Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/2969/2006 de 22 de Noviembre de 2006

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 22 de Noviembre de 2006
  • Núm. Resolución: 00/2969/2006

Resumen

La importación de semillas de girasol, maíz, algodón y sorgo, de acuerdo con lo previsto en el artículo 91 de la Ley del IVA (Ley 37/1992) y el Código Alimentario, se grava al 4% cuando se trate de productos naturales que no son objeto de procesos de transformación, lo que no parece ocurrir en el caso concreto, ya que las operaciones no exceden de las simples de manipulación o de conservación.

Descripción

En la Villa de Madrid, a 22 de noviembre de 2006 en el recurso de alzada interpuesto por el DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO DE ADUANAS E IMPUESTOS ESPECIALES de la Agencia Estatal de Administración Tributaria que señala como domicilio a efectos de notificaciones la Avenida Llano Castellano nº 17, Madrid contra el acuerdo del Tribunal Económico Administrativo Regional de ..., de fecha 27 de enero de 2006, recaído en su expediente nº ... por el concepto Impuesto sobre el Valor Añadido a la importación  y cuantía total 254.655,41 euros.

                                                              ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 27 de enero de 2006, el Tribunal Económico Administrativo Regional de ... dictó resolución en su expediente de reclamación nº ... por la que se anulaba la liquidación practicada por la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de ... a la firma ..., S.L. (expediente ...) por importe de 254.655,41 euros por el concepto impuesto sobre el Valor Añadido a la importación. Dicha resolución fue dictada en primera instancia.

SEGUNDO.- En aquella resolución se recogía que la firma interesada presentó declaraciones de importación correspondientes a semillas de girasol, maíz, algodón y sorgo, aplicando un tipo del 4 por 100 respecto al Impuesto sobre el Valor Añadido a la importación; sin embargo la Administración consideró que el tipo correcto era el 7 por 100 y de ahí la liquidación practicada por la diferencia de tipo impositivo y cuantía total de 254.655,41 euros.

TERCERO.- A la vista de ello, el DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO DE ADUANAS E IMPUESTOS ESPECIALES de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, formuló escrito en 3 de marzo de 2006, indicando en su encabezamiento que interponía recurso extraordinario de alzada para la unificación de criterio contra el meritado acuerdo del Tribunal Regional de ... si bien "in fine" suplicaba se dicte Resolución estimando el presente recurso y declarando no conforme a Derecho la Resolución impugnada, anulándola en su totalidad y ratificando el Acuerdo del Jefe de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de ... Fundamentaba, en síntesis, su impugnación en que entendía que había serias dudas a la hora de aplicar correctamente el 4% a "las frutas,... que tengan la condición de productos naturales de acuerdo con el Código Alimentario" a que se refiere el artículo 91.Dos1.1º f) de la Ley 37/1992 del Impuesto sobre el Valor Añadido, puesto que en primer lugar dicho código no define los productos naturales, como ha reconocido la propia Dirección General de Tributos y, por otra parte, la remisión al Código Alimentario implica que ha de tratarse de productos para el consumo humano. Y por ello se plantea si se debe liquidar al 4% un producto que, en el momento de su importación, no es apto para el consumo humano conforme a las disposiciones del Código Alimentario porque precisa antes una serie de transformaciones o, por el contrario, es más acorde con la ley aplicarle el 7% como corresponde a los productos que habitual e idóneamente son utilizados en la obtención de alimentos, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 91.Uno.1.2º de la citada Ley. Asimismo recogía los argumentos empleados por la Inspección, así como sus conclusiones, para motivar la liquidación en su día practicada.

        CUARTO.- Puesto de manifiesto el citado recurso a la firma ..., S.L., conforme consta en Aviso de Recibo del Servicio de Correos el 26 de abril de 2006, hasta el día de hoy no se ha recibido alegación alguna al respecto.

                                                         FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO
.- Concurren los requisitos exigidos en la Ley 58/2003, respecto a competencia, legitimación y formulación en plazo para el conocimiento del presente recurso en el que la cuestión que se plantea es la de determinar si el acuerdo del Tribunal Económico Administrativo Regional de ..., de fecha 27 de enero de 2006, recaído en su expediente nº ... es conforme a Derecho.

SEGUNDO.- A efectos de su debida resolución resulta conveniente realizar un resumen de los fundamentos del acuerdo objeto de recurso. Así, este centra la cuestión en su instancia en determinar cual es el tipo de gravamen a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido a la importación de las semillas mencionadas en el Antecedente de Hecho Segundo de la presente resolución. A continuación recoge la modificación establecida en el artículo 68 de la Ley 65/1997, de Presupuestos Generales del Estado para el año 1998, del artículo 91 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido en la que se dio la siguiente redacción: "se aplicará el tipo del 4 por 100 a las operaciones siguientes: 1.- las entregas, adjudicaciones, operaciones intracomunitarias o importaciones de los bienes que se indican a continuación: 1º Los siguientes productos: f) las frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales que tengan la condición de productos naturales de acuerdo con el Código Alimentario y las disposiciones dictadas para su desarrollo". De ahí se extraía que la aplicación del tipo del 4% se vinculaba al carácter objetivo del producto en cuestión.

        TERCERO.- En su consecuencia, el Órgano de instancia estimaba que el tipo del 4%, en cuanto a su aplicación, debía ser estudiado, a la vista de las importaciones efectuadas, teniendo presente si el producto importado tiene la consideración de "producto natural". A este efecto llegaba a dicha determinación ya que no le constaba que hubiera sido objeto de transformación. Lo dicho se fundamentaba en el entendimiento, respecto del que efectuaba oportunos razonamientos en cuanto a los preceptos normativos aplicables, de considerar productos naturales los que se obtienen directamente de los cultivos, sin someterlos a ninguna técnica de transformación, si bien, conforme a lo dispuesto en el artículo 45 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido no se consideran actos de mera conservación de los bienes (tales como pasteurización, refrigeración, congelación, secado, clasificación, limpieza, embalaje o acondicionamiento, descurado, descortezado, astillado, troceado, desinfección o desinfectación). Por último, se analizaba en el acuerdo impugnado por vía extraordinaria y se razonaba que la segunda exigencia para la aplicación del tipo del 4% es que, entre otros conceptos, se trate de frutas, en este sentido el Código Alimentario español en su epígrafe 3.22.01, comprende con la denominación genérica de frutas: el fruto, la infrutescencia, la semilla o las partes carnosas de órganos florales, que hayan alcanzado un grado adecuado de madurez y sean propias para el consumo humano. En su epígrafe 3.22.02 se clasifican las frutas, por su naturaleza, en carnosas, secas y oleaginosas. Las frutas oleaginosas son las empleadas para la obtención de grasas y para el consumo humano (aceituna, cacahuete, girasol, etc).

CUARTO.- Llegados a este punto, conviene significar que este Tribunal Económico Administrativo Central no ignora que la cuestión controvertida expuesta a lo largo de los apartados anteriores ofrece aristas a la hora de su enfoque y resolución. Ello es corroborado por las diferentes resoluciones dictadas por la Dirección General de Tributos y que por obrar su contenido en lo actuado ante este Tribunal en este momento se omiten, ya que son sobradamente conocidas por las partes en cuanto a su sentido y demuestran la complejidad que, en ocasiones, la redacción de los artículos legales ocasiona, tanto a los contribuyentes como a los órganos tributarios encargados de su aplicación.

QUINTO.- Teniendo presente lo anterior, conviene recordar que este Tribunal Económico Administrativo Central, en resolución dictada con fecha 27 de octubre de 2004, en su expediente 00/04609/2002, dijo de una manera contundente si bien respecto a la importación de las pipas de girasol a partir de 1 de Enero de 1998, que:

        "SEGUNDO.- El artículo 91, apartado uno, 1, l.° y 2.° de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, en redacción dada por Ley 41/1994, de 30 de diciembre, aplicable al ejercicio 1998, establece lo siguiente: "Uno. Se aplicará el tipo del 7 por ciento a las operaciones siguientes: 1. Las entregas, adquisiciones intracomunitarias o importaciones de los bienes que se indican a continuación: 1º- Las sustancias o productos, cualquiera que sea su origen que, por sus características, aplicaciones, componentes, preparación y estado de conservación, sean susceptibles de ser habitual e idóneamente utilizados para la nutrición humana o animal, de acuerdo con lo establecido en el Código Alimentario y las disposiciones dictadas para su desarrollo, excepto las bebidas alcohólicas.  Se entiende por bebida alcohólica todo líquido apto para el consumo humano por ingestión que contenga alcohol etílico. A los efectos de este número no tendrán la consideración de alimento el tabaco ni las sustancias no aptas para el consumo humano o animal en el mismo estado en que fuesen objeto de entrega, adquisición intracomunitaria o importación. 2º Los animales, vegetales y los demás productos susceptibles de ser utilizados habitual e idóneamente para la obtención de los productos a que se refiere el número anterior, directamente o mezclados con otros de origen distinto". TERCERO.- Por otro lado, el artículo 91, apartado dos, 1, 1.° letra f) de la citada Ley 37/1992, conforme a la redacción dada a dicho precepto por el artículo 68. Tercero. Uno, de la Ley 65/1997, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 1998, aplicable al ejercicio en cuestión, dispone lo siguiente: "Dos. Se aplicará el tipo del 4 por ciento a las operaciones siguientes: 1. Las entregas, adquisiciones intracomunitarias o importaciones de los bienes que se indican a continuación: 1º Los siguientes productos:... f) Las frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales, que tengan la condición de productos naturales de acuerdo con el Código Alimentario y las disposiciones dictadas para su desarrollo." (...) la Resolución 2/1998, de 14 de mayo, de la Dirección General de Tributos, sobre la aplicación del tipo impositivo del 4 por 100 en el IVA en relación con determinados productos alimenticios, ha declarado lo siguiente: "El requisito establecido por el precepto legal para que las operaciones relativas a los productos comprendidos en esta letra J) disfruten del tipo reducido del 4% es que dichos productos tengan la condición de naturales. La delimitación de este concepto no es fácil, porque ni el Código Alimentario ni las disposiciones que lo desarrollan ni la propia Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido definen este concepto. Del Código Alimentario sólo puede inferirse una contraposición entre productos naturales y productos transformados o derivados... De estas definiciones puede deducirse que los productos transformados se obtienen a partir de materias primas o productos perecederos, es decir, de los productos naturales, mediante la aplicación a los mismos de determinadas técnicas. Los productos resultantes, entre ellos las citadas conservas, semiconservas y las preparaciones culinarias, son productos transformados, no naturales, que se excluyen, por tanto, del tipo reducido del 4%. Ante la falta de un concepto determinado de producto natural, deberán utilizarse, para su concreción, los criterios contenidos en el artículo 23.2 de la Ley General Tributaria, según el cual, en tanto no se definan por el ordenamiento tributario, los términos empleados en sus normas se entenderán conforme a su sentido jurídico, técnico o usual, según proceda. En este sentido, debe entenderse por productos naturales los que se obtienen directamente de sus cultivos, sin someterlos a ninguna técnica de transformación. No obstante, dichos productos naturales pueden ser objeto de algunas operaciones simples de manipulación o conservación que pretenden exclusivamente mantenerlos en las debidas condiciones técnico-sanitarias para el consumo en un tiempo variable o para darles una presentación idónea para el consumo, conservando sus características originales, sin que, por ello pierdan su condición de productos naturales. A estos efectos, y por razones de sistemática en la regulación del Impuesto sobre el Valor Añadido, debe considerarse que dichas operaciones de manipulación o conservación son las que se comprenden en el artículo 45 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido como excluidas del concepto de transformación, en relación con el régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca. El citado precepto establece que no se considerarán procesos de transformación: "los actos de mera conservación de los bienes, tales como la pasteurización, refrigeración, congelación, secado, clasificación, limpieza, embalaje o acondicionamiento, descascarado, descortezado, astillado, troceado, desinfección o desinfectación". QUINTO.- Ciertamente, tal y como plantea la Dirección General de Tributos en la citada Resolución 2/1998, el único requisito que se infiere de la redacción aplicable al ejercicio 1998 en relación con los productos de la letra f) es que los mismos sean "productos naturales" tal como resulta del Código Alimentario. Por consiguiente, la discusión ha de centrarse sobre lo que ha entenderse por "productos naturales", entendiendo este Tribunal Central que tienen tal condición los productos que se encuentran en el mismo estado que se obtienen de sus propios cultivos, así como estos mismos productos cuando hayan sido objeto de operaciones simples de manipulación o de conservación, manteniendo sus características originales, como son las de clasificación, limpieza, embalaje o acondicionamiento, descascarado, troceado, desinfección, desinsectación, refrigeración, congelación, pasteurización, desecación, deshidratación y otras análogas necesarias para dar a los productos una presentación idónea y habitual para el consumo o las de esterilización. SEXTO.- En relación con el producto que nos ocupa el Código Alimentario contempla en su Capítulo XXII las frutas y según el 3.22.01 del Código, con la denominación genérica de frutas, se comprende el fruto, la infrutescencia, la semilla o las partes carnosas de órganos florales, que hayan alcanzado un grado adecuado de madurez y sean propias para el consumo humano. En el epígrafe 3.22.05 se clasifican las frutas, por su naturaleza, en carnosas, secas y oleaginosas y por su estado en frescas, desecadas, deshidratadas y congeladas. Las frutas carnosas son aquellas cuya parte comestible posea en su composición más de un 50% de agua (brevas, ciruelas, naranjas, mandarinas, peras, etc.), y  las  frutas  secas,  las que tengan en su composición menos del 50% de agua (almendra, avellana, castaña, nuez, etc.). Las frutas oleaginosas son las empleadas para la obtención de grasas y para el consumo humano (aceituna, cacahuete girasol etc.). Por otro lado, el epígrafe 3.22.08 del Código Alimentario incluye entre la categoría de frutas las semillas oleaginosas, enumerando entre otras la aceituna, cacahuete, coco, girasol y sésamo. SÉPTIMO.- Por consiguiente, tal como resulta del Código Alimentario, las semillas de girasol son semillas oleaginosas que tienen la consideración de productos naturales, y teniendo en cuenta que, tras la modificación realizada por la Ley 65/1997, se ha visto suprimida la expresión "productos aptos para la alimentación humana", entendemos que no es relevante para la aplicación del tipo impositivo superreducido el hecho de que un producto natural, calificado como semillas oleaginosas, se destine a otros fines distintos del consumo humano, como la elaboración de aceites. Cuestión distinta es que las mismas hubiesen sido objeto de procesos de transformación".

        SEXTO.- En el presente caso no parece suceder lo dicho ya que los procesos no exceden de las operaciones simples de manipulación o de conservación. A estos efectos, al margen de la legítima discrepancia del Departamento recurrente respecto a la Dirección General de Tributos en cuanto a la consulta reseñada, puede apreciarse que lo que se denominan "tratamientos específicos" en la impugnación parecen, acorde a lo obrante en el expediente, que no se aplican a las semillas una vez obtenidas sino en orden a la obtención de una variedad de las pretendidas para la utilidad idónea en sus fines y como se ha dicho anterior; asimismo puede considerarse, sin pretender la realización de afirmación severa alguna, que la mención contenida en los sacos de semillas de "mantenimiento fuera del alcance de los niños" o "no utilización para alimentación humana o animal" puede obedecer o tener razón en la aplicación sobre la semilla de determinados tratamientos químicos destinados a su desinfectación o desinfección, los cuales vienen a prevenir cualquier posible deterioro tanto en el proceso de transporte como en el de almacenamiento de la misma; también procede abordar la alegación de la aplicación de ácido a la semilla, en este caso, de algodón y en este sentido cabe aceptar, tal como explicó en su momento ante la actuación inspectora el interesado que dicho proceso conocido como "desborrado" sea un proceso necesario para limpiar la semilla de algodón separándola de la fibra (borra: pelusa que sale de la cápsula del algodón) la que puede contener o contiene suciedad o elementos indeseables.

SEPTIMO.- En relación con lo expuesto, hasta ahora, conviene recordar que este Tribunal Central, en 6 de junio de 2001, dictó acuerdo respecto a un supuesto que, si bien tan sólo, a efectos ilustrativos en cuanto a los claroscuros que pueden ofrecer los preceptos tributarios manejados en este caso, en su expediente RG. 6153/98 ya se pronunció, recogido en doctrina, en sentido equivalente al ahora planteado y decidido si bien en vía de reclamación ordinaria y esto a los efectos de un mayor abundamiento respecto a lo expuesto. Por todo ello, tras la adecuada medición argumentativa que se esgrime en el supuesto presente, no cabe sino llegar a la conclusión de la procedencia de no poder acceder a la pretensión del recurrente. Las conclusiones de éste, absolutamente razonables desde su punto de vista, al igual que las de las del Tribunal Regional, a la hora de su ponderación no llevan sino a reiterar lo expuesto en las resoluciones de este Tribunal antes citadas y a las que cabe añadir las adoptadas en 13 de septiembre de 2006 como más recientes, si bien incardinadas en el cauce del recurso extraordinario para la unificación de criterio. Lo expuesto y en su virtud lleva a que este Tribunal Central no considere procedente acceder a lo solicitado por el recurrente respecto a la anulación del acuerdo del Tribunal Económico Administrativo Regional de ... referenciado y la consiguiente reactivación de la liquidación dejada sin efecto por dicho Órgano.

Por lo expuesto

EL TRIBUNAL ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO CENTRAL, en SALA, como resolución del recurso de alzada interpuesto por el DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO DE ADUANAS E IMPUESTOS ESPECIALES, de la Agencia Estatal de Administración Tributaria contra el acuerdo del Tribunal Económico Administrativo Regional de ..., de fecha 27 de enero de 2006, recaído en su expediente nº ..., ACUERDA: Desestimar dicho recurso.

Importaciones de bienes
Impuesto sobre el Valor Añadido
Impuestos especiales
Aduanas
Administración Tributaria del Estado
Sociedad de responsabilidad limitada
Tipos impositivos
Adquisiciones intracomunitarias
Bebida alcohólica
Cultivos
Presupuestos generales del Estado
Tipo reducido
Operaciones intracomunitarias
Pesca
Actividad inspectora

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 1624/1992 de 29 de Dic (Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido -IVA-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 314 Fecha de Publicación: 31/12/1992 Fecha de entrada en vigor: 01/01/1993 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Tipo Reducido (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 28/06/2017

    El apartado uno del Art. 91 ,LIVA enumera una serie de operaciones a las que se aplicará el tipo reducido de IVA del 10%.La Ley 3/2017 de 27 de Jun (Presupuestos Generales del Estado 2017) (entrada en vigor: 29/06/2017)) modifica el apdo. Uno. 2 d...

  • Régimen fiscal canario

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 28/06/2017

    La Comunidad Autónoma de Canarias posee un régimen económico-fiscal especial, basado en la libertad comercial de importación y exportación, no aplicación de monopolios y en franquicias aduaneras y fiscales sobre el consumo.NOVEDADES:Ley 3/2017 ...

  • Base imponible en las operaciones intracomunitarias (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 02/05/2016

    La base imponible de las adquisiciones intracomunitarias de bienes se determinará de acuerdo con lo dispuesto para las entregas de bienes y prestaciones de servicios (Art. 82 ,LIVA).  En las operaciones asimiladas por transferencia de bienes, se de...

  • Impuesto sobre el Valor Añadido ÁLAVA (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 07/03/2018

    El Impuesto sobre el Valor Añadido en Álava se encuentra regulado por el Decreto Foral Normativo 12/1993, de 19 de enero, por el que se aprueba la normativa reguladora del Impuesto sobre el Valor Añadido y por Decreto foral 124/1993, del Consejo d...

  • Impuesto sobre el Valor Añadido GIPUZKOA (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 11/07/2016

    El Impuesto sobre el Valor Añadido en Gipuzkoa (IVA Gipuzkoa) se encuentra regulado en el DECRETO FORAL 102/1992, de 29 de diciembre. Se trata de un impuesto de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo y grava las entregas de bienes y prestac...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados