Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/155/2006 de 13 de Junio de 2007

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 13 de Junio de 2007
  • Núm. Resolución: 00/155/2006

Resumen

En el caso concreto existen pruebas suficientes para considerar que, pese a su apariencia formalmente diferenciada, las dos entidades constituían un mismo negocio familiar en la fecha en que se generaron las deudas, por lo que se produjo de hecho una sucesión de la actividad empresarial que posibilita la aplicación del artículo 72 de la LGT (Ley 230/1963) y el artículo 13 del Reglamento General de Recaudación (Real Decreto 1684/1990).

Descripción

En la Villa de Madrid, a 13 de junio de 2007, en el recurso de alzada que pende de resolución ante este Tribunal Económico-Administrativo Central, en Sala, promovido por el DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO DE RECAUDACIÓN DE LA AGENCIA ESTATAL DE ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA, con domicilio a efecto de notificaciones en Madrid, c/ San Enrique 17, contra acuerdo del Tribunal Económico-Administrativo Regional de ... de 29 de abril de 2005, reclamación ..., en materia referente a responsabilidad por sucesión; cuantía: 160.535,05 €.

                                                    ANTECEDENTES DE HECHO


        PRIMERO.- En fecha 27 de diciembre de 2002, la entidad X, S.L. interpuso reclamación económico-administrativa ante el Tribunal Regional de ... impugnando la resolución desestimatoria del recurso de reposición formulado por la mencionada entidad contra acuerdo del Jefe de la Dependencia de Recaudación de la Agencia Tributaria de ... que había declarado a dicha empresa responsable subsidiaria por sucesión en la actividad económica, de determinadas deudas tributarias de la entidad Y, S.L. por sanciones tributarias de los años 1997, 1998 y 1999 y por IVA Actas de Inspección y Expediente sancionador del periodo 1997- 2000, por importe total de 160.535,05 €.

SEGUNDO.- En fecha 29 de abril de 2005, el Tribunal Regional mencionado procedió a resolver la reclamación planteada dictando acuerdo en el que después de relatar las diversas circunstancias fácticas concurrentes en el caso, llegó a la conclusión de que los datos en que se había basado la Administración para declarar la existencia de responsabilidad por sucesión eran meros datos indicativos que a juicio de ese Tribunal se revelan insuficientes, al no existir indicios que lleven a la conclusión cierta de la existencia de sucesión empresarial, echándose en falta un análisis de la situación patrimonial y contable de ambas sociedades, sin que la Administración haya llegado a probar que concurra la pretendida identidad de una y otra sociedad ni la existencia de traspaso patrimonial relevante entre ambas.  

         Como consecuencia de ello finalizó el citado Tribunal por pronunciar fallo estimando la  reclamación y anulando el acto impugnado.

TERCERO.- Contra el mencionado acuerdo, interpuso recurso de alzada el Director del Departamento de Recaudación de la Agencia Tributaria en cuyo escrito de alegaciones mantuvo la existencia de sucesión por parte de X, S.L. en la actividad económica Y, S.L. en base a la concurrencia de las siguientes circunstancias:

- Coincidencia de las actividades desarrolladas por ambas sociedades

- Relación familiar entre socios y administradores de ambas sociedades

- Proximidad en el tiempo entre el cese de la actividad de Y, S.L. y el inicio de la misma actividad por X, S.L.

- Coincidencia de domicilio social

- Transmisión de un vehículo por parte de Y, S.L. a X, S.L.

- Coincidencia entre trabajadores

- Coincidencia entre clientes y proveedores        
        
A la vista de las circunstancias descritas, que en el recurso aparecen extensamente desarrolladas, el órgano recurrente llegó a la conclusión de que de ellas se desprende la clara convicción de que se trata de un supuesto de sucesión de facto, en el que concurren los requisitos exigidos por los artículos 4__h6_0083art>72 de la Ley General Tributaria y 13 del Reglamento General de Recaudación, por lo que finalizó por solicitar de este Tribunal Central el dictado de resolución estimatoria del recurso de alzada.

CUARTO.- Por parte del Tribunal Regional se procedió a dar traslado del recurso interpuesto por el Director del Departamento de Recaudación de la Agencia Tributaria a la sociedad X, S.L. que no ha presentado alegaciones pese a que consta debidamente notificada del trámite

                                                        FUNDAMENTOS DE DERECHO

        PRIMERO.- Concurren en el presente recurso de alzada, los requisitos de competencia, legitimación y formulación en plazo exigibles para la admisión a trámite del mismo, en el que la cuestión que en definitiva se plantea es la de la existencia o no en este caso de un supuesto de sucesión en la activad empresarial que posibilite la aplicación a la entidad sucesora de la responsabilidad regulada en el artículo 72 de la Ley General Tributaria de 28 de diciembre de 1963.

        SEGUNDO.- En relación con el tema suscitado, es de señalar que una vez examinado el expediente de gestión, este Tribunal se muestra absolutamente de acuerdo con la narración de hechos contenida en el presente recurso de alzada, que en definitiva no se distingue esencialmente de los hechos relacionados en el acuerdo impugnado, diferenciándose sin embargo la interpretación que de dichos hechos se efectúa en el mencionado acuerdo y en el presente recurso.

        Como resumen de los hechos cabe destacar lo siguiente: a) la sociedad X, S.L. se constituyó el 18 de septiembre de 1995 por D. A, su hijo D. B, D.C y D. D. Los cuatro socios fueron designados miembros del Consejo de Administración y la sociedad fue dada de alta en el epígrafe 501.1 del IAE, referente a la construcción. D. B fue nombrado Consejero Delegado; b) la entidad Y, S.L. se constituyó el 23 de abril de 1996, por dos socios fundadores, D. A y su hijo D. B, que fueron designados administradores solidarios de la empresa, dándose ésta igualmente de alta en el epígrafe 501.1 del IAE; c) mediante escritura pública de 15 de enero de 1997, D. C y D. D, vendieron a D.ª E, esposa de D. B, sus participaciones sociales de X, S.L. El 11 de febrero de 1997, D. B fue nombrado administrador único. El 23 de junio de 1999, D.ª E compró a D. A, el total de sus participaciones en la citada sociedad, lo que la constituyó en propietaria del 97% de su capital social, quedando un 3% en manos de su marido; d) durante los años 1999 y 2000 se produjo una disminución en la actividad y volumen de negocio de la entidad Y, S.L. que se tradujo en la presentación de autoliquidaciones negativas, cesando en su actividad en fecha 16 de noviembre de 2000, mientras que simultáneamente se produjo en considerable incremento del volumen de actividad y cifra de negocio de X, S.L.; e) el domicilio social de ambas sociedades es coincidente y según informe de la Tesorería General de la Seguridad Social, el 80% de los trabajadores de X, S.L. procedían de Y, S.L. existiendo también coincidencia entre trabajadores y entre clientes y proveedores y habiéndose producido la venta de un vehículo de Y, S.L. a favor de X, S.L.

        TERCERO.- El acuerdo del Tribunal Regional impugnado, se fundamenta esencialmente en el razonamiento de que no resulta probado que se haya verificado un traspaso de los elementos necesarios para que un sujeto suceda a otro en el ejercicio de su actividad económica. Sin embargo, no puede dejar de tenerse en cuenta que a partir de la fecha de la adquisición por parte de D.ª E de las participaciones de D. C y D. D, 11 de febrero de 1997, los socios y propietarios de ambas sociedades fueron coincidentes: tres miembros de una misma familia, padre, hijo y la esposa de éste, aun cuando posteriormente el padre vendiera sus participaciones a su nuera. Si a ello se añaden las circunstancias de coincidencia en ambas entidades de los órganos de administración, coincidencia de actividad, de domicilio social, de trabajadores, de clientes y proveedores, de vehículos..., se llega a la conclusión de que existe base suficiente para considerar que pese a su apariencia formalmente diferenciada, Y, S.L. y X, S.L. constituían en realidad en la fecha en que se generaron las deudas de que se trata, un mismo negocio familiar, por lo que puede afirmarse que en este caso se produjo de hecho una sucesión de la actividad empresarial de la entidad Y, S.L. a favor de X, S.L. que posibilita la aplicación de las consecuencias jurídicas que de ello se derivan y concretamente de lo dispuesto en el artículo 72 de la Ley General Tributaria de 28 de diciembre de 1963, de pertinente aplicación y en el artículo 13 del Reglamento General de Recaudación, por lo que al no haberlo entendido así el Tribunal Regional de ..., procede la anulación del acuerdo impugnado, la confirmación del acuerdo de declaración de responsabilidad por sucesión y en definitiva la estimación del presente  recurso de alzada.

Por lo expuesto:

ESTE TRIBUNAL ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO CENTRAL, EN SALA, en el presente recurso de alzada, ACUERDA: Estimarlo.

Sociedad de responsabilidad limitada
Responsabilidad
Actividades económicas
Subrogación empresarial
Actividades empresariales
Administración Tributaria del Estado
Proveedores
Traspaso
Expediente sancionador
Impuesto sobre el Valor Añadido
Sanciones tributarias
Acta de inspección
Deuda tributaria
Empresa responsable
Cese de actividad
Impuesto sobre Actividades Económicas
Socios y administradores
Sucesor
Consejo de administración
Escritura pública
Administrador único
Administrador solidario
Participaciones sociales
Capital social
Tesorería General de la Seguridad Social
Órganos de administración
Dueño
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Constitución de SRL y sociedad en formación

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 22/11/2017

    La constitución de la SL exige el doble requisito de otorgamiento de escritura pública y su inscripción en el Registro Mercantil. No se permite el desembolso fraccionado de las participaciones suscritas por los socios y, por tanto, no hay dividend...

  • Sociedades Mercantiles

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 24/10/2017

    El Art. 2 de la Ley de Sociedades de Capital establece el carácter mercantil de las sociedades de capital, cualquiera que sea su objeto.Son sociedades de capital, la Sociedad Anónima, Sociedadad de Responsabilidad Limitada y la Sociedad Comanditari...

  • Sociedad Anónima Unipersonal

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 03/11/2014

    En el caso de que, tanto una sociedad anónima como una sociedad limitada se constituyan por un único socio, las mismas serán denominadas sociedad unipersonal.  La figura de la sociedad unipersonal está regulada en la actualidad por el Art. 12 ,L...

  • Sociedad de Responsabilidad Limitada

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 17/11/2017

    La Sociedad de Responsabilidad Limitada es una sociedad mercantil de tipo capitalista en la que el capital social no podrá ser inferior a tres mil euros.En la denominación de la sociedad de responsabilidad limitada deberá figurar necesariamente la...

  • Sociedad Limitada Nueva Empresa (SLNE)

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 17/11/2017

    La Sociedad Limitada Nueva Empresa se regula como especialidad de la Sociedad de Responsabilidad Limitada, en el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital. Nacen con la...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados