Caso práctico: Validez de las pruebas de videovigilancia empleadas por la empresa para justificar el justificaba el despido

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 07/08/2018
  • Origen: Iberley

PLANTEAMIENTO

En una empresa en la que los trabajadores están informados, expresamente, de la instalación del sistema de vigilancia, pero sin referencia a una posible utilización disciplinaria de las imágenes obtenidas

  • ¿Es posible utilizar como medio de prueba imágenes de la trabajadora obtenidas para fines de seguridad e incorporadas a un archivo de datos de carácter personal?

RESPUESTA

Aplicando la doctrina de la STC nº 39/2016 de 3 de Marzo de 2016, recaída en un supuesto parecido al que nos plantea: debemos concluir que el empresario no necesita el consentimiento expreso del trabajador para el tratamiento de las imágenes que han sido obtenidas a través de las cámaras instaladas en la empresa con la finalidad de seguridad o control laboral, ya que se trata de una medida dirigida a controlar el cumplimiento de la relación laboral y es conforme con el art. 20.3, Estatuto de los Trabajadores , que establece que «el empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad humana».

La doctrina del TC por la que se dispensa del consentimiento previsto en el art. 6, LOPD ya ha sido aplicada por la Sentencia Social Nº 630/2016, TS, Sala de lo Social, Sec. 1, Rec 3233/2014, 07-07-2016, en la que se contempla el caso de una empleada de supermercado que junto con otra, al menos, consumía productos de la empleadora en el almacén, constando, como hecho probado, que todo el personal tenía conocimiento de la instalación de cámaras de vigilancia, instalación que además, estaba anunciada por carteles.

Resumiendo lo anterior, para considerar posible la utilización de imágenes obtenidas por videovigilancia -sin consentimiento expreso - que justifique la limitación de los derechos fundamentales  la instalación de cámaras de seguridad ha de ser:

- una medida justificada por razones de seguridad (control de hechos ilícitos imputables a empleados, clientes y terceros, así como rápida detección de siniestros).

- idónea para el logro de ese fin (control de cobros y de la caja en el caso concreto).

- necesaria y proporcionada al fin perseguido.

Máxime cuando, según Sentencia SOCIAL Nº 86/2017, TS, Sala de lo Social, Rec 3262/2015, 01-02-2017, «los trabajadores estaban informados, expresamente, de la instalación del sistema de vigilancia, de la ubicación de las cámaras por razones de seguridad, expresión amplia que incluye la vigilancia de actos ilícitos de los empleados y de terceros y en definitiva de la seguridad del centro de trabajo pero que excluye otro tipo de control laboral que sea ajeno a la seguridad, esto es el de la efectividad en el trabajo, las ausencias del puesto de trabajo, las conversaciones con compañeros, etc.. Y frente a los defectos informativos que alegan pudieron reclamar a la empresa más información o denunciarla ante la Agencia Española de Protección de Datos, para que la sancionara por las infracciones que hubiese podido cometer».

Medios de prueba
Datos personales
Falta de consentimiento
Sin consentimiento
Derechos fundamentales
Centro de trabajo
Puesto de trabajo
Protección de datos
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados