Agalaxia. Los establos de ovino de leche, deberán además haber obtenido dos resultados negativos en dos muestreos en tanque de leche separados entre 4 y 12 meses.

• Explotación vacunada indemne a Agalaxia Contagiosa: Aquélla que ha obtenido dos resultados negativos en dos muestreos serológicos separados entre 6 y 12 meses (en animales no vacunados) y en la que todos los animales positivos, han sido inmunizados con vacunas, y siguen el programa vacunal recomendado por el fabricante de la vacuna aplicada. Los establos de ovino de leche, deberán además haber obtenido dos resultados negativos en dos muestreos en tanque de leche separados entre 4 y 12 meses.

• Explotación calificada a Agalaxia Contagiosa: Aquélla que ha obtenido resultados negativos en el último muestreo serológico, y estos han sido realizados en los últimos 12 meses como máximo. Los establos de ovino de leche, deberán además haber obtenido un último resultado negativo en tanque de leche en los últimos 12 meses como máximo.

• Explotación saneada a Agalaxia Contagiosa: Aquélla que ha obtenido resultados positivos en el último muestreo serológico o lechero y estos han sido realizados en los últimos 12 meses como máximo.

5. PROGRAMAS DE CONTROL Y MEJORA DE CALIDAD DE LA LECHE.

Las explotaciones ganaderas de aptitud láctea integradas en ADS, deberán colaborar con el Programa para la Mejora de la Calidad de la Leche, aprobado por la Consejería de Agricultura y Ganadería. El veterinario responsable de la ADS deberá establecer un programa de control de los parámetros que definen la calidad de la leche (bacteriología, punto crioscópico y residuos), en aquellas explotaciones cuya analítica de como resultado el incumplimiento de alguno de los parámetros, analizando los riesgos y controlando los puntos críticos en el proceso de producción de leche. ANEXO IV

Ganado Caprino

1. TUBERCULOSIS.

El estudio de esta enfermedad se realizará basándose en los Programas Nacionales de Erradicación de Enfermedades de los Rumiantes, reguladas por la Orden AYG/162/2004, por la que se establecen las normas que han de regular las Campañas de Saneamiento Ganadero y por la Orden de 29 de abril de 2002, de la Consejería de Agricultura y Ganadería por la que se establecen las normas que han de regular la ejecución de la Campaña de Saneamiento Ganadero para la erradicación de la Tuberculosis Caprina.

En esta última Orden, se establece la obligatoriedad de la realización anual de la Campaña de Saneamiento Ganadero, para erradicación de la Tuberculosis caprina en aquellas explotaciones, localidades o municipios que se determinen, bien «de oficio» o «a petición de la parte interesada».

Los ganaderos pertenecientes a las ADS podrán solicitar voluntariamente participar en el Programa de Erradicación de la Tuberculosis Caprina, si bien, a partir de ese momento se deberán asumir todas las obligaciones establecidas en el Programa.

No obstante, aquellas explotaciones que no se acojan al programa previsto en la Orden de 29 de abril de 2002, de la Consejería de Agricultura y Ganadería, deberán establecer un programa de control que aumente las garantías sanitarias de la explotación con respecto a la Tuberculosis Caprina.

2. PROGRAMA DE CONTROL Y LUCHA CONTRA LA ARTRITIS ENCEFALITIS VÍRICA CAPRINA (CAEV).

Los ganaderos integrados en las ADS de ganado caprino participarán en el Programa de Control y Erradicación de la artritis encefalitis vírica caprina, para lo cual quedarán obligados en los mismos términos definidos en el programa para maedi-visna en ovino.

3. PROGRAMA DE CONTROL Y LUCHA CONTRA LA PARATUBERCULOSIS Y AGALAXIA CONTAGIOSA.

Los ganaderos integrados en las ADS de ganado caprino participarán en un Programa de Control y Erradicación de la Paratuberculosis y la Agalaxia Contagiosa, para lo cual quedarán obligados en los mismos términos definidos en los programas para dichas enfermedades en el ganado ovino.

4. PROGRAMAS DE CONTROL Y MEJORA DE CALIDAD DE LA LECHE.

Las explotaciones ganaderas de aptitud láctea integradas en ADS, deberán colaborar con el Programa para la Mejora de la Calidad de la Leche, aprobado por la Consejería de Agricultura y Ganadería, para lo cual quedarán obligados en los mismos términos definidos en el Programa para la Mejora de la Calidad de la Leche ovina. ANEXO V

Ganado Porcino

1. DISENTERÍA PORCINA.

1.1. Programa para definir el estado sanitario de la disenteria porcina en las explotaciones.

1.1.1. Explotaciones ganaderas Objeto del programa.

• Explotaciones de selección, multiplicación y recría de reproductoras.

• Explotaciones de producción de porcino ibérico autorizadas para la venta de reproductores.

1.1.2. Actuaciones sanitarias (Muestreos).

El veterinario de la ADS tendrá que determinar el estado sanitario del siguiente tipo de explotaciones:

• 1% de las explotaciones de multiplicación, selección o recría.

• Todas las explotaciones de producción de porcino ibérico autorizadas para la venta de reproductores.

La determinación del estado sanitario se realizará mediante un muestreo de heces en animales que no hayan recibido tratamiento medicamentoso para esta patología u otras que puedan interferir en el diagnóstico. Las muestras deberán tomarse directamente de la ampolla rectal del animal muestreado.

Se muestrearán 14 animales por explotación lo que permitirá detectar un animal enfermo para una prevalencia estimada del 20% y un 95% de nivel de confianza. En caso de que el censo de la explotación sea inferior a 14 animales, se tomarán muestras de la totalidad del censo de la explotación.

En función de los resultados obtenidos se diseñará la estrategia de lucha contra la enfermedad.

1.1.3. Técnica Analítica.

Aislamiento en medio selectivo y PCR para amplificación genómica como método confirmatorio en muestras de heces.

1.1.4. Tipos de Explotación.

El resultado de los muestreos diferenciaría:

• Explotaciones negativas: Explotaciones con animales negativos a la técnica de PCR.

• Explotaciones positivas: Explotaciones con animales positivos a la técnica de PCR. 1.1.5. Elaboración del programa sanitario por el veterinario responsable.

A partir de los resultados obtenidos, el veterinario responsable de la ADS deberá elaborar y remitir a la Sección de Sanidad y Producción Animal un Programa Sanitario de control de la enfermedad y se establecerán las pautas concretas de bioseguridad que se van a instaurar para evitar la difusión de la enfermedad en las explotaciones.

A título orientativo se detallan algunas medidas de control que deberán formar parte del Programa Sanitario:

1. Evitar el contacto de los cerdos con heces infectadas.

2. Empleo de sistemas todo dentro-todo fuera.

3. Los pasillos han de mantenerse perfectamente limpios.

4. Disponer de baños para las botas a la entrada de cada sala para evitar la contaminación entre unas y otras.

5. Empleo de diversos quimioterápicos. El tratamiento puede eliminar la espiroqueta (Brachyspira hyodysenteriae) de los cerdos enfermos, pero no la elimina del ambiente y si el contacto con las heces es muy amplio (pisos sólidos), los cerdos tratados pueden estarse reinfectando constantemente.

6. Evitar la presencia de ratones en las granjas. Los ratones pueden ser portadores de la espiroqueta durante más de 6 meses. Establecer un programa de desratización riguroso.

7. Limpieza y desinfección muy rigurosa de todas las instalaciones para eliminar todos los restos de heces que queden, incluso en grietas mínimas.

8. Repoblación con cerdos libres de disentería.

9. Cuarentena de al menos cuatro semanas para los reproductores que se introduzcan en la explotación. Durante la misma, se les administrarán piensos sin medicar para observar la posible aparición de signos clínicos sospechosos de disentería.

10. Medidas de bioseguridad estrictas para evitar la contaminación a través de fómites.

2. BRUCELOSIS PORCINA.

2.1. Programa para definir el Estado sanitario de la Brucelosis Porcina en las explotaciones.

El veterinario de la ADS tendrá que realizar un estudio epidemiológico encaminado a determinar el estado sanitario de la totalidad de explotaciones integradas en la misma y en función de los resultados diseñar la estrategia de lucha contra la enfermedad. 2.1.1. Elaboración del Programa Sanitario por el Veterinario Responsable.

El veterinario responsable de la ADS deberá elaborar y remitir a la Sección de Sanidad y Producción Animal un Programa Sanitario de control de la enfermedad y se establecerán las pautas concretas de bioseguridad que se van a instaurar para evitar la difusión de la enfermedad en las explotaciones.

A título orientativo se detallan algunas medidas de control que deberán formar parte del Programa Sanitario:

• Adecuado control de la higiene de instalaciones, alimentos y agua.

• Medidas de bioseguridad estrictas para evitar la contaminación a través de fómites.

• Manejo de partos que garantice la ruptura de la cadena de infección entre posibles hembras excretoras (recién paridas y principio de lactación) y el resto de hembras de la explotación (con especial cuidado en las hembras preñadas o de próxima gestación).

• Recogida sistemática de datos relativos a la proporción y frecuencia de abortos, nacimientos de lechones débiles o muerte perinatal.

• Investigación laboratorial de fetos, placentas, exudado vaginal o suero en aquellos casos sospechosos de sufrir la enfermedad.

• Eliminación de la explotación de los animales confirmados como positivos.

3. SALMONELOSIS PORCINA.

3.1. Programa para definir el Estado sanitario de las Explotaciones a Salmonelosis Porcina.

3.1.1. Explotaciones Ganaderas objeto del programa.

• Explotaciones de producción.

• Explotaciones de selección, multiplicación y recría de reproductoras integradas en ADS.

• Explotaciones de producción de porcino ibérico autorizadas para la venta de reproductores.

3.1.2. Actuaciones Sanitarias (Muestreos).

El veterinario de la ADS tendrá que determinar el estado sanitario de las explotaciones integradas en la misma mediante muestreos de heces, cumpliendo los siguientes porcentajes en las explotaciones integradas:

• Explotaciones de producción: 1% de las explotaciones integradas en la ADS.

• Explotaciones de multiplicación, selección y recría de reproductoras: 10% de las explotaciones integradas. • Explotaciones de producción de porcino ibérico autorizadas para la venta de reproductores: 100% de las explotaciones integradas.

En función de los resultados se diseñará la estrategia de lucha contra la enfermedad.

La determinación del estado sanitario se realizará mediante un muestreo de heces, con preferencia en animales que estén al final del cebo y solamente en aquéllos que no hayan recibido tratamiento medicamentoso que pueda interferir en el diagnóstico. Las muestras podrán tomarse de dos formas:

• Directamente de la ampolla rectal. El tamaño de la muestra permitirá detectar un animal enfermo con una prevalencia estimada del 20% y un 95% de nivel de confianza (lo que corresponde a 14 animales por explotación). En el caso de que el censo de dichos animales presentes en la explotación sea inferior a 14 animales, se tomará muestra de la totalidad de animales de la explotación de cerdos no sometidos a tratamiento medicamentoso.

• Toma de muestras del suelo: Para ello se recogerán directamente del suelo en 10 corrales diferentes donde se alojen cerdos. Se elegirán corrales separados distribuidos por toda la explotación. En caso de que los corrales presentes en la explotación seainferior a 10 animales, se tomarán muestras del suelo de la totalidad de corrales presentes en la explotación hasta llegar a este número.

3.1.3. Técnica Analítica.

Aislamiento microbiológico mediante cultivo.

3.1.4. Tipos de Explotación.

• Explotaciones libres de infección: Con cultivo negativo a salmonelosis porcina.

• Explotaciones infectadas: Con cultivo positivo a salmonelosis porcina.

3.2. Elaboración del Programa Sanitario por el Veterinario Responsable.

A partir de los resultados obtenidos, el veterinario responsable de la ADS deberá elaborar y remitir a la Sección de Sanidad y Producción Animal un Programa Sanitario de control y erradicación de la enfermedad y se establecerán las pautas concretas de bioseguridad que se van a instaurar para evitar la difusión de la enfermedad en las explotaciones.

A título orientativo se detallan algunas medidas de bioseguridad que deberán formar parte del Programa Sanitario:

• Control de entradas de personas y vehículos en la explotación estableciendo un registro al efecto.

• Utilización de medios de desinfección en las zonas de acceso a la explotación.

• Realización de los protocolos de limpieza y desinfección de forma estricta, extremando todas las prácticas higiénicas. • Aplicación de un calendario vacunal estricto, tanto en sus plazos, pautas, como en la edad de los animales de forma que se produzca la menor interferencia posible con anticuerpos maternales.

• Utilización de un protocolo antibiótico que evite en lo posible la aparición de resistencias.

• Control de Salmonella en materias primas y piensos para evitar la introducción del patógeno a través de la alimentación del animal.

• Control microbiológico del agua de bebida.

• Manipulación de animales de forma poco estresante y mantener una densidad animal adecuada.

• Introducir animales de granjas con estado sanitario a salmonelosis conocido.

• Sometimiento a cuarentena de los animales introducidos, con realización de análisis serológicos a los mismos, ya sean individuales o muestreo por lotes.

• Programas estrictos de desratización, desinsectación y control de aves. ANEXO VI

Aves de Puesta

1. SALMONELOSIS.

Cumplir los programas de control de salmonelosis en aves de corral, recogidos en el Programa Nacional para la Vigilancia y Control de determinados serotipos a Salmonela en gallinas ponedoras de la especie Gallus gallus. ANEXO VII

Apicultura

El programa tiene como objetivo que las explotaciones apícolas mantengan a las colonias de abejas con un nivel sanitario adecuado.

Cuando a causa de cualquier enfermedad o abandono de la misma colmena alguna colonia de abejas muera o quede vacía, se llevarán a cabo por parte del propietario labores de limpieza y desinfección de la misma que eviten el riesgo de propagación de enfermedades. Si no se puede realizar, el propietario deberá garantizar la destrucción higiénica de las colmenas y/o cuadros afectados.

1. AETHINOSIS, TROPILAELAPSOSIS.

Como medida preventiva, inspecciones anuales del 100% de las colmenas, para descartar o confirmar la presencia de parásitos.

1.1. Diagnóstico Clínico.

Las formas adultas y/o larvas son fáciles de ver en los panales y en el fondo de la colmena atacada.

En el caso en que se descubra la presencia de parásitos (o pequeños coleópteros o de formas larvarias presuntas), una vez capturados (con pinzas o con los dedos) introducirlos en una probeta o en un frasco haciéndolo llegar después al laboratorio Regional de Sanidad Animal, donde se procederá a su análisis.

2. LOQUE AMERICANA. (Bacillus larvae).

Como medida preventiva, inspecciones anuales del 100% de las colmenas, para descartar o confirmar la presencia de la enfermedad.

La dificultad de eliminar esta enfermedad una vez introducida en la explotación hace recomendable la eliminación de colmenas en las que se diagnostique la enfermedad.

3. LOQUE EUROPEA. (Melisococus pluton).

Como medida preventiva, inspecciones anuales del 100% de las colmenas, para descartar o confirmar la presencia de la enfermedad.

Ante la presencia de enfermedad instaurar el tratamiento de forma inmediata o bien proceder a la destrucción de la colmena afectada.

4. VARROOSIS.

4.1. Medidas de control contra la Varroosis.

Se realizará, al menos un tratamiento obligatorio al año, en todas las colmenas de la explotación.

Se procurará realizar este tratamiento de forma simultánea en todas las explotaciones apícolas que compartan una misma zona. 4.2. Detección de Varroa destructor en la Colmena.

Teniendo en cuenta que en caso de infestación se afectan la mayoría de las colmenas, se debe valorar la cantidad de Varroa destructor, para lo cual, en la época de reposo, se colocará un papel con vaselina en la parte inferior para hacer una estimación del porcentaje de infestación. Dependiendo de los resultados se realizarán más o menos tratamientos.

Los tratamientos están estandarizados y deben durar al menos 21 días para cubrir la totalidad del ciclo reproductivo de las abejas.

En concreto, para el control de la Varroosis se fomentará uso progresivo de los acaricidas naturales (Ácido fórmico, ácido láctico, ácido oxálico y timol) ya que se vislumbran como el camino más inmediato para evitar los problemas de los acaricidas sintéticos. Así mismo, se promocionará el uso de métodos biotecnológicos o culturales, tales como la cría dirigida de zánganos y otros, para minimizar el número de tratamientos acaricidas.

La detección de varroosis se basa en contar visualmente el número de ácaros.

4.3. Tratamiento de la Varroosis:

Cuando el diagnóstico revela la presencia del ácaro Varroa en el colmenar, es preciso tomar medidas terapéuticas de forma inmediata, no solamente para bajar la tasa de infestación de las colmenas, sino también para limitar su expansión por el colmenar.

El tratamiento se hará preferentemente en el período septiembre-noviembre. El tratamiento se realizara con un medicamento veterinario y siempre bajo supervisión veterinaria. Aquellas colmenas englobadas en producciones agrarias ecológicas o biológicas se atendrán a las previsiones recogidas en el Real Decreto 1852/1993 de 22 de octubre que las regula.

Todo tratamiento realizado deberá ser anotado en el libro de registro de la explotación apícola con al menos los siguientes datos:

• Fecha de inicio y finalización del tratamiento.

• Tipo de tratamiento.

• Dosis.

• Número de colmenas tratadas y su identificación.

• Denominación comercial del producto administrado.


No hay versiones para esta norma