Caso práctico: Sanción de trafico por conducción con alcohol y drogas

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Administrativo
  • Fecha última revisión: 06/10/2017
  • Origen: Iberley

PLANTEAMIENTO

Buenos días, a un cliente, se le apreció en un control policial que conducía bajo la influencia de alcohol y de drogas; le han llegado dos sanciones una por alcohol y otra por drogas; le pueden imponer dos sanciones cuando dicha infracción está recogida en el mismo precepto (art. 65.5º c) del texto articulado de la Ley sobre Tráfico de la Ley sobre Tráfico Circulación de vehículos a motor y seguridad ).

Resulta importante porque le pueden quitar 6 puntos por cada una según el artículo 60 sin aplicar el límite máximo de 8 puntos.

Existe jurisprudencia de casos similares

Un saludo

RESPUESTAS

Buen día.

Antes de nada, una pequeña precisión: desde el 31-01-2016 se encuentra en vigor el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, con lo que las referencias normativas de la infracción o infracciones que se imputan (si la comisión de los hechos tuvo lugar con posterioridad a esa fecha) deben realizarse no ya al artículo 65.5ª c del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, que se encuentra derogado, sino al artículo 77 c de la norma mencionada en primer lugar.

Dicho lo anterior, entiendo perfectamente posible la imposición de dos sanciones distintas en tanto obedecen a dos conductas o motivos distintos (y con pruebas igualmente distintas) toda vez que un mismo precepto legal puede recoger varias conductas punibles, como sucede, por ejemplo, y sin irnos más allá de la norma examinada, con el 76 h ("No hacer uso del cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y demás elementos de protección") o con el 77 n ("Realizar en la vía obras sin la autorización correspondiente, así como la retirada, ocultación, alteración o deterioro de la señalización permanente u ocasional").

La pertinencia de la aplicación de las derivaciones del principio ne bis in idem, que entiendo que es lo que indirectamente persigue conocer con su consulta, requiere, como sabe, una identidad en los hechos o motivos que no se da en el caso que expone. Hay una misma conducción sí, pero dos hechos o motivos "punibles" durante la misma: por un lado la conducción con tasas de alcohol superiores a las que reglamentariamente se establezcan y, por otro, la conducción con presencia en el organismo de drogas, ilícitos administrativos cuya concurrencia se puede dar también, lógicamente, por separado.

A mayor abundamiento, como puede comprobar en el Anexo II del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, titulado "Infracciones que llevan aparejada la pérdida de puntos", ambas conductas se recogen en números distintos.

Bebida alcohólica
Drogas
Circulación de vehículos
Sanciones de tráfico
Cinturón de seguridad
Sistemas de retención
Ocultación
Principio non bis in idem
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados