Resolucion de 8 de marzo de 2007, de la Consejeria de Medio Ambiente, Ordenacion del Territorio e Infraestructuras, por la que se formula declaracion ambiental sobre el Plan General de Ordenacion del concejo de Tineo, promovido por el Ayuntamiento de Tineo. - Boletín Oficial del Principado de Asturias, de 07-05-2007

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Asturias
  • Boletín: Boletín Oficial del Principado de Asturias Número 105
  • Fecha de Publicación: 07/05/2007

Expediente IA-VA-0081/06

La Directiva 2001/42/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de junio de 2001, relativa a la evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente establece la obligación de llevar a cabo una evaluación medioambiental de los planes y programas que puedan tener efectos significativos sobre el medio ambiente.

La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Órgano Ambiental de la Administración del Principado de Asturias, es competente para conocer del expediente y emitir la opinión medioambiental en relación con la actuación de referencia mostrando su parecer sobre la integración de los aspectos medioambientales y el proceso de la evaluación ambiental.

En el BOLETIN OFICIAL del Principado de Asturias de 25 de marzo de 2006, se hace público que el Pleno del Ayuntamiento de Tineo, en sesión de 13 de marzo de 2006, aprobó el documento de aprobación inicial del PGO, asumiendo el estudio de diagnóstico ambiental, y determinando su información pública dentro del procedimiento aplicable a la autorización. En esta fase se presentaron 232 alegaciones que fueron informadas por el equipo redactor introduciéndose modificaciones en base a las alegaciones estimadas. Finalmente, el Ayuntamiento en sesión de 2 de noviembre de 2006, adoptó acuerdo por el que se aprueba provisionalmente el Plan General de Ordenación.

Al objeto de que se lleve a efecto el pronunciamiento del Órgano Ambiental previsto en la Directiva 2001/42/CE, esta Consejería, en su calidad de Órgano Ambiental, recibe con fecha 27 de diciembre de 2006, copia del expediente administrativo que incorpora el documento de estudio de diagnóstico ambiental de la revisión de las normas subsidiarias del concejo, tramitado dentro de los plazos de adaptación establecidos en la Directiva y en la Instrucción de 7 de noviembre de 2006, de la Viceconsejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, sobre aplicación de la legislación sobre evaluación ambiental de planes y programas y de impacto ambiental a los procedimientos urbanísticos y de ordenación territorial.

El objetivo fundamental del Plan General es la ordenación del espacio municipal, en función de sus recursos y potencialidades así como la regulación de los usos del suelo. Para lograr este fin se formulan la protección de los valores naturales, favorecer la mejora socio-económica del concejo, potenciar el bienestar de los habitantes del concejo, regular los usos del suelo, así como equilibrar la demanda edificatoria potencial y la integración de tal actividad en el entorno, estableciendo las determinaciones necesarias para proteger el medio ambiente, entre otras cuestiones. Su ámbito territorial de aplicación afecta a zonas reducidas a nivel local, en la que la protección del medio ambiente y la integración medioambiental pueden conseguirse mediante la aplicación del procedimiento de evaluación ambiental de los instrumentos de planificación urbanística o por la aplicación de la evaluación de impacto ambiental de los proyectos que lo desarrollen. Aunque la revisión incorpora modificaciones de las estrategias, directrices y propuestas consideradas a nivel general en el planeamiento vigente, no supone un cambio significativo en las directrices y previsiones medioambientales de los planes o programas de ámbito superior.

El estudio de diagnóstico ambiental del Plan General de Ordenación integra en el planeamiento urbanístico los aspectos ambientales, teniendo en cuenta los conocimientos y métodos de evaluación existentes, con contenido y grado de definición acordes con la fase del proceso de decisión en que se encuentra, y con un alcance que se ha considerado suficiente para evaluar sus efectos medioambientales. La alternativa elegida tiene como elemento de comparación la alternativa cero.

En base a lo anterior, de conformidad con lo establecido en la Directiva 2001/42/CE, la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, en el ejercicio de las atribuciones conferidas, vistos los informes técnicos incorporados al expediente, formula a los exclusivos efectos ambientales, la siguiente declaración ambiental que fue examinada por la Comisión para Asuntos Medioambientales de Asturias, en su sesión de 8 de marzo 2007, informándose la propuesta en los siguientes términos.

DECLARACIÓN AMBIENTAL

Examinada la documentación contenida en el expediente referido anteriormente, y los informes emitidos sobre el Plan General de Ordenación del concejo de Tineo se considera ambientalmente viable, siempre que se cumpla el siguiente condicionado ambiental, que no exime, también, del cumplimiento de las medidas contempladas en el estudio de diagnóstico ambiental, en tanto no sean contradictorias con las aquí dictadas.

1. Los documentos de planeamiento y desarrollo urbanístico incorporarán fichas ambientales de las unidades urbanas y rurales, su diagnóstico ambiental y su compatibilidad con los usos e intensidades asignados en el Plan General de Ordenación, señalando medidas protectoras, correctoras o compensadoras que garanticen la preservación de la calidad ambiental de las distintas delimitaciones. Asimismo, incorporarán medidas para la integración de los nuevos usos en su entorno ambiental inmediato, señalando, entre otras, las condiciones de borde con los suelos que siguen manteniendo la calificación de suelo no urbanizable en cualquiera de sus categorías, de manera que se garantice la menor incidencia en el medio de la infraestructura viaria, las actividades y los volúmenes edificatorios. También incorporarán medidas correctoras que minimicen y atenúen los efectos ambientales producidos durante las fases de ejecución de obras y edificación, con especial referencia a movimientos de tierra, desmontes, destino de los escombros generados y reutilización de suelo vegetal; estas condiciones tendrán especial consideración en los espacios que se califican como suelo no urbanizable industrial de actividades extractivas

2. Dentro de los espacios limítrofes con el paisaje protegido del Esva, el desarrollo de los sectores resultantes de las nuevas calificaciones de suelo urbano o urbanizable estará subordinado al mantenimiento de la morfología, la tipología y el carácter ambiental de los núcleos existentes.

3. El desarrollo del suelo urbano industrial en el Alto de Forcayao, con efectos potenciales negativos sobre el paisaje protegido de la Cuenca del Esva debe quedar subordinado a la realización de una evaluación de impacto ambiental conforme a lo establecido en el Real Decreto 1302/1986, de 28 de junio, de evaluación de impacto ambiental, modificado por la Ley 6/2001, de 8 de mayo.

4. En las zonas próximas a los sistemas fluviales deberá ajustarse la ordenación pormenorizada del suelo urbano y urbanizable para salvaguardar los hábitats, y se tendrá en cuenta el informe del organismo de cuenca respecto a la inundabilidad.

5. Sin perjuicio de la clasificación otorgada a gran parte del suelo del concejo como suelo no urbanizable de especial protección o protección forestal, resulta oportuno la inclusión en este tipo de suelo todos los espacios en los que existen hábitats inventariados de conformidad con lo dispuesto en la Directiva 92/43/CEE. Los documentos de planeamiento deberán definir las superficies ocupadas por las distintas especies y su localización. En todo caso se considerarán suelos de especial protección los espacios próximos a las zonas donde están inventariados hábitats comunitarios prioritarios. Las actuaciones en las proximidades de estos hábitats requerirán una evaluación conforme a lo previsto en el art. 6 de la Directiva 92/43/CEE sobre hábitats.

6. Se determinarán medidas compensatorias para reducir y atenuar el impacto de los desarrollos de los suelos urbanizables sobre la vegetación de frondosa autóctona presente en la práctica totalidad de los suelos que se califican como urbanizables. Con carácter general se procurará mantener las especies de porte arbóreo existentes en las parcelas, siempre que ello no impida el aprovechamiento urbanístico. La poda o apeo de estos ejemplares obligará a realizar plantaciones compensatorias que preferentemente se realizarán en zonas del concejo degradadas por la actividad minera.

7. El desarrollo de los nuevos sectores residenciales e industriales estará condicionado a la disponibilidad de suministro de agua potable en condiciones adecuadas, redes de energía, así como saneamiento conectado a un sistema general de depuración. En su defecto, serán los sectores a desarrollar quienes, mediante la disposición de sistemas propios, garanticen los servicios básicos. Las Ordenanzas Municipales regularan las condiciones y composición de las aguas residuales admisibles en los sistemas públicos, de conformidad con las previsiones de la Ley 5/2002, de 3 de junio, sobre vertidos de aguas residuales industriales a los sistemas públicos de saneamiento, o determinarán las condiciones de tratamiento o depuración que, en todo caso, resultarán acordes con las previsiones del R.D. Ley 11/1995, de 28 de diciembre, por el que se establecen las normas aplicables al tratamiento de las aguas residuales urbanas, así como con lo dispuesto en la Ley de Aguas y demás normativa que la desarrolla y complementa.

8. La gestión de los residuos se ajustará a las determinaciones del Plan de Residuos del Principado de Asturias. En el desarrollo de los distintos sectores se preverá la disposición de espacios para la ubicación de zonas de recogida selectiva de RSU. Asimismo, en las zonas industriales se implantarán puntos limpios que permitan la recogida selectiva y la gestión de todo tipo de residuos. Sin perjuicio de las previsiones existentes para la gestión y tratamiento para la gestión de los residuos de construcción y demolición a nivel de la Comunidad Autónoma, deberán definirse las zonas y espacios del concejo con características intrínsecas adecuadas para la eliminación de tierras limpias procedentes de excavación.

9. Se regularán las condiciones de eliminación y utilización de los residuos ganaderos, reduciendo, en lo posible, los efectos negativos de éstos sobre los usos residenciales y sobre el medio ambiente. En este sentido deberán modificarse los criterios de vinculación de suelo establecidos en los usos del PGO de manera que la carga ganadera no supere la capacidad de los suelos para incorporar los residuos ganaderos utilizados como fertilizante.

10. En la revegetación de espacios y en el desarrollo de nuevos jardines se evitará la plantación de especies invasoras.

11. El desarrollo residencial en las proximidades de las infraestructuras de transporte, especialmente, tendrá en consideración los efectos negativos del ruido y sus posibilidades de apantallamiento, de manera que se garantice el cumplimiento de los límites establecidos en la Ley del Ruido y su normativa de desarrollo. En todo caso se establecerán zonas de transición y zonas de servidumbre acústica en las que los nuevos usos residenciales deben quedar condicionados a una evaluación previa de las condiciones acústicas actuales y futuras.

12. Las Ordenanzas Municipales determinarán las condiciones de ahorro energético, uso de energías alternativas y ahorro de agua en los desarrollos residenciales e industriales.

13. En materia de protección del patrimonio histórico y cultural se tendrán en consideración las observaciones que realiza la Consejería de Cultura, Comunicación Social y Turismo en las cuestiones de su competencia.

14. Debe regularse la implantación de antenas de telefonía, especificando el uso y atendiendo al principio de accesibilidad de las infraestructuras de manera que se evite la dispersión de antenas por los distintos operadores. Las mismas previsiones se adoptarán por otros operadores que precisen de emisores radioeléctricos.

15. Deberá redactarse un programa de vigilancia ambiental. El objeto de este programa será el control del cumplimiento de los objetivos de protección y desarrollo del programa de actuaciones del Plan General de Ordenación. Son objetivos del programa de vigilancia ambiental: La protección y mejora ambiental de los espacios protegidos y del resto de los suelos a los que se aplica algún nivel de protección, en especial los suelos no urbanizables, y el desarrollo de un programa de actuaciones tendentes a garantizar la sostenibilidad de las actuaciones de desarrollo urbanístico.

16. Con el fin de realizar el seguimiento de las actuaciones sobre el medio y su sostenibilidad, el PGO incorporará indicadores de sostenibilidad acordes con la realidad del concejo, como:

Esta norma contiene tablas, si desea consultarlas pulse AQUI

(Para poder leer los documentos es necesario el lector Adobe Acrobat)

Anexo II

Resumen de las alegaciones

En la fase de información pública, según consta en la certificación municipal, se presentaron 73 alegaciones que fueron contestadas por el redactor del Plan, aceptándose 15 en su totalidad, 16 parcialmente y desestimándose el resto. Al catálogo urbanístico se presentaron 6 alegaciones estimándose 1 en su totalidad, 2 parcialmente y 3 desestimada. Ninguna de las alegaciones tiene un carácter estrictamente medio-ambiental.


No hay versiones para esta norma