Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/3354/1999 de 31 de Octubre de 2002

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 31 de Octubre de 2002
  • Núm. Resolución: 00/3354/1999

Resumen

Para la determinación de la base de cálculo del primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 1996 en la modalidad establecida por el artículo 38.2 de la Ley 43/1995, al coincidir el período impositivo con el año natural, no son deducibles los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades efectuados en el ejercicio de 1994.

Descripción

                                               ANTECEDENTES DE HECHO

        PRIMERO: Con fecha 3 de marzo de 1997, se notificó a la entidad ..., S.A. liquidación practicada el 13 de febrero de 1997 por la Oficina Nacional de Inspección de Madrid, Unidad de Gestión de Grandes Empresas, basándose en el artículo 61.3 de la Ley General Tributaria, por recargo único del 5% por presentación fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración de la autoliquidación por el concepto impositivo y período indicados, sobre una cuota de 5.451.058 pts. (32.761,52 €),  resultando una deuda tributaria de 272.552 pts. (1.638,07 €).

        SEGUNDO: Contra la referida liquidación, con fecha 20 de marzo de 1997, se interpuso por Don ..., en nombre y representación de la entidad ..., S. A., reclamación económico-administrativa ante el Tribunal Regional de ..., a la que se asigna el número de registro ... El citado Tribunal Regional, en sesión de 24 de febrero de 1999, acordó: 1º) Declararse incompetente para conocer de dicha reclamación; 2º) Remitir las actuaciones al Tribunal Económico-Administrativo Central; y 3º) Advertir de este acuerdo al reclamante para que comparezca ante el citado Tribunal. Dicho fallo fue notificado en fecha que no consta en el expediente, y según la entidad interesada el 16 de abril de 1999.

        TERCERO:
El 17 de mayo de 1999, tuvo entrada en este Tribunal Central escrito del representante de la entidad mediante el que solicitaba que se diese por cumplimentado el trámite de comparecencia, a que hacía referencia el mencionado fallo del Tribunal Regional de ..., asignándose a dicha reclamación el número de registro R.G. 3354/99. El trámite de alegaciones fue cumplimentado mediante escrito de fecha 23 de junio de 2000, en el que, en síntesis, manifestaba lo siguiente: 1.- Que el 20 de abril de 1996, ingresó el importe correspondiente al primer pago fraccionado de dicho ejercicio, empleando para su determinación el método establecido por el artículo 38.2 de la Ley 43/1995 del Impuesto sobre Sociedades. Posteriormente, habiendo tenido conocimiento de la interpretación que de la Disposición Adicional Novena del invocado precepto legal hacían la Oficina Gestora, en el sentido de que para el cálculo del referido pago fraccionado no debían tomarse en consideración los pagos a cuenta realizados en el último período impositivo, aún considerando que dicha interpretación no era ajustada a Derecho, el 19 de julio de 1996 efectuó un ingreso adicional como pago fraccionado por importe de 5.451.058 pts. (32.761,52 €). 2.- Que para la determinación de la base del pago fraccionado correspondiente debían computarse tanto las retenciones e ingresos a cuenta como los pagos a cuenta y pagos fraccionados, por lo que, a su juicio, la cantidad que como pago fraccionado adicional ingresó el 19 de julio de 1996 no constituía un ingreso extemporáneo, sino que debía considerarse un ingreso indebido de conformidad con lo previsto en el artículo 1 del Real Decreto 1163/1990. 3.- Que en consecuencia con lo anterior, el recargo del 5% que la Oficina Gestora aplicó sobre el ingreso efectuado el 19 de julio de 1996 no es ajustado a Derecho, procediendo su devolución, así como la de los correspondientes intereses de demora devengados por dicho ingreso indebido.

        CUARTO: No consta en el expediente que, en el momento de la resolución de la presente reclamación económico-administrativa, esté suspendida la ejecución del acto administrativo impugnado.

                                        FUNDAMENTOS DE DERECHO

        PRIMERO: Concurren en el supuesto los requisitos de competencia, legitimación y formulación en plazo que son presupuesto para la admisión a trámite de la Reclamación Económico-Administrativa, en la que las cuestiones que se plantean son las relativas a determinar: 1) Sobre la base de cálculo del Primer Pago Fraccionado del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 1996 en la modalidad establecida por el apartado 2 del artículo 38 de la Ley 43/1995; en su caso,  2) si es o no ajustada a Derecho la controvertida liquidación practicada por la Unidad de Gestión de Grandes Empresas de la Oficina Nacional de Inspección, por el concepto de recargo del 5% por presentación fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración del Primer Pago Fraccionado del ejercicio 1996 del Impuesto sobre Sociedades.

        SEGUNDO: La primera de las cuestiones suscitadas por la presente reclamación hace referencia a la base de cálculo del Primer Pago Fraccionado del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 1996. Con carácter previo hay que señalar que, el sistema de los denominados "pagos a cuenta" bajo la normativa reguladora del Impuesto sobre Sociedades aplicable con anterioridad a la Ley 43/1995, de 27 de diciembre de 1995, del Impuesto sobre Sociedades  -que fueron establecidos en las Leyes de Presupuestos a partir de la Ley 9/1983, de 13 de julio, basándose en el artículo 31.2 de la Ley 61/1978, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, que autorizaba al Ministerio de Hacienda para establecer la periodificación del Impuesto-, cuya obligación sigue manteniendo el artículo 38 de la invocada Ley 43/1995, que pasa a denominarlos "Pagos fraccionados" -por el paralelismo que existe con la normativa reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas-, está establecido como una forma de periodificación anticipada del Impuesto, pretendiéndose con ello lograr una mejor distribución tanto de los ingresos del Tesoro Público, como del cumplimiento de la obligación del pago a cargo de los sujetos pasivos, mediante entregas de cantidades a cuenta de las liquidaciones finales por parte de las entidades sujetas. Se constituye así un medio de anticipar fondos al Tesoro Público a cuenta del Impuesto definitivo, permitiendo, a la vez, graduar el esfuerzo que supone para los sujetos pasivos el pago de aquél.

        TERCERO: La invocada Ley 43/1995, aplicable al ejercicio a que se refieren las presentes actuaciones, 1996, según su Disposición Final Undécima, dedica el Título VI a la deuda Tributaria artículos 26 al 39-, y, dentro de dicho Título, el Capítulo V al "Pago fraccionado" artículo 38-,  y el Capítulo VI a la  "Deducción de los pagos a cuenta" artículo 39-. El artículo 38 de la mencionada Ley 43/1995, en su redacción originaria, establece que: "1. En los primeros 20 días naturales de los meses de abril, octubre y diciembre, los sujetos pasivos por obligación personal de contribuir y los sujetos pasivos por obligación real de contribuir mediante establecimiento permanente deberán efectuar un pago fraccionado a cuenta de la liquidación correspondiente al período impositivo que esté en curso el día primero de cada uno de los meses indicados. 2. La base para calcular el pago fraccionado será la cuota íntegra del último período impositivo cuyo plazo reglamentario de declaración estuviese vencido el primer día de los 20 naturales a que hace referencia el apartado anterior, minorado en las deducciones y bonificaciones a que se refieren los Capítulos II Deducciones para evitar la doble imposición-, III Bonificaciones- y IV Deducciones para incentivar la realización de determinadas actividades- del presente Título, así como en las retenciones e ingresos a cuenta correspondientes a aquél. Cuando el último período impositivo concluido sea de duración inferior al año, se tomará también en cuenta la parte proporcional de la cuota de períodos impositivos anteriores, hasta completar un período de 12 meses. 3. Los pagos fraccionados también podrán realizarse, a opción del sujeto pasivo, sobre la parte de la base imponible correspondiente a los días transcurridos desde el inicio del período impositivo hasta el día anterior a cada uno de los períodos a que se refiere el párrafo anterior. Para que la opción a que se refiere el presente apartado sea válida y produzca efectos, deberá ser ejercida en la correspondiente declaración censal, durante el mes de febrero del año natural en que deba surtir efectos. El sujeto pasivo quedará vinculado a esta modalidad del pago fraccionado respecto de los pagos correspondientes al mismo período impositivo. 4. La cuantía del pago fraccionado será el resultado de aplicar a las bases previstas en los dos apartados anteriores el porcentaje que se establezca en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. En la modalidad prevista en el apartado anterior, de la cuota resultante se deducirán las retenciones e ingresos a cuenta practicados sobre los ingresos del sujeto pasivo, así como los pagos fraccionados efectuados correspondientes al período impositivo. 5. El pago fraccionado tendrá la consideración de deuda tributaria". La citada Ley 43/1995 del Impuesto sobre Sociedades, en el Capítulo VI Deducción de los pagos a cuenta- de su Título VI, en el artículo 39 "Deducción de las retenciones, ingresos a cuenta y pagos fraccionados", dispone que: "Serán deducibles de la cuota íntegra: a) Las retenciones a cuenta. b) Los ingresos a cuenta. c) Los pagos fraccionados. d) La cuota pagada por las sociedades sometidas al régimen de transparencia fiscal. Cuando dichos conceptos superen la cantidad resultante de practicar en la cuota íntegra del impuesto las deducciones a que se refieren los Capítulos II, III y IV de este Título, la Administración Tributaria procederá a devolver, de oficio, el exceso". La referida Ley 43/1995, dedica el apartado uno de la Disposición Adicional Novena a regular cómo han de efectuarse los pagos fraccionados durante el año 1996, señalando que: "1. Respecto de los períodos impositivos que se inicien durante 1996, el porcentaje a que se refiere el apartado 4 del artículo 38 de esta Ley será el 15 por 100 para la modalidad de pago fraccionado prevista en el apartado 2 del mismo. Cuando la cuota íntegra tomada como base para calcular el pago fraccionado se hubiere determinado según las normas de la Ley 61/1978, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, las deducciones y bonificaciones a que se refiere el apartado 2 de aquel artículo serán las establecidas en la citada Ley 61/1978. Para la modalidad prevista en el apartado 3 del artículo 38 de esta Ley, el porcentaje será el resultado de multiplicar por cuatro séptimos el tipo de gravamen redondeado por defecto. En los pagos fraccionados que deban efectuarse en 1996, correspondientes a períodos impositivos que se hubieren iniciado en 1995 y concluyan dentro de 1996, la base y porcentajes para calcular dichos pagos, en cualquiera de las dos modalidades, se determinará de acuerdo con lo establecido en el artículo 73 de la Ley 41/1994, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 1995...".

        CUARTO: De la normativa transcrita en el Fundamento de Derecho precedente se deduce lo siguiente: 1º.- Modalidades para la determinación de la base de cálculo de los pagos fraccionados. La citada Ley 43/1995 que, según su Disposición Final Undécima, entró en vigor el 1 de enero de 1996, y es aplicable a los períodos impositivos que se inicien a partir de dicha fecha, en su artículo 38, apartados 2 y 3 respectivamente,  prevé dos modalidades para calcular la base del pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades: A) Modalidad del apartado 2 del artículo 38 de la Ley 43/1995. Es el procedimiento general; en él la base de calculo del pago fraccionado es la cuota íntegra del Impuesto sobre Sociedades del último período impositivo cuyo plazo reglamentario de declaración estuviese vencido el primer día de los meses de abril, octubre y diciembre, minorada en las deducciones por doble imposición interna e internacional-, bonificaciones, deducciones por incentivos a la realización de determinadas actividades, y las retenciones e ingresos a cuenta correspondientes a ese período impositivo, a que hacen referencia, respectivamente, los Capítulos II, III y IV del Título VI de la invocada Ley 43/1995. Dicho texto legal, en esta modalidad no señala cosa que sí hace en la modalidad regulada en el apartado 3 del artículo 38- que en la determinación de la base de cálculo del pago fraccionado hay que tener en cuenta el importe de los pagos fraccionados realizados por el período impositivo que se haya tenido en consideración. Lo anterior no obsta para que los pagos fraccionados que, como establece el artículo 39 de la referida Ley 43/1995, son pagos a cuenta del resultado de la autoliquidación del Impuesto sobre Sociedades, sean deducibles de la cuota íntegra, y que, en su caso, puedan dar lugar a la devolución del exceso ingresado sobre la cuota íntegra una vez deducidas las citadas deducciones de los Capítulos II, III y IV del Título VI, y los conceptos que el artículo 39 del invocado texto legal califica como pagos a cuenta. En esta modalidad, cuando el último período impositivo sea de duración inferior al año, se tomará también en cuenta la parte proporcional de la cuota de períodos impositivos anteriores, hasta completar un período de doce meses. Por otro lado, es conveniente precisar que, la normativa del Impuesto sobre Sociedades aplicable con anterioridad a la mencionada Ley 43/1995, tomaba como base de cálculo del pago a cuenta la cuota tributaria a ingresar por el Impuesto sobre Sociedades en el último ejercicio cuyo plazo reglamentario de declaración e ingreso estuviese vencido a la fecha de inicio del período de declaración del pago a cuenta, entendiéndose por cuota tributaria a ingresar, el resultado de minorar la cuota líquida en el importe de las retenciones, ingresos y pagos a cuenta en el Impuesto sobre Sociedades. B) Modalidad del apartado 3 del artículo 38 de la Ley 43/1995. Esta modalidad  -que en la normativa reguladora del Impuesto sobre Sociedades aplicable con anterioridad al referido texto legal, ya fue introducida por el artículo 69.2 de la Ley 21/1993, de 29 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 1994-  es opcional para el sujeto pasivo, y en ella la base para el cálculo del pago fraccionado es la parte de base imponible del Impuesto sobre Sociedades del periodo de que se trate, de tres, nueve u once primeros meses de cada año natural, determinada según las normas previstas en la Ley del Impuesto sobre Sociedades. En esta modalidad, cuando el período impositivo no coincida con el año natural, la parte de la base imponible que habrá que tener en cuenta será la correspondiente a los días transcurridos desde el inicio del período impositivo hasta el día anterior a cada uno de los períodos de ingreso del pago fraccionado. Sobre la base imponible que corresponda, se aplicará el porcentaje que se haya fijado para el pago fraccionado correspondiente, y del resultado se deducirán las retenciones e ingresos a cuenta que se hayan practicado sobre los ingresos del sujeto pasivo, así como los pagos fraccionados o pagos a cuenta efectuados con anterioridad que correspondan al mismo período impositivo. Para que se aplique esta modalidad de cálculo de la base de los pagos fraccionados, es necesario que el sujeto pasivo opte expresamente por la misma mediante la presentación de la pertinente declaración censal durante el mes de febrero del año natural en que deba surtir efectos, y le vincula respecto de todos los pagos fraccionados que tenga que realizar en el mismo período impositivo. A raíz de la modificación del apartado 3 del artículo 38 de la invocada Ley 43/1995 efectuada por la Ley 40/1998, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, no es necesario que el sujeto pasivo tenga que reiterar año tras año la opción para la aplicación de esta modalidad, ya que, una vez ejercida la opción en relación con un ejercicio queda vinculado a la misma respecto de los pagos fraccionados correspondientes a dicho período impositivo y los siguientes, en tanto no renuncie a la aplicación de dicha modalidad de cálculo mediante la presentación de la correspondiente declaración censal, que deberá efectuarse en el mismo plazo de tiempo concedido para el ejercicio de la opción. En relación con esta modalidad, este Tribunal Central, en Resolución de fecha 27 de septiembre de 2002, número RG 3342/99  RS 670-01 (18-00),  en su Fundamento de Derecho Segundo, ha señalado que: "...la opción no puede presumirse...la norma exige una declaración expresa, formal y en el momento oportuno, y por tanto no es posible presumirla por actos tácitos...". 2º.- Pagos fraccionados que deban realizarse durante 1996. Según lo establecido por el número 1 de la Disposición Adicional Novena de la citada Ley 43/1995, se efectuarán conforme a las siguientes reglas: A) Pagos fraccionados relativos a períodos impositivos iniciados en 1995 y que concluyan en 1996. Tanto la base como los porcentajes para calcular dichos pagos fraccionados, en cualquiera de las dos modalidades contempladas por los apartados 2 y 3 de el mencionado artículo 38 de la Ley 43/1995, se determinarán con arreglo a lo dispuesto en el artículo 73 de la citada Ley 41/1994, de Presupuestos Generales del Estado para 1995, ya que el período impositivo de las sociedades que se encuentran en este supuesto se inició antes de la entrada en vigor de la Ley 43/1995, el 1 de enero de 1996. B) Pagos fraccionados referentes a períodos impositivos que se inicien durante 1996. La referida Disposición Adicional Novena de la Ley 43/1995, contempla separadamente cada una de las modalidades de cálculo de la base de los pagos fraccionados a que nos estamos refiriendo. B-1/ Modalidad del apartado 2 del artículo 38 de la Ley 43/1995. El porcentaje es el 15%, y, como tiene en cuenta la cuota íntegra de períodos impositivos  -1994 ó 1995- en los que era aplicable la mencionada Ley del Impuesto sobre Sociedades de 1978, las deducciones y bonificaciones a que se refiere el apartado dos del artículo 38 de la Ley 43/1995, son las establecidas por la citada Ley 61/1978 deducción por doble imposición por dividendos, deducción por inversiones, deducción por creación de empleo, bonificaciones del artículo 25 de la Ley 61/1978, retenciones e ingresos a cuenta-; sin embargo, ello no supone que en la base de cálculo del pago fraccionado haya que tener en cuenta la cuota a ingresar a que se refería la normativa del Impuesto sobre Sociedades aplicable con anterioridad a la invocada Ley 43/1995  -que minoraba de la base de cálculo los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades-, ya que, en los pagos fraccionados de períodos impositivos que se inicien en 1996, su base de cálculo se tiene que determinar con arreglo a lo establecido por el apartado 2 del artículo 38 de la citada Ley 43/1995, al serles plenamente aplicable la misma, sin perjuicio de que las deducciones y bonificaciones a que hace referencia dicho precepto legal sean las contemplados por la normativa vigente con anterioridad a la entrada en vigor de la citada Ley 43/1995, pero solo a dicho efecto. B-2/ Modalidad del apartado 3 del artículo 38 de la Ley 43/1995. Es plenamente aplicable dicho precepto legal, variando el porcentaje en cada sujeto pasivo en función del tipo de gravamen, ya que el porcentaje será el resultado de multiplicar por cuatro séptimos el tipo de gravamen redondeado por defecto. 3º.- El pago fraccionado tiene la consideración de deuda tributaria; constituyendo una deuda tributaria específica y autónoma respecto de la principal, cuyo ingreso es para el sujeto pasivo una obligación distinta e independiente de la que se produzca en un momento posterior cuando se deba efectuar la autoliquidación del ejercicio. 

        QUINTO: En el supuesto examinado, de los antecedentes obrantes en este Tribunal, se desprende lo siguiente: 1º.- La entidad interesada alega que el 20 de abril de 1996 ingresó el importe correspondiente al primer pago fraccionado de dicho ejercicio, de cuya base de cálculo se había deducido los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades efectuados en el ejercicio 1994. Añade que, posteriormente, el 19 de julio de 1996, habiendo tenido conocimiento de la interpretación que la Oficina Gestora hacía de la Disposición Adicional Novena de la Ley 43/1995, en el sentido de que, en la modalidad establecida por el apartado 2 del artículo 38 de dicho texto legal, para el cálculo del referido pago fraccionado no debían tenerse en consideración los pagos a cuenta realizados en el último período impositivo, efectuó un ingreso adicional del primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 1996, por el importe a que ascendían los pagos a cuenta realizados en anteriores ejercicios  que se había deducido inicialmente de la base de cálculo de dicho pago fraccionado, 32.761,52 € (5.451.058 pesetas). Manifiesta que, a su juicio, el criterio de la Oficina Gestora no es ajustado a Derecho, ya que, para la determinación de la base del pago fraccionado de que trata debían computarse tanto las retenciones e ingresos a cuenta, como los pagos a cuenta y pagos fraccionados. 2º.- Que  no ha sido objeto de controversia por parte de la entidad interesada ante este Tribunal Central, ni que la modalidad de base de cálculo utilizada por la interesada haya sido la regulada por el apartado dos del artículo 38 de la invocada Ley 43/1995, ni que el período impositivo de la misma en 1996 coincidiera con el año natural, al igual que en los ejercicios 1995 y 1994 siendo éste el último ejercicio cuyo plazo reglamentario de declaración estaba vencido en el momento de la finalización del plazo de presentación del primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 1996. 3º.- Que la Oficina Gestora, consideró que para la determinación de la base de cálculo del primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades en la modalidad establecida por el apartado 2 del artículo 38 de la mencionada Ley 43/1995, no eran deducibles los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades efectuados en el ejercicio 1994, por lo que, considerando que el controvertido pago fraccionado adicional había sido ingresado fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración, basándose en lo establecido por el artículo 61.3 de la Ley General Tributaria, en la redacción dada por la Ley 25/1995, giró un recargo del 5% el importe ingresado por el citado pago fraccionado adicional, y practicó una liquidación con una deuda tributaria de 1.638,07 € (272.552 pesetas). Lo expuesto anteriormente, pone de manifiesto que el criterio de la Oficina Gestora es ajustado a Derecho, ya que, por lo razonado en los puntos 1º(A y 2º(B-1 del Fundamento de Derecho precedente, en el supuesto que nos ocupa, al coincidir el período impositivo del ejercicio 1996 con el año natural, en la determinación de la base de cálculo del primer pago fraccionado del ejercicio 1996 es plenamente aplicable la mencionada Ley 43/1995, según su Disposición Final Undécima, y, en consecuencia, en la modalidad de cálculo del apartado 2 del artículo 38 de dicho texto legal utilizada por la entidad interesada, no son deducibles los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades efectuados en el ejercicio 1994, sin perjuicio de que como hay que tener en cuenta la cuota a ingresar de dicho ejercicio 1994, las deducciones y bonificaciones a que hace referencia la modalidad de cálculo del citado apartado dos 38 de la Ley 43/1995, sean las contempladas por la normativa vigente con anterioridad a la entrada en vigor de la misma, pero exclusivamente a esos efectos. Por tanto, no pueden ser atendidas en este punto las pretensiones de la entidad interesada.

        SEXTO: La conclusión alcanzada en el Fundamento de Derecho anterior hace necesario entrar a conocer la segunda de las cuestiones suscitadas por el presente expediente, relativa a determinar si es o no ajustada a Derecho la controvertida liquidación practicada por la Unidad de Gestión de Grandes Empresas de la Oficina Nacional de Inspección, por el concepto de recargo del 5% por presentación fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración del referido pago adicional que la entidad interesada realizó por el primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 1996. Al respecto, el artículo 61.3 de la Ley General Tributaria, en la redacción dada por la Ley 25/1995, de 20 de julio, de modificación parcial de la Ley General Tributaria, establece que: "Los ingresos correspondientes a declaraciones-liquidaciones o autoliquidaciones presentadas fuera de plazo sin requerimiento previo, así como las liquidaciones derivadas de declaraciones presentadas fuera de plazo sin requerimiento previo, sufrirán un recargo del 20 por 100 con exclusión de las sanciones que, en otro caso, hubieran podido exigirse pero no de los intereses de demora. No obstante, si el ingreso o la presentación de la declaración se efectúa dentro de los tres, seis o doce meses siguientes al término del plazo voluntario de presentación e ingreso, se aplicará un recargo único del 5, 10 ó 15 por 100 respectivamente con exclusión del interés de demora y de las sanciones que, en otro caso, hubieran podido exigirse...". En el caso que nos ocupa, la entidad interesada ingresó el 20 de abril de 1996 el primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades de dicho ejercicio, y posteriormente, el 19 de julio de 1996, sin haber sido requerida previamente por la Administración, efectuó un pago adicional del citado pago fraccionado que, por lo razonado en el Fundamento de Derecho anterior, era procedente; por tanto, habiendo sido realizado fuera de plazo el aludido pago adicional del primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 1996, y habiendo transcurrido menos de tres meses desde la fecha de finalización de su pago en plazo voluntario, el 20 de abril, hasta que se efectuó el citado ingreso adicional del mismo, el 19 de julio, procede concluir que la Oficina Gestora actuó correctamente al practicar liquidación a la sociedad interesada por el recargo del 5% a que hace referencia el incoado artículo 61-3 de la Ley General Tributaria.

        SÉPTIMO: La conclusión alcanzada en los Fundamentos de Derecho precedentes, hace innecesario entrar a conocer de las alegaciones de la entidad interesada relativas a que el citado pago adicional del primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 1996 efectuado el 19 de julio de 1996 tenía la consideración de ingreso indebido, y que como tal, solicitaba su devolución, así como los intereses de demora correspondientes.

        EN CONSECUENCIA,

        Este TRIBUNAL ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO CENTRAL, EN SALA, en la presente reclamación interpuesta por la entidad ..., S. A. contra liquidación número...  practicada por la Oficina Nacional de Inspección de ..., Unidad de Gestión de Grandes Empresas, de fecha 13 de febrero de 1997, relativa al recargo único por presentación fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración, por el Impuesto sobre Sociedades, Primer Pago Fraccionado del ejercicio 1996, por importe de 1.638,07 € (272.552 pesetas); ACUERDA: 1º.- Desestimar la reclamación interpuesta por la entidad interesada; y, 2º.- Confirmar la liquidación impugnada.

Impuesto sobre sociedades
Período impositivo
Fraccionamientos de pago
Pagos a cuenta
Primer pago fraccionado
Cuota íntegra
Pagos fraccionados de impuestos
Retenciones e ingresos a cuenta
Bonificaciones
Deuda tributaria
Apercibimiento previo
Cálculo del pago fraccionado
Grandes empresas
Ingresos indebidos
Presupuestos generales del Estado
Periodificaciones
Declaración censal
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Intereses de demora
Doble imposición
Ejecución de los actos administrativos
Acto administrativo impugnado
Cuota tributaria
Establecimiento permanente
Días naturales
Autoliquidación Impuesto sobre Sociedades
Modalidades de pago
Deducción IS por doble imposición interna
Cuota líquida
Base imponible Impuesto sobre sociedades
Actos tácitos
Inversiones
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Pago fraccionado (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 12/02/2020

     El pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades, es una deuda tributaria, que los contribuyentes deberán efectuar a cuenta de la liquidación correspondiente al período impositivo que esté en curso (cuota anual). Están excluidas de este deber...

  • Impuesto sobre Sociedades NAVARRA (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 24/01/2020

    El Impuesto sobre Sociedades en Navarra (I. Sociedades Navarra) se encuentra regulado en la Ley Foral 26/2016, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades. (Modificada por la Ley Foral 29/2019, de 23 de diciembre)., y en el Decreto Foral 114/20...

  • Agrupaciones de interés económico españolas (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 13/02/2020

    El Art. 43 ,Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades dispone que a las agrupaciones de interés económico reguladas por la Ley 12/1991, de 29 de abril, de Agrupaciones de Interés Económico, se les aplicarán las normas de est...

  • Deducción de los pagos a cuenta (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 12/02/2020

    La deducción en el Impuesto sobre Sociedades de los pagos a cuenta, se integra por la deducción de las retenciones, ingresos a cuenta y pagos fraccionados. El Art. 41 ,Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, rubricado como ...

  • Impuesto sobre Sociedades (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 18/02/2020

    El Impuesto sobre Sociedades se encuentra regulado en la Ley 27/2014, de 27 de noviembre y en el Real Decreto 634/2015, de 10 de julio, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades. Ambos con efectos desde el 01/01/2015.Esta figu...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados