El TJUE establece que el ...te en otro

Última revisión
20/06/2024

El TJUE establece que el estatuto de refugiado concedido en un Estado miembro no tiene por qué ser reconocido automáticamente en otro

Tiempo de lectura: 5 min

Tiempo de lectura: 5 min

Relacionados:

Materias: administrativo

Fecha: 20/06/2024

El TJUE establece en dos nuevas sentencias que los Estados miembros no están obligados a reconocer automáticamente el estatuto de refugiado concedido por otro Estado miembro, y que el reconocimiento del estatuto de refugiado concedido en un Estado miembro se opone a que el interesado sea extraditado a su país de origen.

El TJUE establece que el estatuto de refugiado concedido en un Estado miembro no tiene por qué ser reconocido automáticamente en otro
El TJUE establece que el estatuto de refugiado concedido en un Estado miembro no tiene por qué ser reconocido automáticamente en otro


El TJUE, dando respuesta a una cuestión prejudicial, en su sentencia en el asunto C-753/22, de 18 de junio de 2024, ECLI:EU:C:2024:524, se pronuncia sobre el reconocimiento del estatuto de refugiado entre Estados miembros, y establece que un Estado miembro no tiene obligación de reconocer automáticamente el estatuto de refugiado que previamente ha concedido otro Estado miembro.

Una ciudadana siria, que había obtenido el estatuto de refugiado en Grecia, solicitó posteriormente protección internacional en Alemania. Un tribunal alemán determinó que, dadas las condiciones de vida de los refugiados en Grecia, la solicitante corría un grave riesgo de sufrir tratos inhumanos o degradantes, por lo que no podía ser devuelta a Grecia. Sin embargo, la autoridad alemana competente denegó su solicitud de concesión del estatuto de refugiado, otorgándole en su lugar la protección subsidiaria. Esta decisión fue recurrida por la solicitante ante los tribunales alemanes.

El Tribunal Supremo de lo Contencioso-Administrativo alemán planteó una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre si, en tal situación, la autoridad competente está obligada a reconocer automáticamente el estatuto de refugiado concedido por otro Estado miembro o si puede realizar un nuevo examen autónomo de la solicitud.

En su sentencia, el TJUE señaló que los Estados miembros no están obligados a reconocer automáticamente las resoluciones de concesión del estatuto de refugiado dictadas por otro Estado miembro. No obstante, los Estados miembros tienen la libertad de hacerlo, aunque Alemania no ha hecho uso de esa facultad:

«(...) las autoridades de un Estado miembro no pueden ejercer la facultad, que les ofrece el artículo 33, apartado 2, letra a), de la Directiva 2013/32, de denegar una solicitud de concesión del estatuto de refugiado por inadmisible debido a que otro Estado miembro ya ha concedido protección internacional al solicitante, cuando hayan llegado a la conclusión de que las condiciones de vida a que dicho solicitante se enfrentaría previsiblemente en ese otro Estado miembro como beneficiario de protección internacional lo expondrían a un grave riesgo de sufrir un trato inhumano o degradante, en el sentido del artículo 4 de la Carta (...)».

Cuando la autoridad competente no pueda declarar inadmisible una solicitud de protección internacional presentada por un solicitante al que otro Estado miembro ya haya concedido dicha protección, debido a un grave riesgo de tratos inhumanos o degradantes en ese otro Estado miembro, debe realizar un nuevo examen individual, completo y actualizado de los requisitos para la concesión del estatuto de refugiado. En este examen, la autoridad debe tener plenamente en cuenta la decisión del otro Estado miembro de conceder protección internacional al solicitante, así como los elementos en que se fundamenta. Para ello, debe entablar lo antes posible un intercambio de información con la autoridad que adoptó esa decisión.

Si el solicitante reúne los requisitos para ser considerado refugiado, la autoridad debe concederle ese estatuto, sin disponer de facultad discrecional al respecto. La Directiva 2004/83/CE y la Convención de Ginebra son fundamentales en la regulación del concepto de refugiado y el derecho de asilo, estableciendo que los actos de persecución deben ser suficientemente graves para constituir una violación grave de los derechos humanos fundamentales.

En conclusión, la sentencia del TJUE establece que, aunque no existe una obligación automática de reconocer el estatuto de refugiado concedido por otro Estado miembro, las autoridades nacionales deben realizar un examen exhaustivo y considerar las decisiones previas de otros Estados miembros, garantizando así la protección de los derechos fundamentales de los solicitantes de asilo, y que el art. 3 del Reglamento (UE) n.º 604/2013 debe interpretarse en el sentido de que: «cuando la autoridad competente de un Estado miembro no puede hacer uso de la facultad, que ofrece esta última disposición, de declarar inadmisible una solicitud de protección internacional de un solicitante al que otro Estado miembro ya ha concedido tal protección, por existir un grave riesgo de que sea sometido en ese otro Estado miembro a tratos inhumanos o degradantes, en el sentido del artículo 4 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, la referida autoridad debe realizar un nuevo examen individual, completo y actualizado de esa solicitud con ocasión de un nuevo procedimiento de protección internacional tramitado con arreglo a las Directivas 2011/95 y 2013/32. En el marco de ese examen, la mencionada autoridad debe, no obstante, tener plenamente en cuenta la resolución de ese otro Estado miembro por la que se concedió protección internacional a dicho solicitante y los elementos en que se fundamenta».

Por otra parte, en su sentencia en el asunto C-352/2022, de 18 de junio de 2024, ECLI:EU:C:2024:521el TJUE también se pronuncia sobre la extradición a un tercer país, cuando se ha reconocido el estatuto de refugiado en otro Estado miembro, entendiendo que el reconocimiento del estatuto de refugiado concedido en un Estado miembro se opone a que el interesado sea extraditado a su país de origen, del que ha huido, en tanto que dicho estatuto no sea revocado o retirado:

«cuando un nacional de un tercer país que ha obtenido el estatuto de refugiado en un Estado miembro es objeto, en otro Estado miembro, en cuyo territorio reside, de una solicitud de extradición emitida por su país de origen, el Estado miembro requerido no puede autorizar la extradición sin antes entablar un intercambio de información con la autoridad que concedió ese estatuto al individuo reclamado y a falta de revocación de dicho estatuto por la referida autoridad».

LIBROS Y CURSOS RELACIONADOS

La complicada reforma del SECA (Sistema Europeo Común de Asilo)
Disponible

La complicada reforma del SECA (Sistema Europeo Común de Asilo)

Jorge Antonio Jiménez Carrero

25.50€

24.23€

+ Información

Europa durante la guerra en Ucrania
Disponible

Europa durante la guerra en Ucrania

V.V.A.A

23.80€

22.61€

+ Información

El multilateralismo en el mundo actual: alcances y perspectivas
Disponible

El multilateralismo en el mundo actual: alcances y perspectivas

V.V.A.A

17.00€

16.15€

+ Información

Derechos humanos y derecho internacional humanitario
Disponible

Derechos humanos y derecho internacional humanitario

Fruela Río Santos

25.50€

24.23€

+ Información