Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava de 06 de Noviembre de 2009

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Álava
  • Fecha: 06 de Noviembre de 2009
  • Núm. Resolución: R090073

Resumen

IRPF 2008. Plan de pensiones y contrato de seguro colectivo de empleados de Telefonica. Es doctrina jurisprudencial reiterada la de que las primas satisfechas por el seguro colectivo vigente antes de su integración en el año 1992 en el actual Plan de Pensiones deben descontarse de las prestaciones percibidas, pero, como no se acreditan las primas abonadas, el total percibido debe considerarse prestación de beneficiario de plan de pensiones y se integra al 60% en la Base Imponible.

Descripción

En Vitoria-Gasteiz, a seis de noviembre de dos mil nueve. Vista ante este Organismo Jurídico Administrativo de Álava la reclamación económico-administrativa núm. 170/09, interpuesta por , contra la resolución del Jefe de la Sección de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas y Patrimonio de 25 de junio de 2009, que desestima la solicitud de rectificación de la autoliquidación presentada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2008.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero. El Sr. presentó la autoliquidación por el impuesto y ejercicio reseñados en la que, entre otros rendimientos de trabajo, incluyó el 60% de 168.855,97 €, es decir, 101.313,58 €, con las correspondientes retenciones de 33.433,48 €. Tal rendimiento provenía de la prestación por jubilación en forma de capital percibida en el ejercicio 2008 de Pensions Caixa Dinero Fondo de Pensiones, plan al cual traspasó durante el año 2007 el total de los derechos consolidados que tenía en el Plan de Pensiones de los Empleados de Telefónica, gestionado por Fonditel.

Segundo. Solicitada la rectificación de la autoliquidación en base a que del total cobrado del Plan de Pensiones, 55.852,60 € no deben de tributar por provenir de la dotación inicial en concepto de derechos por servicios pasados realizada el 1 de julio de 1992 en la constitución del Plan de Pensiones de los Empleados de Telefónica, conclusión que extrae de lo expuesto en la sentencia de la Audiencia Nacional de 1 de febrero de 2007, tal pretensión es denegada por la resolución de referencia ya que dicha sentencia resolvía una cuestión que afectaba a un período impositivo en el que era aplicable la Ley 18/1991, de 6 de junio, del IRPF, normativa que no es aplicable en este ámbito territorial y temporal, sin que, por otra parte, sea posible establecer la separación entre las prestaciones procedentes de aportaciones y las procedentes de fondos transferidos que se establece en la sentencia.

Tercero. Contra dicha resolución, el interesado interpone la presente reclamación económico-administrativa en la que reitera su petición.

Alega que si se somete a tributación la cuantía antedicha, se incurre en una doble imposición, como ha puesto de manifiesto el Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de mayo de 2008 (rec. núm. 180/2005). Considera por ello que tal importe debe tributar como rendimiento de capital mobiliario procedente de un seguro de vida, es decir, por la diferencia entre el capital percibido (168.855,97 €) y el importe de las primas satisfechas (55.852,60 €).

Por otra parte manifiesta que en el caso de que se entendiera que se trata de prestaciones derivadas de un seguro colectivo de las que tienen la consideración de rendimiento de trabajo se llegaría a idéntica conclusión.

Aporta un documento emitido por la Comisión de Control del citado Plan el 7 de noviembre de 2008 en el que se señala que en ejecución del Plan de Reequilibrio del Plan de Pensiones de Empleados de Telefónica le ingresaron en el citado Plan 55.852,60 € en concepto de derechos por servicios pasados a 1 de julio de 1992.

Cuarto. En la sustanciación de las presentes actuaciones se han observado todos los trámites y prescripciones del Reglamento del Procedimiento de las reclamaciones y recursos en vía económico-administrativa, aprobado por el Decreto Foral 2/2007, del Consejo de Diputados, de 30 de enero.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero. La cuestión planteada consiste en si parte de la prestación percibida en el año 2008 en forma de capital del plan de pensiones Pensions Caixa Dinero Fondo de Pensiones, al cual traspasó el interesado el año anterior la totalidad de los derechos consolidados que tenía en el Plan de Pensiones de los Empleados de Telefónica, de los cuales 55.852,60 € provienen de los derechos reconocidos el 1 de julio de 1992 por servicios pasados en la empresa, no ha de tributar, o, en su defecto, si debe hacerlo como rendimiento de trabajo o como rendimiento de capital mobiliario, y en qué forma.

Segundo. El art. 18 de la Norma Foral 3/2007, de 29 de enero, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, dispone que también se consideran rendimientos del trabajo:

'a) Las siguientes prestaciones:

3ª b') Las prestaciones percibidas por los beneficiarios de los planes de pensiones…'.

6ª Las prestaciones por jubilación e invalidez percibidas por los beneficiarios de contratos de seguro colectivo, distintos de los planes de previsión social empresarial, que instrumenten los compromisos por pensiones asumidos por las empresas, en los términos previstos en la Disposición Adicional Primera del Texto Refundido de la Ley de Regulación de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre, y en su normativa de desarrollo, en la medida en que su cuantía exceda de las contribuciones imputadas fiscalmente y de las aportaciones directamente realizadas por el trabajador.'

Por su parte, el art. 19 de la Norma Foral antedicha, que regula el rendimiento íntegro del trabajo, establece:

'1. El rendimiento íntegro del trabajo estará constituido con carácter general, por la totalidad de los rendimientos definidos en los artículos anteriores de este Capítulo.

2. No obstante, en los supuestos que se relacionan en este apartado, el rendimiento íntegro del trabajo se obtendrá por la aplicación de los siguientes porcentajes al importe total de los rendimientos definidos en los artículos anteriores de este Capítulo:

b) En el caso de las prestaciones contempladas en el artículo 18 a) de esta Norma Foral, excluidas las previstas en el número 6º, que se perciban en forma de capital, la integración de la cantidad percibida se realizará al 100 por 100.

No obstante lo previsto en el párrafo anterior, la cantidad percibida en forma de capital se integrará al 60 por 100 en los siguientes supuestos:

- Tratándose de la primera prestación que se perciba por cada una de las diferentes contingencias, siempre que hayan transcurrido más de dos años desde la primera aportación…

c) …En el caso de rendimientos derivados de prestaciones percibidas en forma de capital de los contratos de seguros colectivos a que se refiere el artículo 18.a) número 6ª de esta Norma Foral cuando las aportaciones efectuadas por los empresarios no hayan sido imputadas a las personas a quienes se vinculen las prestaciones, el 60 por 100:

cuando se traten de prestaciones de invalidez;cuando correspondan a primas satisfechas con más de dos años de antelación a la fecha en que se perciban…'.

Por otro lado, el art. 36.1 c) de la Norma Foral citada califica de rendimiento de capital mobiliario los'Rendimientos procedentes de operaciones de capitalización, de contratos de seguros de vida o invalidez y de rentas derivadas de la imposición de capitales.', indicándose en el art. 39.1 que'Tienen esta consideración los rendimientos dinerarios o en especie procedentes de operaciones de capitalización o de contratos de seguros de vida o invalidez, excepto cuando, con arreglo a lo previsto en el artículo 18.a) de esta Norma Foral, deban tributar como rendimientos de trabajo.'

Tercero. Previamente a la resolución de la cuestión aquí planteada, se ha de señalar que similar cuestión ha sido ya tratada por diversas sentencias de los Tribunales de Justicia, contrapuestas en ocasiones, una de las cuales es la citada por el interesado dictada por el Tribunal Supremo el 9 de mayo de 2008 (AR RJ\2008\5032), en recurso de casación para la unificación de doctrina, en la que se declaraba, al igual que lo que se había establecido en otras sentencias de tal Tribunal -27 de julio de 2002 (AR RJ 2002\8271), 10 de octubre de 2006 (AR RJ 2006\6492), 20 de marzo de 2007 (AR RJ 2007\2759), etc.- que las prestaciones recibidas de un seguro de supervivencia debían de tributar como un incremento de patrimonio derivado de un contrato de seguro y no como un rendimiento de trabajo personal.

En el mismo sentido se manifestó también la Audiencia Nacional en su sentencia de 1 de febrero de 2007 (AR JUR\2007\81070), que tras analizar las del Tribunal Supremo, y observar que una parte de la suma percibida por el contribuyente no procedía de las contribuciones y aportaciones al Plan de Pensiones, sino de fondos transferidos al Plan por una entidad preexistente, concluía que a la porción de la prestación que correspondía a dichas cantidades no podía aplicársele la normativa que preveía la tributación de las prestaciones percibidas por los beneficiarios de los Planes de Pensiones (art. 25.k de la Ley 18/1991, de 6 de junio, del IRPF), sino la que regulaba la tributación de los incrementos de patrimonio (art. 48.Uno.i) de la antedicha Ley), por lo que el incremento venía determinado por la diferencia entre la cantidad percibida y el importe de las primas satisfechas.

Para llegar a las anteriores conclusiones, en las sentencias del Tribunal Supremo citadas se relatan los siguientes hitos sobre la previsión social de la empresa Telefónica:

'…Telefónica tenía suscritas con la compañía de seguros Metrópolis, dos pólizas colectivas en beneficio de sus trabajadores, una de ellas de muerte e invalidez y otra de supervivencia a la edad de 65 años. Para su cobertura, se descontaba a los trabajadores de su salario y a los jubilados de su pensión, el importe de las cuotas necesarias.

El 31 de diciembre de 1982, Telefónica rescató dichas pólizas de seguro de supervivencia, cesando desde ese momento el abono de primas a la compañía aseguradora, fijándose el importe de los capitales asegurados hasta dicho rescate, a fin de garantizar las reservas técnicas necesarias para su abono, en el momento de la producción del riesgo asegurado.

Desde ese momento, hasta el año 1992, en que Telefónica constituye un Plan de Pensiones a favor de sus trabajadores, la cuestión de supervivencia 'es totalmente oscura', en opinión de las sentencias.

No obstante ello, indican una serie de circunstancias o elementos a tener en cuenta entre ellos los de que el seguro de supervivencia o seguro colectivo siguió siendo tenido en cuenta, como acreditan diversos extremos documentales, entre ellos una nota de la Inspección de Zona de Madrid, de 15 de octubre de 1985, en que hace referencia al mismo, explicando que sus reservas se constituyen con las cuotas totales pagadas más sus rendimientos financieros, así como la Memoria de la entidad retenedora, correspondiente a 1990, donde específicamente se habla 'del seguro colectivo de capitales de vida', especificando que los trabajadores de Telefónica…devengan un derecho al cumplir sesenta y cinco años, se encuentren activos o jubilados, y que se materializa en un pago único en concepto de prestación de supervivencia.

Al propio tiempo, se declara probado que en las nóminas de los trabajadores se les descontaba un importe en concepto de prima del seguro colectivo, que generaba la correspondiente retención fiscal.'

Y en la de la Audiencia Nacional se establecen los siguientes:

'…las dificultades, finalmente devenidas en inviavilidad del sistema de previsión social de Telefónica e insolvencia de la Institución Telefónica de Previsión, disuelta y en proceso de liquidación según BOE de 13-6-92, dio lugar a un replanteamiento de todo el sistema de previsión de los empleados. En este marco se llevó a cabo la integración en el Régimen General de la Seguridad Social y se ofreció a los mismos sustituir el anterior sistema de previsión por un Plan de Pensiones que complementase al general de la Seguridad Social. En este sentido la propuesta consistía en el establecimiento de un Plan de Pensiones del Sistema Empleo, de Aportación Definida y Capitalización Financiera individual, con un reconocimiento inicial de derechos consolidados por derechos pasados de hasta 215.000 millones, cifra a asignar entre los partícipes, a quienes correspondería su titularidad; dicho citado reconocimiento individual lo sería sin imputación fiscal a cargo del partícipe.

A la luz de los elementos expuestos pueden verterse las siguientes conclusiones: la interesada se incorporó, con el colectivo de Telefónica, al Plan de Pensiones en 1992, en cuyo momento se produjo un reconocimiento de derechos consolidados en el mismo; ello equivalía a una aportación en bloque por la empresa que se asignó entre los partícipes en función de unos cálculos basados en el salario regulador, antigüedad y otras variables. Dado que esta asignación individual lo fue sin imputación fiscal al partícipe, en el ejercicio 1992 no debió producir impacto fiscal alguno en la renta de la interesada, en el sentido de computar ingreso ni correlativa reducción de la base por aportaciones.

Con el acuerdo alcanzado con los empleados y su adhesión al Plan en estos términos, el empleado renunciaba y la empresa se liberaba de la prestación de supervivencia existente en la empresa y a la parte que le correspondiese en el capital de riesgo del Seguro Colectivo, fórmulas las dos en que consistía el sistema de previsión anterior…'

En primer lugar se ha de decir respecto a las sentencias a las que se ha hecho referencia que aun cuando efectuaron los pronunciamientos señalados, tales conclusiones no pueden sin más trasladarse al supuesto que nos ocupa, puesto que en este caso nos encontramos con importes percibidos en el ejercicio 2008, en el cual ya no se encuentra vigente la normativa aplicada por tales sentencias, es decir, la Ley 18/1991, de 6 de junio, del IRPF, ni tampoco la que en nuestro ámbito territorial nos afectaba, la Norma Foral 24/1991, del IRPF, de 11 de diciembre de 1991.

Seguidamente se ha de señalar que tales pronunciamientos concluían que la prestación recibida, proveniente de aportaciones efectuadas hasta julio de 1992, debía de tributar como incremento patrimonial determinado por la diferencia entre la cantidad percibida y el importe de las primas satisfechas. Ello era una manera de salvar una situación no contemplada normativamente, de modo que la consideración como incremento de patrimonio permitía eludir una doble imposición de las primas pagadas por el trabajador.

Cuarto. Y así, dado lo expuesto en la normativa aplicable para el período 2008, no puede prosperar la pretensión principal del reclamante de considerar que el tratamiento fiscal que deba darse a las cantidades reconocidas por servicios pasados en la empresa a 1 de julio de 1992 e ingresadas en el Plan de Pensiones de Empleados de Telefónica sea el de rendimiento de capital mobiliario de los previstos en el art. 36.1 d) de la Norma Foral del Impuesto, ya que la tributación del importe recibido que ahora nos ocupa, de acuerdo con los hechos relatados en las sentencias, tiene pleno encaje en la previsión del art. 18 a) 6ª, es decir, como prestación de jubilación percibida como beneficiario de un contrato de seguro colectivo que instrumenta los compromisos por pensiones asumidos por la empresa, lo cual coincide en parte con la pretensión subsidiaria del interesado, que supone que la cuantía a considerar como rendimiento sea la que exceda de las contribuciones que le fueron imputadas fiscalmente y de las aportaciones por él realizadas, es decir, que han de descontarse las cuantías que ya han tributado.

Por ello, dado que tal y como ha sido relatado en los hechos expuestos en la sentencia de la Audiencia Nacional, no hubo cantidades imputadas fiscalmente al Sr. , las únicas cantidades que pueden detraerse del rendimiento para no incurrir en una doble imposición son las primas por aquél abonadas. Y como éstas no son los 55.852,60 € de la dotación inicial en concepto de derechos por servicios pasados -tal dotación se aportó por la empresa entre los partícipes en función de unos cálculos basados en el salario regulador, antigüedad y otras variables de cada trabajador según los hechos expuestos-, cuantía por la que el interesado pretende no tributar, ha de desestimarse la presente reclamación y confirmar el acto administrativo impugnado que ratifica la tributación como rendimiento íntegro de trabajo del 60% de lo cobrado del Plan de Pensiones.

Quinto. Por lo anteriormente expuesto y razonado, procede desestimar la presente reclamación económico-administrativa y confirmar el acto administrativo impugnado por ser conforme a derecho.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

El Organismo Jurídico Administrativo de Álava, conociendo de la reclamación económico-administrativa núm. 170/09, interpuesta por , contra la resolución del Jefe de la Sección de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas y Patrimonio de 25 de junio de 2009, que desestima la solicitud de rectificación de la autoliquidación presentada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2008,RESUELVEDESESTIMARla misma y confirmar el acto administrativo impugnado, por ser conforme a derecho.

Plan de pensiones
Rendimientos del trabajo
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Contrato de seguro
Rendimientos de capital mobiliario
Seguro de vida
Rendimientos íntegros del trabajo
Traspaso
Autoliquidaciones por IRPF
Doble imposición
Operaciones de seguro reaseguro capitalización
Persona física
Seguro de supervivencia
Período impositivo
Comisiones
Planes de previsión social empresarial
Compañía aseguradora
Fondos de pensiones
Suma asegurada
Producción del riesgo
Riesgo asegurado
Insolvencia
Acto administrativo impugnado
Primas de seguro
Recibo de salarios
Régimen General de la Seguridad Social
Incremento del patrimonio
Prestación de jubilación
Rendimientos íntegros

RDLeg. 1/2002 de 29 de Nov (TR. Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 298 Fecha de Publicación: 13/12/2002 Fecha de entrada en vigor: 14/12/2002 Órgano Emisor: Ministerio De Economia

Ley 18/1991 de 6 de Jun (Impuesto sobre la renta de las personas físicas) DEROGADO PARCIALMENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 136 Fecha de Publicación: 07/06/1991 Fecha de entrada en vigor: 01/01/1992 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Planes y Fondos de pensiones (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 20/11/2017

    Los planes de pensiones se configuran como unas instituciones de previsión voluntaria y libre, sin personalidad jurídica, cuyas prestaciones (siempre de carácter privado) pueden o no ser complemento del sistema de Seguridad Social obligatoria (per...

  • Reducciones por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 29/03/2019

    Reducciones por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social: Las aportaciones realizadas por los partícipes y las contribuciones empresariales imputadas como rendimiento del trabajo en especie por el promotor de planes de pensione...

  • Rendimientos del trabajo (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 09/01/2019

    Se considerarán rendimientos íntegros del trabajo, tal y como dispone el Art. 17 ,LIRPF, todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, de...

  • Fiscalidad de los contratos de seguros de vida, invalidez y operaciones de capitalización (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 07/03/2016

    Los rendimientos tanto dinerarios o en especie, procedentes de operaciones de capitalización y  de contratos de seguro de vida o invalidez generan rendimientos del capital mobiliario sujetos  al IRPF, siempre  que  coincidan  contratante  y  ...

  • Obligación de declarar (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 08/01/2019

    Obligación de declarar del contribuyente: Los contribuyentes estarán obligados a presentar y suscribir declaración por el IRPF en los términos previstos en el artículo 96 de la LIRPF y en el artículo 61 del RIRPF.Estarán obligados a declarar e...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados