Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/189/2006 de 28 de Junio de 2006

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 28 de Junio de 2006
  • Núm. Resolución: 00/189/2006

Resumen

La percepción de pensión de orfandad al amparo de la Ley 5/1979 es incompatible con la que, por el mismo causante, tenía reconocida por el Ministerio de Defensa, como pensión extraordinaria, pues según el artículo 56 de la Ley 37/1988, que dió nueva redacción al número 2 del artículo 3 de la Ley 5/1979, estas pensiones serán incompatibles con las extraordinarias concedidas al amparo de la legislación general de Clases Pasivas, según criterio del Tribunal Económico-Administrativo Central, que se invoca, pero que es aplicable a casos distintos.

Descripción

En la Villa de Madrid, a 28 de junio de 2006 en la reclamación económico-administrativa que en única instancia pende ante este Tribunal Central interpuesta por DOÑA A, con domicilio a efectos de notificaciones en ..., contra resolución de la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas de fecha 21 de noviembre de 2005, sobre señalamiento de pensión de orfandad solicitada al amparo de la Ley 5/79.

                                                         ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO: Con fecha 20 de julio de 2005, Doña A, solicitó de la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas la concesión de la pensión de orfandad que pudiera corresponderle al amparo de la Ley 5/79, causada por D. B, fallecido en la guerra civil; constando en el expediente que con fecha ... de 1991 se había reconocido pensión de viudedad en base a dicha norma legal a Doña C, quien falleció el ... de 2005.


        SEGUNDO: Con fecha 24 de agosto de 2005, la Dirección General de Personal del Ministerio de Defensa acordó la trasmisión de pensión de orfandad, extraordinaria en acción de guerra, a Doña A, causada por D. B,  pensión que percibió Doña C hasta su fallecimiento, declarándola sujeta a la normativa generalmente aplicable a las pensiones de Clases Pasivas en cuanto a incompatibilidades, concurrencia y limitación de las pensiones públicas.

        TERCERO: La Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas, por resolución de ... de 2005, le concedió la pensión de orfandad solicitada al amparo de lo establecido en el artículo 4.2 de la Ley 5/1979, por haber fallecido el causante el ... de 1936, como consecuencia de la guerra civil española, por un importe íntegro mensual de 1.245,17 euros, a percibir desde el ... de 2005. Declarándosela incompatible en su percepción con la reconocida, por acuerdo de 24 de agosto de 2005, del Ministerio de Defensa, y derivada del mismo causante, como pensión extraordinaria, en aplicación de la legislación general de Clases Pasivas del Estado.

        CUARTO: Disconforme con dicha resolución, notificada el 21 de noviembre de 2005, la interesada interpuso reclamación económico-administrativa ante este Tribunal Central mediante escrito presentado el 15 de diciembre siguiente, y cumplidas las formalidades legales establecidas al respecto, presentó escrito de alegaciones el 27 de abril de 2006, en el que solicita se declare su derecho a compatibilizar la pensión de la Ley 5/79 que actualmente viene percibiendo con la que tenía reconocida por el Consejo Supremo de Justicia Militar, y añade que tiene derecho al percibo de ambas por no tener fundamento en las mismas causas que establece la Ley de Incompatibilidades, aunque hayan sido generadas por el mismo causante, y que ha tenido conocimiento de una Resolución de este Tribunal de 22 de julio de 1997 que declara la compatibilidad de ambas.

                                                         FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO: Concurren en el supuesto los requisitos de competencia, legitimación y formulación en plazo, que son presupuesto para la admisión a trámite de la reclamación, en la que la única cuestión planteada consiste en determinar si es conforme a derecho la declaración de incompatibilidad contenida en el acto impugnado.

        SEGUNDO: La Ley 5/1979 establecía en su artículo 3º, en su redacción original, que las pensiones en ella reconocidas eran compatibles con cualesquiera otras que puedan percibirse del Estado, Provincia, Municipio, Seguridad Social o de otros Entes Públicos o Privados, "siempre que no tengan fundamento en las mismas causas de las que por esta Ley se establecen", precisando el Real Decreto-Ley 8/1980, primero, y luego la Ley 42/1981, que añadieron un párrafo al artículo 3, que "se considerará que tiene fundamento en las mismas causas toda pensión derivada del fallecimiento del mismo causante y satisfecha con cargo a los Presupuestos del Estado y Entes Territoriales o por el sistema de la Seguridad Social", párrafo que, en principio, justificaría la incompatibilidad de pensiones causadas por una misma persona y satisfechas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, pero éste quedó suprimido, con efectos de 1 de enero de 1989, por el artículo 56 de la Ley 37/1988, que dejó así redactado el número 2 del precepto: "Las pensiones reconocidas al amparo de la presente Ley serán compatibles con cualesquiera otras pensiones públicas, siempre que estas últimas no tengan fundamento en las mismas causas de las que por esta Ley se establecen. En todo caso, se exceptúan de la compatibilidad mencionada las pensiones extraordinarias del régimen de Clases Pasivas que hubieran sido causadas por la misma persona que cause las de la presente Ley y las pensiones referidas en los artículos 6º y 8º de la Ley 37/1984, del 22 de octubre, que pudieran reconocerse a los beneficiarios de alguna de las establecidas en esta norma legal y que hubieran sido causadas por la misma persona que causara estas".

        TERCERO: Por otra parte hay que señalar, que la pensión reconocida al amparo de la Ley 5/79 no es una pensión extraordinaria del Régimen de Clases Pasivas del Estado, de las reguladas en la Ley 9/1977, de 4 de enero, puesto que ésta regula la cuantía de las pensiones extraordinarias por inutilidad o fallecimiento de los funcionarios civiles y militares en acto de servicio, mientras que la Ley 5/1979, concede pensión a los familiares de los españoles que durante la guerra civil (1936-1939) o inmediatamente después de ella hubiesen fallecido por acción bélica, condena, enfermedad, acción violenta ligada a opiniones políticas y sindicales, etc.... sin que, en modo alguno, salvo a efectos de fijación de su cuantía, tenga la menor incidencia en el fundamento del derecho a pensión, determinante de su naturaleza de pensión de guerra, la circunstancia de que el causante sea o no funcionario civil o militar. La conclusión anterior queda avalada, de manera expresa y definitiva, por la Orden de 31 de enero de 1978, aclaratoria de la Ley 9/77, que establece, en su apartado primero que "La elevación del porcentaje que dispone el artículo 1º de la Ley .... ha de entenderse referida, según la propia Ley establece, a las pensiones extraordinarias en que se haya aplicado o se aplique el artículo 34 del Texto Refundido de la Ley de Derechos Pasivos..... de 1972..... y a las comprendidas en el artículo 42 del Texto Refundido..... de 1966..." y, en el segundo, que "Lo dispuesto en la expresada Ley 9/77 no afecta a cualesquiera otras pensiones, aunque tengan el mismo carácter de extraordinarias, que estén reguladas por leyes especiales en las que la concesión se funda en circunstancias ajenas al servicio del funcionario como tal, o en contingencias no comprendidas en las disposiciones que se mencionan en el apartado primero de la presente Orden". Criterio, además mantenido por el propio Centro Gestor y sancionado por este Tribunal respecto a pensiones extraordinarias derivadas de otras normas, como la Ley de 31 de diciembre de 1945.

        CUARTO: En base a ello se ha de precisar, que aunque este Tribunal Central viene manteniendo el criterio de que la pensión de orfandad reconocida al amparo de la Ley 5/79 debe estimarse compatible con la pensión ordinaria que pueda señalarse al mismo causante por la Dirección General del Ministerio de Defensa, sin que pueda mantenerse que ambas pensiones tienen la misma causa, puesto que una deriva de los servicios prestados por el causante como profesional de las Fuerzas Armadas y la otra del hecho de español fallecido con ocasión de la guerra civil, sin que pueda confundirse la causa determinante del derecho a pensión, en este caso el fallecimiento del causante a consecuencia de la guerra, con las circunstancias que en cada caso deban tomarse en cuenta en orden al señalamiento de la pensión, como son su carácter, o no, de militar profesional, graduación, años de servicios, etc...

QUINTO: No obstante lo anterior, según resulta de la documentación obrante en el expediente, el fallecimiento de D. B motivó, primero, el reconocimiento de pensión extraordinaria de viudedad en favor de D.ª C al amparo de la legislación general de Clases Pasivas, y luego, pensión extraordinaria de orfandad por acuerdo de 24 de agosto de 2005, en favor de D.ª A, a quien por acuerdo de 29 de julio de 2005 se le había reconocido pensión de orfandad al amparo de la Ley 5/1979, pensión esta última que desde 1 de enero de 1989 y con arreglo al artículo 56 de la Ley 37/1988, que dio nueva redacción al número 2 del artículo 3 de la Ley 5/1979, es incompatible con las extraordinarias concedidas al amparo de la legislación general de Clases Pasivas, como es el caso de la interesada, y no con las ordinarias, como es el criterio de este Tribunal Central, que se invoca por ésta y que es aplicable para casos distintos, pero no en el presente, En consecuencia el Centro Gestor actuó correctamente al concederle pensión de orfandad al amparo de la Ley 5/79, incompatible con la extraordinaria militar.

        VISTOS los preceptos citados y demás aplicables,

        EL TRIBUNAL CENTRAL, EN SALA, ACUERDA: Desestimar la reclamación económico-administrativa, interpuesta por DOÑA A, contra resolución de la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas de fecha 21 de noviembre de 2005, sobre concesión de pensión de orfandad al amparo de la Ley 5/1979, que se confirma.

Pensión de orfandad
Pensión de viudedad
Pensiones de Clases Pasivas
Régimen de Clases Pasivas
Entes públicos
Presupuestos generales del Estado
Fallecimiento del causante
Orfandad
Viudedad
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Régimen general de la pensión de orfandad

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 27/03/2017

    La pensión de orfandad consiste en una prestación económica para los hijos de la persona fallecida y a los de su cónyuge, que reúnan los requisitos exigidos.Beneficiarios Tienen derecho a pensión de orfandad cada uno de los hijos del causante i...

  • Compatibilidades e incompatibilidades de la pensión de orfandad

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 11/01/2016

    La pensión de orfandad será compatible con cualquier renta de trabajo de quien sea o haya sido cónyuge del causante, o del propio huérfano, así como, en su caso, con la pensión de viudedad que aquel perciba, siempre que en la fecha del fallecim...

  • Prestaciones contributivas por muerte y supervivencia

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 08/01/2016

    Este tipo de prestaciones tiene por objeto proteger a los familiares que dependían económicamente del trabajador o pensionista fallecido. Siempre y cuando el finado hubiese cumplido con unos determinados períodos de cotización previa para acceder...

  • Cuantía y abono de la pensión de orfandad

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 11/01/2016

    Para el cálculo de la cuantía y abono de la prestación por orfanda se siguen las mismas reglas que en la pensión de viudedad, salvo en los porcentajes a aplicar a la base reguladora que será, con carácter general, el 20 por 100 de la base regul...

  • Extinción de la pensión de orfandad

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 11/01/2016

    La prestación por orfandad se extinguirá por: cumplimiento de la edad máxima - salvo incapacitados-, cesar la incapacidad que otorga derecho a la pensión, adopción, contraer matrimonio - salvo excepciones-, fallecimiento, o por comprobarse que n...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados