Resolución de 25 de noviembre de 2014, por la que se ordena la publicación del Acuerdo de aprobación definitiva y de la documentación con eficacia normativa del Plan Territorial Especial de Ordenación de Infraestructura Viaria: nuevo acceso a Telde desde la GC-3 y su prolongación hacia el Sur, adoptado por la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias en sesión de 29 de julio de 2014., - Boletín Oficial de Canarias, de 09-12-2014

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Canarias
  • Boletín: Boletín Oficial de Canarias Número 238
  • Fecha de Publicación: 09/12/2014
  • PDF de la disposición

ANTECEDENTES

La Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, en sesión de fecha 29 de julio de 2014, adoptó, entre otros, el siguiente Acuerdo:

"Primero.- En cumplimiento de lo establecido en el artículo 27.1.e.II del Reglamento de Procedimientos de los instrumentos de ordenación del sistema de planeamiento de Canarias, aprobado por Decreto 55/2006, de 9 de mayo, considerar íntegramente subsanados los condicionantes establecidos en el acuerdo de la COTMAC de 26 de noviembre de 2012, por el que se aprobó condicionada la Memoria Ambiental del Plan Territorial Especial de Ordenación de Infraestructura Viaria: nuevo acceso a Telde desde la GC-3 y su prolongación hacia el Sur. Expediente 2009/1006 (PTEO-GC3-NAT).

Segundo.- De conformidad con lo establecido en el artículo 24.4.b) del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias aprobar definitivamente el Plan Territorial Especial de Ordenación de Infraestructura Viaria: nuevo acceso a Telde desde la GC-3 y su prolongación hacia el Sur. Expediente 2009/1006 (PTEO-GC3-NAT) con publicación condicionada a que se subsanen los siguientes aspectos:

* Se debe suprimir la frase "... sin perjuicio de lo establecido en la disposición adicional segunda" de la Disposición Transitoria Primera.

* En atención a una mejor técnica normativa, convendría, una vez eliminada una de las dos disposiciones adicionales, variar el título de Disposiciones Adicionales a Disposición Adicional, suprimiendo en consecuencia el membrete Disposición Adicional Primera.

* Asimismo, se deberán subsanar los condicionantes aún pendientes que se detallan en el apartado 4.1 del informe técnico jurídico emitido con fecha 14 de julio de 2014 que obra en el expediente.

Tercero.- Encomendar a la Dirección General de Ordenación del Territorio que previos los informes correspondientes, verifique el cumplimiento de los condicionantes que constan en el dispositivo segundo y comprobado su cumplimiento ordene la publicación del acuerdo.

Cuarto.- Notificar el presente acuerdo a la Dirección General de Infraestructura Viaria (Viceconsejería de Infraestructura y Planificación de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias) y al Cabildo de Gran Canaria."

El 17 de septiembre de 2014, tiene entrada en esta Dirección General de Ordenación del Territorio documentación del Plan Territorial Especial de Ordenación de Infraestructura Viaria: nuevo acceso a Telde desde la Gc-3 y su prolongación hacia el Sur, subsanada, debidamente diligenciada para su verificación y posterior publicación.

Dicha documentación es objeto de Informe Técnico y Jurídico de fecha 26 de septiembre de 2014 que verifica el cabal cumplimiento del Acuerdo de la Comisión en informa favorablemente la continuación conforme establece el artículo 44 del Reglamento de Procedimientos del los instrumentos de ordenación del sistema de planeamiento de Canarias, aprobado por Decreto 55/2006, de 9 de mayo.

Con fecha 3 de noviembre de 2014 dictó Resolución por la que se verifica el cabal cumplimiento del condicionado para la publicación del Acuerdo y la documentación con eficacia normativa en los términos a los que se refiere el Acuerdo de la COTMAC de fecha 29 de julio de 2014.

Con fecha 12 de noviembre 2014 se procede por parte de la Secretaria de la COTMAC al diligenciado de la documentación.

CONSIDERACIONES JURÍDICAS

Única.- El cumplimiento del trámite previsto en los artículos 44, 50 y 51 del Reglamento de Procedimientos de los instrumentos de ordenación del sistema de planeamiento de Canarias (en adelante RP). La entrada en vigor se producirá con la íntegra publicación de la documentación con eficacia normativa en el Boletín Oficial de Canarias, que acompañará como anexo del acuerdo de aprobación definitiva.

Visto el expediente y en virtud de la facultades otorgadas por el Reglamento Orgánico de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, aprobado por Decreto 20/2004, de 2 de marzo, vigente a todos los efectos, tal y como deriva de la Disposición Transitoria Primera del Decreto 170/2011, de 12 de julio, por el que se determina la estructura central y periférica, así como las sedes de las Consejerías del Gobierno de Canarias;

R E S U E L V O:

Ordenar la publicación en el Boletín Oficial de Canarias del Acuerdo de aprobación definitiva del Plan Territorial Especial de Ordenación de Infraestructura Viaria: nuevo acceso a Telde desde la GC-3 y su prolongación hacia el Sur, así como de la documentación con eficacia normativa del mismo, todo ello conforme según dispone el artículo 44.4 del Reglamento de Procedimientos de los instrumentos de ordenación del sistema de planeamiento de Canarias, que se acompañan como Anexos de la presente Resolución.

Santa Cruz de Tenerife, a 25 de noviembre de 2014.- El Director General de Ordenación del Territorio, Jesús Romero Espeja.

A N E X O I

ACUERDO DE LA COMISIÓN DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE DE CANARIAS, APROBACIÓN DEFINITIVA DEL PLAN TERRITORIAL ESPECIAL DE ORDENACIÓN DE INFRAESTRUCTURA VIARIA: NUEVO ACCESO A TELDE DESDE LA GC-3 Y SU PROLONGACIÓN HACIA EL SUR.

ISLA DE GRAN CANARIA

La Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, en sesión de fecha 29 de julio de 2014, adoptó, entre otros, el siguiente Acuerdo:

"Primero.- En cumplimiento de lo establecido en el artículo 27.1.e.II del Reglamento de Procedimientos de los instrumentos de ordenación del sistema de planeamiento de Canarias, aprobado por Decreto 55/2006, de 9 de mayo, considerar íntegramente subsanados los condicionantes establecidos en el acuerdo de la COTMAC de 26 de noviembre de 2012, por el que se aprobó condicionada la Memoria Ambiental del Plan Territorial Especial de Ordenación de Infraestructura Viaria: nuevo acceso a Telde desde la GC-3 y su prolongación hacia el Sur. Expediente 2009/1006 (PTEO-GC3-NAT).

Segundo.- De conformidad con lo establecido en el artículo 24.4.b) del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias aprobar definitivamente el Plan Territorial Especial de Ordenación de Infraestructura Viaria: nuevo acceso a Telde desde la GC-3 y su prolongación hacia el Sur. Expediente 2009/1006 (PTEO-GC3-NAT) con publicación condicionada a que se subsanen los siguientes aspectos:

* Se debe suprimir la frase "... sin perjuicio de lo establecido en la disposición adicional segunda" de la Disposición Transitoria Primera.

* En atención a una mejor técnica normativa, convendría, una vez eliminada una de las dos disposiciones adicionales, variar el título de Disposiciones Adicionales a Disposición Adicional, suprimiendo en consecuencia el membrete Disposición Adicional Primera.

* Asimismo, se deberán subsanar los condicionantes aún pendientes que se detallan en el apartado 4.1 del informe técnico jurídico emitido con fecha 14 de julio de 2014 que obra en el expediente.

Tercero.- Encomendar a la Dirección General de Ordenación del Territorio que previos los informes correspondientes, verifique el cumplimiento de los condicionantes que constan en el dispositivo segundo y comprobado su cumplimiento ordene la publicación del acuerdo.

Cuarto.- Notificar el presente acuerdo a la Dirección General de Infraestructura Viaria (Viceconsejería de Infraestructura y Planificación de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias) y al Cabildo de Gran Canaria.

Contra el presente acto, que pone fin a la vía administrativa, cabe interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, contado desde el siguiente día al de notificación del presente acuerdo, sin perjuicio de que tratándose de una Administración Pública se opte por efectuar el requerimiento previo, en el plazo de dos meses, para que anule o revoque el acto.

Todo ello de conformidad con lo dispuesto en el artículo 107.3 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, en su redacción modificada por la Ley 4/1999, de 13 de enero; en los artículos 44 y 46 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa; en el artículo 248 del Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, sobre Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias y en el artículo 22 del Decreto 129/2001, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, modificado por Decreto 254/2003, de 2 de septiembre y por Decreto 234/2005, de 27 de diciembre.

La presente notificación se expide a reserva de los términos exactos que resulten de la ratificación del acta correspondiente, a tenor de lo previsto en el artículo 18.2 del Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, aprobado por Decreto 129/2001, de 11 de junio.- Belén Díaz Elías, Secretaria de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias.

ANEXO II

DOCUMENTACIÓN CON EFICACIA NORMATIVA DEL PLAN TERRITORIAL ESPECIAL DE ORDENACIÓN DE INFRAESTRUCTURA VIARIA: NUEVO ACCESO A TELDE DESDE LA GC-3 Y SU PROLONGACIÓN HACIA EL SUR.

ISLA DE GRAN CANARIA

PREÁMBULO

TÍTULO PRELIMINAR. ÁMBITO DE APLICACIÓN Y DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.- Objeto del Plan Territorial Especial (NAD)

Artículo 2.- Marco normativo (NAD)

Artículo 3.- Ámbito y alcance de estudio (NAD)

Artículo 4.- Carácter y alcance del PTE (NAD)

Artículo 5.- Carácter y alcance de las determinaciones del PTE (NAD)

Artículo 6.- Objetivos y criterios de ordenación del PTE (NAD)

Artículo 7.- Contenido documental del Plan Territorial Especial (NAD)

Artículo 8.- Interpretación de los documentos del PTE (NAD)

Artículo 9.- Exención de licencias y otros actos de control preventivo (NAD)

Artículo 10.- Efectos de la aprobación definitiva del PTE (NAD)

Artículo 11.- Del desarrollo de las determinaciones del Plan (NAD)

Artículo 12.- Deber de Cooperación Interadministrativa y de Colaboración (NAD)

Artículo 13.- Coordinación entre instrumentos de ordenación territorial y sectorial (NAD)

Artículo 14.- Vigencia (NAD)

Artículo 15.- Revisión y Modificación del Plan Territorial Especial (NAD)

Artículo 16.- Clasificación de las infraestructuras viarias en función de sus características según la legislación sectorial autonómica vigente (NAD)

Artículo 17.- Clasificación de las infraestructuras viarias en función de su titularidad y funcionalidad según la legislación sectorial autonómica vigente (NAD)

Artículo 18.- Competencia y responsabilidad (NAD)

Artículo 19.- Definiciones de carácter general para la interpretación de la normativa (NAD)

TÍTULO PRIMERO. DEFINICIÓN DE LOS ÁMBITOS VIARIOS: ZONIFICACIÓN

CAPÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 20.- Definición del escenario de ordenación (NAD)

Artículo 21.- Propuesta de ordenación para el escenario con Variante Aeroportuaria (R)

Artículo 22.- Ámbito de aplicación y objeto de la ordenación propuesta (NAD)

Artículo 23.- Criterios de definición de los ámbitos viarios: Zonificación (NAD)

Artículo 24.- Acerca de la delimitación de los ámbitos viarios (NAD)

CAPÍTULO II. ESCENARIO DE ORDENACIÓN CON VARIANTE AEROPORTUARIA (ESCENARIO B)

Artículo 25.- Definición de los ámbitos viarios para la propuesta de ordenación del escenario B (NAD)

Artículo 26.- Ámbito Viario 1 Nuevo Acceso a Telde (R)

Artículo 27.- Ámbito Viario 2 Conexión con la GC-100 (R)

Artículo 28.- Ámbito Viario 3 Variante de San José de Las Longueras (R)

Artículo 29.- Ámbito Viario 4 Conexión con el Polígono Industrial del Goro (R)

Artículo 30.- Ámbito Viario 5 Intervención en la GC-1 (R)

Artículo 31.- Ámbito Viario 6 Intervención en el resto de vías propuestas (R)

TÍTULO II. DETERMINACIONES GENERALES: REGULACIÓN POR MATERIAS

Artículo 32.- Ámbito de aplicación y objeto (NAD)

CAPÍTULO I. DISPOSICIONES EN MATERIA DE USO Y DEFENSA DE LAS CARRETERAS

Artículo 33.- Adaptación del planeamiento urbanístico (R)

Artículo 34.- Zonas de protección de las vías (NAD)

Artículo 35.- Zona de Dominio Público (NAD)

Artículo 36.- Zona de Servidumbre (NAD)

Artículo 37.- Zona de Afección (NAD)

Artículo 38.- Línea límite de la edificación (NAD)

Artículo 39.- Establecimiento de las zonas de protección de las vías (NAD)

CAPÍTULO II. DISPOSICIONES EN MATERIA DE DESARROLLO TÉCNICO DE INFRAESTRUCTURAS

Artículo 40.- Condiciones de implantación

Artículo 41.- Reposición de la afección a vías y caminos existentes

Artículo 42.- Permeabilidad peatonal (ND)

Artículo 43.- El transporte público (ND)

Artículo 44.- Coordinación con la Autoridad Única del Transporte durante la elaboración de los proyectos de construcción (NAD)

Artículo 45.- Convenio de colaboración con el Cabildo de Gran Canaria para la compatibilidad de las actuaciones previstas con el PTE-21 (R)

Artículo 46.- Consideraciones para el desarrollo de las redes de telecomunicaciones (NAD)

Artículo 47.- Consideración para el desarrollo de viario estructurante local: ampliación y cierre de la Circunvalación de Telde (R)

CAPÍTULO III. DISPOSICIONES EN MATERIA DE PROTECCIÓN AMBIENTAL

Artículo 48.- Naturaleza de las disposiciones (NAD)

Artículo 49.- Medidas generales correctoras para la calidad atmosférica (ND)

Artículo 50.- Medidas generales correctoras para la geomorfología (ND)

Artículo 51.- Medidas generales correctoras para la hidrología (ND)

Artículo 52.- Medidas generales correctoras para la vegetación

Artículo 53.- Medidas generales correctoras para la fauna (NAD)

Artículo 54.- Medidas generales correctoras del paisaje (ND)

Artículo 55.- Medidas generales correctoras por posible localización de restos arqueológicos y patrimoniales (ND)

Artículo 56.- Medidas generales correctoras del medio humano (ND)

Artículo 57.- Medidas generales correctoras respecto a las infraestructuras y equipamientos (ND)

Artículo 58.- Medidas generales protectoras (NAD)

Artículo 59.- Medidas generales de diseño e integración (NAD)

CAPÍTULO IV. DISPOSICIONES GENERALES EN MATERIA DE SEGURIDAD AÉREA Y COORDINACIÓN CON LA PLANIFICACIÓN AEROPORTUARIA

Artículo 60.- Servidumbres aeronáuticas (NAD)

Artículo 61.- Zonas de Seguridad de instalaciones radioeléctricas (NAD)

Artículo 62.- Consideraciones generales en cuanto a la vulneración de las servidumbres aeronáuticas (NAD)

Artículo 63.- Estudio de Seguridad Aeronáutica (NAD)

Artículo 64.- Elementos perturbadores de las instalaciones radioeléctricas (NAD)

TÍTULO TERCERO. DETERMINACIONES PARTICULARES PARA LA EJECUCIÓN DE NUEVA INFRAESTRUCTURA VIARIA

Artículo 65.- Ámbito de aplicación y objeto (R)

CAPÍTULO I. DISPOSICIONES ESPECÍFICAS EN MATERIA DE DESARROLLO DE INFRAESTRUCTURAS Y SEGURIDAD

Artículo 66.- Ámbito Viario 1: Nuevo Acceso a Telde desde la GC-3. Régimen de usos y criterios de actuación (R)

Artículo 67.- Ámbito Viario 2: Conexión con la GC-100. Régimen de usos y criterios de actuación (R)

Artículo 68.- Ámbito Viario 3: Variante de San José de Las Longueras. Régimen de usos y criterios de actuación (R)

Artículo 69.- Ámbito Viario 4: Conexión con el Polígono Industrial del Goro. Régimen de usos y criterios de actuación (R)

CAPÍTULO II. DISPOSICIONES ESPECÍFICAS EN MATERIA AMBIENTAL

Artículo 70.- Medidas arqueológicas específicas (ND)

CAPÍTULO III. DISPOSICIONES ESPECÍFICAS EN MATERIA DE SERVIDUMBRE ACÚSTICA

Artículo 71.- Definición de las zonas de servidumbre acústica

Artículo 72.- Régimen de las zonas de servidumbre acústica (ND)

CAPÍTULO IV. DISPOSICIONES ESPECÍFICAS EN MATERIA DE SERVIDUMBRES DE DEFENSA

Artículo 73.- Afección a la Zona de Seguridad Próxima de la Escuadrilla de Telecomunicaciones y Centro de Emisores del Mando Aéreo de Canarias (Destacamento de El Goro) (ND)

Artículo 74.- Aprobación de los proyectos de construcción por parte del Ministerio de Defensa (NAD)

TÍTULO CUARTO. EJECUCIÓN Y GESTIÓN

Artículo 75.- Enunciamiento del sistema de ejecución (NAD)

Artículo 76.- Prioridad en las fases de ejecución de las determinaciones del Plan (NAD)

Artículo 77.- Trámite de consulta de los proyectos de ejecución (NAD)

DISPOSICIÓN ADICIONAL ÚNICA

DISPOSICIÓN TRANSITORIA ÚNICA

DISPOSICIÓN FINAL ÚNICA

CARTOGRAFÍA CON EFICACIA NORMATIVA

I ZONIFICACIÓN

II SERVIDUMBRES AERONÁUTICAS

III SERVIDUMBRES DE DEFENSA

PREÁMBULO

El Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, aprobado por la Comunidad Autónoma de Canarias contiene el mandato dirigido a los poderes públicos para que orienten sus políticas de actuación en relación con la ordenación del territorio, mediante la formulación y aprobación de instrumentos de planeamiento con el objetivo de optimizar las infraestructuras existentes y diseñar las futuras.

Por otro lado, con el objetivo de lograr un modelo de desarrollo más sostenible y duradero para las islas, especialmente respetuoso con el medio ambiente y conservador de los recursos naturales, del patrimonio cultural y del territorio, pero también socialmente más equilibrado y justo, y generador de riqueza económica, el Gobierno de Canarias encuentra en las Directrices de Ordenación la herramienta adecuada para integrar la ordenación de los recursos naturales y del territorio y que servirá para organizar y articular las actuaciones futuras tendentes a garantizar el desarrollo sostenible.

Sobre esta base normativa se asienta una estructura jerarquizada de instrumentos de planeamiento que desarrollan la ordenación propuesta y que encuentran su piedra angular en las Directrices y en el Plan Insular de Ordenación del Territorio.

En cumplimiento de lo anterior, los Planes Territoriales Especiales deberán ajustarse a las determinaciones de las Directrices de Ordenación y, en cuanto a la ordenación de los recursos naturales, a los Planes Insulares de Ordenación.

Los Planes Territoriales Especiales, que podrán tener ámbito regional, insular o comarcal, tendrán por objeto la ordenación de las infraestructuras, los equipamientos y cualesquiera otras actuaciones o actividades de carácter económico y social, pudiendo desarrollar, entre otras, las siguientes determinaciones: definir los equipamientos, dotaciones e infraestructuras de uso público y recreativo vinculados a los recursos naturales y espacios protegidos; y ordenar los aprovechamientos de los recursos naturales de carácter hidrológico, minero, extractivo u otros.

Descendiendo a la razón que ha motivado la elaboración del presente Plan Territorial Especial, destacar que la organización territorial de la vertiente este insular es excesivamente dependiente de la GC-1, ya que esta vía constituye el único eje de alta capacidad que posibilita los movimientos norte-sur y comunica los principales núcleos de población e infraestructuras de la isla, tales como los puertos y el aeropuerto.

Ante esta situación, también los principales núcleos de actividad económica se han situado en las proximidades de la GC-1 para aprovechar las ventajas que ofrece la cercanía a una vía de estas características.

Otro factor destacable del presente Plan Territorial lo desempeñan las conexiones transversales, las cuales comunican núcleos del interior con la GC-1, contribuyendo a agravar la situación. Especial consideración tiene el núcleo de Telde dadas sus dimensiones y población, el cual a través de la GC-10 principalmente resuelve sus conexiones transversales para conectar con la GC-1, la única alternativa posible de comunicación con el norte y el sur a través de una vía de gran capacidad. A este hecho hay que sumarle el tráfico de paso de núcleos importantes como Valsequillo, que han de circular por el interior del núcleo de Telde, perjudicando y entorpeciendo el tráfico local para acceder a la GC-1 a través de la GC-10.

Las circunstancias expuestas han ocasionado graves problemas funcionales y de accesibilidad y permeabilidad territorial, tales como la gran demanda de vehículos que soportan determinadas vías y, en especial la GC-1, la saturación de importantes enlaces de la misma, problemas internos de tráfico del núcleo de Telde, accesibilidad al área de Carrizal-Ingenio, etc.

Por estas razones, el objetivo principal del PTE, es el de resolver la conexión entre la GC-3 y Telde con una vía de alta capacidad que descargue la GC-1 y permita su prolongación hacia el sur, liberando la circulación que continúa en esa dirección.

El Gobierno de la Comunidad Autónoma de Canarias y los Cabildos Insulares propugnan un modelo de ordenación y un urbanismo especialmente respetuoso con el medio ambiente y conservador de los recursos naturales, por lo que deberán estar siempre presente el conjunto de disposiciones ambientales que permitirán otorgar al Plan Territorial Especial el contenido ambiental correspondiente.

1.- El límite del Ámbito de Estudio, viene definido por el modelo viario perseguido en aras de conseguir solventar los problemas detectados en la vertiente este insular.

2.- Este ámbito se desarrolla dentro de los municipios de Las Palmas de Gran Canaria, Telde e Ingenio e incorpora todos aquellos territorios susceptibles de ser ocupados por las infraestructuras a ordenar, así como todos los núcleos de población y de actividades económicas que pueden influir sobre las mismas.

Finalmente, señalar que la presente normativa se estructura en cinco Títulos, más disposiciones adicionales, transitorias y finales. En el Título Preliminar: Ámbito de aplicación y disposiciones generales, se realizan consideraciones globales de desarrollo y aplicación del PTE. En el Título Primero: Definición de los Ámbitos Viarios: Zonificación, el Título Segundo: Determinaciones Generales: Regulación General por Materias, se establecen las determinaciones de aplicación general a todas las zonas delimitadas en el capítulo anterior, en el Título Tercero Determinaciones particulares para la ejecución de nueva infraestructura viaria se definen aquellas disposiciones específicas que les son de aplicación y, finalmente el Título Cuarto Ejecución y Gestión, se dedica a la ejecución y gestión de las actuaciones propuestas por el presente Plan.

A la vista del Acuerdo de la COTMAC de 31 de marzo de 2014, por el que se resuelve informar favorablemente la aprobación definitiva del Plan Territorial Especial del Corredor Litoral: Variante de la GC-1-Circunvalación del Parque Aeroportuario y Accesos al Aeropuerto (PTE-13) por el Consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, de los dos escenarios de ordenación definidos por el presente Plan hasta este punto de su tramitación, se establece con la aprobación definitiva del PTE-13, como único escenario de ordenación posible, el Escenario B, es decir, aquel que contempla la Variante Aeroportuaria como una realidad del modelo territorial, no procediendo, por tanto, mantener las determinaciones correspondientes al Escenario de ordenación A, quedando este resuelto al contar ya con garantía jurídica las actuaciones a desarrollar por el PTE-13.

En consecuencia, y de acuerdo con el planteamiento que justificó desde el inicio de tramitación del presente PTE la necesidad de proponer una dualidad de escenarios de ordenación vinculados a la tramitación de la Variante Aeroportuaria, con motivo de haberse adelantado el PTE-13 finalizando antes con éxito su tramitación, se mantendrán únicamente aquellas determinaciones vinculadas al Escenario de Ordenación B (Escenario con Variante Aeroportuaria), quedando por tanto la Normativa del presente Plan como sigue.

TÍTULO PRELIMINAR

ÁMBITO DE APLICACIÓN Y DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.- Objeto del Plan Territorial Especial (NAD).

El objeto del presente Plan Territorial Especial es resolver la conexión entre la GC-3 (Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria) y Telde con una nueva vía de alta capacidad que descargue la GC-1 y posibilitar la prolongación de dicha infraestructura hacia el sur, liberando la circulación que continúa en esa dirección y solucionando los problemas de accesibilidad de los núcleos localizados en el interior (Valsequillo).

Artículo 2.- Marco normativo (NAD).

La aplicación de la presente normativa se realizará sin perjuicio de la aplicación de las legislaciones sectoriales con incidencia en el mismo territorio, como por ejemplo aquella relativa a materia de Aviación Civil, Costas, Aguas, Minas, Montes, Carreteras, Espacios Naturales o cualquier otra que sea de aplicación.

Artículo 3.- Ámbito y alcance de estudio (NAD).

Los límites físicos del Ámbito de Estudio son los siguientes:

Como límite Este, se ha tomado la línea de costa, con el objetivo de incluir tanto la GC-1, infraestructura relevante en el área objeto de ordenación, como los asentamientos colindantes a este eje.

Como límite Oeste, se ha tomado una franja sensiblemente paralela a la línea de costa. Con la intención de englobar dentro del ámbito de estudio todos los núcleos de población relevantes de los municipios implicados en el área de estudio, así como los ejes viarios interiores existentes actualmente, que comuniquen también con otros núcleos que serán considerados en el marco de las modelizaciones y estudios pormenorizados del tráfico (como es el caso de Valsequillo).

El límite Sur llega hasta el Barranco de Guayadeque (el límite del término municipal de Agüimes).

El límite Norte viene delimitado en Marzagán (núcleo perteneciente al municipio de Las Palmas de Gran Canaria), zona en la que el corredor propuesto pueda conectar con la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria (GC-3).

Este documento contiene un PDF, para descargarlo pulse AQUI

Ámbito de Estudio

Artículo 4.- Carácter y alcance del PTE (NAD).

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 23, apartado 5º, del Texto Refundido de las Leyes de ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, aprobado mediante Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, o en su caso de la legislación vigente que le sea de aplicación, en tanto que este Plan no desarrolla el Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria, sus determinaciones con incidencia territorial tienen el carácter de recomendaciones para los restantes instrumentos de planificación territorial y urbanística, las cuales, cuando no sean asumidas, deberán ser objeto de expresa justificación.

Las determinaciones con incidencia territorial tendrán no obstante el carácter de vinculantes para los restantes instrumentos de ordenación territorial y urbanística, en la medida que las mismas fueren validadas por la ordenación de la Adaptación del Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria a las Directrices de Ordenación.

Artículo 5.- Carácter y alcance de las determinaciones del PTE (NAD).

En base a lo dispuesto en el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, o en su caso de la normativa vigente que le sea de aplicación, se define el carácter de las determinaciones del PTE, como sigue:

1º) Determinaciones que contengan Normas de Aplicación Directa que serán de inmediato y obligado cumplimiento por las Administraciones y particulares, sin necesidad de previa adaptación de los instrumentos de ordenación de contenido urbanístico. En adelante las siglas de este tipo de Normas serán (NAD).

2º) Determinaciones que contengan Normas Directivas de Obligado Cumplimiento por las Administraciones y particulares, y cuya aplicación requiere su previo desarrollo por el pertinente instrumento de ordenación urbanística o, en su caso, disposición administrativa. En adelante las siglas de este tipo de Normas serán (ND).

3º) Recomendaciones, que tendrán carácter orientativo para las Administraciones y particulares. La asunción de estas determinaciones conlleva la revisión o modificación de los instrumentos de ordenación afectados. En caso de no ser asumidas deberán ser objeto de expresa justificación. En adelante las siglas de este tipo de Normas serán (R).

Artículo 6.- Objetivos y criterios de ordenación del PTE (NAD).

Objetivos de carácter ambiental:

* Adecuación a estándares mínimos de sostenibilidad.

* Minimización de los tiempos medios de recorrido lo que se traduce en un ahorro energético importante.

* Mejorar la calidad de vida de la población con la disminución o eliminación de conflictos existentes en la actualidad.

* Recuperación de los espacios medioambientales degradados por las diferentes actuaciones en materia de infraestructura viaria.

* Incremento de la accesibilidad en las áreas periféricas del ámbito estudiado.

* Promover y acentuar las actuaciones encaminadas a obtener una mayor eficiencia circulatoria de los vehículos automóviles.

* La implantación del nuevo sistema viario contribuirá a resolver problemas existentes (congestión de tráfico, contaminación ambiental, accidentes, etc.) y se convertirá en un elemento fundamental para el desarrollo del todo el sector norte y este de la isla de Gran Canaria.

* Integración ambiental y paisajística con el entorno por el que transcurre el sistema viario planteado, salvando por el subsuelo aquellas zonas en las que su integración en superficie supusiera un impacto insalvable o problemas importantes que afectaran a la población durante prolongados períodos o durante la construcción.

* De igual forma con los trazados propuestos se ha tratado de minimizar el efecto barrera, de evitar impactos en el paisaje, de restaurar con detalle las zonas alteradas y afectadas por las obras, de lograr una calidad ambiental de los accesos, etc.

Criterios de carácter ambiental:

* En todo caso se preservarán todos los aspectos de mayor valor ambiental existentes en el ámbito en especial los pertenecientes a la Directiva 92/42 (Directiva Hábitats).

* Establecimiento de un amplio paquete de medidas protectoras, correctoras y mimetizadoras para la máxima integración de la infraestructura pretendida.

* Como no podrá ser de otra manera el viario estará dotado de un amplio y moderno sistema de drenaje de las aguas superficiales.

* No se ocupará directamente el fondo de los barrancos de mayor importancia existentes en el sector.

* En el ajardinamiento no se permitirá la utilización de especies exóticas de gran agresividad. Las especies a utilizar deberán pertenecer a la jardinería tradicional canaria.

Objetivos de carácter urbano-territorial:

* Atender a las determinaciones generales y específicas del PIO-GC.

* Considerar, si se estimase oportuno, el modelo de ordenación municipal propuesto en cada uno de los Planes Generales de Ordenación.

* Minimizar los posibles impactos sobre las áreas con mayores valores del ámbito, así como sobre los usos más relevantes del mismo.

* Favorecer la articulación e integración de las principales infraestructuras, equipamientos e instalaciones de interés supramunicipal existentes o previstos, así como de los principales núcleos de actividad económica y de ocupación residencial, garantizando una correcta accesibilidad a los mismos.

Criterios de carácter urbano-territorial:

* Favorecer el paso de las infraestructuras a definir, principalmente, por suelos rústicos con escasos o nulos valores ambientales, culturales o económicos y desfavorecer su paso por suelos urbanos y urbanizables, especialmente por los que tengan iniciada la tramitación para su desarrollo.

* Considerar la posibilidad de utilizar las reservas de suelo destinadas a sistemas generales por los planes generales de ordenación vigentes de Las Palmas de Gran Canaria y Telde para la ejecución de la nueva infraestructura.

Objetivos de carácter funcional:

* Garantizar la conectividad entre sí de los diferentes sistemas infraestructurales, y en particular del Aeropuerto de Gran Canaria por su relevancia dentro de la isla.

* Garantizar la funcionalidad del sistema de infraestructuras viarias asociado al ámbito de estudio.

* Mejorar el grado de accesibilidad del conjunto de la red, especialmente para aquellos núcleos en los que se han detectado carencias.

Criterios de carácter funcional:

* Las infraestructuras viarias propuestas deben dimensionarse de manera que sus niveles de servicio permanezcan durante su vida útil por debajo de los límites marcados por las normas de tráfico para los tipos de vía correspondientes, de manera que se asegure su correcta funcionalidad y se mejore, en lo posible, la funcionalidad del resto del entramado viario.

* Se adecuarán los trazados y conexiones, tanto a la red viaria existente como a la ya prevista o en desarrollo, de manera que se asegure el correcto funcionamiento conjunto de la estructura viaria, conformando un único modelo de ordenación.

* Asimismo, se preverán las conexiones necesarias en cada una de las infraestructuras previstas de manera que se asegure la correcta accesibilidad de los diferentes núcleos de población, siguiendo siempre las normas oficiales de trazado existentes a tal efecto.

Objetivos de carácter socioeconómico:

* Favorecer los movimientos insulares mediante la mejora de la red viaria.

* Favorecer el desarrollo económico de la zona.

* Contribuir a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Criterios de carácter socioeconómico:

* Se estudiará la forma de integración de las infraestructuras que se definan con las existentes de tal manera que permitan y favorezcan una interconexión de los diferentes medios de transporte (vehículo privado, transporte público, etc.).

* Favorecer la compatibilidad de las actuaciones previstas en el medio donde se van a implantar, a fin de establecer un modelo de ordenación sostenible y equilibrado.

Artículo 7.- Contenido documental del Plan Territorial Especial (NAD).

De conformidad con la legislación vigente en materia de ordenación del territorio y de los recursos naturales, se formaliza la siguiente documentación para el Plan Territorial Especial:

Documento nº 1 Memoria Informativa y Anexos

Anexo I Aforos manuales

Anexo II Datos de población para la asignación de tráfico

Documento nº 2 Planos de Información y Diagnóstico

Documento nº 3 Memoria Justificativa y Anexos

Anexo I Revisión del Análisis Comparativo del Sistema de Infraestructuras y Transportes

Anexo II Estudio de Implantación del carril Bus-VAO en la GC-1

Anexo III Zonas de servidumbre acústica

Anexo IV Estudio de Implantación del Enlace Nuevo Acceso a Telde-GC-140

Anexo V Análisis de accesibilidad del núcleo poblacional de Telde

Anexo VI Estudio de las Afecciones a las Servidumbres de Defensa y propuesta de solución

Documento nº 4 Normativa

Documento nº 5 Modelo de Gestión y Ejecución. Programa de Actuaciones y Estudio Económico y Financiero

Documento nº 6 Planos de Ordenación

Memoria Ambiental e Informe de Sostenibilidad Ambiental

Estudio de Movilidad y Uso del Transporte Público

Artículo 8.- Interpretación de los documentos del PTE (NAD).

1. El presente PTE se interpretará en consonancia con el contenido de sus documentos, de la siguiente manera:

1º) Las cuestiones referentes a la información, de acuerdo con la Memoria Informativa (Documento nº 1) y con los Planos de Información y Diagnóstico (Documento nº 2). En caso de contradicción entre ambos prevalecerá la documentación escrita.

2º) Las referidas a la ordenación, en la Normativa (Documento nº 4), en los Planos de Ordenación (Documento nº 6) y en la Memoria Justificativa (Documento nº 3). En caso de contradicción evidente prevalecerá la documentación de la Normativa.

3º) La programación de actuaciones y fases y la viabilidad y estudio económico del desarrollo e implantación del PTE, según el Programa de Actuaciones y Estudio económico y el Modelo de Gestión y Ejecución (Documento nº 5).

2. La interpretación del Plan se realizará siguiendo el orden de prelación que a continuación se relaciona:

1º) Normativa.

2º) Planos.

3º) Memoria.

4º) Resto de documentos del Plan.

3. La Normativa deberá interpretarse en el sentido literal de sus términos, predominando la documentación escrita sobre la gráfica.

En caso de duda o vacío, sus determinaciones deberán interpretarse en relación al contexto donde se ubiquen dentro del texto así como a otras determinaciones incluidas en la propia normativa.

Artículo 9.- Exención de licencias y otros actos de control preventivo (NAD).

Las obras viarias contempladas en el presente Plan Territorial Especial están exentas de licencias y otros actos de control preventivo señalados en el artículo 84.1.b) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, de Bases del Régimen Local, por ser obras públicas de interés general, en virtud de lo expuesto en los artículos 167.2 del TR de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias y 17 de la Ley 9/1991, de 8 de mayo, de Carreteras de Canarias.

Artículo 10.- Efectos de la aprobación definitiva del PTE (NAD).

A tenor de lo dispuesto en el artículo 44 del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, la aprobación definitiva del Plan o, en su caso de la resolución que ponga fin al correspondiente procedimiento producirá, de conformidad con su contenido:

La vinculación de los terrenos, las instalaciones, las construcciones y las edificaciones al destino que resulte de la clasificación y calificación y su sujeción al régimen urbanístico que consecuentemente les sea de aplicación.

El cumplimiento de sus disposiciones por las Administraciones y los particulares, debiendo ser expresamente justificado el no cumplimiento de aquellas con incidencia territorial.

La ejecutividad de sus determinaciones a los efectos de la aplicación por la Administración pública de cualesquiera medios de ejecución forzosa.

La declaración de la utilidad pública y la necesidad de ocupación de los terrenos, las instalaciones, las construcciones y las edificaciones correspondientes, cuando delimiten unidades de actuación a ejecutar por el sistema de expropiación o prevean la realización de obras públicas ordinarias que precisen de expropiación, previstas en la Sección 2 del Capítulo VI del Título III del Texto Refundido.

La publicidad de su contenido, teniendo derecho cualquier persona a consultar su documentación y a obtener copia de esta en la forma que se determine reglamentariamente.

Artículo 11.- Del desarrollo de las determinaciones del Plan (NAD).

Las determinaciones del presente Plan serán desarrolladas por los correspondientes proyectos de construcción, cuya aprobación concretará en cada caso, el suelo afectado por el desarrollo y ejecución de las actuaciones propuestas, liberándose el suelo que no se vea afectado.

Artículo 12.- Deber de Cooperación Interadministrativa y de Colaboración (NAD).

1. A tenor de lo dispuesto en los artículos 3 y 10 del Reglamento de Procedimientos de los instrumentos de ordenación del sistema de planeamiento de Canarias y del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias respectivamente, las administraciones públicas canarias que ostenten competencias de ordenación de los recursos naturales, territorial o urbanística o promuevan actuaciones que tengan incidencia territorial se regirán por el principio de cooperación interadministrativa para alcanzar la coordinación de las diversas actuaciones sobre el territorio.

2. Especialmente, están sujetos a este principio los instrumentos de planeamiento para la ordenación del territorio en los términos previstos en los artículos 11 y 13 del Reglamento de Procedimientos y de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias respectivamente.

Artículo 13.- Coordinación entre instrumentos de ordenación territorial y sectorial (NAD).

Los instrumentos de ordenación que operen sobre el mismo ámbito de actuación que el presente Plan y cuyas determinaciones puedan influir en la selección de la propuesta de ordenación, deberán coordinar sus acciones independientemente de la administración que los formule.

Artículo 14.- Vigencia (NAD).

El PTE tiene vigencia indefinida, tal y como se establece en el artículo 44.3 del TR-LOTCENC, aprobado mediante Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, y sin perjuicio de su modificación o revisión, o en su caso, según la normativa vigente que le sea de aplicación.

Artículo 15.- Revisión y Modificación del Plan Territorial Especial (NAD).

1. La Revisión o Revisión Parcial del presente Plan Territorial Especial deberá realizarse por la concurrencia de alguna de las circunstancias siguientes, y dentro del periodo de vigencia del mismo, atendiendo a lo dispuesto en los artículos 56 y 57 del Decreto 55/2006, de 9 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Procedimientos de los instrumentos de ordenación del sistema de planeamiento de Canarias:

1º) El cumplimiento de las condiciones o plazos de revisión previstos por el propio instrumento de ordenación.

2º) Cuando se varíe el modelo territorial establecido.

3º) Cuando se afecte a los elementos básicos de la ordenación territorial o de la estructura urbanística vigente.

4º) Cuando haya que adaptarse a las determinaciones establecidas por un instrumento de rango superior o por una norma legal o reglamentaria, y tal adaptación conlleve la necesaria reconsideración del modelo o de las determinaciones estructurales, sin perjuicio del resultado final de la revisión.

Artículo 16.- Clasificación de las infraestructuras viarias en función de sus características según la legislación sectorial autonómica vigente (NAD).

En base a la normativa sectorial vigente las vías se clasifican en autopistas, autovías, vías rápidas y carreteras convencionales, definidas tal y como se contempla a continuación:

1º) Son autopistas las carreteras destinadas a la circulación exclusiva de automóviles con arreglo a las siguientes características:

Disponer de condiciones geométricas, así como de pavimentación, trazado, visibilidad y señalización que garanticen las mejores condiciones de seguridad para la conducción a altas velocidades, independientemente de que estas puedan ser limitadas.

Tener impedido el acceso a las mismas desde los terrenos colindantes tanto para peatones como para animales. Los automóviles podrán acceder a ellas, en tramos distanciados, como consecuencia del desarrollo de cruces a distinto nivel, debidamente visibles y señalizados, mediante carriles paralelos de aceleración y desaceleración.

No existir en todo su trazado ningún cruce al mismo nivel con otra vía, sean cuales fueren las características de esta.

Disponer, para cada sentido de la circulación, de distintas calzadas, separadas entre sí por una franja de terreno no destinada a la circulación que contenga una barrera física para impedir el paso de una calzada a otra, salvo en puntos singulares justificados o con carácter temporal y excepcional.

2º) Son autovías aquellas carreteras que, cumpliendo todos los requisitos determinados para las autopistas, sin embargo admiten cruces al mismo nivel con otras vías así como accesos de automóviles desde terrenos colindantes de forma limitada y debidamente visibles y señalizados.

3º) Son carreteras convencionales aquellas que por sus características no puedan ser clasificadas en ninguno de los apartados anteriores.

4º) Son áreas de servicios las zonas colindantes con las carreteras diseñadas especialmente para albergar instalaciones y servicios destinados a la cobertura de las necesidades de los vehículos y personas que transitan por ellas, en las que se pueden incluir conjunta o separadamente estaciones de suministros de carburantes, hoteles, restaurantes, talleres de reparación y otros servicios análogos destinados a facilitar seguridad y comodidad.

La clasificación de las infraestructuras viarias se adaptará, en todo caso, a lo que disponga la legislación sectorial de aplicación vigente.

Artículo 17.- Clasificación de las infraestructuras viarias en función de su titularidad y funcionalidad según la legislación sectorial autonómica vigente (NAD).

1. Las carreteras de Canarias se clasifican, de conformidad con la legislación vigente en, regionales, insulares y municipales, según corresponda su titularidad a la Comunidad Autónoma, a los Cabildos Insulares o a los Ayuntamientos, respectivamente.

2. Se definen como Carreteras de Interés Regional aquellas que cumplan en su totalidad, o en tramos determinados, al menos uno de los siguientes requisitos:

a) Entenderse como vía de circunvalación de una isla.

b) Aquellas de largo recorrido que unan puntos distantes de la vía de circunvalación y comuniquen, además, con importantes núcleos de población o actividad económica, todo ello proporcionalmente a la superficie y población de cada isla.

c) Las que comuniquen la capital de la isla o las vías descritas en los puntos a) y b) con puertos y aeropuertos de Interés General.

d) Las que comuniquen la capital de la isla o las vías descritas en los puntos a) y b) con centros de especial interés por su actividad.

3. De conformidad con lo previsto en la legislación de carreteras, aquellas que estén definidas como de Interés Regional según lo dispuesto en el artículo anterior, podrán ser declaradas también de Interés General a los efectos de incluir su financiación en los créditos correspondientes de los Presupuestos Generales del Estado como compensación del hecho insular, de acuerdo con el Régimen Económico y Fiscal para Canarias.

La clasificación de las infraestructuras viarias se adaptará, en todo caso, a lo que disponga la legislación sectorial de aplicación vigente.

Artículo 18.- Competencia y responsabilidad (NAD).

Dependiendo del tipo de carretera y su titularidad, la competencia y responsabilidad sobre las mismas se desarrollará por cada organismo administrador según lo dispuesto en la legislación sectorial autonómica vigente, o la que le sea de aplicación, sin perjuicio de los traspasos y delegación de funciones que se puedan efectuar o haber efectuado entre administraciones.

Artículo 19.- Definiciones de carácter general para la interpretación de la normativa (NAD).

ACONDICIONAMIENTO DE TRAZADO: Obra de modernización de una carretera que afecta a su sección transversal, su planta o su alzado.

ANTEPROYECTO: Consiste en el estudio a escala adecuada y consiguiente evaluación de las mejores soluciones al problema planteado, de modo que pueda concretarse la solución óptima.

ARCÉN: Franja longitudinal pavimentada, contigua a la calzada, no destinada al uso de vehículos automóviles mas que en circunstancias excepcionales.

Autovía: Carretera que, no reuniendo todas las características de las autopistas, tienen calzadas separadas para cada sentido de la circulación y limitación de accesos a las propiedades colindantes.

Autopista: Carretera que está especialmente proyectada, construida y señalizada como tal para la exclusiva circulación de automóviles y reúnen las siguientes características:

No tener acceso a las mismas las propiedades colindantes.

No cruzar a nivel ninguna otra senda, vía, línea de ferrocarril o tranvía, ni ser cruzada a nivel por senda, vía de comunicación o servidumbre de paso alguna.

Constar de distinta calzada para cada sentido de circulación, separadas entre sí, salvo en puntos singulares o con carácter temporal, por una franja de terreno no destinada a la circulación o, en casos excepcionales, por otros medios.

BARRERAS DE SEGURIDAD: Sistemas de contención de vehículos, instalados en los márgenes de las carreteras cuya finalidad es proporcionar un cierto nivel de contención de un vehículo fuera de control.

BERMA: Franja longitudinal, afirmada o no, comprendida entre el borde exterior del arcén y la cuneta o talud.

CALZADA: Zona de la carretera destinada a la circulación de vehículos. Se compone de un cierto número de carriles.

CAPACIDAD: Es el número máximo de vehículos que pueden pasar por una sección determinada de un carril o de una calzada en un sentido de circulación (o en ambos cuando se trata de carreteras de 2 o 3 carriles), durante un periodo establecido de tiempo y bajo unas condiciones predominantes de trazado de la carretera y de tráfico.

CARRETERA CONVENCIONAL: Son las que no reúnen las características propias de las autopistas, autovías y vías rápidas.

CARRIL: Franja longitudinal en que puede estar dividida la calzada, delimitada o no por marcas viales longitudinales, y con anchura suficiente para la circulación de una fila de automóviles que no sean motocicletas.

CARRIL ADICIONAL PARA CIRCULACIÓN LENTA: Carril adicional que, situado a la derecha de los principales, permite a los vehículos que circulan con menor velocidad desviarse de los carriles principales, facilitando, el adelantamiento por los vehículos más rápidos.

Defensa: Elemento longitudinal del tablero cuyo fin es evitar que los vehículos invadan ciertas zonas reservadas a otros usos, o que sirven de protección de las pilas de un puente contra choques originados por el tráfico de la vía que el puente salva (vehículos, barcos, etc.).

DESMONTE: Parte de la explanación situada bajo el terreno original.

EJE: Línea que define el trazado en planta de una carretera, y que se refiere a un punto determinado de su sección transversal.

ELEMENTO FUNCIONAL DE LA CARRETERA: Es elemento funcional de una carretera toda zona permanentemente afecta a la conservación de la misma o a la explotación de servicios públicos viarios, tales como los destinados a descanso, estacionamiento, auxilio y atención médica de urgencia, pesaje, parada de guaguas y otros fines auxiliares o complementarios, así como los centros operativos, parques de maquinaria, viveros, garajes, talleres, viviendas para el personal encargado de la conservación y explotación de las carreteras, áreas de servicio, estaciones de suministro de combustible de vehículos, áreas de mantenimiento y las calzadas de servicio de los propios elementos funcionales.

EMBOQUILLE: Se considera el emboquille de los túneles como la intersección del talud y del túnel.

ENLACE: Confluencia de varias vías y la plataforma que genera a raíz de la unión para posibilitar los diferentes movimientos, pudiendo ser a nivel o desnivel.

ENSANCHE DE PLATAFORMA: Obra de modernización de una carretera que amplía su sección transversal, de manera que se aproveche parte de la plataforma existente.

EXPLANACIÓN: Zona de terreno realmente ocupada por la carretera en la que se ha modificado el terreno original.

Explanada: Superficie sobre la que se asienta el firme, no perteneciente a una estructura.

EXPLOTACIÓN: Comprende las operaciones de conservación y mantenimiento, las operaciones encaminadas a la defensa de la vía y a su mejor uso, incluyendo las referentes a la señalización, ordenación de accesos y uso de las zonas de dominio público, de servidumbre y de afección.

FIRME: Conjunto de capas ejecutadas con materiales seleccionados y, generalmente, tratados, que constituye la superestructura de la plataforma, resiste las cargas del tráfico y permite que la circulación tenga lugar con seguridad y comodidad.

INTERSECCIÓN: Zona en la que dos o más carreteras se encuentran o se cortan y en la que se incluyen las plataformas que pueden utilizar los vehículos para el desarrollo de todos los movimientos posibles.

MEJORA DE FIRME: Obra de modernización de una carretera cuyo objeto es el restablecimiento o aumento de la resistencia de su firme o de las características superficiales de su pavimento.

MEDIANA: Separador de las corrientes de tráfico cuando estas tienen diferentes sentidos.

NUDO: Zona en la que se cruzan dos o más vías. Se clasifican en intersecciones y enlaces.

NUEVA CARRETERA: En ningún caso tendrán la consideración de nueva carretera las duplicaciones de calzada, los acondicionamientos de trazado, los ensanches de plataforma, las mejoras de firme, las variantes y, en general, todas aquellas otras actuaciones que no supongan una modificación sustancial en la funcionalidad de la carretera preexistente.

NUEVO TRAMO DE CALZADA: El resultante de la construcción de una nueva carretera o de la duplicación de una calzada existente.

PLATAFORMA: Zona de la carretera destinada al uso de los vehículos formada por la calzada y los arcenes.

PLATAFORMA para uso bus-vao: Se define una plataforma para uso Bus-VAO, como aquellos tramos o carriles de autovías o autopistas, cuyo uso se reserva, periódica o permanentemente, para vehículos de alta ocupación, es decir, para vehículos con un mínimo de ocupantes.

La plataforma puede estar separada físicamente del resto de carriles (mediante una barrera que implica una mayor ocupación) o bien mediante señalización (generalmente marcas en el pavimento).

PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN: Consiste en el desarrollo completo de la solución óptima, con el detalle necesario para hacer factible su construcción y posterior explotación.

PROYECTO DE TRAZADO: Es la parte del proyecto de construcción que contiene los aspectos geométricos del mismo, así como la definición concreta de los bienes y derechos afectados.

RAMAL: Vía que une las carreteras que confluyen en un nudo para permitir los distintos movimientos de los vehículos.

REFUERZO: Capa o conjunto de capas que se colocan sobre un firme existente para aumentar su capacidad de resistencia estructural, adecuándola a las condiciones previsibles de tráfico durante el periodo de proyecto.

SECCIÓN Tipo: Por sección tipo de un determinado tramo se entiende la sección predominante del viario en dicho tramo, al margen de los ramales de acceso a las intersecciones que puedan surgir al aproximarse a los mismos y de las variaciones que puedan surgir al cambiar de un tipo de tramo a otro (por ejemplo de "túnel" a "vial apoyado sobre el terreno").

SISTEMA GENERAL: Categoría comprensiva de los usos y servicios públicos, a cargo de la administración competente, básicos para la vida colectiva, junto con el suelo y las infraestructuras y construcciones y sus correspondientes instalaciones que requieran su establecimiento. Pueden ser insulares, comarcales o supramunicipales y municipales.

TERRAPLÉN: Parte de la explanación situada sobre el terreno original.

TRAMO: Cualquier porción de una carretera comprendida entre dos secciones transversales cualesquiera.

TRAZADO: Definición geométrica de la carretera.

Túnel: Por túnel se entiende todo paso subterráneo de un vial, ya sea túnel en sentido estricto o falso túnel. Por doble túnel se entienden aquellos túneles sensiblemente paralelos que conforman un único viario, siendo dependientes funcionalmente.

VARIANTE: Obra de modernización de una carretera que afecta a su trazado en planta o en alzado, y como consecuencia de la cual el tramo de carretera antiguo queda totalmente diferenciado de la variante.

VEHÍCULO: Artefacto o aparato capaz de circular por vías y terrenos.

VEHÍCULO PESADO: Se incluyen en esta denominación los camiones de carga útil superior a 3 t, de más de 4 ruedas y sin remolque; los camiones con uno o varios remolques; los vehículos articulados y los vehículos especiales; y los vehículos dedicados al transporte de personas con más de 9 plazas.

VÍA: Camino destinado al tráfico de vehículos automóviles.

VÍA DE SERVICIO: Carretera que discurre paralelamente a la principal y que está destinada a canalizar y distribuir el tráfico local.

TÍTULO PRIMERO

DEFINICIÓN DE LOS ÁMBITOS VIARIOS: ZONIFICACIÓN

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 20.- Definición del escenario de ordenación (NAD).

A tenor de lo establecido en el artículo 1, el objeto del presente Plan consiste en resolver la conexión entre la GC-3 (Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria) y Telde con una nueva vía de alta capacidad que descargue la GC-1, posibilitando la prolongación de dicha infraestructura hacia el sur.

Por su parte, la ejecución de la Variante Aeroportuaria está sujeta al desarrollo de las determinaciones del Plan Territorial Especial del Corredor Litoral: Variante de la GC-1-Circunvalación del Parque Aeroportuario y Accesos al Aeropuerto (PTE-13).

Al aprobarse definitivamente el PTE-13 queda establecido como único escenario de ordenación del presente Plan, aquel en el que la denominada Variante Aeroportuaria forma parte de la ordenación territorial (Escenario B de Ordenación).

Artículo 21.- Propuesta de ordenación para el escenario con Variante Aeroportuaria (R).

La propuesta de ordenación plantea en este escenario la ejecución de las siguientes actuaciones:

Como corredor principal:

* Nuevo Acceso a Telde desde la GC-3 y su prolongación hasta el enlace previsto con la Variante Aeroportuaria.

Como corredores complementarios:

* Vía de Conexión entre el Enlace de Maipez y la GC-100.

* Variante de San José de Las Longueras.

* Vía de Conexión con el Polígono Industrial del Goro.

Intervención para el aprovechamiento de las vías siguientes: GC-1; GC-10; GC-100, calle Fuente del Savo y el camino Cruz de Jerez-Las Huesas.

Artículo 22.- Ámbito de aplicación y objeto de la ordenación propuesta (NAD).

La ordenación de las nuevas infraestructuras viarias propuestas por el presente PTE se establece mediante la denominada "zona de implantación del corredor", dentro de la cual se propondrá la ejecución de las actuaciones previstas, permitiendo definir en los proyectos que las desarrollen, las plataformas de las futuras vías, tanto del corredor principal como de los corredores complementarios.

Los proyectos de construcción que desarrollen las determinaciones del presente Plan serán, por tanto, los instrumentos que, a escala adecuada, definan las futuras infraestructuras viarias y los suelos y parcelas a expropiar correspondientes.

Por otra parte, y en cuanto a las vías existentes objeto de aprovechamiento, la ordenación propuesta se aplica a la vía y todas sus zonas de dominio, servidumbre y afección correspondientes, en virtud de la Ley de Carreteras de Canarias, o legislación sectorial vigente en todo caso.

Para la ordenación propuesta se regularán las determinaciones generales y específicas que sean de aplicación.

Artículo 23.- Criterios de definición de los ámbitos viarios: Zonificación (NAD).

Se define como ámbito viario a cada una de las actuaciones que conforman la propuesta de ordenación, según lo dispuesto en los artículos anteriores.

La Zonificación que se fija de acuerdo con los distintos ámbitos viarios, permitirá definir posteriormente el régimen específico de usos aplicables a cada uno de ellos.

Para los corredores de nueva ejecución, el ámbito viario contempla el trazado del futuro corredor, definido por el Plan a modo de eje orientativo, con la ubicación de los enlaces correspondientes, así como la zona de implantación que se le reservará al mismo, para su posterior definición en los proyectos que desarrollen el presente Plan.

En el caso de las vías existentes objeto de aprovechamiento, y tal y como se expuso en el artículo anterior, la ordenación, y por tanto la definición del ámbito viario correspondiente se aplica a la vía existente, y todas sus zonas de dominio, servidumbre y afección correspondientes, en virtud de la Ley de Carreteras de Canarias, o legislación sectorial vigente en todo caso.

La zona de implantación de los corredores de nueva ejecución prevista para el conjunto de los ámbitos viarios que se definen en el presente Plan, deberá ser respetada, pudiéndose no obstante, vulnerar puntualmente y de forma no sustancial, en casos excepcionales debidamente motivados y justificados.

Artículo 24.- Acerca de la delimitación de los ámbitos viarios (NAD).

La delimitación de la zona de implantación del corredor para cada uno de los ámbitos viarios definidos se deriva del proceso y sistemas constructivos posibles a emplear para el desarrollo de la nueva infraestructura viaria y de las necesidades funcionales requeridas para la implantación y explotación de las mismas dentro de dicha zona.

Con carácter general, el trazado definido por el/los anteproyectos y/o el/los proyectos constructivos deberá transcurrir dentro de los límites del corredor establecido en el presente plan territorial.

Con carácter excepcional, y en casos debidamente justificados por el/los anteproyectos y/o el/los proyectos constructivos así como por sus modificados, el trazado viario o los elementos puntuales del mismo como enlaces con el resto del viario existente o previsto, podrán ubicarse total o parcialmente fuera del corredor reservado.

Este tipo de ajustes, se limitarán a la mínima ocupación posible y en ningún caso deberán suponer una variación del modelo de ordenación establecido por el plan territorial.

Las modificaciones efectuadas serán sometidas a la correspondiente evaluación ambiental cuando así lo determine la legislación ambiental aplicable.

CAPÍTULO II

ESCENARIO DE ORDENACIÓN CON VARIANTE AEROPORTUARIA (ESCENARIO B)

Artículo 25.- Definición de los ámbitos viarios para la propuesta de ordenación del escenario B (NAD).

La zonificación propuesta por la ordenación del presente PTE correspondiente al escenario B define los seis ámbitos viarios siguientes:

Ámbito viario 1: Nuevo Acceso a Telde (corredor principal).

Ámbito viario 2: Conexión con la GC-100 (corredor complementario).

Ámbito viario 3: Variante de San José de Las Longueras (corredor complementario).

Ámbito viario 4: Conexión con el Polígono Industrial del Goro (corredor complementario).

Ámbito viario 5: Intervención en la GC-1 (aprovechamiento de vía existente).

Ámbito viario 6: Intervención en el resto de vías propuestas (aprovechamiento de vía existente).

Artículo 26.- Ámbito Viario 1 Nuevo Acceso a Telde (R).

Comprende la actuación prevista para el desarrollo del corredor del Nuevo Acceso a Telde, desde la GC-3, prolongándose hasta la Variante Aeroportuaria, con la que enlazará en su futuro Enlace de Lomo Gordo.

Comienza en la GC-3, discurriendo por el oeste de Telde, y prosiguiendo su desarrollo hacia el sureste hasta enlazar con la Variante Aeroportuaria.

Se plantea la ejecución de los siguientes enlaces:

Enlace de Maipez

Enlace de Telde

Enlace de Jerez

El Nuevo Acceso a Telde tendrá condición de:

- Autovía, según la clasificación de las infraestructuras viarias en función de sus características, según la Ley de Carreteras.

- Carretera de Interés Regional, pudiendo ser declarada de interés general, según la clasificación de las infraestructuras viarias en función de su titularidad y funcionalidad según la Ley de Carreteras de Canarias.

La definición de dichos enlaces, de su tipología, y características funcionales, geométricas y técnicas se llevará a cabo en el marco de los correspondientes proyectos de construcción.

Asimismo, se estará dispuesto a lo establecido en el artículo 24 de la presente Normativa, "Acerca de la delimitación de los ámbitos viarios".

Artículo 27.- Ámbito Viario 2 Conexión con la GC-100 (R).

Comprende la actuación prevista para el desarrollo de la Vía de Conexión con la GC-100.

Comienza en el futuro Enlace de Maipez del corredor del Nuevo acceso a Telde, discurriendo a través del entorno del polígono industrial de Maipez, hasta conectar con la GC-100.

La Vía de Conexión con la GC-100 tendrá condición de:

- Carretera convencional, según la clasificación de las infraestructuras viarias en función de sus características, según la Ley de Carreteras.

- Carretera de la red insular, según la clasificación de las infraestructuras viarias en función de su titularidad y funcionalidad según la Ley de Carreteras de Canarias.

Asimismo, se estará dispuesto a lo establecido en el artículo 24 de la presente Normativa, "Acerca de la delimitación de los ámbitos viarios".

Artículo 28.- Ámbito Viario 3 Variante de San José de Las Longueras (R).

Comprende la actuación prevista para el desarrollo de la Variante de San José de Las Longueras.

Comienza en el futuro Enlace de Telde del corredor del Nuevo Acceso a Telde, discurriendo a media ladera, circunvalando por el norte el núcleo de San José de Las Longueras hasta volver a enlazar con la GC-41 hacia Valsequillo.

La Variante de San José de Las Longueras tendrá condición de:

- Carretera convencional, según la clasificación de las infraestructuras viarias en función de sus características, según la Ley de Carreteras.

- Carretera de la red insular, según la clasificación de las infraestructuras viarias en función de su titularidad y funcionalidad según la Ley de Carreteras de Canarias.

Asimismo, se estará dispuesto a lo establecido en el artículo 24 de la presente Normativa, "Acerca de la delimitación de los ámbitos viarios".

Artículo 29.- Ámbito Viario 4 Conexión con el Polígono Industrial del Goro (R).

Comprende la actuación prevista para el desarrollo de la Vía de Conexión con el Polígono Industrial del Goro.

Parte del futuro Enlace de Jerez del corredor del Nuevo Acceso a Telde, discurriendo en dirección sureste hasta el entorno del Polígono Industrial del Goro.

La Vía de Conexión con el Polígono Industrial del Goro tendrá condición de:

- Carretera convencional, según la clasificación de las infraestructuras viarias en función de sus características, según la Ley de Carreteras.

- Carretera de la red insular, según la clasificación de las infraestructuras viarias en función de su titularidad y funcionalidad según la Ley de Carreteras de Canarias.

Asimismo, se estará dispuesto a lo establecido en el artículo 24 de la presente Normativa, "Acerca de la delimitación de los ámbitos viarios".

Artículo 30.- Ámbito Viario 5 Intervención en la GC-1 (R).

Comprende la propia GC-1 y su zona de dominio público, en virtud de la Ley de Carreteras, o legislación sectorial vigente, desde el Enlace de Marzagán hasta el Polígono Industrial de Salinetas.

La ordenación propuesta para el aprovechamiento de esta vía asigna un grado de intervención correspondiente a un acondicionamiento de carácter puntual.

La ordenación propuesta para el aprovechamiento de esta vía asigna un grado de intervención correspondiente a un grado de acondicionamiento, concretándose en los tramos y nudos más conflictivos.

Las actuaciones posibles para este nivel de intervención definidas por el presente Plan podrán comprender:

* Acondicionamiento y refuerzo del firme.

* Señalización, balizamiento y defensas.

* Eliminación de obstáculos en la vía.

* Rectificación del trazado en planta, alzado y sección.

* Reordenación/Remodelación de enlaces e intersecciones.

* Disposición de carriles (carriles para vehículos lentos, carriles plataforma Bus-VAO.

* Disposición de vías adicionales (vías colectoras, vías de servicio).

* Reordenación/Disposición de paradas de guaguas, apartaderos y aparcamientos.

* Acondicionamiento de elementos técnicos complementarios (muros, obras de fábrica, etc.).

Se deberá desarrollar por un estudio, a escala y detalle suficientes, la mejora del transporte público en la GC-1, planteando en su caso la implantación del carril o plataforma Bus-VAO.

Las actuaciones destinadas a la mejora del transporte público que se deriven podrán ser amparadas por el presente Plan, debiendo compatibilizarse con las intervenciones destinadas al acondicionamiento de la misma, para mejorar su funcionalidad y capacidad.

Artículo 31.- Ámbito Viario 6 Intervención en el resto de vías propuestas (R).

Comprende las siguientes vías y su zona de dominio público, en virtud de la Ley de Carreteras, o legislación sectorial vigente:

GC-10.

GC-100.

Camino Cruz de Jerez-Las Huesas.

Calle Fuente del Savo (conexión GC-100/GC-1).

La ordenación propuesta para el aprovechamiento de estas vías asigna un grado de intervención correspondiente a un grado de acondicionamiento.

Las actuaciones posibles para este nivel de intervención definidas por el presente Plan podrán comprender:

* Acondicionamiento y refuerzo del firme.

* Señalización, balizamiento y defensas.

* Eliminación de obstáculos en la vía.

* Rectificación del trazado en planta, alzado y sección.

* Reordenación/Remodelación de enlaces e intersecciones.

* Disposición de carriles (carriles para vehículos lentos, carriles plataforma Bus-VAO.

* Disposición de vías adicionales (vías colectoras, vías de servicio).

* Reordenación/Disposición de paradas de guaguas, apartaderos y aparcamientos.

* Acondicionamiento de elementos técnicos complementarios (muros, obras de fábrica, etc.).

En el caso de la GC-10, la intervención se propone con carácter puntual concretándose en sus nudos más conflictivos. Para el resto de las vías se propone una intervención generalizada, a fin de mejorar su capacidad y funcionalidad.

TÍTULO SEGUNDO

DETERMINACIONES GENERALES: REGULACIÓN GENERAL POR MATERIAS

Artículo 32.- Ámbito de aplicación y objeto (NAD).

El ámbito de aplicación del Título II comprende cada uno de los ámbitos viarios definidos en el Título I.

Su regulación tiene por objeto establecer las determinaciones generales y comunes a los ámbitos viarios definidos.

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES EN MATERIA DE USO Y DEFENSA DE LAS CARRETERAS

Artículo 33.- Adaptación del planeamiento urbanístico (R).

El planeamiento urbanístico deberá recoger los trazados previstos como Sistemas Generales Insulares. En los supuestos de clasificación posterior de suelos urbanos y urbanizables, no podrán consolidarse en las zonas de dominio público, servidumbre y afección de la nueva infraestructura viaria objeto de ordenación, usos o actividades que resulten incompatibles con los usos previstos por el PTE.

Artículo 34.- Zonas de protección de las vías (NAD).

1. El uso y defensa de las carreteras, las limitaciones de la propiedad y la determinación de las zonas de protección de las vías vendrá determinado por lo regulado por la Ley de Carreteras 9/1991, de 8 de mayo, su Reglamento de desarrollo Decreto 131/1995, de 11 de mayo, o en todo caso por la normativa sectorial vigente, y todo ello sin perjuicio del posible desarrollo reglamentario que efectúe el Gobierno de Canarias de las determinaciones contenidas, al respecto, en los artículos 58 y siguientes del citado Decreto, o en su caso, en los que fueren de aplicación según la normativa sectorial vigente.

2. A los anteriores efectos se recoge que quedan establecidos para las distintos tipos de vías las siguientes zonas: de dominio público, de servidumbre y de afección, además de la determinación de una zona límite de edificación.

3. A los ramales de enlace, vías de giro interseccionales y enlaces les será de aplicación lo establecido para las vías y carreteras en el presente capítulo.

4. Excepcionalmente, el Gobierno de Canarias, motivadamente, podrá eliminar alguna de las zonas de protección de las carreteras e infraestructuras viarias, excepto la de dominio público.

La zonas de protección de las vías se establecerán según lo que disponga la legislación de aplicación que sea vigente, en todo caso.

Artículo 35.- Zona de Dominio Público (NAD).

1. Forman parte del dominio público los terrenos ocupados por las vías o carreteras y sus elementos funcionales y una franja de terreno de ocho metros de anchura a cada lado de la vía para las autopistas, autovías, vías rápidas y carreteras de Interés Regional. Será esta franja de tres metros para el resto de los tipos de carreteras. Todo lo anterior medido horizontal y perpendicularmente al eje de la misma desde la arista exterior de la explanación. En todo caso tendrá la consideración de dominio público el espacio ocupado por los elementos funcionales de las carreteras.

2. La determinación de la zona de dominio público de los viaductos, puentes y túneles será la que excepcionalmente recoge el artículo 45.1 y 45.2 del Reglamento de carreteras y su Ley, o en todo caso la que recoja la normativa sectorial vigente.

3. En cuanto al uso y régimen de autorizaciones en esta zona se estará igualmente a lo dispuesto en la Ley de Carreteras, su reglamento y en el presente texto normativo.

La zona de dominio público y régimen de usos de las vías se acogerá a lo que disponga la legislación de aplicación que sea vigente, en todo caso.

Artículo 36.- Zona de Servidumbre (NAD).

1- La zona de servidumbre de las carreteras y las vías consistirán en dos franjas de terreno delimitadas interiormente por el borde de la zona de dominio público definido en el artículo anterior y exteriormente por dos líneas paralelas a las aristas exteriores de la explanación.

2. De acuerdo a lo contenido en el artículo 58 del Reglamento de Carreteras y lo recogido en la disposición transitoria segunda del mismo texto, o en su caso, en lo que fuere de aplicación según la normativa sectorial vigente, se establecen, y en tanto no quede esta materia desarrollada por el Gobierno de Canarias reglamentariamente, como anchos de las franjas de servidumbre para los distintos tipos de vías y carreteras las siguientes distancias:

1º) Para las autovías, 15 metros.

2º) Para las carreteras convencionales de Interés Regional, 10 metros.

3º) Para el resto de la red viaria, 5 metros.

En cuanto al uso y régimen de autorizaciones en esta zona se estará igualmente a lo dispuesto en la Ley de Carreteras, su reglamento y en el presente texto normativo.

La zona de servidumbre y régimen de usos de las vías se acogerá a lo que disponga la legislación de aplicación que sea vigente, en todo caso.

Artículo 37.- Zona de Afección (NAD).

1. La zona de afección de una carretera o vía consistirá en dos franjas de terreno situadas a ambos lados de la misma, delimitadas interiormente por el borde de la zona de servidumbre y exteriormente por dos líneas paralelas a las aristas exteriores de la explanación.

2. De acuerdo a lo contenido en el artículo 58 del Reglamento de Carreteras y lo recogido en la disposición transitoria segunda del mismo texto, o en su caso de lo que fuere de aplicación según la normativa sectorial vigente, se establecen, y en tanto no quede esta materia desarrollada por el Gobierno de Canarias reglamentariamente, como anchos de las franjas de afección para los distintos tipos de vías y carreteras las siguientes distancias:

1º) Para las autovías, 7 metros.

2º) Para las carreteras convencionales de Interés Regional, 7 metros.

3º) Para el resto de la red viaria, 3 metros.

3. En cuanto al uso y régimen de autorizaciones en esta zona se estará igualmente a lo dispuesto en la Ley de Carreteras, su reglamento y en el presente texto normativo.

La zona de afección y régimen de usos de las vías se acogerá a lo que disponga la legislación de aplicación que sea vigente, en todo caso.

Artículo 38.- Línea límite de la edificación (NAD).

1. Es aquella línea, que a ambos lados de la carretera, es medida horizontalmente a partir de la arista exterior más próxima de la calzada, entendiéndose por tal el borde de la franja destinada a la circulación de vehículos en general. En el espacio comprendido entre la línea y la carretera queda prohibido cualquier tipo de obra de construcción, reconstrucción o ampliación, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 52 del Decreto 131/1995 que desarrolla la Ley de Carreteras, o en su caso de lo que fuere de aplicación según la normativa sectorial vigente.

2. Como norma general, en ningún caso la línea límite de la edificación sobrepasará el borde exterior de la zona de afección.

3. De acuerdo a lo contenido en el artículo 58 del Reglamento de Carreteras y lo recogido en la disposición transitoria segunda del mismo texto, se establecen y en tanto no quede esta materia desarrollada por el Gobierno de Canarias reglamentariamente, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 85 del mismo texto para los tramos de carretera que discurran por núcleos de población, como anchos de las franjas formadas entre la línea límite de la edificación y la carretera, para los distintos tipos de vías y carreteras las siguientes distancias:

1º) Para las autovías, 30 metros.

2º) Para las carreteras convencionales de Interés Regional, 25 metros.

3º) Para el resto de la red viaria, 12 metros.

4. En los tramos de carretera que discurran total o parcialmente por núcleos de población, la línea límite de edificación podrá situarse a distancias inferiores siempre que queden garantizadas las medidas de seguridad, el planeamiento lo recoja y lo autorice el titular de la carretera, atendiendo a lo dispuesto en el artículo 85 del Reglamento de Carreteras de Canarias.

5. En cuanto al uso y régimen de autorizaciones en esta zona se estará igualmente a lo dispuesto en la Ley de Carreteras, su reglamento y en el presente texto normativo.

La línea límite de edificación y régimen de usos de las vías se acogerá a lo que disponga la legislación de aplicación que sea vigente, en todo caso.

Artículo 39.- Establecimiento de las zonas de protección de las vías (NAD).

1. La zona de dominio público, servidumbre y afección se delimitarán en los correspondientes proyectos de construcción y/o trazado, una vez definidos los desmontes, terraplenes y estructuras.

2. La línea límite de edificación quedará regulada en la presente normativa para cada infraestructura objeto del PTE. Aun así, su delimitación queda supeditada al establecimiento de la zona de servidumbre y de afección.

3. Si en los proyectos de trazado y/o construcción se constata que por anchura excesiva de la proyección horizontal del talud de los terraplenes o desmontes, la línea límite de edificación corta a la de servidumbre, la primera se podrá modificar de modo que coincida con la segunda, tal y como se recoge en la legislación de aplicación.

En todo caso, el establecimiento de las zonas de protección de las vías se acogerá a lo que disponga la legislación de aplicación que sea vigente, en todo caso.

CAPÍTULO II

DISPOSICIONES EN MATERIA DE DESARROLLO TÉCNICO DE INFRAESTRUCTURAS

Artículo 40.- Condiciones de implantación.

1. Las reservas de terreno consideradas como zonas de implantación del corredor, a efectos del desarrollo de las infraestructuras objeto del PTE, constituirán determinaciones vinculantes del planeamiento, debiendo ser justificado expresamente su incumplimiento, en tanto son determinaciones con incidencia territorial con carácter de recomendación (NAD).

2. Dado el paso de las infraestructuras objeto del PTE por los cauces de diversos barrancos, en los correspondientes Proyectos de Construcción de dichas vías se incluirán estudios de avenidas e inundabilidad a 500 años, así como la modelización y estudio de erosión de los cauces principales (ND).

Artículo 41.- Reposición de la afección a vías y caminos existentes.

1. (ND) Los anteproyectos y/o proyectos que desarrollen las determinaciones del presente Plan deberán identificar y analizar pormenorizadamente los caminos, senderos y otras vías existentes que resulten afectados por la ejecución de las actuaciones previstas, así como, resolver adecuadamente la continuidad de todos y cada uno de ellos.

La evaluación ambiental que en su caso proceda, deberá igualmente contemplar los efectos ambientales derivados de la posible afección a las infraestructuras señaladas, determinando las medidas que eviten, atenúen o compensen dichos efectos.

Las actuaciones que conforme a los anteproyectos y/o proyectos, y la eventual evaluación ambiental a ellos asociada sean necesarias acometer, deberán ser convenientemente presupuestadas y tendrán el correspondiente reflejo en los documentos técnicos que procedan.

2. Con carácter general, la reposición de las infraestructuras afectadas atenderá a los siguientes criterios:

- (ND) Se asegurará al menos la funcionalidad que la infraestructura interceptada o afectada estuviera prestando, pudiendo mejorarse aquella conforme a las determinaciones contenidas en la ordenación territorial o urbanística vigentes, así como a las normas sectoriales que sean de aplicación.

- (R) Se emplearán soluciones constructivas y materiales iguales o similares a los originales, de forma que se conserve la entidad y las características del conjunto de la infraestructura a reponer.

- (R) En el caso de senderos o veredas que transcurran por entornos rústicos, y siempre que ello sea posible, se primarán los cruces soterrados sobre los elevados. Para este objetivo podrán utilizarse, con las debidas medidas de seguridad, las obras de paso o de drenaje del mismo corredor, especialmente cuando exista cercanía o coincidencia entre el trazado del sendero o vereda y la obra civil planificada. Se evitará la interrupción brusca del trazado en las proximidades o intersecciones con el corredor, huyendo de soluciones forzadas no acordes con las características del sendero o vereda, debiendo diseñarse una transición gradual antes y después del cruce. Siempre que las circunstancias lo permitan, se evitarán igualmente desarrollos de trazado paralelos al corredor para conectar el sendero o vereda a ambos lados del viario, salvo que se utilicen o existan barreras visuales naturales o artificiales (vegetación, taludes, etc.) que procuren un adecuado aislamiento del corredor.

Asimismo, se adoptarán las medidas necesarias para impedir el acceso peatonal al corredor desde el sendero o vereda.

- (ND) En el caso de afección a una vía pecuaria catalogada se estará a lo para ello regulado en la legislación básica del Estado, especialmente en los supuestos de modificación de su trazado.

- (ND) En el caso de afección a bienes declarados de interés cultural conforme a la legislación de patrimonio histórico, tales como caminos reales, senderos, pasajes, etc., la reposición se atendrá a lo que dispongan sus normas de conservación y utilización. La Intervención en dichos bienes, requerirá la autorización previa del Cabildo Insular y se atendrá a los condicionantes en ella establecidos.

Artículo 42.- Permeabilidad peatonal (ND).

El carácter de las vías objeto del PTE no será óbice para que se desarrollen mecanismos que permitan el paso peatonal a través de los mismos, mediante los mecanismos oportunos habilitados en función de la clase de vía (pasos de peatones, pasos superiores o inferiores, etc.). Estos elementos deberán ser contemplados en el proyecto de construcción de las obras de cada una de las infraestructuras objeto del PTE.

Artículo 43.- El transporte público (ND).

De cara a la definición de las secciones tipo de los tramos o las condiciones geométricas de las intersecciones de las infraestructuras objeto del presente PTE, se tendrá en consideración el transporte público, a fin de valorar en su caso, la incorporación de carriles reservados, siempre y cuando se justifique su necesidad.

En este sentido se procurará la coordinación con las propuestas de mejora para el transporte público presentes en otras figuras de ordenación en desarrollo.

Los proyectos de construcción establecerán las paradas preferentes que correspondan en las nuevas vías propuestas, en atención a lo dispuesto en la Ley 13/2007, de 17 de mayo, de Ordenación del Transporte por Carretera de Canarias, o lo que en su caso recoja la normativa vigente que le sea de aplicación.

Artículo 44.- Coordinación con la Autoridad Única del Transporte durante la elaboración de los proyectos de construcción (NAD).

Durante la fase de redacción de los proyectos técnicos que desarrollen las determinaciones del presente Plan, se deberá consultar a la Autoridad Única del Transporte, especialmente, en lo relacionado con la ubicación o traslado de paradas de guaguas, y tener en cuenta las consultas emitidas.

Artículo 45.- Convenio de colaboración con el Cabildo de Gran Canaria para la compatibilidad de las actuaciones previstas con el PTE-21 (R).

Se suscribirá un Convenio entre el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Gran Canaria, en relación con la coordinación y compatibilidad del desarrollo de las actuaciones previstas por el presente instrumento de ordenación de infraestructura viaria con el desarrollo del corredor ferroviario amparado en el Plan Territorial Especial del Corredor de Transporte Público con Infraestructura propia y modo guiado entre Las Palmas de Gran Canaria y Maspalomas (PTE-21).

Artículo 46.- Consideraciones para el desarrollo de las redes de telecomunicaciones (NAD).

Los proyectos técnicos que desarrollen las determinaciones del presente Plan deberán incluir la instalación de canalizaciones que permitan el despliegue a lo largo de las mismas, de redes de comunicación electrónicas, en virtud de la Disposición Adicional Quinta, de la Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información, o en su caso de lo que disponga la normativa sectorial vigente que le sea de aplicación.

Artículo 47.- Consideración para el desarrollo de viario estructurante local: ampliación y cierre de la Circunvalación de Telde (R).

Desde el Plan Territorial Especial se determina el carácter preferentemente supramunicipal y con vocación de carretera de interés regional, del futuro viario destinado a la ampliación y cierre del anillo de la Circunvalación de Telde, recogido en la ordenación municipal, así como en el Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria en calidad de viario local estructurante, de acuerdo a su relevancia, como vía que posibilite la conexión de la Circunvalación a Telde con el Nuevo Acceso a Telde desde la GC-3 y su prolongación hacia el sur.

En este sentido, se deberá garantizar para el desarrollo de dicha vía, que se establezca una protección y régimen de usos acorde con esta función.

Dado que este carácter se determina mediante Decreto, el presente artículo tiene la condición de recomendación.

CAPÍTULO III

DISPOSICIONES EN MATERIA DE PROTECCIÓN AMBIENTAL

Artículo 48.- Naturaleza de las disposiciones (NAD).

El desarrollo del presente Plan podría afectar algunos parámetros ambientales presentes en la actualidad en la zona de intervención y su entorno inmediato. Sin embargo, con las oportunas medidas protectoras y correctoras, los efectos negativos se verán atenuados.

Con el establecimiento de este tipo de medidas se persiguen tres objetivos principales:

Evitar que se produzcan impactos sobre el medio que no son necesariamente originados por el desarrollo del presente PTE.

Minimizar de antemano los impactos que son implícitos al mismo y una vez puesto en vigor.

Recuperar, si cabe, la calidad ambiental del entorno donde se establece territorialmente el PTE, incluyendo la totalidad de las zonas afectadas por la ejecución de las obras. Aunque esto último se consigue con una aplicación estricta, como no cabría ser de otra manera, de la normativa sectorial, junto con un buen nivel de información y de concienciación ciudadana y el adecuado control de policía.

Las medidas planteadas se concretan en una serie de actuaciones y recomendaciones a llevar a cabo durante toda la vida de Plan, desde su aprobación definitiva hasta la entrada en servicio de la vía propuesta, siendo estas las recogidas en los artículos que siguen.

Artículo 49.- Medidas generales correctoras para la calidad atmosférica (ND).

Para evitar la producción de polvo durante los movimientos de tierra, el proyecto de construcción deberá prever la realización de riegos periódicos en la zona de actuación.

Artículo 50.- Medidas generales correctoras para la geomorfología (ND).

1. Deberá tenderse a la ocupación y afección mínima posible de terrenos en la zona de actuación de las obras. Para ello se procederá a la delimitación de una franja máxima de actuación para las obras de ejecución de manera que se minimicen los impactos en la fase de ejecución. Será preciso, en particular, un control de la actividad de la maquinaria, restringiendo esta a una franja determinada de manera que se evite que las alteraciones se produzcan más allá de la zona comprendida por la obra.

Para reducir los volúmenes de movimientos de tierra en los tramos a cielo abierto, en el proyecto de construcción se estudiarán con precisión las diferentes cotas donde se actúa, con el fin de respetar en lo posible las del terreno natural y evitar excesivos desmantelamientos. Para todos los taludes resultantes de las excavaciones y rellenos, independientemente de sus características, el proyecto de construcción aportará los tratamientos correspondientes para su recuperación en función de su altura y pendiente, los cuales deberán garantizar no solo la estabilidad de los mismos sino también su integración paisajística. Los proyectos que desarrollen las actuaciones recogidas en el Plan identificarán los elementos y formaciones geológicas y geomorfológicas que podrían verse afectados por la ejecución del proyecto, así como las medidas correctoras a adoptar en el caso de que, en fase de obras, se detectase la presencia de alguna de estas formaciones geológicas.

En cuanto a las afecciones geomorfológicas, deberá analizarse el impacto ambiental (en particular geomorfológico y paisajístico) de todos los movimientos de tierras (desmontes y taludes), llevándose a cabo en el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de construcción.

Artículo 51.- Medidas generales correctoras para la hidrología (ND).

1. En cumplimiento del artº. 3.1.3 del Decreto de 31 de julio 1990, nº 152/90 que regula la utilización de cauces, o en su caso lo que recoja la normativa vigente que le sea de aplicación, el Plan propone que todos los cauces importantes y principales barrancos queden libres de ocupación salvándolos mediante la construcción de viaductos.

En los terrenos pertenecientes al dominio público hidráulico de los cauces, se deberá realizar una integración paisajística de estos siguiendo las características y exigencias ambientales propias de un espacio natural.

Por otro lado se estima que están garantizados los suministros de agua potable tanto durante la ejecución como para la explotación del sistema planificado, aunque sin menospreciar el gran coste de energía que precisa la potabilización de agua en Gran Canaria, por lo tanto se exigirá de todas las instalaciones futuras emanantes del presente Plan un uso moderado de agua y su reciclaje en todos los procesos, incluso utilizar agua depurada para el riego de las zonas.

Artículo 52.- Medidas generales correctoras para la vegetación.

1. El proyecto de construcción estudiará detalladamente la localización exacta de las plantas y especies que estén incluidas en el Anexo II de la Orden 20 de febrero de 1991, y en la Ley 4/2010, por el que se crea el Catálogo Canario de Especies Protegidas, o normativa vigente que le sea de aplicación, afectadas por la ejecución de las diferentes actuaciones del presente Plan, exigiéndose la comprobación del cumplimiento de las obligaciones legales así como las autorizaciones de que sean pertinentes para su alteración (NAD).

En todo caso, y si fuera preciso, se primará el trasplante a zonas ajardinadas (integradas en el proyecto de construcción o no) de estos individuos protegidos (NAD).

Se recomienda que el ajardinamiento de taludes y nudos sea mayoritariamente con vegetación autóctona del mismo piso bioclimático donde se asiente la infraestructura. Las plantaciones de las zonas verdes no deberán ser en ningún caso lineales, sino formar pequeñas asociaciones, rodales o bosquetes, con el fin de que las plantaciones resultantes posean un marcado carácter de naturalidad (R).

Artículo 53.- Medidas generales correctoras para la fauna (NAD).

1. Se deberán utilizar luminarias homologadas por el Instituto Astrofísico de Canarias (Ley 31/1988, de Protección de la Calidad Astronómica, o legislación sectorial de aplicación que la sustituya), y en todo caso la emisión de luz será acorde con la normativa relacionada.

2. Se deberá definir los pasos de fauna necesarios, potenciando para ello los drenajes construidos para la evacuación de las aguas de escorrentía en barrancos y vaguadas o bien la integración de los proyectos de ejecución, de pasos para pequeña fauna vertebrada, mediante caños de desagüe de pequeño diámetro a lo largo de tramos sensibles. Se evitará la construcción de las arquetas de decantación en las entradas o salidas de los drenajes.

Artículo 54.- Medidas generales correctoras del paisaje (ND).

1. Como acción de respeto hacia el paisaje del entorno inmediato y del fondo escénico, y para minimizar la ruptura que esta actuación lineal genera sobre el paisaje rural, se recomienda un amplio tratamiento de revegetación en los taludes, tratamiento debidamente especificado en un apartado específico de revegetación dentro del proyecto de construcción que deberá tener en cuenta las condiciones físicas de los sectores afectados. El éxito de la integración paisajística final del Plan dependerá del respeto hacia la geomorfología del lugar, de la configuración de las zonas verdes y de la elección del material vegetal.

2. Se estará asimismo a lo que determine el Plan Territorial Especial del Paisaje.

Artículo 55.- Medidas generales correctoras por posible localización de restos arqueológicos y patrimoniales (ND).

Con carácter general se deberán tomar las siguientes medidas:

1. En fase de redacción de proyecto constructivo:

* Se deberá realizar el estudio de impacto sobre el Patrimonio Histórico en la fase de redacción de proyecto. Será en esta fase (ya seleccionada la alternativa del nuevo vial, así como el detalle constructivo de obra), cuando se pueda analizar con mayor exactitud la afección que el nuevo vial puede ocasionar al Patrimonio Histórico así como proponer las medidas correctoras generales y específicas que correspondan. De esta manera se cumplirá con el artículo 65 de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias (en adelante, LPHC), o legislación vigente que le sea de aplicación, que señala en su punto 1 "... el promotor público y o privado de obras o actuaciones que afecten a la superficie de un yacimiento arqueológico reconocido como tal en un instrumento de planeamiento urbanístico, aunque no hubiese sido declarado Bien de Interés Cultural, deberá aportar un estudio detallado de impacto ecológico relativo a la incidencia de la obra o actuación sobre los valores arqueológicos del área implicada. Sin dicho estudio no podrá concedérsele licencia ni autorización alguna". Este estudio contemplará una prospección intensiva del trazado definitivo así como de todas las infraestructuras y obras auxiliares previstas (apertura de pistas, vertederos, zonas de acopio de materiales, ... ).

* Este estudio deberá ser informado por la administración competente en materia de conservación del Patrimonio Histórico, en este caso el Cabildo de Gran Canaria que informará sobre las medidas correctoras planteadas.

* Las medidas correctoras a proponer deben de intentar, siempre que sea posible, preservar el bien afectado.

2. En fase de obra:

* Se llevará a cabo un seguimiento arqueológico por técnico competente en Patrimonio Histórico, que tendrá el objetivo por un lado, de velar porque el desarrollo de la obra no afecte a los elementos de interés histórico conocidos y conseguir una correcta protección y conservación de estos, así como controlar el hallazgo casual de algún resto de interés histórico que se produzca con el curso de los trabajos. El seguimiento arqueológico deberá ser continuado y a pié de obra y realizado por un técnico cualificado en patrimonio Arqueológico.

* Se deberá comunicar al Excmo. Cabildo de Gran Canaria, Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, al menos con diez días de antelación, el comienzo de las obras a efectos del adecuado desarrollo y cumplimiento de las labores de inspección del patrimonio histórico que esa Administración tiene encomendadas legalmente.

* Por un equipo especializado en patrimonio se realizará una comprobación sin situ, en particular, en las zonas en las que se ha detectado una mayor concentración de elementos de interés cultural, antes de realizar cualquier movimiento de tierras en todas las áreas afectadas por las obras (explanaciones, apertura de viales, zonas destinadas a instalaciones auxiliares de obra, vertederos y prestamos provisionales, etc.).

* Si se apreciara algún tipo de afección directa a algún elemento registrado y para el caso de que fuera necesario articular nuevas medidas correctoras, se dará debida cuenta a la Dirección de Obra, al Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria y se hará constar en los informes periódicos producto del desarrollo de Programa de Vigilancia Ambiental.

* Si se produjera algún hallazgo casual durante la realización de obras, o por cualquier otra razón, se aplicará el régimen de hallazgos casuales dispuesto en el artículo 70 de la LPHC que dice "... se deberán suspender de inmediato la obra o actividad de que se trate y ponerlo seguidamente en conocimiento de la autoridad competente", por lo que se paralizarán los trabajos en dicho punto y se informará inmediatamente al Excmo. Cabildo de Gran Canaria, Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural para aportar soluciones al problema.

* Se elaborarán informes periódicos sobre el desarrollo de los trabajos de seguimiento e intervención en el Patrimonio Histórico y se elaborará un informe final de los resultados del seguimiento arqueológico que se remitirán a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria.

* Las actuaciones que afecten a un Bien de Interés Cultural (BIC) deberán contar con la preceptiva autorización de este Cabildo previo informe de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico en los términos que al efecto disponen los artículos 55 a 57 de la LPHC, o en su caso según lo que disponga la legislación vigente que le sea de aplicación.

Artículo 56.- Medidas generales correctoras del medio humano (ND).

1. El proyecto de construcción establecerá las medidas preventivas a aplicar durante la ejecución de las obras sobre el medio humano. Así, se deberá prever la realización de riegos suficientes para minimizar la afección a la población y a las actividades agrícolas por el polvo generado durante los movimientos de tierra por las obras derivadas del correspondiente proyecto de construcción. Por otro lado el ruido que se provoca por el trasiego de maquinaria pesada, la posible utilización de explosivos para voladuras y las demoliciones, podrían afectar a zonas residenciales colindantes con las actuaciones planificadas.

El proyecto de construcción estudiará pormenorizadamente las medidas correspondientes, como el levantamiento de paredes o barreras sonoras o la prohibición de obras en horario nocturno y fines de semana.

En todas las fases constructivas se repondrán los servicios afectados por las nuevas infraestructuras.

Artículo 57.- Medidas generales correctoras respecto a las infraestructuras y equipamientos (ND).

1. Los bordes deberán tener un tratamiento paisajístico a fin de disminuir el impacto visual sobre los suelos rústicos colindantes. Dicho tratamiento podría consistir en establecer una franja vegetal que debe adaptarse a las condiciones naturales del lugar.

No se realizarán actuaciones cuyos efectos físicos traspasen los límites exteriores del ámbito delimitado.

Se velará por la vigilancia ambiental de las obras y por el cumplimiento de la legislación ambiental vigente, con el fin de prevenir vertidos de residuos, escombros o efluentes en el ámbito.

Se evitará el abandono, vertido o eliminación incontrolada de residuos en el ámbito territorial definido por el Plan.

Durante la ejecución de obras, los residuos producidos serán transportados a vertedero controlado y autorizado o entregado a gestor de residuos asimismo legalmente autorizado.

Artículo 58.- Medidas generales protectoras (NAD).

Respecto a la flora y la vegetación:

Sin perjuicio de lo estipulado por la legislación sectorial, cualquier uso del suelo deberá considerar las siguientes determinaciones que aluden a la flora y a la vegetación:

1. Con carácter general se preservarán las especies vegetales protegidas tanto por Ley 4/2010 del Catálogo Canario de Especies Protegidas, como por la Orden de 20 de febrero de 1991, sobre protección de especies de la flora vascular silvestre de lo Comunidad Autónoma de Canarias, o en todo caso según lo que disponga la legislación vigente que le sea de aplicación.

2. Las normas de protección serán de aplicación a la vegetación protegida con independencia de la titularidad pública o privada de los terrenos sobre los que se desarrolla, o de su régimen de uso, estableciéndose las siguientes medidas:

- La restauración vegetal de los sectores afectados que puedan ser objeto de ellas se llevará a cabo evitando el aterrazamiento de las vertientes.

- Las plantaciones que se lleven a cabo deberán realizarse con especies autóctonas adaptadas a las circunstancias paisajísticas y ambientales de los sectores analizados, prescindiéndose de especies exigentes de agua.

Respecto al recurso edáfico:

- Se favorecerá el drenaje con objeto de evitar el encharcamiento del suelo.

- Se habilitará una plataforma de aparcamiento de la maquinaria con objeto de reducir la contaminación por vertidos incontrolados.

Respecto al paisaje:

- La restauración vegetal deberá evitar la disposición regular y alineada de las plantaciones.

- Será precisa la interposición de pantallas vegetales que oculten elementos que muestren una deficiente integración paisajística.

- Se prohibirá el vertido de basuras y escombros directamente al medio tanto durante la fase de obras como de funcionamiento.

- Cuando los movimientos de tierra originen taludes se llevará a cabo su revegetación para evitar procesos erosivos.

- Deberá realizarse un tratamiento paisajístico de los taludes y desmontes. Su mantenimiento debe quedar garantizado.

Respecto a las connotaciones ambientales del desarrollo del Plan:

Los cauces de los barrancos deberán ser conservados.

Respecto a las condiciones de sosiego público:

Se evitará la contaminación acústica derivada del tránsito de maquinaria de obra mediante la instalación de un riguroso control horario. Si fuera el caso, se estudiará la instalación de pantallas que eviten la propagación del ruido hacia los sectores poblados. Asimismo se cuidará la puesta a punto de la maquinaria a utilizar para evitar la propagación excesiva de ruidos y de emisiones gaseosas.

Artículo 59.- Medidas generales de diseño e integración (NAD).

Las siguientes medidas que se establecen para el desarrollo del presente Plan tienen como objeto que el mismo sea respetuoso y armónico con el medio, y pase a convertirse en una actuación ejemplar y singular dentro de la isla de Gran Canaria.

Diseño de las zonas verdes.

La elección de especies vendrá determinada por las funciones que deben cumplir las plantaciones, por su disposición y por las condiciones ecológicas del ámbito, que en el caso estudiado son bastante estables a lo largo de todo el planeamiento, para ello hay que tener en cuenta factores como: las condiciones climáticas y edáficas, la vegetación tanto potencial como actual de la zona, la finalidad de cada elemento de la plantación, la disposición de la plantación, y el mantenimiento.

Con los condicionantes climáticos reinantes en el sector se permite una elección más bien estrecha dentro del abanico de especies adaptadas a la zona toda perteneciente al piso basal de carácter xérico. A continuación se presenta la lista de especies seleccionadas:

Este documento contiene un PDF, para descargarlo pulse AQUI

Para las especies de porte arbóreo se utilizarán ejemplares de cuatro años con cepellón y para las de porte arbustivo de dos años con cepellón.

La tipología de las zonas concretas donde se actuará es la siguiente: taludes de desmonte y de terraplén. Los taludes son superficies desnudas que jalonan en cierta medida la traza de la vía. Para ellos se proyecta un aporte de tierra vegetal para asentar una plantación de arbustos variados en especies que se dispondrán en un marco de grupo, mezclando especies, con un pie cada cinco metros cuadrados, formando grupos densos. Adicionalmente se añadirá, si fuera necesario, una capa de "picón" de unos 15 centímetros de espesor. Para la plantación de cada ejemplar, tanto de árbol como de arbusto, se abrirá un hoyo en el terreno de unos 30 cm de diámetro, y unos 50 cm de profundidad en cuyo interior se dispondrá una capa de unos 25 cm de tierra vegetal de alta calidad y convenientemente abonada. Estos hoyos se deberán realizar al menos dos meses antes de la plantación (que deberá realizarse preferiblemente a finales de invierno o comienzos de la primavera) y recibir un riego quincenal (4-5 l por hoyo) para mantener la humedad. Los elementos arbóreos a plantar deberán ser de cuatro años con cepellón, los arbustivos de dos años con cepellón.

Para la conservación de los trabajos de revegetación se deberán prever operaciones encaminadas a mantener las plantas en perfecto estado. Será necesaria una conservación de las plantaciones como mínimo durante tres años para lograr un buen arraigo y mantener las plantas que ya entonces comenzarán a poseer un desarrollo suficiente para garantizar su propio mantenimiento. A tal efecto se deben incluir una serie de operaciones dentro del programa de mantenimiento como son: desbroces, siegas, abonado, riego, podas, reposiciones de ejemplares perdidos, escardas y tratamientos fitosanitarios.

Gestión de residuos.

Dentro de la gestión de residuos se deberá facilitar la recogida de toda la materia orgánica, no contaminada, generada por las diversas actividades realizadas por el servicio pretendido y por las zonas verdes, como por ejemplo hojas, frutos, ramos, ruderales nitrófilas anuales, restos orgánicos, etc.

Propuestas dirigidas a la Integración paisajística.

El respeto hacia el paisaje en el contexto territorial donde se implantará la infraestructura pretendida debe reflejarse en una cuidadosa integración en el entorno circundante. Un adecuado diseño de las embocaduras de túneles y de muros, la adecuada elección de especies vegetales, una cuidadosa combinación de colores y texturas y un diseño acorde con las necesidades humanas son algunos de los fundamentos de un proyecto acertado. Los espacios creados deben ser atractivos y agradables, y a la vez que puedan contribuir de forma decisiva a la regeneración de un paisaje del sector

CAPÍTULO IV

DISPOSICIONES GENERALES EN MATERIA DE SEGURIDAD AÉREA Y COORDINACIÓN CON LA PLANIFICACIÓN AEROPORTUARIA

Artículo 60.- Servidumbres aeronáuticas (NAD).

1. Las líneas de nivel de las superficies limitadoras de las Servidumbres Aeronáuticas del Aeropuerto de Gran Canaria que afectan al presente Plan Territorial determinan las alturas (respecto al nivel del mar) que no debe sobrepasar ninguna construcción (incluidos todos sus elementos como antenas, pararrayos, chimeneas, equipos de aire acondicionado, cajas de ascensores, carteles, remates decorativos, etc.), modificaciones del terreno u objeto fijo (postes, antenas, aerogeneradores incluidas sus palas, carteles, infraestructuras de transporte de energía eléctrica, etc.), así como el gálibo de viario, salvo que a juicio de la autoridad competente se demuestre que no se compromete la seguridad ni queda afectada de modo significativo la regularidad de las operaciones de aeronaves, de acuerdo con las excepciones contempladas en los artículos 7º y 9º del Decreto 584/1972, sobre Servidumbres Aeronáuticas, o Decreto que lo sustituya.

2. Las construcciones, instalaciones o cualquier tipo de actuación, incluidos los medios necesarios para su construcción, como pueden ser postes, antenas, aerogeneradores incluidas sus palas, grúas de construcción, carteles, torres de vigilancia, líneas de transporte de energía eléctrica, etc., que se amparen en el presente Plan Territorial, aunque no precisen de un instrumento urbanístico posterior para su ejecución, que se emplacen en terrenos afectados por las Servidumbres Aeronáuticas del Aeropuerto de Gran Canaria, requerirán resolución favorable previa de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), conforme a los artículos 29 y 30 del Decreto 584/1972 sobre Servidumbres Aeronáuticas, debiendo presentarse en caso necesario junto a un estudio aeronáutico de seguridad.

Las servidumbres aeronáuticas para el Aeropuerto de Gran Canaria, junto con la ordenación prevista por el presente Plan se incorporan como Anexo a la presente Normativa (Anexo III).

Artículo 61.- Zonas de Seguridad de instalaciones radioeléctricas (NAD).

En el caso de que las actuaciones contempladas por el planeamiento o las construcciones que se pretendan desarrollar vulneren las Servidumbres Aeronáuticas del Aeropuerto de Gran Canaria, y en particular siempre que se pretenda realizar cualquier tipo de actuación en ámbitos en los que el terreno vulnera o se encuentra próximo a dichas superficies, así como en aquellos ámbitos incluidos total o parcialmente dentro de las Zonas de Seguridad de las Instalaciones Radioeléctricas Aeronáuticas, se considera que es necesario un estudio aeronáutico de seguridad que acredite, a juicio de la autoridad competente en materia de seguridad operacional aeronáutica, que no se compromete la seguridad ni queda afectada de manera significativa la regularidad de las operaciones de las aeronaves, que deberá estar firmado por un técnico competente y visado por el colegio profesional correspondiente.

Artículo 62.- Consideraciones generales en cuanto a la vulneración de las servidumbres aeronáuticas (NAD).

1. En aquellos ámbitos en los que se prevea vulnerar la Superficie Horizontal Interna que figura en las servidumbres aeronáuticas establecidas o a establecer, se deberá contar con autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para las construcciones o instalaciones previamente a su ejecución, cuando estas no precisen de un instrumento urbanístico posterior.

2. En los ámbitos viarios en los que se prevea que se pueden vulnerar las superficies de limitación de alturas de las instalaciones radioeléctricas que figuran en las servidumbres aeronáuticas establecidas o por establecer, deberán contar con la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para las construcciones o instalaciones previamente a su ejecución, cuando estas no precisen de un instrumento urbanístico posterior.

3. En aquellos ámbitos en los que se prevea una vulneración de las Superficies de Operación de las Aeronaves que figuran en las servidumbres aeronáuticas establecidas o a establecer, deberán contar con autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para las construcciones o instalaciones previamente a su ejecución, cuando estas no precisen de un instrumento urbanístico posterior.

4. Para todos los supuestos anteriores, y en caso de preverse un aumento de la vulneración de las servidumbres aeronáuticas, deberá quedar acreditado por AESA, que se garantizará la seguridad y, de manera significativa, la regularidad de las operaciones aéreas, mediante un estudio aeronáutico que presente el promotor y sea técnicamente informado por AENA.

5. En el caso de los ámbitos existentes en los que ya se vulnera la Superficie de Aproximación, Subida en Despegue o Transición, no se podrá aumentar la vulneración previamente existente, y por tanto, no serán admisibles estudios de apantallamiento.

En este sentido, los ámbitos viarios existentes, en los que ya se vulnera la Superficie de Aproximación, Subida de Despegue o Transición, no se podrá aumentar la vulneración previamente existente, y por tanto, no serán admisibles estudios de apantallamiento.

En los nuevos ámbitos viarios propuestos, excepcionalmente se permitirán construcciones o instalaciones que vulneren las servidumbres aeronáuticas, siempre que quede acreditado por AESA la seguridad, y de manera significativa la regularidad de las operaciones aéreas, mediante un estudio de apantallamiento que presente el promotor y que sea técnicamente informado por AENA.

6. En el caso de que existiere ámbitos solapados con el Área de Aproximación Frustrada del ILS RWY 03L, no deberían construirse viales conforme a lo dispuesto en el artículo 18 del Decreto 584/1972, de 24 de febrero, de Servidumbres Aeronáuticas, en el que se indica: "... dentro de esta área ... no se permitirá la construcción de ningún obstáculo que no sean las ayudas previstas para la navegación".

7. Según lo establecido en el artículo 10 del Decreto 584/1972, de Servidumbres Aeronáuticas, tanto las actuaciones previstas por el Plan, como los medios mecánicos necesarios para la construcción de las obras propuestas, así como durante los trabajos de mantenimiento y posible reparación en el futuro de las mismas (maquinaria, grúas, etc.) no emiten humo, polvo, niebla, o cualquier otro fenómeno en niveles que constituyan un riesgo para las aeronaves que operan en el Aeropuerto de Gran Canaria, incluidas las instalaciones que puedan suponer un refugio de aves en régimen de libertad.

8. En relación con el viario previamente existente en zonas donde el propio terreno vulnera las servidumbres aeronáuticas o en zonas donde existe riesgo de vulneración de las servidumbres aeronáuticas, no se admiten nuevos elementos ni modificaciones de los mismos que supongan un aumento de altura.

Artículo 63.- Estudio de Seguridad Aeronáutica (NAD).

En virtud de lo dispuesto en los dos artículos anteriores de la presente Normativa, los proyectos de construcción que desarrollen las determinaciones del presente Plan Territorial Especial deberán llevar aparejados un estudio de seguridad aeronáutica, el cual deberá ir firmado por técnicos competentes en la materia, ir visado por el colegio correspondiente y ser finalmente remitido a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para su revisión.

Para aquellas zonas en las que las nuevas infraestructuras vulneren servidumbres aeronáuticas, con anterioridad a la aprobación y ejecución de los proyectos constructivos, es preceptiva la aceptación por AESA de un estudio aeronáutico, que garantice la seguridad de las operaciones aéreas, tras informe técnico de AENA Aeropuertos, sin que, en ningún caso puedan aumentarse las vulneraciones previamente existentes de las superficies de aproximación, de transición o de ascenso en el despegue.

Artículo 64.- Elementos perturbadores de las instalaciones radioeléctricas (NAD).

Cualquier emisor radioeléctrico u otro tipo de dispositivo que pudiera dar origen a radiaciones electromagnéticas perturbadoras del normal funcionamiento de las instalaciones radioeléctricas aeronáuticas en las zonas de servidumbre delimitadas por las mismas, requerirá de la correspondiente autorización.

Para ello, deberá disponerse del estudio favorable de compatibilidad electromagnética entre las señales emitidas por la instalación objeto de estudio y las empleadas en navegación aérea, tanto a nivel de frecuencia como de potencia, debiendo este ser realizado por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información.

Igualmente en los ámbitos más próximos a las pistas se evitarán actividades que produzcan humo, niebla, perturbaciones radioeléctricas o cualquier otro fenómeno que suponga riesgo para las aeronaves.

TÍTULO TERCERO

DETERMINACIONES PARTICULARES PARA LA EJECUCIÓN

DE NUEVA INFRAESTRUCTURA VIARIA

Artículo 65.- Ámbito de aplicación y objeto (R).

El ámbito de aplicación del Título Tercero es aquellos ámbitos viarios definidos en el Título Primero, que comporten la ejecución de nueva infraestructura viaria.

Su regulación tiene por objeto establecer las determinaciones particulares de aplicación a dichos ámbitos viarios definidos, de modo complementario a las de carácter general, establecidas en el Título Segundo.

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES ESPECÍFICAS EN MATERIA DE DESARROLLO

DE INFRAESTRUCTURAS Y SEGURIDAD

ESCENARIO CON VARIANTE AEROPORTUARIA

Artículo 66.- Ámbito Viario 1: Nuevo Acceso a Telde desde la GC-3. Régimen de usos y criterios de actuación (R).

1. Para la nueva infraestructura objeto de la ordenación prevista para este ámbito viario se dispondrá la delimitación del dominio público, servidumbre, afección y línea límite de la edificación.

En los tramos en túnel, estructuras, puentes y viaductos, las líneas de limitación de la propiedad se reducirán a dominio público en la proyección en planta del punto más alto de la montera, en el caso de los túneles, y en la proyección horizontal del punto medio, en los restantes casos, y se conectará con la de servidumbre una vez superado el túnel estructura, puente o viaducto, mediante una curva hiperbólica.

El dominio público y la línea límite de edificación para el Nuevo Acceso a Telde desde la GC-3 serán definidos gráficamente por los correspondientes proyectos de construcción.

El desarrollo de la ordenación prevista posibilitará la implantación de la infraestructura viaria, junto a aquellos elementos funcionales e instalaciones que tengan por objeto su correcta explotación.

En cuanto al régimen de usos de los terrenos ocupados, se acogerán en cuanto a sus usos principales, compatibles y prohibidos, a lo dispuesto para las zonas de dominio público, servidumbre y afección establecidas por la Ley de Carreteras de Canarias, o legislación sectorial vigente en todo caso.

En cuanto a las condiciones de implantación generales se tendrá en cuenta lo siguiente:

El trazado de la vía, en planta y alzado, sus secciones-tipo, ubicación definitiva y tipología de los enlaces, estructuras, túneles y viaductos, y demás elementos y aspectos necesarios e inherentes a la vía serán definidos en los correspondientes proyectos de trazado y/o construcción.

Se desarrollará el corredor a partir de una sección tipo adecuada para el tronco de una autovía de dos carriles por sentido como mínimo, debiendo contemplarse la previsión de una ampliación hasta un máximo de tres carriles por sentido.

El ancho del carril en cualquier tramo del tronco de la vía será de 3,5 metros, salvo especificación contraria.

Finalmente, la calificación de los terrenos ocupados por la vía, junto con su zona de dominio público, corresponderá como de Sistema General de Infraestructura Viaria, con categorización de suelo rústico de protección de infraestructuras y equipamientos, para aquellos suelos cuya clasificación corresponda con la de suelo rústico. En los demás casos, prevalecerá la clasificación y categorización preexistentes.

Artículo 67.- Ámbito Viario 2: Conexión con la GC-100. Régimen de usos y criterios de actuación (R).

1. Para la nueva infraestructura objeto de la ordenación prevista para este ámbito viario se dispondrá la delimitación del dominio público, servidumbre, afección y línea límite de la edificación.

El dominio público y la línea límite de edificación para la Conexión con la GC-100 serán definidos gráficamente por los correspondientes proyectos de construcción.

El desarrollo de la ordenación prevista posibilitará la implantación de la infraestructura viaria, junto a aquellos elementos funcionales e instalaciones que tengan por objeto su correcta explotación.

En cuanto al régimen de usos de los terrenos ocupados, se acogerán en cuanto a sus usos principales, compatibles y prohibidos, a lo dispuesto para las zonas de dominio público, servidumbre y afección establecidas por la Ley de Carreteras de Canarias, o legislación sectorial vigente en todo caso.

En cuanto a las condiciones de implantación generales se tendrá en cuenta lo siguiente:

El trazado de la vía, en planta y alzado, sus secciones-tipo, ubicación definitiva y tipología de los enlaces, estructuras, túneles y viaductos, y demás elementos y aspectos necesarios e inherentes a la vía serán definidos en los correspondientes proyectos de trazado y/o construcción.

Se desarrollará a priori el corredor disponiendo una sección tipo adecuada para una carretera convencional de un carril por sentido.

El ancho del carril en cualquier tramo del tronco de la vía será de 3,5 metros, salvo especificación contraria.

Finalmente, la calificación de los terrenos ocupados por la vía, junto con su zona de dominio público, corresponderá como de Sistema General de Infraestructura Viaria, con categorización de suelo rústico de protección de infraestructuras y equipamientos, para aquellos suelos cuya clasificación corresponda con la de suelo rústico. En los demás casos, prevalecerá la clasificación y categorización preexistentes.

Artículo 68.- Ámbito Viario 3: Variante de San José de Las Longueras. Régimen de usos y criterios de actuación (R).

1. Para la nueva infraestructura objeto de la ordenación prevista para este ámbito viario se dispondrá la delimitación del dominio público, servidumbre, afección y línea límite de la edificación.

El dominio público y la línea límite de edificación para la Variante de San José de Las Longueras serán definidos gráficamente por los correspondientes proyectos de construcción.

El desarrollo de la ordenación prevista posibilitará la implantación de la infraestructura viaria, junto a aquellos elementos funcionales e instalaciones que tengan por objeto su correcta explotación.

En cuanto al régimen de usos de los terrenos ocupados, se acogerán en cuanto a sus usos principales, compatibles y prohibidos, a lo dispuesto para las zonas de dominio público, servidumbre y afección establecidas por la Ley de Carreteras de Canarias, o legislación sectorial vigente en todo caso.

En cuanto a las condiciones de implantación generales se tendrá en cuenta lo siguiente: El trazado de la vía, en planta y alzado, sus secciones-tipo, ubicación definitiva y tipología de los enlaces, estructuras, túneles y viaductos, y demás elementos y aspectos necesarios e inherentes a la vía serán definidos en los correspondientes proyectos de trazado y/o construcción.

Se desarrollará a priori el corredor disponiendo una sección tipo adecuada para una carretera convencional de dos carriles por sentido, y dentro de lo posible, con limitación de accesos.

El ancho del carril en cualquier tramo del tronco de la vía será de 3,5 metros, salvo especificación contraria.

Finalmente, la calificación de los terrenos ocupados por la vía, junto con su zona de dominio público, corresponderá como de Sistema General de Infraestructura Viaria, con categorización de suelo rústico de protección de infraestructuras y equipamientos, para aquellos suelos cuya clasificación corresponda con la de suelo rústico. En los demás casos, prevalecerá la clasificación y categorización preexistentes.

Artículo 69.- Ámbito Viario 4: Conexión con el Polígono Industrial del Goro. Régimen de usos y criterios de actuación (R).

1. Para la nueva infraestructura objeto de la ordenación prevista para este ámbito viario se dispondrá la delimitación del dominio público, servidumbre, afección y línea límite de la edificación.

En los tramos en túnel, estructuras, puentes y viaductos, las líneas de limitación de la propiedad se reducirán a dominio público en la proyección en planta del punto más alto de la montera, en el caso de los túneles, y en la proyección horizontal del punto medio, en los restantes casos, y se conectará con la de servidumbre una vez superado el túnel estructura, puente o viaducto, mediante una curva hiperbólica.

El dominio público y la línea límite de edificación para la Conexión con el Polígono Industrial del Goro serán definidos gráficamente por los correspondientes proyectos de construcción.

El desarrollo de la ordenación prevista posibilitará la implantación de la infraestructura viaria, junto a aquellos elementos funcionales e instalaciones que tengan por objeto su correcta explotación.

En cuanto al régimen de usos de los terrenos ocupados, se acogerán en cuanto a sus usos principales, compatibles y prohibidos, a lo dispuesto para las zonas de dominio público, servidumbre y afección establecidas por la Ley de Carreteras de Canarias, o legislación sectorial vigente en todo caso.

En cuanto a las condiciones de implantación generales se tendrá en cuenta lo siguiente: el trazado de la vía, en planta y alzado, sus secciones-tipo, ubicación definitiva y tipología de los enlaces, estructuras, túneles y viaductos, y demás elementos y aspectos necesarios a la vía serán definidos en los correspondientes proyectos de trazado y/o construcción.

Se desarrollará a priori el corredor disponiendo una sección tipo adecuada para una carretera convencional de un carril por sentido, y dentro de lo posible, con limitación de accesos.

El ancho del carril en cualquier tramo del tronco de la vía será de 3,5 metros, salvo especificación contraria.

Finalmente, la calificación de los terrenos ocupados por la vía, junto con su zona de dominio público, corresponderá como de Sistema General de Infraestructura Viaria, con categorización de suelo rústico de protección de infraestructuras y equipamientos, para aquellos suelos cuya clasificación corresponda con la de suelo rústico. En los demás casos, prevalecerá la clasificación y categorización preexistentes.

CAPÍTULO II

DISPOSICIONES ESPECÍFICAS EN MATERIA AMBIENTAL

Artículo 70.- Medidas arqueológicas específicas (ND).

Con carácter específico se tomarán las medidas que a continuación se señalan para cada elemento afectado directamente:

Elemento nº 2.- Estanque de forma cuadrangular excavado en lo alto de la loma, de bajo interés y en malas condiciones (término municipal de Las Palmas de Gran Canaria). La afección concreta a este elemento está por definir dado que puede que sobre el se pase en viaducto y definitivamente no se afecte. En el caso de que se viera afectado se tomarán las siguientes medidas:

* Se documentará la estructura antes de su posible modificación.

* Se repondrá el servicio si fuera necesario.

Elemento nº 4.- Estanque de planta rectangular parcialmente excavado en la ladera y construcción anexa en desuso de interés bajo y condición regular (término municipal de Telde). Se tomarán las siguientes medidas:

* Se documentará la estructura antes de su modificación.

* Se repondrá el servicio si fuera necesario.

Elemento nº 9.- Yacimiento arqueológico del Maipés de Jinámar (término municipal de Telde) de interés medio. Restos de necrópolis en los reductos de las coladas lávicas procedentes del volcán de Montaña Rajada, Sima de Jinámar y Montaña Quemada. Bienes de interés etnográfico en Finca Maipés. Tras la actualización de la Carta Arqueológica de Telde, en la que se hace una prospección arqueológica de superficie con detalle, la delimitación del Maipés de Jinámar varía, reduciéndose y quedando fuera del ámbito de afección del trazado. Este cambio de delimitación supone la no afección directa al citado yacimiento. El trazado discurriría por una zona degradada. No obstante, se recomienda un seguimiento arqueológico en obra, dado el interés del entorno (cercanía del yacimiento del Maipés de Jinámar, Montaña del Roso y Cruz de la Gallina), en concreto se tomarán las siguientes medidas:

* Antes de comenzar cualquier actuación se dará comunicación al Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria.

* Se balizará y señalizará el perímetro del yacimiento para evitar incidencias de durante el desarrollo de la obra.

* Si durante el seguimiento arqueológico se produce un hallazgo de interés arqueológico se tomarán las medidas que dicta el artículo 70 de la LPHC sobre régimen de hallazgos casuales. Se documentarán y balizarán los elementos a si aparecieran.

* Se primará su conservación, integración en la infraestructura si es posible o su documentación a través de una excavación arqueológica y traslado de restos encontrados.

Elemento nº 32.- Casa histórica de una planta, con cubierta plana de azotea y un balcón de madera volado a la que se le han añadido diferentes dependencias a la fábrica original por su lado oeste (término municipal de Telde). Este elemento se salva mediante túnel por lo que sus cualidades quedarán inalterables. De todas maneras se tomará la siguiente medida:

* Se tendrá especial cuidado durante las obras de verificar que no se altere la funcionalidad de este elemento.

Elemento nº 33.- Campana de agua. Construcción cilíndrica realizada en mampostería y cal que presenta una abertura superior por la que se accede a su interior. Dos pilares situados sobre la misma servirían de soporte a un torno o dispositivo similar, para la limpieza. Según la planimetría este elemento se encuentra en el borde de la vía propuesta por lo que podría verse afectado directamente. Se tomará la siguiente medida:

* Se estudiaría la viabilidad de adaptar el límite de la vía a la localización del elemento para conservarlo in situ.

Elemento nº 35.- Presa en desuso (término municipal de Telde), de interés medio y condición regular, formada por un muro de contención realizado en mampostería con mortero de cal y de forma escalonada. Se tomarán las siguientes medidas:

* Se recomienda la documentación exhaustiva del mismo a través de un amplio reportaje fotográfico, levantamiento topográfico y descriptivo.

* Antes de comenzar cualquier actuación se dará comunicación al Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria.

Elemento nº 36.- Finca de los Majanos (término municipal de Telde). Posibles hallazgos de material arqueológico en superficie de interés medio-alto aunque en malas condiciones. El trazado discurre en túnel por esta zona, por lo que puede afectar a este yacimiento arqueológico. Se tomará las siguientes medidas:

* Antes de comenzar cualquier actuación se dará comunicación al Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria.

* Una vez se redacte el proyecto constructivo se valorará la ubicación del yacimiento arqueológico con respecto al trazado para intentar que las pilas, estribos y otras infraestructuras no afecten a la zona.

* Se documentarán y balizarán los elementos que se encuentren en el entorno de la obra para asegurar su conservación con el desarrollo de la misma.

* Se llevará un seguimiento arqueológico en obra para controlar el hallazgo en subsuelo de algún área o elemento de interés, no visible en la superficie.

* Se primará su conservación, integración en la infraestructura si es posible y en otro caso la documentación a través de una excavación arqueológica y traslado e inventario de restos encontrados.

Elemento nº 37.- Zona arqueológica de Tara. Restos de material arqueológico en superficie de interés alto aunque en malas condiciones. Se tomará las siguientes medidas:

* Una vez se redacte el proyecto constructivo se valorará la ubicación del yacimiento arqueológico con respecto al trazado para valorar la afección y por tanto las medidas correctoras a tomar.

* Antes de comenzar cualquier actuación se dará comunicación al Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria.

* Se documentarán y balizarán los elementos que se encuentren en el entorno de la obra para asegurar su conservación con el desarrollo de la misma.

* En el caso de afección directa en alguna de las áreas que conforman el yacimiento, se determinará tras una inspección al terreno la necesidad de llevar a cabo unos sondeos arqueológicos previos a la obra o un seguimiento Arqueológico durante la misma.

* En cualquier caso, se llevará un seguimiento arqueológico en obra para controlar el hallazgo en subsuelo de algún área o elemento de interés, no visible en la superficie.

* Se primará su conservación, integración en la infraestructura si es posible y en otro caso la documentación a través de una excavación arqueológica y traslado e inventario de restos encontrados, en el caso de que se afecte algún resto de interés arqueológico.

Elemento nº 39.- Finca La Herradura, de naturaleza histórica de alto interés aunque en regulares condiciones (término municipal de Telde). Posible afección a infraestructuras agrarias. Se tomarán las siguientes medidas:

* Antes de comenzar cualquier actuación se dará comunicación al Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria.

* Se documentarán y balizarán los elementos que se encuentren en el entorno de la obra para asegurar su conservación con el desarrollo de la misma.

* Se llevará un seguimiento arqueológico en obra para controlar el hallazgo en subsuelo de algún área o elemento de interés, no visible en la superficie.

* Se primará su conservación, integración en la infraestructura si es posible y en otro caso la documentación a través de una documentación exhaustiva y traslado e inventario de restos encontrados.

* Se repondrán los servicios afectados.

Elemento nº 42.- Acequia en uso de medio interés y regular condición (término municipal de Telde). Este elemento se salva mediante túnel por lo que sus cualidades quedarán inalterables. De todas maneras se tomará la siguiente medida:

* Se tendrá especial cuidado durante las obras de verificar que no se altere la funcionalidad de este elemento, para lo que se balizará y señalizará durante el proceso de obra.

Elemento nº 45.- Los Májanos; finca agrícola histórica en desuso de interés medio y regular condición (término municipal de Telde). Este elemento se salva mediante túnel por lo que sus cualidades quedarán inalterables. De todas maneras se tomará la siguiente medida:

* Se tendrá especial cuidado durante las obras de verificar que no se altere este elemento, para lo que se balizará y señalizará durante el proceso de obra.

Elemento nº 46.- Almacén de Bonny (término municipal de Telde). Este elemento se salva mediante túnel por lo que sus cualidades quedarán inalterables. De todas maneras se tomará la siguiente medida:

* Se tendrá especial cuidado durante las obras de verificar que no se altere la funcionalidad de este elemento, para lo que se balizará y señalizará durante el proceso de obra.

Elemento nº 59.- Zona Arqueológica del Barranco de Silva (término municipal de Telde) que es un conjunto de cuevas artificiales de habitación situadas en la pared norte del barranco. El trazado propuesto atraviesa la zona delimitada como B.I.C.. El interés el alto aunque en desuso y en malas condiciones. Tras la actualización de la Carta Arqueológica de Telde, se concretan y definen los yacimientos arqueológicos que integran el BIC. El yacimiento denominado Silva II: Cuevas de Jerez (26063) es el que se localiza en el entorno más cercano al trazado, sin verse afectado directamente, de todas maneras se tomarán las siguientes medidas específicas:

* Antes de comenzar cualquier actuación se dará comunicación y se pedirá autorización al Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria, siguiendo los términos que al efecto disponen los artículos 55 a 57 de la LPHC, o en su caso la legislación vigente que le sea de aplicación.

* Una vez se redacte el proyecto constructivo se valorará la ubicación del yacimiento arqueológico con respecto al trazado para valorar la afección y por tanto las medidas correctoras a tomar.

* Se documentarán y balizarán los elementos que se encuentren en el entorno de la obra para asegurar su conservación con el desarrollo de la misma.

* En el caso de afección directa en alguna de las áreas que conforman el yacimiento, se determinará tras una inspección al terreno la necesidad de llevar a cabo unos sondeos arqueológicos previos a la obra o un seguimiento arqueológico durante la misma.

* En cualquier caso, se llevará un seguimiento arqueológico en obra para controlar el hallazgo en subsuelo de algún área o elemento de interés, no visible en la superficie.

* Se primará su conservación, integración en la infraestructura si es posible y en otro caso la documentación a través de una excavación arqueológica y traslado e inventario de restos encontrados, en el caso de que se afecte algún resto de interés arqueológico.

Elemento nº 60.- El Pueblo Chico (término municipal de Telde), constituido por casas y alpendres en desuso de interés medio-bajo y en malas condiciones. Se tomarán las siguientes medidas:

* Antes de comenzar cualquier actuación se dará comunicación al Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria.

* Se llevará a cabo un trabajo de documentación previo a la obra y de su posible desaparición. El trabajo de documentación constará de un completo registro gráfico a través de fotografía, dibujo y fotografía y de una amplia descripción.

Sin perjuicio de lo anterior, se estará asimismo a lo que determine el Plan Territorial Especial del Patrimonio (PTE-6).

CAPÍTULO III

DISPOSICIONES ESPECÍFICAS EN MATERIA DE SERVIDUMBRE ACÚSTICA

Artículo 71.- Definición de las zonas de servidumbre acústica.

Otorgando cumplimiento a lo establecido por el Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, por el que se desarrolla la Ley 37/2003, de Ruido, en lo referente a la zonificación acústica, objetivos de calidad y emisiones acústicas, o en su caso a lo que disponga la legislación vigente que le sea de aplicación, se procede a definir las zonas de servidumbre acústica para cada una de las infraestructuras viarias propuestas por la ordenación del presente Plan (NAD).

Las zonas de servidumbre acústica establecidas por el presente Plan tendrán carácter indicativo, sin perjuicio de que sean revisadas y definidas con mayor detalle en los proyectos que desarrollen las determinaciones del Plan, a una escala más adecuada, y en base a la definición de todos los elementos que formen parte de cada una de las vías previstas, se incluyen en la presente Normativa, así como en los Planos de Ordenación del presente Plan, las zonas de servidumbre acústica para cada uno de los ámbitos viarios propuestos, definidas según lo establecido en el Anexo de Servidumbres Acústicas a la Memoria Justificativa del presente Plan (ND).

Artículo 72.- Régimen de las zonas de servidumbre acústica (ND).

Con carácter general quedan gravados a efectos del cumplimiento de calidad acústica, los sectores del territorio afectados por las servidumbres acústicas delimitadas por el presente Plan, conforme a los correspondientes planos de ordenación.

En el marco del proyecto, o proyectos de desarrollo de la infraestructura y su eventual estudio de impacto ambiental, se implementará el oportuno Plan de Acción en materia de contaminación acústica destinado a cumplir con los límites de inmisión predeterminados en las áreas urbanizadas existentes.

El proyecto o los proyectos a través de los que se desarrollen las determinaciones del presente Plan podrán delimitar con mayor precisión las servidumbres fijadas por el mismo, teniendo los mismos efectos contemplados en este.

Las modificaciones, revisiones y adaptaciones del planeamiento general que contengan modificaciones de los usos del suelo posteriores a la aprobación del PTE del Nuevo Acceso a Telde desde la GC-3 y su prolongación hacia el sur, vendrán obligadas a la revisión de la zonificación acústica en el correspondiente ámbito territorial. Las nuevas áreas acústicas así delimitadas deberán ser compatibles, a efectos de calidad acústica, con las zonas de servidumbre acústica establecidas en este PTE, debiendo adoptarse por el planeamiento general cuantas acciones sean necesarias para lograr tal compatibilidad, en especial las referentes a los distintos regímenes de usos del suelo, de las actividades, instalaciones y edificaciones implantadas o que puedan implantarse conforme al modelo de ordenación

CAPÍTULO IV

DISPOSICIONES ESPECÍFICAS EN MATERIA DE SERVIDUMBRES DE DEFENSA

Artículo 73.- Afección a la Zona de Seguridad Próxima de la Escuadrilla de Telecomunicaciones y Centro de Emisores del Mando Aéreo de Canarias (Destacamento de El Goro) (ND).

Los proyectos de construcción que desarrollen las determinaciones del Plan Territorial Especial, deberán proponer la ejecución de las siguientes medidas correctoras por la afección a la Zona de Seguridad Próxima de la Escuadrilla de Telecomunicaciones y Centro de Emisores del Mando Aéreo de Canarias (Destacamento de El Goro).

Estas medidas correctoras observarán la implantación de un sistema de seguridad y reforzamiento del vallado de protección.

Se propone implantar un Sistema de Seguridad que incluya: CCTV, Videointerfonía, Centro de Control, vallado de protección e instalación de sensores de presencia en el vallado.

Por su parte, el reforzamiento del vallado perimetral de seguridad para la instalación militar se podrá dimensionar con características similares a las del vallado existente en las dependencias aledañas del Centro Emisor/Receptor de AENA.

En todo caso, el sistema de seguridad y reforzamiento del vallado de protección que se proyecte deberá contar con el visto bueno del Ministerio de Defensa.

Artículo 74.- Aprobación de los proyectos de construcción por parte del Ministerio de Defensa (NAD).

Los proyectos constructivos que desarrollen las determinaciones del presente Plan deberán contar con el visto bueno del Ministerio de Defensa.

TÍTULO CUARTO

EJECUCIÓN Y GESTIÓN

Artículo 75.- Enunciamiento del sistema de ejecución (NAD).

En virtud de lo dispuesto en el artículo 97 del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, aprobada por Decreto Legislativo 1/2000, se determina para el presente Plan Territorial Especial que el sistema de ejecución pública a utilizar es el Sistema de Expropiación, tanto para suelos urbanos, urbanizables, rústicos y sistemas generales, dado que el instrumento que se desarrolla es un Plan Territorial Especial de Infraestructuras de carácter público para el cual prevalece el interés general.

La identificación y valoración de las expropiaciones necesarias para llevar a cabo la ejecución de las infraestructuras viarias ordenadas por el presente Plan Territorial Especial se realizará cuando estén aprobados los proyectos de trazado y/o construcción que lo desarrollen, conforme a lo dispuesto en la legislación sectorial de carreteras.

Artículo 76.- Prioridad en las fases de ejecución de las determinaciones del Plan (NAD).

Con carácter prioritario se desarrollará la ejecución de las actuaciones previstas correspondientes a la Vía del Nuevo Acceso a Telde, junto con su vía complementaria Variante de San José de Las Longueras.

En el Anteproyecto que se redacte una vez aprobado definitivamente el instrumento de ordenación, se procederá a tramificar la Vía del Nuevo Acceso a Telde, de forma que puedan ser desarrollados y aprobados proyectos constructivos independientes para cada uno de los tramos en los que se divida el corredor viario, dependiendo de las disposiciones presupuestarias.

Artículo 77.- Trámite de consulta de los proyectos de ejecución (NAD).

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 16.1 de la Ley de Carreteras y sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 11, letra b) del número 1, del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, o en su caso, de la legislación vigente que sea de aplicación, se remitirán a trámite de consulta a las Administraciones Públicas territoriales afectadas, los proyectos de ejecución que desarrollen las determinaciones del presente Plan, cuando tengan suficiente grado de desarrollo.

En el caso de existir discrepancias manifestadas, la conclusión del trámite de consulta se llevará a cabo atendiendo a lo dispuesto en el artículo 11, número 6, del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, o en su caso de la legislación vigente que le sea de aplicación, por el que se dispone que la conclusión del, trámite de consulta sin superación de las discrepancias manifestadas durante el mismo no impide la continuación y terminación del procedimiento, previa la adopción y notificación por la Administración actuante de resolución justificativa de los motivos que han impedido alcanzar, a su juicio, una definición acordada del interés público.

DISPOSICIÓN ADICIONAL ÚNICA

Eficacia de las determinaciones del PTE.

1.- Con carácter general, serán de directa aplicación desde la entrada en vigor del PTE, todas aquellas disposiciones que puedan aplicarse sin necesidad de la previa adaptación del planeamiento urbanístico. En particular, serán inmediatamente aplicables las Normas de Aplicación Directa (NAD).

2.- Sin perjuicio de lo establecido en la disposición transitoria, la aplicación de las restantes determinaciones requerirán la previa adaptación de los instrumentos de planeamiento urbanístico, debiéndose justificar expresamente en caso contrario.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA ÚNICA

Modificaciones puntuales de Planes no adaptados.

En el caso de que los instrumentos de ordenación urbanística de los municipios de Las Palmas de Gran Canaria y Telde propongan realizar modificaciones puntuales que contradigan las determinaciones del PTE o pusieran trabas a su desarrollo, deberá ser justificado de forma expresa en el caso de que no fueren asumidas las determinaciones con incidencia territorial del presente Plan, a tenor de lo dispuesto en el artículo 15 del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio y de Espacios Naturales de Canarias.

DISPOSICIÓN FINAL ÚNICA

Entrada en vigor.

El presente PTE entrará en vigor con la íntegra publicación de la normativa en el Boletín Oficial de Canarias, que se acompañará como anexo del acuerdo de aprobación definitiva.

ANEXO CARTOGRAFÍA

CON EFICACIA NORMATIVA

I ZONIFICACIÓN

II SERVIDUMBRES AERONÁUTICAS

III SERVIDUMBRES DE DEFENSA

Este documento contiene un PDF, para descargarlo pulse AQUI


No hay versiones para esta norma