Caso práctico: Tributación IRPF en caso de fallecimiento de familiar

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Fiscal
  • Fecha última revisión: 03/01/2017

 

PLANTEAMIENTO

Se trata del supuesto de un matrimonio con un hijo menor edad, en el que se produce el fallecimiento de uno de los cónyuges en el mes de mayo del año X.

¿Cómo será la forma de tributación del IRPF de esta unidad familiar, y en qué período impositivo?

¿Estarán obligados los herederos de la persona fallecida a presentar la declaración de la renta?, en caso afirmativo, ¿Qué se debe tener en cuenta?

ANÁLISIS

Por regla general el período impositivo es el año natural, produciéndose el devengo del IRPF el 31 de diciembre de cada año.

En el caso de fallecimiento del contribuyente antes del 31 de diciembre, el período impositivo será inferior al año natural, finalizando, por lo tanto dicho período, y devengándose en el momento del fallecimiento el impuesto.

Los miembros de la unidad familiar podrán optar por dos formas de tributación:

-Tributación individual

Del cónyuge fallecido, con período impositivo inferior al año natural.

Del cónyuge viudo y del hijo menor de edad, con período impositivo igual al año natural.

- Tributación individual y conjunta.

En este caso, el cónyuge viudo y el hijo menor de edad podrán optar por la tributación conjunta, pero no podrán incluir las rentas del fallecido, por el cual se deberá presentar una declaración individual con período impositivo inferior al año natural.

En el supuesto de que el contribuyente fallecido estuviese obligado a presentar la declaración de la renta (Art. 96 ,LIRPF), sus herederos quedarían obligados a presentarla, como obligados tributarios de conformidad con lo estipulado en el Art. 35 ,LGT que señala en el apartado 1 letra j),  a los sucesores como obligados.

Para poder realizar la declaración de la renta de la persona fallecida, en primer lugar, se debe saber (como se expuso en los apartados anteriores) que necesariamente se debe presentar una declaración individual respecto al difunto. Los familiares no podrán realizar una declaración conjunta con el fallecido.

Los importes que determina la obligación de declarar, se aplicarán en sus cuotas íntegras, independientemente del número de días que comprenda el período impositivo del fallecido, y sin que proceda su elevación al año.

Por disposición del apartado 4 del Art. 14 ,LIRPF, “En el caso de fallecimiento del contribuyente todas las rentas pendientes de imputación deberán integrarse en la base imponible del último período impositivo que deba declararse.”

Es decir, las rentas que deberán estar incluidas en la declaración, serán las devengadas en período comprendido entre el 1 de enero y la fecha de fallecimiento, con inclusión de las pendientes de imputación.

Los sucesores del difunto, podrán solicitar, dentro del plazo reglamentario de declaración, el fraccionamiento de la parte de deuda tributaria correspondiente a las rentas mencionadas, en función de los períodos impositivos aplicables, con el límite máximo de 4 años. (Art. 63 ,Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo)

En este supuesto, es también importante tener en cuenta, que el mínimo familiar por descendientes se prorrateará por partes iguales entre ambos cónyuges si, a la fecha del devengo del impuesto, los dos tuviesen derecho a su aplicación,  independientemente de que el cónyuge supérsite presente declaración conjunta con el hijo.

Respecto a la reducción que proceda practicar sobre los rendimientos netos del trabajo personal, se aplicará en la cuantía íntegra que corresponda al importe de los citados rendimientos, sin prorratear dicha cuantía en función del número de días del período impositivo.

En cuanto a lo límites máximos de reducción por aportaciones a los sistemas de previsión social, así como a los patrimonios protegidos de las personas con discapacidad, a la mutualidad de previsión de deportistas profesionales y por cuotas de afiliación y restantes aportaciones a los partidos políticos, se aplicarán en sus importes íntegros, sea cual sea la duración del período impositivo.

En las deducciones de la cuota, los límites máximos se aplicarán en su cuota íntegra, independientemente del número de días que forman el período impositivo.

BASE JURÍDICA

- Art. 35,Art. 39 ,LGT

- Art. 12,Art. 13,Art. 14 ,LIRPF

- Art. 63 ,Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Período impositivo
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Hijo menor
Declaración IRPF
Tributación individual
Unidad familiar
Cónyuge viudo
Tributación conjunta
Fallecimiento del contribuyente
Sucesor
Obligado tributario
Cuota íntegra
Deuda tributaria
Descendientes
Devengo del Impuesto
Discapacidad
Rendimientos netos del trabajo
Deportistas profesionales
Partido político