Resolución de 30 de octubre de 1995, por la que se aprueba una ordenanza municipal tipo, reguladora del ruido y las vibraciones. - Diario Oficial de Cataluña de 10-11-1995

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Cataluña
  • Estado: VIGENTE
  • Fecha de entrada en vigor: 10/11/1995
  • Boletín: Diario Oficial de Cataluña Número 0
  • Fecha de Publicación: 10/11/1995
  • Esta norma NO ha sido modificada legislativamente

Preambulo

Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya Núm. 2126 - 10.11.1995

El ruido y las vibraciones son elementos de contaminación susceptibles de afectar a la salud de las personas y a su calidad de vida.

La multiplicación de focos emisores, la heterogeneidad de las actividades que los generan y la complejidad de las técnicas de control que requieren dificulta la actuación de los poderes públicos encargados de su regulación y gestión.

Se trata de elementos de perturbación con efectos sobre ámbitos espaciales reducidos y que se originan, salvo alguna excepción, en focos sometidos preferentemente a la acción pública del municipio, y es por ello que la actuación en esta materia es atribuida a estos entes locales.

Considerando que, por un lado, muchos municipios de Cataluña no disponen de regulaciones específicas sobre el ruido y las vibraciones y otros disponen de regulaciones insuficientes o técnicamente desfasadas y que los ciudadanos reclaman una acción más decidida y rigurosa de la Administración en defensa de su salud y tranquilidad.

En consecuencia, mientras no se establezcan normas generales de calidad ambiental sobre esta materia, y con el objetivo de facilitar la regulación del ruido y las vibraciones a los municipios de Cataluña v que dispongan de unas prescripciones técnicas de medida comunes que permitan la comparación de los valores en todo el territorio de Cataluña.

Visto el informe de la Comisión de Gobierno Local de Cataluña, resuelvo:

  1. Aprobar la Ordenanza municipal tipo reguladora del ruido y las vibraciones, que figura como anexo.

  2. La Ordenanza que se aprueba podrá ser adoptada por los municipios íntegramente o bien adecuándola a sus peculiaridades y necesidades.

Barcelona, 30 de octubre de 1995.

 

Albert Vilalta I González, Consejero de Medio Ambiente.


Ordenanza de ruidos y vibraciones.
CAPÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES.
Artículo 1. Objeto de la Ordenanza.

1.1 El objeto de esta Ordenanza es establecer, en el marco de la legislación vigente sobre medio ambiente y de protección de la salud y urbanística, los objetivos de calidad ambiental y regular las actuaciones municipales específicas en materia de ruidos y vibraciones.

1.2 Esta regulación específica se aplica sin perjuicio de las demás actuaciones municipales en las materias conexas con las cuales, sin embargo, se armonizarán.


Artículo 2. Ámbito de aplicación.

Esta regulación se aplica a cualquier actividad pública o privada que origine ruidos y/o vibraciones que esté emplazada o se ejerza en el ámbito del término municipal, como por ejemplo el tráfico, las máquinas, las instalaciones, las obras, etc.


Artículo 3. Acción pública.

Para la exigencia del cumplimiento de las determinaciones de esta Ordenanza ante de la Administración municipal están legitimados todos los vecinos y residentes en el municipio.


Artículo 4. Programa de actuación.

La acción municipal se concretará en un programa general de actuación basado en los siguientes principios y criterios:

  1. Prevención, corrección y mejora.

  2. Información.

  3. Concienciación.


CAPÍTULO II. OBJETIVOS DE CALIDAD.
Artículo 5. Objetivos.

Los objetivos generales de esta regulación son los siguientes:

  1. Integrar, en el conjunto de la acción de policía administrativa que ejerce el ayuntamiento, los requerimientos de calidad de vida, de protección y mejora del medio ambiente y de la salud.

  2. Ordenar la conducta de los ciudadanos hacia el respeto a los objetivos de calidad que se señalan en el apartado anterior.

  3. Establecer los sistemas, procedimientos e instrumentos de actuación necesarios para una intervención eficiente en esta función.


Artículo 6. Definiciones.

6.1 Emisión e incisión:

La contaminación producida por el ruido y por las vibraciones se denomina "emisión" a la salida de los focos e "incisión" al lugar de sus efectos o centros receptores.

6.2 Se entiende por incisión en el ambiente exterior la contaminación producida por el ruido y las vibraciones provenientes de uno o varios focos emisores situados en el medio exterior del centro receptor.

6.3 Se entiende por incisión en el ambiente interior la contaminación producida por el ruido y las vibraciones provenientes de uno o varios focos emisores situadas en el mismo edificio o en edificios contiguos al centro receptor.


Artículo 7. Determinación de los niveles de evaluación.

7.1 Las incisiones y las emisiones se determinan mediante los niveles de evaluación.

7.2 Los niveles de evaluación se determinan separadamente por:

  1. La incisión en el ambiente exterior producida por el tránsito rodado (anexo 1).

  2. La incisión en el ambiente exterior producida por las actividades y el vecindario (anexo 2).

  3. La inmisión en el ambiente interior producida por las actividades y el vecindario (anexo 3).

  4. La inmisión de vibraciones en el ambiente interior (anexo 4).

  5. La emisión de ruido de las actividades en el ambiente exterior (anexo 2).

  6. La emisión de ruido de los vehículos (anexo 5).

  7. La emisión de ruido de la maquinaria (anexo 6).


Artículo 8. Zonas de sensibilidad acústica.

8.1 Se entiende por zona de sensibilidad acústica aquella parte del territorio que presenta una misma percepción acústica

8.2 La delimitación de cada una de las zonas de sensibilidad acústica la fija el ayuntamiento según la siguiente zonificación:

  1. Zona de alta sensibilidad acústica: comprende todos los sectores del territorio que admiten una protección alta contra el ruido.

  2. Zona de moderada sensibilidad acústica: comprende todos los sectores del territorio que admiten una percepción de nivel sonoro medio.

  3. Zona de baja sensibilidad acústica: comprende los sectores del territorio que admiten una percepción de nivel sonoro elevado.

8.3 Zona de servidumbre: comprende los sectores del territorio afectados por servidumbres sonoras en favor de sistemas generales de infraestructuras viarias, ferroviarias u otros equipos públicos que la reclamen.

8.4 El ayuntamiento puede establecer otras zonas específicas cuando los usos del suelo o la concurrencia de circunstancias especiales lo justifiquen.


Artículo 9. Valores guía de inmisión.

9.1 Los valores guía de inmisión son los niveles de evaluación máximos recomendados en el ambiente exterior o en el ambiente interior y son fijados en función del período horario y de la zona de sensibilidad acústica.

9.2 Los valores guía de inmisión en el ambiente exterior son los siguientes:

Valores guía de inmisión ambiente exterior (*)

Z = Zonas sensibilidad acústica

(1) De 7 a 22horas LAr en dBA

(2) De 22 a 7 horas LAr en dBA

Z(1)(2)
A6050
B6555
C7060
D Otras zonas específicas (**)

(*) En las vías v travesías urbanas donde la intensidad media de vehículos diaria es igual o superior a 25.000 vehículos, los valores guía de inmisión en el ambiente exterior se incrementan en 5 dBA.

(**) En las zonas específicas establecidas por el ayuntamiento de acuerdo con lo que dispone el artículo 8.4 los valores guía de incisión en el ambiente exterior son los que fija el propio ayuntamiento en el acto de delimitación.

9.3 Zona de servidumbre:

La zona de servidumbre sonora derivada de la existencia o previsión de focos emisores de ruido y/o vibraciones, como pueden ser las infraestructuras viarias, las ferroviarias u otros equipos públicos que lo reclamen, será delimitada por el ayuntamiento.

La zona de servidumbre comprenderá el territorio del entorno del foco emisor y se delimitará en los puntos del territorio, o curva isófona, donde se midan los valores guía de inmisión en el ambiente exterior que correspondan de acuerdo con las zonas de sensibilidad acústica.

Así, si por la zona de sensibilidad acústica A transcurre una autopista, la zona de servidumbre derivada de ésta comprenderá el territorio del entorno de la autopista hasta los puntos del territorio delimitado por la curva isófona 60 dBA.

9.4 Los valores guía de inmisión en el ambiente interior son los siguientes:

Valores guía de inmisión ambiente interior

Z = Zonas sensibilidad acústica

(1) De 7 a 22 horas LAr en dBA

(2) De 22 a 7 horas LAr en dBA

Z(1)(2)
A3025
B3530
C4035

9.5 Los valores guía de inmisión a las vibraciones en el ambiente interior son los siguientes:

Valores guía de inmisión a las vibraciones

Z = Zonas sensibilidad acústica

ZLAw en dB
A75
B80
C85

9.6 Estas medidas se realizarán de acuerdo con las prescripciones técnicas que figuran en los anexos 1, 2,3 y 4.


Artículo 10. Valores límite de emisión.

10.1 Para la emisión de ruido de las nuevas actividades son de aplicación los valores guía de inmisión en el ambiente exterior que establece el artículo 9.2.

10.2 Los valores límite de la emisión de ruido de los vehículos a motor y de las motocicletas son los siguientes:

  1. Nivel sonoro del vehículo a motor en movimiento.

    Valores límite de emisión de los vehículos a motor en movimiento

    Tipo de vehículoEn dBA
    Vehículos destinados al transporte de personas, con un máximo de 9 asientos, incluido el del conductor74.
    Vehículos destinados al transporte de personas, con un máximo de 9 asientos, incluido el del conductor, y con una masa máxima autorizada no superior a 3.5 toneladas:
       con un motor de potencia inferior a 150 kW78.
       con un motor de potencia no inferior a 150 kW80.
    Vehículos destinados al transporte de personas y que estén equipados con más de 9 asientos, incluido el del conductor: vehículos destinados al transporte fe, mercancías:
       con una masa máxima autorizada no superior a 2 toneladas76.
       con una masa máxima autorizada entre 2 y 3,5 toneladas77.
    Vehículos destinados al transporte de mercaderías y con una masa máxima autorizada superior a 3,5 toneladas:
       con un motor de potencia inferior a 75 kW77.
       con un motor de potencia entre 75 kW y 150 kW78.
       con un motor de potencia no inferior a 150 kW80.

    Valores límite de emisión de las motocicletas en movimiento

    Categorías de motocicletas según la cilindrada (en cm3)En dBA
    Inferior o igual a 8075
    Superior a 80 e inferior o igual a 17577
    Superior a 17580
  2. Nivel sonoro del vehículo a motor parado.

    Valores límite de emisión de los vehículos a motor parados

    Son los que figuran en la ficha de homologación de cada tipo de vehículo a motor y motocicleta.

10.3 Estas medidas se realizarán de acuerdo con las prescripciones técnicas que figuran en los anexos 2 y 5.

10.4 La emisión sonora de la maquinaria utilizada en las obras públicas y en la construcción debe ajustarse a las prescripciones establecidas en la normativa de la Unión Europea.

10.5 La emisión sonora de los cortacéspedes debe ajustarse a las prescripciones establecidas en la Directiva 88/181 de la Unión Europea.

10.6 La emisión sonora de los sistemas de aviso no podrá exceder de 3 minutos. Finalizado este intervalo de tiempo. el sistema de aviso deberá ser de tipo luminoso


CAPÍTULO III. SISTEMAS DE ACTUACIÓN.
SECCIÓN I. ACCIÓN DE VIGILANCIA Y PREVENCIÓN.
Artículo 11. Vigilancia.

El ayuntamiento establecerá un sistema de medida periódica de los niveles de inmisión en el ambiente exterior, en todas y cada una de las zonas de sensibilidad acústica, con periodicidad bianual y hará públicos los resultados.


Artículo 12. Aislamiento acústico.

12.1 En los proyectos de construcción de edificaciones que se adjuntan a la petición de licencia urbanística se justificará el cumplimiento de la Norma NBE-CA/88.

12.2 En el acto de otorgamiento de la licencia urbanística se podrán fijar medidas de mayor aislamiento acústico cuando en el trámite de evaluación del proyecto se motive la conveniencia y la oportunidad y se justifique técnica y económicamente su viabilidad para conseguir los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.


Artículo 13. Licencia de actividades clasificadas.

13.1 Para las actividades potencialmente emisoras de ruidos y/o vibraciones, se debe adjuntar la solicitud de licencia municipal de actividades clasificadas un estudio acústico que se refiera a todos y cada uno de los focos emisores y una evaluación de las medidas adoptadas para garantizar que no se transmitirán al exterior, en las condiciones más desfavorables, unos valores de inmisión superiores a los fijados en el artículo 9.

13.2 En el acto de otorgamiento de la licencia y atendiendo a los resultados que ofrece la evaluación efectuada en el trámite del expediente, se podrán fijar unos valores guía de emisión en el ambiente exterior más rigurosos siempre que éstos se puedan obtener con la aplicación de técnicas o medidas asumibles por la empresa y de determinados según la metodología del anexo 2.

13.3 El estudio acústico tendrá el contenido mínimo siguiente:

  1. Descripción del local. especificando los usos de los locales adyacentes y su situación respecto a viviendas.

  2. Detalle de los focos sonoros y/o vibratorios.

  3. Estimación del nivel de emisión de estos focos en el interior y en el exterior de la actividad.

  4. En función de los datos anteriores, proyecto de aislamiento. donde constará el diseño de los elementos propuestos, con descripción de los materiales utilizados y detalles constructivos de montaje. Si la instalación proyectada comporta focos emisores situados a gran altura como por ejemplo sobre cubiertas, en chimeneas, cimas de silos, etc. el proyecto deberá tener en cuenta que la propagación del ruido puede manifestarse a larga distancia, y por lo tanto, se deberán especificar los elementos atenuantes adecuados para evitar que las inmisiones sonoras a larga distancia no superen los valores guía de inmisión fijados en el artículo 9.

  5. Justificación analítica o por ensayos del rendimiento de los elementos de aislamiento propuestos.

  6. Justificación de que el funcionamiento de la actividad no superará les valores guía de inmisión establecidos.

13.4 Instalados los elementos de aislamiento. se acreditará mediante certificación emitida por un técnico competente que no se superen los valores guía de inmisión fijados en el artículo 9 y determinados según la metodología de los anexos 2, 3 y 4.


SECCIÓN II. SANEAMIENTO ACÚSTICO.
Artículo 14. Medidas complementarias.

El ayuntamiento atenderá a los requerimientos de prevención, corrección y mejora de los niveles de evaluación, de acuerdo con la ordenación que se fije en el programa de actuación previsto en el artículo 4, mediante, entre otras, las siguientes actuaciones:

  1. Apantallamientos acústicos.

  2. Pavimentación de las vías de circulación urbana con materiales absorbentes.

  3. Equipos urbanos de baja emisión sonora.

  4. Gestión del tráfico.


Artículo 15. Medidas adicionales de saneamiento.

15.1 Sin perjuicio del régimen aplicable a las actividades sometidas a licencia municipal y que se fija en la disposición transitoria de esta Ordenanza, el ayuntamiento, previa instrucción del correspondiente expediente de evaluación técnica y económica, les podrá imponer las medidas adicionales que resulten necesarias para corregir situaciones concretas de inmisión en las que no sea posible cumplir los valores guía de inmisión fijados en esta Ordenanza con las medidas ordinarias.

15.2 Para hacer viable la aplicación de estas medidas adicionales y siempre que su coste suponga un esfuerzo económico difícilmente asumible por los afectados, el ayuntamiento arbitrará un sistema de ayudas con cargo al presupuesto municipal.


SECCIÓN III. INSPECCIÓN Y CONTROL.
Artículo 16. Atribuciones del ayuntamiento.

Corresponde al ayuntamiento ejercer el control del cumplimiento de esta Ordenanza, exigir la adopción de medidas correctoras necesarias, señalar limitaciones, realizar cuantas inspecciones sean necesarias y aplicar las sanciones correspondientes en caso de incumplimiento.


Artículo 17. Denuncias.

17.1 Las denuncias formuladas darán lugar a la apertura de las diligencias correspondientes con el fin de comprobar la veracidad de los hechos denunciados y, si es necesario, a la incoación del expediente sancionador correspondiente y se notificarán a los denunciantes las resoluciones que se adopten.

17.2 Al formalizar la denuncia se deberán facilitar los datos necesarios para que los órganos municipales competentes puedan realizar la comprobación correspondiente.


Artículo 18. Actuación inspectora.

18.1 El responsable del foco emisor está obligado a permitir el acceso al personal acreditado del ayuntamiento, con el fin de llevar a cabo la visita de inspección.

A estos efectos, los titulares de las actividades deberán hacer funcionar los focos emisores en la forma que se les indique, para que aquellos puedan proceder a las medidas y comprobaciones necesarias

18.2 De las comprobaciones efectuadas se levantará acta, de la cual se entregará una copia al titular o a la persona responsable de la actividad en el momento de la inspección. El acta dará lugar, si es el caso, a la incoación del correspondiente expediente sancionador, en el cual con audiencia del interesado, se determinarán, además, las medidas correctoras necesarias.

18.3 Cuando se superen en 15 unidades los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9 o cuando el titular o responsable de la actividad haya sido sancionado por el mismo motivo durante el último año, podrán proponerse cómo medidas preventivas el precinto de los focos emisores ó la suspensión de la actividad durante la tramitación y resolución del expediente sancionador.


SECCIÓN IV. INFRACCIONES Y SANCIONES.
Artículo 19. Infracciones administrativas.

19.1 Se consideran infracciones administrativas las acciones y las omisiones que contravienen las obligaciones establecidas en esta Ordenanza.

19.2 Las infracciones se clasifican en leves, graves y muy graves. de conformidad con la tipificación establecida en los siguientes artículos.


Artículo 20. Tipificación de las infracciones.

20.1 Se tipifican como infracciones administrativas en materia de actividades sometidas a licencia municipal. las siguientes:

20.1.1 Muy graves:

El falseamiento de los certificados técnicos.

Superar en más de 10 unidades los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.

Poner en funcionamiento focos emisores cuando se hubiese ordenado su precinto o clausura.

La reincidencia en infracciones graves.

20.1.2 Graves:

Superar en más de 5 unidades los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.

No disponer del aislamiento acústico y/o vibratorio impuesto en la licencia.

Ampliar sin licencia las actividades susceptibles de producir molestias por ruidos y/o vibraciones.

Desatender los requerimientos municipales para la corrección de las deficiencias observadas.

La negativa o resistencia a la tarea de inspección y de vigilancia de la Administración.

La negativa o la resistencia a suministrar datos o a facilitar la información solicitada por las autoridades competentes ó por sus agentes en el cumplimiento de sus funciones, y también el suministro de información o documentación falsa. inexacta, incompleta o que induzca a error, implícitamente o explícitamente.

Poner en funcionamiento focos emisores cuando se haya limitado el tiempo.

La reincidencia en infracciones leves.

20.1.3 Leves:

Superar hasta 5 unidades los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.

Cualquier otra infracción no tipificada en los apartados anteriores.

20.2 Se tipifican como infracciones administrativas en materia de acciones singulares, capítulo 4, las siguientes:

20.2.1 Graves:

Superar en más de 5 unidades los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.

Superar en más de 5 unidades los valores límite de emisión de los vehículo establecidos en el artículo 10.

Ejercer la actividad sin la preceptiva autorización municipal.

No presentar el vehículo para su reconocimiento e inspección.

La reincidencia en infracciones leves.

20.2.2 Leves:

Superar hasta 5 unidades les valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.

Superar hasta 5 unidades los valores límites de emisión de los vehículos establecidos en el artículo 10.

Incumplir el horario fijado.

Cualquier otra infracción no tipificada en los apartados anteriores.


Artículo 21. Personas responsables.

Son responsables de las infracciones:

Los titulares de las licencias o autorizaciones municipales.

Los explotadores de la actividad.

Los técnicos que entreguen los certificados correspondientes.

El titular del vehículo ó su conductor.

El causante de la perturbación.


Artículo 22. Sanciones.

La imposición de las sanciones previstas en esta Ordenanza se regirá por la normativa vigente en materia de procedimiento sancionador de aplicación por los entes locales.


Artículo 23. Clases de sanciones.

Las sanciones que se pueden imponer son las siguientes:

  1. Multa.

  2. Suspensión de la actividad, total o parcial.

  3. Retirada temporal o definitiva de la licencia.


Artículo 24. Cuantía de las sanciones.

24.1 Las infracciones muy graves serán sancionadas con multas de 25.000 a 1.000.000 de ptas.

24.2 Las infracciones graves serán sancionadas con multas de 15.000 a 500.000 ptas.

24.3 Las infracciones leves serán sancionadas con multas de 1.000 a 150.000 ptas.


Artículo 25. Otras sanciones imponibles.

25.1 Por las infracciones muy graves también se podrá aplicar cualquiera de las sanciones siguientes:

  1. Clausura de la actividad.

  2. Retirada temporal o definitiva de la licencia.

  3. Suspensión temporal de la actividad.

  4. Precintó de focos emisores.

25.2 Por las infracciones graves también se podrá aplicar cualquiera de las siguientes sanciones:

  1. Suspensión temporal de la actividad.

  2. Precinto de focos emisores.


Artículo 26. Graduación de las sanciones.

Las sanciones correspondientes a cada clase de infracción se gradúan teniendo en cuenta los siguientes criterios, que pueden ser apreciados separada o conjuntamente.

  1. La afectación de la salud de las personas.

  2. La alteración social a causa del hecho infractor.

  3. La posibilidad de restablecimiento de la realidad fáctica.

  4. El beneficio derivado de la actividad infractora.

  5. El grado de malicia del causante de la infracción

  6. El grado de participación en el hecho por título diferente del anterior.

  7. La capacidad económica del infractor.

  8. La reincidencia.


Artículo 27.

27.1 La autoridad municipal competente ordenará la incoación de los expedientes sancionadores e impondrá las sanciones que correspondan.

27.2 La multa será compatible con la aplicación de otras sanciones cuando corresponda.

27.3 No tendrá carácter de sanción la clausura o el cierre de la actividad que no disponga de licencia. Tampoco tendrá carácter de sanción la suspensión cautelar del funcionamiento de lo actividad, hasta que se rectifiquen los defectos o se cumplan los requisitos legales exigidos.


Artículo 28.

Por ejercer nuevamente lo actividad que haya sido clausurada o precintado, en porte o en la totalidad, será indispensable encontrarse en posesión de la licencia que ampare la actividad en su totalidad y estado real y también que se adapte al proyecto en base al cual se otorgó dicha licencia, debiéndose justificar su adecuación mediante el correspondiente certificado técnico. En caso contrario, no se podrá volver o ejercer lo actividad, aunque hayo transcurrido el plazo impuesto en la medida aplicada.


CAPÍTULO IV. ACCIONES SINGULARES.
SECCIÓN I. VEHÍCULOS A MOTOR.
Artículo 29.

Todo vehículo de tracción mecánica deberá tener en buenas condiciones de funcionamiento los órganos capaces de producir ruidos con la finalidad de que el nivel sonoro emitido por el vehículo con el motor en funcionamiento no exceda de los valores límite de emisión establecidos en el artículo 10.


Artículo 30.

30.1 Se prohibe forzar los marchas de los vehículos o motor produciendo ruidos molestos como aceleraciones innecesarias, forzar el motor en pendientes, etc.

30.2 Se prohibe la circulación de vehículos o motor con silenciadores no eficaces, incompletos, inadecuados o deteriorados, y utilizar dispositivos que puedan anular lo acción del silenciador.

30.3 Se prohibe el uso de bocinas o cualquier otra señal acústica dentro del núcleo urbano. Se exceptúan los vehículos en servicio de lo policía gubernativa o municipal, Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos y otros vehículos destinados al servicio de urgencias debidamente autorizados que queden, no obstante, sujetos o los siguientes prescripciones:

  1. Todos los vehículos destinados o servicios de urgencias dispondrán de un mecanismo de regulación de la intensidad sonoro de sus dispositivos acústicos que lo reducirá o unos niveles comprendidos entre 70 y 90 dBA durante el período nocturno (entre las 22 horas y las 7 horas de lo mañana). Los niveles se medirán según indica el punto 2 del anexo 1 de la Directiva 70/388/CEE.

  2. Los conductores de los vehículos destinados a servicio de urgencias no utilizarán los dispositivos de señalización acústico de emergencia nada más que en las casos de notable necesidad y cuando no sea suficiente la señalización luminosa. Los jefes de los respectivos servicios de urgencias serán los responsables de instruir s los conductores en la necesidad de no utilizar indiscriminadamente dichas señales acústicas.


Artículo 31.

Cuando en determinadas zonas e vías urbanas se aprecie una degradación notoria del medio por exceso de ruido imputable al tráfico, el ayuntamiento podrá prohibirlo, limitarlo o restringirlo.


Artículo 32.

32.1 Lo policía municipal formulará denuncia contra el titular de cualquier vehículo que según su juicio sobrepase les valores límite de emisión permitidos, indicando lo obligación de presentar el vehículo en el lugar y la hora determinados para su reconocimiento e inspección.

Este reconocimiento de inspección podrá referirse tanto al método de vehículo en movimiento como al del vehículo parado.

En cualquier caso se considerará válida la medida practicada por una estación de la Red de Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

32.2 Si el vehículo no se presenta en el lugar y la fecha fijados se presumirá que el titular está conforme con la denuncia formulada y se incoará el correspondiente expediente sancionador.

32.3 Si en la inspección efectuada de acuerdo con lo que dispone el anexo 5 se obtienen niveles de evaluación superiores a los valores límite de emisión permitidos, se incoará expediente sancionador e independientemente de éste, se otorgará un plazo máximo de 10 días para que se efectúe la reparación del vehículo y vuelva a presentarse.

No obstante, si en la medida efectuada se registra un nivel de evaluación superior en 5 dBA o más al valor límite de emisión establecida, se procederá a la inmovilización inmediata del vehículo, sin perjuicio de autorizar su traslado para su reparación siempre que éste se efectúe de manera inmediata. Una vez hecha la reparación, se realizará un nuevo control de emisión.


SECCIÓN II. EDIFICACIÓN.
Artículo 33. Condiciones acústicas exigibles en la edificación.

33.1 Sin perjuicio de lo que establece el artículo 13, se exigirá que las instalaciones auxiliares y complementarias de la edificación, como pueden ser los ascensores, equipos de refrigeración, puertas metálicas, funcionamiento de máquinas, etc. no transmitan al interior de lo vivienda o locales habitados niveles sonoros y/o vibratorios superiores o los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.

33.2 Con la finalidad de evitar la transmisión de ruidos v vibraciones a través de la estructura de lo edificación se deberá tener en cuenta lo que se establece en los apartados siguientes:

  1. Todo elemento con órganos móviles se mantendrá en perfecto estado de conservación, principalmente en aquello que haga referencia a la suavidad de marcha de sus rodaduras.

  2. No se permitirá el anclaje directo de máquinas y soportes de la misma en las paredes medianeras, techos o forjados de separación de recintos, sino que se realizará interponiendo los dispositivos antivibratorios adecuados.

  3. Las máquinas de arranque violento, las que trabajen por golpes o choques bruscos y las dotadas de órganos con movimiento alternativo deberán estar ancladas en bancadas independientes, sobre el suelo y aisladas de la estructura de la edificación por medio de los antivibratorios adecuados.

  4. Los conductos por los que circulen fluidos de forma forrada, conectados directamente con máquinas que tengan órganos en movimiento, dispondrán de dispositivos de separación que impidan lo transmisión de las vibraciones generadas en aquellas máquinas. Las bridas y soportes de los conductos tendrán elementos antivibratorios. Los aperturas de los muros para el paso de los conducciones se dotarán de materiales antivibratorios.

  5. En los circuitos de fluidos, los secciones y disposición de los válvulas y grifos deberán ser de tal manera que el fluido circule por ellos en régimen laminar para los gastos nominales.


SECCIÓN III. TRABAJOS EN LA VÍA PÚBLICA Y EN LA EDIFICACIÓN.
Artículo 34.

Los trabajos realizados en la vía pública y los de edificación se ajustarán a las siguientes prescripciones:

  1. El horario de trabajo será el comprendido entre las 8 y las 22 horas.

  2. Se adoptarán las medidas oportunas para evitar superar los valores guía de inmisión fijados para la zona respectiva. En caso que este no fuera técnicamente posible se exigirá autorización expresa del ayuntamiento, estableciendo el horario para el ejercicio de la actividad.

  3. Se exceptúa de la obligación anterior las obras urgentes, las que se realicen por razones de necesidad o peligro y aquellos que por sus inconvenientes no puedan realizarse durante el día. El trabajo nocturno deberá ser expresamente autorizado por el ayuntamiento, el cual determinará los valores guía de inmisión que deberá cumplir en función de las circunstancias que concurran en cada caso.


Artículo 35.

35.1 Se prohiben las actividades de carga y descarga de mercancías, manipulación de cajas, contenedores, materiales de construcción y objetos similares entre las 22 y los 8 horas, cuando estos operaciones superen los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9 y afecten a zonas de vivienda y/o residenciales.

Es preceptivo autorización municipal expreso para aquellas actividades que justifiquen técnicamente lo imposibilidad de respetar los valores guía de inmisión.

35.2 El servicio público nocturno de limpieza y recogida de basuras adoptará las medidas y los precauciones necesarias para reducir al mínimo el nivel de perturbación de la tranquilidad ciudadana.

En los pliegues de condiciones de lo contrata de este servicio se especificarán los valores límite de emisión sonora aplicables vehículos.


SECCIÓN IV. VECINDAD.
Artículo 36. Ruido en el interior de los edificios.

36.1 La producción de ruido en el interior de los edificios deberá ser mantenido dentro de los valores límite que exige la convivencia ciudadana y el respeto o los demás.

36.2 Se prohíbe cualquier actividad perturbadora del descanso ajeno en el interior de los viviendas, en especial desde los 22 horas hasta las 8 horas, que supere los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.

36.3 La acción municipal irá dirigida especialmente al control de los ruidos y de las vibraciones en horas de descanso nocturno debidos a:

  1. El volumen de la voz humana o la actividad directa de las personas.

  2. Animales domésticos.

  3. Funcionamiento de electrodomésticos, aparatos e instrumentos musicales o acústicos.

  4. Funcionamiento de instalaciones de aire acondicionado, ventilación o refrigeración.


Artículo 37.

37.1 Los poseedores de animales domésticos están obligados a adoptar las medidas necesarias para impedir que la tranquilidad de sus vecinos sea alterada por el comportamiento de aquellos.

37.2 Se prohíbe, desde las 22 hasta las 8 horas, dejar en patios, terrazas, galerías y balcones u otros espacios abiertos, animales domésticos que con sus sonidos, gritos o cantos estorben el descanso de los vecinos.


Artículo 38.

38.1 El funcionamiento de los electrodomésticos de cualquier clase, de los aparatos y de los instrumentos musicales o acústicos en el interior de las viviendas, deberá ajustarse de forma que no se superen los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.

38.2 El funcionamiento de las instalaciones de climatización y/o ventilación no originará en los edificios contiguos o próximos no usuarios de estos servicios, valores de inmisión superiores a los establecidos en el artículo 9, tanto en el ámbito interior como en el exterior.


Artículo 39.

Los infractores del contenido de esta Sección, previa denuncia y comprobación del personal acreditado del ayuntamiento, Serán requeridos para que cesen la actividad perturbadora. Sin perjuicio de la imposición de la sanción correspondiente.

A este efecto, el responsable del foco emisor tiene la obligación de facilitar el acceso al edificio al personal acreditado del ayuntamiento.


SECCIÓN V. ACTIVIDADES COMERCIALES DE SERVICIOS.
Artículo 40.

40.1 Los titulares de actividades comerciales y de servicios están obligados a adoptar las medidas de aislamiento de sus focos emisores de ruido y/o vibraciones para cumplir los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.

40.2 Para la obtención de la correspondiente licencia de apertura será necesario justificar el cumplimiento de los valores guía de inmisión establecidos para la zona, mediante certificado suscrito por in técnico competente, contratado por el titular de la actividad.


SECCIÓN VI. ACTIVIDADES DE OCIO, DE ESPECTÁCULO Y RECREATIVAS.

En locales cerrados


Artículo 41.

Las actividades de ocio, de espectáculo y recreativas que dispongan de equipo de música o que hagan actividades musicales, están sometidas al procedimiento establecido en el artículo 13 con las siguientes peculiaridades:

  1. Los servicios municipales comprobarán la efectividad de las medidas de aislamiento reproduciendo en el equipo que se ha de inspeccionar un sonido con el mando de potenciómetro del volumen al nivel máximo. Al ruido musical se deberá añadir el producido por otros elementos del local como son extractores, cámaras frigoríficas, grupos de presión, etc.

  2. Los locales con nivel sonoro musical interior igual o superior a 75 dBA harán su actividad con las puertas y las ventanas cerradas. Con este fin se exigirá la instalación de doble puerta y aire acondicionado.


Artículo 42.

42.1 Además de cumplir las condiciones establecidas en la licencia de apertura, los locales de distracción pública o recreativo, como bares, restaurantes, discotecas, salas de baile, cines, teatros y similares, deberán respetar el horario de cierre establecido legalmente.

42.2 Además los titulares de los establecimientos serán responsables de velar, con los medios que sean necesarios, para que los usuarios, al entrar y salir del local, no produzcan molestias al vecindario. En caso de que sus recomendaciones no sean atendidas, deberán avisar inmediatamente a la policía municipal, a los efectos oportunos.

42.3 En todos aquellos casos en que se haya comprobado la existencia reiterada de molestias al vecindario, el ayuntamiento podrá imponer al titular de la actividad la obligación de disponer, como mínimo, de una persona encargada de la vigilancia en el exterior del establecimiento.

En locales al aire libre


Artículo 43.

En las autorizaciones que con carácter discrecional se otorguen para la actuación de orquestas y otros espectáculos musicales en terrazas o al aire libre, figurarán, como mínimo, los acondicionamientos siguientes:

  1. Carácter estacional o de temporada.

  2. Limitación de horario.

Si la actividad se realiza sin la correspondiente autorización municipal o incumpliendo las condiciones establecidas en ésta, el personal acreditado del ayuntamiento podrá proceder a paralizar inmediatamente el acto o fiesta, sin perjuicio de la correspondiente sanción.

Esporádicas


Artículo 44.

Las manifestaciones populares en la vía pública o en espacios abiertos de carácter comunal o vecinal derivadas de la tradición. como verbenas, fiestas, ferias, etc, los actos cívicos, culturales o recreativos excepcionales y todas las otras que tengan un carácter parecido, deberán disponer de autorización municipal expresa, la cual impondrá condiciones en atención a la posible incidencia por ruidos en la vía pública según la zona donde tenga lugar.

Ante el incumplimiento de lo que establece el apartado anterior, el personal acreditado del ayuntamiento podrá proceder a paralizar inmediatamente el acto, sin perjuicio de la correspondiente sanción.


SECCIÓN VII. MANIFESTACIONES DE PEATONES.
Artículo 45.

En las vías públicas y otras zonas de concurrencia pública, no se podrán realizar actividades como hacer cantos, gritos, hacer funcionar aparatos de radio, televisores, instrumentos, tocadiscos, mensajes publicitarios, altavoces, etc. que superen los valores guía de inmisión establecidos en el artículo 9.


SECCIÓN VIII. SISTEMAS DE AVISO ACÚSTICOS.
Artículo 46.

46.1 Se prohíbe hacer sonar sin causa justificada cualquier sistema de aviso como alarmas, sirenas, etc.

46.2 Aún así, se autorizan pruebas y ensayos de aparatos que serán:

  1. Iniciales: las que se han de realizar inmediatamente después de su instalación. Podrán efectuarse entre las 9 y 20 horas.

  2. Rutinarias: serán las de comprobación periódica de los sistemas de aviso. Sólo se podrán realizar como máximo una vez al mes y en un intervalo de 3 minutos, dentro del horario de 9 a las 20 horas. La policía municipal deberá conocer previamente el plan de comprobaciones, con expresión del día y la hora en que se hará.


Artículo 47. Control del sistema de aviso.

47.1 Los propietarios de sistemas de aviso acústicos deberán poner en conocimiento de la policía municipal su domicilio y teléfono para que una vez avisados de su funcionamiento anómalo, proceda de inmediato a su interrupción.

47.2 El desconocimiento del titular o persona responsable por parte de la policía municipal será entendido como autorización tácita a favor de ésta para el uso de los medios necesarios para interrumpir el sistema de aviso.

La anterior medida se entiende sin perjuicio de la imposición de la correspondiente sanción cuando las molestias deriven de actos imputables a la actuación del propietario o industrial suministrador, como consecuencia de una deficiente instalación del aparato o de una falta de las operaciones necesarias para mantenerlo en bien estado de conservación.

47.3 A la solicitud de la licencia de apertura de un establecimiento, tanto si la actividad es inocua como clasificada, se deberá especificar en la documentación a aportar, si el local dispone de sistemas de aviso acústicos.


ANEXO 1. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora en el ambiente exterior producidos por el tráfico rodado.

Ámbito de aplicación

A los efectos de esta Ordenanza se entiende por ruido producido por el tráfico rodado el proveniente del tránsito de los vehículos a motor y de los trenes.

Períodos de evaluación

El nivel de evaluación se calcula separadamente para los periodos horarios siguientes:

El horario diurno, período que comprende de las 7 h a las, 22 h (15 h).

El horario nocturno, periodo que comprende de las 22 h a las 7 h (9 h).

Cálculo del nivel de evaluación LAr

El nivel de evaluación se calcula a partir de mediciones que incluyan todo el período horario. mediante las siguientes expresiones:

   LAr = LAeq.T   

donde:

LAeq es el nivel de presión sonora continuo equivalente ponderado A, medido durante el período T

donde:

T= 900 min. para el horario diurno.

T= 540 min. para el horario nocturno.

O bien se calcula mediante muestreo a partir de mediciones de corta duración (10 min. o más) en diferentes intervalos de tiempo, Ti representativos de las variaciones del tráfico: horas punta. horas de calma, etc., y mediante las siguientes expresiones:

Horario diurno:

ANEXO 1. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora en el ambiente exterior producidos por el tráfico rodado.

Horario nocturno:

ANEXO 1. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora en el ambiente exterior producidos por el tráfico rodado.

donde:

i es cada uno de los intervalos de tiempo representativos de las variaciones del tráfico.

Ti es el intervalo de tiempo para el que se estima el mismo nivel de ruido expresado en minutos (∑T = T). LAri es el nivel de evaluación del intervalo i.

Se determina mediante la expresión:

   LAri = LAeq.ti   

donde:

LAeq.ti es el nivel de presión sonora continuo equivalente medido durante el tiempo de muestreo ti siendo ti ≤ Ti.

Lugar de medición

En las edificaciones. el nivel de evaluación del ruido en el ambiente exterior se medirá situando el micrófono en medio de la ventana. abierta de par en par, de las dependencias de uso sensibles al ruido (dormitorios, salas de estar, comedores. despachos de oficina, aulas escolares u otras dependencias asimilables).

En las zonas aún no construidas pero destinadas a la edificación, se medirá preferentemente situando el micrófono a una altura de entre 3 y 11 m y en el plano de emplazamiento de la fachada más expuesta al ruido.

En la calle se medirá situando el micrófono a una distancia de entre 1 y 2 m de las fachadas y a una altura de aproximadamente 1.5 m. A los valores que se obtengan ve les aplicará la corrección de sustraer de entre 3 hasta a 5 dBA, atendiendo a las características de la edificación del lugar.

A campo abierto ve medirá situando el micrófono a, como mínimo, entre 20 y 30 m de distancia de los contornos de la instalación (carreteras, autopistas, etc.) y a una altura de aproximadamente 1,5 m.

Condiciones de medición

Los niveles de evaluación se determinarán en condiciones meteorológicas representativas del lugar donde ve mide, usando siempre pantalla antiviento y a partir de un firme supuestamente seco.

Calibración

El equipo de medida ve calibrará mediante calibrador antes y después de la medición.


ANEXO 2. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora. LAr en el ambiente exterior producido por las actividades y el vecindario.

Ámbito de aplicación

A los efectos de esta Ordenanza, ve entiende por ruido producido por las actividades el que proviene de las máquinas, las instalaciones, las obras. etc.. y por ruido producido por el vecindario el que proviene de las actividades domésticas. como son el funcionamiento de los electrodomésticos, de los aparatos. de los instrumentos musicales o acústicos, de los animales domésticos, de les voces, de los cantos, de los gritos, o otros asimilables.

Períodos de evaluación

El nivel de evaluación se calcula separadamente para los siguientes períodos:

El horario diurno, período comprendido entre las 7 h y las 22 h (900 min.).

El horario nocturno. período comprendido entre las 22 h y las 7 h (540 min.).

Fases de ruido

El período de evaluación ve dividirá en intervalos de tiempo o fases de ruido en los que el nivel de presión sonora se percibe de manera uniforme en el lugar de inmisión, y también los componentes tonales y/o impulsivos. Los intervalos de tiempo durante los cuales no funciona la actividad deben considerarse una fase de ruido caracterizada por su nivel de ruido ambiental.

Cálculo del nivel de evaluación LAr

El nivel de evaluación de cada período se calcula a partir de los niveles de evaluación parciales de cada fase de ruido mediante las siguientes expresiones:

Horario diurno:

ANEXO 2. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora. LAr en el ambiente exterior producido por las actividades y el vecindario.

Horario nocturno:

ANEXO 2. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora. LAr en el ambiente exterior producido por las actividades y el vecindario.

donde:

i representa cada una de las fases de ruido.

Ti es la duración de la fase de ruido. i, expresada en minutos.

i = 900 min. para el horario diurno.

i = 540 min. para el horario nocturno.

LAri es el nivel de evaluación correspondiente a la fase i. Se calcula a partir de la expresión:

   LAri = LAeq.t1 + K1.i + K2.i + K3.i   

donde:

LAeq.t1 es el nivel de presión sonora continuo equivalente, ponderado A, medido en un tiempo ti ≤ Ti estimado para la fase i.

K1.i, K2.ii, K3.ii son correcciones de nivel para la fase i.

Corrección de niveles

La corrección de nivel K1 se aplica:

Por el ruido procedente de las actividades: 5 dBA en período diurno y nocturno.

Por el ruido de las instalaciones de ventilación y climatización:

3 dBA en período diurno.

6 dBA en período nocturno.

La corrección de nivel K2 toma en consideración los componentes tonales del ruido en el lugar de la inmisión:

Si la percepción de componentes tonales es nula: 0 dBA.

Si la percepción de componentes tonales es clara: 3 dBA.

Si la percepción de componentes tonales es fuerte: 6 dBA.

La corrección de nivel K3 toma en consideración los componentes impulsivos en el lugar de la inmisión:

Si la percepción de componentes tonales es nula: 0 dBA.

Si la percepción de componentes tonales es clara: 3 dBA.

Si la percepción de componentes tonales es fuerte: 6 dBA.

Evaluación detallada de los componentes tonales de un ruido:

El ruido que ve evalúa tiene componentes tonales si claramente ve perciben tonos puros.

Para evaluar de manera detallada la presencia de componentes tonales se propone el procedimiento siguiente:

Realizar un análisis con resolución de 1/12 de octava.

Realizar la diferencia:

ANEXO 2. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora. LAr en el ambiente exterior producido por las actividades y el vecindario.

donde:

Δf es el ancho de banda de los filtros de medición. (0.058 fn viendo fn la frecuencia central de la banda).

Lt es el nivel de presión sonora de la banda Δf que contiene el tono puro.

Ls es el promedio de los niveles de las tres bandas contiguas a Δf a ambos lados de Δf.

fc es la banda crítica asociada al tono puro de frecuencia fn (frecuencia central de la banda Δf).

   fc = 25 + 75[1 + 1.4 (fn/100)2]0.69   

Si L

Si 5 dB ≤ L ≤ 10 dB. existen componentes tonales claros.

Si L > 10 dB. existen componentes tonales fuertes.

Evaluación detallada de los componentes impulsivos de un ruido:

El ruido que se evalúa tiene componentes impulsivos si se perciben sonidos de alto nivel de presión sonora y duración corta.

Para evaluar de manera detallada la presencia de componentes impulsivos se propone el siguiente procedimiento:

Para una determinada fase de ruido de duración T. en la cual se percibe un ruido impulsivo:

Medir el nivel de presión sonora continuo equivalente, ponderado A, durante Ti, LA,Ti.

Medir el nivel de presión sonora ponderado A, determinado con la característica temporal Impulse, promedio en el tiempo Ti, LAI.

Realizar la diferencia LI = LAI - LA,TI

Si LI

Si 3 dB ≤ L ≤ 6 dB, existe percepción clara de componentes impulsivos.

Si LI > 6 dB, existe percepción fuerte de componentes impulsivos.

Lugar de medición

En las actividades nuevas, con el fin de comprobar la efectividad de las medidas de aislamiento acústico que figuran en el proyecto técnico, la emisión de ruido de las actividades se comprobará situando el sonómetro en el entorno de la instalación.

En las edificaciones, el nivel de evaluación de ruido en el ambiente exterior, se medirá situando el micrófono en medio de la ventana, abierta de par en par, de las dependencias de uso sensibles al ruido (dormitorios, salas de estar, comedores, despachos de oficina, aulas escolares u otros asimilables).

En las zonas aún no construidas, pero destinadas a la edificación, se medirá preferentemente situando el micrófono a la altura de entre 3 y 11 metros y en el plano de emplazamiento de la fachada más expuesta al ruido.

A campo abierto o en zonas de servicios al exterior (jardines, parques, etc.), el nivel de ruido en el ambiente exterior se medirá en los lugares donde el ruido de la actividad se perciba con más claridad.

Condiciones de medición

Los niveles de evaluación se determinarán en condiciones meteorológicas representativas del lugar donde se mide, usando siempre pantalla antiviento.

Calibración

El equipo de medida se calibrará mediante calibrador antes y después de la medición.


ANEXO 3. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora, LAr, en el ambiente interior, producida por las actividades y el vecindario.

Ámbito de aplicación

A los efectos de esta Ordenanza, se entiende por ruido producido por las actividades el que proviene de las máquinas, las instalaciones, las obras, etc., y por ruido producido por el vecindario el que proviene de las actividades domésticas, como el funcionamiento de los electrodomésticos, de los aparatos, de los instrumentos musicales o acústicos, de los animales domésticos, de les voces, de los cantos, de los gritos o de otros asimilables.

Períodos de evaluación

El nivel de evaluación se calcula separadamente para los siguientes períodos:

El horario diurno, período comprendido entre las 7 h y las 22 h (900 min.).

El horario nocturno, período comprendido entre las 22 h y las 7 h (540 min.).

Fases de ruido

El período de evaluación se dividirá en intervalos de tiempo o fases de ruido en los que el nivel de presión sonora se percibe de manera uniforme en el lugar de inmisión, y también los componentes tonales y/o impulsivos. Los intervalos de tiempo durante los cuales no funciona la actividad deben considerarse una fase de ruido caracterizada por su nivel de ruido ambiental.

Cálculo del nivel de evaluación, LAr

El nivel de evaluación de cada período se calcula a partir de los niveles de evaluación parciales de cada fase de ruido y mediante las expresiones siguientes:

Horario diurno:

ANEXO 3. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora, LAr, en el ambiente interior, producida por las actividades y el vecindario.

Horario nocturno:

ANEXO 3. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora, LAr, en el ambiente interior, producida por las actividades y el vecindario.

donde:

i representa cada una de las fases de ruido.

TI es la duración de la fase de ruido. i, expresada en minutos.

∑TI = 900 min. para el horario diurno.

∑TI = 540 min. para el horario nocturno.

LAri es el nivel de evaluación correspondente a la fase i.

Se calcula a partir de la expresión:

   LAri = LAeq,ti + K1.i + K2.i + K3.i   

donde:

LAeq,ti es el nivel de presión sonora continuo equivalente, ponderado A, para la fase i.

Se calcula e partir de la expresión:

ANEXO 3. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora, LAr, en el ambiente interior, producida por las actividades y el vecindario.

donde:

LAeq,tij el nivel de presión sonora continuo equivalente, ponderado A, medido en ci tiempo tij ≤ Ti para la posición del micrófono j.

n es el número de posiciones de micrófono.

K1.i,K2.i, K3.i, son correcciones de nivel para la fase i.

Corrección de niveles

La corrección de nivel K1 se aplica al ruido de las instalaciones del edificio: calefacción, ventilación, climatización, ascensores u otros asimilables:

6 dBA en período nocturno.

La corrección de nivel K2 toma en consideración los componentes tonales del ruido en el lugar de la inmisión:

Si la percepción de componentes tonales es nula: 0 dBA.

Si la percepción de componentes tonales es clara: 3 dBA.

Si la percepción de componentes tonales es fuerte: 6 dBA.

La corrección de nivel K3 toma en consideración los componentes impulsivos en el lugar de la inmisión:

Si la percepción de componentes tonales es nula: 0 dBA.

Si la percepción de componentes tonales es clara: 3 dBA.

Si la percepción de componentes tonales es fuerte: 6 dBA.

Evaluación detallada de los componentes tonales de un ruido:

El ruido que se evalúa tiene componentes tonales si claramente se perciben tonos puros.

Para evaluar de manera detallada la presencia de componentes tonales se propone el procedimiento siguiente:

Realizar un análisis con resolución de 1/12 de octava.

Realizar la diferencia:

ANEXO 3. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión sonora, LAr, en el ambiente interior, producida por las actividades y el vecindario.

donde:

Δf es el ancho de banda de los filtros de medición. (0.058 f . siendo fn la frecuencia central de la banda).

Lt es el nivel de presión sonora de la banda Δf que contiene el tono puro.

Ls es el promedio de los niveles de las tres bandas contiguas a Δf a ambos lados de Δf.

fc es la banda crítica asociada al tono puro de frecuencia fn (frecuencia central de la banda Δf).

   fc = 25 + 75 [1 + 1.4 (fn/100)2]0.69   

Si L

Si 5 dB ≤ L ≤ 10 dB. existen componentes tonales claros.

Si L > 10 dB. existen componentes tonales fuertes.

Evaluación detallada de los componentes impulsivos de un ruido:

El ruido que se evalúa tiene componentes impulsivos si se perciben sonidos de alto nivel de presión sonora y duración corta.

Para evaluar de manera detallada la presencia de componentes impulsivos se propone el procedimiento siguiente:

Para una determinada fase de ruido de duración T en la cual se percibe un ruido impulsivo:

Medir el nivel de presión sonora continuo equivalente, ponderado A, durante TI. LAI

Medir el nivel de presión sonora ponderado A, determinado con la característica temporal Impulse, promedio en el tiempo TI.LAI

Realizar la diferencia LI = LAI - LA.TI

Si LI

Si 3 dB ≤ LI

Si LI > 6 dB, existe percepción fuerte de componentes impulsivos.

Lugar de medición

Se tomarán las consideraciones siguientes:

Las medidas se realizarán en dependencias sensibles al ruido v se mantendrán totalmente cerradas durante la medida.

Se tomarán tres posiciones o más de medición en función del volumen de la dependencia.

Los puntos de medida se escogerán al azar y procurando mantener una distancia mínima entre ellos de 1.5 m.

La distancia de los micrófonos de medición a las paredes, suelo y techo será superior a 0.5 m.

En caso de presencia de sonidos graves y en salas pequeñas (inferiores a 75 m3), como mínimo, una de las mediciones se tomará en una esquina, a una distancia de 0,5 m de las paredes adyacentes y a una altura donde se produzca el nivel máximo entre 0,5 m y 1,5 m.

En el momento de las mediciones, en la dependencia donde se produzca la inmisión interior de ruido solo estará presente el operador.

Calibración

El equipo de medida se calibrará mediante calibrador antes y después de la medición.


ANEXO 4. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión de las vibraciones en el interior de los edificios.

Ámbito de aplicación

A los efectos de esta Ordenanza, se entiende por incisión de las vibraciones en el interior de los edificios las perturbaciones exteriores o interiores en el edificio y que se manifiestan como movimientos de los cerramientos de las dependencias.

Magnitud a medir

Se medirá el valor eficaz de la señal de la aceleración, ponderada en frecuencia, entre las frecuencias de 1 a 80 Hz. durante un período de tiempo representativo del funcionamiento de la fuente de la vibración que se evalúa.

Se determinará el valor máximo del valor eficaz de la aceleración en el intervalo de la medida.

E1 valor eficaz se obtendrá mediante un detector de promedio exponencial de constante de tiempo de 1 s.

La ponderación en frecuencia se realizará según la curva de atenuación:

ANEXO 4. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión de las vibraciones en el interior de los edificios.

donde:

f es la frecuencia en Hz.

Resultado de las mediciones

El resultado de las mediciones se expresará como el nivel de evaluación, Law calculado como:

ANEXO 4. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión de las vibraciones en el interior de los edificios.

donde:

aw es el valor eficaz máximo de la señal de la aceleración, expresado en m/d2 y ponderado en frecuencia.

a0 es la aceleración de referencia, a0 = 10-6 m/s2.

Corrección del nivel de evaluación medido según el nivel de vibración residual

Se entiende por nivel de vibración residual el nivel de aceleración medido cuando las fuentes de las vibraciones que se evalúan están paradas.

Si el resultado de la medida es de más de 10 dB respecto a la vibración residual, no es necesaria ninguna corrección.

Si el resultado de la medida es de 3 dB a 10 dB superior al nivel de vibración residual, será necesaria la corrección siguiente:

ANEXO 4. Determinación de los niveles de evaluación de la inmisión de las vibraciones en el interior de los edificios.

donde:

Law,corr es el nivel de evaluación corregido.

Law es el nivel de evaluación.

Law,res es el nivel de la vibración residual.

Si el resultado de la medida del nivel de evaluación es menor de 3 dB sobre el nivel de vibración residual no será necesaria ninguna corrección y en el informe se hará constar el nivel de vibración residual y el nivel de evaluación Law.

Lugar de medición

La vibración se medirá en la posición y en la dirección donde se detecte el nivel de vibración más alto.

Calibración

El equipo de medida se calibrará antes y después de la medición.


ANEXO 5. Determinación del nivel de evaluación de la emisión de ruido de los vehículos.

Ámbito de aplicación

Se entiende por vehículo cualquier medio de transporte o desplazamiento de dos o más ruedas que produzca ruido.

Cálculo del nivel de evaluación

Para medir el ruido emitido por los vehículos se utilizará el procedimiento de vehículo en movimiento o el del vehículo parado, de acuerdo con las prescripciones técnicas de las directivas 92/97/CEE y 78/1015/CEE.


ANEXO 6. Control del funcionamiento de la maquinaria.

El ayuntamiento tiene potestad para prohibir el funcionamiento en el municipio de material y maquinaria para la construcción y de cortacéspedes que no dispongan del certificado de homologación CE y del certificado de conformidad CE, y de la indicación del nivel de potencia acústica o nivel de presión acústica, bien directamente, bien en una placa fijada de forma permanente, de acuerdo con las directivas comunitarias.

El ayuntamiento también podrá verificar que se mantienen a lo largo de la vida de la maquinaria para la construcción y del cortacésped, las condiciones iniciales que exige la normativa comunitaria.

Si de la verificación resultara el incumplimiento, podrá prohibir su funcionamiento hasta que se garantice su conformidad.


ANEXO 7. Equipos de medición.

El sonómetro cumplirá las especificaciones vigentes del Comité Electrotécnico Internacional en lo referente a los equipos de tipo 1 y de tipo 2.

Respecto al equipo de medida de las vibraciones, la red de ponderación, el filtro limitador de banda y el detector rms cumplirán las especificaciones y tolerancias de acuerdo con la norma ISO 8041 para medidores de vibración de tipo 1 y tipo 2.

Los aparatos anteriores será necesario que se complementen con un calibrador de nivel.

Para determinar el régimen de giro del motor de los vehículos será necesario un tacómetro con una precisión mínima del 3%.

Los instrumentos de medición deberán ser verificados, como mínimo, cada 2 años, y los instrumentos de calibración, como mínimo, cada 5 años en el Laboratorio General de Ensayos de la Generalidad de Cataluña o en una entidad debidamente autorizada.


No hay versiones para esta norma