Caso práctico: Extinción de la personalidad jurídica del empresario. Necesidad de seguir trámites del despido colectivo u objetivo.

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Despido objetivo por extinción de la personalidad jurídica del contratante

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 31/10/2016

    En los casos de extinción de la personalidad jurídica del contratante el apdo. 1 g) del Art. 49 ,ET, remite a los trámites del despido colectivo regulados en el Art. 51 ,ET, es decir, a un expediente en el que habrá que justificarse que la perso...

  • Concepto y causas del despido colectivo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 20/10/2016

    Se entenderá por despido colectivo la extinción de contratos de trabajo fundada en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción cuando, en un período de noventa días, la extinción afecte al menos a: a) Diez trabajadores, en las ...

  • Extinción del contrato laboral por causas objetivas, fuerza mayor y despido colectivo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 26/02/2016

    La extinción del contrato por causas objetivas, fuerza mayor o despido colectivo se regula en los arts. 51-53 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores ...

  • Apreciación de las causas para el despido objetivo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 11/04/2016

    Respecto al ámbito de apreciación de la concurrencia de la causa para los despidos objetivos, la jurisprudencia ha señalado que si la causa es económica, ha de afectar a la empresa en su conjunto o globalidad, y si se trata de un grupo de empresa...

  • Requisitos formales para el despido

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 14/03/2016

    El despido deberá ser notificado por escrito al trabajador, haciendo figurar los hechos que lo motivan y la fecha en que tendrá efectos, evitando con ello la situación de indefensión del trabajador. Cada tipo de despido posee una serie de requisi...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 13/04/2016
  • Origen: Iberley

PLANTEAMIENTO

Extinción de la personalidad jurídica del empresario. Necesidad de seguir trámites del despido colectivo u objetivo.

Una empresa entregó a una de sus trabajadoras una carta comunicando la extinción de la relación laboral cuyo contenido es el siguiente:

"Por medio de la presente le comunico que con fecha 27 de junio de 2012, y ante el Ilustre Notario de A Coruña Don Mariano Pamplona Sánchez se firmo la escritura con número de protocolo 781, por la que se acordó la liquidación y disolución de la mercantil contratante, XX. -en liquidación-, lo que supone la desaparición de la Sociedad como tal, sin continuidad alguna y sin que la misma pase a otra en cualquiera de las formas posibles.

Habiendo decidido no continuar con la actividad empresarial por la causa indicada y al establecerse por acuerdo de los socios la disolución total de la Sociedad como tal, se impone, al amparo de lo señalado en el artículo 49-1, letra g, del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores la extinción de su contrato de trabajo con fecha 12 de junio de 2008 .

En dicha fecha tendrá a su disposición las cantidades correspondientes a su liquidación que en la misma se expresan, -que serán corregidas en caso de error u omisión-, en el centro de trabajo de la Empresa. Entre dichas cantidades se encuentra el importe de una mensualidad de salario según lo dispuesto por el citado artículo 49-1 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores".

La empresa tenía en plantilla a tres trabajadores fijos que fueron dados de baja el 12-6-2012 y cuatro con contrato temporal dos que han sido baja en Seguridad Social el 28 de mayo y otros dos el 31 de mayo del mismo año.

¿Es correcta la extinción que realiza la empresa sin seguir los tramites del despido colectivo (Art. 51 ,ET) o en su caso objetivo (aprt.c) Art. 52 ,ET), invocando únicamente la extinción de la personalidad jurídica del empresario prevista en el aprt. g) 49.1 ,ET

RESPUESTA

NO. A pesar de que el apdo. 1 g) Art. 49 ,ET, cite la "extinción de la personalidad jurídica del contratante" como motivo e extinción contractual, tratándose de un cese total de actividad por una situación económica negativa se trataría de un despido colectivo o, atendiendo al número de trabajadores afectados, un despido objetivo. En este supuesto por tratarse de una empresa con 7 trabajadores tenía que haberse realizado un despido objetivo ya que para tratarse de un despido colectivo tendría que haber afectado a diez trabajadores (en empresas que ocupen menos de cien).

ANALISIS

El aprt. g) del 49.1 ,Estatuto de los Trabajadores, contempla como justa causa de extinción del contrato de trabajo la muerte, jubilación o incapacidad del empresario, sin perjuicio de lo dispuesto en el aprt. g) del Art. 44 ,Estatuto de los Trabajadores, así como por extinción de la personalidad jurídica del contratante, en cuyo caso deberán seguirse los trámites del Art. 51 ,ET. No obstante, siguiendo la doctrina judicial mayoritaria la remisión debe entenderse efectuada tanto al Art. 51 ,ET como al aprt.c) Art. 52 ,ET, delimitando su ámbito de aplicación en función del número de trabajadores afectados.

En el presente caso, al margen que el número de trabajadores de la empresa era de siete cuando se adopta el acuerdo social de disolución y se nombran liquidadores, TRATÁNDOSE DE UN CESE TOTAL DE ACTIVIDAD POR UNA SITUACIÓN ECONÓMICA NEGATIVA, YA ESTEMOS ANTE UN DESPIDO COLECTIVO O PLURAL, el trámite a seguir seria, por lo dicho, el propio Art. 51 ,ET, expediente de regulación de empleo, o el contemplado en el aprt.c) Art. 52 ,ET y Art. 53 ,ET.

En este sentido la jurisprudencia contenida en la Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 1999, establece lo siguiente: "El Art. 51 ,ET ya señalaba que el despido es colectivo cuando la extinción de los contratos de trabajo afecte a la totalidad de la plantilla de la empresa siempre que el número de trabajadores afectados sea superior a cinco, cuando aquel se produzca como consecuencia de la cesación total de su actividad empresarial fundada en las causas que el precepto señalaba. Se hacía así evidente que el despido por causas objetivas, de carácter colectivo, era procedimiento adecuado para extinguir los contratos de trabajo cuando se producía el cierre de la empresa. Estas extinciones estarían o no justificadas en función de la concurrencia de las causas económicas determinantes del cierre, en este sentido la sentencia de esta Sala de 14 de junio de 1.996 (R. 3099/1995) señalaba que: "el segundo elemento del supuesto de despido por motivos económicos que se describen en los artes. 51.1 ,ET y aprt.c) Art. 52 ,ET. es la amortización de uno o varios puestos de trabajo. Esta medida de empleo puede consistir en la reducción con carácter permanente del número de trabajadores que componen "la plantilla de empresa"; y puede consistir, asimismo, en la supresión de la "totalidad" de la plantilla, bien por clausura o cierre de la explotación, bien por mantenimiento en vida de la misma pero sin trabajadores asalariados a su servicio". Y en cuanto a la conexión funcional entre la causa económica y el cierre de la explotación señalaba que tal conexión "entre la supresión total de la plantilla de la empresa y la situación negativa de la empresa consiste en que aquella amortigua o acota el alcance de ésta. La empresa se considera inviable o carente de futuro, y para evitar la prolongación de una situación de pérdidas o resultados negativos de explotación se toma la decisión de despedir a los trabajadores, con las indemnizaciones correspondientes. Es esta la solución que impone, no solo el tenor literal del texto legal, sino la fuerza de la lógica. Esta extinción por causas objetivas, sea plural o sea colectiva, es el único medio viable en la legislación para dar fin a una explotación que se estima ruinosa y cuya permanencia en el mercado no es posible. El legislador, de esta forma, soluciona el problema del fin de estas empresas no viables, de manera todo lo satisfactoria que es posible para ambas partes en el contrato. Debe destacarse que no existe en nuestro ordenamiento jurídico ningún otro precepto que provea solución a esa necesidad...". Ver sentencias nº TS, Sala de lo Social, de 14/06/1996, Rec. 3099/1995 y TSJ Cataluña, Sala de lo Social, nº 6167/2010, de 28/09/2010, Rec. 2741/2010

En consecuencia, en el caso de extinción de la personalidad jurídica del contratante la letra g) del 49.1 ,ET, ha de entenderse siempre relacionada con el Art. 51 ,ET, por lo que, según los umbrales numéricos, siempre se seguirá los extremos del despido objetivo o colectivo.  

La falta de comunicación escrita con expresión de la causa y puesta a disposición de la correspondiente indemnización da lugar a la nulidad de la extinción, conforme imponen los preceptos 53.4 ,Estatuto de los Trabajadores y 122.2 b) y 124 de la ley de jurisdicción social.

BASE JURIDICA

- Arts 51.1, aprt.c)art. 52, ETletra g) del art 49.1, Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

- Art. 122,Art. 124 ,Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social.

- STSJ Castilla y León 28/01/2009 (R. 1874/2008 - TS, Sala de lo Civil, nº 690/2011, de 06/10/2011, Rec. 1874/2008 -).

 

Despido colectivo
Extinción del contrato de trabajo
Despido por causas objetivas
Extinción de la personalidad jurídica del empresario
Extinción de la personalidad jurídica
Actividades empresariales
Personalidad jurídica
Causas económicas
Contrato de Trabajo
Centro de trabajo
Omisión
Trabajador fijo
Contrato de trabajo de duración determinada
Extinción del contrato
Incapacidad del empresario
Acuerdos sociales
Expediente de regulación de empleo
Puesto de trabajo
Trabajador por cuenta ajena
Ruina