Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/4163/2004 de 01 de Marzo de 2006

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 01 de Marzo de 2006
  • Núm. Resolución: 00/4163/2004

Resumen

Los beneficios arancelarios previstos en el acuerdo ACP-CE se encuentran condicionados al cumplimiento de diferentes requisitos entre los que destacan la aportación de certificado de origen y de transporte directo de la mercancía entre el país de origen y el destinatario. La documentación soporte de los datos referidos ha de ajustarse a lo establecido en el acuerdo, protocolos y anexos sin que pueda sustituirse por otra de carácter "privado" en lugar de la exigida normativamente.

Descripción

En la Villa de Madrid, a 1 de marzo de 2006, en la reclamación económico-administrativa que, en segunda instancia pende de resolución ante este Tribunal Económico-Administrativo Central, en Sala, en virtud del recurso de alzada interpuesto por la entidad X, S.A. C.I.F. ..., con domicilio a efectos de notificaciones en ..., y en su nombre y representación D. ..., con poder acreditado en el expediente, contra el fallo del Tribunal Económico-Administrativo Regional de ..., de fecha 27 de julio de 2004, recaído en la reclamación nº ..., que desestimó la reclamación interpuesta por la entidad interesada contra la resolución, de fecha 15 de mayo de 2.003, desestimatoria del recurso de reposición interpuesto por la misma contra la resolución, de fecha 3 de marzo de 2.003, dictada por el Jefe de la Dependencia de Aduanas e II.EE. de ..., mediante la que se practicaba liquidación provisional de oficio por los conceptos de Arancel, IVA, e intereses de demora, ascendiendo la deuda tributaria a la cantidad de 153.226,16 €.

                                                       ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO: En fecha 7 de febrero de 2.003 la Sección de Revisión de la Dependencia de Aduanas e II.EE. de ... dictó propuesta de liquidación provisional de oficio nº ..., por los conceptos de Arancel (114.160,5 €) e IVA (18.265,68 €), referente al DUA de importación nº ..., presentado a despacho en fecha 31 de mayo de 2.000, que amparaba la importación de tabaco en rama y desperdicios de tabaco procedentes de país A, motivada en el incumplimiento de la regla del transporte directo exigida para acogerse a los beneficios del Acuerdo de asociación ACP-CE, origen país A, dado que en el conocimiento de embarque figuraba como puerto de carga M (Sudáfrica), no uniéndose certificado de no manipulación, no pudiendo acogerse a los beneficios de dicho acuerdo preferencial.

Contra dicha propuesta la entidad interesada formuló, en fecha 27 de febrero de 2.003, escrito de alegaciones en el que en esencia manifiesta lo siguiente: 1º) La importación de tabaco en rama procedente de país A se realizó al amparo del sistema de preferencias generalizadas  establecido en el Cuarto Convenio de Lomé, en el artículo 1 de cuyo protocolo se establece que "se considerarán productos originarios de los estados ACP los productos que se hayan obtenido  totalmente o que se hayan transformado suficientemente en los Estados ACP". En el referido protocolo se contienen disposiciones idénticas a las contenidas en el Reglamento CEE 2454/93, acerca tanto de la consideración como una sola expedición del transporte efectuado a través de territorios distintos de los Estados ACP, como de los medios de prueba acreditativos de la existencia de tal transporte directo; 2º) A fin de dar evidencia del cumplimiento de la regla del transporte directo entre el Estado de origen de las mercancías (país A) y el puerto de destino en ... se aporta fotocopia de la siguiente documentación: Conocimiento de embarque ..., relativo a 2.496 cartones de "..." procedentes de país A, que debe considerarse como documento único de transporte, puesto que fue expedido en P (país A), lugar donde se declara en el propio documento como "punto y país de origen", resultando la mención de M como puerto de carga consecuencia del tránsito a través de Sudáfrica al amparo de dicho documento único.

En fecha 3 de marzo de 2.003 el Jefe de la Dependencia de aduanas e II.EE. de ... dictó Resolución practicando liquidación provisional de oficio por importe de 153.226,16 €, correspondiendo 114.160,50 € al  Arancel Aduanero Común, 18.265,68 € al Impuesto sobre el Valor Añadido y 20.799,98 € a los intereses de demora calculados.

SEGUNDO: Contra la mencionada liquidación la entidad interesada interpuso, en fecha 28 de abril de 2.003, Recurso de Reposición ante la Jefatura de la Dependencia de Aduanas e II.EE. de ..., en cuyas alegaciones manifestaba lo siguiente: 1º) La importación de tabaco en rama procedente de país A se realizó al amparo del sistema de preferencias generalizadas establecido en el Acuerdo de Asociación entre los estados ACP, por una parte, y la Comunidad Europea y sus Estados miembros, por otra, firmado en Cotonú (Benin) el 23 de junio de 2.000, que entró en vigor el 1 de marzo de 2.000; 2º) La problemática que la regla del transporte directo plantea en los casos en que el Estado de origen de las mercancías no tenga litoral, siendo por tanto necesario que las mercancías transiten por otro Estado, ha sido resuelta por la Declaración XXXVI, Declaración  común relativa al Protocolo nº 1 del Anexo V del mencionado Acuerdo, la cual en apartado 1 señala: "1. A efectos de la aplicación de la letra c) del apartado 2 del artículo 12 del Protocolo, el certificado de expedición expedido en el primer puerto de embarcación  con destino a la Comunidad, equivaldrá al conocimiento directo para los productos amparados por certificados de circulación de mercancías expedidos en los Estados ACP sin litoral"; 3º) Para dar evidencia del cumplimiento de la regla del transporte directo prevista en el artículo 12.2.c) entre el Estado de origen de las mercancías (país A) y el puerto de destino en ... se aportó copia del conocimiento de embarque ... En opinión de esta parte, dicho conocimiento de embarque debe considerarse como documento único de transporte, puesto que fue expedido en P (país A), lugar donde se declara en el propio conocimiento como "punto y país de origen", por lo que queda suficientemente justificada la concurrencia de los requisitos establecidos en la normativa vigente para la aplicación de la regla del transporte directo, no siendo exigibles por tanto los derechos arancelarios ni, como consecuencia de ello, las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido ni los intereses de demora objeto de la liquidación contenida en la resolución impugnada.

TERCERO: En fecha 15 de mayo de 2.003, el Jefe de la Dependencia de Aduanas e II.EE. de ... dictó Resolución desestimando el Recurso de Reposición interpuesto, considerando que el conocimiento de embarque aportado no puede considerarse como un título de transporte único al amparo del cual se haya atravesado el país de tránsito, puesto que el mismo sólo ampara el transporte desde Sudáfrica hasta ..., por lo que sería necesaria  la aportación de un certificado de no manipulación de las autoridades aduaneras del país de tránsito tal y como exige la letra b) del apartado 2 del artículo 12 del Protocolo nº 1 del Anexo V del Acuerdo ACP-CE, de fecha 23 de junio de 2.000.

CUARTO: Contra dicha Resolución, notificada en fecha 21 de agosto de 2.003, la entidad interpuso Reclamación económico-administrativa ante el Tribunal Económico-Administrativo Regional de ..., mediante escrito de fecha 4 de septiembre de 2.003, asignándosele el número ...

Cumplido el trámite de puesta de manifiesto del expediente, la interesada formuló, en fecha 7 de enero de 2.004, escrito de alegaciones en el que en esencia reitera las ya formuladas en vía de gestión, añadiéndose que se acompaña ejemplar original del certificado de no manipulación relativo a la mercancía que fue objeto de importación por medio del DUA ..., y que corresponde al conocimiento de embarque ... (cuya copia se adjunta), como queda demostrado con la referencia de la expedición nº ..., manifestando que con su aportación, siendo la mercancía originaria de país A la cual fue objeto de tránsito por Sudáfrica a fin de poder ser embarcada en P con destino a España, queda acreditado el cumplimiento de la regla del transporte directo a efectos del Acuerdo de Asociación entre los Estados de África, del Caribe y del Pacífico (ACP), por una parte, y la Comunidad Europea y sus Estados miembros, por otra, y en concreto del artículo 12 del Protocolo número 1 del mismo.

QUINTO: El Tribunal Económico-Administrativo Regional de ... acordó, en su sesión de fecha 27 de julio de 2.004, desestimar la reclamación interpuesta por considerar que si bien la entidad reclamante aporta certificado original expedido por las autoridades aduaneras de Sudáfrica, de fecha 13 de mayo de 2.003, en el que se indica la no transformación comercial de los productos durante el Tránsito en dicho Estado (no de las concretas operaciones de mantenimiento durante la permanencia en el citado régimen en Sudáfrica), y, asimismo aunque contiene una descripción exacta de los productos en cuanto a sus características (no en cuanto a su peso bruto y neto), no acredita la fecha de descarga y carga ni el nombre del buque en el que se ha efectuado la correspondiente expedición, motivo por el que no puede entenderse que tal certificado se corresponda con el contenido exigido por el Acuerdo, resultando procedente la regularización efectuada. Dicho fallo fue notificado a la entidad interesada con fecha  6 de septiembre de 2.004.

SEXTO: Contra el mencionado fallo la entidad interesada interpuso Recurso de Alzada ante este Tribunal Económico-Administrativo Central, mediante escrito de fecha 5 de octubre de 2.004, en el que en síntesis reproduce las alegaciones ya formuladas ante el Tribunal de Instancia, añadiendo una mención al certificado de no manipulación aportado en primera instancia, entendiendo que el mismo reúne todos los requisitos que justificarían el cumplimiento de la regla del transporte directo.

SÉPTIMO: Del examen de los antecedentes que obran en el expediente no se desprende que se halle suspendida la ejecución del acto administrativo impugnado.

                                                        FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Concurren en el supuesto los requisitos de competencia, legitimación y formulación en plazo establecidos en la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, que son presupuesto para la admisión a trámite del presente recurso de alzada en el que la cuestión planteada es la referente a determinar si en el presente caso, importación de tabaco en rama siendo el país de origen país A se ha acreditado o no el cumplimiento de  la regla del transporte directo exigida por la normativa aplicable  para beneficiarse del sistema de preferencias arancelarias.

SEGUNDO.- En relación con la cuestión planteada resulta preciso en primer lugar examinar lo dispuesto al efecto en la Normativa aplicable referente al régimen comercial preferencial en base al país de origen de las mercancías importadas en la Comunidad Europea.

En el presente caso, tratándose de la importación de tabaco en rama procedente de país A, debe entenderse de aplicación el Acuerdo de Asociación entre los Estados de África, del Caribe y del Pacífico, por una parte, y la Comunidad Europea y sus Estados miembros, por otra, firmado en Cotonú en fecha 23 de junio de 2.000, cuya entrada en vigor se produjo, de acuerdo con lo previsto en su artículo 95, el 1 de marzo de 2.000, teniendo en cuenta que resultan signatarios del mismo tanto país A en cuanto país de origen de las mercancías, Sudáfrica en cuanto país lugar de la expedición de las mismas, y la Comunidad Europea en cuanto territorio de importación.

Dicho Acuerdo establece en su Anexo V relativo al régimen comercial aplicable, en su Protocolo nº 1 la definición de la noción de "productos originarios" y los métodos de cooperación administrativa, y exige, además de acreditar el origen de las mercancías mediante la aportación del correspondiente certificado de circulación (EUResolución de TEAC, 00/9977/1998, 17-12-1999) en su artículo 14, en su Título III una serie de condiciones de territorialidad entre las que se encuentra la establecida en su artículo 12 que recoge "la regla del transporte directo", que dispone lo siguiente: "1. El régimen preferencial previsto por las disposiciones relativas a la cooperación comercial del anexo V será aplicable solamente a los productos que cumplen las condiciones del presente Protocolo, que se transportan directamente entre el territorio de los Estados ACP, la Comunidad, los PTU o Sudáfrica a efectos de el artículo 6, sin entrar en ningún otro territorio. No obstante, los productos que constituyan un único envío podrán ser transportados transitando por otros territorios, con transbordo o depósito temporal en dichos territorios, si fuera necesario, siempre que los productos hayan permanecido bajo la vigilancia de las autoridades aduaneras del país de tránsito o de depósito y que no hayan sido sometidos a operaciones distintas de las de descarga, carga o cualquier otra destinada a mantenerlos en buen estado. El transporte por canalización de los productos originarios podrá efectuarse a través de territorios distintos de los de un Estado ACP, la Comunidad o en los PTU"; añadiendo en su apartado 2, lo siguiente: "2. El cumplimiento de las condiciones contempladas en el apartado 1 se podrá acreditar mediante la presentación a las autoridades aduaneras del país de importación de: a) un documento único de transporte al amparo del cual se haya efectuado el transporte desde el país exportador a través del país de tránsito; o b) un certificado expedido por las autoridades aduaneras del país de tránsito que contenga: i) una descripción exacta de los productos, ii) la fecha de descarga y carga de las mercancías y, cuando sea posible, los nombres de los buques utilizados u otros medios de transporte utilizados, y iii) la certificación de las condiciones en las que permanecieron las mercancías en el país de tránsito; o c) en su ausencia, cualesquiera documentos de prueba".

La norma del transporte directo se recoge en los mismos términos, en cuanto a las condiciones a satisfacer y a las pruebas que pueden presentarse para justificar su cumplimiento, en todas las Disposiciones, Anexos y Protocolos sobre la definición del concepto de productos originarios y los métodos de cooperación administrativa, de los regímenes autónomos como es el Sistema de Preferencias Generalizadas establecido en el Reglamento (CEE) Nº 2454/1993 de la Comisión, por el que se fijan las condiciones de aplicación del Código Aduanero Comunitario, que dispone en su artículo 78: "1. Se considerarán transportados directamente desde el país beneficiario a la Comunidad o desde la Comunidad a dicho país beneficiario: a) los productos que hayan sido transportados sin atravesar el territorio de ningún otro país, excepto, en caso de aplicación del artículo 72, de otro país del mismo grupo regional; b) los productos que, en una sola expedición, sean transportados a través del territorio de países distintos del país de exportación beneficiario o de la Comunidad, en su caso con transbordo o depósito temporal en esos países, siempre que los productos hayan permanecido bajo la vigilancia de las autoridades aduaneras del país de tránsito o depósito y no se hayan sometido a otras operaciones distintas de la descarga, la carga o cualquier otra operación que tenga por objeto mantenerlos en buen estado; c) los productos transportados a través del territorio de Noruega o Suiza y a continuación reexportados total o parcialmente a la Comunidad, con tal de que hayan permanecido bajo la vigilancia de las autoridades aduaneras del país de tránsito o depósito y no se hayan sometido a otras operaciones distintas de la descarga, la carga o cualquier otra que tenga por objeto mantenerlos en buen estado; d) los productos cuyo transporte se efectúe sin interrupción por conducciones que atraviesen el territorio de países distintos del país beneficiario o de la Comunidad. 2. La prueba de que se cumplen las condiciones fijadas en las letras b) y c) del apartado 1 se podrá acreditar mediante la presentación a las autoridades aduaneras competentes de: a) un documento único de transporte al amparo del cual se haya atravesado el país de tránsito; o b) una declaración expedida por las autoridades aduaneras del país de tránsito que contenga: - una descripción exacta de los productos, - la fecha de descarga y carga de los productos y, en este caso, los nombres de los buques u otros medios de transporte utilizados, - la certificación de las condiciones en las que permanecieron los productos en el país de tránsito; o c) en ausencia de ello, cualesquiera documentos de prueba".

Pues bien, de los preceptos transcritos resulta que deben cumplirse necesariamente una serie de requisitos  para poder acogerse al sistema de preferencias arancelarias establecido en el Acuerdo citado: 1) El producto debe haber sido totalmente producido en un país beneficiario; 2) Deberá haber sido objeto  de transformación suficiente en caso de haber sido elaborado con materia prima no originaria de un país miembro del acuerdo; 3) Deberá cumplir con la regla del transporte directo.

TERCERO.- En el supuesto examinado la entidad recurrente plantea en primer lugar la posibilidad de que el conocimiento de embarque de transporte combinado nº ... presentado junto con el DUA de importación pudiera servir como prueba del cumplimiento de la regla del transporte directo exigido por el artículo 78.1.b) del Reglamento CEE 2454/1993, de aplicación del Código Aduanero Comunitario y por el artículo 12.1 del Protocolo nº 1 del anexo V del Acuerdo ACP-CE vigente.

A este respecto resulta necesario precisar que en el presente caso las mercancías que pretenden acogerse a la franquicia arancelaria fueron transportadas, según manifiesta la propia entidad interesada, por vía terrestre desde país A hasta el puerto de M en Sudáfrica, en el cual fueron cargadas para ser transportadas por vía marítima hasta ... Pues bien, examinado el mencionado conocimiento de embarque resulta que en el mismo se consigna la condición de transporte combinado y el origen del mismo en P (país A), figurando como puerto de carga M (Sudáfrica) y como puerto de descarga ..., por lo que el mismo no puede considerarse como un documento único de transporte a cuyo amparo se hubiera atravesado el país de tránsito, Sudáfrica en el caso que nos ocupa, como exige tanto el artículo 78.2.a) del Reglamento CEE 2454/1993 como el artículo 12.2.a) del Protocolo nº 1 del Anexo V del Acuerdo ACP-CE, firmado en Cotonú en fecha 23 de junio de 2.000, dado que el mismo sólo ampara el transporte desde Sudáfrica hasta ..., sin que pueda apreciarse  de su contenido el cumplimiento de la condición de que los productos hayan permanecido siempre bajo la vigilancia de las autoridades aduaneras de Sudáfrica, ni que no hayan podido efectuarse otras operaciones distintas de la carga, descarga o mantenimiento de los mismos como exige la normativa aplicable.

Por último es preciso hacer mención a lo dispuesto en la Declaración XXXVI, Declaración Común relativa al Protocolo nº 1 del Anexo V, a la que también hace referencia la recurrente en su escrito de interposición, que establece en su apartado 1 lo siguiente: "A efectos de la aplicación de la letra c) del apartado 2 del artículo 12 del Protocolo, el certificado de expedición expedido en el primer puerto de embarcación con destino a la Comunidad, equivaldrá al conocimiento directo para los productos amparados por certificados de circulación de mercancías expedidos en los estados ACP sin litoral". Del tenor literal de dicha Declaración se desprende que la misma únicamente se refiere a la letra c) del apartado 2 del artículo 12 del Protocolo nº 1 del anexo V del Acuerdo ACP-CEA, es decir, para el caso de que a falta de documento único de transporte, al que se refiere su apartado a), y de certificado de no manipulación expedido por las autoridades aduaneras del país de tránsito, al que se refiere su apartado b), se aporte para acreditar el cumplimiento de la regla de transporte directo otro documento de prueba, lo que implica la inexistencia de dicho documento único de transporte, pero es que además explícitamente exige que dicho certificado de expedición sea expedido "en el primer puerto de embarcación con destino a la Comunidad" lo que inequívocamente debe entenderse en el sentido de que dicho certificado debe ser emitido  en el país al que pertenezca dicho puerto, Sudáfrica en el caso que nos ocupa, al ser el puerto de M el que figura en el conocimiento de embarque controvertido como puerto de carga de las mercancías con destino a ..., lo que no ocurre en el presente  supuesto al haberse emitido dicho conocimiento de embarque en P (país A).

En consecuencia, y de acuerdo con todo lo anteriormente expuesto, debe rechazarse la pretensión de la entidad recurrente no pudiendo a juicio de este Tribunal considerarse como documento único de transporte, a los efectos de considerar cumplida la regla del transporte directo, el conocimiento de embarque presentado por la entidad interesada.

CUARTO.- En segundo lugar plantea la entidad recurrente la suficiencia del certificado de no manipulación de las mercancías, aportado por la misma ante el Tribunal de instancia en su escrito de alegaciones, para acreditar el cumplimiento de la regla del transporte directo exigida en la normativa aduanera aplicable.

En relación con esta pretensión resulta preciso recordar lo dispuesto a este respecto en el apartado 2 del artículo 12 del Protocolo nº 1 del Anexo V del Acuerdo ACP-CE vigente, coincidente con lo previsto en el artículo 78.2 del Reglamento CEE 2454/2003, de aplicación del Código Aduanero Comunitario, que establece que para acreditar el cumplimiento de la regla del transporte directo ante las autoridades aduaneras del país de importación, cuando no haya podido acreditarse mediante la presentación de un documento único de transporte al amparo del cual se haya efectuado el transporte desde el país exportador a través del país de tránsito, como exige en letra a), podrá acreditarse dicho extremo, como establece en su letra b), mediante la presentación de un certificado expedido por las autoridades aduaneras del país de tránsito que contenga: i) una descripción exacta de los productos, ii) la fecha de descarga y carga de las mercancías y, cuando sea posible, los nombres de los buques utilizados u otros medios de transporte utilizados, y iii) la certificación de las condiciones en las que permanecieron las mercancías en el país de tránsito.

Pues bien, en el presente caso, del examen del certificado de no manipulación aportado, de fecha 13 de mayo de 2.003, resulta que si bien en el mismo se indica la no transformación de los productos desde su salida de país A hasta el puerto de M en Sudáfrica para ser embarcados directamente con destino a ..., y contiene  una descripción exacta de los productos en cuanto a sus características e indica el nombre del buque en que se efectuó la expedición  (...) y la fecha de partida del puerto de M (25 de abril de 2.000), incumple el resto de condiciones exigidas en los artículos citados, esto es, no menciona la fecha de descarga de las mercancías en el puerto de M, omitiendo el necesario elemento temporal de control, ni hace mención a las condiciones en las que permanecieron dichas mercancías en Sudáfrica como país de tránsito, y además dicho certificado fue emitido por las autoridades aduaneras de país A, como resulta del sello estampado y fechado el 13 de mayo de 2.003 en P, para dar autenticidad al certificado elaborado por la firma ..., y no por las autoridades aduaneras del país de tránsito, Sudáfrica en el caso que nos ocupa, como exige la normativa aplicable.

Consecuentemente debe concluirse, a juicio de este Tribunal, que el certificado de no manipulación aportado por la interesada, no se corresponde con el contenido exigido por la normativa aplicable a los efectos  de considerar cumplida la regla del transporte directo, debiendo desestimarse por tanto la pretensión de la entidad recurrente.

EN CONSECUENCIA,

Este TRIBUNAL ECONOMICO-ADMINISTRATIVO CENTRAL, en SALA, en el recurso de alzada interpuesto por la entidad "X, S.A." contra la Resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional de ..., de fecha 27 de julio de 2004, que desestimó la reclamación interpuesta por la entidad recurrente contra la Resolución, de fecha 15 de mayo de 2.003, desestimatoria del Recurso de Reposición interpuesto contra la Resolución, de fecha 3 de marzo de 2.003, dictada por el Jefe de la Dependencia de Aduanas e II.EE. de ..., mediante la que se practicaba liquidación provisional de oficio por los conceptos de Arancel, IVA, e intereses de demora, ascendiendo la deuda tributaria a la cantidad de 153.226,16 €; ACUERDA: 1º.- Desestimar el recurso de alzada interpuesto; y  2º.- Confirmar la Resolución recurrida.

Importaciones de bienes
Conocimiento de embarque
Mercancías
Aduanas
Origen de las mercancías
Liquidación provisional del impuesto
Impuesto sobre el Valor Añadido
Intereses de demora
Documento único administrativo
Buque
Embarcaciones
Deuda tributaria
Circulación de mercancías
Medios de prueba
Arancel aduanero
Medios de transporte
Depósito temporal
Cuota del IVA
Derechos arancelarios
Ejecución de los actos administrativos
Acto administrativo impugnado
Comisiones
Franquicia
Resolución recurrida
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Legislación aplicable en materia de aduanas

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 13/08/2013

    Las aduanas, situadas en aeropuertos, puertos, carreteras y provincias importantes, tienen como finalidad conocer qué mercancías entran y salen en cada momento, y recaudar el impuesto o la franquicia que conlleva la adquisición de una cantidad det...

  • Tramites administrativos para la exportación en materia de aduanas

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 01/09/2017

    Los trámites tributarios fundamentales son los siguientes:Impuesto de Actividades Económicas. Habrá que darse de alta en el epígrafe correspondiente del Impuesto.Declaración censal.Inscripción en el registro de Exportadores. Es necesario para o...

  • Exenciones análogas a los beneficios arancelarios (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 02/05/2016

    Se comprenden en el Art. 28 ,LIVA las exenciones de importaciones de bienes que según la normativa aduanera, gozan de franquicia en virtud de convenios bilaterales o multilaterales. Bienes personalesDispone el Art. 28 ,LIVA que estarán exentas de...

  • Otras exenciones relacionadas con las importaciones de bienes (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 02/05/2016

    A lo largo del Título III de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido (LIVA) se especifican las distintas exenciones al impuesto. Traslado de la sede de actividadSegún dispone el Art. 37 ,LIVA, estarán exentas del impuesto las importaciones de...

  • Importaciones CANARIAS (IGIC)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 05/08/2016

    Podemos definir la Importación, como la entrada de bienes en las Islas Canarias, procedentes de la Península, Islas Baleares, Ceuta, Melilla, cualquier Estado miembro de la UE o de terceros Países, cualquiera que sea el fin  a que se destinen o l...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados