Lecciones breves de derecho procesal penal Vista Previa

Lecciones breves de derecho procesal penal


Editorial: Comares
Fecha Publicación:
Colección: Monografico
Edición: 2ª. Edición 2020
Páginas: 208
Formato: PAPEL
ISBN: 978-84-1369-055-1
Idioma: Castellano


  • Papel
  • Descuento: 5.0 %
1921

A partir de 30€ los envíos son gratuitos.


Resumen

Con estas Lecciones breves de Derecho Procesal Penal hemos pretendido establecer una herramienta útil para la docencia del Grado en Derecho, que permita que los alumnos puedan acceder por sí mismos a los conocimientos más elementales de la materia. De este modo, el profesor puede luego en la clase ampliar los conceptos y profundizar en los diferentes aspectos que estime más convenientes, sea con nuevas aportaciones teóricas, sea con ejercicios prácticos, etc.

Sirve, por tanto, como una primera aproximación al proceso penal, en lenguaje sencillo, que permite su comprensión incluso por los no juristas que, por necesidad o por mera curiosidad, persigan obtener un conocimiento somero de esta parte del Derecho.

En esta segunda edición se han recogido las reformas legislativas producida desde la primera así como mejorado la claridad expositiva en algún aspecto.

    Abreviaturas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xv

    Prólogo a la primera edición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xvii

    Lección 1

    INTRODUCCIÓN. EL PROCESO PENAL

    1. Función del proceso penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1

    2. Principios y formas del proceso penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1

    2.1. Los principios jurídico-naturales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2

     2.1.1. El principio de audiencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2

     2.1.2. El principio de igualdad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

     2.1.3. El principio de dualidad de posiciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

    2.2. Los principios jurídico técnicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

     2.2.1. El principio dispositivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

     2.2.2. El principio de oficialidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

     2.2.3. El principio de legalidad y la llamada oportunidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

    2.3. Formas del proceso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6

    2.4. El sistema acusatorio penal español . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6

    2.5. Las formas del procedimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7

    3. La constitucionalización de las garantías y derechos fundamentales penales . . . . . 9

    4. Sistema procesal penal español . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10

    5. Mediación penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11

    Lección 2

    EL OBJETO DEL PROCESO. LAS CUESTIONES PREJUDICIALES

    1. El objeto del proceso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13

    1.1. Precisiones iniciales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13

    1.2. De lo concreto y de lo abstracto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15

    2. Elementos que conforman el objeto del proceso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17

    2.1. La persona acusada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17

    2.2. Los hechos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18

    2.3. La pena solicitada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19

    2.4. Mutación del objeto procesal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20

    3. La conexión de objetos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20

    4. El objeto eventual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22

    5. Cuestiones prejudiciales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23

    Lección 3

    LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES PENALES. COMPETENCIA PENAL

    1. Los órganos jurisdiccionales penales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27

    2. Límites y extensión de la jurisdicción en el orden jurisdiccional penal. El principio de justicia penal universal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29

    3. Competencia penal. La conexión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30

    3.1 Competencia objetiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31

    3.2. Competencia funcional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34

    3.3. Competencia territorial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37

    3.4. Competencia penal y la conexión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38

    4. Tratamiento procesal de la competencia penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39

    Lección 4

    LAS PARTES EN EL PROCESO PENAL. LOS DERECHOS DE LA VÍCTIMA

    1. Concepto de parte en el proceso penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41

    2. Clasificación de las partes en el proceso penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41

    3. Partes del proceso penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42

    3.1. Partes acusadoras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42

     3.1.1. El Ministerio Fiscal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42

     3.1.2. La acusación particular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44

     3.1.3. La acusación popular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45

     3.1.4. La acusación privada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47

    3.2. Capacidad y representación de las partes acusadoras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47

    3.3. Parte acusada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48

     3.3.1. Diferentes denominaciones de la parte acusada en función del momento del

    proceso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48

     3.3.2. Las personas físicas o jurídicas como parte acusada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48

     3.3.3. Capacidad procesal y representación de la parte acusada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49

    4. Partes civiles en el proceso penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50

    4.1. El actor civil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50

    4.2. El responsable civil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50

    5. Los derechos de la víctima en el proceso penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52

    Lección 5

    LA INSTRUCCIÓN PENAL

    1. Aspectos generales de la instrucción: concepto, finalidad y naturaleza

    jurídica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53

    1.1. Concepto, finalidad y naturaleza jurídica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53

    1.2. Normas generales de la instrucción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55

    2. Sujetos de la instrucción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59

    2.1. Órgano judicial competente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59

    2.2. Ministerio Fiscal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59

    2.3. Policía Judicial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59

    3. Actos de inicio de la instrucción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

    3.1. Incoación de oficio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

    3.2. Incoación a instancia de parte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61

     3.2.1. Denuncia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61

     3.2.2. Querella . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62

     3.2.3. Atestado policial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

    Lección 6

    ACTOS DE INVESTIGACIÓN LIMITATIVOS

    DE DERECHOS FUNDAMENTALES

    1. Las diligencias de investigación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65

    1.1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65

    1.2. Clasificación de los actos de investigación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66

    2. Actos de investigación limitativos de derechos fundamentales . . . . . . . . . . . . . . . 66

    3. Actos de investigación limitativos de los derechos reconocidos en el art. 18 de

    la Constitución . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66

    3.1. Entrada y registro en lugar cerrado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67

    3.2. Registro de libros y papeles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68

    3.3. Detención de la correspondencia escrita y telegráfica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68

    3.4. Diligencias de inspección e intervención corporales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69

    3.5. Actos de investigación limitativos tecnológicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69

     3.5.1. Disposiciones comunes a los actos de investigación tecnológicos . . . . . . . . . . . . . . . . 69

     3.5.2. Interceptación de las comunicaciones telefónicas y telemáticas . . . . . . . . . . . . . . . . 70

     3.5.3. Captación y grabación de comunicaciones orales mediante la utilización de dispositivos electrónicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72

     3.5.4. Utilización de dispositivos técnicos de captación de la imagen, de seguimiento y de

    localización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72

     3.5.5. Registro de dispositivos de almacenamiento masivo de información . . . . . . . . . . . . 73

     3.5.6. Registro remoto de equipos informáticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73

     3.5.7. Medidas de aseguramiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74

    4. Agente encubierto informático . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74

    Lección 7

    ACTOS DE INVESTIGACIÓN NO LIMITATIVOS

    DE DERECHOS FUNDAMENTALES

    1. Inspección ocular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75

    2. El cuerpo del delito . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76

    3. Diligencias relativas a la identidad del delincuente y de sus circunstancias

    personales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78

    4. Declaración del inculpado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79

    5. Declaración de los testigos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81

    6. Careos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83

    7. Informe pericial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83

    8. Protección de testigos y peritos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84

    9. Circulación o entrega vigilada de estupefacientes. Agentes encubiertos . . . . . . . 85

    9.1. Circulación o entrega vigilada de estupefacientes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85

    9.2. Agentes encubiertos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85

    Lección 8

    LAS MEDIDAS CAUTELARES

    1. Concepto, presupuestos, caracteres y clases . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89

    2. Medidas cautelares personales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

    2.1. La detención . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

     2.1.1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

     2.1.2. Plazos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91

     2.1.3. Derechos del detenido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91

     2.1.4. El procedimiento de Habeas Corpus . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 92

    2.2. La prisión provisional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 93

     2.2.1. Concepto, presupuestos y fines . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 93

     2.2.2. Plazos de la prisión provisional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94

     2.2.3. Procedimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95

     2.2.4. Modalidades de la prisión provisional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95

    2.3. Libertad provisional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95

    3. Medidas cautelares patrimoniales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96

    4. Medidas de protección . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96

    4.1. El alejamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96

    4.2. La orden de protección . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97

     4.2.1. La Orden de protección de las víctimas de violencia doméstica . . . . . . . . . . . . . . . . 97

     4.2.2. Orden de protección integral de las víctimas de violencia de género . . . . . . . . . . . . 98

    Lección 9

    CONCLUSIÓN DE LA INSTRUCCIÓN Y PREPARACIÓN DEL JUICIO ORAL

    1. La imputación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99

    1.1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99

    1.2. La imputación formal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99

    1.3. Efectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101

    2. Conclusión de la fase de instrucción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101

    3. El sobreseimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103

    3.1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103

    3.2. Clases . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103

    3.3. Efectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104

    3.4. Recursos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105

    4. La apertura del juicio oral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105

    5. Los escritos de calificación provisional: los escritos de acusación y de defensa . . . . 106

    5.1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106

    5.2. Contenido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106

    6. Proposición y admisión de pruebas. La prueba anticipada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108

    6.1. Proposición y admisión de pruebas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108

    6.2. La prueba anticipada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108

    Lección 10

    FASE DECISORIA. JUICIO ORAL. PRUEBA

    1. Los artículos de previo pronunciamiento y las cuestiones previas . . . . . . . . . . . . . 109

    1.1. Artículos de previo pronunciamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110

     1.1.1. Presupuestos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110

     1.1.2. Tramitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111

    1.1.3. Resolución de los artículos de previo pronunciamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112

    1.2. Cuestiones previas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113

    2. Desarrollo del juicio oral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114

    2.1. Señalamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114

    2.2. Desarrollo de las sesiones del juicio oral. La práctica de la prueba . . . . . . . . . . . . . . . . 115

     2.2.1. La práctica de la prueba . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115

     2.2.2. Prueba, presunción de inocencia e in dubio pro reo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 118

     2.2.3. Planteamiento por el juez o tribunal de su tesis de desvinculación de la calificación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119

     2.2.4. Calificaciones o conclusiones definitivas, informes y derecho a la última palabra . . . 119

    2.3. Documentación de las sesiones de juicio oral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 120

    2.4. Suspensión o interrupción del juicio oral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121

    Lección 11

    LA TERMINACIÓN DEL PROCESO PENAL

    1. La conformidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123

    1.1. En el procedimiento ordinario o sumario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123

    1.2. En el procedimiento abreviado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124

    1.3. En el procedimiento para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos . . . . . . . . 126

    1.4. En otros procedimientos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 127

    2. La sentencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 127

    2.1. Concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128

    2.2. Clases . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128

     2.2.1. Absolutorias o condenatorias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128

     2.2.2. Firmes o definitivas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128

     2.2.3. Escritas u orales (in voce) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129

    2.3. Requisitos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129

     2.3.1. Motivación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131

     2.3.2. Congruencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131

    2.4. Efectos: la cosa juzgada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132

    Lección 12

    LOS MEDIOS DE IMPUGNACIÓN

    1. Aspectos generales de los medios de impugnación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133

    1.1. Concepto y delimitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133

    1.2. Clasificación de los recursos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134

     1.2.1. Devolutivos y no devolutivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134

     1.2.2. Recursos ordinarios y extraordinarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135

     1.2.3. Recursos contra resoluciones interlocutorias y contra resoluciones definitivas . . . . . . 135

    2. Recursos contra las resoluciones interlocutorias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135

    2.1. Recurso de reforma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 136

    2.2. Recurso de súplica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 136

    2.3. El recurso de queja . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137

     2.3.1. Recurso de queja instrumental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137

     2.3.2. Recurso de queja con plazo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137

    2.4. El recurso de apelación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138

     2.4.1. Apelación en el proceso ordinario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138

     2.4.2. Apelación en el procedimiento abreviado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138

    3. Recursos contra resoluciones definitivas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139

    3.1. El recurso de apelación y la segunda instancia penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139

     3.1.1. Resoluciones recurribles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139

     3.1.2. Competencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140

     3.1.3. Motivos del recurso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140

     3.1.4. Procedimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141

    3.2. El recurso de casación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142

     3.2.1. Resoluciones recurribles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142

     3.2.2. Motivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143

     3.2.3. Procedimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144

    4. Los medios de impugnación de sentencias firmes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145

    4.1. La revisión penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145

    4.2. El recurso de anulación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147

    4.3. El incidente de nulidad de actuaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148

    Lección 13

    PROCEDIMIENTOS DECLARATIVOS ORDINARIOS Y ESPECIALES

    1. Recapitulación de los procedimientos declarativos ordinario y abreviado . . . . . . 149

    1.1. El procedimiento ordinario y procedimiento abreviado como procesos tipo en nuestro

    sistema procesal penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 149

    1.2. Ámbito de aplicación y competencia aplicable en el procedimiento ordinario y en el

    procedimiento abreviado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150

    1.3. Diferencias en la tramitación procedimental entre el procedimiento ordinario y el

    procedimiento abreviado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151

     1.3.1. Durante la fase de instrucción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151

     1.3.2. Durante la fase intermedia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151

     1.3.3. Durante el juicio oral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152

    2. Proceso por delitos leves . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152

    2.1. Ámbito de aplicación y competencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152

    2.2. Características . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153

    2.3. Tipos de enjuiciamiento por delitos leves: el juicio inmediato y el juicio ordinario . . . 154

    3. El enjuiciamiento rápido de delitos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155

    3.1. Ámbito de aplicación y competencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155

    3.2. Dinámica procedimental de los juicios rápidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156

    4. El proceso ante el tribunal del jurado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157

    4.1. El tribunal del jurado: composición y funciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157

    4.2. Ámbito de aplicación y competencia en el proceso ante el tribunal del jurado . . . . . . . 158

    5. El proceso de menores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158

    5.1. Ámbito de aplicación y competencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158

    5.2. Características del proceso de menores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159

    6. Otros procesos especiales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159

    6.1. Proceso por aceptación de decreto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159

    6.2. Proceso autónomo de decomiso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 160

    6.3. El proceso por delitos privados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161

    Lección 14

    EL PROCESO PENAL DE EJECUCIÓN

    1. Concepto y naturaleza jurídica del proceso penal de ejecución . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163

    1.1. Planteamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163

    1.2. Naturaleza jurídica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 164

    2. El título de ejecución penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 165

    2.1. Sentencia de condena firme . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 165

    2.2. La liquidación de condena . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166

    3. Sujetos de la ejecución penal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166

    3.1. Juez de la ejecución y juez de vigilancia penitenciaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166

    3.2. El letrado de la administración de justicia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167

    3.3. Ministerio Fiscal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167

    3.4. Instituciones penitenciarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167

    4.5. El condenado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 168

    4.6. La víctima . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169

    4. Ejecución de penas privativas de libertad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169

    4.1. Incidente de suspensión de la ejecución de las penas privativas de libertad . . . . . . . . . 170

    4.2. Incidente de sustitución de las penas privativas de libertad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170

    4.3. Incidente para la adopción de la libertad condicional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170

    4.4. Otros incidentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170

    5. Ejecución de penas privativas de otros derechos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171

    6. Ejecución de las penas de contenido patrimonial: la pena de multa . . . . . . . . . . . . 171

    7. Ejecución de las medidas de seguridad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 172

    8. Ejecución de la responsabilidad civil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 173

    Lección 15

    LA COOPERACIÓN JUDICIAL INTERNACIONAL

    Y EUROPEA EN MATERIA PENAL

    1. La extradición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175

    1.1. La extradición activa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175

    1.2. La extradición pasiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 176

    2. Cooperación judicial en la Unión Europea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177

    2.1. Orden europea de detención y entrega . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 180

    2.2. Orden europea de protección a las víctimas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 181

    2.3. Orden europea de investigación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 182

    3. Convenio Europeo de Extradición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 182

    4. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 183

    5. La Corte Penal Internacional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 184


Coordinador: Juan Antonio Robles Garzón

Coordinador: Arturo Álvarez Alarcón


Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Partes del proceso penal

    Orden: Penal Fecha última revisión: 18/02/2020

    Se admite la existencia de partes en el proceso penal y conviene distinguir entre ellas en base a dos criterios; el primero atiende a la posición procesal, es decir, la existencia de dos peticiones enfrentadas. De esta forma ha de existir un acusado...

  • La prueba anticipada y la prueba preconstituida en el proceso penal

    Orden: Penal Fecha última revisión: 14/08/2019

    Se puede entender por prueba preconstituida aquella anterior y ajena al proceso, constituyéndose fuera del juicio oral, pudiéndose incorporar al mismo mediante la prueba documental. Por otro lado, la prueba anticipada es la que se produce dentro de...

  • La denuncia en el proceso penal

    Orden: Penal Fecha última revisión: 07/02/2020

    La denuncia se encuentra regulada en el Título I, del Libro II de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Art. 259-269 ,LECrim).La querella se encuentra regulada en el Título II, del Libro I de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Art. 270-281 ,LE...

  • Motivos y requisitos para la interposición del recurso extraordinario por infracción procesal

    Orden: Civil Fecha última revisión: 03/05/2021

    Los motivos concretos en los que puede fundamentarse este recurso se contemplan en la lista taxativa o cerrada del artículo 469 de la LEC.¿Cuáles son los motivos para la interposición del recurso extraordinario por infracción procesal?La funció...

  • Los derechos fundamentales en el proceso penal

    Orden: Penal Fecha última revisión: 14/08/2019

    Son derechos fundamentales, el principio de igualdad consagrado en el artículo 14 de la Constitución española, los derechos fundamentales y las libertades públicas regulados en la Sección Primera de su Capítulo II y la libertad de conciencia, r...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados