Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 06 de Mayo de 2011

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 06 de Mayo de 2011
  • Núm. Resolución: R110028

Resumen

IRPF 2005-2006-2008. En los casos de separación en los quepor decisión judicial se está obligado al mantenimiento económico de los descendientes, la deducción está vinculada a quien corresponda esta carga, de forma exclusiva o compartida. Si el progenitor con quien no conviven los descendientes no ha abonado la pensión alimenticia a la que está obligado, aquél con quien conviven es el que los ha mantenido, por lo que puede aplicarse la deducción en su totalidad.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a seis de mayo de dos mil once. Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 520/10, interpuesta por Dña. , contra la resolución del Jefe de la Sección de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas y Patrimonio, de 9 de noviembre de 2010, que aprueba la liquidación núm. 2010/313.440 y confirma las liquidaciones núms. 2010/308.897 y 2010/308.898, giradas por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 2005, 2006 y 2008.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero. La Sra. presentó las autoliquidaciones de los ejercicios citados en las que, en las dos primeras, aplicó la totalidad de la deducción por descendientes por dos hijos, A y B. (nacidos el de febrero de 1986 y el de enero de 1989), y la mitad por otra hija, C. (nacida el de enero de 2002), y en la última consignó la deducción por la mitad de los tres descendientes.

Las deducciones consignadas por dicho concepto en tales ejercicios fueron, respectivamente, 1.606,00 €, 1.640,00 € y 1.160,50 €.

Segundo. La Oficina Gestora del Impuesto practicó una liquidación del ejercicio 2005 y las liquidaciones referenciadas de los ejercicios 2006 y 2008, en las que, en lo que respecta a los dos primeros ejercicios antedichos, imputó la mitad de la deducción correspondiente a los tres hijos, es decir, 1.083,50 € y 1.106,50 €, respectivamente, manteniendo la deducción autoliquidada por el ejercicio 2008.

Tercero. La resolución de referencia, por un lado, desestima la pretensión de la interesada de que se imputen en los tres ejercicios la totalidad de la deducción por A y B, ya que el incumplimiento por el progenitor de la obligación de abonar la pensión alimenticia impuesta por sentencia judicial no da derecho a que se impute toda la deducción, como estableció el Organismo Jurídico Administrativo de Álava en la resolución de 16 de enero de 2004, y por otro, estima otra petición respecto a los gastos deducibles para determinar el rendimiento derivado del arrendamiento de un inmueble, por lo que aprueba la liquidación núm. 2010/313.440 del ejercicio 2005.

Cuarto. Contra la misma, interpone la presente reclamación económico-administrativa en la que solicita su anulación y reitera que ha de admitirse la deducción completa por los dos hijos, A y B, ya que los mantiene económicamente al no haber realizado el padre los pagos a los que está obligado.

Quinto. En el expediente obran los siguientes documentos: 1. La sentencia dictada por el Juzgado de 1ª Instancia nº 4, de Vitoria-Gasteiz, de 14 de junio de 1991, que aprueba la separación de la Sra. y del Sr. , así como el convenio regulador suscrito por ambos, el 8 de mayo de 1991, en el que se establece la obligación del padre de contribuir con 300,51 € mensuales, actualizables anualmente según el IPC, para el sostenimiento económico de los dos hijos, quienes quedan bajo la guardia y custodia de la madre.; y 2.- Los justificantes de transferencias bancarias realizadas por el padre a favor de la madre, por importes de 4.203 € en el ejercicio 2005, y 1.500 € en el ejercicio 2006.

Sexto. Puesto de manifiesto el objeto de la reclamación por un plazo de 10 días hábiles al Sr. , como progenitor de A y B, a fin de que, si a su derecho interesa, formalice las alegaciones y acompañe las pruebas documentales que tenga por conveniente, a fecha de hoy no ha comparecido.

Séptimo. En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento del Procedimiento de las reclamaciones y recursos en vía económico-administrativa, aprobado por el Decreto Foral 2/2007, del Consejo de Diputados, de 30 de enero.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero. La cuestión planteada en la presente reclamación consiste en si ha de admitirse en los ejercicios 2005, 2006 y 2008, la totalidad de la deducción por descendientes correspondiente a dos hijos de la interesada, A y B, o si ha de admitirse por mitad, lo que dependerá de si el cónyuge, del que la reclamante se encuentra separada legalmente, ha contribuido o no al mantenimiento económico de aquellos.

Segundo. El artículo 71 de la Norma Foral 35/1998, de 16 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en la redacción dada por la Norma Foral 29/2004, de 17 de diciembre, aplicable al ejercicio 2005, establece, en su apartado 1, que por cada descendiente que conviva con el contribuyente se practicará una deducción de 469 € por el primero, 576 € por el segundo, y 867 € por el tercero, y que si son menores de seis años, se practicará una deducción complementaria de 255 €.

Y en la redacción dada por la Norma Foral 57/2005, de 19 de diciembre, aplicable al ejercicio 2006, se establecen unos importes de 479 € por el primer hijo, 588 € por el segundo, y 885 € por el tercero, con una deducción complementaria de 261 € para los menores de 6 años.

Asimismo, el artículo 81 de la Norma Foral 3/2007, de 29 de enero, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en la redacción vigente para el ejercicio 2008, dada por la Norma Foral 14/2008, de 3 de julio, dispone, en su apartado 1, que los importes de la deducción por descendiente que conviva con el contribuyente, ascienden, para el primero, segundo y tercer hijo, a 536 €, 663 € y 1.122 € respectivamente, y en su apartado 2, que la deducción complementaria para los menores de seis años es de 306 €.

Y los antedichos artículos regulan de forma idéntica la práctica de la deducción cuando media decisión judicial respecto al mantenimiento económico, estableciendo que'En los supuestos en que, por decisión judicial se esté obligado al mantenimiento económico de los descendientes, la deducción se practicará en la declaración (autoliquidación) del progenitor de quien dependa el mantenimiento económico del descendiente si tal carga es asumida exclusivamente por él, o se practicará por mitades en la declaración de cada progenitor siempre que el mantenimiento económico del descendiente dependa de ambos. En los supuestos a que se refiere este apartado se estará a lo dispuesto por la autoridad judicial competente y deberá acreditarse la realidad y efectividad del referido mantenimiento económico.'

De los preceptos expuestos se deduce que la aplicación de la deducción por descendientes está vinculada a la convivencia con los mismos y, sólo en el caso en que medie decisión judicial respecto a su sostenimiento económico, queda vinculada a quien corresponda esta carga, de forma exclusiva o compartida, según lo dispuesto por la autoridad judicial competente.

Tercero. En el supuesto que nos ocupa, el convenio regulador de los efectos de la separación matrimonial aprobado judicialmente establece la obligación del padre de contribuir al mantenimiento económico de A y B, quienes quedan bajo la guardia y custodia de la madre, con 300,51 € mensuales, actualizables anualmente según el IPC.

La Oficina Gestora del Impuesto considera que si aquél no realiza los pagos a los que está obligado, ello no supone que la madre tenga derecho a que se le impute toda la deducción por descendientes, incumplimiento que podrá determinar, en su caso, un derecho de crédito contra el deudor.

Por el contrario, la reclamante sostiene que si el padre no ha realizado los pagos a los que está obligado por mandato judicial debe admitirse que se deduzca íntegramente por los dos hijos porque ella los ha mantenido.

Pues bien, dado que, como se ha señalado en el Antecedente de Hecho Quinto, consta que el Sr. abonó a la madre 4.203 € en el ejercicio 2005, 1.500 € en el ejercicio 2006, y nada en el ejercicio 2008, se ha de concluir que en el primero el padre cumplió sustancialmente con la obligación que le fue impuesta por mandato judicial, y que la incumplió sustancialmente en el segundo y totalmente en el tercero.

Por ello, es ajustado a derecho que en el ejercicio 2005 se impute la mitad de la deducción por los dos descendientes, y que en los ejercicios 2006 y 2008 haya de imputarse a la reclamante la totalidad de la deducción por ambos hijos por haberlos mantenido real y efectivamente, lo que supone que en estos dos últimos ejercicios se impute una deducción por descendientes de, respectivamente, 1.640 € y 1.760 €, sin perjuicio de la pérdida del derecho a la deducción por la mitad de los dos hijos mayores de edad en el caso de que el otro progenitor efectúe los pagos a los que está obligado.

Ello conlleva que haya de entenderse superado el criterio seguido por este Tribunal, entre otras, en la resolución de 16 de enero de 2004, en la que se denegaba el derecho a la deducción íntegra por descendientes cuando un progenitor no había satisfecho la pensión alimenticia fijada judicialmente porque ambos padres estaban obligados al mantenimiento económico de los hijos y la reclamante tenía un derecho de crédito contra el deudor, criterio que también ha sido superado por este Organismo Jurídico Administrativo en la resolución de 8 de octubre de 2010, al atender a la realidad y efectividad del mantenimiento económico.

Cuarto. Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede estimar en parte la presente reclamación económico-administrativa, confirmar la resolución impugnada en lo que atañe al ejercicio 2005 y la liquidación núm. 2010/313.440, por ser conformes a derecho, y anular la resolución impugnada en lo que respecta a los ejercicios 2006 y 2008 y las liquidaciones núms. 2010/308.897 y 2010/308.898, por no adecuarse a derecho, debiendo girarse unas nuevas en las que se imputen unas deducciones por descendientes de 1.640 € y 1.760,00 €, respectivamente.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 520/10, interpuesta por Dña. , contra la resolución del Jefe de la Sección de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas y Patrimonio, de 9 de noviembre de 2010, que aprueba la liquidación núm. 2010/313.440 y confirma las liquidaciones núms. 2010/308.897 y 2010/308.898, giradas por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 2005, 2006 y 2008,RESUELVEESTIMAR EN PARTEla misma y, en su virtud:

Primero:Confirmar la resolución impugnada en lo que atañe al ejercicio 2005 y la liquidación núm. 2010/313.440 girada por dicho ejercicio.

Segundo:Anular la resolución impugnada en lo que respecta a los ejercicios 2006 y 2008 y las liquidaciones núms. 2010/308.897 y 2010/308.898 practicadas por tales ejercicios.

Tercero:Disponer que la Oficina Gestora del Impuesto practique nuevas liquidaciones por los ejercicios 2006 y 2008 en las que se imputen unas deducciones por descendientes de 1.640 € y 1.760 €, respectivamente.

Descendientes
Pensión por alimentos
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Persona física
Gastos deducibles
Transferencia bancaria
Días hábiles
Prueba documental
Mandato
Derecho de crédito
Declaraciones-autoliquidaciones
Separación judicial del matrimonio
Hijo mayor de edad
Pérdida del derecho a deducción
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados