Caso práctico: Situación coronavirus Covid-19: Desde octubre de 2020 ¿En qué casos hay consumo de paro mientras se cobra el ERTE COVID-19?

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 16/11/2020
  • Origen: Iberley

PLANTEAMIENTO

El art. 8.7 del Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo, especifica:

"7. La medida prevista en el artículo 25.1.b) del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, se mantendrá vigente hasta el 30 de septiembre de 2020.

La reducción de las prestaciones consumidas a partir del 1 de octubre de 2020 en los expedientes de regulación temporal de empleo en los que hasta ahora se aplicaba dicha medida, no obstante, no afectará a las nuevas prestaciones que se inicien a partir del 1 de octubre de 2026.

Sin perjuicio de lo previsto en los párrafos precedentes, con el objetivo proteger a las personas afectadas en sus empleos por la crisis, especialmente a las más vulnerables, no se computarán en ningún momento como consumidas las prestaciones por desempleo disfrutadas, durante los expedientes referidos en el apartado 1 de este artículo, por aquellas que accedan a un nuevo derecho, antes del 1 de enero de 2022, como consecuencia de la finalización de un contrato de duración determinada o de un despido, individual o colectivo, por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, o un despido por cualquier causa declarado improcedente".

  • 1.- ¿El beneficio de no consumir paro en las prestaciones por ERTE se mantendrá únicamente hasta el 30 de septiembre de 2020?
  • 2.- En caso de solicitar prestación por desempleo en 2021 ¿El trabajador verá reducida la prestación por el tiempo que va desde el 1 de octubre 2020 al 31 de enero 2021?

RESPUESTA

La dificultad de la comprensión del  art. 25.1 b) Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, ha llevado al SEPE a la publicación de INSTRUCCIONES PROVISIONALES PARA LA APLICACIÓN, EN MATERIA DE PROTECCIÓN POR DESEMPLEO, DEL REAL DECRETO–LEY 30/2020, DE 29 DE SEPTIEMBRE, DE MEDIDAS SOCIALES EN DEFENSA DEL EMPLEO.

1.-

Las prestaciones por desempleo asociadas a ERTE COVID-19 consumen paro desde el 1 de octubre de 2020, siempre que:

  • se soliciten antes del 1 de octubre de 2026.
  • el paro no derive de fin de contrato temporal, despido individual o colectivo por causas objetivas, o despido improcedente.

El art. 25.1 b) Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, entre las medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo en aplicación de los procedimientos referidos a ERTES Fuerza Mayor o ETOP COVID-19, establece la de:

"No computar el tiempo en que se perciba la prestación por desempleo de nivel contributivo que traiga su causa inmediata de las citadas circunstancias extraordinarias, a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción establecidos".

No obstante, el art. 8.7 del Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo, pone fin al límite a la medida descrita el 30 de septiembre de 2020. Es decir, hasta el 30 de septiembre de 2020 las prestaciones por desempleo asociadas a ERTE COVID-19 no consumen paro, desde esa fecha termina el denominado "contador a O", y comienza a descontarse cada día que el trabajador cobra de ERTE. No obstante, a esa medida se asocian una serie de compensaciones y de excepciones:

  • a) La reducción de las prestaciones consumidas a partir del 1 de octubre de 2020 en los expedientes de regulación temporal de empleo en los que hasta ahora se aplicaba dicha medida no afectará a las nuevas prestaciones que se inicien a partir del 1 de octubre de 2026.
  • b) Del mimo modo, no se computarán en ningún momento como consumidas las prestaciones por desempleo disfrutadas, durante los ERTE referidos, por aquellas que accedan a un nuevo derecho, antes del 1 de enero de 2022, como consecuencia de la finalización de un contrato de duración determinada o de un despido, individual o colectivo, por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, o un despido por cualquier causa declarado improcedente.

De esta forma, las personas trabajadoras que soliciten prestación contributiva por desempleo a partir del 1 de enero de 2022 y hasta el 1 de octubre de 2026, verán reducido el tiempo de duración de su prestación en proporción al tiempo cobrando durante el ERTE desde del 1 de octubre de 2020 al 31 de enero de 2021.

2.-

Siguiendo la norma, el periodo de desempleo asociado a un ERTE desde el 01/10/2020 al 31/01/2021 se descontará de la duración de la prestación solicitada en el año 2021 (por tratarse de un periodo anterior al 1 de octubre de 2026). Salvo que la persona trabajadora se encuentre en situación legal de desempleo como consecuencia de fin de contrato temporal, despido individual o colectivo por causas objetivas, o despido improcedente (Por tratarse de un periodo anterior al 1 de enero de 2022).

Prestaciones por desempleo en caso de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

 

 

 

ERE temporal
Coronavirus
Prestación por desempleo
Desempleo
Contrato de trabajo de duración determinada
Causas económicas, técnicas, organizativas y de producción
Despido individual
Extinción del contrato temporal
Despido improcedente
Servicio público de empleo estatal
Fuerza mayor
Prestación por desempleo contributivo
Prestaciones contributivas
Situación legal de desempleo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados