Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/2857/2004 de 14 de Marzo de 2007

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 14 de Marzo de 2007
  • Núm. Resolución: 00/2857/2004

Resumen

Se admite a trámite el recurso de anulación interpuesto contra resolución que inadmitía el recurso extraordinario de revisión, pues pone fin a un recurso formulado en vía económico-administrativa. Sin embargo, considerar que el recurso de anulación puede interponerse cuando se declare la inadmisibilidad del recurso extraordinario de revisión por la vía del artículo 244.3 de la LGT, sería tanto como admitir una segunda instancia al citado recurso y supondría entrar a conocer nuevamente de las cuestiones que se hubieran planteado en la interposición del recurso, lo que es contrario tanto a la naturaleza y carácter del recurso extraordinario de revisión, como del recurso de anulación, lo que lleva a desestimar el recurso de anulación.

Descripción

En la Villa de Madrid, a 14 de marzo de 2007, en el recurso de anulación interpuesto ante este Tribunal Económico-Administrativo Central, por ..., S.L. con NIF: ... y domicilio a efectos de notificaciones en ..., contra la resolución dictada por este Tribunal en la que se inadmitía el recurso extraordinario de revisión (R.G. 2857/04) interpuesto contra el fallo dictado por el Tribunal Económico-Administrativo Regional de ... de fecha 26 de septiembre de 2001 en el que se inadmite la reclamación interpuesta contra liquidación dictada por la Administración de ... de la AEAT el día 21 de julio de 1999 en relación con el IVA correspondiente al ejercicio 1998 en la que se acuerda no la devolución solicitada cuyo importe ascendía a 1.872.787 ptas. (11.255,68 euros).

                                                   ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 21 de julio de 1999 se dictó por parte de la administración de ... una liquidación provisional en relación con la declaración presentada por IVA (modelo 390) de 1998 en la que el obligado tributario solicitaba una devolución por importe de 1.872.787 ptas. El motivo de la liquidación dictada es que no correspondía deducción de cuotas por incumplimiento de la normativa aplicable a las deducciones previas al comienzo de las actividades (artículos 93 y 111 de la LIVA). Según el órgano gestor, no consta presentación de declaración previa al inicio de operaciones conforme a lo dispuesto en el artículo 111 de la citada Ley. Dicha liquidación fue formalmente notificada el 23 de julio de 1999.

SEGUNDO.- Disconforme con el acto dictado, se interpuso reclamación económico administrativa ante el TEAR de ... (número ...). Dicha reclamación fue inadmitida por extemporánea mediante fallo dictado el 26 de septiembre de 2001. Según el contenido de dicho fallo, la reclamación se interpuso el día 2 de septiembre de 1999, una vez transcurrido el plazo de quince días (último día del plazo 10-8-99), que al efecto establece el artículo 88.2 del Reglamento de Procedimiento de las Reclamaciones Económico-Administrativas aprobado por Real Decreto 391/1996 de aplicación a dicho expediente.

TERCERO.- Con fecha 11 de julio de 2004 tuvo entrada en este Tribunal escrito en el que la entidad plantea la revisión de la resolución dictada por el TEAR de ... en base a lo siguiente:

"ALEGACIONES: Primero.- Que el fallo lo declara inadmisible por extemporánea, ya que indica que fue notificado el día 23-7-99 y el recurso se interpone el día 10-8-99, justo en el plazo de los 15 días".  

Por ello, suplicaba se tenga por interpuesta la reclamación, declarando nula la resolución del Tribunal Regional.

Con fecha 20 de diciembre de 2006, este Tribunal Económico-Administrativo Central dictó resolución inadmitiéndo el recurso anterior por entender que no se basaba en ninguno de los supuestos previstos en el artículo 244.1 de la Ley General Tributaria sino que se estaba tratando una cuestión de derecho, esto es, si la reclamación ante el TEAR se había presentado o no en plazo. Dicha resolución fue formalmente notificada a la interesada con fecha 8 de enero de 2007.

CUARTO.-
El 23 de enero de 2007 tuvo entrada en este Tribunal Central un recurso de anulación interpuesto contra la resolución del recurso extraordinario de revisión, al amparo del artículo 239.6.a) de la Ley General Tributaria. El fundamento jurídico en el que se basa la recurrente es que la acreditación de la fecha dentro del plazo de la reclamación interpuesta ante el TEAR es una de las causas que establece el artículo 244.1 para la interposición del recurso extraordinario. Concretamente, la recurrente considera que se estaría en el supuesto previsto en el apartado a) del apartado uno del artículo 244 (aparición de documentos de valor esencial a la resolución)" con motivo de la existencia del documento acreditativo de no ser presentado fuera de plazo según queda acreditado en el propio expediente.

                                                       FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO: Este Tribunal Central es competente para conocer del presente recurso de anulación que se examina, que ha sido interpuesto en tiempo hábil y por persona legitimada de conformidad con lo previsto en la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, y en el Real Decreto 520/2005, de 13 de mayo, que aprueba el Reglamento General de Revisión en Vía Administrativa.

La cuestión que debemos abordar en esta resolución hace referencia a la posibilidad de aplicar el supuesto previsto en el artículo 239.6.a) de la Ley General Tributaria, al fallo de la resolución impugnada por el que se inadmite el recurso extraordinario de revisión.

          SEGUNDO.- El artículo 239.6 de la Ley 58/2.003 establece: "Con carácter previo, en su caso, al recurso de alzada ordinario, podrá interponerse ante el tribunal recurso de anulación en el plazo de quince días exclusivamente en los siguientes casos:

         a) Cuando se haya declarado incorrectamente la inadmisibilidad de la reclamación. ...".

         Por su parte, el artículo 60.1 del Real Decreto 520/2.005, de 13 de mayo, Reglamento General de desarrollo de la Ley citada, añade:

          "El recurso de anulación a que se refiere el artículo 239.6 de la Ley 58/2.003, de 17 de diciembre, General Tributaria, podrá interponerse contra los acuerdos y resoluciones que pongan término en cualquier instancia a una reclamación económico-administrativa. La competencia para resolver corresponderá al órgano del tribunal que hubiese dictado el acuerdo o la resolución recurrida".

           En el presente caso no se interpone el recurso de anulación contra la resolución de una reclamación ordinaria formulada ante un Tribunal Regional y susceptible de recurso de alzada ordinario, sino de un recurso extraordinario de revisión formulado, contra la inadmisión de una reclamación por el Tribunal Regional de ... No obstante ha de reconocerse que la resolución que inadmite el recurso extraordinario de revisión pone fin, aunque sea con el citado carácter, a un recurso formulado ante la vía económico-administrativa, y en tal sentido, resulta obligado admitir a trámite el recurso de anulación formulado.

          TERCERO.- Entrando a conocer del recurso de anulación interpuesto, debemos concluir que no puede ser susceptible de estimación por parte de este Tribunal, puesto que las causas de inadmisibilidad a las que se refiere el artículo 239.6.a) de la Ley General Tributaria invocado por la recurrente, son las previstas en el propio artículo 239.4, y no a las causas o circunstancias que legitiman la interposición del recurso extraordinario de revisión.

         El artículo 239.4 de la Ley General Tributaria de 17 de diciembre de 2.003, en relación con el procedimiento en primera o única instancia dispone que "se declarará la inadmisibilidad en los siguientes supuestos: A) Cuando se impugnen actos o resoluciones no susceptibles de reclamación o recurso en vía económico-administrativa. B) Cuando la reclamación se haya presentado fuera de plazo. C) Cuando falte la identificación del acto o actuación contra la que se reclama. D) Cuando la petición contenida en el escrito de interposición no guarde relación con el acto o actuación recurrido. E) Cuando concurran defectos de legitimación o de representación. F ) Cuando exista un acto firme y consentido que sea el fundamento exclusivo del acto objeto de la reclamación, cuando se recurra contra actos que reproduzcan otros anteriores definitivos y firmes o contra actos que sean  confirmatorios de otros consentidos, así como cuando exista cosa juzgada. Para declarar la inadmisibilidad el tribunal podrá actuar de forma unipersonal."

         El anterior precepto, como hemos señalado, se halla recogido dentro de las normas que regulan el procedimiento en única o primera instancia, y más concretamente en el artículo que se refiere a la "resolución" del anterior procedimiento.

         Ahora bien, al margen de este procedimiento en única o primera instancia, la Ley General Tributaria regula también los recursos en vía económico-administrativa, entre los que se encuentra el recurso extraordinario de revisión, en el artículo 244, que se sujeta a sus propias normas específicas, sin perjuicio de ser supletorias las previstas para el procedimiento en única o primera instancia. Pues bien, en el casos de esta vía de revisión de naturaleza extraordinaria debemos estar a las normas concretas reguladoras de estos recursos y en este sentido el artículo 244.1 de la Ley General Tributaria prevé unos supuestos que deben concurrir para que el recurso extraordinario interpuesto pueda ser admitido.

          Se trata de unos requisitos que se encuentran al margen de los previstos en el artículo 239.4, en cuanto que son específicos del recurso que regula el artículo 244. En este sentido, el citado apartado 3 de este artículo dispone que "se declarará la inadmisibilidad del recurso cuando se aleguen circunstancias distintas a las previstas en el apartado anterior", esto es, en el apartado primero, que es donde se regulan las circunstancias por las que puede interponerse el recurso extraordinario de revisión.

          Y ello es lo que efectuó este Tribunal en la resolución ahora impugnada por el interesado, en cuanto declaró la inadmisibilidad del recurso por no concurrir alguna de las circunstancias que permiten o legitiman para interponer el citado recurso extraordinario de revisión, motivando en aquella resolución el sentido de su decisión de inadmisión.

         Por eso, considerar que el recurso de anulación puede interponerse cuando se declare la inadmisibilidad del recurso extraordinario de revisión por la vía del artículo 244.3 de la Ley General Tributaria, sería tanto como admitir una segunda instancia al citado recurso, pues supondría entrar a conocer nuevamente de las cuestiones que se hubieran planteado en la interposición del recurso, lo que es contrario tanto a la naturaleza y carácter del recurso extraordinario de revisión, como del recurso de anulación, que está previsto en la Ley para corregir aquellos errores flagrantes cometidos por el órgano revisor, entre los que se encuentran las incorrecciones en declarar la inadmisibilidad por las causas previstas en el artículo 239.4 de la Ley, y no para revisar nuevamente las apreciaciones en  derecho que el órgano económico-administrativo tuvo en cuenta en su resolución. Por ello, debemos desestimar el presente recurso de anulación.

          CUARTO.- Ahora bien una vez concluida la desestimación del recurso debemos incidir "obiter dicta", con efectos puramente dialécticos, en la legalidad del fallo y correcta declaración de inadmisibilidad del recurso extraordinario de revisión puesto que no concurría la circunstancia prevista en la letra a) del apartado uno del artículo 244 que habilita a su admisión. Dicho precepto dispone lo siguiente: "Que aparezcan documentos de valor esencial para la decisión del asunto que fueran posteriores al acto o resolución recurridos o de imposible aportación al tiempo de dictarse los mismos y que evidencien el error cometido".

          Al respecto, debemos destacar que existe reiterada jurisprudencia (Tribunal Supremo en Sentencia de 16 de enero de 2002; TSJ del País Vasco en sentencia de 28 de marzo de 2003; etc.), en la que, en relación con el contenido del apartado b) de artículo 171.1 de la Ley General Tributaria de 1963 (que se puede trasladar perfectamente al precepto de la Ley General Tributaria de 2003, dada la identidad de contenido), se manifiesta que resulta admisible el recurso extraordinario de revisión con apoyo en documentos que hubieren podido ser aportados por los interesados en el curso del procedimiento ya fenecido, puesto que no constituye la finalidad del presente recurso extraordinario la subsanación de la falta de diligencia o el incumplimiento de las cargas procesales por el interesado. Por ello, podría admitirse el empleo de esta vía excepcional con base a nuevos documentos hallados de modo casual o a través de la gestión personal del interesado, siempre y cuando hubiese sido imposible su aportación en el momento procesal oportuno pese a la diligente actuación del recurrente.

         Sin embargo, del análisis de los documentos y pruebas contenidos en el presente expediente, podemos concluir que la recurrente pretende identificar la aportación de documentos de imposible aportación en el momento procesal oportuno con un error en la interpretación de un documento que ya estaba incorporado al expediente desde el principio. De hecho, es el propio recurrente quien reconoce en sus alegaciones que el escrito por el que se interpone la reclamación ante el TEAR, sobre cuya fecha de presentación se discrepa, ya estaba incorporado al expediente.

         Por tanto, no estábamos ante el supuesto previsto en la letra a) del apartado uno del artículo 244, puesto que no han aparecido nuevos documentos posteriores a la resolución recurrida sino que, simplemente se pretende revisar la fecha en la que se presentó la reclamación ante el TEAR, estando ésta contenida en un documento que siempre estuvo en el expediente. Se trata, por tanto, de una cuestión ajena a las circunstancias que habilitan a la admisión del recurso extraordinario de revisión.  

        Y, a mayor abundamiento, debemos concluir que no apreciamos el error que la recurrente afirma que cometió el TEAR a la hora de considerar la fecha en la que se interpuso la reclamación. Y es que, el escrito que consta en el expediente por el que la entidad interpone reclamación tiene fecha de entrada en el registro de la Delegación Provincial de ... del Ministerio de Economía y Hacienda el 2 de septiembre de 1999 y no  existe constancia alguna, ni la parte actora ha probado, que se interpusiera el día 10 de agosto de 1999, como pretende.

        En consecuencia, debemos concluir que el recurso extraordinario de revisión fue correctamente inadmitido, pues no puede entenderse que se den las circunstancias previstas en la letra a) del apartado uno del artículo 244 de la Ley General Tributaria por el hecho de que existan discrepancias a la hora de considerar la fecha de presentación de un escrito que desde el principio estuvo incorporado al expediente.

        Por lo expuesto,

        El Tribunal Economico-Administrativo Central, en Sala, en el recurso de anulación interpuesto por ..., S.L. con NIF: ... y domicilio a efectos de notificaciones en ..., contra la resolución dictada por este Tribunal en la que se inadmitía el recurso extraordinario de revisión (R.G. 2857/04) interpuesto contra el fallo dictado por el Tribunal Económico-Administrativo Regional de ... de fecha 26 de septiembre de 2001 en el que se inadmite la reclamación contra liquidación dictada por la Administración de ... de la AEAT el día 21 de julio de 1999 en relación con el IVA correspondiente al ejercicio 1998 en la que se acuerda no la devolución solicitada cuyo importe ascendía a 1.872.787 ptas. (11.255,68 euros). ACUERDA: desestimarlo.

Recurso de anulación
Impuesto sobre el Valor Añadido
Sociedad de responsabilidad limitada
Liquidación provisional del impuesto
Obligado tributario
Modelo 390 Declaración resumen anual IVA.
Resolución recurrida
Revisión en vía administrativa
Actos firmes
Flagrancia

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 520/2005 de 13 de May (Reglamento de desarrollo de la Ley 58/2003, General Tributaria, en materia de revision en via administrativa) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 126 Fecha de Publicación: 27/05/2005 Fecha de entrada en vigor: 27/06/2005 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Revisión en vía administrativa de actos tributarios

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 16/10/2015

      La revisión de los actos tributarios puede llevarse a efecto en dos vías distintas: - En la vía administrativa, cuando son los propios órganos de la Administración los que verifican la revisión. Revisiones ordinarias: Procedimientos especia...

  • Procedimiento de verificación de datos tributarios

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 23/10/2015

    La Administración tributaria podrá iniciar el procedimiento de verificación de datos,Art. 131 ,Ley General Tributaria, en los siguientes supuestos:Cuando la declaración o autoliquidación del obligado tributario adolezca de defectos formales o in...

  • Características de la cosa juzgada en el orden penal

    Orden: Penal Fecha última revisión: 12/01/2013

    La cosa juzgada aparece como la institución que sirve para que la resolución, y sobre todo el proceso, alcance el grado de certeza necesarios, en primer lugar haciéndola irrevocable en el proceso en que se ha dictado y segundo, impregnándolo de ...

  • Recurso de reposición y reclamaciones económico-administrativas

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 13/10/2015

    Se regula en el Capítulo III "Recurso de reposición", del Título V "Revisión en vía Administrativa" (Art. 222-225 ,Ley General Tributaria). Los actos dictados por la Administración tributaria susceptibles de reclamación económico- administrat...

  • Recurso extraordinario de revisión

    Orden: Administrativo Fecha última revisión: 23/01/2017

    Los actos firmes en vía administrativa pueden ser objeto de recurso extraordinario de revisión (Art. 125,Art. 126 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre) cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias: que al dictarlos se hubiera incurrido en erro...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados