Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/309/2005 de 01 de Marzo de 2006

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 01 de Marzo de 2006
  • Núm. Resolución: 00/309/2005

Resumen

Al resultar utilizado el alcohol parcialmente desnaturalizado recibido en la fabricación de productos intermedios y acabados cuyo destino final era la fabricación de medicamentos para uso humano por ingestión, se produce un uso para el que no hay prevista exención alguna, por lo que resulta correcta la liquidación practicada por la Inspección y la baja en el CAE.

Descripción

En la Villa de Madrid, a 1 de marzo de 2006, en las reclamaciones económico administrativas que, en segunda instancia, penden de resolución ante este Tribunal Económico-Administrativo Central, en SALA, en virtud de los recursos de alzada interpuestos por D. ... en nombre y representación de la empresa X, S.A., que declara como domicilio, a efectos de notificaciones, en ..., contra los acuerdos del Tribunal Económico Administrativo Regional de ... de 21 de octubre de 2004 y 27 de enero de 2005 recaídos en sus expedientes números ... y ..., respectivamente, por el concepto de Impuestos Especiales por importe de 308.900,05 €.

                                                      ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 30 de mayo de 2000, la Inspección de Hacienda del Estado de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de la Delegación Especial de ... de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, levantó, a la reclamante, acta definitiva de disconformidad A02 nº ..., por el concepto Impuesto Especial sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas, correspondiente al periodo 1997 a 1999, como consecuencia de la petición de la Oficina Gestora a la Dependencia Regional de que se le informara si el uso que daba X, S.A., al alcohol parcialmente desnaturalizado era correcto, debido a que esta empresa en fecha 18 de octubre de 1999 había solicitado la renovación del CAE ..., que tenía validez hasta el 30 de septiembre de 1999. En dicha inspección se comprobó que aceptando la utilización de alcohol utilizado en laboratorios experimentales y en la limpieza de equipos quedaban las siguientes cantidades de alcohol utilizado no reglamentariamente: 12.383 litros en el año 1997;  15.251 litros en el año 1998, y 13.855 litros en el año 1999. La empresa había utilizado dichas cantidades de alcohol parcialmente desnaturalizado en la fabricación de los productos intermedios y acabados cuyo destino final era la fabricación de medicamentos para uso humano por ingestión, y dado que el Reglamento sólo autoriza el uso de tal tipo de alcohol en la obtención industrial de productos no destinados al consumo humano por ingestión, el actuario procedió a la regularización tributaria mediante la liquidación del impuesto sobre la base de lo establecido en el artículo 15.11 de la Ley 38/1992 más los intereses de demora, resultando una deuda tributaria de 51.396.644 pesetas (308.900,05 €), donde 47.297.460 pesetas corresponden a la cuota y 4.099.184 pesetas a los intereses de demora. Con la misma fecha se formalizó acta de disconformidad A02 nº ..., por el concepto IVA asimilado a la importación  correspondiente a la base de la cuota del Impuesto Especial sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas liquidada en el acta anterior, ya que la misma no se incrementó a la salida del depósito fiscal, proponiéndose la liquidación del impuesto sobre la base de lo establecido en el artículo 83.dos.3.e) de la Ley 37/1992 más los intereses de demora, resultando una deuda tributaria de 8.231.422 pesetas (49.471,84 €) donde 7.567.593 pesetas corresponden a la cuota y 663.829 pesetas a los intereses de demora. Instruido el correspondiente expediente contradictorio, el interesado presentó escrito de alegaciones a las actas con fecha de 24 de marzo de 2000, en donde manifestó cuanto creyó conveniente en defensa de su derecho. El Jefe de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de la citada Delegación desestimó las alegaciones y dictó acuerdo en 30 de junio de 2000, confirmando las propuestas de liquidación contenidas en las actas de disconformidad. Dicho acuerdo fue debidamente notificado al contribuyente en 12 de julio de 2000.

SEGUNDO.-
En 21 de julio de 2000, la empresa interesada presentó reclamación económico administrativa nº RG ..., contra el acuerdo anterior ante el Tribunal Económico Administrativo Regional de ... Por acuerdo de dicho Tribunal de 21 de octubre de 2004, se estimó en parte la reclamación planteada, en el sentido de. 1º) confirmar la liquidación practicada por el concepto Impuesto Especial sobre Alcohol y Bebidas Derivadas correspondiente a los ejercicios impositivos de referencia por su adecuación a derecho y 2°) anular la liquidación relativa al IVA por operaciones asimiladas a la importación. Dicho acuerdo fue debidamente notificado al contribuyente en 30 de noviembre de 2004.

TERCERO.-
En 23 de diciembre de 2004, la empresa interesada presentó recurso de alzada nº de Registro General 309/05, ante este Tribunal Económico Administrativo Central, contra la parte del acuerdo anterior que deniega sus peticiones sobre el Impuesto Especial, insistiendo en sus alegaciones las cuales pueden resumirse en que 1º) Se habían incumplido las normas sobre delegación al venir firmado el acuerdo reclamado por el Jefe Adjunto de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales P.D. sin que constara en ningún sitio cuando y con que alcance se produjo tal delegación. 2º) Anulación de un acto administrativo sin ajustarse  a las normas legales de procedimiento. 3º) El alcohol no se ha utilizado de manera distinta de la que fue expuesta a la Oficina gestora a fin de obtener la autorización. 4º) La interpretación de la Inspección se basa en un precepto reglamentario que va más allá de la norma legal y, por tanto, vulnera la reserva legal de la definición del hecho imponible.

CUARTO.- Por otro lado, como consecuencia del informe de la Dependencia Regional de Aduanas e II.EE, solicitado por la Oficina Gestora sobre el uso que X, S.A. daba al alcohol parcialmente desnaturalizado, citado en el Antecedente de Hecho Primero, en el que se indicaba que el alcohol parcialmente desnaturalizado se utilizaba como disolvente en la fabricación de productos intermedios o sustancias acabadas con actividad farmacéutica, que se destinaban a la elaboración de especialidades farmacéuticas de consumo humano por ingestión y que a la luz de lo establecido en el artículo 42 de la Ley 38/1992 y en el artículo 75.7 del Reglamento de Impuestos Especiales, la utilización señalada no estaba permitida por lo que se había propuesto la correspondiente regularización tributaria, el Jefe Adjunto de la Dependencia Provincial de Aduanas e IIEE acordó en fecha 16 de junio de 2000 dar de baja el C.A.E. ...

QUINTO.- No conforme con el anterior acuerdo, en fecha 21 de julio de 2000 la sociedad interesada interpuso reclamación económico administrativa ante el Tribunal Económico Administrativo Regional de ..., solicitando en otrosí digo la suspensión de la ejecución de la resolución impugnada. Vistas las alegaciones presentadas por el interesado, donde manifestó cuanto creyó conveniente en defensa de su derecho, el citado Tribunal en acuerdo de 27 de enero de 2005 desestimó la reclamación interpuesta y confirmó el acto impugnado. Dicho acuerdo fue debidamente notificado en 7 de febrero de 2005.

SEXTO.- En 1 de marzo de 2005, la empresa interesada presentó recurso de alzada nº de Registro General 1025/05, ante este Tribunal Económico Administrativo Central, contra el acuerdo anterior, insistiendo en sus alegaciones las cuales pueden resumirse en: 1º) Ser manifiestamente incompetente el órgano que acordó la retirada del C.A.E., ya que la competencia de gestión corresponde a la Oficina Gestora, según lo dispuesto en el artículo 75 del Real Decreto 1165/1995, antes citado, por el que se aprobó el Reglamento de Impuestos Especiales. 2) Tratarse de la anulación de un acuerdo adoptado por otro órgano administrativo, que comporta, además, la privación de un derecho reconocido sin atenerse a las reglas contenidas en los artículos 153, 154 y 159 de la Ley General Tributaria. 3) Incurrir, por tanto, el acuerdo recurrido en nulidad de pleno derecho, por haber prescindido total y absolutamente del procedimiento establecido para la anulación o revocación de actos administrativos. 4) Atenerse exclusivamente el acuerdo a lo que dispone el artículo 75.7 del Reglamento aprobado por Real Decreto 1165/1995, en contradicción con lo que dispone el artículo 42.2 de la Ley 38/1992. termina solicitando la anulación del acuerdo recurrido y la acumulación con la reclamación RG 309/05 ya que responde a los mismos presupuestos fácticos y jurídicos.

                                                       FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-
Concurren los requisitos respecto a competencia, legitimación y formulación en plazo, exigidos por la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, que son presupuesto para la admisión a trámite de los presentes recursos, los cuales, de acuerdo con el artículo 230.1.a) de la misma Ley 58/2003, procede resolver acumuladamente, en las que la cuestión que se plantea es si los acuerdos del Tribunal Económico Administrativo Regional de ... de 21 de octubre de 2004 y 27 de enero de 2005 recaídos en sus expedientes números ... y ..., respectivamente, por el concepto de Impuestos Especiales, son conformes a Derecho.

SEGUNDO.- Dicha cuestión consiste en determinar 1º) Si se han producido las irregularidades alegadas sobre delegación; 2º) Si se han cumplido las condiciones reglamentariamente impuestas para la aplicación de la exención establecida en el artículo 42.2 de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales sobre el alcohol parcialmente desnaturalizado; y 3º) Si se ha producido la anulación de un acto administrativo sin ajustarse a las normas legales de procedimiento.

TERCERO.-
Respecto a que se habían incumplido las normas sobre delegación al venir firmado el acuerdo reclamado por el Jefe Adjunto de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales P.D. sin que constara en ningún sitio cuando y con que alcance se produjo tal delegación, carece de fundamento toda vez que la Resolución de 28 de julio de 1998, de la Presidencia de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, por la que se estructuran los Servicios de Aduanas e Impuestos Especiales, Dependientes de las Delegaciones Especiales y Delegaciones de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en su Título II  sobre Organización Regional de Aduanas e Impuestos Especiales, en su artículo Segundo, sobre Dependencias Regionales de Aduanas e Impuestos Especiales indica en su apartado 6 que "En el supuesto de que en la Dependencia Regional exista Jefe Adjunto del Área de Inspección e Investigación, éste tendrá el carácter de Inspector-Jefe, respecto de las actuaciones de inspección, a efectos de lo previsto en el Reglamento General de la Inspección de los Tributos. En las Dependencias Regionales donde no existan Jefes Adjuntos, el carácter de Inspector-Jefe recaerá en el Jefe de la Dependencia Regional." Y el Reglamento General de la Inspección de los Tributos en su artículo 60.1 dice: "De acuerdo con la letra c) del artículo 140 de la Ley General Tributaria, la Inspección de los Tributos practicará las liquidaciones tributarias resultantes de las actas que documenten los resultados de sus actuaciones de comprobación e investigación. Corresponderá al Inspector-Jefe del órgano o dependencia, central o territorial, desde el que se hayan realizado las actuaciones inspectoras dictar los actos administrativos de liquidación tributaria que procedan.", por lo que la firma del  acuerdo de liquidación por el Jefe Ajunto de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales de la Delegación Especial de ..., no requiere delegación expresa como pretende el interesado.

CUARTO.- Por lo que se refiere a si se han cumplido las condiciones reglamentariamente impuestas para la aplicación de la exención establecida en el artículo 42.2 de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre de Impuestos Especiales sobre el alcohol parcialmente desnaturalizado, hay que tener en cuenta que el artículo 20.3 de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales, define el «Alcohol parcialmente desnaturalizado» como el alcohol que contenga, como mínimo en la proporción que se determine, las sustancias desnaturalizantes aprobadas por el Ministro de Economía y Hacienda que lo hagan impropio para el consumo humano por ingestión y cuya utilización en un proceso industrial determinado haya sido previamente autorizada, en la forma y con las condiciones que se establezcan reglamentariamente y el artículo 42.2, de la misma Ley, contempla la exención de los Impuestos Especiales sobre el alcohol y bebidas derivadas en la fabricación e importación de alcohol que se destine a ser parcialmente desnaturalizado, así como la importación de alcohol parcialmente desnaturalizado, mediante el procedimiento que se establezca reglamentariamente, para ser posteriormente utilizado en un fin previamente autorizado distinto del consumo humano por ingestión. En este sentido el artículo 75.7 del Reglamento de los Impuestos Especiales, aprobado por el Real Decreto 1165/1995, de 7 de julio de 1995, dice que el alcohol parcialmente desnaturalizado únicamente podrá ser objeto de utilización en las condiciones establecidas en este Reglamento, en un proceso industrial determinado para la obtención de productos no destinados al consumo humano por ingestión, por lo tanto, la cuestión planteada radica en si los productos obtenidos por la empresa están destinados al consumo humano por ingestión. En este sentido se ha manifestado la Dirección General de Tributos en la contestación de 25 de marzo de 2002 a la consulta 487/2002, en cuyo sumario se dice: "No está permitida la utilización de alcohol desnaturalizado, ni totalmente ni parcialmente, en el proceso de fabricación de unos extractos secos de plantas que puedan destinarse al consumo humano por ingestión. El hecho de que no pueda acogerse al supuesto de exención del Impuesto que conlleva la utilización de alcohol desnaturalizado no implica que el industrial deba soportar, en todo caso, la carga fiscal de este Impuesto, ya que, si los extractos secos obtenidos no contienen alcohol, el industrial podrá obtener la devolución de las cuotas soportadas en la adquisición de alcohol no desnaturalizado utilizado". En el caso que nos ocupa está admitido por el interesado que la utilización del alcohol parcialmente desnaturalizado recibido, lo ha sido en la fabricación de los productos intermedios y acabados cuyo destino final era la fabricación de medicamentos para uso humano por ingestión, por lo que resulta evidente que de la aplicación de la normativa vigente se deduce que la empresa interesada ha utilizado alcohol parcialmente desnaturalizado en un uso para el que no hay prevista ninguna exención y por lo tanto, procede la liquidación practicada y la baja del CAE.

QUINTO.- Respecto a si se ha producido la anulación de un acto administrativo sin ajustarse  a las normas legales de procedimiento, hay que analizar si la sociedad reclamante tiene derecho a acogerse a la exención contemplada en el artículo 42.2 de la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de Impuestos Especiales, para lo cual hay que analizar la sistemática que la Ley establece para la aplicación de dicha exención. En este sentido el artículo 8.6 de la citada Ley indica que "En los supuestos de irregularidades en relación con la circulación y la justificación del uso o destino dado a los productos objeto de los impuestos especiales de fabricación que se han beneficiado de una exención o de la aplicación de un tipo reducido en razón de su destino, estarán obligados al pago del impuesto y de las sanciones que pudieran imponerse los expedidores, en tanto no justifiquen la recepción de los productos por el destinatario facultado para recibirlos; a partir de tal recepción, la obligación recaerá sobre los destinatarios." Y la facultad para la recepción de alcohol parcialmente desnaturalizado viene regulado en el artículo 75 del Reglamento de los Impuestos Especiales cuyo apartado 3 dice: "Los industriales que deseen utilizar alcohol parcialmente desnaturalizado con los desnaturalizantes aprobados con carácter general, así como aquellos a los que se haya autorizado la utilización de un desnaturalizante específico, según lo establecido en los apartados 1 y 2 anteriores, solicitarán la inscripción del establecimiento en que van a utilizar el alcohol parcialmente desnaturalizado, en el registro territorial de la oficina gestora correspondiente a dicho establecimiento. En el escrito de solicitud harán constar el nombre o razón social y el número de identificación fiscal del proveedor o proveedores que hayan elegido, así como el CAE del establecimiento o establecimientos desde los que se efectuará el suministro." y el apartado 5 que "La oficina gestora expedirá, en su caso, una tarjeta de suministro de alcohol, en la que constará la cantidad de alcohol parcialmente desnaturalizado que puede recibir con exención del impuesto" y por último, en el artículo 15.11 de la Ley de Impuestos Especiales establece que: "Cuando no se justifique el uso o destino dado a los productos objeto de los impuestos especiales de fabricación por los que se ha aplicado una exención o un tipo impositivo reducido en razón de su destino, se considerará que tales productos se han utilizado o destinado en fines para los que no se establece en esta ley beneficio fiscal alguno". De todo lo anterior se desprende que en los supuestos de aplicación de una exención, el expedidor es el responsable del impuesto, en tanto no sean recibidos por una persona que esté facultada para recibirlos; facultad que en el supuesto de aplicación de la exención a la que nos estamos refiriendo, viene determinada por la concesión del CAE por la Oficina Gestora, en la que se hace constar la cantidad de alcohol parcialmente desnaturalizado que puede recibir con exención del impuesto. Por último, el destinatario final de los productos está obligado a justificar el uso o destino dado a los mismos, dado que si así no lo hace, la Ley establece la presunción de que dichos productos se han utilizado o destinado en fines para los que no se establece en esta ley beneficio fiscal alguno. Por tanto la Ley del Impuesto configura la exención como finalista, es decir, que la aplicación de la misma se condiciona a que los productos exentos se utilicen o estén destinados a los fines para los que dicha exención se estableció. De todo ello se desprende que para la comprobación de la exención por parte de la Inspección de Aduanas, se requiere examinar, en primer lugar, la documentación que obra en la Oficina Gestora, en segundo lugar, comprobar si los productos han sido utilizados en los procesos para los que fue facultado para la recepción del alcohol exento y en tercer lugar, si los productos se han destinado al fin que justifica la exención.

SEXTO.- En cuanto a las facultades de la Inspección para comprobar el correcto cumplimiento de las condiciones para que operara la exención a que se hace referencia en el artículo 42.2 de la Ley 38/1992, de Impuestos Especiales se ha de tener en cuenta que según el artículo 68 del Reglamento General de la Inspección de los Tributos "... 2. La concesión o disfrute de beneficios fiscales de cualquier naturaleza mediante acuerdo o resolución expresa e individualizada se entenderá provisional cuando esté condicionada al cumplimiento de ciertas condiciones futuras a la efectiva concurrencia de determinados requisitos no comprobados en el expediente. Salvo disposición expresa en contrario de una Ley, si la Inspección comprueba que no han concurrido tales condiciones o requisitos, practicará de inmediato las liquidaciones que procedan, reputándose revocado o no concedido dicho beneficio fiscal... 3. En sus actuaciones de comprobación e investigación la Inspección verificará la correcta aplicación por los sujetos pasivos en sus declaraciones-liquidaciones de cualesquiera reducciones, deducciones, exenciones u otros beneficios fiscales y practicará las liquidaciones que procedan". Por ello, en caso de acreditarse el incumplimiento de las condiciones o requisitos determinantes de la exención debía exigirse el impuesto con todas sus consecuencias. Por otro lado, de acuerdo con la Resolución de 28 de julio de 1998 de la Presidencia de Agencia Estatal de Administración Tributaria sobre estructuración de los Servicios de Aduanas e Impuestos Especiales, dependientes de las Delegaciones Especiales y Delegaciones de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, que indica en su artículo Décimo apartado e, que bajo la jefatura de un Jefe de Dependencia las Dependencias Provinciales desarrollarán las gestión de los Impuestos Especiales mediante las Oficinas Gestoras, la anulación del CAE realizada por el Jefe de la Dependencia Provincial de Aduanas e Impuestos Especiales de ..., está realizada dentro del ámbito de sus competencias, en contra de lo que dice el interesado. En el caso que nos ocupa, la Inspección ha comprobado, dentro de sus competencias, los extremos señalados anteriormente y ha llegado a las conclusiones que se reflejan en sus propuestas que han sido ratificadas por los órganos competentes, por lo que no se dan, en este caso, los supuestos planteados por el interesado.

SÉPTIMO.- Por último, respecto a que el artículo 75.7 del Reglamento de los Impuestos Especiales rebasa el contenido de la Ley de Impuestos Especiales, porque no es competencia de este Tribunal Económico Administrativo Central decidir sobre la legalidad de las disposiciones tributarias de carácter general, ya que el ámbito de la vía económico-administrativa está circunscrito al examen de los actos de aplicación de la normativa en vigor (artículo 229 de la Ley 58/2003 General tributaria de 17 de diciembre), y ello con independencia de la legalidad intrínseca de las normas que las regulan, materia reservada a la jurisdicción contencioso-administrativa (artículo 107.3 de la Ley 30/1992) o, en su caso, al Tribunal Constitucional.

Por lo expuesto,

EL TRIBUNAL ECONOMICO-ADMINISTRATIVO CENTRAL, EN SALA, como resolución de los recursos interpuestos por la empresa X, S.A., contra los acuerdos del Tribunal Económico Administrativo Regional de ... de 21 de octubre de 2004 y 27 de enero de 2005 recaídos en sus expedientes números ... y ..., respectivamente, por el concepto de Impuestos Especiales, ACUERDA desestimar los recursos presentados.

Bebida alcohólica
Impuestos especiales
Aduanas
Intereses de demora
Liquidaciones tributarias
Inspección tributaria
Administración Tributaria del Estado
Deuda tributaria
Importaciones de bienes
Impuesto sobre el Valor Añadido
Regularización tributaria
Acta de disconformidad
Anulación de los actos administrativos
Depósito fiscal
Operación asimilada a la importación de bienes
Expediente contradictorio
Reserva legal
Beneficios fiscales
Revocación de los actos administrativos
Nulidad de pleno derecho
Suspensión de la ejecución
Incompetencia manifiesta
Impuestos especiales de fabricación
Proveedores
Tipo reducido
Responsabilidad
Número de identificación fiscal
Tipos impositivos
Pago de impuestos
Jurisdicción contencioso-administrativa

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 1165/1995 de 7 de Jul (Reglamento de los Impuestos Especiales) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 179 Fecha de Publicación: 28/07/1995 Fecha de entrada en vigor: 01/10/1995 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

Ley 30/1992 de 26 de Nov (Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común) DEROGADO

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 285 Fecha de Publicación: 27/11/1992 Fecha de entrada en vigor: 27/02/1993 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Sistema de Control de Movimientos de impuestos especiales (EMCS)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 26/02/2014

    EMCS.Sistema de Control de Movimientos de Impuestos Especiales.    EMCS INTRACOMUNITARIO El EMCS es un sistema informatizado de control que permite a los Estados miembros obtener información en tiempo real sobre los movimientos de productos sujeto...

  • Impuestos Especiales

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 15/01/2018

    Se trata de impuestos sobre consumos específicos donde, además de su capacidad recaudatoria, destaca su finalidad extrafiscal como instrumentos de las políticas sanitarias, energéticas o de medio ambiente.Se encuentran regulados en la Ley 38/1992...

  • Tributación Canaria

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 08/11/2016

    Canarias goza de un régimen económico-fiscal especial, propio de su acervo histórico y constitucionalmente reconocido, basado en la libertad comercial de importación y exportación, no aplicación de monopolios y en franquicias aduaneras y fiscal...

  • Impuesto Especial sobre Combustibles Derivados del Petróleo CANARIAS

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 05/08/2016

    El impuesto sobre combustibles derivados del petróleo es un tributo de naturaleza indirecta que recae sobre consumos específicos y grava en fase única las entregas mayoristas de los dichos combustibles, cuyo consumo se realice en el ámbito de la ...

  • Legislación aplicable en materia de aduanas

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 13/08/2013

    Las aduanas, situadas en aeropuertos, puertos, carreteras y provincias importantes, tienen como finalidad conocer qué mercancías entran y salen en cada momento, y recaudar el impuesto o la franquicia que conlleva la adquisición de una cantidad det...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados