Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/1276/2007 de 28 de Mayo de 2008

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 28 de Mayo de 2008
  • Núm. Resolución: 00/1276/2007

Resumen

La empresa recibió alcohol parcialmente desnaturalizado con exención en base al artículo 42.2 de la Ley de Impuestos Especiales (Ley 38/1992), pero la posterior utilización del mismo para la fabricación de productos que se destinan para el consumo humano por ingestión, supone uso ajeno a la autorización concedida.

Descripción

         En la Villa de Madrid, a 28 de mayo de 2008, en las reclamaciones económico-administrativas que, en segunda instancia, penden de resolución ante este Tribunal Económico-Administrativo Central, en SALA, en virtud de los recursos de alzada interpuestos por D. ... en nombre y representación de la empresa ..., que declara como domicilio, a efectos de notificaciones, en ..., contra los acuerdos del Tribunal Económico-Administrativo Regional de ... de ..., recaídos en sus expedientes números ... y ..., respectivamente, por el concepto de Impuesto Especial sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas por importes de 1.875.236,42 € y 1.859.470,73 € respectivamente.

                                            ANTECEDENTES DE HECHO

         PRIMERO.- Con fecha 19 de enero de 2005, la Inspección de Hacienda del Estado de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de la Delegación Especial de ... de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, levantó a la empresa interesada, acta de disconformidad A02 nº ..., por el concepto Impuesto Especial sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas, correspondiente al ejercicio 2000, donde se hace constar que el inicio de las actuaciones fue el 9 de febrero de 2004 y se propone una liquidación del impuesto correspondiente al alcohol parcialmente desnaturalizado consumido en el establecimiento ... y recibido en el mismo con exención, por un importe de 1.877.763,69 €, de los que 1.524.718,31 €, corresponden a cuota y 353.045,38 €, a intereses de demora.

         Así mismo, con fecha 30 de noviembre de 2005, la Inspección de Hacienda del Estado de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de la Delegación Especial de ... de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, levantó a la empresa interesada, acta de disconformidad A02 nº ..., por el concepto Impuesto Especial sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas, correspondiente al ejercicio 2001, donde se propone una liquidación del impuesto correspondiente al alcohol parcialmente desnaturalizado consumido en el establecimiento ... y recibido en el mismo con exención, por un importe de 1.862.632,84 €, de los que 1.538.895,59 €, corresponden a cuota y 323.737,25 €, a intereses de demora.

         De las actuaciones realizadas en los expedientes de comprobación se ha deducido que, una vez descontadas las cantidades de alcohol utilizadas con anterioridad a las fechas que determina la prescripción de acuerdo con el inicio de las actuaciones, y las cantidades utilizadas en la fabricación de ... en el ejercicio 2000 y de ... en el año 2001, productos que no se destinan al consumo humano por ingestión, el total de alcohol desnaturalizado respecto del cual no se justifica su uso en la fabricación de productos no destinados al consumo humano por ingestión resulta ser de 233.757 litros reales, equivalentes a 222.536,65 litros absolutos en el año 2000 y de 235.682,96 litros reales, equivalentes a 224.605,86 litros absolutos en el año 2001, por lo que al no haber destinado el alcohol para un uso autorizado, ya que la exención que se establece en el artículo 42.2 de la Ley 38/1992, viene fijada para el alcohol parcialmente desnaturalizado, cuando se emplee en un fin previamente autorizado distinto del consumo humano por ingestión, se proponían las liquidaciones citadas por el Impuesto Especial sobre Alcohol y Bebidas Derivadas.

         SEGUNDO.- Con fechas 22 de febrero de 2005 y 5 de enero de 2006, se dictaron sendos acuerdos de liquidación confirmando las liquidaciones propuestas en las Actas A02/... y A02/... si bien se modificaron ligeramente los intereses de demora, practicándose las respectivas liquidaciones por importes de 1.875.236,42 €, en donde 1.524.718,31 €, corresponden a cuota y 350.518,11 €, a intereses de demora y 1.859.470,73 €, de los que 1.538.895,59 €, corresponden a cuota y 320.575,14 €, a intereses de demora. Dichos acuerdos fueron debidamente notificados al interesado en 7 de marzo de 2005 y 25 de enero de 2006.

         TERCERO.-- Con fechas 4 de abril de 2005 y 27 de enero de 2006, se interpusieron ante el Tribunal Económico-Administrativo Regional de ... sendas reclamaciones económico-administrativas contra dichos actos, con números de Registro General ... y ..., efectuando en el momento procedimental oportuno, las alegaciones que creyó convenientes en defensa de su derecho. A los escritos de alegaciones acompañan: informe en el que se acredita que los productos fabricados no llevan alcohol; certificado del secretario del Consejo de Administración en el que se acredita que el alcohol se ha utilizado para fabricar medicamentos que se comercializan como especialidades farmacéuticas o como medicamentos de plantas medicinales y fotocopias de los registros con que cuenta la empresa, tanto de especialidades farmacéuticas como de especialidades fitosanitarias (medicamentos de plantas medicinales).

         CUARTO.- El Tribunal Económico-Administrativo Regional de ... por acuerdos de ... resolvió los expedientes anteriores, estimando en parte la reclamación ..., en el sentido de anular el acuerdo impugnado en lo que se refiere a lo expresado en el fundamento Cuarto de la resolución, confirmando el resto del mismo. El citado fundamento Cuarto dice: "Consta en el acta y en el acuerdo de liquidación la exclusión de la liquidación de las partidas de alcohol parcialmente desnaturalizado utilizado en la fabricación de dos de los productos cuyo uso es externo tópico, el ... y ...; sin embargo, la Inspección no ha excluido las utilizadas en la fabricación de ... y ... Dado que el destino de estos últimos no es su consumo por ingestión, este Tribunal considera que la Inspección debió excluir de la liquidación practicada el alcohol parcialmente desnaturalizado utilizado en la fabricación de ... y ... o explicar los motivos por los cuales no se procedió así." Por su parte el acuerdo que resolvía la reclamación ... la desestimaba y confirmaba el acuerdo impugnado. Dichos acuerdos fueron debidamente notificados al interesado en 22 y 16 de marzo de 2007.

         QUINTO.- En 27 de marzo de 2007, la empresa interesada presentó sendos recursos de alzada contra los acuerdos anteriores para este Tribunal Económico-Administrativo Central, con los números de registro General 1276/07 y 1277/07, insistiendo en sus alegaciones anteriores, señalando en lo que se refiere a al recurso 1276/07, prescripción de la totalidad del ejercicio por pérdida de virtualidad interruptiva de todo lo actuado al haber excedido las actuaciones del procedimiento inspector el plazo máximo de un año; y de manera coincidente en ambos recursos alegó en síntesis: 1º) El TEAR debió al menos, excluir el alcohol recuperado y devuelto a las empresas suministradoras; 2) En los productos fabricados no existe alcohol; 3) La aplicación de la exención al alcohol desnaturalizado para fabricar medicamentos, es procedente aunque los mismos sean objeto de consumo humano por ingestión. Por último solicita que, en su caso, se plantee una cuestión prejudicial de interpretación ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

         SEXTO.- En 23 de abril de 2007, la Secretaría General del Tribunal Económico-Administrativo Central, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 230 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, dictó acuerdo de acumulación de los expedientes citados.
         
SÉPTIMO.- En 7 de abril de 2008, se han recibido en este Tribunal sendos escritos del interesado referidos a las reclamaciones 1276/07 y 1277/07, en apoyo de sus pretensiones, aportando contestación de la Comisión Europea a la denuncia contra el Reino de España, registrada con el nº ..., presentada en su día por la empresa interesada.

                                            FUNDAMENTOS DE DERECHO

         PRIMERO.- Concurren los requisitos respecto a competencia, legitimación y formulación en plazo, exigidos por la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, que son presupuesto para la admisión a trámite de los presentes recursos, en los que la cuestión que se plantea es si los acuerdos del Tribunal Económico-Administrativo Regional de ... de ..., recaídos en sus expediente números ... y ..., respectivamente, por el concepto de Impuesto Especial sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas resultan conformes a Derecho.

         SEGUNDO.- Dicha cuestión consiste en determinar si se ha producido la prescripción de la totalidad del ejercicio al haber excedido las actuaciones del procedimiento inspector el plazo máximo de un año en la reclamación ..., y si se han cumplido las condiciones reglamentariamente impuestas para la aplicación de la exención establecida en el artículo 42.2 de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre de Impuestos Especiales sobre el alcohol parcialmente desnaturalizado.

         TERCERO.- En cuanto a la posible prescripción hay que tener en cuenta que el artículo 29 de la Ley 1/1998, de 26 de febrero, de Derechos y Garantías de los Contribuyentes, en vigor para el presente procedimiento en aplicación de lo dispuesto en las disposiciones Derogatoria Única y Transitoria Tercera de la Ley 58/2003, General Tributaria, dice: "1. Las actuaciones de comprobación e investigación y las de liquidación llevadas a cabo por la Inspección de los Tributos deberán concluir en el plazo máximo de doce meses a contar desde la fecha de notificación al contribuyente del inicio de las mismas. No obstante, podrá ampliarse dicho plazo, con el alcance y requisitos que reglamentariamente se determinen, por otros doce meses, cuando en las actuaciones concurra alguna de las siguientes circunstancias: a) Que se trate de actuaciones que revistan especial complejidad. En particular, se entenderá que concurre esta circunstancia a la vista del volumen de operaciones de la persona o entidad, la dispersión geográfica de sus actividades o su tributación como grupos consolidados, o en régimen de transparencia fiscal internacional. b) Cuando en el transcurso de las mismas se descubra que el contribuyente ha ocultado a la Administración tributaria alguna de las actividades, empresariales o profesionales, que realice. 2. A los efectos del plazo previsto en el apartado anterior, no se computarán las dilaciones imputables al contribuyente, ni los períodos de interrupción justificada que se especifiquen reglamentariamente. 3. La interrupción injustificada durante seis meses de las actuaciones inspectoras, producida por causas no imputables al obligado tributario, o el incumplimiento del plazo a que se refiere el apartado 1, determinará que no se considere interrumpida la prescripción como consecuencia de tales actuaciones. 4. A los efectos de los apartados anteriores, se entenderá que las actuaciones de comprobación e investigación y las de liquidación concluyen en la fecha en que se dicte el acto administrativo que resulte de dichas actuaciones."

         CUARTO.- En el caso que nos ocupa, resulta que la notificación del inicio de las actuaciones inspectoras fue el 9 de febrero de 2004 por lo que el plazo de un año terminaría en 9 de febrero de 2005 y si le añadimos los 18 días contabilizados por el Tribunal Regional como demora imputable al interesado, (correspondiente a los días transcurridos entre un segundo requerimiento de información no presentada en su momento y la recepción de dicha información), el plazo finalizaría el 27 de febrero de 2005 y puesto que el acuerdo de la liquidación se ha producido, según consta en el expediente, en 22 de febrero de 2005, sólo puede llegarse a la conclusión de que no se ha rebasado el plazo de un año establecido en el artículo 29 de la Ley 1/1998, de 26 de febrero, de Derechos y Garantías de los Contribuyentes, lo que determina que se considere interrumpida la prescripción como consecuencia de tales actuaciones, y en consecuencia que no se haya producido la prescripción alegada.

         QUINTO.-
Por lo que se refiere a si se han cumplido las condiciones reglamentariamente impuestas para la aplicación de la exención establecida en el artículo 42.2 de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre de Impuestos Especiales sobre el alcohol parcialmente desnaturalizado, hay que tener en cuenta que el artículo 20.3 de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales, define el Alcohol parcialmente desnaturalizado como el alcohol que contenga, como mínimo en la proporción que se determine, las sustancias desnaturalizantes aprobadas por el Ministro de Economía y Hacienda que lo hagan impropio para el consumo humano por ingestión y cuya utilización en un proceso industrial determinado haya sido previamente autorizada, en la forma y con las condiciones que se establezcan reglamentariamente y el artículo 42.2, de la misma Ley, contempla la exención de los Impuestos Especiales sobre el alcohol y bebidas derivadas en la fabricación e importación de alcohol que se destine a ser parcialmente desnaturalizado, así como la importación de alcohol parcialmente desnaturalizado, mediante el procedimiento que se establezca reglamentariamente, para ser posteriormente utilizado en un fin previamente autorizado distinto del consumo humano por ingestión. En este sentido el artículo 75.7 del Reglamento de los Impuestos Especiales, aprobado por el Real Decreto 1165/1995, de 7 de julio de 1995, dice que el alcohol parcialmente desnaturalizado únicamente podrá ser objeto de utilización en las condiciones establecidas en este Reglamento, en un proceso industrial determinado para la obtención de productos no destinados al consumo humano por ingestión. Por lo tanto la cuestión planteada radica en que se haya comprobado que los productos obtenidos por la empresa están destinados al consumo humano por ingestión. En este sentido se ha manifestado la Dirección General de Tributos en la contestación de 25 de marzo de 2002 a la consulta 487/2002, en cuyo sumario se dice: "No está permitida la utilización de alcohol desnaturalizado, ni totalmente ni parcialmente, en el proceso de fabricación de unos extractos secos de plantas que puedan destinarse al consumo humano por ingestión. El hecho de que no pueda acogerse al supuesto de exención del Impuesto que conlleva la utilización de alcohol desnaturalizado no implica que el industrial deba soportar, en todo caso, la carga fiscal de este Impuesto, ya que, si los extractos secos obtenidos no contienen alcohol, el industrial podrá obtener la devolución de las cuotas soportadas en la adquisición de alcohol no desnaturalizado utilizado." De la aplicación de la normativa vigente se deduce que la parte del alcohol parcialmente desnaturalizado que la empresa interesada ha utilizado en la fabricación de productos que se destinan al consumo humano por ingestión, lo ha aplicado en un uso para el que no hay prevista ninguna exención y por lo tanto, procede la liquidación practicada respecto de esas partidas.

         SEXTO.- Alega el recurrente la exclusión del alcohol recuperado y devuelto a las empresas suministradoras en la liquidación del impuesto; a este respecto hay que analizar la sistemática que la Ley establece para la aplicación de dicha exención. Pues bien, en este sentido el artículo 8.6 de la citada Ley indica que "En los supuestos de irregularidades en relación con la circulación y la justificación del uso o destino dado a los productos objeto de los impuestos especiales de fabricación que se han beneficiado de una exención o de la aplicación de un tipo reducido en razón de su destino, estarán obligados al pago del impuesto y de las sanciones que pudieran imponerse los expedidores, en tanto no justifiquen la recepción de los productos por el destinatario facultado para recibirlos; a partir de tal recepción, la obligación recaerá sobre los destinatarios." Y la facultad para la recepción de alcohol parcialmente desnaturalizado viene regulado en el artículo 75 del Reglamento de los Impuestos Especiales cuyo apartado 3 dice: "Los industriales que deseen utilizar alcohol parcialmente desnaturalizado con los desnaturalizantes aprobados con carácter general, así como aquellos a los que se haya autorizado la utilización de un desnaturalizante específico, según lo establecido en los apartados 1 y 2 anteriores, solicitarán la inscripción del establecimiento en que van a utilizar el alcohol parcialmente desnaturalizado, en el registro territorial de la oficina gestora correspondiente a dicho establecimiento. En el escrito de solicitud harán constar el nombre o razón social y el número de identificación fiscal del proveedor o proveedores que hayan elegido, así como el CAE del establecimiento o establecimientos desde los que se efectuará el suministro." y el apartado 5 que "La oficina gestora expedirá, en su caso, una tarjeta de suministro de alcohol, en la que constará la cantidad de alcohol parcialmente desnaturalizado que puede recibir con exención del impuesto." y por último, en el artículo 15.11 de la Ley de Impuestos Especiales establece que: "Cuando no se justifique el uso o destino dado a los productos objeto de los impuestos especiales de fabricación por los que se ha aplicado una exención o un tipo impositivo reducido en razón de su destino, se considerará que tales productos se han utilizado o destinado en fines para los que no se establece en esta ley beneficio fiscal alguno." De todo lo anterior se desprende que en los supuestos de aplicación de una exención, el expedidor es el responsable del impuesto, en tanto no sean recibidos por una persona que esté facultada para recibirlos; facultad que en el supuesto de aplicación de la exención a la que nos estamos refiriendo, viene determinada por la concesión del CAE por la Oficina Gestora, en la que se hace constar la cantidad de alcohol parcialmente desnaturalizado que puede recibir con exención del impuesto. Por último, el destinatario final de los productos está obligado a justificar el uso o destino dado a los mismos, dado que si así no lo hace, la Ley establece la presunción de que dichos productos se han utilizado o destinado en fines para los que no se establece en esta ley beneficio fiscal alguno. Por tanto la Ley del Impuesto configura la exención como finalista, es decir, que la aplicación de la misma se condiciona a que los productos exentos se utilicen o estén destinados a los fines para los que dicha exención se estableció, no previéndose ni en la Ley ni en el Reglamento la posibilidad de que parte del alcohol pueda ser recuperado o los productos no consumidos efectivamente, debiéndose justificar el uso del alcohol desnaturalizado en relación con el proceso industrial en que se haya empleado, por lo que no procede la exclusión invocada.

         SÉPTIMO.-
Respecto a la afirmación de que en los productos fabricados no existe alcohol, ésta no es la cuestión de que se trata, sino que para la fabricación de esos productos se ha utilizado alcohol parcialmente desnaturalizado, con independencia de que el alcohol quede o no incorporado al producto y que al destinarse al consumo humano por ingestión, de acuerdo con todo lo expuesto, no se le puede aplicar la exención pretendida.

         OCTAVO.- Respecto a la exención relativa a los medicamentos, prevista en el artículo 27.1.d) de la Directiva 92/83/CEE, hay que tener en cuenta que las directivas, a diferencia de lo que sucede con la recomendaciones en el marco del Tratado C.E., son obligatorias, si bien esa obligación es obligación de resultado, en la medida en que obligan al Estado o Estados miembros destinatarios a adecuar su normativa interna al contenido de la directiva y no es directamente aplicable en la medida en que el contenido de la directiva no crea derechos ni obligaciones -en principio- para los particulares de los Estados miembros (tales derechos y obligaciones se derivarán para éstos de las normas de carácter nacional que en cada Estado miembro desarrollen el contenido de la directiva); y en el caso que nos ocupa la Ley 38/92, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales indica en su exposición de motivos que ha sido promulgada adaptándose a la normativa comunitaria entre la que se cita expresamente la Directiva 92/83/CEE del Consejo, de 19 de octubre de 1992, relativa a la armonización de las estructuras de los impuestos especiales sobre las bebidas alcohólicas y el alcohol, por lo que la Ley española cumple la normativa comunitaria.

         NOVENO.- En relación con la solicitud que se hace respecto a que se plantee ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, cuestión prejudicial de interpretación, se considera innecesario realizar dicha consulta puesto que tal como se ha razonado, la normativa de aplicación al supuesto planteado no ofrece una duda interpretativa que pudiera aconsejar lo contrario.

         DÉCIMO.- En conclusión, este Tribunal Central considera que procede desestimar los recursos interpuestos de acuerdo con lo razonado en la ponencia.

         Por lo expuesto,

         EL TRIBUNAL ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO CENTRAL, EN SALA, como resolución de los recursos de alzada interpuestos por ..., contra los acuerdos del Tribunal Económico-Administrativo Regional de ... de ..., recaídos en sus expedientes números ... y ..., respectivamente, por el concepto de Impuesto Especial sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas, ACUERDA: Desestimar tales recursos y confirmando los acuerdos impugnados.

Bebida alcohólica
Impuestos especiales
Intereses de demora
Inspección tributaria
Liquidaciones tributarias
Administración Tributaria del Estado
Acta de disconformidad
Aduanas
Procedimiento inspector
Consejo de administración
Cuestiones prejudiciales
Comunidades europeas
Comisiones
Dilaciones imputables al obligado tributario
Importaciones de bienes
Régimen de transparencia fiscal internacional
Fecha de notificación
Impuestos especiales de fabricación
Tipo reducido
Proveedores
Obligado tributario
Pago de impuestos
Beneficios fiscales
Responsabilidad
Número de identificación fiscal
Tipos impositivos

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 1165/1995 de 7 de Jul (Reglamento de los Impuestos Especiales) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 179 Fecha de Publicación: 28/07/1995 Fecha de entrada en vigor: 01/10/1995 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Sistema de Control de Movimientos de impuestos especiales (EMCS)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 26/02/2014

    EMCS.Sistema de Control de Movimientos de Impuestos Especiales.    EMCS INTRACOMUNITARIO El EMCS es un sistema informatizado de control que permite a los Estados miembros obtener información en tiempo real sobre los movimientos de productos sujeto...

  • Impuestos sobre el alcohol y bebidas alcohólicas

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 12/12/2016

    Impuestos especiales sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas: Impuesto sobre la Cerveza Impuesto sobre el Vino y Bebidas Fermentadas. Impuesto sobre Productos Intermedios. NOVEDADES: El Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre, modific...

  • Impuestos de Fabricación

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 15/01/2016

    Tienen la consideración de impuestos especiales de fabricación:1. Los siguientes impuestos especiales sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas:a) El Impuesto sobre la Cerveza.b) El Impuesto sobre el Vino y Bebidas Fermentadas.c) El Impuesto sobr...

  • Tributación Canaria

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 08/11/2016

    Canarias goza de un régimen económico-fiscal especial, propio de su acervo histórico y constitucionalmente reconocido, basado en la libertad comercial de importación y exportación, no aplicación de monopolios y en franquicias aduaneras y fiscal...

  • Impuestos Especiales

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 15/01/2018

    Se trata de impuestos sobre consumos específicos donde, además de su capacidad recaudatoria, destaca su finalidad extrafiscal como instrumentos de las políticas sanitarias, energéticas o de medio ambiente.Se encuentran regulados en la Ley 38/1992...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados