Resolución No Vinculante de Dirección General de Tributos, 1228-04 de 13 de Mayo de 2004

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas
  • Fecha: 13 de Mayo de 2004
  • Núm. Resolución: 1228-04

Normativa

Ley 43/1995, art. 75.1. Ley 40/1998, arts. 21 y 42.

Cuestión

1. Si la retribución satisfecha al socio/administrador es un gasto deducible para determinar el rendimiento neto de la actividad. 2. En caso de que la sociedad desarrollara al mismo tiempo una actividad económica, sin dejar de tener la consideración de patrimonial, cómo se podría efectuar la imputación de este gasto entre los distintos tipos de rendimientos.

Descripción

La consultante, con la consideración de patrimonial en 2003, tiene por única actividad el arrendamiento de las dos naves que posee. Uno de los socios, con más del 50 por 100 del capital social, es al mismo tiempo presidente del consejo de administración y desarrolla las funciones de gerencia de la sociedad. Percibe una retribución mensual fija por su trabajo, no determinada en los estatutos de la sociedad.

Contestación

1. La Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades (en adelante LIS), tras la modificación introducida por la Ley 46/2002, de 18 de diciembre, de reforma parcial del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y por la que se modifican las Leyes de los Impuestos sobre Sociedades y sobre la Renta de no Residentes, regula en los artículos 75 a 77 el régimen de las sociedades patrimoniales.

En cuanto a su régimen fiscal, el apartado 3 del artículo 75 de la LIS establece que la base imponible de la sociedad se dividirá en dos partes, la general y la especial, y se cuantificará según lo dispuesto en la Ley 40/1998, de 9 de diciembre, reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante LIRPF), con las limitaciones y condiciones que en dicho apartado se indican. El tipo de gravamen será del 40 por 100 para la parte general de la base imponible y la parte especial de la base imponible tributará al 15 por 100.

Las rentas procedentes del arrendamiento, con arreglo a los datos de la consultante, han de calificarse como rendimiento del capital inmobiliario. No pueden considerarse como rendimiento de una actividad económica, ya que no cumple una de las condiciones exigidas por el artículo 25.2 de la LIRPF (no cuenta con un local exclusivo para la gestión).

La cuantificación del rendimiento se realizará de acuerdo con los artículos 20 y 21 de la LIRPF. Al respecto, en materia de gastos deducibles, el artículo 21.1 establece que para determinar el rendimiento neto, se deducirán "todos los gastos necesarios para la obtención de los rendimientos". Y entre ellos menciona de forma expresa a "las cantidades devengadas por terceros como consecuencia de servicios personales y los gastos de reparación y conservación". En desarrollo de tal precepto, el artículo 12 del Reglamento del Impuesto (Real Decreto 214/1999, de 5 de febrero) señala como gastos deducibles "las cantidades devengadas por terceros en contraprestación directa o indirecta o como consecuencia de servicios personales, tales como los de administración, vigilancia, portería o similares".

Para determinar si la retribución que la sociedad satisface al socio-administrador es deducible, es necesario analizar la calificación y cuantificación de las retribuciones de los administradores que ejercen también otras funciones en una sociedad.

El artículo 16.2.e) de la LIRPF califica como rendimientos del trabajo expresamente a "las retribuciones de los administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos". Por su parte, el artículo 66 de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada, regula la retribución de los administradores de estas sociedades en los siguientes términos:

"1. El cargo de administrador es gratuito, a menos que los estatutos establezcan lo contrario, determinando el sistema de retribución.

2. Cuando la retribución tenga como base una participación en los beneficios, los estatutos determinarán concretamente la participación, que en ningún caso podrá ser superior al diez por ciento de los beneficios repartibles entre los socios.

3.Cuando la retribución no tenga como base una participación en los beneficios, la remuneración de los administradores será fijada para cada ejercicio por acuerdo de la Junta General".

La aplicación de estos preceptos al caso consultado, es decir, contribuyente que es socio de una sociedad, en la que desempeña el cargo de administrador y que, al mismo tiempo, percibe una retribución por su condición de gerente, permite extraer las siguientes conclusiones:

1ª. Si el cargo de administrador fuese retribuido, los estatutos de la entidad deberán preverlo expresamente, señalando, además, el sistema de retribución. En estas condiciones, la retribución que percibiese el contribuyente en su condición de administrador tendría la naturaleza de rendimiento del trabajo, de acuerdo con el artículo 16.2.e) de la LIRPF.

2ª. Si, por el contrario, en los estatutos de la sociedad el cargo de administrador se configura como gratuito, como se entiende que ocurre en el caso de la consultante, las percepciones que percibiera de la sociedad se calificarían de acuerdo con lo establecido en el artículo 16 y 23.1.a).4º de la LIRPF, aplicando, en su caso, lo establecido en el artículo 42 de la misma Ley.

El artículo 16.1 de la LIRPF señala que "se considerarán rendimientos íntegros del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas". Idéntica calificación de rendimientos del trabajo correspondería a las retribuciones derivadas de "relaciones laborales de carácter especial" (artículo 16.2.j) de la LIRPF), donde se incluyen las obtenidas por el desempeño de un puesto de alta dirección de los regulados en el Real Decreto 1382/1985, de 1 de agosto, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del personal de alta dirección.

La calificación anterior es independiente del régimen de la Seguridad Social que le corresponda, ya que en todo caso las retribuciones percibidas constituirán rendimientos del trabajo si se cumplen los requisitos señalados. Ahora bien, en estos casos, al tratarse de operaciones realizadas por el socio mayoritario de la entidad que, al mismo tiempo, es administrador solidario, para la cuantificación de estas retribuciones deben tenerse en cuenta las normas sobre operaciones vinculadas en los términos previstos en el artículo 16.2 de la LIS, pudiendo resultar de aplicación lo dispuesto en el artículo 42.2 de la LIRPF: "En el caso de que la operación vinculada con una sociedad corresponda al ejercicio de actividades económicas o a la prestación de trabajo personal por personas físicas, éstas deberán efectuar su valoración en los términos previstos en el artículo 16 de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, anteriormente citada, cuando impliquen un aumento de sus ingresos. En este caso, también la entidad procederá a realizar dicha valoración a efectos del Impuesto sobre Sociedades".

Por tanto, si las rentas percibidas por el socio-administrador pudieran calificarse como rendimientos del trabajo, a efecto de la determinación del rendimiento neto del capital inmobiliario de la sociedad, debe distinguirse:

a) La parte de las remuneraciones que guarde relación directa con el arrendamiento de los inmuebles tendrá la consideración de gasto fiscalmente deducible.

b) La parte de las remuneraciones que no tengan dicha relación directa con los alquileres, por ejemplo las derivadas del cumplimiento de las obligaciones genéricas a las que está sujeta una entidad (llevanza de contabilidad, presentación de la declaración del Impuesto sobre Sociedades, etc.), no tendrían la consideración de gasto fiscalmente deducible para la determinación del rendimiento neto (en este sentido puede citarse, entre otras, las consultas número 0446-00 y 1098-02).

Por otra parte, hay que tener en cuenta que el artículo 23.1.a).4º de la LIRPF califica como rendimientos del capital mobiliario procedentes de la participación en fondos propios de cualquier tipo de entidades, a "cualquier otra utilidad, distinta de las anteriores, procedente de una entidad por la condición de socio, accionista, asociado o partícipe". Ello supone que si las retribuciones percibidas no lo fueran por el ejercicio de un trabajo personal derivado de una relación laboral, ordinaria o especial, o por la condición de administrador, que permitiera calificarlas como rendimientos del trabajo de acuerdo con el artículo 16 de la LIRPF, deberían calificarse como rendimientos del capital mobiliario procedentes de la participación en los fondos propios de la entidad de los previstos en el artículo 23.1.a).4º, no siendo de aplicación lo previsto en el artículo 23.7 de la LIRPF.

Esta calificación determinaría para el pagador su sujeción al tipo de retención aplicable a este tipo de rendimientos del capital mobiliario – el 15 por 100-, y la no deducibilidad para la entidad.

Finalmente, resulta necesario indicar que, según el artículo 75.3.a).c’) de la LIS, para determinar el rendimiento neto no se aplicarán las reducciones previstas en los apartados 2 y 3 del artículo 21 cuando alguno de los socios de la sociedad patrimonial sea sujeto pasivo del Impuesto sobre Sociedades o del Impuesto sobre la Renta de no Residentes. Además, de acuerdo con el artículo 38 bis de la LIRPF, el rendimiento neto determinado se incluirá en la parte general de la base imponible. El tipo de gravamen que le corresponde es el 40 por 100 (art. 75.3.b) LIS).

2. Si la sociedad realizara al mismo tiempo una actividad económica, y no dejara por ello de ser una sociedad patrimonial, sus fuentes de renta se escindirían en dos conceptos. Por un lado estarían los rendimientos del capital inmobiliario procedentes del arrendamiento de sus dos naves. Por otro, los rendimientos procedentes de la actividad económica que desarrolle. Habrá que tener en cuenta que si alguna de las naves se utiliza para el ejercicio de dicha actividad económica, tendrán la consideración de elemento afecto a la misma (art. 27.1.a) de la LIRPF).

En cuanto a la actividad económica, el artículo 75.3.a.a') de la LIS señala que "la determinación del rendimiento neto procedente de actividades económicas se realizará mediante la modalidad normal del régimen de estimación directa".

En el caso planteado por la consultante, el gasto del socio/administrador sólo podrá atribuirse a cada tipo de rendimiento en función de que sea necesario para la obtención de cada uno de ellos y de acuerdo con los criterios señalados en el punto 1 anterior. El sistema de reparto entre las dos fuentes de renta habrá de establecerse por la propia sociedad, entendiendo que serían válidos aquellos sistemas que incorporen los criterios de racionalidad y continuidad. Todo ello sin perjuicio de que será la Administración Tributaria quien valore los sistemas empleados y su aplicación.

Al respecto, habrá que tener en cuenta que el artículo 50 bis del Reglamento del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto 537/1997, de 14 de abril, añadido por el Real Decreto 252/2003, de 28 de febrero, relativo a las obligaciones de las sociedades patrimoniales, señala en su apartado 3 que "asimismo, la memoria deberá contener información detallada sobre los cálculos efectuados para determinar el resultado de la distribución de los gastos entre las distintas fuentes de renta".

Actividades económicas
Impuesto sobre sociedades
Retribuciones de los administradores
Rendimientos netos
Gastos deducibles
Rendimientos del trabajo
Socio administrador
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Consejo de administración
Estatutos sociales
Sociedad patrimonial
Participación en beneficios
Contraprestación
Capital social
Rendimiento capital inmobiliario
Rentas sujetas al IRNR
Relaciones laborales de carácter especial
Alta dirección
Gastos de reparación y conservación
Operaciones vinculadas
Portería
Rendimientos de capital mobiliario
Sociedad de responsabilidad limitada
Rendimientos íntegros del trabajo
Fondos propios
Rendimientos de actividades económicas
Regímenes de la Seguridad social
Socio mayoritario
Administrador solidario
Persona física
Rendimientos netos del capital inmobiliario
Cumplimiento de las obligaciones
Declaración Impuesto de Sociedades
Condición de socio
Accionista
Impuesto sobre la Renta de no residentes
Sujetos pasivos Impuesto sobre Sociedades
Estimación directa

Ley 35/2006 de 28 de Nov (IRPF -Impuesto sobre la renta de las personas físicas-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 285 Fecha de Publicación: 29/11/2006 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2007 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 634/2015 de 10 de Jul (Reglamento del Impuesto sobre Sociedades) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 165 Fecha de Publicación: 11/07/2015 Fecha de entrada en vigor: 12/07/2015 Órgano Emisor: Ministerio De Hacienda Y Administraciones Publicas

Ley 40/1998 de 9 de Dic (IRPF y otras Normas Tributarias) DEROGADO PARCIALMENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 295 Fecha de Publicación: 10/12/1998 Fecha de entrada en vigor: 01/01/1999 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 46/2002 de 18 de Dic (Reforma parcial del IRPF y modificación de las Leyes del IS y RNR) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 303 Fecha de Publicación: 19/12/2002 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2003 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 2/1995 de 23 de Mar (Sociedades de Responsabilidad Limitada) DEROGADO

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 71 Fecha de Publicación: 24/03/1995 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Modalidades de determinación del rendimiento neto en estimación directa simplificada y normal (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 25/10/2017

    El rendimiento neto de las actividades económicas, a las que sea de aplicación la modalidad simplificada del método de estimación directa, se determinará según las normas contenidas en los Art. 28 ,LIRPF y Art. 30 ,LIRPF con diversas especialid...

  • Reducciones en los rendimientos de actividades económicas (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 30/11/2016

    A efectos de la aplicación de la reducción prevista en el apartado 1 del Art. 32 ,LIRPF, se consideran rendimientos de actividades económicas obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, exclusivamente, los siguientes, cuando se impute...

  • Método de Estimación Directa (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 25/10/2017

    Tal y como dispone el Art. 30 ,LIRPF la determinación de los rendimientos de actividades económicas se efectuará, con carácter general, por el método de estimación directa. Dicho método admite dos modalidades:- Método de estimación directa n...

  • Gastos deducibles en los rendimientos del capital inmobiliario (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 07/03/2016

    Podrán deducirse  de los rendimientos íntegros todos los gastos necesarios para su obtención, así como las cantidades  destinadas a la amortización  del inmueble y de los restantes bienes cedidos con el mismo, siempre que respondan a su depre...

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas GIPUZKOA (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 30/07/2018

    El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en Gipuzkoa (IRPF Gipuzkoa) se encuentra regulado en la NORMA FORAL 3/2014, de 17 de enero, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del Territorio Histórico de Gipuzkoa, y en el Reglam...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados